(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Biodiversity Heritage Library | Children's Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Cine-Mundial (Jan-Dec 1928)"

Book ^'^ 

Gipglitíl? 



COPYRIGHT DEPOSm 



Scanned from the collections of 
The Library of Congress 



AUDIO-VISUAL CONSERVATION 
ai Vw LIBKAKY ;f CONGI^SS 




Packard Campus 

for Audio Visual Conservation 

www.loc.gov/avconservation 

Motion Picture and Televisión Reading Room 
www.loc.gov/rr/mopic 

Recorded Sound Reference Center 
www.loc.gov/rr/record 



^c-^^^^ 




PRECIO EN LA ARGENTINA: El ejemplar 50 cts. moneda argentina. Subscripción anual: $5.00 ar- 
gentinos. — EN CHILE: El ejemplar: $1.80 moneda chUena. — PORTE PAGO en Buenos Aires, Rep. 
Arítntina. — OFICINAS EN SUD AMERICA. Ltvallo 341, Buonoi Aires. U-T Rivad«vi« 0748. 



éJ 




¿Conoce Ud* todas las ínaravillosas 

prendas que fabrica Kleinert? 




MILLARES de mujeres por todo el mundo saben 
que el nombre "Kleinert" en las Sobaqueras y 
las Prendas Sanitarias de esa marca es garantía de 
calidad genuina y de protección completa. 

Pero para muchas mujeres será una agradable sorpre- 
sa saber la multitud de admirables prendas femeninas 
y para niños que ahora se hacen con la sedosa goma 
sin olor de Kleinert en diseños y colores exquisitos. 

Entre la variedad de bellos accesorios Kleinert hay: 
bonitos Delantales Domésticos y Delantales-Baberos 
para Bebés; Cinta y Ligas "Shirlastic"; Pantaloncitos 
Jiffy para Bebés; Lencería de Goma; pintorescas Go- 
rras de Baño; delicados Bolsitos para Mota de Pol- 
vos; Prendas Sanitarias; Miracle Re-duc-ers; Tobille- 
ras y otros demasiado numerosos para mencionarse 
aquí. 

Es imposible describir aquí, haciendo justicia a su ad- 
mirable utilidad y sus atractivos, todas las prendas 
femeninas y para niños que fabrica Kleinert. Es pre- 
ciso ver y usar las especialidades Kleinert para poder 
apreciarlas. 

Se ha preparado mi nuevo e interesante librito, profusamente 
ilustrado, en el cual se describen minuciosamente los muchos 
usos de los Productos de Kleinert para preservar la aparien- 
cia inmaculada del vestido. Este bello libro, "Sugestiones In- 
timas de Moda para Prendas de Señoras" se enviará gratis 
a toda dama que lo solicite. Corte el cupón y envicio hoy, 
antes de que se agote la edición limitada de este folleto 

La tienda donde Ud. hace sus compras debe suminis- 
trarle todas las Prendas Especiales de Kleinert. Si 
no las tienen allí, envíenos nombre y dirección de la 
tienda con lista de los artículos que Ud. necesita y 
nos ocuparemos de que Ud. sea servida. 

Prendas Protectoras 




«EG. U.5. PAT. OFP.^ 

I. B. KLEINERT RUBBER CO., 
485Fifth Ave., New York City, U. S. A. 

Busque la marca 




Baberos y Delantales 




Prendas Sanitariaa 




Tobilleras 



Ligas y 
Bolsitos para 
Mota 




Enero, 1928 



1^ 

CINE-MUNDIAL 



PÁGINA 3 






Aquí tiene Ud. localidades para 
un sinnúmero de conciertos 




Séale o no posible asistir a un 
magnífico concierto, Ud. podrá 
disfrutar de la misma música — 
reproducida con un realismo 
increíble — en la Victrola Orto- 
fónica. Este prodigioso instru- 
mento llevará a su hogar la 
mejor música del mundo. 

Ponga un disco en la Vic- 
trola y al instante su hogar 
queda transformado en una sala 
de conciertos. Cierre los ojos 
y le será difícil creer que no se 
halla realmente sentado en una 
butaca de un teatro. 

Los nuevos principios técnicos 
exclusivos de la Compañía Víc- 
tor contribuyen a que la Vic- 
trola Ortofónica reproduzca la 
música en todos sus matices y 
modulaciones. Cualquiera que 
sea la hora del día o la época 
del año, Ud. y su familia podrán 
deleitarse en la audición de las 
mejores obras musicales. Las 
últimas canciones populares, los 
bailes que mayor sensación han 
causado o las notas bellísimas 




Arriba — La 8-12, 
un elegante mode- 
lo de la Victrola 
Ortofónica. 




Z Hi 



de una gran orquesta sinfónica, 
repercutirán en su hogar con la 
misma nitidez e intensidad de 
emoción que si los artistas to- 
caran o cantaran en presencia 
de Ud. 

Ud. debe oír la Victrola 
Ortofónica para poder apreciar 
sus estupendas cualidades sono- 
ras. El vendedor Víctor más 



cercano gustosamente le tocará 
los últimos Discos Víctor en 
este incomparable instrumento. 
Sólo así podrá Ud. reconocer 
la superioridad de la Victrola 
Ortofónica. Hay una gran 
variedad de espléndidos mo- 
delos a distintos precios. Visite 
hoy mismo al vendedor Víctor 
de la localidad. 



La Nueva 



¡protéjase! 

Sólo la Cía. Víctor 
fabrica la '^Victrola 



i\/Íctrola 

'ola ^^J 



VÍCTOR TALKING MACHINE CO. 
NO ES LEGÍTIMA 




Ortofónica 

CAMDEN, NEW JERSEY, E. U. dc A. 
SIN ESTA MARCA 



BÚsQUELA ! 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



Enero, 192S 



C I N E - M U N D I A L 



PÁGINA 4 




Siempre 
Espumoso 




Marca de 
Fábrica 




g7 Gingier Jlle^ 

Clicquot Clud 
se vende ahora 
por toda la 
Jméríca /atina 

ES EL GINGER ALE DE LAS AMERICAS 

T^EBIDA deliciosa y refrescante para toda oca- 
^~-^ sión. De sabor exquisito, fruto sin igual de 
los métodos exclusivos con que se mezclan y añejan 
los finos ingredientes que entran en su esencia. 

Si el Ginger Ale Clicquot Club 
Prueba por primera vez, 
De su exquisito sabor 
Prendado quedará usted. 

EL GINGER ALE CLICQUOT CLUB - Seco Pá- 
lido, o Dorado, - es ideal para tomarse con Bacardí, 
Whisky o Ginebra. Sin igual para bebidas mez- 
cladas y con jugos de frutas. 

CVvc(\uo\ CV^ 

De dos clases -Seco Pálido (Palé Dry) y Dorado (Golden) 

El Ginger-Ale que se Añeja 

CLICQUOT CLUB COMPANY - - Millis, Mass., E. U. A. 





Años de^ 
Reputación 




Esta tapa y la etiqueta 
Clicquot Club garanti- 
zan el contenido de ca- 
da botella. 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



Enero, 192S 



CINE-MUNDIAL 



PÁül.MA 5 



El Director / 




O^^^S UN HERMOSO modelo que combina en sí mismo, la velocidad, gallar- 
^^-^día, agilidad y energía que distinguen a un caballo de raza. 

Está dotado de una fuerza abundante y silenciosa que emana de su poderoso 
motor de seis cilindros — el más potente del mundo en su categoría- — y es 
tan dócil a los caprichos de quien lo maneja que, es capaz de lanzarse a la 
carrera en un momento dado, o andar lentamente al paso natural del hombre. 

Estas caraaerísticas, unidas a un lujoso tapizado y numerosos accesorios suple- 
mentarios, sin recargo de precio, constituyen el Studebaker Director! 



STUDEBAKER 



FABRICANTES DE VEHÍCULOS 



\=3 




DE CALIDAD DURANTE 75 AÑOS 



^ 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



Enero, 1928 



CINE-MUNDIAL 



PÁGINA 6 




k FUENTE de BELLEZA 



LAS mujeres del pasado dependían de mezclas especiales y lociones se- 
^ cretas para conservar la belleza de la tez. 

Pero ya pasó el tiempo de la magia. No hay necesidad de ablu- 
ciones raras y lociones secretas para darla esa tez radiante y fresca 
de la juventud. Unos cuantos tratamientos faciales con este acreditado 
jabón harán maravillas, transformando el cutis cetrino y marchito en 
una tez que place admirar y acariciar. 

Millones, de mujeres por todo el mundo mantienen su cutis hermoso 
mediante los tratamientos con Jabón de Woodbury. Son sencillos, fá- 
ciles, naturales, efectivos. La muestra que enviamos mediante el cupón, 
la convencerá. 



Mande el cupón, y la enviaremos GRATIS nuestro libro ilustrado 
a colores respecto de las condiciones nocivas del cutis y su trata- 
miento, juntamente con un paquete de Jabón Woodbury. En el 
libro se explican las causas de ciertas condiciones de la tez y se 
aconseja un sencillo remedio para cada una. 



JABÓN fACIAL de 

WOODBURP 




Menciónese esta Revista al dirigirse a Tos anunciantes. 



Enero, 1928 



CINE-MUNDIAL 



PÁGIXA 7 



Medio mando 

está sufriendo 

[ Es terrible sentirse siem- 
[ pre cansado y agotado; 
vivir en constante estado 
de lasitud. Sin embargo, 
hay millares en este es- 
tado, porque el extreñi- 
miento destruye su ener- 
gía, aun su interés por 
la vida. Sólo Kellogg's 
ALT.-KRAN produce alivio 
seguro de este mal. 




La comedia 

era espléndida .^pero 



"Nada parecía interesarle 



)) 



ylL fin del segundo acto, quería irse a su 
/A casa, a la cania. Estaba sumamente 
cansada, como de costumbre. En la 
cara se podían leer sus sufrimientos. Y "ella" 
es solamente una de las miles y miles de 
mujeres que sufren de lo mismo. Porque lo 
que la atormentaba es una de las enferme- 
dades más comunes, que destruye la ener- 
gía por completo. Bueno es saber, pues, 
que Kellogg's ALL-BRAN ha dado alivio per- 
manente a millares de personas afectadas. 

Cuando el Salvado pasa por el sistema, 
su fibra permanece sin cambiar, motivo a 
lo cual limpia el intestino. Absorbe y retie- 
ne el jugo en todos los pasajes del intesti- 
no, estimulándolo a acción saludable y na- 
tural. ALL-BRAN es lo que los doctores lla- 
man, alimento de magnitud. 

Kellogg's ALL-BRAN es delicioso con leche 
fría o nata; salpicado sobre otros cereales; 
cocinado con cereales calientes; en sopas; 



o preparado conforme a las recetas que vie- 
nen en su paquete. Si se toma regularmen- 
te, se garantiza a producir alivio perma- 
nente. Tómense dos cucharadas diarias; en 
caso crónico, tómese con las tres comidas. 

Convénzase de que el que compre sea 
Kellogg's ALL-BRAN pues es el único que le 
dará buenos resultados. Los productos com- 
puestos con sólo una parte de Bran, son só- 
lo parcialmente eficaces. 

Kellogg's es el original y único ALL-BRAN 
y es el que los doctores recomiendan. No 
acepte substitutos, si quiere Ud. estar segu- 
ro de sus resultados. Se vende en los alma- 
cenes de abarrotes. Compre un paquete hoy 
mismo. No hay que cocerlo. 

El ALL-BRAN 

Original — listo 
para servirse. 



%}C^ ALL-BRAN 

Fabricantes también de Kellogg 




C O R N - F L A K E S Y P E P 



Menciónese esta Revista ni dirigirse a los anunciantes. 



EnerOj 1928 



CINE- MUNDIAL 



PÁGINA 8 




/ /^ El Automóvil Del 
Presente^ — y Del Futuro 

El Dodge Brothers de cuatro cilindros soporta la 
opinión de eminentes ingenieros de que el automóvil 
del futuro será uno de peso comparativamente 
liviano y de regular distancia entre los ejes. 

El presente modelo viaja por caminos escabrosos 
con mayor comodidad que otros automóviles de su 
precio. Pasa por el tráfico con una seguridad que 
vehículos más grandes no pueden igualar. 

El Dodge Brothers se ha distinguido siempre por 
un económico consumo de combustible y lubricante. 
En este nuevo modelo de cuatro cilindros, provisto 
del famoso motor "124", la economía en aceite se 
halla más acentuada que nunca, gracias a un sistema 
de lubricación perfeccionado, y el consumo de com- 
bustible se ha reducido en una quinta parte. 



DDIIBE- BRDTHE-R5, INC. 

DETROIT. U. 5. A. 



AUTDMDVI 
DODEB BROTH 





Menciónese esta RevÍRta al dirigirse a los anunciantes. 



D'X-7'2] ^ 

CINE-MUNDIAL, revis- 
ta mensual ilustrada, con 
oficina de redacción y ad- 
ministración en 516 Fijtli 
Avenue, Nueva York. Pu- 
blicada por la CASA EDI- 
TORIAL DE CHAL- 
MERS, empresa fundada 
por J . F. Chalmers, Presi- 
dente; A. J. Chalmers, Vi- 
ce-Presidente; J. P. Chal- 
mers, Sr., Vice-Presidcn- 
te; E. J. Chalmers, Secre- 
tario y Tesorero; todos 
con despacho en la direc- 
ción antes citada. 



'Cl B75898S 



IDirector: 

^. Qarcía Ortega 



Volumen XIII 



Núm. 1 



Enero, 1928 




Cómo empezaron los acontecimientos. A partir de este momento fotodramático, las 
cosas tomaron un giro decididamente rápido, fulminante y movidísimo. El de la 
jeta agresiva es Ken Maynurd, que ha figurado mucho en lances de rompe y rasga. 



Su 



m a r 1 O 



Barrios IsTeoyorquinos _ 10 

Por Usabal 

En Broadw ay 1 1 

Por Jorge Hermida 

Otro Boxeador Horizontal 12 

DoROTHY Knapp 14 

Taurobolios Modernos - ló 

Por Eugenio Noel 

Un Argentino de París 17 

Por Eduardo Guaitsel 

La Oración de la India 18 

Por Rosa del Campo 

Dando Voces _ 19 

Por Marco-Aurelio Galindo 

Polilla Humana: el "Go-Getter" _... 20 

Por Luis G. Muñiz 

Como Nace, Vive y Muere una Estrella.... 21 
Por Luis Usabal 



Emperador sin Corona 23 

Por Luis Antonio de Vega 

Lo que Va de Ayer a Hoy 24 

El Verdadero Rodolfo Valentino 2S 

Por Baltasar Fernández Cué 

Otro Artista Hispano Triunfa en este 

País 29 

Fetichismo 30 

Por Rafael de Zayas Enriquez 

Las Mentiras de Hollywood.. ._ 31 

Por Don Q. 

Perú Gráfico. 34 

Nuestra Opinión 35 

La Argentina Primaveral 37 

Por Narciso Robledal 

La Revolución de la Cerveza 39 

Por W. Stephen Bush 

Con Ruedas, a Caballo y a Pie en Méjico.. 40 
Por Epifanio Ricardo Soto 



¿V.4LE LA Pena ir a América? 42 

Por Eduardo A. Quiñones 

El Presidente de Cuba Salva a un Me- 
jicano - -- -.- 43 

Por Luis García Ortega 

Cómo Pasa el Tiempo en París 47 

Por Raymundo de la Veracruz 

Los Ojos de la China 48 

Por Eduardo A. Quiñones 

Preguntas y Respuestas 49 

Consultas Grafológicas 52 

Por F. Giménez 

De mi Estafet.í\ 54 

Por M. de Z. 

Cuentos Verídicos 56 

De Tiendas en Nueva York..._ 62 

Por Elena de la Torre 

El Origen de las Enfermedades 

Infecciosas .._ 87 

Por, el Dr. M. A. Reasoner 



Revista mensual ilustrada de Arte, Letras y diversiones de toda dase. Circula dondequiera que se habla español o portugués. Precios — en España y Poi-tugal : 15 pese- 
tas la subscripción anual; $1.50 peseta el númeroi suelto. En Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay: $5.00 moneda argentina por subscripción anual; 50 centavos mo- 
neda argentina el número suelto. En el resto del mundo: $2.00 oro norteamericano por la subscripción anual y 20 centavos oro norteamericano por el número suelto. 

CASA EDITORIAL DE CHALMERS 

516 Fifth Avenue, Nueva York, E. U. A. 



barrios J\[eoyorquinos 

Tor Luis Usahal 



CINE-MUNDIAL 



^\.«>v.f\,fX,<^X.í^.í-\,cX, 



81 Español 




Enero, 1928 



..J"? 



PAgina 10 



CINE- MUNDIAL 





XH 






LOS rusos celebran el décimo aniversario 
del Soviet. 
Sea cual fuere el porvenir del régimen co- 
munista inaugurado por Lenín, es un hecho 
que la revolución moscovita ha tenido un éxi- 
to completo. 

Del sistema feudal que imperaba en Ru- 
sia, del zarismo, sólo queda una docena de 
soplapitos haciendo el ridículo en París. 

<i <i O 

LOS Estados Unidos han resuelto, por lo 
visto, entenderse definitivamente con la 
América Hispana. 

Al menos, no hay duda de que están ha- 
ciendo un gran esfuerzo por eliminar rece- 
los e impartir cordialidad a sus relaciones 
con las repúblicas del Sur. 

Prueba de ello, las figuras que irán al Con- 
greso Pan-Americano de la Habana, próximo 
a celebrarse, y que, por su relieve, empeque- 
ñecen a cuanta delegación análoga ha salido 
de este país. 

Ni en la conferencia de la Paz en Versa- 
Ues estuvieron tan brillantemente represen- 
tados los Estados Unidos. 

Tal vez esta nueva política traiga consigo 
la renuncia del actual Secretario de Estado, 
en cuyo caso todos saldríamos ganando, ya 
que Mr. Kellogg sólo ha sabido enredar la 
pita con sus intransigencias desde que entró 
en el gabinete. 

if if if 

UNA americana acaba de publicar un libro 
titulado "Madre India" que está hacien- 
do furor en los países de habla inglesa. 

Pienso leerlo y aconsejo a mis amigos que 
lo compren tan pronto se traduzca al caste- 
llano, pues me figuro que debe dar una bue- 
na idea de ese misterioso conglomerado de 
razas. 

A juzgar por las protestas de los interesa- 
dos, la escritora yanqui se fué allá con los 
ojos abiertos y puso en letras de molde las 
cosas extrañas que vio, sin meterse en pro- 
fundidades analíticas que siempre terminan 
en disculpas y dejan al lector en ayunas. 

La obra se refiere, por supuesto, a los in- 
dios orientales y el prólogo dice en parte: 

"Es innegable que la timidez, la inferiori- 
dad racial del indio tiene su origen en un 
problema físico: el que encierra la forma en 
que viene al mundo y su vida sexual subsi- 
guiente." 

En la portada se ve un reciéncasado de 
dos metros de altura y con enormes bigotes 
dando la mano a su esposa, una niñita de 
diez años que no le llega a la cintura. 

Por lo visto, a esos matrimonios — que son 
la regla entre los hindús — y a la barbarie 
de los alumbramientos, atribuye la autora 
muchos de los males de la India. 

Ekeeo, 1928 



O m O 

NO es tan tonto Bill Thompson como la 
gran jorensa ,vanqui quiere retratarlo. 

Los ataques contra el Rey Jorge y la in- 
fluencia inglesa serán tan disparatados como 
se quiera, pero es un hecho que a ellos debe 
la alcaldía de Chicago, y aunque la campaña 
contra la propaganda anglosajona que se no- 
ta en los libros de texto de las escuelas se 
ha desarrollado en forma bastante grotesca, 
no hay duda de que tiene el apoyo franco o 
velado de millones de americanos. 

¿A qué mentir? 

La tradición inglesa es admirable, pero, no 
sé por qué, repugna a todo el que no es 
oriundo de la Gran Bretaña. 

Esto se ve de cerca en las grandes ciuda- 



des de los Estados tenidos, donde el grueso 
de la población es de ascendencia "extran- 
jera". 

Uno de nuestros intelectuales díó en el cla- 
vo con la siguiente frase: 

"Si la historia es mentira, ¿por qué se les 
ha de enseñar a los niños de los Estados 
Unidos embustes ingleses en vez de embustes 
norteamericanos?" 

íf * * 

ESCRIBE el representante de CINE-MUN- 
DIAL en una gran ciudad de Sud-Amé- 
rica: 

"Es inútil pedir originalidad en el material 
gráfico. Aquí no entienden de eso. Las foto- 
grafías tienen que ser iguales porque los 




La parte en que "él le dice a ella, y ella se desmaya", en "El Nau- 
fragio del Hésperus", Ella es Virginia Bradford y él Frank Marión. 



PÁGINA 1 1 



CINE- MUNDIAL 




INGLATERRA NOS MANDA 
OTRO CAMPEÓN HORIZONTAL 



Fotos 

International 

Newsreel 




X' 




Reciente fotografía de Pauli- 
no Uicudun, que acaba de fir- 
mar un contrato ventajoso con 
Tex Richard. El vasco tiene 
magníficos brazos de pugilis- 
ta — sin grandes salientes, de 
músculos largos y flexibles, 
con amplia muñeca y rema- 
tados por manos carnosas y 
bien desarrolladas. 




Este sujeto es, co- 
mo supondrán uste- 
des, un gorila afri- 
cano, que, si lo sol- 
taran entre veinte 
pugilistas de cartel, 
acabaría con ellos 
en un santiamén. 

Abajo: el "knoc- 
out" de McTignc. 
cx-campeón de lió 
libras, a manos de 
Walker, actual cam- 
peón de peso m;- 
diano. ha pelea , 
efectuada en Chica- 
go, terminó al ini- 
ciarse el primer 
asalto. 



Kaplan, izquierda, y 
McLarnin , derecha , 
pesos ligeras, que 
sostuvieron un en- 
cuentro sensacional 
en Chicago. Ganó 
McLarnin por 
" knocknul " en el 
octavo "round". 



De acuerdo con la tradición inglesa en estos lances, Phil Scott, campeón 
de" peso completo del Imperio fírilánico, hizo el ridiculo en toda la. linea 
U finí derribado sicle veces en el primer asalto de su encuentro con Knule 
riansen, celebrado en Madison Square Carden el mes pasado. El público 
salió echando chispas. Pesos: Scolt, 198 libras; Hansen, 207 libras. 



Enero, 1928 



PÁGINA 12 



CINE-MUNDIAL 



fotógrafos hacen siempre lo mismo: esperar, 
esperar y más esperar. . . HASTA QUE SE 
FORMA EL SEMPITERNO GRUPO." 

* <í íf 

YA hay en Nueva York otro teatro de ópe- 
ra — el que acaba de inaugurar Fortu- 
nato Gallo en la calle 48. Sin subvenciones, 
sin nombres de cartel, este italiano lleva años 
recorriendo las grandes ciudades de los Es- 
tados Unidos con sus huestes líricas. 

Su compañía,, entre las independientes, es 
la más sólida de estos tiempos. 

Como todo empresario de éxito. Gallo em- 
pezó desconociendo la parte artística de su 
negocio, y, en la actualidad, trata hasta don- 
de puede de ocultar lo que ha aprendido. 

Fué barbero en su juventud. 

* # <} 

A JUZGAR por la prensa, continúa flore- 
ciendo en Nicaragua la guerra particu- 
lar de Mr. Kellogg. La constitución de los 
Estados Unidos, que, por raro que parezca, 
está en vigor todavía, dice que sólo el Con- 
greso puede meterse en esa clase de líos. Ya 
veremos qué medidas toman las cámaras le- 
gislativas cuando se reúnan este invierno. 

* * * 

ARRECIA la campaña anti-prohibicionista 
y hay quien asegura que dentro de poco 
volverán a intoxicarse con buen material los 
americanos de estómago fuerte que hayan 
sobrevivido esta era de moralidad. 

En lo que respecta a Nueva York, lo único 
que se ve es que las cantinas clandestinas se 
multiplican y las bebidas están cada vez peor. 

* # # 

AUNQUE me disgusta aludir a defuncio- 
nes, ésta es una revista teatral j^ no haj^ 
más remedio que citar el espectáculo dado 
por la gente de color en esta ciudad con mo- 
tivo del entierro de Florence Mills, actriz 
miüata que venía ganando aplausos y oro 
aquí y en Europa. 

Aquéllo fué algo curioso — una mezcla de 
Harlcm, París, Londres, el Sur antes de la 
em.ancipación, y África. 

Plubo bandas de música, iDrocesiones, can- 
tos litúrgicos y profanos, discursos, sermo- 
nes, lectura de telegramas, carcajadas y des- 
mayos. 

En el centro, el cuerpo de Florence Mills, 
bonito, delgado, indiferente. 

La enterraron en un sarcófago que costó 
diez mil dólares, igual al de Valentino. 

íf í> <í- 

ARTURO garcía FERMENTI, mejicano, 
ha ganado el primer premio internacio- 
nal de oratoria entre los estudiantes y, con 
ese motivo, conviene no perder de vista que 
los yanquis son los mejores "habladores" de 
estos tiempos. 

Muchos dirán que no, pero es cierto y tie- 
ne explicación lógica en que en los Estados 
Unidos todo quisque dicta cartas a diario y 
es miembro activo de alguna asociación más 
o menos parlamentaria. 

Tal vez no haya muchos Castelares, pero 
abundan los oradores de segimda y tercera 
flla y raro es el norteamericano incapaz de 
levantarse en público, beber agua, toser y 
soltar las sandeces de rúbrica sin ponerse 
colorado. 

* # * 

HAY una tendencia en los Estados Unidos 
— no general, por fortuna — a la que 
nunca he podido acostumbrarme ni me acos- 

Enero. 1928 




Ada May, hailarina ii tiple 

de Ziegfeld . qu e aparece en 

'•Río Rita". 



PÁGINA 1 .'^ 



C I N E - M U N D I A L 




IDorothy Knapp, de las '^^anities^' de Sari 
Qarroll, en el teatro de éste en Mueva york 



EXERO, 1928 



PÁGINA 14 



CINE-MUNDIAL 



Etlúync Clüir que 
aparece- — aunque no 
con estas ropas 
(¿con o sin?) — en 
una serie de la Uni- 
versal. 




tumbraré nunca: la de hacer daño a man- 
salva. 

Los linchamientos, los "gangs" de las ciu- 
dades, el Ku Klux Klan son efectos de ella. 

Es una mezcla repugnante de brutalidad 
y cobardía. 

Puede pasarse por alto todo lo demás que 
ocurre, y no es iioco, pero estas peleas de 
veinte contra uno revuelven el estómago a 
cualquiera. 

<i i> <í 

AUNQUE nuestra prensa se ha ab.stenido 
de tocar el )iimto, es notorio entre los 
jieriodistas que la "reserva nórdica" que ca- 
racteriza las relaciones entre Lindbergh y su 
madre se reduce a que no pueden verse ni 
en pintura. 

<i ia <í 

EL otro día me encontré en la redacción 
a Manuel Noriega, que acaba de llegar 
de Centro América. 

— En cuanto vi una tienda para arreglar 
calzado en Broadway, dije: ¡ p'al gato! ¡Es- 
to se ha x)uest® feo, Hermida! — exclamó al 
verme. 

Tiene razón. 

A nadie se le ocurría aquí componerse los 
zapatos hace ocho o diez años, cuando No- 
riega se fué a España a dirigir películas. 

El advenimiento de la media suela es algo 
que los pensadores del Coloso del Norte ve- 
nimos estudiando con recelo desde que hizo 
su siniestra aparición durante el gobierno 
de Harding. 

* * # 

EL comercialismo se está convirtiendo en 
ima lata. Hay expertos por aquí que se 
pasan la vida descubriendo el modo de redu- 

Enero. 1Q2S 



cir flaquezas humanas a pesos y centavos, y 
algunos han averiguado que entre los ma- 
chos y las hembras existe una especie de 
martingala que denominan, si se traduce lite- 
ralmente, "grito sexual". El "grito" ese ya 
lo habían observado los filósofos de la anti- 
güedad, pero a los técnicos yanquis les cab,' 
la honra de adaptarlo a la venta de helados, 
sandwiches y café con leche. 

Lo peor del caso es que esta gente no en- 
tiende de teorías y todo lo pone en práctica. 

Entra uno en el restaurant y las emplea- 
das, como por resorte, comienzan a ponerse 
melosas. Las miradas y sonrisitas dejan al 
cliente estupefacto y con ganas de mirarse 
al espejo, a ver si está más bello que de cos- 
tumbre o si lleva tiznada la nariz. Una vez 
sentado, llega la camarera, se acerca hasta 
donde las autoridades permiten, lanza un sus- 
piro y pregunta lo que se desea tomar. 

Semejante modus operandi tenía su signifi- 
cado en otra época, con sus respectivas con- 
secuencias, etc., pero hoy no sabe uno a qué 
atenerse. 

A lo mejor no quiere decir nada y se trata 
simplemente de una lección ensayada veinte 
veces ante el administrador de la tienda, em- 
peñado en sacar partido a la atracción de 
los sexos. 

* O í> 

ACABA de suicidarse el payaso "Marce- 
line". 
Lo contrataron hace veinte y pico de años 
para inaugurar el "Hipódromo" de Nueva 
York y fué el ídolo de pequeños y grandes 
durante catorce o quince temporadas. Uno 
de los artistas mejor pagados entonces, ni 
hablaba ni hacía muecas en su trabajo, pro- 
vocando la risa por medio de movimientos 



y contorsiones del cuerpo. Por eso precisa- 
mente lo trajeron de Londres: en la enorme 
pista del "Hipódromo" se perdían los efec- 
tos de voz y gesto. 

Murió con seis dólares y varias tarjetas de 
e::ipeño en el bolsillo. 

El "Hipódromo", convertido en sala cine- 
jnatográfica, se levanta a coito trecho de es- 
ta redacción y allí, donde tanto le aplaudie- 
ron, se le veía a menudo charlando con los 
tramoyistas, sentado sobre los peldaños de la 
escalera que daba a la antigua cuadra. 

Excesivamente modesto y serio, costaba 
trabajo sacarle las palabras de la boca y 
casi nunca se reía. 

En mejores tiempos, muchos cafés reco- 
rrimos juntos. 

Hablaba inglés con acento londinense, na- 
ció en la capital de Aragón, a la sombra de 
La Pilarica y su verdadero* nombre era Mar- 
celino Orbes. 

=!= * * 

Su compañero de pista, el clown Silvers, 
también se quitó la vida — hace quince años. 

Como buen payaso, como todo hombre de 
superficie alegre, Marcelino era de fondo 
triste. 

SOBRE Mr. Harding se han publicado dos 
libros curiosos: "Orgía" y "La hija del 
Presidente". El primero es de autor anóni- 
mo y revela los juegos de poker, borracheras 
con intervención de faldas y parrandas en 
general a que se entregaban mucho.s de los 
ministros e íntimos del difunto Presidente; 
y en el segundo, una dama llamada Nan 
{Continúa en la página 65) 

PÁnTTji 1 •! 



CINE- MUNDIAL 



TAÜROBOU^m^OOERA^O-^ 



M 




;^>«^'S extraordinariamente curioso que 
Jñ ^mr gustando tanto en España la lidia 
^fJ^^ de toros bravos. y, siendo ya éstas 
carne y sangre de la vida nacional, 
ni los músicos acierten a darnos "su emoción 
pura" ni los encargados de las revistas tau- 
rinas realicen otra labor que la simplemente 
informativa. 

En realidad, hay como impotencia general 
para describir o armonizar ese enorme ím- 
petu, esa bestial proyección fibrosa que es- 
capa en descísrgas nerviosas de los lances y 
camballadas de la lidia en ruedo. 

Todos aparentan no dar transcendencia es- 
piritual a estas fiestas de movimiento y de 
sangre; y no sabemos que haya en el mimdo 
manifestación tan brutal, más enérgica, de 
las angustias sensuales — i oh, crisis de an- 
gustia, de Young! — y atavismos sanguina- 
rios de una colectividad. 

Estamos ante unos juegos circenses que no 
ceden en sentido racial y expresiones mími- 
cas a los admirados bailes rusos; y esos jue- 
gos esperan, claro está que en otro orden de 
cosas, un Igor Strawinsky que los acorde con 
el movimiento espiritual moderno y hasta un 
Ernest Ausermet que los dirija. 

Porque la primera sorpresa que ofrecen 
los movimientos de los beluarios en el ruedo 
es que este desbordamiento de vida muscular, 
de arborizaciones nerviosas, de llamas exas- 
perantes de color casi melódico por sii ri- 
queza de matices y vibración inconcebible, 
no responde a la herencia romana sino que 
parece fruto de flor eslava. 

No hay sino recordar los movimientos de 
las figuras gimnásticas romanas del mosaico 
de Túscolo y compararlas con los cromos 
cinéticos de nuestros lidiadores. Es algo así 
como una lectura de la "Ginmasia rítmica", 
de Dalcroze, después de otra de "Motu ani- 
malium", de Borelli; como una visión del 
moderno Estadio Olímpico, de Atenas, o el 
campo de deportes de Praga después de la 
contemplación de ima Plaza española áí 
toros. 

El espíritu latinó sólo se conserva en estn 
clase de pasos de alto carácter en el público 
que asiste a ellos y ello con una serie grande 
de reservas y excusas. 

¥.\ dinamismo de los bestiarios — los míos, 
no los de Henry de Montalembert — es pre- 
cisamente la transposición decadente de los 
gladiadores; mejor diciio, de la templanza se- 
dante, sana, armónica y graciosa, de los atle- 
tas mediterráneos. 

Así como las fuentes de "nuestro arte" es- 
tán en Persia y no en Grecia o Roma; así 
como la fortaleza del alma romana sólo pu- 
do abrir brecha — y bien amplia — en nues- 
tro singular espíritu de justicia impregnando 
en su casi totalidad las fuentes de Nuestro 
Derecho, así también la energía física de 
nuestros luchadores de cerrado o de campo 
abierto ha sido y es esenciahnente oriental y 
de un orientalismo tan sutil y vibrante que 



los mismos rusos, cuando nos estudian, se 
quedan admirados. 

¡Con qué facilidad ha podido el danzarín 
Massine traducir a los valores rítmicos de su 
genio todas las mudanzas, diferencias y re- 




Eugenio Noel, el literato español, que lleva re- 
corrida toda la América en misión de cultura. 



cursos del baile, canto y jaleo de las "juer- 
gas"!... La actriz famosa Bréval, la eter- 
nizada en una tela zuloaguesca, se quedaba 
extasiada ante los movimientos del toro; 
Diaghileff, Fokine, Shamar, Karsavina, la 
Truhanova, Idrokowsky se entusiasman con 
esos relances bruscos de tendón de nuestros 
bestiarios, gestos sin maceración, a grandes 
planos, de un duro modelado, de un funcio- 
nalismo emocional tan raro como si la osa- 
tura no existiese y la fuerza "expresiva" fue- 
ra tan radiante que se manifestara en las 
masas musculares en proyección de "carne 
viva", de carne sin la justeza redondeada y 
blanda de la piel. 

Nijinsky, Massine, el holandés Andrés Par- 
ly, no se cansaron de observar el prodigioso 
desplazamiento vibrante, de un vigor dibuja- 
do a toda realidad y a todo esfuerzo, sin 
plástica de contraste entre las morbideces y 
las durezas, de una virilidad seca de campe- 
sino, de chicarrón forzudo, cuya agilidad mo- 
ni')tona de "¡mro masculina" sería digna del 
"Sagitario", de Bourdelle, de la pujanza ten- 
dida y angular de un Strowitz en su encar- 
nación prodigiosa de los arqueros de los vie- 
jos relieves y estelas orientales. 

El iriismo traje que usan estos modernos 
Taurobolios — obras maestras suntuarias de 
Retana, Uriarte y sus imitadores pero inspi- 



raciones populares, trajes regionales, — son 
de un orientalismo extraño, con retazos pla- 
terescos de un mudejarismo endógeno, con 
reminiscencias y policromías de la indumen- 
taria riquísima "votiva" de los iberos. 

Este traje no es ajeno a los movimientos 
de los bestiarios y no podrían desplazarse 
sin él. 

Los dibujantes de nuestros días — nuestros 
mejores psicólogos, por cierto — han sorpren- 
dido la máquina enloquecedora de esos giros 
y gorgollatas sin geometría y sin pista de 
circo, más cercanos de lo que parece a la 
fórmula del expresionismo dada, en el libro 
de Paul Fechter, a los nostálgicos, dactilistas, 
cubistas, puristas y monacillos o moharra- 
chos del sincronismo, simultaneismo, orfismo, 
teratologismo, dadaísmo y daltonismo de los 
libros de Marinetti y Coquiot. 

Y lo singular es que el toro ha sido quien 
ha ido "imponiendo" tales movimientos, re- 
meneos y tararas. 

Una colección de "La Lidia", ilustrada por 
Perea, y los carteles de Llopis, los de Alca- 
raz, los de Domingo, los dibujos de Marín, 
lo demuestran bien. 

La increíble ligereza de esas veintitantas 
arrobas de músculo rojo, sangre y carne sol- 
dadas como flecha de arco en nerviosa furia, 
palpitando de acción, de fe, de destreza cie- 
ga — o sea, hecha instinto por selección secu- 
lar — de poder francamente increíble, no só- 
lo es burlada por determinado valor, es ne- 
cesario oponerle movimientos complejos co- 
mo esos desplantes, que los irritan más que 
les aploman, que les enrabian y acicatean 
más que desbravarles y ahormarles. 

El camino ha sido largo. No hay más que 
mirar las tazas de oro de Vafio, del Museo 
de Atenas y esos carteles nuestros de las co- 
rridas de cornúpetas. . . 

El atleta se ha convertido en un ser de 
sueño, de visión de lujuria y locura, audaz y 
preciso como un domador que fuera funám- 
bulo, ligero y suelto como payaso, lleno todo 
él de interrogaciones raras sólo plasmativas 
en la música de hoy. . . 

Los momentos nuevos que hov proporciona 
la fiesta están exigiendo a voces la pluma que 
escribió "La ninfa de dos cabezas" y más que 
el genio o humor expresionista de Kasmir 
Edsmid o el de sus biografados en libro tal, 
los patólogos a que aluden Jaspers y Birn- 
baum. Habría que leer las cristalizaciones 
de estas "faenas" en poemas sobre tres pla- 
nos al modo de Beauduin el paroxista, o de 
Cendrars, el simétrico, o del expresivista 
Dreu de la Rochelle, temas ópticos dignos de 
un Reverdy, de un Paul Dérmee. 

ílQué no podrían idear un Deli o un Stelio 
d'Alba? ¡Qué temas para las "mitologías" 
emocionales que, según los firmantes de la 
proclama de "Prisma", tienen la contextura 
decisiva de los marconigramas! . . . 

Es ya hora de encontrar nuevas formas y 
razones nuevas. No conocemos más frágiles 
idearios que los que defienden la Afición es- 
grimen contra los que de ella se aislan. Pa- 
rece mentira que esa fiesta, explosión tan ra- 
ra de virilidad tan endiabladamente extraña, 
{Continúa en la página 64) 




Enero, 1028 



PÁGINA 1 6 



C I N E - M U N D I A L 



UN ARGENTINO DE PARÍS 



Por Eduardo Guaitsel 



-^►V^ECTOR, no sé que idea tengas de mí; pe- 
^1 T ro para los efectos de esta entrevista, es 
TJ^^ justo que te haga un breve esbozo de mis 
interioridades psicológicas. 

Imagínate a un señor que dejó de ser joven 
hace ya bastante tiempo; figúratelo suspirando to- 
davía por aventurillas más o menos prohibidas y 
deseoso de llevarse a la tumba aunque no sea más 
que el recuerdo de un último desliz, especie de 
ofensa postrera contra su vida burguesa y seden- 
taria; insulto a sus venerables pantuflas, sacrilegio 
contra el enjaulado canario que ha aprendido a 
picotearle los cristales de los lentes y definitiva 
mancha sobre una reputación de persona caserita, 
algo reumática y en extremo asustadiza. 

Ponte en su lugar, lector amigo, y figúrate el 
tempestuoso efecto que traerán a su ánimo los re- 
latos que hacen las personas que van a París y 
llegan luego contando maravillas y subra- 
yando aquello de que, en dicha ciudad, la 
edad es lo de menos en los lances galantes. 

Ponte en mi lugar, repito, metafóricamen- 
te, y adivinarás las ganas que con pecazni- 
nosa frecuencia me entran de ha- 
cer mis maletas, arrojar las ba- ; 
buchas por la ventana, regalar 
el canario al gato de la vecina, 
despedirme apresurada- 
mente de mis colegas (no 
sin pedir a Hermida tal 
cual dirección o número 
telefónico) y meterme en 
el primer trasatlántico 
para buscar una calave- 
rada resonante que me 
desacredite definiti- 
vamente. . . 

Pero mientras lle- 
ga ese instante, al 
que todavía no me 
deja acercarme lo 
flaco de mi volun- 
tad, me conformo 
con buscar nuevos 
datos que fortalez- 
can mi resolución. 
Así, hace unos me- 
ses, me entrevisté 
con Antonio More- 
no para solicitar 
confidencias eu- 
ropeas; y tan com- 
pletas me las hizo 
que todavía me de- 
sazonan. Luego, vi- 
nieron otros de 
"allende el mar" y 
a todos hice pre- 
guntas y, por una- 
nimidad, confirma- 
ron previa informa- 
ción. Por fin, en 
calidad de puntilla, 

recibí la visita de un nuevo amigo, todavía 
más experto y franco que los restantes, y 
ahora sí estoy decidido a no dejar este pi- 
caro mundo, sin conocer la más picara y 
deliciosa de sus capitales. 

Pero esos son asuntos personales. . . 

Los argentinos se dividen en dos grandes 
ramas, a saber: los que viven en París y los 
que no. Pero é.stos se hallan en desconsola- 
dora minoría, aunque las estadí.sticas digan 
lo contrario. Yo no me fío de las estadísti- 




■ II» 



Leonardo Devesa. joven actor, director g 

empresario cinematográfico, que ha filmado 

numerosas películas en Argentina, Francia, 

España e Italia. 




cas desde que me enteré de que, conforme 
a los numeritos y comparaciones de las Com- 
pañías de Seguros, me debía haber muerto 
cuando más tarde, el 2 de octubre de 1904, 
a eso de las seis y media. . . Y nada, sigo 
vivito y coleando. 

Pero a lo que voy. Este argentino de Pa- 
rís que me acabó de desconcertar con sus ju- 
gosos relatos es, entre otras cosas, actor de 
cine, simpático como él solo, alto y trigue- 
ño y. . , bueno, ahí va la efigie para que se 



Enero, 1028 



sepa con quién y de quién hablo. Su nombre 
es Leonardo Devesa, aunque lo de "Leonar- 
do" creo que es una innovación, y lo conocen 
cuantos hayan visto películas europeas de re- 
ciente numufactura. 

— ¿Qué lo trajo por aquí? — le pregunto. 

— ^'engo hu3'endo. . . 

— ¿De quién? 

— De la cinematografía francesa. . . 

¿No dije que el chico tiene talento? 

Con ese motivo, me da sus des- 
pampanantes opiniones respecto 
a la cinta "Napoleón", que es más 
mala que la carne de pescuezo, 
como dijo un mi colega; a la de 
"Casanova" que no está mal pe- 
ro que pudo estar mejor; a la 
del "Negro que tenía el alma 
blanca", que — contra lo que mu- 
chos creen — no es cinta en co- 
bres y que él calificó de exce- 
ente y respecto, también, de los 
directores y artistas de Francia, 
(jiie le "infunden" escasísima es- 
timación. 

Devesa es un trotamundos y 
conoce mucho del negocio de es- 
pectáculos. Con un mi compa- 
dre — que no nombro para que 
no se esponje — an- 
duvo haciendo la 
exhibición de "La 
Casa que se Que- 
maba Siempre", con 
bomberos y multi- 
tud de llamas que 
ardían que daba 
miedo. De ahí pa- 
só, con la mayor 
naturalidad, a la 
cinematografía y 
ahora, según es de 
su obligación, vino 
a completar lo que 
con tan buenos aus- 
picios inició en Eu- 
ropa. 

— ¿Ud. dónde co- 
menzó a filmar? 

— En mi país co- 
mo actor y direc- 
tor, con la casa Ga- 
llo, y luego en Es- 
paña. . . 

— ¿En España? 
— ¿Por qué no? 
— Eso es. ¿Por 
qué no? Y ¿en qué 
película? 

— Una que luego 

se llamó "Amor de 

j Torero", o algo así, 

por el estilo de 

"Sangre y Arena". . . pero no la de Blasco 

Ibáñez. . . 

— ¿Y después? 

— Después me contrató la casa Pathé de 
París, para que fuera como primer actor a 
interpretar un argumento hispano: "La Gi- 
tanilla". Y ahí me quedé haciendo otras co- 
sas. . . "Jazmín", en que salí con imas bar- 
bas muy árabes y muy blancas, como cníd. . . 
y "El Destino", otra cinta francesa. . . 
{Continúa en la página 65) 

PÁGINA 1 1 



C I N E - M U N D I A L 




J\'.: 



ÍLa Oración de^ 
la ^ndia 

(Estrofas mejicanas) 



MaKrecita güeña, mi GuadaUípana, 
vine hasta la Villa, mapolita blanca, 
jía contarte todo lo uu'hora me jiasa. 



El día de tu fiesta, no te truje nada 
porque en la chinampa, 
toditas las flores la-s mató l'helada. 

Dimpués que con tantos trabíijos cuidara 
aquellas mapolas y los alelíes y las rosas blancas, 
no maneció niuna, las mató l'helada. 
Ya paqué vinía, si nada te traiba. 

T hora solo vengo a trairte mis lágrimas 
y a contarte todas, todas mis disgracias. 

Dimpués de ci'aqiiellas, mis flores tan ¡indas 
y mis verduritas y mis calabazas, 
me las mató el frío, 
al viejo la rumia lo vá engarrullando 
como si sus ñervos se los añudaran. 

Mi comagre Petra, 
dice que la vieja de l'otra Chinampa, 
la Chole, la bruja, li'ha puesto mal di'ojo 
y a todo en mi casa, 
porque se la come la cochina envidia 
de ver las linduras que da mi chinampa. 

A la cerdoncita que estaba cargada 
le han nacido muertos todos los puerquitos, 
y mi güeña burra. 

que ya tantos años me traiba y r.ebava, 
mismito hoy temprano estiró la pata. 

Tod'eso lo paso, tod'eso ni es nada; 
mi Pantalionoito. m'hijito tan uiieño 
que d'antes te traiba, ya los chicuüotes 
ya las maravillas, mapolas moradas, 
se me está nuniendo dizciue di'una cáida; 
y'hora lo llevamos a una casa blanca 
que's im hespital, 
y el Dotor nos dijo q'era relajada 
y q'había q'hacerle una rajadura 
pa que se aliviara ; 

y a luego corriendo me vine a la Villa 
pa traite mis lágrimas. 

Que s'alivie el probé de Pantalionoito, 
niña Virgencita, mi Guadalupana, 
y te trairé flores y lechugas frescas 
y las siempre-vivas en una guirnalda; 
y un cirio nui.v gordo, 
y munchas banderas de papel de china, 
y munchas naranjas, pa tua pagrecitos. 
pero, me lo sanas. 

tMc dicían que juera 
con la virgenc.ita de la cara blanca, 
la del manto negro 
la de las espadas, 
que lo mesmo daba; 
qui'ha de ser lo mesmo, 
tú eres de mi T'ueblo 
y eres de mi raza, 
y dende ansinita, a tí solo quero 
"zempazuchll lindo, mi Guadalupana. 

Quisiera diclrte tod'eso en mi lengua 
([Ue's la mexicana; 

pero el pagre dice que tu no la entiendes, 
pamí que'so probé ni'hablado contigo, 
y no sabe en qu'hablas. 

Adiós magrecita, palomita blanca ; 
ya mi voy contenta 
porque te .sonrLste hora que ti'hablaha; 
a luego vendremos los tres a la ViUa 
pa darte las gracias. 

ROSA DEL CAMPO. 



/'i 



I 



ExERO. 1928 



PÁGINA 18 



CINE-MUNDIAL 



DANDO VOCES 

Pp r 
Marco Aurelio Gal indo 

^•^^L advenimiento del Vitáfono y de cualquier otro mecanismo sem_e- 
J^L^ jante, tales como el "Movietone" y el "Phonofilm", constituye la 
^kJ^^ más seria amenaza contra el futuro de la cinematografía. 
^^^ Meciínicamente, el Mtáfono podrá alcanzar en unos años la 
perfección que se supone ha conquistado el automóvil, si bien, por mi 
parte, me atrevería a firmar que aún recuerda, con lamentable precisión, 
el primitivo fonógrafo de Thomas Alva Edison. 

Artísticamente, se convertirá, a la larga, en la muerte del cinema, si 
consideramos al cinema como medio de expresión estética. 

El cinema tiene un derecho de vida primordial sobre el teatro, con el 
que todo el mundo incurre en el error de compararle, y aparte de las 
afinidades que con él pudiera guardar. Ese derecho se lo debe a su silen- 
cio, su primera virtud y su más completa justificación. El cinema es 
meritorio por la amplitud del escenario de que hace uso, por el ritmo 
que puede captar, por la variedad del colorido que le es dable reflejar. 
Pero, sobre todns esas cualidades, el cinema es meritorio porque es mudo. 

Mudo hasta donde nuestra ignorancia de parlanchines descendientes 
de parlanchines niegue la vibrante, intensa y perdurable elocuencia del 
gesto, del ademán y de la actitud. 

La palabra del cinema es mejor que la palabra del hombre: más 
clara, más precisa, innecesaria de traducción, más incisiva, más po- 
tente. . . y, sobre todo, antes que todo, más verdadera. 

De aquí que me entere con terror de los preparativos que William 
Fox está realizando para producir, bajo la dirección de Fred W. M 
ñau, la primera película hablada. 

Eso estará admirablemente bien como realización me- 
cánica. Pero, de ser posible la generalización de seme- 
jante producto — quedarían aím por vencer numerosos obs- 
táculos materiales, a Dios gracias — ; de ser aceptado por 
el público, tendremos que dar al cinema por 
muerto y enterrado. 

•U -k -k 



Es otro el camino que ha de seguir el cine- 
ma para alcanzar la perfección. No habrá de 
hallarle en la palabra, por mucho que los inge- 
nieros electricistas a quienes se deba el Movie- 
tone hayan de dar a su aparato la exactitud 
de la voz humana. El cinema debe encaminar 
sus pasos precisamente hacia el polo opuesto, 
si ha de retener sus virtudes de arte personal 
que sólo tres o cuatro gentes de entre los que 
hacen películas han sabido encontrarle. 

La perfección del cinema no está en la ad- 
quisición de la palabra, por mucho que la cien- 
cia logre humanizarla en la artificialidad de un 
mecanismo. El cinema, aun como se le dis- 
fruta ahora, adeudándose de la palabra escrita, 
es infinitamente más respetable como intención 
artística de lo que lo sería una vez que William 
Fox o los hermanos Warner, con su Vitáfono, 
le hagan hablar. 

La perfección del cinema está en la comple- 
ta eliminación de la palabra, hablada o escrita. 
Bien mirado, esa perfección ya se alcanzó. 
Hemos tenido ocasión de asomarnos a tres o 
cuatro producciones cinemáticas que carecen de 
subtítulos. Claro que la gran mayoría de las 
obras de la pantalla acuden ahora al recurso 
del subtítulo, y seguramente que siempre las 
tendremos que recurran a él. También hay li- 
bros mediocres y malos, también no toda la 
obra teatral es buena, ¡ni por pienso! Ni tam- 
poco toda producción pictórica es perfecta. 
•h is -k 
Resulta chocante, de 
irónico, el hecho de que, 
al parecer, ha de ser Mur- 
nau quien realice la pri- 
mera película hablada. 

¡ Precisamente Murnau, 
de entre tantos directo- 
res! 
{Continiia en la página 67) 

Enero, 1928 




Carolle Lombctrd, de las huestes de Mack Sennett (Pathé). 

PÁGINA 19 



C I N E - M U N D I A L 



POLILLA HUMANA 
EL ^'GO^GETTER' 



Lu 



Por 
i s G . M u ñ i z 



"¿€ 



'ON qué se come eso de 
"go-getter"?", pregunta- 
rán los lectores. No se 
come con nada. Es sim- 
plemente un apelativo norte- 
americano. "Go-getter" es un 
nombre compuesto que guar- 
da mucha relación con otro 
término castellano: "correvei- 
dile". "Go", is "ir" y "get", 
"obtener"; de manera que el 
"go-getter" es un individuo 
que va y obtiene. En español 
podría muy bien titulársele 
"correveitrailo", pues eso pre- 
cisamente es lo que hace el 
•'go-getter". Para no trabar- 
les la lengua a los lectores, 
llamaremos a este flamante 
producto de la industrializa- 
ción americana, el hombre-dí- 
namo. 

En su aspecto físico, el hom- 
bre-dínamo es como cualquier 
otro individuo. Al verle en re- 
poso, nadie creería que en su 
interior arde im volcán de 
agresividad. Lo probable es 
que sea un esposo tierno y ca- 
riñoso y que en su hogar se 
preste cordialmente a servirle 
de caballito a su prole. Suele 
tener muchos y buenos ami- 
gos y es alegre, rumboso y de- 
cidor entre ellos. Mas al sa- 
lir de mañanita de su casa pa- 
ra entrar en el torbellino de 
los negocios, el pacífico ciudadano se trans- 
forma en un energúmeno, en una verdadera 
fiera. 

Esa mansedumbre sují^a en la vida familiar, 
en contraste con su ciclónico proceder en la 
mercantil, trae a la memoria esos toros de 
lidia que parecen bestias inofensivas cuando 
pacen tranquilamente en la dehesa, pero que 
se transforman súbitamente en terribles ele- 
mentos de destrucción apenas vislumbran un 
trapito <iue flamea. 

Decir que los Estados Unidos es una col- 
mena es proferir un lugar común. Sin em- 
bargo, los que no han recorrido este país de 
un extremo a otro no se dan cuenta exacta 
del alcance de esa trillada metáfora. ¡ Ciento 
veinte millones de habitantes!, amigos míos, 
y cada habitante un insaciable consumidor 
de artículos de primera necesidad y de ob- 
jetos de lujo. Y en todo ese vasto y rico 
territorio, fábricas y más fábricas lanzando 
toda suerte de artículos al mercado para 
abastecer la colosal demanda que es preciso 
mantener siempre al rojo vivo. Pndría citar 
af|uí despampanantes datos estadí.sticos para 
enaltecer la enorme potencia industrial y co- 
mercial de e.sta bendita Dolarandia, pero te- 
mo que el antipático Jorge Herniida me acu- 
se con el director diciéndole que trato de 
"inflar" mis artículos. 

Como Eva salió de una costilla de Adán 
— cosa que no me consta, pero que acepto — 
el hombre-dínamo ha salido de la enorme 
costilla del industrialismo yancjui. Sobre sus 
hombros reposa la pesada tarea de mante- 
ner en continua ebullición el puchero de los 

Enero, 1928 








negocios. El "go-getter" es generalmente el 
vendedor, el hombre que, no importa cómo, 
tiene que conseguir el pedido. Y pueden 
Uds. estar seguros de que lo consigue. 

Hay tantas variedades de hombres-dína- 
mos como negocios. Nó hay individuo mayor 
de edad en este país que logre evadir la aco- 
metividad de este extraño sujeto. Suponga- 
mos, por caso, que habita Ud., olvidando y 
olvidado, en algún rincón de Nueva York — 
allá en el Bronx, donde vive y vegeta el dis- 
péptico Respondedor. Es Ud. uno de tantos 
anónimos inquilinos en una casa de huéspe- 
des. Al llegar cualquier noche del trabajo, 
sudoroso y hecho pulpa a causa de los em- 
jiujones, codazos y pisotones que le han pro- 
pinado en el ferrocarril subterráneo, le dice 
la patrona: "Estuvo hoy un señor a buscarlo. 
Dice que es cosa importantísima; que lo es- 
pere sin falta esta noche, a las ocho en pun- 
to." Usted se sorprende, luego se siente algo 
preocupado. Quizás la conciencia no esté del 
todo tranquila. ¡ Quizás alguna herejía del 
])asado haya resucitado en hora aciaga para 
amargarle la vida! Por su mente cruzan 
atropelladamente recuerdos no muy halaga- 
dores. '¿Será el esposo de aquella Dolly, la 
pelirroja, cuyos espasmos amorosos ponían 
en conmoción a todo el vecindario? ¿Será 
el terrible hermano de aquella Betty, la lin- 
da enfermera, hombre atlético que al dar la 
mano casi lo derribaba a uno al suelo? ¿O 
tal vez aquel sastre confiado que en momen- 
to de enajenación mental le cedió al fiado 
un magnífico terno del que no queda ya sino 
ima amable memoria? 



De cualquier manera, la curiosidad vence 
al miedo, y usted espera, posiblemente con 
un grueso bastón en sitio estratégico. Al to- 
car el reloj las ocho campanadas, llaman a 
la puerta. Abre Ud., y se tranquiliza al ver 
que el visitante es un desconoci- 
do. Sin ceremonia de ninguna 
clase se cuela en el aposento; le 
da un fuerte y efusivo apretón 
de manos; despliega una amplia 
sonrisa de suprema felicidad; to- 
ma asiento, y lo invita a Ud. a 
hacer lo mismo. Y pronto se da 
Ud. cuenta de que el visitante es 
un agente de seguros de vida, de 
que se halla frente a frente de 
un hombre-dínamo. ¿Cómo supo 
que Ud. existía? No habrá ma- 
nera de averiguarlo. Ese será 
siempre uno de los profundos 
misterios de la vida. 

Usted, a quien le importa un 
bledo morirse o no, se apresta a 
la defensa de sus ahorros. De la 
boca del agente comienza a bro- 
tar un chorro de argumentos. 
"Si por desgracia la implacable 
Parca corta el hilo de su exis- 
tencia, ¿qué será de su pobrecita 
madre, allá en Barquisimeto?" 
Usted, algo conmovido por el re- 
cuerdo, se apresura a advertirle 
que la buena señora ha tiempo 
que tomó pasaje en la barca de 
Caronte. El yerro en nada afecta 
la verbosidad del agente. "¿Qué 
de sus hermanas?" "¿Tendrá Ud. 
el valor de dejarlas desamparadas, víctimas 
propiciatorias de la concupiscencia masculi- 
na?" Usted arguye que sus dos hermanas 
están felizmente casadas, y libres, por lo tan- 
to, de tales satirismos. Desalojado de estas 
dos trincheras, el agente concentra su fuego 
graneado sobre la persona de Ud. Las pala- 
bras salen de sus labios como repiqueteo de 
ametralladora y sus frases pintan un cuadro 
desolador y tétrico. Comprendiendo que las 
posibles defimciones ajenas, y hasta la suya 
])ropia, no surten el efecto deseado, aborda 
el tema escalofriante de la vejez triste y mí- 
sera. El cuadro tenebroso que pinta le pone 
a Ud. la carne de gallina. Y su imaginación, 
agitada por la perspectiva de un porvenir 
hosco y triste, recuerda el carácter huraño 
e inhospitalario de Nueva York; el terrible 
antagonismo de la industria y del comercio 
hacia los hombres y mujeres que pasan de 
los cincuenta años; el fracaso que acompañó 
a su última tentativa de empréstito, cuando 
perdió cierta colocación, y así otras peripe- 
cias por el estilo. 

El agente adivina que ha llegado el mo- 
mento supremo de actuar, y, sin darle tiem- 
po a recobrar su ecuanimidad, le pone de- 
lante un documento, y en la mano una plu- 
ma fuente. Y usted, naturalmente, se rinde 
y firma. Hecho lo cual, el agente vuelve a 
darle otro fuerte y efusivo apretón de ma- 
nos, despliega más ampliamente su sonrisa, 
y desaparece apresuradamente en busca de 
una nueva víctima. 

Sin el hombre-dínamo, quién sabe cómo 
{Continúa en la página 92) 

PÁGIN.4 20 



m 





Gloria SivaMson segün se 
auacteriza en su próxima 
cinta para United Ar- 
TiSTs: "Sadie Thompson". 



_á,—-;-sBSff: 









Nancy ¡'/iili/>/js, que asume pape- 
les (Je in^t'uuu en lus pruduccionei 
de í'aramount. 



J 




lj^í':á MS^\, 




/^s*^_:^4 ' 



/í-^ 



'•!<. 



<■'■ 



4^^ 



•^^ívxrV Jt^i^:^ . ^\Kh. 



■\ , 






« 



BWA..«tii(eM.SJ»»' ■ 



Jeamie Eagels, que colabora con 

Joltn Gilbert en "Hombre, Mujer 

y Pecado" para Mktro-Goldwyn- 

Mayer. 





CINE-MUNDIAL 



COMO NACE, 
VIVE Y MUERE 
UNA ESTRELLA 



Por 

Luis Usabal 

(Dibujos del 
autor) 



^•V^A gorda y grasicnta mamá espera con 
mI T ^' niño sobre las rodillas; sonríe a 
^j^^ diestra y siniestra, tomando los agíi- 
sajos y alabanzas al "bimbo" como 
cosa personal. 

Pasa rápido y atareado John Uckleberry 
(el gran director), pero una mole de carne le 
cierra el camino y no tiene más remedio que 
fijarse en aquello que le intercepta el paso; 
ve unos ojazos azules y una boquita como una 
cereza. . . 

— ¿A quién pertenece esta monada? — pre- 
gunta. 

— A mí, caro signore Uclabirra. . . 

— ¡All right!. . . Mamá Melutzi; venga ma- 
ñana a las ocho. Hay algo para el nene. 

=i= * * 

El barco está para zarpar; el supuesto pa- 
pá que abandonara cruel al chiquitín y a su 
madre va a bordo; mira burlón y desdeñoso 
a los incautos que se quedan en el muelle. 
De pronto aparece ella, sin fuerzas, anona- 
dada... El niño debe extender los brazos, 
lloroso, llamando a su descastado padre. . . 

Pero lo hace al revés, sonríe encantadora- 
mente y bate las manecitas. 

El director mira al baboso, al "camera- 
man," al electricista. El fotógrafo mira al 
jiequeño y al director y escupe con desprecio. 
"Siempre sucede lo mismo con estos mocosos; 
estropean las mejores escenas". Míranse de 
nuevo; el director se impacienta. Un electri- 
cista alarga el brazo y da un pellizco al de- 
lincuente en las posaderas; el angelillo prin- 
cipia a hacer pucheros, el cameraman le grita 
y le amenaza al mismo tiempo que da vuel- 
tas a la manivela; el pobre rorro prorrumpe 
en desconsolado llanto. Finalmente un alfi- 
lerazo donde sufrió el pellizco le hace levan- 
tar los brazos con desesperación y, bañado en 
lágrimas, tambaleándose, va en busca de su 
gorda mamá. 

Se supone que el desnaturalizado padre lan- 
ce una carcajada, entonces. Los comparsas 
a tres dólares por cabeza, indignados al des- 
cubrir el verdadero carácter del seductor, 
quieren lincharle... En el barullo que oca- 
sionó esta escena, derribaron al diminuto ac- 
tor y le hicieron un chichón como un huevo. 

Las "pruebas" resultaron magníficas. Aquel 
día nació otra estrella en Hollywood, Boby 
Baby, el Nene-estrella. 

Boby Baby tiene dos años y ya mantiene 
una familia de seis personas con todo lujo. 
La mama redujo treinta libras de su peso y 
se viste como Corinne, Gloria o cualquiera 
otra de las que brillan. El papá maneja un 
auto de 8,000 dólares. . . y Baby ya no nece- 
sita la ayuda del alfiler para trabajar: basta 
con que se lo nombren para que llore. En 
fin, todo marcha a pedir de boca. . . y el ni- 
ño está en el mejor camino para llegar a 
ser un día un solemne idiota. 

El público gozará un par de años viéndole 
y luego. . . a otra cosa. Más tarde se encon- 
trará semianalfabeto, sin oficio, blasée, ca- 
prichoso y pobre y se convertirá en la "pes- 

Enero, 1928 




te" de los estudios. 

Y con él, su desequilibrada familia. 
* * * 

Sada Togo. Este nombre, al principio, era 
conocido solamente en el "casting-office"; 
fuera de allí era Betty Jones, generalmente 
Betty a secas, una irlandesa de pelo rojo, ca- 
ra correcta y picaresca. . . y buenas formas, 
que fotografiaba bien, vestida o desnuda; 
además era amable y servicial. 

Esta amabilidad hizo que se fijara en ella 
un carpintero; éste se la presentó a un elec- 
tricista y así sucesivamente creció su popu- 
laridad. Un día que un director se estaba 
rascando la espalda, al volver la cabeza la 
vio, le gustó y, entre chistes y tanteos, le 
prometió un papelito. Gustó en el papel y 
por fin al cabo de sólo tres años de "extra" 
llegó a coger un contrato. 

Jones no era el nombre que podía hacerla 
salir de los setenta y cinco a la semana. Por 
lo tanto, lo cambió por el de Gloria Benson; 
pero la innovación no agradó en las esferas 



donde suben los sueldos y pronto se deshizo 
de ella: llamóse tres días Vally Mohr y ya 
pensaba en "Dolfa Valentini" cuando inter- 
vino oportunamente Sally Cohn, el sobrino 
del tío "Cari". 

Sally era un sibarita de gustos delicados; 
sabía lo que gana una cosa con el justo nom- 
bre y quería saborear la moza en toda su ple- 
nitud y valer; así es que se dio a buscar el 
nombre adecuado, con método y lógica. La 
chica era moderna, fogosa y embriagadora; 
jDor lo tanto, buscó entre las marcas de au- 
tomóvil, las etiquetas de licores y el anuario 
del Jockey Club. Encontró el nombre de un 
caballo que había sido almirante o algo pa- 
recido; im nombre corto, sonoro y de fácil 
pronunciación: Togo. Lo de "Sada", lo ha- 
lló ella en una caja de medias, y así la llama- 
ron: Sada Togo, el público... y "Saratoga" 
los íntimos. 

Miss Togo, se levanta temprano. Baño, 
masaje, ligero desayuno. ..ya escape al es- 
tudio. Ya en su "bungalow", la primera co- 
sa con que tropieza son las dos o trescientas 
cartas de svis admiradores. De un puntapié 
las echa a rodar y la camarera las tira al 
cesto de los papeles sin abrirlas. Luego, vie- 
ne el agente de publicidad, con una docena 
de mentiras prontas para los periódicos. Tras 
él la manicura, el fotógrafo, un mercader de 
perros que le vende un pequinés o un San 
Bernardo; un vendedor de automóviles, un 
agente de seguros que la valora en un mi- 
llón; el doctor, que no da por ella un real 
si no se opera esto o lo otro; la modista, un 
escritor, (con un argumento bestial); un co- 
rredor de fincas que le ofrece el palacio del 
Louvre, la casa de Cecil de Mille o el casino 
de Montecarlo, pagando cinco dólares al con- 
tado y el resto a plazos módicos. 

Huye por fin, dejando a la mamá para el 
reparto de sonrisas y acepto de pleitesías, 
para lo que la buena señora se pinta sola. 

En el "Set", o rincón del escenario donde 
han plantado el decorado, continúa sin inte- 
rrupción la cotidiana lata de los pedigüeños, 
admiradores, colegas chismosos, chistes cen- 
tenarios y vasos de agua. 

A medio día, come cualquier cosa, poco y 
malo. No se nutre por no engordar; no ríe 
por no tener arrugas, no se enamora para no 
sufrir, (las pasiones dejan huellas en el físi- 
co). Su exterior es todo su capital y hay que 
administrarla con cautela. Es amable con to- 
do el mundo, pero conoce a muy pocos, ha- 
bla las estupideces y lugares comunes que le 
dicta el gerente de publicidad. 

En la prensa, exteriora sus opiniones so- 
bre arte, sus gustos, e ideales, que son exac- 
tamente los mismos que los de todas las ni- 
ñas cursilonas que le escriben epístolas. En 
realidad, su más ardiente deseo es. . . dormir 
una semana entera, no bañarse en dos, atra- 
carse de judías y longanizas, tener relaciones 
con un albañil y no jjoner los pies en un cine 
en toda su vida. 

Esto es aplicable a ellos también, (excep- 
tuando lo del albañil). 

PÁGIN.4 21 



CINE- MUNDIAL 



c« 



Las que verdaderamente disfru- 
tan son las madres; éetas son más 
cortejadas que lo fueron en su vi- 
da, se infantilizan patéticamente, 
pierden la noción del tiempo y del 
nt'unero. Creen tener la edad de la 
hija; es más, creen ser ella, y dicen: 

— Tenemos un nuevo contraLo... 
Trabajamos con Gilberv. . . Hemos 
ruritatio muclio. 

¡Felices ellas! 

La vida de la estrella es un tra- 
bajo continuo, una exhibición cons- 
tante; un ininterrumpido batallar, 
para subir, para mantenerse, para 
no decaer. Una pose perpetua, en 
casa, en el restaurant, en la calle, 
en el teatro, en bodas, divorcios, en- 
tierros; siempre mendigando unas lí- 
neas en los periódicos. Una cons- 
tante mueca. 

Europa es el oasis, donde piensan 
encontrar la calma ansiada; pero co- 
mo el viejo continente se hizo para 
que el artista de cine se vista, beba, 
se case o divorcie en él, resulta que 
vuelve desilusionada en busca del 
único sitio donde puede dormir: el 
estudio. 

"Lasciate Ogni Speranza". Ape- 
nas entréis por la puerta del obje- 
tivo, la paz y el equilibrio huirán 
de vuestro espíritu y acabaréis por 
envidiar a los que mueren en el apo- 
geo de la gloria, porque ellos no co- 
nocieron el desencanto. No supieron 
lo que es el "haber sido". 
* * * 

— ¡Cuánto "extra" señor! 

— ¿Qué? ¿Hay película de Cecil 
en puerta? . . . 

— No seas bruto; es algo más se- 
rio . . . 

— ¿Cuánto pagan? 

— ¡Materialista! es un entierro.. 



Tra. . . tra... tara... ta ta ta 
ta-ta tata .... La música gime la 
marcha fúnebre de Chopin. Poco a 
poco avanza el cortejo. 

¡Ahí vienen!... ¡Ya están ahí! 
La muchedumbre que momentos an- 
tes alegre y chirigotera bullía en 
derredor del templo, tórnase seria 
y silenciosa. 

Empujaban, hacia atrás, como los cangre- 
jos, para hacer sitio; alineábanse; las cabe- 
zas se descubrían; una expectante compostu- 
ra sucedió a las risas. . . y como si un elec- 
tricista fuese dnndo vuelta a las llaves de un 
registro, iba cambiando la expresión de las 
caras, a cada diez pasos que avanzaba la ca- 
ja. Los guiños y sonrisas apagábanse. Los 
rostros en el estado de transición tomaban 
la estúpida expresión correspondiente; avan- 
zaba el féretro unos pasos más; la invisible 
mano daba vuelta a la llave: registraban ex- 
pectación; otro avance, otro manejo a la lla- 
ve, compunción; más pasos; otra vuelta; do- 
lor. Vuelta a la llave del agua: llanto sale 
por el grifo; pasa por delante el cadáver. 
Varias llaves: desesperación, histerismo y así 
hasta el vómito. 

lyos diferentes actores bien en foco, traba- 
jan; procurando que ningún rival les robe la 
escena. Unos rememoran lo estudiado, otros 
improvisan. Las cámaras buscan con su ojo 
único, ángulos originales, efectos de luz, per- 
sonalidades, amigos. Indiferentes, enfocan 
ora éste, luego a(iuel... y tí)dos los enfoca- 
dos piensan: "¡qué chico más simpático es el 
operador; esta vez me cogió!..." o bien: 




"Ya me la pagarás, bandido" (si no le 
adjunta ). 

Cada uno tiene circunscrito el radio de ac- 
tuación, la intensidad y el carácter; ¡guay si 
se extralimita! Las miradas despreciativas 
del competidor lo aniquilan. Los conocidos 
se tapan los ojos con la diestra; los amigos 
aprietan el pañuelo o lo muerden; los ínti- 
mos se apoyan en el hombro de un amigo, 
que les sostiene para que no caigan y que 
está orgulloso de ser amigo de un íntimo; los 
intimísimos lloran a lágrima viva sin aver- 
gonzarse. Tan grande es su dolor que para 
ellos no existe público, ni lugar, ni nada. . . 
Sólo existe el fotógrafo. 

Se abrió la muchediimbre dando paso a 
una enlutada que acababa de bajar de un 
automóvil. Apenas podía sostenerse con sus 
propias piernas; pronta a desvanecerse, la 
imagen del dolor personificada, el corazón se 
oprimía al verla. Cuando estuvo en foco, con 



Enero, 1928 



un ademán doliente, levantóse el tupido velo 
para secarse las lágrimas. . . y apareció el 
rostro que tantas veces nos ha conmovido en 
aquellas escenas en que el macho brutal la 
brutaliza. La memoria evocaba su trabajo 
soberbio, en "Ilusión" (cuando la carreta la 
■conduce a la guillotina y no tiene fuerza ni 
para levantar el pañuelo), lento, angustioso 
momento... y los fotógrafos pudieron to- 
mar lo menos cien pies. Las fuerzas la aban- 
donaron, se deslizó y cayó de rodillas, como 
en "Ilusión" (cuando le roban el hijo) . . . y 
los crueles chicos del manubrio aprovecharon 
el dolor de la indefensa mujer e impresiona- 
ron a su gusto. Se desmayó, (como cuando 
ve al verdugo en "Ilusión") dando 
la cara valientemente. . . al aparato. 
Levantáronla, sin estorbar el ra- 
dio de acción de la cámara, sin tra- 
tar de birlarle la escena ... y ella 
confusa y avergonzada, con ese mo- 
vimiento encantador de sus bellas 
manos cubrióse la faz con el negro 
velo... como en el décimo rollo en 
"Ilusión". 

Deudos y amigos transidos de do- 
lor, mudos por la emoción, condu- 
cen la inerte figura al imponente 
Rolls-Royce. 

Total: miles de pies de película 
para los Noticiarios. 

El público se conmueve, algunos 
lloran. 

— Es la novia, es Rómula. . . ¡Qué 
golpe cruel! ¿Quién sabe si lo so- 
brevivirá? — murmuran quedo a la 
oreja del vecino. Las campanas sue- 
nan, el cortejo avanza . . . 

La modesta iglesia construida con 
el dinero del muerto, de Ben Tur- 
pin el bizco, de Jackie Coogan el 
"chicuelo" y de otros católicos. . . y 
judíos, abre sus puertas de par en 
par para recibir por última vez a 
su hijo predilecto, el gran artista, 
el caballero sin tacha. Así se expre- 
san según la consigna los amigos de 
veras. Los mismos que días antes le 
negaban talento, hombría, belleza y 
le mentaban la familia. 

El espectáculo resultó bastante lu- 
cido; excelente publicidad, para las 
últimas pelíciüas del héroe, para la 
agencia funeraria. . . y algunas "es- 
trellas" de algo empañado brillo. 
Más tarde, otro meneo al parche, 
con motivo del entierro... y "el muerto al 
hoyo y el vivo al bollo". 

Los fotógrafos han acabado su tarea; a 
escape al laboratorio, a batir el tiempo del 
competidor. Como almas que lleva el diablo 
ruedan los automóviles camino de Hollywood. 
LTnas horas más tarde el aeroplano volará 
con los positivos a bordo, hacia los cuatro 
puntos Cíirdinales. El mismo día en Boston, 
Chicago, Nueva York, etc., se divertirá el pú- 
blico y hará sus chistes y comentarios, al ver 
las teatrales muecas de los que allá, bajo el 
sold de California, creyeron que interpreta- 
ban ima desgarradora escena. 

La estrella nace por un capricho del des- 
tino, o a merced de alguna influencia rara 
que la lleva de las sombras al deslumbra- 
miento del lente; vive en un mundo fantástico 
para ella, en el que se pierden todas las pro- 
jiorciones y muere ya enterrada en vida por 
la indiferencia del público o ya en la pleni- 
tud de su popularidad, perseguida hasta el 
fin por las muecas teatrales de ese mundo 
singular que brilla o vegeta en torno del 
cinematógrafo. , . 

PÁGINA 22 



CINE^MUNDIAL 




-í^ST**- 



EMPERADOR 

SIN CORONA 



Luis Antonio de Vega 





Otio. hijo fie Carlos ¡j de Zifa. i; 
"heredero aparente" de un trono 
que no exisle y i(c un "dublé imperio" que desa 
¡Jiireció en la úllimu guerra europea. 



El palacio, asombrado 
por puntiaguda colina, 
en el cual reside, con 
sil mamá y sus herma- 
nos, el chiquillo rubio 
y bello a quien los legi- 
timistas monárquicos 
empeñan en llamar 
"emperador de Austria- 
Hangiia". 



^JSrj-^ACÍ A mucho tiempo que tenía de- 
^■hI seos de ver a este niño bello y ru- 
J^L]^ bio, emperador sin corona, "herede- 
ro de Austria-Hungría" y de tantos 
territorios que después de la gran contienda 
mundial pasaron n poder de las naciones ene- 
migas de los imperios centrales: al Príncyie 
Otto, que en una aldea vizcaína contra cuyos 
muelles resuenan las olas en lengua euzkal- 
duna tiene su destierro en un paisaje de 
aguas, de bosques y de montañas. 

A su madre la Emperatriz Zita de Borbón 
me había sido dable verle vestida con lutos 
de ceremonia creando sus infortunios junto 
al arco triunfal de la villa grande y bajo un 
vuelo innumerable de gaviotas, las palomas 
marinas que parecían venir a traerle un sa- 
ludo de los príncipes rubios de Escandinavia 

Enero, 1928 



que se mostraron neutrales en la contienda. 

En esta tarde en que el otoño ha adelan- 
tado su llegada a los jugosos montes vascos 
lie tomado el automóvil que hace el trayecto 
entre Bilbao y Lequeitio, el pueblecito ma- 
rinero donde reside la familia imperial. 

VA infante, en este breve espacio de tierra 
del Pirineo de los vascones se educa para rey. 
En su pecho infantil no debe morir la espe- 
ranza de serlo algún día. 

Pasarán los años, cambiarán los tiempos 
y la mirada de los ojos claros que hoy se fi- 
jan en el mar podrá, tal vez, posarse tran- 
quila por encima del Pirineo. 

Son mis compañeros de viaje dos viejos 
curas — seguramente carlistas — y una dama 
vestida de luto que pasa con dedos rugosos 
las cuentas de un rosario. 



Lequeitio, el pintoresco pueblo vasco, 

difícil de hallar en el mapa y arduo 

de deletrear, donde reside la que fué 

familia imperial austríaca. 

Hablan los dos sacerdotes, en 
este vascuence de Vizcaya al que 
han curtido y hecho salobre los 
vientos marinos. 

Presto atención a sus palabras 
amables. 

Hablan de la Emperatriz. 
Lo hacen con marcada reveren- 
cia como cumple a la alteza de la 
dama y a los ropones eclesiásticos 
que los conversadores llevan. 

No lo hubieran hecho con más 
tacto medio siglo atrás sus antece- 
sores al hablar de la esposa de 
aquel rey que no reinó, que pasó 
por las montañas vascas luciendo 
su barba de endrina y su rojo calzón. 

También al paso de Zita de Borbón que 
tiene las impeiñales manos llenas de trofeos 
memorables parece que los prodigios terres- 
tres van a ser repentinamnte restaurados. 

Yo interrumpo la conversación de los cu- 
ras y les pregunto: 
— ;Y el Príncipe? 

— Guapo chico es el Príncipe — dice el más 
viejo. 

— Tiene cara de emperador — dice el otro. 
En las palabras sencillas de los dos ecle- 
siásticos eptreveo una adhesión inquebranta- 
ble a las instituciones monárquicas. 

Para ser vascos han dicho demasiado cla- 
ramente su opinión sobre el Príncipe. 

¡En este "guapo chico" y en este "tiene 
{Contini'ia en la página 68) 

PÁGINA 23 



C I N E - M U N D I A L 




Lo QuíL^ IJa de ¿A-jer a ^oy 



-Como le ves, me vi: como me veo le verás', o palobnis Ujnalmenle prof amias ti filosóficas en presencia de es- 
tos dos semblantes — flor de veinte aíios el uno. a.iado por la edad el otro — , I >ine pertenecen, respectivamente, 
„ Sydney Fuirbrolher y a Audré Sayre, intérprees de una cinta inglesa que se llama ■■Confetti . 



Enero. 1928 



PÁGINA 24 



CINE-MUNDIAL 



vientiras, pues lo que ansiaban esas estúpidas 
era su jama, su dinero y su nombre por encima 
de todo. 

Le pido, porqué no saca una "interview" de 
esa artista dando a conocer con más detalles la 
patada tan espantosa que le dio Cliarlie Chaplin 
que después de ser su novia l<i dejó con las ga- 
nas, a pesar de haber hecho público, como ahora 
hace con Rudy, que era el único hombre que 
amó; ¿Y el pintor donde lo dejó? 

Esa "intcrviav" la quisiera conocer pues Im 
de ser interesantísima, pues se trata de personas 
que viven; y déjese de profanar la memoria del 
muerto tan llorado, tan amado por las que lo 
han sabido llorar y anuir. Por qué esa mujer 
dice tanto lo ka querido, se le esfumaron como 
por encanto todos los cariños, cuando supo qiie 
a la adorada Polita o Polititita le dejó en el 
testamento una cuarta de narices; ¡qué gracio- 
so!; ¡qué cariño tan sincero'.; ¡como ambicio- 
naba la fama, el dinero, la belleza!; pero Dios 
no permitió que esa mujer llegase a envolverlo, 
como quería, con su astucia de idiota, para que 
le diera el nombre, que le negó el célebre é in- 
teligente Charlie Chaplin. 

Ale extraña que se venda por la publi- 
cidad y Jairm que Politita para aumentar el po- 
co favor del público, se vale de un idiota como 
Ud. y así ella queda ante los ojos del mundo, 
célebre; pero la gente no es tan imbécil como 
Ud. para tragar semejante pildorita; y esos llo- 
riqueos de falsa, cubierta de crespones y soste- 
nida, naturalmente, por el sexo fuerte, dio mu- 
cho que reir, pues yo felizmente presencié esa 
triste ceremonia, y salí desconcertada, pues no 
eran ritos religiosos, sino una rédame y una co- 
media, en qué salían ganando los que se titula- 
ban novia, amigos, etc., etc. 

¿Por qué no sacó en esa revista la primera en- 
trevista, cuando mi adorado Negrito y Pibe te- 
soro vivía? ¿por qué? ¡ay! de miedo al cas- 
tañazo y le rompiera esa fachada que tiene de 
torta frita y lo dejase "Knock-crut" para toda 
su vida — ; ¡qué cobardía! 

Cuide, entiéndalo bien, de honrar la memoria 
del que fué en vida el más perfecto de los ca,ba- 





Valentino i¡ Pola Negri, él de torero y ella de gitana, durante sus 

amoríos en la vida real. Este retrato está dedicado al autor por 

ambos intérpretes cinematográficos. 



lleros, y acuérdese que aquí hay chicas dignas de defender su nombre y su honor que 
vale más que to'das las ambiciones y riquezas mundanas. 

Creo que tendrá dosis para todo el resto de su vida, y antes de escribir una infa- 
mia, se corta la mano, y no se venda por el dinero. 

Le envío a Ud. y a todos los falsos mi compasión, lástima es lo qiie merece la gente 
envenenada y un "secante" como usted." 

Algunas de las apreciaciones adversas al amor de Pola Negri, que contiene 
la carta de la franca corresponsal bonaerense, han sido reforzadas posterior- 
mente, tanto por la nueva pasión y el nuevo casamiento de la hoy princesa 
Sergio M'Divani como por otros incidentes que la Prensa ha ido sucesiva- 
mente dando a conocer; pero ha}', por lo menos, dos errores nQ 
poco divulgados, que es muy fácil desvanecer. 

En primer lugar, era un mito la fabulosa riqueza de Rodolfo 
Valentino. Si sus herederos llegan, al fin, a recibir algo en virtud 
de los derechos que les concede el testamento, será porque la muer- 
te prematura del artista vino a dar ocasión para que rindieran ma- 
yores utilidades las películas en que figuraba él, en dos de las cua- 
les correspondía a Rodolfo una considerable participación en los 
beneficios. Y Pola conocía bien la escasez de recursos de su aman- 
te, toda vez que, según se ha publicado tam- 
bién, ella misma tuvo que facilitarle una fuer- 
te suma para continuar las obras dispendio- 
sas de la casa que edificó en Beverly Hills. 

En cuanto al buen nombre que se cree que 
ella buscaba al ligarse amorosamente a Ro- 
dolfo yalentino, los siguientes documentos 



helio de Ranieri es- 
culpiendo el busto 
de su compatriota 
Valentino, de quien 
fué amigo personal. 



Ene 



■io. 1Q28 



PÁGIUA 27 



C I N E - M U N D I A L 




Seis cuadros de la película obtenida con motivo de la boda de Mae Murray u que fué, realmente, 

la última "filmada" por el finado astro. En su compañía se ve al principe Divani. marido de Mae 

y de quien Rodolfo fué padrino, Agnes Ayres, Manuel Reachi, Mae Murray, Kathlyn Williams, 

Charles Eyton, Pola Negri y Jacqueline Saunders. 



demuestran claramente cuan diferente era la 
fama que el artista tenía pocos meses antes 
de morir — o sea, cuando andaba del brazo 
de la polaca — de la que luego le dieron, 
muj' humanamente, los luctuosos aconteci- 
mientos que de súbito cortaron su brillante 
carrera profesional. 

Poco después de entablar relaciones con 
Pola Negri, pero antes de que ella se mani- 
festase públicamente entusiasmada con su 
nuevo amor, Rodolfo conoció la amargura 
de que en su propia patria se hicieran sona- 
das manifestaciones contra él y sus películas. 
Se vio entonces desdeñado por el gobierno 
y la Prensa de la misma Italia, quienes ni 
siquiera se dignaron acusar recibo de los 
mensajes que él les enviara en defensa de 
su propia dignidad. Fué entonces cuando, 
hallándose en Alemania sin poder salir por- 
r]ue faltaba en su pasaporte im pequeño re- 
quisito legal, desoído por el representante 
compatriota, se habría visto imposibilitado 
para regresar a los Estados Unidos y habríta 

Enero, 1928 



perdido, por ende, su magnífica posición pro- 
fesional a no ser por un diplomático de otro 
país extraño, que le proporcionó ilegalmente 
la solución de su problema legal. A este res- 
pecto, conviene que sean conocidos los si- 
guientes documentos que el mismo Rodolfo 
"N''alentino puso en mis manos al regresar de 
Europa a Hollj'wood. 

Recorte del diario "II Popólo d'Italia", de Mi- 
lán, correspondiente al jo de enero de 1926: 

"El sentido de la belleza y 
el de. . . la vileza 

Al par que una fotografía y ima entre- 
vista con el afamado artista cinematográfico 
Rodolfo Valentino, el hombre más bello del 
mmido, "Le Petit Ni^ois", de Niza, dice: 

"Rodolfo Valentino, que es el perso- 
naje principal de una película interesan- 
te titulada "El Caíd", era considerado 
en Italia, hasta estos últimos días, un as 
del cine. — Además, "El Caíd" había ob- 



tenido en Genova un éxito colosal que, 
en parte, era debido a la fama de ^'a- 
lentino. El oro puro ¿se ha convertido, 
repentinamente, en plomo vil? Se ha sa- 
bido que Rodolfo ha renunciado a su 
patria y adoptado la ciudadanía norte- 
americana. Y algo más grave: se ha va- 
nagloriado de ello. ¿Por qué razones? 
Lo ignoramos. De todos modos, es im 
hecho que anteayer, en Ginebra, delan- 
te del "Cinema-Teatro Olimpia", donde 
estaba pegado, como todos los días, im 
cartel de "El Caíd", se agolpó una mul- 
titud hostil, que silbó y gritó "¡ abajo el 
renegado !" El empresario se vio obli- 
gado a cambiar el cartel. En el país 
clá.sico del Arte, el fascismo hace per- 
der al pueblo nada menos que el senti- 
do de la belleza." 

¡No, bufones! En el país clásico del Arte 
el fascismo hace perder al pueblo solamente 

{Continúa en la página 72) 

PÁGINA 28 



C I N E - M U N D I A L 



OTRO ARTISTA HISPANO 
TRIUNFA EN ESTERÁIS 



Xiivier C.ugíit es un cnla- 
Uin que lo mismo mane- 
ja el arco del vwlin. una 
oniuesla o un lápiz. Las 
raricaluras que aquí apa- 
recen son por él ejecula- 
das. Sus conciertos en los 
Estados [nidos son nota 
siempre sobresaliente. En 
el grupo: (izquierda a 
derecha) Vladimir Sclior- 
u'itrh. director de las or- 
questas sinfónicas de Pe- 
Irograd a Syracuse; Al- 
frcd Hertz. director de la 
Sinfónica de San Fran- 
cisco California u de la 
Metropolitan de \ueva 
York en la época de C.a- 
riiso: Pierre Monleux. di- 
rector íle la Sinfónica de 
Boston II Xavier Cugul, 
soloísla de Hertz. 




Enero, 1928 



PÁGINA 29 



CINE-MUNDIAL 




m 



I BUEN amigo don Lope de Ar- 
gensola cumplió ya los setenta, 
pero mantiene los impetuosos 
bríos de sus mejores años. En su 
juventud fué progresista, asegura que lo es 
hoy todavía, por más que su modo de pen- 
sar y sus hechos sean motivo para que lo 
tilden de reaccionario. 

— ¡Yo reaccionario! — me dijo un día. — ■ 
Soy como el maquinista de una locomotora, 
acostumbrado a llevar un tren expreso a 
gran velocidad, pero que al llegar a una cur- 
va, al ver una señal de peligro, al sospechar 
que hay algi'm desperfecto en la vía, minora 
la velocidad, da garrote, detiene la máquina 
y, en ocasiones, da contravapor. Eso es lo 
que pasa conmigo: estoy dando contravapor, 
porque el guarda-aguja me metió por una 
falsa vía; retrocedo para volver a tomar el 
buen camino y para seguir de nuevo a gran 
velocidad. 

Según mi buen amigo, salimos del caos 
por la afirmación y regresamos al caos por 
la negación. Pero lo más extraordinario es 
que esa negación está constitiu'da por un 
conjunto de pequeñas afirmaciones. Le con- 
fesé sinceramente que la luminosidad de su 
lógica, envuelta en las fulguraciones de su 
dialéctica, me dejaban a obscuras. No se 
ofendió don Lope de lo cnricaturesco de mi 
lenguaje y, moviendo la cabeza de arriba a 
abajo como para afirmar más sus palabras, 
prosiguió: 

- — Voy a explicarme. En un tiempo fui- 
mos creyentes, afirmación; hoy somos, mejor 
dicho son ateos, negación. Pero ese ateísmo 
que niega a Dios, restablece el culto de los 
dioses y se rebaja hasta el fetichismo, ve- 
neración archi-exngernda y supersticiosa, y 
lo peor es que los fetiches no son ídolos gro- 
seros, como los de los pueblos salvajes, sino 
antropomorfos, son hombres y mujeres. Ese 
antropomorfisino no es el del sistema anti- 
yiio, en que se h;icí;i ;i Dios seinejante al 
liiirjihre, sino todo lo contrni'id, hace del hom- 
bre im dios. 

Vea Vd.: Icrmiiió la Guerra Miirulial, y el 
íinlropomorfisiiio ¡dcú el ciillo de la guerra, 
escogiendo como ídolo el cadáver exhumado 
(le un soldado .'inóniíiio, (pie bien pudo ser 
el de im hombre pundoní)roso, valiente, he- 
roico, o el de un individuo c|ue fué todo lo 
contrario, f|iic sijcninhió sin haber tenido 
licmpo ni voluntad ¡¡ara hacerse (Iík'io de la 
menor recompensa. 

Su tumba es tan sagrada o más aún que 
la del Cristo, y a diario se la adorna y rea- 
nima la "llama eterna" que la alumbra. Los 

Enero, 192S 



franceses idearon el culto; todas las nacio- 
nes que en la guerra figuraron sufrieron el 
contagio, y cada una rinde su culto feti- 
chista al soldado X. . . que murió quién sabe 
cómo. 

Dirá Vd. que ese es un símbolo. No; la 
tumba será el símbolo, como lo es cualquiera 
de los mil y un monumentos faltos de ins- 
piración, erigidos en concurso de fealdad a 
los héroes, vivos o muertos, de esa epopej^a. 
El cadáver, el esqueleto o lo que sea, del 
que allí está enterrado es un fetiche. 

No les basta con esas manifestaciones de 
neorolatría vanidosa, que, bien vista, tiene 
su objeto: el de mantener vivo el espíritu 
de la guerra, a pesar de las hipócritas pré- 
dicas de paz. Así es que buscaron un pre- 
texto y echaron mano del primero que ha- 
llaron, más ridículo pero más oportuno que 
el anterior. 

El de los Jiombres pájaros que forman hoy 
legiones, y cada uno de ellos abriga la am- 
bición de romper un record, ya sea el de la 
altura, ya el de la velocidad, ya el del vuelo 
más largo sin aterrizar o amarizar, ya cual- 
quiera otro. 

Hubo algunos que osaron la navegación 
aérea entre Europa y la América del Sur, 
y lo lograron. Parecía que estaba resuelto 
el problema. No fué así, ni siquiera estaba 
planteado. 

Ocurrió a un valiente chico estadounidense 
embarcarse en su aeroplano, salir de Nueva 
York para aterrizar en París. ¡Audacia, for- 
tuna y uvas! exclamó el Dantón del espacio, 
desfigurando, como el francés, el hemistiquio 
de Virgilio: "Aitdentes fortuna juvat"; y sin 
encomendarse ni a Dios ni al diablo y sin 
hacer mucho ruido, se lanzó solo, y tuvo la 
buena suerte de que los elementos le fuesen 
propicios. 

¡Bravo! ¡Gloria al hombre en las alturas! 
Se empezó por declararlo nuevo Colón; des- 
pués superior a Colón; después el Único. Se 
atribuyó el buen éxito a su ciencia, negando 
la casualidad. No ha habido Radamés que 
"ritorna vincitor" que haya sido aclamado 
de manera tan escandalosa. Escandalosa di- 
go, y no modifico el vocablo. Nuevo fetiche 
de culto universal. Quien más se ha asom- 
brado de esa explosión es el joven modesto 
y x'aleroso objeto de ella, que ha tenido que 
defender su vida contra los ímpetus de sus 
adoradores. 

Siguiendo el ejemi)lo de audacia, aunque 
sin tomar en cuenta el ea))richoso elemento 
"fortuna", nuevos pájaros em))rendieron la 
misma vía, con suerte varia; todos fueron 



aclamados como escogidos vastagos de la ra- 
za de Júpiter. Para completar la colección 
hubo una mujer-piloto que aspiró al título 
de la Cristobalina Colomba del espacio, y 
partió de Nueva York en compañía de buen 
piloto, rumbo a Portugal. Tuvo la mala suer- 
te de la maj'or parte de sus predecesores, 
naufragó, pero tuvo la buena suerte de que 
la recogiera un barco y la llevara sana y 
salva a su destino. ¡Bravo! Gloria a la mu- 
jer que salió de Nueva York en una aero- 
nave y llegó a Europa en una nave maríti- 
ma. . . Eso no importa, partió y llegó, y es 
la primera representante del nuevo feminis- 
mo que fracasa sin fracasar en la atrevida 
empresa. No hay palabras con que celebrar- 
la ni manos con que aplaudirla. Es la feticha 
del día. ¡Qué Senu'ramis, ni qué Juana de 
Arco, ni qué Isabel la Católica! Esas nunca 
volaron. 

Ya hay inscritos más santos en el Santoral 
aeronáutico que en el Martirologio romano, 
y todavía la humanidad fetichista no está 
satisfecha, y como pide "¡Más caballos!" en 
las corridas de toros, exige más aves en las 
corridas del vuelo. 

Y los feticlies del cinematógrafo, del foot- 
ball, del base-ball, del tennis, del boxeo, del 
polo, y hasta los caballos de carreras... 
¡ 'iVampójoles! ¡basta ya de esos fermentos 
gloriosos! 

■ — Querido don I^ope, como Vd. mismo lo 
dice, el público pide héroes. 

— Pues a dárselos, amigo mío, disminu- 
yendo la cantidad y aumentando la calidad. 

— ¿De dónde cogerlos? 



(Continúa en la página 69) 



PAciN.A 30 



CINE-MUNDIAL 



LAS MENTIRAS DE HOLLYWOOD 

Embustes e inocentadas. — Con guante de cabritilla. — Príncipes falsificados. — Bigamias y 
casamientos, con sus correspondientes divorcios. — Lo de los argumentos. — Lo de los fina' 
les afortunados. — Lo de Lasky. — Lo de Antonio Moreno. — ^Todo con sus comentarios.^ 
Vueltas y revueltas de los personajes cinelándicos, sin pizca de publicidad, es decir, al re' 

vés de como sale de los talleres. 



Po r 
Don Q 



Oficinas de eme-c!MUMT)¡¿AL en_ 
'^ollyXvood: 318 ^a/p- '^uilding 




(ieorge Fawcclt, veterano de la pantalla, en el papel de Gran Duque — eso no había que decirlo: sólo un señorón pue- 
de rodearse de tantas beldades a la vez — para la cinta "Ana Karenina", con tema tolstoiano, de Metro-Goldwun-Mayer. 



HOLLYWOOD es el reino de la mentira, 
no por el engaño con que lícitamente se 
representa la vida en la pantalla, sino por lo 
que detrás de ésta se miente sin cesar. Es 
tanto lo que aquí se practica el oficio de fal- 
tar a la verdad, que ya no nos sorprende el 
escuchar una mentira, venga de donde vinie- 
re. Lo que nos asombra es hallar gente que, 
ya sea por afición, ya por descuido, incurra 
en la novedad de decir algo verídico. Lo que 
nos asombra también es que, después de ha- 
ber estado mintiendo tanta gente, durante 
tantoG años y en formas tan diversas, toda- 
vía haj^a quien sepa mentir con novedad. Y 
a fé que sí lo hay en este portentoso Holly- 
wood. No hace mucho tiempo, hemos descu- 
bierto ima enorme mentira, cuyo autor no se 
conforma con decirla a sus vecinos, bajando 
acaso la voz por si anda cerca alguien que 

Enero. 1928 



esté en condiciones de desmentirle, sino que 
publica su colosal embuste y aún llega a lan- 
zarlo a los cuatro vientos. Se trata de un 
editor que tiene el descaro de declarar urbi 
et orbi que su revista, de habla española, se 
publica en Cinelandia. Para satisfacer a uno 
de nuestros lectores suramericanos, que nos 
ha preguntado qué revistas de cine se publi- 
can en español en Hollywood, hemos hecho 
una investigación concienzuda, y hemos re- 
cogido suficientes datos para asegurar, tam- 
bién urbi et orbi, que no hemos hallado ni una 
sola revista en español que se publique en 
Hollj^wood. Hay una, sí, que presume de ser 
hecha en esta población, pero que sólo tiene 
en ella el apartado postal, lo oial induce a 
muchos a creer que se trata de una revista 
liollywoodense. Ahora bien: el apartado pos- 
tal de Hollywood es un lujo que puede per- 



mitirse cualquiera que esté dispuesto a pagar 
im dólar o dos cada trimestre, segi'm el ta- 
maño de la casilla que desee alquilar. Aun 
echándoselas de tener ese apartado, la revis- 
ta puede publicarse muy lejos de Cinelandia. 
CINE-MUNDIAL, por ejemplo, tiene en Ho- 
llywood algo más importante y útil y costoso 
que vm apartado postal. Tiene una gran ofi- 
cina en uno de los principales edificios de 
Cinelandia. Es la única revista de habla es- 
pañola que tiene una oficina en Hollywood, 
y un vasto personal que la utilice. Y, sin 
embargo, no oculta el hecho de que se publi- 
ca en Nueva York, que es donde se publican 
las más importantes revistas cinematográfi- 
cas, por ser aquél el centro mejor acondicio- 
nado ]3ara ello. 

Con lo cual espero que dé por contestada 
su pregunta, el lector que nos ha interroga- 

PÁniNA 31 



CINE-MUNDIAL 




Alberta Vaiighn diciéndole a Ramón Nava- 
rro qué hora es. Se conoce que él se levan- 
to tarde. La cinta, lógicamente, se llama 
"Su Noche" V es de Metro-Goldwyn-Mayer. 



do cuántas revistas de habla española se publi- 
can en Hollywood. 

<?> <?> 

HA estado pasando una temporada en Holly- 
wood, a guisa de descanso, el humorista me- 
jicano José F. Elizondo (a) Pepe Nava; y a fé 
que ha encontrado aquí abundante material, así 
para sus zarzuelas como para los graciosos ar- 
tículos que, con el título general de "La vida 
en broma", lleva años publicando en el impor- 
tante diario "Excelsior", de la ciudad de Méji- 
co. A las pocas horas de llegar a Los Angeles, 
iba paseando en automóvil con dos amigos pe- 
liculeros cuando, al entrar en Hollywood, un 
gendarme los detuvo, los obligó a apearse, los 
interpeló con no poca grosería, los registró, y, 
al fin, les explicó que los había tomado por un 
terceto de delincuentes, que acababa de come- 
ter un robo en un banco. Después de esa pere- 
grina entrada a Cinelandia, siguió una serie de 
casos curiosos, entre los cuales lo que más le 
llamó la atención fué el que hará que nunca 
olvide a su compatriota Ramón Novarro. Acu- 
dió Elizondo a los estudios de la Metro para 
saludar al artista duranguefio, de acuerdo con 
la cita arreglada oportunamente; y cuando iba 
él entrando, salía, en automóvil, Ramón Nava- 
rro. Llamado el artista por un agente de pu- 
blicidad de la Metro, se detuvo el vehículo, y 
el durangueño, sin apearse, saludó al humoris- 
ta de Aguascalientes, agregando: 

— Perdone el guante. 

— Es lo mismo el guante que la mano — dijo 
irónicamente Pepe Elizondo. 

Novarro, entonces, se despidió, alegando que 
tenía que ir a otro lugar, y dejó a Elizondo a 
punto de comenzar a toiriar la vida en serio pa- 
ra declarar solemnemente lo que opina de las 

Enero, 1928 



Janet Gaynor. desconocida ayer, y hoy una de 
las estrellas más fulgurantes de "Fox". Aparece 
en "Amanecer" y en "El Séptimo Cielo". Abajo, 
Chaplin en una escena de su cinta "El Circo", 

estrellas, salvo alguna rarísima excepción. Hay 
que advertir que Elizondo es tal vez el único 
personaje que llegó a Hollj-^wood sin curiosidad 
de conocer los estudios o a las estrellas. Le 
importaban un bledo ellos y ellas; y sólo a ins- 
tancias de algunos amigos insistentes accedió a 
ir a presentar sus respetos a algunos artistas 
compatriotas. Las atenciones con que le col- 
maron Dolores del Río y Edwin Carewe, le ani- 
maron a seguir adelante. Hasta que topó con 
Novarro y exclamó: "¡Basta ya!" 

* <?. 

UN aristócrata suramericano que vino a Ho- 
llywood decidido a tomar por asalto la pan- 
talla y que comenzó con no poca suerte, no su- 
po conservar el prestigio que en unas cuantas 
semanas había adquirido, y, una vez fracasado, 
se dedicó a timar a diestra y siniestra, hasta 
que se vio obligado a huir de la región para no 
ir a dar, con toda su aristocracia, a la cárcel. 
Su i'iltima hazaña, conocida, fué la siguiente: 
hizo creer a dos chicas que les conseguiría con- 
tratos para trabajar en una de las mejores em- 
presas. Pidió permiso para visitar con ellas los 
estudios correspondientes. A ellas, les hizo creer 
que las llevaba para mostrarlas. Y las pobres se 
esmeraron por causar la mejor impresión po- 
sible en los estudios. Luego las hizo creer que 
iban a ganar, cada ima, $150 a la semana; y 
claro está, les sacó a cuenta, $250 a una y $110 
a otra. Con lo cual se largó a Nueva York, de- 
jando a las muchachas en espera del contrato. 

PÁGINA 32 



CINE-MUNDIAL 



APENAS salido de Holly^vood el falso prín- 
cipe Romanoff, se descubre otra falsifi- 
cación de personaje ruso. Lola Pavlova, ni 
es rusa ni hermana de la gran bailarina. Se 
había hecho pasar por tal en la creencia de 
que así sería mejor acogida. Y, en efecto, 
hasta halló un matrimonio bien acomodado 
(|ue la invitara a vivir en su casa y la pre- 
sentara a todo Hollywood, ufanándose de te- 
ner como huésped a una persona "de fama 
Hnindi;il". El otro día, tuvo la desgracia de 
que, en una reunión en que ella era convi- 
dada de honor, se hallase presente la artista 
rusa María Bekefi, íntima amiga y condis- 
cípula de la auténtica Pavlova. Le habló en 
ruso a la "hermana" de la bailarina, y des- 
c\ibrió el pastel. Lola "Pavlovn" perdió la 
cómoda hospitalidad que había estado dis- 
frutando, y el prestigio con que se movía por 
Hollywood. V Cinelandia perdió uno más 
de los personajes extranjeros que suelen re- 



siendo muy buenos amigos. Tanto, que han 
llegado a convencerse de que no pueden pres- 
cindir el uno del otro y van a casarse otra 
vez. Sin embargo, tienen que aguardar a 
que la ley los deje en libertad para contraer 
nuevas nupcias. Ni están plenamente divor- 
ciados para casarse de nuevo, ni han queda- 
do bastante ligados para convivir legalmen- 
te. Y si se casaran en tan anómala situación 
resultarían bigamos, toda vez que él sigue, 
hasta cierto punto, casado (con ella) y ella 
lo mismo (con él), y tendría cada uno dos 
cónyuges en una misma persona. 




George O'Brien, que se ha 
quedado estrábico en la 
fotograf a. pero que se 
pierde de üista en la in- 
terpretación de " Amane- 
cer" , de la Fox. 

Edwin Carewe. uno de los 

directores prominentes de 

la cinematografía de este 

pais. 



lumbrar en sus reuniones cursis y, a veces, 
hasta en las elegantes. 

* «. 

UN caso curiosísimo. La peliculera Ada- 
mae Vaugh, "estrella bebé" de 1927, ca- 
só en mayo de 1926 con un contratista lla- 
mado Albert R. Hindman. Pocos meses des- 
pués, se divorciaron "por una tontería", se- 
gún dice ahora la artista. Pero siguieron 



ca misión consiste en examinar dichos argu- 
mentos y a quienes algunas empresas pagan 
de $500 a $1,000 a la semana. Encima de 
esto, suelen ser acusadas de plagio. Es mu- 
cho más eficaz buscar ideas en libros famo- 
sos cuyos autores hayan fallecido en época 
bastante remota para que las empresas estén 
a salvo de tener que pagar derechos de autor. 



TANET GAYNOR, famosa por el triunfo 
^ que obtuvo en "El Séptimo Cielo", y su 
novio Herbert Moulton, actor menos conoci- 
do, han roto sus relaciones amorosas. Dice 
ella que son demasiado jóvenes para casarse. 
Y él dice: "lo que diga ella"; pero en su 
fuero interno, acaso piense que tienen bas- 
tante edad para seguir en relaciones hasta 

(Continiia en la página 79) 



Enero. 1928 



PÁGINA 33 



C I N E - M U N D i A L 



Este año, el Callao 
filé sede para la 
realización del cam- 
peonaio femenino 
de baskel-bull. Las 
partidas finales fue- 
ron entre los equi- 
pos del Instituto del 
Comercio y el Co- 
legio Pando y salió 
victorioso el prime- 
ro, cuyas jugadoras 
aparecen aquí. 





Visita del Embajador de Cu- 
ba, Márquez Sterling, a la Es- 
cuela Xdval del Perú, la de- 
pendencia armada de más 
prestigio en el país. 



Narvaez, el vencedor de la 
carrera anual que organiza la 
"Y. M. C. A." de Lima. Es 
el segundo año que obtiene el 
trofeo. 



Sobrevivientes del iiioniíor "Huasca" reunidos, como cada año. en el dia de 
la Marina Peruana, frente al monumento a Miguel Gran, el héroe del Pac.fico. 



PERÚ GRÁFICO 

instantáneas de actualidad obtenidas 
por nuestro corresponsal 





Boxeadores de peso mosca, gallo, pluma, ligero y íi't libras, que se 
destacaron durante las pruebas de pugilismo de la marina peruana. 



En el Estadio Moderno, distribución de premios a los vencedores 
de los distintos deportes en la Reunión Atlética, en el Callao. 



Enero, 1928 



PÁGINA 34 



C I N E - M U N D I A L 



NUESTRA 
OPINIÓN 

Reseñas críticas de las últimas producciones cinematográficas, 
a cargo de nuestros propios redactores, Ariza, Guaitsel y Zárraga 




aficionados, pero cuya existencia no deja lu- 
gar a duda es el de la desaparición paulatina 
del "sistema de estrellas", por lo menos en el 
taller. Hasta hace un par de años, el astro 
dominaba, sus caprichos eran mandatos y su 
personalidad se imponía en el argumento, en 
el tratamiento de éste, en la presentación y 
...en la caja. Ya eso se acabó. Es cierto 
que todavía se explota — y con ventaja- — un 
nombre fulgurante; pero, en 
el centro mismo de produc- 
ción, el intérprete es un em- 
pleado como los demás. 

Otro acontecimiento ocu- 
rrió durante el año pasado que 
posee peculiar significación: 
se realizó el sueño dorado de 
todos los exhibidores y cine- 
matografistas de 
España y de la 
América española; 
a saber, el de fil- 
mar en Hollywood 
una cinta nuestra, 
con tema castizo y 



íí 



'UESTRA opinión es que, durante el 
fenecido 1927, ocurrieron varios su- 
cesos cinematográficos que merecen 
no poca reflexión. Por lo que toca 
a las películas en sí, la mediocridad 
se impuso: quiten Uds. "El Precio de la Glo- 
ria", "La Carne es Flaca" y "Amanecer" y 
¿qué queda digno de recordar? Pero en cam- 
bio se notaron dos singulares tendencias: una, 
la de ciertos actores de mérito que dejan su 
labor fotodramática para dedicarse a los pa- 
peles cómicos. El advenimiento de Wallace 
Beery a las lides humorísticas es significati- 
vo y rejuvenecedor. Como él, otros explota- 
rán sus dotes de pantomima y dejarán al cine 
mejor de lo que estaba. 

La otra tendencia es la del público que, si- 
lenciosa, pero fatal e irresistiblemente, está 
empujando a la obscuridad a "estrellas" que, 
apenas ayer, figuraban como elemento prin- 
cipal en los grandes programas. Por algo 
es. ¿Qué valor tiene, actualmente, en taquilla 
el nombre de Mary Pickford? ¿Y el de Glo- 
ria Swanson? Sus frágiles tronos han sido 
ocupados ya por astros de nuevo cuño. Clara 
Bow, John Gilbert, Janet Gaynor, Renée 
Adorée. . . Y de directores no hablemos. Gri- 
ffith, que tan grande parecía hace un lustro, 
se ha empequeñecido hasta el punto de resul- 
tar microscópico. Y en cuanto a Ingram, de 
quien se auguraban maravillas a partir de 
"Los Cuatro Jinetes" ¿qué ha hecho a últi- 

Enero, 1928 



Por fortuna los cua- 
tro se dedican al ar- 
te mudo y no se les 
oye ni una vil nota. 
Los que desafinan 
son Raymond Hat- 
ton, Adolphe Men- 
jou y Wallace Beery 
(que interpretan pa- 
ra Paramount" Aho- 
ra Andamos por el 
Aire") y el de la 
guitarra es un coro- 
nel ruso: Kolia Ne- 
gin, de la Orquesta 
Sinfónica Moscovita. 



Leatrice Joy, que 
interpreta actual- 
mente "El Azul Da- 
nubio" para Pathé- 
DeMille. Así. esta 
página resulta com- 
pletamente musical. 





mas fechas que sea digno de mención? Se 
sospecha que estaban en lo cierto los que cí- 
nicamente afirmaban que la malograda June 
Mathis era quien "llevaba los pantalones" en 
aquella asociación fotodramática. 

Otro fenómeno, que apenas alcanza a los 






con esa presentación norteamericana típica 
que embellece cuanto toca. Ajuria hizo una 
película argentina en los talleres california- 
nos. 

En la vulgaridad del actual desarrollo del 
cine, en medio de las crisis y las ihcertidum- 

PÁGIN.4 ,3? 



C I N E - M U N D I A L 



bres, los desequilibrios y el mercantilismo de la producción, 
las tres fases a que hemos aludido representan un alentador 
impulso. 



LA LLAMA MÁGICA 
(The Magic Flame) 
"United Artists" — 1800 metros. 
Se trata de una de esas increíbles novelas basadas en la exis- 
tencia de un reinado fabuloso y con la complicación de un do- 
ble papel para dar novedad al asunto. Haj', en la trama, un 
libidonoso príncipe y un noble payaso, que se enamoran simu 
táneamente de la misma acróbata de circo y que, por una de 
esas coincidencias peculiares al cine, se parecen una barbaridad 
a Ronald Colman, también simultáneamente. 
De modo que el argumento exige que el suso- 
dicho Colman asuma actitudes y gestos tan 
múltiples como reveladores. Y él los hace. Lo 
único que le queda a Vilma Banky como obli- 
gación es dejarse querer y aparecer lo más lin- 
da que pueda. Y, como eso es sencillísimo, la 
película resulta un éxito. — Guaitsel. 



Lewis Stone ,en traje 
de troyano o griego, o 
lo que fuere, viendo 
cómo María Corda mi- 
ra a los caballos en 
vez de mirar las rien- 
das, y deja en ridicu- 
lo al profesor, que es 
Alexander Korda. 



TODOS SOMOS JUGADORES 
(We're All Gamblers) 
"Paramount" — 1600 metros 
Sólo así se explica — siendo jugadores to- 
dos, — -que una película dirigida por James 




FIEBRE PRIMAVERAL 

(Spring Fever) 

"Metro-Goldwyn" — 1600 metros 

Esta película tiene que ver con el noble 
juego del "golf" y sus adictos. El golf es un 
deporte que consiste en pegarle a una bolita 
con un bastón, de modo que vaya a dar a 
determinado agujerito. Hay juegos así, com- 
plicadísimos. Los únicos rivales de los "gol- 
fistas" son los perros y los gatos. Bueno, 
pues con eso se ha hecho una producción 
cinematográfica. ¿Digo más? Sí, diré que 
en ella sale Joan Crawford y que el que per- 
sigue las pelotitas a través de los campos es 
William Haines. — Guaitsel. 



Ronald Colman contándole sus tristezas a Vilma Banky, en la propicia 

atmósfera de una tienda de circo, pero sin que su desconsuelo tenga efecto 

ninguno en la sonrisa de la rubia. 



Cruze e interpretada por Thomas Meighan, 
(con la agravante de que el tema es bueno) 
haya salido tan mala, tan tonta y tan sin ra- 
zón de ser. — Zárraga. 



LA CHICA DEL PULLMAN 
(The Girl in the Pullman) 
"Pathé-P. D. C." — 1800 metros 

Quedamos en que, desde que la Pathé y la 
Producers Distributíng Corporation pusieron 
sus capitales en el mismo cofre, todas las 
cintas "P. D. C." son de marca Pathé. Y es 

Enero, 1928 



bueno advertirlo nuevamente para evitar con- 
fusiones en lo sucesivo. 

Ahora vamos con la "Chica del Pullman", 
El Dr. Burton (Harrison Ford) está a pun- 
to de divorciarse de Hazel (Marie Prevost) 
y de casarse en segundas nupcias con Dollie 
(Kathryn McGuire). Los celos postumos de 
la divorciada, las complicaciones de los có- 
digos en lo que toca al delito de bigamia y 
el añadido de un borracho y de un neurasté- 
nico, todo ello revuelto en las estrecheces de 
un "coche-cama", llevan a la película por el 
camino, siempre fecundo en humorismo, del 
vodevil francés. — Ariza. 



LA CABANA DEL TÍO TOM 

(Uncle Tom's Cabin) 

"Universal" — 3000 metros 

Por fin, después de haber visto sus paro- 
dias en multitud de cintas cómicas, el pú- 
blico podrá enterarse del argumento original 
de La Cabana del Tío Tom, que posee, en 
los Estados Unidos, el mismo prestigio que 
Don Juan Tenorio entre nosotros, es el me- 
lodrama por excelencia. Sus detalles han su^ 
ministrado ideas más o menos cursis para 
centenares de otros argumentos de un sen- 
timentalismo subido. Sus personajes — inclu- 
sive los sabuesos de cuatro patas que en la 
escena culminante tienen parte principal — 
han sido comentados y exhibidos en teatros, 
(Continúa en la página 67) 

PÁGINA 36 



CINE-MUNDIAL 



LA ARGENTINA 
PRIMAVERAL 

El Congreso de la Tuberculosis en Córdoba, con sus respectivos 
comentarios. — El club de turismo. — Arremetiendo contra el ci- 
ne. — Sección de golpes y contusiones. — Audaz y alevoso suce- 
so, también con apreciaciones personales. 

Po 



f'mi in.slrnlúncii dei 
desfile de camuijes 
que, pura celebrar 
el vigésimo aniver- 
sario de su funda- 
ción, organizó el 
Touring Club Ar 
genUno. 




Llegada de los cadetes del colegio militar argentino, de regreso de Chi- 
le, donde fueron muy agasajados por el pueblo y por las autoridades. 



AL diablo nos habíamos ido — a una 
tierra lejana, fría e inhóspita — y el 
diablo nos trajo, reintegrándonos al 
oficio, y ahora reanudamos el hilo 
kilometral de nuestras correspon- 
dencias con un puñado de noticias que nos 
brinda esta estación primaveral de nombre, 
porque es perfecto el desacuerdo entre el ca- 
lendario y la temperatura reinante. 

En el orden social, conviene anunciar la 
próxima celebración de un congreso de tuber- 
culosis en la ciudad de Córdoba, magno acon- 
tecimiento al que han acudido buen golpe de 
sabios europeos, especialistas en la curación 
de la destructora enfermedad. 
Denominamos "social" a este congreso por- 

Eneeo, 1928 



que no nos parece científico, y fácil es de- 
mostrarlo. El doctor Jaime Ferrán y su co- 
lega Martínez Vargas, delegados españoles, 
aseguran, muy formales, que la consuntiva 
plaga es curable, rigurosamente curable. Muy 
cierto, pero no como ellos se imaginan, con 
inyecciones y sueros. Los sueros y las in- 
yecciones curan, en algunos casos, en miles 
de casos, es cierto. Las estadísticas no mien- 
ten mucho a este respecto; se han llevado 
con escrupulosa aproximación, pero los cura- 
dos, en su mayoría, recaen, y esto sí que es 
aterradoramente científico, porque las condi- 
ciones que determinaron su enfermedad sur- 
gen de nuevo y prevalecen contra el trata- 
miento. 



La artista declamadoi-a. Srta. Wallicemi. sorpren- 
dida por la cámara en un mal momento: parece 
que se le estaba atragantando una estrofa. 



¿A qué es debido este constante fracaso 
de la Ciencia? 

Pues a que la tuberculosis, en el noventa 
y tantos por ciento de los casos, es una en- 
fermedad social que prospera y despuebla 
merced al hambre y a la explotación, los 
dos milenarios sostenes del egoísmo y de la 
codicia de todas las sociedades. . . Un sim- 
ple gobernante bien intencionado de cual- 
quier país, por lego que sea en la ciencia 
iTiédica, puede prevenir y curar más tubercu- 
losos que cien congresos de especialistas. Se 
trata de un círculo vicioso, de una de tantas 
mentiras convencionales de nuestra civiliza- 
ción hipócrita. Todos los días fallecen miles 
de tuberculosos porque no pueden curarse. 
Por algo se la ha llamado la enfermedad de 
los ricos. I^as inyecciones son el último re- 
curso; el primero y el verdaderamente cu- 
rativo es el de prevenir, y se previene cam- 
biando el régimen de -miseria dorada que pre- 
valece en la mayor parte de la sociedad en- 
tre las masas trabajadoras. 

¿Hay nada más bufo, sino fuera insultan- 
te, que im médico recetando a un albañil 
sin trabajo gallina hervida, yemas de huevos 
frescos, vino peptonado, aire puro y des- 
canso? 

Manuel Fernández y González, el pintores- 
co y pródigo novelista de los puros habanos 
y del ron Bacardí, solía indignarse, en sus 
días de aguda miseria, cuando, al despegar 
la hoja del calendario, leía una receta culi- 
naria. 

"Pollo a la Pompadour. Cójase un pollo, 
desplúmese. . . " 

Y el folletinesco escritor, estrujando rabio- 
so el papelito, rugía 

— ¿Pero dónde creen esos imbéciles que yo 
puedo atrapar el pollo? 

Así pueden exclamar los cientos de miles 
de tuberculosos sin recursos al enterarse de 
las prodigiosas curaciones. 

PÁGINA 3 7 



CINE-MUNDIAL 



Raúl Capablanra y Alejandro Alekhine en una 
de sus interesantes partidas de ajedrez. El ex- 
marino moscovita parece dormitar, pero — en 
realidad — está reconcentrando en una de sus 
más difíciles jugadas. 



La niña Celia Rndririucz Tin- 
gué, notable guitarrista, muy 
castiza, que ha obtenido un 
gran éxito en sus conciertos 
en el Circulo de la Prensa. 




tral de la Sociedfíd Rurnl Argentina consti- 
tuj-ó un lucido espectáculo. 

Mil metros cuadrados de "vialidad". 

Metámonos con el Cine. 



El Dr. Ricardo Rojas, Rector de la Universidad 
de Dueños Aires, hablando al inaugurarse el Ins- 
tituto Etnográfico, 




El Embajador de España, Duque de Amal- 
fi, se fué con bastante precipitación. Así tu- 
vimos el sentimiento de pronosticarlo porque 
le conocíamos y porque conocemos a la colec- 
tividad española aquí residente. No es mejor 
ni peor que las demás colectividades, pero sí 
contiene en abundancia elementos que, por 
díscolos, ignorantes y vanidosos, harían sal- 
tar de su asiento a toda la nobleza española 
por diplomática que fuera. 
* * * 

El Touring Club Argentino es una arrai- 
Enero, 1928 



Los doctores Fe- 
rrán u Martínez 
Vargas, delega- 
dos españoles al 
Congreso de la 
Tuberculosis en 
Córdoba, con al- 
gunos colegas v 
la junta directi- 
va del Hospital 
Español. 



gada institución nacional que acaba de cele- 
brar el 20 aniversario de su fundación. 

Pertenecen a ella prestigiosos elementos so- 
ciales, de recursos y de influencias, y, sin 
embargo, el fomento de la vialidad se halla 
en este país en la lactancia, valga el símil. 
No hay carreteras, puede decirse, ni los go- 
biernos se preocupan de construirlas. . . en 
un país llano, que está pidiendo a gritos rá- 
pidas y frecuentes comunicaciones para mul- 
tiplicar sus crecientes prosperidades. 

El desfile de carruajes por la pista cen- 



Y muy particularmente con Gloria Swan- 
son, la perenne "estrella" de las múltiples 
toaletas, único mérito, aparte de su aparato- 
sa cursilería, que le reconocemos las perso- 
nas de buen gusto. 

En "Los amores de Sonia", super-produc- 
ción con pretensiones, vemos a este elegante 
camelo artístico en diversas fachas, posturas 
y mímicas, todas tendiendo a demostrarnos 
sus facultades para maniquí. 

Y no hay derecho. La empresa filmadora, 
debería acordarse de la algarada crítica que, 
no hace mucho, se armó en casi todas las 
publicaciones norteamericanas, que clamaban 
por una urgente renovación cinematográfi- 
ca. Y con esta cinta de "distinción" meten 
de nuevo el remo para seguir bogando en el 
acaramelado piélago de un aristocracismo 
ramplón y modisteril. 

En el teatro Avenida se está exhibiendo, 
con excelente éxito, una película española 
titulada "El negro que tenía el alma blanca", 
de la que es heroína, y muy por lo fino y 
distinguido, nuestra estimada y admirada 
amiguita Conchita Piquer, gitanilla y retre- 
chera, cantaora castiza, etc., etc. El Broad- 
way teatral no nos dejará mentir. 

"El crucero Emden" es una buena cinta, 
estrenada con mucho éxito, por cuyo celuloi- 
de desfila, a saltos y tumbos con las olas 
"procelosas", el famoso barquito germano que 
tanto dio que hablar en la época barbárica 
de la guerra. Muy sugestiva. 

Antes de que se me olvide. Se inauguró 
una nueva sala de espectáculos en la vecina 
ciudad de Rosario, presentándose la compa- 
ñía española de I^ola Membrives. Odeón se 
llama, bonito y moderno. 
* * * 

Sección puñetazos, vulgo mamporros. 

Por aquí se presentó, alegre y confiado, el 
pugilista Clemente Sánchez, nativo en la Per- 
la del Caribe, el cual se enfrentó con Roberto 
Delfino. Ambos pesos pesados. 

La pelea duró las doce vueltas anunciadas, 
ganando por puntos el último. 

No quedó el primero muy conforme con el 
fallo, y el hombre reclama ima revancha. 

Con tal motivo — con "motivo" de esta 

{Continúa en la página 85) 

PÁGINA 38 



CINE-MUNDIAL 



LA REVOLUCIÓN DE 

LA CERVEZA 



Por W . Stephcn Bush 



tanto que el odioso sistema republicano la 
había llevado a la increíble altura de 15 

pfennige. 

No pocos de los oyentes viéronse ame- 
nazados de apoplegía al escuchar tan fo- 
gosas palabras, porque la mayoría de ellos 
eran gruesos y cortos de cuello. Apenas se 
sentó el orador y, conforme a un plan pre- 
{Continúa en la página 86) 



El espíritu monárquico persixte en la vieja Baviera. Asistentes a 
una reunión ¡le derla sociedad militar, con presencia del principe 
Iwredcru liuppreclil (entre los dos soldadotes al extremo derecho). 



^^0 ODA Alemania está divirtiéndose a costa de las revela- 
fl "I clones obtenidas durante la investigación oficial de la 
IL * L / pasada "revolución de la cerveza", investigación que 
^•*^ efectúa diariamente en la actualidad el parlamento pro- 
vincial del ex-reino de Baviera. 

No fué un error el calificar de "revolución de la cerveza" a 
ese movimiento, porque en la cerveza tuvo su origen, la cerveza 
sostuvo en alto el espíritu de los revolucionarios durante su cor- 
ta aunipie ruidosa carrera, y la misma dorada bebida dio fin 
deplorable al levantamiento. 

El cabecilla de la revolución, cuyos fines eran devolver sus 
pasadas glorias a la vieja e imperial Alemania, fué un tal Adolph 
Hitler, especie de imitador de Musolini, quien, a su vez, y con 
no ]3oco éxito, copió al desterrado de Santa Elena. 

Hitler, en cuya compañía se consumieron innumerables vasos 
de cerveza para prestar ardor a los patriotas que le rodeaban, 
se inspiró en la espuma del famoso licor de 
Baviera para llevar entusiasmo a su elocuen- 
cia y animar a sus oyentes, inspirándoles así 
aversión contra el democrático gobierno ale- 
mán. Conociendo la calidad de sus oyentes, 
supo esperar con paciencia porque, aunque 
la cerveza acabe por dar valor, su obra ga 
vanizadora es muy lenta. Y cuando com- 
prendió que había llegado el momento psico- 
lógico, dio orden de que las banderas de los 
viejos regimientos fuesen llevadas al más 
grande de los "jardines de cerveza" de Mu- 
nich, que puede contener hasta cinco mil per- 
sonas. Ya ahí, dijo su discurso maestro. Afir- 
mando que los socialistas se proponían lanzar 
una ley que disminuyese el consumo de cer- 
veza y amenazaban a la vez pervertir la ex- 
celente calidad de ésta, apeló al patriotismo 
y al buen gusto de quienes le escuchaban 
para que protestasen como buenos alemanes 
y leales monárquicos. Les indujo a que fue- 
sen en busca de armas para restaurar aque- 
lla gloriosa época imperial en que una botella 
de cerveza costaba sólo ocho pfennige, en 

Enero, 1928 




En el círculo, último retrato del principe Rupprecht de Baviera 
U abajo su esposa, que le ha dado cinco herederos en seis años. 



PÁGINA 39 



CINE-MUNDIAL 




^ RODANDO, A CABALLO 
Y A PIE EN MÉJICO 

Por Epifanio Ricardo Soto 



Después de su partida de tennis, los 
señores Vnda y del Campo, que se 
disputaron el juego final del cam- 
peonato, ganado por el primero. En 
medio, la fiesta charra en honor del 
caballista Tschiffely, que hace el re- 
corrido Buenos Aires-Nueva York. 



z^^*^ LEÑAN la actualidad teatral los nombres de Ca- 
gÉm t talina Barcena y Gregorio Martínez Sierra, cu- 
jP^U, ya compañía trabaja en el Regis, convirtiendo 
^^^^ en estrenos las obras ya conocidas del drama- 
turgo que mencionamos, por las excelencias de 
la interpretación. 

Entre las piezas que han representado por primera 
vez ante nuestro público merecería mencionarse "Pig- 
malión", de Bernard Shaw, si no hubiera sido "arreglada para el 
público", o sea estropeada para todos. Es esta la primera produc- 
ción del célebre escritor inglés que se ha puesto aquí. 

Días antes de la llegada de este cuadro, el de Virginia Fábregas 
hizo una corta temporada en su teatro, distinguiéndose por los nu- 
merosos estrenos que ofreció en quince días, dos de ellos de verda- 
dera importancia: "La ermita, la fuente y el río", por la versifica- 
ción de Marquina, y "Si la juventud supiera", por ser del autor 
mejicano José Joaquín Gamboa, a quien se deben varios ensayos de 
comedia que tenemos que colocar entre los más felices hechos aquí. 

Su nueva obra, que nos pareció muy agradable y con escenas ab- 
solutamente logradas, contiene en el primer acto una crítica a la 
cinematografía, demasiado ingenua, y que revela en el autor, a tra- 
vés del personaje que habla, un gran desconocimiento del asunto. 

Por lo demás, creemos que sólo aplausos merece "Si la juventud 
supiera". 

Al terminar la actuación de Vire-inia Fábregas, ésta dejó el teatro 
a la compañía de Leopoldo Ortín, que estaba en el Ideal, teniendo 
que cederlo, a su vez, a su nueva cooperativa, que se ampara con el 
nombre de Manuel Tamés, personalísimo actor cómico, a quien de- 
seamos un éxito completo; aunque veamos en su elenco algunos ele- 

Enero, 1928 



Un aspecto del baile de inauguración del Centro 
Social Potosino, en la ciudad de Méjico. 



mentos que hacen deslucir el trabajo de otros estima- 
bles con que cuenta. 

Eso es todo lo que merece mencionarse, ya que los 
teatros de revistas no encuentran el camino para salir 
de su eterna monotonía; ni creo que tengan mucha prisa 
en ello, pues el público sigue favoreciéndolos. 

Campillo está terminando su temporada en el Lírico, 
para irse a la Habana; por desgracia, ha perdido elemen- 
tos insustituibles (Delia Magaña, Nenette Noriega) que 
le hubieran sido muy lítiles en su viaje. 



Hablemos de deportes, empezando por el balompié, que 
es el que más interesa. 

Esto hay que decirlo bien claro, para que se enteren en la Argen- 
tina; pues la revista "El Gráfico", de por allá, dice, comentando el 
viaje de los uruguayos, que aún no se despierta aquí la afición por 
ese juego, y que se prefiere el pugilato. 

Por lo tanto, es bueno hacer la aclaración de que el balompié es 
el deporte más favorecido y que diariamente aumentan sus partida- 
rios, lo cual se traduce en la construcción de nuevos campos, como 
el Parque Asturias, inaugurado en estos días, y que reúne condi- 
ciones de comodidad y presentación muy apreciables. 

Los juegos del campeonato se distinguen hasta ahora por las ele- 
vadas anotaciones que los deciden y que contrastan con las de años 
anteriores, que eran de uno a cero, dos a uno, o algo así. 

Cuando escribo, ocupa el primer lugar en el torneo el "Asturias", 
por su inesperada victoria sobre el "Club España" (cuatro a dos). 
Inesperada, porque el equipo que perdió está considerado entre 
los dos más fuertes, y el vencedor, en cambio, tiene actualmente 
elementos flojos, que pronto substituirá por otros que han llega- 
do y sólo esperan que se cumpla el plazo reglamentario para en- 
trar en acción. 

En segundo lugar, están empatados los dos rivales, "América" y 

P.4gina 40 



C I N E - M U N D I A L 




La vecina "Emma". que sacó el primer lugar en el 
concurso mejicano de caballos de polo. 



"Espnfia", con la ventaja para nfnu'l de que lleva Ju- 
gado un iDartido menos y tiene los mismos juntos. 

El "Atlante", recién ingresado a la liga, causó una 
impresión favorable al empatar dos juegos con equi- 
pos de importancia, demostrando así su derecho a 
figurar entre los más distinguidos. 

Y de los demás, el tiempo no ha permitido aún 
que se destaquen los mejores, aunque sí los últimos, 
que por ahora son los muchachos del "Aurrerá": lle- 
van perdidos todos los juegos en (|ue han tomado 
partí . 



Estamos en una temporada de devoradores de dis- 
tancias, pues ellos son ios que dan las notas más in- 
teresantes del mes deportivo. 

Primero, el caballista argentino Tschiffely, que sa- 
lió de Buenos Aires el 25 de abril de 1925 con sus 
caballos "El Mancha" y "El Gato", y se propone lle- 
gar a Nueva York. 

Cuando hubo noticias de que se encontraba cerca 
de la capital, un grupo de sesenta jinetes, principal- 
mente de la Asociación Nacional de Charros, salió a 
recibirlo por la carretera de Puebla; yendo entre ellos 
el señor Ministro de la Argentina, los representantes 
de la prensa y hasta un fotógrafo de cine, ante cuya 
cámara Tschiffely hizo lucirse a su caballo "El Man- 
cha", para demostrar que viene en perfectas condi- 
ciones, a pesar del largo viaje. 

El mer|CÍonado sefíor ofrece ayudar a desmentir la 
leyenda de los bandidos mejicanos, pues no ha te- 
nido ningún contratiempo desde su entrada en el 
país, contrastando con lo que le sucedió en otras naciones que tie- 
nen fama de tranquilas. 

* * * 

Para tragar kilómetros en bicicleta, el mejor fué Benito Ortiz, 
proclamado campeón ciclista de la república y que ganó la carrera 
de México a Puebla, y regreso, recorriendo 266 kilómetros en 9 ho- 
ras, 47 minutos y un cuarto, y siendo el único de los corredores que 
completó el recorrido, entre los de primera categoría. 

Figura entre los vencidos el veterano "as" Manuel Tovar. 

Y hablemos ahora de Teresa Giunta, una anciana que lleva veinte 
años recorriendo el mundo a pie, en cumplimiento de una promesa 
que hizo a la Virgen si la salvaba de los terremotos de Reggio y 
Messina, en Italia, que le tocó presenciar. 

— Me falta — declaró — recorrer California, el Brasil y la Argenti- 

Enero, 1928 



Garda Formenti, vencedor del concurso inter- 
nacional de oratoria, a su regreso a Méjico, con 
el trofeo. El que lee es el nuevo embajador de 
los Estados Unidos, Morrow. En medio, la Srta. 
María Tapia, campeona mejicana de tennis. 



na. Luego regresará a Calabria, de donde es oriunda. 
^ íií ^ 

Tratándose de trasladarse de un lugar a otro, por 
cualquier medio, hablemos de los insignificantes mor- 
tales que no tratan de distinguirse al hacerlo y recu- 
rren a prosaicos trenes y vapores, ya que también 
hay numerosos interesados por ellos, como los Ferrocarriles de este 
país, que hablan de establecer oficinas en los Estados Unidos que 
hagan activa propaganda para que los turistas vengan a visitarnos, 
en lugar de irse a más lejanos lugares. 

La Secretaría de Gobernación está de acuerdo con esa tendencia 
y ha girado una circular para que se den facilidades y se exima a 
los turistas del impuesto al inmigrante, para lo cual tienen que lle- 
nar los siguientes requisitos: 

lo. Designar entre ellos a uno, que, en calidad de director, asu- 
ma la representación de los excursionistas durante el viaje. 

2o. Inscribirse en una lista que debe contener los nombres de 
todos los viajeros y también de sus sirvientes, la que será autori- 
zada por la oficina consular mejicana respectiva; en la inteligencia 
de que el documento expresado debe contener la siguiente informa- 
ción: nombres de los excursionistas, su edad, estado civil, profesión, 
{Continúa en út página 92) 

PÁGINA 41 



C I N E - M U N D I A L 



¿VALE LA PENA IR 
A AMERICA? 

(COMENTARIOS DESDE ESPAÑA) 



Por Eduardo A. Quiñones 



i¥ 



■OBRES emigrantes españoles! Re- 
gresan de América en bandadas, 
llenen enfermos, famélicos, sin 
ropas y sin medicinas. Da pena 
leer las descripciones que liacen 
los periódicos de la llegada de estos infeli- 
ces. Fueron a las Américas repletos de ilu- 
siones y vuelven cargados de tristes reali- 
dades. 

América es buena, es acogedora, es libe- 
ral. Siempre ubérrima de trabajo acogió en 
su seno a cuantos a ella llegaron. Los que 
supieron trabajar triunfaron. Pocos fueron 
los fracasados porque el trabajo era abun- 
dante. Pero los tiempos cambian. América 
es hospitalaria, como lo fué siempre, pero la 
crisis que se extiende por Europa llegó hasta 
ella. Así comenzó allá la disminución del tra- 
bajo, que ahora se está sintiendo intensa- 
mente. 

América, hoy, no es lo que era. Esto de- 
ben tenerlo presente el pueblo y las autori- 




La mujer en ¡a polilica. 

dades. El primero para no hacerse ilusiones 
y no soñar con el lejano vellocino de oro. 
Las segundas para evitar que crucen el mar, 
completamente indefensos, esos pobres emi- 
grantes que todo lo ignoran y que llegan a 
aquellas tierras con los ojos completamente 
vendados y sin garantía ninguna para el re- 
greso. Antes de repatriarlos muertos de ham- 
bre, debe evitarse que vayan en busca de la 
miseria. 

Son varios los países de Hispano-América 
que desean braceros españoles. Y está bien 
que se los lleven, pero con las debidas ga- 
rantías de trabajo y de regreso. Lo que no 
debe tolerarse es que salgan los trabajado- 
res españoles a la ventura, expuestos a pe- 
recer allá, en la lucha por la vida, restando 
brazos a la producción nacional y sin bene- 
ficio alguno para nadie. 

Ya es hora de hacer algo práctico en este 
sentido. Establecer, de acuerdo con los go- 
biernos hispanoamericanos, la protección al 
trabajador español, sería la medida más im- 
portante que pudiera adoptarse. No creo que 
para ello se presentaran grandes dificultades, 
teniendo en cuenta, sobre todo, lo aprecia- 

Enero, 1928 



do que es el trabajador español en muchos 
países. 

No todo ha de ser hablar de los lazos de 
la sangre, del idioma y demás zarandajas. 
De nada sirven, ni nada atan, estos lazos si 
no se les ayuda con otros lazos marítimos, 
económicos, mercantiles y sociales. De His- 
pano-América a España y de España a His- 
pano-América debe existir algo más que una 
corriente de simpatía, si es que deseamos 
obtener algo práctico y útil para todos. Lo 
demás es perder el tiempo lastimosamente y 
dar lugar a que otros países, menos román- 
ticos que el nuestro, nos tomen la delantera 
y consigan llevarse los resultados prácticos 
i.iientras nosotros continuamos entonando 
inútiles canciones a la raza, la sangre y el 
idioiiui. 

Tiene otro importante aspecto éste de la 
emigración esi^añola a las Américas. Yo he 
pasado por ¡lucblos norteños donde la esca- 
sez de brazos masculinos es casi completa. 
I>as mujeres suplen a los hombres en las ru- 
das faenas del camjio. Y es que los mozos 
se fueron en pos del oro americano; y que- 
daron ellas en la espera ansiosa y en el duro 
trabajo. Es la tragedia de la mujer; trage- 
dia honda a la que nadie, que yo sepa, ha 
prestado la menor atención. 

Los mozos se fueron. Las mozas se que- 
daron. ¡Y hay de ellas si se atreven a mar- 
char! Allá las espera poco bueno y mucho 
malo. Es preferible quedar en estos campos 
y sufrir la tragedia intensa de la vida sin 
amores, esperando el regreso de quien acaso 
no regrese jamás. 

Mozas garridas, juncales mozas, rapazas 
graciosas, que ven agostarse los años flori- 
dos. No hay mozos en la aldea, ni en los 
pueblos cercanos, y, ellas, las mozas, las po- 
bres mozas van perdiendo las ilusiones jun- 
tamente con la juventud. El amor no llama 
a sus puertas. Llama, en cambio, el trabajo. 
Y hay que trabajar para sostener al padre 
anciano, para que la casa no se derrumbe, 
para que la vida no huya. ¡Ah, la tragedia 
de estas mozas ! 

* * * 

Se inauguró la Asamblea Nacional. Pre- 
sidió el Rey. El público se agolpó en las 
calles al paso de la Regia Comitiva. Había 
justificada expectación. El salón de sesio- 
nes del Congreso, lugar donde se celebró el 
acto estaba colmado de concurrentes. 

Para presenciar esta sesión inaugural vi- 
nieron ]:)eriodistas de Francia, Italia, Portu- 
gal, Inglaterra, Polonia y Alemania. Esto 
demuestra la intensa curiosidad que en el 
extranjero despierta este nue\o organismo 
creado por el Gobierno español. Es un en- 
sayo de tan extraordinaria importancia que 
no puede ser mirado con indiferencia en el 
exterior. 

Entre los asambleístas figuran varias da- 
mas. Es la primera vez que la mujer lleva 
su esfuerzo, en Esi^aña, a esta clase de tra- 
bajos. Y ello constituye otra importante in- 
novación. Es el primer paso, dado en firme, 
)ior la mujer española para su intervención 
directa en la política. 

E.sta nueva modalidad de la mujer espa- 
ñola es una nota llena de interés. Y es qui- 
zás ima de las más importantes manifesta- 
ciones de la renovación que se está operan- 
do en España. Es indudable que la mujer 
ha de aportar un espíritu nuevo a la polí- 




Los emigrantes. 

tica y a la administración. Sobre todo cuan- 
do se trate de materias tan importantes co- 
mo la enseñanza, el ahorro, la protección a 
la infancia y el trabajo de la mujer, en las 
que su influjo ha de ser decisivo. 

Se prepara la nueva estructura del Esta- 
do español. Las orientaciones se van de- 
finiendo y marcando con trazos enérgicos. 
Hay buena voluntad y deseos de ayudar a 
la obra. No faltan, naturalmente, quienes 
deseen entorpecer esta labor. Siempre y en 
toda empresa los hubo. Así han surgido aquí 
algunos conatos de revolución, movimientos 
fracasados en sus inicios. Y es que el pueblo 
no está por la revolución. Fueron movimien- 
tos iniciados por algunos en quienes el despe- 
cho puede más que el patriotismo, por políti- 
cos del antiguo régimen, a quienes el pueblo 
no escucha. En sus manos tuvieron realizar 
buena obra de gobierno y no la llevaron a 
cabo. El pueblo está desengañado de ellos, 
y el desengaño le costó hartos sacrificios. 

Se espera a los hombres nuevos, limpios 
de compromisos y plenos de estudio y de 
buenas intenciones. Si estos hombres surgen 
de la Asamblea Nacional, o como resultado 
de ella, no se habrá perdido el tiempo. Por 
el contrario, se habrá dado el verdadero im- 
portante paso para llegar a la normalidad 
política de España sobre bases sólidas \ du- 
raderas. 

Y este es, a no dudar, el deseo del pueblo: 
que la normalidad política se restablezca y 
que la nueva política sea sa\ia que vigorice 
a España. y la lleve por derroteros de futu- 
ros y decisivos triunfos en los diversos as- 
pectos de la vida nacional. 




Homenaje pueblerino. 

Se ha rendido homenaje a la memoria de 
Marcos Zapata. El acto ocurrió en Ainzón, 
lugar del nacimiento del poeta. El Munici- 
{Continm en la página 70) 

PÁGINA 42 



CINE-MUNDIAL 



EL PRESIDENTE DE CUBA 

SALVA A UN MEJICANO 




? o r 
Luis García Ortega 



El Presidente Machado y el Presidente 
de la Asociación de Rcpórters, rodeados 
de algunos de los asistentes, en la inau- 
guración del edificio social de este gru- 
po periodístico. 



El Dr. López del Valle lanzando la primera bola 
con que se inauguró la temporada de base-ball. 

^J^^ON motivo de la última asonada, el 
mU JMinistro de Cuba cerca del gobierno 
^JJ^ del Presidente Calles tuvo un rasgo 
^••^ de hidalguía, de verdadera nobleza, 
al consentir en dar hospitalidad a un 
miembro de los más significados del último 
conflicto mejicano, evitando así el fusila- 
miento seguro del General Barragán. 

Pero parece que no fué tarea fácil para el 
Ministro la cuestión de albergar al revoltoso 
en la Legación, que se hallaba, si no amena- 
zada, al menos sitiada por elementos que se 
proponían echar mano al fugitivo, como a un 
ratón tan luego se saliera de la cueva. 

La situación del Ministro cubano era. por 
demás embarazosa, planteándose entre nues- 
tro representante diplomático y el gobierno 
azteca una amigable aunque severa discusión 
acerca de los puntos legales que ofrecía la 
actitud del Ministro en relación con la de las 
autoridades mejicanas. 

El problema lo resolvió el General Macha- 
do, garantizando al Presidente Calles que el 
General Barragán no haría política contraria 
a su gobierno si se le consentía residir en la 
Habana. Con lo cual el joven y en otra épo- 
ca apuesto militar, debe a sus buenos amigos 
el haber salvado el pellejo una vez más. 
^ ^ 'K 

Es curioso observar cómo hay gente que 
no escarmienta. 

Este joven Barragán ha estado varias ve- 
ces a punto de perder el equilibrio ante un 
pelotón de soldados, y ya debía saber, por 
experiencia, que sus paisanos tiran a dar. 

A raíz de la muerte de Carranza, cuyo 
Estado Mayor mandaba, resultó condenado a 
la pena capital y, como último favor, solicitó 
que le permitieran despedirse de su madre. 
Una vez en la casa de ésta, a donde llegó 
acompañado de un piquete, y mientras las 
fuerzas policíacas rodeaban el local para evi- 
tar su escape, se desvaneció como un tenue 
perfume y vino a aparecer, meses después, en 
Nueva Orleans. 

Según se supo luego, disfrazado de sirvien- 
ta fué interrogado por la guardia y dijo: 

"Voy por el mandado, mi jefe." 

En la Habana, donde cualquiera asociación 
de hombres comarcanos tiene su edificio so- 
cial, los cazadores' de noticias, verdaderas 
hormigas de las letras de molde, han nece- 

Enero, 1928 



Grupo de señoritcís que tomaron parte en un lucido torneo de 
esgrima que se celebró recientemente en el Vedado Tennis Club. 



sitaíío qué sé yo cuantos años para tener ca- 
sa propia. Ha sido un hermoso ejemplo de 
tenacidad, pues fácil es suponer que entre 
hombres puramente de letras, y de letras me- 
nudas, el dinero no abunda y todo proyecto. 



de esa índole parecía estar condenado a no 
pasar de quimera. Pero hete aquí que, con 
sorpresa de todos, los periodistas han logra- 
do levantar un amplio edificio de elegante 
construcción. 

PÁGINA 43 



CINE- MUNDIAL 



A más de nutrida Biblioteca, el local cuen- 
ta con departamentos dedicados a todos los 
deportes; sala de billar, ginmasio, con su 
profesor; salón de esgrima, cancha de hand- 
ball, etc. 

La inauguración del edificio constituyó un 
acontecimiento social. 

Ya tienen casa los chicos de la prensa. 

Ahora. . . a luchar por establecer pronto 
una caja de ahorros. 



Los habaneros alejados de su patria desde 
hace años, sobre todo aquellos que sobrevi- 
ven a la histórica, brillante y exaltada ju- 
ventud de la Acera del Louvre en los tiem- 
pos de la Colonia, habrán recibido con tris- 
teza la noticia del cierre de los cafés "Cen- 





E¡ teniente coronel Pcrdomo con los oficiales de policía que asistieron 
a la toma de posesión de su puesto como Jefe de la Policía Nacional. 



Gráficas Hab 



añeras 



La artista popularisima, 

Camila Quiroga, rodeada 

de parte de su compañía, 

en la Habana. 



Momento de ser condecorado el General Machado 
con la medalla del "Sol del Perú" por el Minis- 
tro de este país en Cuba. 

tral" y "Alemán", vinculados a nuestra epo- 
]3eya separatista por tantos actos de rebeldía 
de que fueron escenarios. 

Allí se reunía lo más granado de nuestra 
sociedad y eran, con la legendaria Acera del 
Louvre, baluarte de todos sus entusiasmos, 
reverdecidos a través de las distintas épocas 
políticas de Cuba, después de la República, 
hasta hace poco que, con motivo de la crisis 
económica, se han visto precisados a cerrar 
sus puertas. 

Realmente, es un espectáculo doloroso des- 
de dos puntos de vista; por su historia neta- 
mente cubana y por la sensación de desen- 
canto que ofrece la clausura de dos estable- 
cimientos importantes situados en el lugar 
más atractivo y de mayor movimiento de la 
Habana. 

* * * 

Después de la ola de moralidad que nos 
ha invadido, gracias a las actividades de 
nuestras autoridades gubernativas, especial- 
mente en lo que se refiere a extirpar el jue- 
go, parecía fuera de toda lógica intentar la 
organización de semejante vicio, aimque ello 
fuera bajo los auspicios más respetables. 

Pero nos hemos quedado sorprendidos al 
enterarnos de que ima poderosa compañía 
tiene el proyecto muy serio, muy organizado 
y muy americano, de dedicar quince millones 
de pesos a establecer, al amparo de no sé qué 
principio, toda clase de juegos de azar y, es- 
pecialmente, un centro donde se le "tire de 

Enero, 1928 




la oreja a Jorge" que vendrá a ser un segun- 
do Montecarlo con residencia en Marianao, 
que dicho sea de paso, es donde la ruleta ha 
tenido siempre su baluarte en Cuba. 

Ignoramos qué pensarán nuestras autori- 
dades de ese proyecto; pero es indudable que 
hay quien sostiene la teoría de que la inmo- 
ralidad consiste simplemente en privarse de 
comer por jugar, que es lo que hace la gente 
pobre, pero que resulta muy "chic" y pro- 
ductivo el desvalijamiento de las grandes bol- 
sas, aun cuando nuestras crónicas policiacas 
registren de cuando en cuando algún suici- 
dio aristocrático. 

* H: * 

Constituye la atracción social y artística 
del momento la compañía dramática argen- 
tina de Camila de Quiroga. A pesar de la 
inclemencia del tiempo, el debut fué un éxi- 
to en todos sentidos. 

El teatro argentino gusta extraordinaria- 
mente. 

Nuestras costumbres tienen tanta analo- 
gía, tantos puntos de contacto con las del 



pueblo gaucho, que tal vez sea ese el princi- 
pal factor para la simpatía de que disfrutan 
las huestes de Camila de Quiroga entre nos- 
otros. 

* * * 

El campeonato mundial de ajedrez sigue 
ganando victorias para su reinado de tablas. 

De las veinticuatro partidas jugadas, die- 
ciocho han sido tablas. . . Casi, casi, se ten- 
dría madera para construir un coquetón 
"bungalow". 

Por este motivo el interés va decayendo 
y lo que se desea ya es que Capablanca y 
Ahlekine, los eternos antagonistas, depongan 
su actitud, se dejan de carpintear tanto y 
se declaren uno y otro, vencido. De lo con- 
trario, nadie seguirá con interés el curso de 
este campeonato, en que nosotros, como es 
lógico, aspiramos a que nuestro compatriota 
siga siendo el rey del juego-ciencia. 

Precisamente cuando acabábamos de escri- 
bir las precedentes líneas, llega a anunciar- 
nos el cable que Capablanca ha ganado — por 
fin — la tercera partida del juego. 

¡Loado sea el Cielo! 

FAGINA 44 



Enero, 1928 



CINE-MUNDIAL 



PÁGINA 45 



Cinco Defectos Corrientes 

Eliminados 

En esta Exquisita Calcetería 



c^hajo exponemos las cinco carac- 
terísticas hases de la superioridad 
de la Qalceterxa ^oleproof. '^ó- 
mese^ huena nota de^ cada una. 



^ N la calcetería corriente hay defec- 
/^ tos velados que menoscaban su 
belleza y destruyen su durabilidad. 
Son inexcusables y pueden evitarse. 

Sólo la Calcetería Holeproof tiene 
estas cinco características que la pro- 
tegen contra esos defectos. 

Queremos que todo el mundo sepa 
las razones por las cuales la Calcetería 
Holeproof supera a todas las demás en 
elegancia, corrección y durabilidad. 

Nótense estos hechos respecto de la 
exquisita Calcetería Holeproof: hechos 
conocidos por millones. Cada uno es 
una característica especial de las me- 
dias Holeproof. Que sean su guía la 
próxima vez que Ud. vaya a comprar 
medias. 

1 Refuerzo "Ex'Toe" . Por primera 
vez, hay ahora medias que tienen el 
refuerzo "Ex -Toe", exclusivo de la 
marca, en talones y puntas. Hilos in- 
visibles y resistentes garantizan larga 
duración. 

2 Matices Parisienses . En París es 
donde se crean los colores de Hole- 
proof, que tiene ahí expertos en color 
y en modas. Un procedimiento espe- 
cial mantiene dichos matices límpidos, 
que ni se destiñen ni se manchan. 

3 Ajuste Perpecto. No hay arrugas 
en estas medias, que adelgazan el to- 
billo y se ciñen bien, porque van teji- 
das — y no estiradas — de modo que 
siguen fielmente el contorno de la pan- 
torrilla. 

4 Finura Exquisita. El tejido con 
hilos de grueso uniforme impide la pre- 
sencia de manchas y anillos aun en las 
medias más transparentes. 

5 Sin imperfecciones. Nueve distin- 
tas inspecciones hechas en la fábrica 
de Holeproof las hacen perfectas. No 
las afectan los caprichos del clima. 




La Calcetería 'holeproof 

Se vende en casi todos los países del 
mundo. Pídala en la tienda que Ud. 
frecuenta. Se vende a precios no ma- 
yores que los de medias comunes. 



© II H. I 'o. 

Toda media Holeproof tiene estas 
cinco protecciones. En elegancia. . . en 
belleza... en durabilidad .. . Holeproof 
supera toda otra calcetería por esas 
características. Cuando se elige Hole- 
proof, uno sabe que compra medias de 
corrección intachable, y que durarán 
extraordinariamente. 



Medias fíoleproof 



HOLEPROOF HOSIERY C O . , - 1107 BROADWAY, 

Menciónese esta Revista al dirigrirse a los ananciantes. 



N E W Y O R K, U. 



Enero, 1928 



CINE- MUNDIAL 



PÁGINA 46 





ISl 



^^*ArO basta rendir los corazones, sino que hay que vencer también 
^ ' a la mala salud. 

Todas las miujeres pueden — literalmente — sonreir a la doble victoria, 
orguUosas y envidiadas, con el dentífrico que da a la vez bella denta- 
dura y buena salud: Ipana. 

Encías sangrantes: j ahí esta el peligro ! 

ISu dentadura está en juego! En el campo de la lucha se enfrentan, 
de una parte, la Piorrea enemiga de su salud y, de la otra, Ud. que 
debe defenderla. Las encías que comienzan a sangrar indican la 
proximidad del enemigo. Son sus cómplices cuando empiezan a 
ablandarse y a humedecerse. La Piorrea llega a robarle a Ud. su 
dentadura y a traerle achaques del estómago, reumatismo y otras 
enfermedades. La Ipana es aliada de Ud. porque hace que las encías 
—que son el fundamento de la dentadura — dejen de sangrar y se 
vuelvan fuertes, sanas y vigorosas. Por eso, Ipana es mas que un 
dentífrico. Naturalmente que da a los dientes un brillo y un puli- 
mento de perla y que deja en la boca un grato sabor, aparte de 
dulcificar el aliento. Pero ha sido creada por la Ciencia Dental para 
custodiar la salud de Ud. La mayor parte de las enfermedades se 
inician en la boca. El uso diario de la Ipana es la mejor garantía 
de la salud. IRiase Ud. de la Piorrea y de las enfermedades! Use 
IPANA : es más que un dentífrico. 




I PANA 

PASTA dentífrica 

Preparada por los fabricantes de Sal Hepática 



Sonríe mejor quien usa IPANA, 

Da a la vez salud, blancura 

y limpieza. 

La Pasta Dentífrica IPANA se vende en todas 
las Farmacias de Centro y Suramérica. 



Menciónese esta Revista al diñarse a los anunciantes. 



CINE-MUNDIAL 



COMO PASA EL TIEMPO EN PARÍS 



Por Raymundo de la Veracruz 



€N el teatro de "Capucines" acaba de 
estrenarse la opereta de Rip y de 
Alfred Savoir, "Como pasa el tiem- 
po", obra plena de espíritu parisiense. 
¿Qué es el espíritu parisiense? Es el 
espíritu que vé todo, se adapta a todo, lo 
comprende todo, admite todo. Es la lira que 
va de lo agudo a lo grave, que pasa de la 
risa y el epigranuí a las lágrimas. 

E.sta pieza podría bien llevar por título: 
historia de una actriz que no se da cuenta 
de que ha envejecido en París. 

Una guapa sirviente de una posada ha de- 
cidido, con motivo de una carrera de auto- 
móviles, entre París y el pueblo de Gaillon, 
en el año de 1897, acompañar al vencedor a 
París, para hacer fortuna y con su dote po- 
der casarse con el hijo del guarda de campo. 
El hijo del guarda de campo le jura que la 
esperará tres años. En el segundo acto, la 
bella ex sirviente de posada ha hecho fortu- 
na en el teatro; mejor dicho, en el music- 
hall. Rodeada de protectores y de amigos, 
decide volver al pueblo natal y casarse al fin 
con su novio. Envía de avanzada a una de 
sus amigas para reconocer el punto, pero la 
amiga vuelve trastornada y alarmada: todo 
el mundo se ha muerto en el pueblo de Gai- 
llon, salvo el novio, que ejerce la farmacia, 
es padre de familia y en sus ratos perdidos 
hace versos. 

¿Qué ha pasado? Pues sencillamente que 
la actriz ni siquiera ha sospechado que par- 
tió de Gaillon, no hace tres años, como cree, 
sino hace treinta años. ¡Qué quieren Uds! ese 
es el exquisito secreto de París y de sus lu- 
ces nebulosas: aquí las actrices no enveje- 
cen nunca. 

Estamos en el tercer acto. Para contentar 
sus ilusiones, los amigos le presentan, no al 
boticario, .sino a su hijo; y el gallardo man- 
cebo e.stá dispuesto a casarse con ella. ¡Có- 
mo no ha de aprovechar la oportimidad que 
se le presenta de acaparar una mujer^ refi- 
nada, afamada y rica! Esto lo pondría en 
primer lugar entre los hombres de Gaillon. 
Pero después de conocer a la madre, conoce 
a su liija, p\ies la actriz tiene una hija, que 
andiindo el tiempo ha figurado como su her- 
mana y después como su sobrina. 

Todo esto es una sátira iirofunda y verí- 
dica de la vida parisiense. El joven hijo del 
farmacéutico, que en el fondo desea casarse 
con la hija y no con la madre, cosa muy na- 
tural, no se detiene en pequeneces para pro- 
poner a la nuidre que ])rolongue el noviazgo 
por otros tres años más, pues al fin está tan 
joven, y a más, el teatro la llauui a París, 
que reclama su estrella. 

La bella estrella, que no simpatiza con el 
crudo sol del campo, acepta con jiibilo la 
idea de volver a París y como precisamente 
acaba de llegar a Gaillon su director teatral, 
que viene para ser testigo de su boda, le 
anuncia sus deseos de volver a irradiar en 
la escena, en la revista con que abrirá la 
tenq^orada. Pero el Director eleva los bra- 
zos al cielo: ¡hace seis meses que el ídolo de 
París ha venido a Gaillon! Esto basta para 
decir que el pi'iblico parisiense la ha olvida- 
do por completo; no se le podrá dar más que 
un papel de segundo orden y, naturalmente, 
con un nuevo nombre que será necesario 
acreditar. 

¡E.ste es París! ¡Esta es la gloria de Pa- 
rís! Eso da pretexto a una canción trágica, 
desdeñosa, adolorida, dicha con mucha alma 
por Margarita Pierry. "¡ Oh París, reina de 
las vacas!" París que en unos cuantos meses 
olvida a la que elevó ayer al rango de diosa; 
tal y cual como pasa a Clemenceau, que ayer 
era dios Tigre y hoy en .mi provincia de Tan- 
dee vive olvidado, y que si ve flores en su 

' Enero. 1928 



balcón, son enviadas por un admirador de 
Tejas o de Oklahoma. 

La anciana actriz se resigna y al fin se 
decide a abrir los ojos: se casará con su an- 
tiguo novio que la adora. 

La pieza es una sátira fina contra las ac- 
trices de los pasados tiempos que siguen pa- 
seando sus nevadas y cortas cabelleras por 
los tablados parisienses. 

* * * 

"Cocoricó", o como decimos en español: 
"Quiquiriquí". ¡Cómo pasa el tiempo en Pa- 
rís! De 1908 a 1910 por todos lados se veían 
bombones "Chantecler", corbatas "Chante- 
cler", sombreros "Chantecler". . . Pasteleros, 
químicos, modistas y cincuenta corporaciones 
del comercio parisiense debieron su fortuna 
a la notable obra de Edmond Rostand. 

Jamás pieza alguna ha ejercido influencia 
igual en la industria. Esto sobrepasó a la 
crítica, fijó la boga y preparó el gran éxito 
de la pieza. 

¿Cómo nació "Chantecler"? Entre dolores 
y alegrías. El autor de "Cirano", que se ha- 
bía entusiasmado leyendo el "Román du Re- 
nard" de Goethe, presintió desde 1901 la con- 



movedora lección dramática que podía pres- 
tar el mudo mundo de los animales, si las 
Musas les acordaban el divino milagro de 
la palabra. Paseando un día por el camino 
del Espelette — pues desde hacía dos años 
Rostand habitaba Cambo por orden de sus 
médicos — ^ visitó la granja de Miramont y 
en ese rústico rincón se vio rodeado de un 
gallo cortejado por las gallinas, palomas 
blancas y dóciles, conejos, perros, un gato. 
A todos ellos inmediatamente su imaginación 
de poeta prestó una humanidad edificante. . . 
"Chantecler" fué escrito lentamente. Ros- 
tand sufría con su enfermedad, sufría con 
la construcción de su casa de campo de Ar- 
naga, cuyos jardines, arquitectura y decora- 
ción fueron otros tantos poemas tangibles, 
producto de hondos estudios; sufría con las 
impaciencias del actor Coquelin, a quien la 
creación de "Chantecler" estaba destinada y 
que, cual si presintiera su muerte cercana, 
tenía urgencia de llevar a la escena esa obra. 
El público también reclamaba, los enemigos 
de Rostand lo atacaban por sus esfuerzos. 
En fin, en 1908 se anunció la representación. 
En la primavera de 1909, Coquelin murió. 
{Continúa en la página 64) 




Ciro II liosariu Rimac, bailíirines sudamericanos que, con sus danzas exóti- 
cas, han dado a Nueva York el gusto por los pasos y música del Brasil, 



PÁGINA 47 



CINE-MUNDIAL 



LOS OJOS DE LA CHINA 



^k.-^^OR aquel entonces — y de esto hace 
fM [j ya bastantes años, pues mis barbas 
JM ^P eran negras y ahora son compléta- 
la mente blancas — llegó a la Corte un 
chino, que no tardó en atraer hacia sí todas 
las miradas. Aquel chino llamaba la aten- 
ción por su empaque señoril y por sus ojos 
de almendra, im poco más oblicuos que los 
de la generalidad de sus compatriotas. Era 
delgado y relativamente alto. Su edad, n 
buen seguro que no excedía de los treinta 
años. 

En el hablar, meloso y florido, semejába- 
se a todos esos buenos chinos, de cultura re- 
finada, que ocultan sus instintos y sus in- 
tenciones entre una lluvia de pintorescas y 
almibaradas frases. ¡Admirables hijos del Ce- 
leste Imperio, cuyo milenario espíritu jamás 
se deja adivinar! 

La casualidad, gran zurcidora de aconte- 
cimientos, hizo que yo entablara amistad con 
Tsing Lang, que así se llamaba el chino pro- 
tagonista de esta verídica narración, y has- 
ta que mereciera su más ferviente gratitud. 
Sin embargo, la cosa no había sido para 
tanto. Ocurrió que encontrándonos en el Ca- 
sino, ante una mesa de juego, observé en 
Tsing su acostumbrada imperturbabilidad, 
pero, a la vez, vi que una como sombra 
verdosa circundaba su rostro. El chino, im- 
pasible, jugaba con verdadera despreocupa- 
ción. Arrojaba los billetes sobre el paño ver- 
de, perdía, sacaba de su bolso otro manojo 
de papel moneda y lo volvía a arrojar sobre 
el tapete. Pero aquella especie de sombra 
verde no desaj)arecía de su rostro. Entonces 
pude observar que los movimientos de Tsing 
eran cada vez más lentos, y no tardé en com- 
probar que las pérdidas habían hecho mar- 
cada mella en su caudal. 

No sé qué fué lo que a ello me impulsó, 
pero es lo cierto que, al ver las enormes pér- 
didas de Tsing, y sin causa alguna que jus- 
tificara el gesto, saqué de mi cartera un pu- 
ñado de billetes y los coloqué ante los ojos 
del chino, quien ni por eso perdió su imper- 
turbabilidad. Al contrario, contempló el di- 
nero, me dirigió una mirada insistente y pe- 
netrante, volvió a fijar la vista en los bille- 
tes, y, por fin, apoderándose de ellos, prosi- 
guió jugando con la mayor sangre fría del 
mundo. Yo, a decir verdad, me quedé un 
poco sorprendido de mi atrevimiento al ofre- 
cer dinero a quien podría haber tomado a 
ofensa lo que era sencillamente ün rasgo de 
absurda generosidad. Y digo absurda porque 
yo ni conocía a Tsing, ni sabía si efectiva- 
mente necesitaba el dinero que le entregué 
en un impulsivo e inexplicable arranque. 

El chino, como digo, continuó jugando. Ni 
me dio las gracias, ni siquiera volvió a mi- 
rarme. Pero sucedió que la suerte, siempre 
voluble y tornadiza, dio una voltereta, y, 
poniéndome cara agria, empezó a brindar sus 
favores a Tsing. Sin duda, los billetes que le 
había dado llevaban en sí la virtud de la va- 
rita mágica, pues desde entonces todo fueron 
ganancias para el chino, mientras que las 
pérdidas me persiguieron con verdadero en- 
sañamiento. Por fin, convencido de que la 
fortuna me era hostil, convicción que llegué 
a tener después de haber sufrido serios ata- 
ques a mi cartera, decidí abaiui()n,ar la sala 
fie juego, a la vez que pensaba: 

Enero, 1928 




(La historia de un oriental que 
supo combinar trágicamente el 
agradecimiento con la venganza, 
la generosidad con los celos y la 
ironía con el crimen^ 



WEW YíiUS. 



"Allí te quedas bolita de marfil, juguetona 
y saltarina. Eres fortuna y desgracia, lágri- 
mas y risas, penas y alegrías. Eres incons- 
tante como mujer casquivana. En tus saltos 
])or los hoyos numerados semejas a la vida 
humana, unas veces arriba y otras abajo. 
Eres cruel y perversa, bolita de marfil, por- 
que nunca Iiaces el bien por el bien. Y si 
alguna vez proporcionas dichas momentá- 
neas, lo haces a costa de ajenas tragedias. 

Así iba yo, rumiando mis pensamientos, en 
busca de un coche que me llevara a casa, 
cuando vi que Tsing Lang cruzaba la calle 
en pos mío. 

— ¡Ah, duque de Lis! — me dijo al acer- 
carse — . Ilustre hijo de gloriosos antepasa- 
dos. El más agradecido de los chinos de- 
sea estrecliar su mano. 

— Y yo se la estrecho con sincero agrado. 

Alargúesela complacido. No sé por qué 
aquel hijo de Confucio me estaba resultando 
altamente simpático. Se presentó a mí con 
cierta humildad, pero al través de ella se 
adivinaba un orgullo apenas contenido. Era 
como si un esfuerzo extraordinario le hicie- 
ra aparentar humilde. 

— Tsing Lang no olvidará nunca que usted 
lo salvó de la vergüenza. El duque de Lis 
puede contar para todo con Tsing Lang. El 
mundo es pequeño, los hombres se encuen- 
tran. Algún día podrá Tsing Lang pagar su 
deuda de gratitud al duque de Lis. Y, aho- 
ra, hasta que la felicidad me sonría viéndole 
de nuevo ante mí. 

Sin darme tiempo a volver de mi asombro 
ante las inesperadas palabras del chino, desa- 
pareció éste en la noche fría y negra. 



Algún tiempo después vime precisado a 
realizar un viaje a la China legendaria y mis- 
teriosa. Hacía poco tiempo que empezara mi 
carrera diplomática, y el Gobierno creyó con- 
veniente hacerme formar parte de una Em- 
bajada, que llevaba al territorio chino ima 
misión más bien de cumplido que de otra co- 
sa. Tan pronto como llegamos a Pekín, y 
terminados los asuntos oficiales en que te- 
níamos que intervenir, se nos dio amplia li- 



Eduardo A. Quiñones 

bertad para disponer de nuestras personas 
durante cuatro días. 

Pekín, con sus calles estrechas y tortuo- 
sas y sus casitas como farolitos de verbena, 
me hicieron pensar en un pueblo de jugue- 
tes con muñecos por habitantes. Mi equivo- 
cación, en este punto fué tremenda. Las ca- 
sas chinas son tan misteriosas como el alma 
misma de la China. Ninguna, de cierta 
importancia, abre jamás sus puertas, 
de par en par, a los bárbaros ex- 
tranjeros, como tampoco el 
chino culto, pleno de filoso- 
fía, abre jamás su cora- 
zón a nadie. En Chi- 




na surje el miste- 
rio en todas par- 
tes, en el re- 



volver 
de las ca- 
lles, en la es- 
quina solitaria, 
en el jardín penum- 
broso, hasta en la flor 
a medio abrir, que se in- 
clina airosa y parece coque- 
tear con el sol. 

Yo vi el misterio en los más 
bellos ojos femeninos que tuve oca- 
sión de mirar. Fué en una inmunda 
callejuela de Pekín. A uno de los la- 
dos, pese a lo sucio del lugar, se alzaba 
un verdadero palacio de pura y refinada ar- 
quitectura china. A su frente, se extendía 
un maravilloso jardín, cerrado por original 
cerca de bambúes y madréporas. Y fué allí, 
al través de una rendija, donde vi los ojos 
que me dejaron maravillado. Eran grandes, 
almendrados, negros. Miraban con fijeza, 
como ojos de hipnotizador, pero, a la vez, 
era tan dulce su mirada que producía mar- 
cada sensación de bienestar. Aquellos ojos 
me atraían, y quise acercarme a ellos, pe- 
ro no había dado tres pasos cuando desapa- 
recieron, a la vez que llegaba a mis oídos el 
leve susurro de rápidos pasos en el jardín. 

Me retiré de allí bajo la obsesión de aque- 
llos ojos y de aquella dulce mirada. En to- 
do el día dejé de pensar en ellos. Me pare- 
cía verlos a través de las diminutas venta- 
nas, en los pétalos de las flores, hasta en la 
obscuridad de mi habitación se me apare- 
cían como dos puntos brillantes y deliciosos 
que me acariciaban el ánima. Mi sueño aque- 
lla noche fué agitado e intermitente. La 
obsesión de los dos ojos no se apartaba de 
mí, y unas veces me producía dolor y otras 
dulzura. Y era, sin duda, que el misterio 
de la China se me había entrado en el alma, 
produciéndome extrañas e intensas emocio- 
nes. 

Al día siguiente, a la misma hora, volví al 
sitio de la aparición de los ojos. Allí esta- 
ban. Su mirar, entonces, era entre curioso y 
cobarde. En él se retrataban ansia y deseo. 

(Continúa en la página 70) 

PÁGINA 48 



«•■■■■I 



CINE- MUNDIAL 



PKíUriTAVr KSPUKT4W Cuide la 

salud de 

sus hijitos 




Miguel A. Eoinán, Santo Domingo. — Muchas gra- 
cias por el diario que tuvo la bondad de mandarme 
y que leí casi íntegro. 

Jazmina, Valparaíso. — Muy bien su carlita en in- 
glés. Hasta las pequeñas erratas que tiene le dan 
atractivo. Pola también manda efigies. No me de- 
moré un año en responder : sólo seis meses. "La 
Costa de las Locuras" es en inglés, pero en español 
¿ qué será ? Ignorándolo, no puedo decirle quién es el 
galán. 

Perla Sangermeña, P. R. — Greta Nissen, Fox ; 
Joseph Schildkraut, P. D. C. ; Mary Pickford, Beverly 
Hills, California. Las direcciones de la Fox y de 
P. D. C, han salido en todos los números. 

H. S., Mazatlán, Méjico. — Lo siento mucho, pero 
no puedo recomendarle ningún Instituío de esos, xx>r 
temor de que lo estafen. Del de Rochester no he 
logrado encontrar informes. 

Alicia A. K., Durango. — ¡ Joan Crawford hombre ! 
i Qué herejía ! ¿ Pero no le ha visto usted las panto- 
ri'illas y lo demás que ha lucido en varias efigies 
suyas aparecidas en esta revista ? 

Romántico sin Amor, Barcelona. — Entonces ha de 
ser anemia. Tome emulsión, o hipofosfitos. Los se- 
llos de correo han de ser yanquis. La carta: "One 
of your most devoted admirers would like to have 
your picture. May I hope for the pleasure of re- 
ceiving it ?" 

José R. B., Cárdenas, Cuba. — Tom Mix, Buck 
Jones y George O'Brien, Fox, 850 Tenth Avenue, New 
York. Gloria Swanson, United Artists, 729 7th Ave., 
New York. Jack Dempsey, Madison Square Carden, 
New York. 

Alicia B., San José de Costa Rica. — Nadie sabe 
quién soy, afortunadamente, ni aquí ni en ninguna 
parte. Ingram no ha salido, que yo recuerde, en 
ning-una cinta. Lo confunde Ud. con Ralph Ince. 
Cada día tiene Ud. más bonita letra. 

Apache Romántico, Cienfuegos, Cuba. — i Con que 
ya no uso tantí.^. frescuras como antes? Pues no lo 
había notado. Debo estar decayendo. Sin vacilar, las 
cubanas. De modo que no haga el viaje. 

M. L. F., Veracruz. — Naturalmente que sí entre- 
vista Guaitsel a las artistas. Varias veces lo he 
acompañado. Lo que pasa es que casi nunca asume 
interés lo que los "astros" dicen y él tiene que hacer 
sus comentarios para qje aquello no resulte soso. 

Hugo B., Iquique. — En esta página hallará Ud. 
la mayoría de las direcciones que solicita. Harold 
Lloyd, Paramount Bklg., New York. Lo mismo Bet- 
ty Bronson. Laura La Plante, Universal City, Ca- 
lifornia, igual que Norman Kerry. Paul Ellis anda 
de aquí para allí. La semana pasada estuvo sentado 
en la mesa en que escribo. 

Juan D., Rosario, Argentina. — Siento no poder 



responder personalmente. La dirección de Alice Ter- 
ry es la de Metro-Goldwyn : 1540 Broadway. 

Interesado, Caracas. — Norma, la misma dirección 
de Alice Terry, que va unos milímetros más arriba. 

La Srta. de la Media Rota, Panamá. — Pues sí, 
Dolores del Río ya llegó a ser famosa en cine. Y 
habrá Ud. visto que ella resolvió el problema de no 
romper medias. 

Beatriz, Buenos Aires. — Los dos están con United 
Artists, 729, 7th Ave. New York. Entiendo que Ro- 
nald es soltero. Hace dos años que anda en films. 
Vilma se acaba de casar. Ud. no es ni charlatana ni 
preguntona y desearía tener nuevas letras suyas. 

J. M. G., Guadalajara, Méjico. — Busque aquí las 
otras direcciones. Irene Rich, Warner Bros., 1600 
Broadway, New York. Marie Prevost, Pathé-P.D.C, 
35 AV. 45th St., New York. Lon Chaney, la misma 
de Metro-Goldwyn, ya dada. Boyd, la de Marie Pre- 
vost. 

Paréntesis. — Ya ésto se está convirtiendo en un 
directorio permanente y todos los meses sale igual. 
¡ Con razón me acusan de no ser tan desvergonzado 
como antes ! Necesito despercudirme un poco. 

Pepy, Buenos Aires. — Ramón Novarro no manda 
personalmente retratos. Es un tipo raro : ni siquiera 
posee auto. Mi nombre, imposible. 

La Princesita de un Cuento Azul, Costa Rica. — 
Todo el mundo está romántico hoy día de la fecha. 
Lo de Rod y Vilma ya pasó a la historia. Y la carta 
de Ud. a mi colega. 

Friskot, Motul, Méjico. — Biografía de Bebé, no sé 
dónde la haya. Su retrato lo manda la Paramount, 
cuya dirección he dado repetidísimas veces. 

Dora A., La Paz, Bolivia. — Le ruego que se di- 
rija a nuestra oficina de Buenos Aires, Lavalle 341. 
La verdad : ninguna empresa se interesa por com- 
prar argumentos. 

Baronesa de Piorcsná, San Antonio, Tejas. — Po- 
cas cartas me da tanta pena contestar como ésta de 
Ud. No puedo estimularla a que venga aquí sin gra- 
ves remordimientos y ni siquiera me es iiosible man- 
darle las direcciones domiciliarias que pide, porque 
no las sé. Y como en los "consuelos espirituales" no 
tengo fe, debo conformarme con sinceros deseos de 
que la suerte le ponga mejor cara. Yo, en nada le 
sería útil. 

Puzcún Samayac, Guatemala. — En efecto, aquella 
atmósfei'a debe ser propicia a los ensueños. Ya llevo 
cuatro románticos y un poeta tropical y apenas he 
abierto la décima parte de la correspondencia. Lo 
de Bebé, atrás quedó. 

Perla Blanca, San José de Costa Rica. — Guaitsel 
asta de excelente humor. No sólo le quitas, con los 

(Continúa en la página 58) 




ENTRE los niños las infecciones son 
bastante comunes. En sus juegos 
están siempre expuestos a heridas, 
rasguños y magulladuras de la piel, que 
si no se desinfectan inmediatamente pue- 
den tener graves consecuencias. 

Debe tenerse también la precaución de 
emplear un desinfectante al notárseles el 
primer síntoma de dolor o irritación de 
garganta o de un resfriado, pues ello indi- 
ca siempre una infección bacteriana que 
es necesario combatir sin pérdida de 
tiempo. 

Para todos estos casos el Dioxogen es 
el desinfectante ideal, pues aunque es un 
poderoso germicida debido a la acción pu- 
rificadera del oxígeno sobre las membra- 
nas irritadas, es absolutamente inofensivo 
a los tejidos del cuerpo humano. 

Pero no hay que confundir el Dio- 
xogen con las aguas oxigenadas co- 
rrientes pues el Dioxogen, en primer 
lugar, tiene mayor concentración- 
contiene 12 volúmenes de oxígeno 
en vez de 10, como las corrientes— 
y, en segundo lugar, no contiene 
acetanilida ni está recargado de 
ácidos irritantes u otras impurezas. 
Aunque el Dioxogen pueda costar- 
le un poco más, es realmente más 
económico. 

Dioxogen 

Agua oxigenada estable, concentrada 

y pura. 

Tenga siempre un frasco a mano 



De venta en las far- 

maclas y droguerías en 

frascos de 4, 8 y 16 

onzas. 



En los frascos de 
mayor tamaño resul- 
ta más económico. 








THE OAKLAND CHEMICAL CO., 

Dcpt. C-M. 

.59 Fourth Avenue, 

New York City. 

Sírvanse remitirme gratis un eiemplar 
de la novelita "El Ángel de! Hogar". 



Jinete y caballero admiran el nuevo Erskine "sport roadster' 



Nombi'e.. 



Dirección.. 
País 



Enero, 1928 



PÁGINA 49 



Enero, 1928 



CINE-MUNDIAL 



PÁGINA SO 




Menciónese cs(a Revista al dirigirse a los anunciantes. 



■■■■■••■a* 



^mi^mmmm 



■IHH^I 



Enero, 1928 

. I." i. •■■ :■■* .*•. ■'*j'-«iS 



CINE-MÜNDIAL 



PÁGINA 51 




ji'"'''''.'' v;'";'íi''í£'"-V"/':ií'«i=>i''-«a 



-»* 






,;#íí¿íi-.^;-- 






ÍÍ!^S/VV>' 






:Í^'Y^ .•:y^vv ■'■::, y ¿V^Í^J^^feg 







Chrysler En Marcha Triunfal 



Medíante su aceptación implícita de los 
productos Chrysler, el público ha re* 
conocido las ejecutorias de una nueva 
ingeniería y el mérito de nuevos proce- 
dimientos industriales. <-5^ A título de 
esta consagración, y por haber originado 
todas las mejoras importantes de la in- 
dustria en los últimos cuatro años, Chry- 
sler es hoy la figura capital en la ciencia 
de construir automóviles. «^J^ Su prepon- 
derancia, limitada primero a un solo 



campo, se ha extendido ahora a las 
cuatro grandes escalas de precios del 
mercado con los modelos "52," "62," 
"72" e Imperial "80." ^ Y porque su 
genio es capaz de combinar siempre lo 
mejor y más moderno en materia de 
funcionamiento, calidad, y duración, 
Chrysler seguirá justificando esa con- 
fianza pública que le mantiene firme- 
mente a la vanguardia <— < en marcha 
triunfal. ****** 







lTrtp.G4'^toX *80' 



Menciónese esta Revista al rlirieirse a los anunciantes. 



CINE-MUNDIAL 




Fuerte 



EN talleres y oficinas, la 
Pluma Wahl presta servi- 
cios día tras día en toda 
clase de trabajos, oficios y 
y menesteres. 

La Pluma Wahl es práctica 
y resistente y retiene sus ad- 
mirables cualidades como 
instrumento caligráfico por 
largo tiempo. 



WAHíPm 

Compañera del 

EVERSHÁRP 




La Pluma 
Wahl tiene 
puntos duros 
para sacar co- 
pias de carbón 
y escribe so- 
bre papel grue- 
so o inferior. 



De venta en los principales 
establecimientos de todas partes 



1 lie W allí O o 111 pan y 

570 Seventh Ave. New York, U. S. A. 

Enero, 1028 




^yixa/w^cU &*j¿fJ/mé^ne^ 



CONSULTAS GRAFOLOGICAS 

CINE-MUNDIAL 

Sr. Grafólogo : 

Sírvase publicar el análisis de la muestra ad- 
junta. 

Seudónimo 

Dirección 

País 

Ciudad 

NOTA. — Dése, además del seudónimo, nombre 
y señas completas. 



/"^OMO todo llega en la vida, lector mío, para mí ha 
^-* lleKado el momento de .ofrecerte el tributo que me- 
rece tu asidua benevolencia. Un tributo de trabajo y 
entusiasmo que, bien seguro estoy de ello, ha de 
complacerte tanto como a mí me enorgullece. Cuan- 
do estas líneas leas, habré coronado la más firme y 
legítima de mis ambiciones : una revista para tí, des- 
conocido y amable colaborador de mis anhelos. 

Nuestra revista, que tanto es tuya como mía, os- 
tenta un nombre que sin duda has de hallar altamen- 
te simbólico: MUNDO OCULTO. En ella quiero 
ofrecerte lo más documentado y sincero de aquellos 
temas que más poderosamente avivan nuestra inquie- 
tud: la Psicología de los nuevos tiempos, la sabidu- 
ría inieiática de todas las eras, las, dramáticas deve- 
laciones del Psicoanálisis, el albor de las visiones es- 
piritualistas, la investigación osada del más allá te- 
nebroso . . . 

Para esto he logrado, tras de esfuerzos abruma- 
dores, cierto es, la colaboración de los más avanza- 
dos laborantes del ideal que mantiene MUNDO 
OCULTO, y bien seguro estoy de ofrecerte la mejor 
de aquello que tu deseo de saber espera. 

MUNDO OCULTO, naturalmente, tiene ya un ho- 
gar, que desde ahora quiero ofrecerte ; un hogar que, 
empero propio, no ha de serme por eso más querido 
que el que la hospitalidad de CINE-MUNDIAL me ha 
deparado hasta ahora y ha de seguirme brindando 
mientras tú, lector mío, persistas en honrarme con tu 
benevolencia. 

Si mis esfuerzos hallan eco en tí y mi empresa te 
fuere simpática, aguardo confiado tu veredicto. La 
dirección de MUNDO OCULTO es 220 West 42nd St., 
New York City. 

Diablesa, Habana. — Temperamento artístico. Ce- 
rebi'o vi.goroso y bien equilibrado. La característica 
fundamental de su carácter es la adaptabilidad, como 
lo indican, sin dar lugar a duda, sus /" y sus «, que 
usted e.scribe invariablemente como si fueran w y u, 
respectivamente. Es usted capaz de amoldarse a to- 
das las situaciones de la vida, poniendo "al mal tiem- 
po buena cara", según dice el proverbio, y sacando 
de las circunstancias el mejor partido posible. Muy 
agradable eji su trato se hace usted simpática a cuan- 



tos la conocen, aunque en cuestiones del corazón es 
usted un poquito fría e inclinada a pensar las cosas 
dos veces antes de decidirse. 

Olifoet, A. P. — Su escritura, que no se presta mu- 
cho a estudio, por el laconismo de sus líneas, denota, 
sin embargo, una definida tenacidad para llevar ade- 
lante las empresas que emprenda. Tiene u.sted un 
temjieramento positivi.sta, sin el menor asomo ro- 
mántico y, puesto que, a mi modo de ver, tiene us- 
ted condiciones para ello, debería cultivar el estudio. 
Tal vez se modifique su carácter al cabo de algún 
tiempo sobre todo si cultiva usted su talento natural, 
pues cierta desigualdad entre la letra de su carta y 
la de su firma indican que es usted susceptible de 
nn cambio favorable especialmente en su modalidad 
mental, 

Luz del Carmen, Lima. — Temperamento muy sen- 
sible y afición desmedida a la lectura, novelas ro- 
mánticas y poesías con preferencia. Un poquito pre- 
sumida y siempre con deseos de agradar y de que 
la admiren, a veces se desvía su personalidad y .se 
inclina durante un breve lapso de tiempo al misti- 
cismo, como en arrepentitmiento sincero de alguna 
impensada coquetería. Reacciona usted, no obstante, 
y vuelve pronto a destacarse su característica, la 
aquiescencia, indicada de manera indudable en la 
tilde de sus t, que jamás cruzan éstas, sino que que- 
dan completamente separadas, muy a la derecha. 
Tiene usted una quieta sumisión, un consentimiento 
pasivo, una disi^osición natural a someterse a la vo- 
luntad de los demás, que dan a -su modo de ser una 
extraña dulzura muy simpática. 

Inés A. Bellaci. — Un extraordinario sentido co- 
mún, es la característica predominante que se revela 
en su escritura. La persona con quien usted viva, 
madre, hermano o esposo, puede descansar tranquila 
fiada en su buen juicio y rectitud para resolver todos 
los problemas^ Carácter enérgico, pero dúctil al mis- 
mo tiempo. No le tiene miedo a la vida ni a las 
intermitencias de la suerte y sabe hacer frente a 
cualquier eventualidad. Sumamente sincera suele us- 
ted llamar "al pan, pan, y al vino, vino", como se 
dice vulgarmente, lo que a veces íe ocasiona alguna 
molestia. No debe preocuparle esto, ya que los va- 
lores positivos de su carácter son indiscutibles. 

Apolo, Perú. — Dos pseudónimos envía usted den- 
tro del mismo sobre y en dos cuartillas de papel 
distintas, para que le conteste su consulta grafoló- 
gica. Este detalle me bastaría, aún sin ver su es- 
critura, ni leer su larga carta primera, liara definir 
la característica más notable de su temperamento : 
la indecisión. Me pide usted consejo y voy a dár- 
selo, porque en realidad lo necesita. Haga usted una 
especie de examen de conciencia mental, reúna sus 
valores efectivos y trácese un plan de vida fijo para 
seguirlo sin vacilaciones y siij descorazonamientos. 
Cultive su inteligencia, no sueñe. Confórmese con su 
presente y que sus aspiraciones para el futuro partan 
de la línea recta de su situación actual. La ambí- 

{Continúa en la página 58) 




Gertriule Lawrence, actriz, con su nuevo nulo de ciudad Chrysler "Imperial SO". 



P.4GINA S2 



Enero, 192S 



C I N E - M U N D I A L 



PÁGINA 53 




3 



Gozad plenamente de las 

comodidades de la casa 

Tomas de corriente para el anafe o el tostador eléctrico, en el comedor, 
otras tomas para la plancha y las máquinas de lavar ropa y vajilla, en el 
lavadero y en Aa cocina, y todavía más tomas para lámparas que aquí y 
allí alegren y embellezcan la sala, proporcionan comodidad y satisfacción 
sumas. 

¿Le gustaría a Ud. gozar de tan gran comodidad en la casa que proyecta? 
Pida una completa instalación eléctrica con materiales G-E y nada la supe- 
rará. El poner material de instalación G-E en una nueva casa o en una 
antigua con canalización eléctrica deficiente, cuesta sorprendentemente 
poco y se puede llevar a cabo con muy poco trabajo y poco polvo. 

El material de instalación G-E comprende cuanto debe existir en una 
canalización eléctrica cabal que incluya suficientes tomas de corriente y 
llaves, o interruptores, prácticos, todo de la marca G-E. Proporciona, 
económicamente, la máxima comodidad que sólo una instalación completa 
con materiales óptimos puede proporcionar. 

Ponga una instalación G-E en las paredes de su casa y goce de la economía, 
de la comodidad perdurable y del servicio sempiterno que presta el material 
de instalación trazado y fabricado por la General Electric. 

Gustosos lo pondremos a Ud. en contacto con un electricista de 
■> confianza que instale el material G-E. 

(f^aterial de Instalación 




•3 



Sociedades filiales y re- 
presentantes que sirven 
con esmero y eficaciai 

Argentina — General 
Electric, S. A., Buenos 
Aires; Rosario; Cór- 
doba; Tucumán; Men- 
doza; Santa Fe. 

Bolivia — International 
Machinery Company, 
La Paz y Oruro. 

Brasil — General Elec- 
tric, S. A., Río de 
Janeiro; Sao Paulo. 

Centro America- — In- 
ternational General 
Electric Co., Inc., 
Nueva Orleáns, La., E. 
U. de A. 

Colombia — Inter- 
national General Elec- 
tric, S. A., Barran- 
quilla; Bogotá; Me- 
dellín. 

Cuba — General Elec- 
tric Company of Cuba, 
Habana; Santiago de 
Cuba. 

Chile — International 
Machinery Co., San- 
tiago; Valparaíso; 
Antofagasta; Nitrate 
Agencies, Ltd., Iqui- 
que. 

Ecuador — Guayaquil 
Agencies Co., Gua- 
yaquil. 

España y sus colonias 
— Sociedad Ibérica de 
Construcciones Eléc- 
tricas, Madrid; Bar- 
celona; Bilbao. 

Filipinas — Pacific 
Commercial Co-, 
Manila. 

México — General Elec- 
tric, S. A., México, D. 
F.; Guadalajara; Mon- 
terrey; Veracruz; El 
Paso, Texas. 

Paraguay — General 
Electric, S.A., Buenos 
Aires, Argentina. 

Perú — W. R. Grace 
& Company, Lima. 

Puerto Rico — ^Inter- 
national General Elec- 
tric Company of Porto 
Rico, San Juan. 

Uruguay — General 
Electric, S.A., Monte- 
video. 

Venezuela — Inter- 
national General Elec- 
tric, S.A., Caracas. 



t 



72-1 



GENERAL ELECTRIC 

INTERNATIONAL GENERAL ELECTRIC COMPANY, INC., SCHENECTADY, NEW YORK 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



CINE-MUNDIAL 



¿Un Negocio Lucrativo 
e Interesante? 

Nuestro maravilloso equipo le 
ofrece sin igual oportunidad 











He aquí ilustrados los "Donuts" 
— deliciosas, esponjosas roscas fri- 
tas, de exquisito sabor y excelentes 
cualidades nutritivas. "Una vez pro- 
badas, siempre buscadas", porque 
son distintas e inmejorables. 

Somos los fabricantes de una in- 
geniosa máquina que bajo la mera 
presión de un botón, elabora auto- 
máticamente "donuts", este deleita- 
ble producto alimenticio, de un mo- 
do rápido e higiénico, ante la vista 
del público sin que lo toquen manos 
humanas. Cada movimiento — corte 
de la masa, acción de freir el "do- 
nut" y su expulsión, ya acabado el 
producto, a una cesta — se verifica 
de modo tan maravilloso y casi hu- 
mano que queda uno verdaderamen- 
te asombrado. Sin embargo, la má- 
quina es tan sencilla que puede ser 
manejada por cualquier persona aun- 
que no tenga experiencia. 

¡Imagínese las ilimitadas oportu- 
nidades que ofrece ante la enorme 
demanda de este producto al ver el 
sorprendente funcionamiento de es- 
ta máquina! Por algo se la llama 
el más ingenioso medio de hacer di- 
nero y crearse un negocio. Ya sea 
en panaderías, cafés, restaurants, 
bars, tiendas de comestibles o de 
"donuts" exclusivamente, nuestro 
equipo le proporcionará un negocio 
lucrativo y copiosas utilidades. 

Gustosamente proporcionamos de- 
talles de nuestras máquinas y nues- 
tra admirable harina especialmente 
prepara- 
da para 
la con- 
fección 
de los 
"donuts". 
Dirigirse 
a 




DOUGHNUT MACHINE CORP. 

1170 Broadway, New York City, U.S.A. 
Cable: "DOUGHNUT— NEW YORK" 




Ildefonso, Lima, Perú. — - Me interesa que usted lea 
las contestaciones de esta misma sección en el nú- 
mero de Noviembre, porque son dos las peraonas que 
rae han consultado sobre el mismo asunto que Ud. y 
a las cuales he creído un deber de conciencia desa- 
lentar en sus propósitos. La lucha en este pais es 
muy difícil y los 25 dólares semanales a que aspira 
de momento, aun más arduos de ganai'. Es cierto 
que Ud. tiene la ventaja, de que carecían mis otros 
dos comunicantes, de hablar inglés y eso ya es mucho 
para vencer en la contienda. De todos modos le acon- 
sejo medite mucho lo que va a hacer antes de deci- 
dirse y mucho más en las condiciones en que usted se 
halla de trabajar en casa de .su propio padre. El 
pasaje en primera desde la Habana a Nueva York 
cuesta 85 dólares, más cinco del impuesto. 

Incógnito, Panamá. — La combinación del agua y 
la grasa es, indudablemente, la causante de la caída 
de su cabello. El mejor tónico que conozco para 
combatirla y consei'var el pelo fuerte y sano es el 
preparado de la raíz de Arazá, que da resultados ex- 
celentes. No se lave la cabeza más que una vez por 
semana y siemiire con jabón puro de Castilla. El ve- 
llo de los brazos y piernas no desaparece permanen- 
temente con nada. Los depilatorios lo quitan de mo- 
mento, pero vuelve a salir de nuevo con más fuerza. 
Lo único que lo hace desaparecer por completo y pa- 
ra no volver es la aguja eléctrica, cuyo empleo no le 
aconsejo en modo alguno y menos siendo Ud. un hom- 
bre. ¿No conoce el refrán que dice: "El hombre y el 
oso cuanto más feo más hermoso" ? Hay que dejar 
esas coqueterías para el sexo femenino. Para suav- 
zar el cutis después de afeitarse, póngase una ligera 
capa de crema de miel y almendras de Hinds. 

Doctor Diógrenes, Iquítos, Perú. — La causa fisioló- 
gica de que la sangre afluya al rostro de una per- 
sona cuando se le hace objeto de una broma no es 
otra que la cortedad de carácter. Supongo que es 
muy joven y poco habituado al trato de gentes. Por 
eso le avergüenza cualquier broma que le gasten. Es- 
ta característica del rubor que enciende las mejillas 
por la cosa más insignificante es encantadora cuando 
se trata de una jovencita, pero los hornbres deben 
procurar tener un poco más de dominio sobre sí 
mismos para evitarla, pues es casi un signo de debi- 
lidad de carácter. No conozco, ni creo que exista, 
ningún medicamento para extraer muelas sin nece- 



sidad de ir al dentista, pero sí puede usted hacer que 
se las saquen sin el menor dolor, aplicándole el gas 
que le duei-me, sin peligro ni molestia, durante unos 
cuantos segundos, tiempo más que suficiente para lle- 
var a cabo la extracción sin que usted' se dé cuenta 
de nada, hasta el extremo de que todos los pacientes 
preguntan con asombro al despertar del brevísimo 
sueño si ya se les sacó la muela, negándose a creerlo 
hasta que el dentista ne la muestra. Para la caspa 
nada como el compuesto vegetal de la raíz de Arazá. 
Para evitar la grasa de la nariz y la frente no use 
jabón ni crema alguna en el rostro. 

Juana de Arco, Vigo, España. — Me alegra sobren- 
manera el saber que mis con.sejos le han sido de al- 
guna utilidad. Es Ud. una de mis más interesantes 
comunicantes y así debe también parecérselo al hom- 
bre que la ha elegido por compañera y que induda- 
blemente ha de ser muy feliz al lado suyo. Desde 
luego lo que el hombre ama en la mujer es su espí- 
ritu y las cualidades de su carácter que perduran 
cuando al cabo de los años la belleza se marchita. La 
mujer que no tiene más arma que su belleza para 
atraer al hombre está perdida, aunque de momento 
pueda considerarse vencedora en determinada ocasión. 
Es posible que cada país se halle simbolizado por una 
flor distinta, pero yo las desconozco. La flor-símbolo 
de España es el clavel ; la de Mallorca la Flor del 
Almendro ; la de Irlanda la hoja del Trébol, y así le 
podría citar alguna otra más. pero en modo alguno 
las de todos los países como Ud. desea. No creo que 
aquí se venda ningiin libro sobre mitología redactado 
en castellano y eso le será mucho más fácil encar- 
garlo a cualquieí buena librería de Madrid. Ya creo 
que le dije que su letra es preciosa y que sus cartas 
denotan que es Ud. una mujer muy distinguida, ins- 
truida e inteligente. Redacta muy bien, pero con to- 
da sinceridad debo decirle ue abusa un poquito de las 
comas y del punto y coma. Fíjese más en la puntua- 
ción y su escritura será perfecta. No, no es posible 
conocer el carácter de las personas por el color de 
los ojos. Hay algunas con ojos azules de inocencia 
que son verdaderos monstruos de maldad y otras con 
ojos negros de mirada atrevida, que son la bondad 
misma. Por donde se adivina mejor el carácter es por 
la expresión de la mirada. 

(Continúa en la página 61) 




Enero. 1928 



Conferencia de religiones. Izquierda a derecha sentados: Anagarika Darnuipala, budista; reveren- 
do Norwond; Annie fíesant, tensofista; Conan Doyle, espirita; A. Green, hebreo. De pie: Teodoro 
Smiih, zoToastro; Maulvi Dard, mahometano; S.N. Mallilí, hindú y K. L. Das Cupil, que organizo 

la reunión en Londres. 

PÁGINA 54 



^¡^mmmm 



^mmm 



Enero, 192S 



C I N E - M U N D I A L 



PÁGINA 55 



UN FERROCARRIL SIN VIA RECORRE LA AMERICA DEL SUR 



Dos Máquinas de Escribir Remington 

Portátiles forman el equipo Oficial 

del Primer Tren sin Carril que ahora 

Recorre Sud América. 



SIN duda que Ud. ha oído hablar del Primer Tren sin Vía 
q.ue recorrió los Estados Unidos, fué embarcado a Eu- 
ropa y después de cuarenta semanas de turismo por las 
principales ciudades europeas ha ido a la América del Sur e 
iniciado su viaje por todo el continente. 

Casi todas las estrellas cinematográficas norteamericanas 
han viajado en el "Pullman" de ese tren equipado con todo 
lujo. Lleva un radiorreceptor para entretenimiento y dos 
Máquinas de Escribir Remington Portátiles para escribir la 
correspondencia mientras el tren vuela por las carreteras 
del continente. 

Se eligió oficialmente la Remington Portátil por su conve- 
niencia, por su resistencia y porque puede confiarse en 
ella. 

Averigüe en los diarios locales qué día llegará el tren a su 
pueblo. Desde la plataforma del "Pullman" se distribuirán 
postales con la fotografía del tren, — obsequio de la Re- 
mington Typewriter Company. 

Remington 



MAQUINA DE ESCRIBIR PORTÁTIL 





El Primer Tren sin Carril, 
en Londres, Inglaterra, 



ha Remington Portátil es una inaquinita ma- 
ravillosa. Es la máquina de escribir portátil 
inás ligera, más rápida, más compacta y más 
digna de confianza que se fabrica. Tiene todas 
las ventajas de la máquina de escribir grande 
de oficina, y además es portátil. 

ha Remington Typewriter Company está far- 
bricando máquinas de escribir desde hace cin- 
cuenta años; es la fábrica más antigua de su 
clase en todo el mundo. 

hlene y envíenos el cupión y le remitiremos fo- 
lleto ilustrado que describe la Remington Por- 
tátil. 



REMINGTON TYPEWRITER 
COMPANY 

División of Remington Rand 

374 Broadway, New York, U.S. A. 

Muy Sres. míos: 

Sírvanse enviarme el folleto ilustrado que 
describe la máquina de escribir Remington 
Portátil. 



Nombre . 



Dirección . 
Ciudad. . . 
País 



^^ 



Menciónese esta Bevkta al dirigirse a los anunciantes. 



CINE-MUNDIAL 




Cuento/ 



RIDICO/ 




Impermeable 

Los cazadores y tiradores de 
larga experiencia hacen lo 
siguiente: 

Antes de empezar la cacería 
aceitan cui- 
dadosamente 
con 3 -en -Uno, 
I cañón y todo el 
mecanismo de la 
íscopeta. Después 
frotan 3-en-Uno en los 
envases y enseres y és- 
to los proteje contra la llu- 
via, guantes mojados o ma- 
nos húmedas. Al regreso, lim- 
pian y secan las escopetas y 
vuelven a aceitarlas cuidadosa- 
mente con 3-en-Uno. 

TRES-enUNO 

Use 3-en-Uno para lubricar 
toda clase de mecanismos lige- 
ros; para prevenir la he- 
rrumbre, limpiar y lustrar 
las superficies del me- 
tal. 3-en-Uno nunca 
se pega o se seca, 
hace su trabajo 
pronta, eficiente 
y económica- 
mente. 

3-en-Uno 
se vende en ferreterías, arme- 
rías, farmacias y 
bazares, en fras- 
cos de tres tama- 
ños y en aceite- 
ra manuable. 

GRATIS: 



Pifia un frasquito de 
muestra y un Diccio- 
nario de usos. Am- 
bos son gratis. 



THREE-IN-ONE OIL COMPANY 

130 William Street 
Nueva York, E. U. A. 






Las Botas 



¡a' 



CABABA yo de cumplir los 14 años, 
edad en que todos comenzamos a 
presumir. 

En la ciudad en que yo vivía con 
mis padres, no había en aquel enton- 
ces un buen zapatero, sino zapateritos de me- 
dias suelas. Próximas las fiestas de Navidad 
llegó uno de España, que según decían, era 
de figura arrogante y simpática, vestía bien 
j' llevaba en sus pies un buen anuncio del cal- 
zado que confeccionaba. 

Mi prima hermana fué de las primeras en 
visitar su establecimiento, en donde se exhi- 
bían las más lindas botas y zapatillas, de las 
que entonces estaban en boga. 

Llegó mi prima a casa para mostrarme 
unas altísimas botas que le había hecho el 
zapatero español. Desde aquel momento, mis 
pensamientos no tenían otro fin que las botas 
de mi prima, y desde luego, deseaba tener 
mis pies y mis pantorrillas ceñidas por unas 
idénticas. 

Aguardaba ansiosa el regreso de mi padre 
para decirle que me mandara a hacer unas 
iguales a las que pocos momentos había vis- 
to. Con la dulce sonrisa de siempre, accedió 
él a la petición, asegurándome que al siguien- 
te día, a las diez, llegaría el zapatero a casa 
a tomarme las medidas. 

Apenas cerré los ojos aquella noche espe- 
rando que despimtara el nuevo día. 

Comenzaba a vislumbrar los primeros ra- 
yos del sol cuando yo me hallaba ya en pie 
completamente arreglada. Crecía mi ansie- 
dad a medida que transcurrían las horas. 

Las siete, las ocho, las nueve y ¡las diez! 
No se había extinguido el eco de la última 
campanada, cuando un caballero elegante- 
mente vestido se presentó saludando con gran 
cortesía: 

— Señorita, ¿está su padre en casa? 

Yo, suponiendo que a las diez no podía 
llegar otra persona que no fuera la que yo 
aguardaba, le contesté: 

— No, señor; pero siéntese, pues a mí es 



a quien usted tiene que ver. Y materialmen- 
te a empujones le hice tomar asiento frente 
a donde yo estaba. Ya en aquella posición, 
me quité el zapato y le presenté el pie al 
caballero. Si mi ofuscación no hubiera sido 
tanta, seguramente hubiera notado el asom- 
bro que comenzaba a pintarse en sus ojos; 
mas yo permanecía impertérrita, atendiendo 
solamente a darle las instrucciones necesa- 
rias: 

— Mire, desearía que los tacones fueran 
im poco más altos que éstos — y le señalaba 
el zapato que me había quitado — pues a mí 
me gustan de tal y cual manera, etc. 

— Pero. . . señorita. . . — decía el caballero. 

En mi aturdimiento no oía sus explicacio- 
nes: al contrario, cada vez que se retiraba 
un poco le acercaba más y más mi pie, hasta 
que al fin, cansado de mis impertinencias, se 
levantó mirándome con sorpresa. Entonces, 
al ver que a pesar de todos mis esfuerzos 
no comenzaba su trabajo, consentí en poner 
tención a sus palabras. 

— Usted, señorita, se ha equivocado. Soy 
el señor X, Presidente de la Suprema Corte 
de Justicia. 

L. F. E. P. 

.Santo Domingo. 



Yo Quería Volar 

€UANDO muchacho, fui decidido en- 
tusiasta de la aviación. Me pasaba 
los días haciendo aeroplanos de car- 
tón, que ¡claro! no volaban, pero 
que mitigaban un tanto las ganas 
que yo tenía de ser ya hombre, para poder 
dedicarme a lo que yo creía mi mayor vo- 
cación. En mis ensueños pueriles, me veía 
hecho todo un señor piloto, con su bagaje 
de espejuelos, cubrecabeza, y todos los de- 
más adminículos que se requieren ])ara tales 
faenas; me veía cómo, con el mayor despar- 
pajo, tocaba el cielo y las nubes con mis 

(Continúa en la página 58) 




Coche Willus Kiiight, en un modelo novísimo y distintivo. 



Enf.ro, 1028 



PÁGINA S6 



Enero, 192S 



CINE-MUNDIAL 



PÁGINA 57 



Los insectos 
entran en todas 
las casas 

A. NINGUNA casa está libre del peligro de 
las moscas y los mosquitos. Por más cuidado 
que se tenga en observar la limpieza y el 
buen orden, no hay medio eficaz de evitar 
la invasión de la insidiosa plaga de las 
chinches, cucarachas, hormigas y otros in- 
sectos caseros. Estos pequeños seres malignos 
que revolotean o trepan por las paredes y 
los muebles no solamente son molestos 
sino que amenazan la salud y el bien estar. 

IlJIay que destruir todos estos insectos 
inmundos antes de que ganen terreno. 
Acabe con ellos inmediatamente, para ello 
hay un medio infalible — el Flit. 




'La lata amarilla 
con la faja negra" 



■^it^^ojr^, 



Moscas 









E, 



íL Flit pulverizado mata en seguida todos los 
insectos adultos y sus huevos y larvas. Penetra en 
las rendijas más recónditas en que se anidan y crían 
los insectos, destruyendo así no solamente los que 
se ven, sino que también los que hay escondidos, 
aguardando a que venga la obscuridad para salir a 
atormentar a las personas y corromper los ali- 
mentos. ¡ Hay que aplicar Flit esta misma noche ! 



Flit es un producto limpio y 
fácil de usar y que ofrece toda 
seguridad. No deja manchas y 
es inofensivo para las personas, 
pero es mortífero — causa muerte 
instantánea infaliblemente — para 
todos los insectos caseros. 



Se puede comprar Flit en todas 
partes — basta pedir "la lata 
amarilla con la, faja negra." 
Cómprese una lata hoy mismo. 




RE0.U.«.IM.T.OFP. 



enlístese en la guardia de la salud 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



CINE-MUNDIAL 




/ Quítese 

ese dolor! 

Dondequiera 

que esté el dolor, el 
Linimento Sloan lo 
alivia pronta y segu- 
ramente. 

Por 42 Años ha pro- 
bado ser el remedio 
más eficaz para dolo- 
res reumáticos, neu- 
rálgicos y muscula- 
res. Evita la inco- 
modidad de parches 
o emplastos. No re- 
quiere fricciones co- 
mo los remedios 
anticuados. Penetra 
sin frotar, no man- 
cha y 

SU efecto 

es instantáneo 



CUENTOS verídicos 

(Viene de la página 56) 

manos, y hasta me permitía bromitas con el 
señor San Pedro. 

Así las cosas, ¡cuál no sería mi ¡ilborozo 
al saber que mi familia se trasladaba de la 
calurosa y maloliente capital, a un lugar en 
las proximidades del aeródromo de Coluni- 
bia ! ¡Qué de cosas buenas me prometía! 
¡ Cómo iba a tratar de tú por tú a nuestros 
héroes del aire! ¡Qué gusto me iba a dar te- 
niendo por modelos a los aviones de verdad, 
para mi ingeniería cartoneril! 

Bueno es que se sepa, que de mi nuevo 
hogar al aeródromo, había una distancia de 
dos kilómetros aproximadamente, y que no 
fueron pocos los tirones de orejas que reci- 
bí de mis mayores por mis frecuentes esca- 
)iadas hasta allí. Y que esa distancia la ca- 
minaba yo diariamente sin sentir cansancio 
alguno. 

En los hangares de una compañía particu- 
lar, que hacía viajes periódicos hasta la ciu- 
dad, con pasajeros, me encontraba metido 
todo el santo día, campeando allí por mis 
respetos y feliz de poder tratar en confianza 
a tantos mecánicos y aviadores. Para mí la 
técnica de la aviación era pan comido. ¡Ha- 
bía que ver con qué aire de superioridad re- 
fería yo a mis amigos mis experiencias avia- 
torias! ¡Había que ver cómo hablaba yo de 
motores, cilindros, caballos, fuselaje, enver- 
gadura, cajones de aire, estabilidad, etc! 

¡Y cuánto ansiaba volar! i Cuándo se me 
presentará una oportunidad? — suspiraba. 

Una tarde llegó al aeródromo, en su auto- 
móvil, un buen señor de aspecto decente 
(léase: rico) acompañado de cuatro o cinco 
muchachos, poco más o menos de mi misma 
edad. Y como este buen señor manifestara 
a los empleados de la compañía sus deseos 
de volar, en un santiamén sacaron el apara- 
to de su hangar, y todo dispuesto, el piloto 
notificó al buen señor que le haría una re- 
baja prudencial si montaba a uno de los mu- 
chachos; el buen señor llamó al mayor in- 
\itándole y éste se deshizo en explicaciones 
diciendo entre otras muchas cosas, ¡qtie svi 
mamá no le dejaba! ¡Tonto, tonto y retonto! 
— decía yo para mis adentros. ¡Que se me 
presentara a mí una ocasión como aquella! Y 
así cavilando, yo no había notado que el 
"buen señor" se me acercó, me agarró por 
un brazo y dirigiéndose al grupo de mucha- 
chos, les habló de esta manera: 

— Ahora verán ustedes lo que es im chi- 
quito valiente. ¿Quieres volar conmigo, mu- 
chacho? 

Oír yo aquello, de un tirón soltarme de 
aquella mano que me aprisionara, subírseme 
no sé qué cosa a la garganta, y "abrirme" 
a correr, saltando cercas de alambre de púas, 
zanjas y matorrales, todo fué una. ¡Cómo 
corrí yo aquellos memorables dos kilóme- 
tros! ¡Ahora sí que volaba! ¡Ahora sí que 
tenía alas en los pies! 

Hasta mi casa no psfré. 

D. L. L. 

Habana. 



Mata Dolores 



PREGUNTAS Y RESPUESTAS 

(Viene de la página. 49) 

33, la mitad de sus años, sino que alguien le hizo 
unos versos especiales, futuristas o no sé qué, que 
lo han enternecido. Te me fisuro trigueñita y viva- 
racha, con los ojos muy frrandes y la boca muy pe- 
queña. Delgada y con pie mínimo. ¿Acerté? 

Uno que quiere volar, Santa Ana, El Salvador. ^ 
¿ No dije que el romanticismo es peligroso ? Ya te- 
nemos suicida en ciernes. Pues no conozco revista 
de aviación en español. Y si la conociera, no la 
recomendaría. Demasiadas culfias llevo encima. 

Kl amigo Toddy, Quito. — Apenas me hablan de 
mi sueldo, empiezo a sudaiT casi siempre es preludio 
de vin empréstito. Y no quieras meterme en líos con 
lo de Cortez. Yo no leo má-s que "El Demócrata 
.Sinaloense", diario provincial de Méjico que nos arre- 
batamos aquí de las manos todos los redactores ape- 
nas lo trae el correo. Eso es un periódico y lo de- 
más no sirve. Por cierto que hace varios días que 
no llega y estamos alarmadísimos. i Se habrá sus- 
pendido? 

Lisson y Lissette, Guatire, Venezuela. — ;. Conque 



soy "encantador" ? ¡ Y luego quieren algunos mal 
aconsejados que diga mi nombre y saque mi retrato 
aquí I Ni Nita ni Harían se han eclipsado por com- 
pleto, pero tampoco fulguran como antes. Lo de 
Rod y Vilma, ya salió. Puede que Novarro no quiera 
casarse, pero que le gustan las muchachas, me consta. 
Recibí los besos, que no por ser en inglés me han 
hecho menos efecto. 

Teodoro G., Bahía Blanca, Argentina. — Fairbanks, 
hijo, y Cortez, Paramount Bldg., New York (aunque 
este último está ahora en Europa) ; Novarro, Metro- 
Goldwyn (dirección ya dada). Moreno actualmente 
sin contrato : Los Angeles Athletic Club, Los Angeles. 

Amelia (?) — Su carta llegó en Julio. La abrí 
hoy. He quedado en el más completo de los ridículo-s. 

Una admiradora, Buenos Aires. — Sí, se retiró del 
lienzo Pearl. La dilección de Gloria va en este mis- 
mo número. 

Txistu, Pamplona. — El mes pasado salió un re- 
trato estupendo de su predilecta, con datos y todo. 
Yo creo que los sellos los puede obtener en el con- 
sulado norteamericano de esa. Y gracias por lo que 
me envió. 



CONSULTAS GRAFOLOGICAS 

(Viene de la página 52) 

ción es el gran estímulo de la juventud, pero siempre 
que esté bien encauzada. De otro modo puede tam- 
bién conducir al fracaso. Como es usted muy joven 
tiene tiempo sobrado de vivir más adelante en cuan- 
tos países le acomode, pero de momento le aconsejo 
que se quede donde está hasta que su preparación 
sea más completa. Dediqúese con feí-vor al estudio 
de la radiotelegrafía. Le proporcionará satisfacciones 
sin cuento y quien sabe si no habrá de conducirle a 
un brillante ix)rvenir. Ya tiene usted, por su pro- 
fesión, la mitad del camino andado. La indecisión 
y cierta tendencia injustificada al pesimismo, que 
se revela claramente en su letra, son sin duda alguna 
las causantes de su fracaso con el bello sexo, que en 
todos los órdenes de la vida da siempre su prefe- 
rencia a la acometividad y hasta a la osadía. Pero 
esto es algo secundario y que no debe preocuparle, 
ya que es usted tan joven que puede muy bien de- 
cirse que ha nacido ayer. Cultive su inteligencia, 
le repito, estudie, afirme su carácter y mire la vida 
de frente sin temores ni sobresaltos. Cuando usted 
a fuerza de constancia y de dominio sobre sí mismo 
haya conseguido hacer destacar su verdadera perso- 
nalidad, que ahora tiene como envuelta en espesos 
velos, es posible que llegue usted a convertirse en un 
verdadero conquistador. 

Snsanita, Lajas. Cuba. — Hubiera preferido natu- 
ralmente que el trozo de su escritura fuese de ideas 
propias y no ajenas, ya que así se me hubiera ma- 
nifestado su personalidad más difinida. Pero, no 
importa. Es suficiente con las líneas recibidas, para 
afirmar, ante todo, que es usted inteligentísima y 
de gustos refinados. Su carácter es alegre, locuaz 
y generalmente dulce, aunque un poco rebelde cuando 
la contrarían. En sociedad eg usted sumamente agra- 
dable, y trata sien^re de complacer a todo el mundo. 
Sueña usted mucho y a veces se halla a punto de 
llegar en sus sueños al borde de un enfermizo ro- 
manticismo. Reacciona usted pronto, sin embargo y 
vuelve por fortuna a la realidad. Me la imagino 
bella, activa, generosa y con todas las condiciones 
para hacer la felicidad del hombre que la tenga por 
compañera. 

Florinda Cañas, Honduras. — Gustos sencillos y ca- 
rácter apacible. Es usted mujer de hogar, ante todo 
y de espíritu maternal, sin que esto sea un obstáculo 
para que se afane por embellecer su espíritu alimen- 
tándolo con lecturas y enseñanzas provechosas. Ene- 
miga del bullicio y de las multitudes, le gustan las 
flores y es extremadamente cuidadosa de su atavío 
personal. 

Octavión, Guayaquil. — El carácter de su letra in- 
dica una extraña contradicción en su temperamento. 
Tiene una gran propensión a enamorarse y a sen- 
tirse influenciado por el sensualismo, siendo apasio- 
nado en sus amores y en extremo cariñoso y com- 
placiente por lo tanto. Pero al mismo tiempo se de- 
ja usted dominar fácilmente por la ira, según lo in- 
dica la manera de escribir sus letras mayúsculas, sin 
rasgos en sus comienzos, se indigna y se impacienta 
por cualquier motivo, aunque por suerte su exaspe- 
ración se le pasa pronto. Debería vigilar esta moda- 
lidad de su temperamento y tratar de modificarla, 
para evitarse tal vez algún serio disgusto. 

Enrique Torres, Guayaquil. — Más que una con- 
sulta grafológica es la suya una consulta particular 
que no encaja mucho en esta sección. 

El Hombre que Ríe, GuayaquiL — Carácter unifor- 
me. Equilibrio perfecto. Orden absoluto en todos 
los actos de su vida. Yo le llamaría a usted "el 
hombre cronómetro" y creo que seria más acertado 
este pseudónimo que el escogido por usted. Valdría 
la pena de que llegara usted a Presidente de la Re- 
pública. Los asuntos de la nación marchaiían como 
una seda y el pueblo sería feliz bajo s^ mando. Un 
sólo defecto se hace visible en su escritura. Es us- 
ted orgulloso y siente a veces un profundo desdén 
hacia sus semejantes. 

Andy Arev. L., Guayaquil. — El texto de su carta 
no está muy de acuerdo con lo que revela el carácter 
de su letra. "Lo mejor es amar una sola vez en la 
vida", dice usted y, o la Grafología miente, o usted 
es más dado a los amoríos que al amor exclusivo 
y único. La tendencia ascendente de sus renglones 
indica bien a las claras un instinto natural, un afán 



(Contini'ia en la página 60) 



F.xrpo. 1028 



PÁGINA 58 



Enero. 1Q2S 



CINE- MUNDIAL 



PÁGINA 59 








Exija este empaque 



Jueg'ue Siempre Lo 
Mejor Posible. 



Cuando nade, monte a caballo, juegue tennis, 
basket-ball o golf, empéñese en hacerlo bien. 
Ud. gozará de los deportes si los ejercita de una 
manera correcta. Juegue para ganar, porque sin 
duda es mejor ser vencedor que vencido. 

Para que Ud. juegue bien, debe gozar de 
buena salud. Si está decaída o nerviosa no 
encontrará placer en la equitación ni en la 
natación; y si no come suficiente o no duerme 
tanto como es preciso, probablemente no ganará 
en las partidas de tennis o de golf. Cuidar su 
salud es asunto de vital importancia. 

El Compuesto Vegetal de Lydia E. Pinkham 
es un tónico eficaz que las mujeres han usado 
por más de cincuenta años. Pruébelo Ud. 
también. 



Compuesto Veg'etal 
de I^ydia £. PinKham 

LYDIA E. PINKHAM MEDICINE COMPANY. LYNN, MASS.. E. U. DEA. 



Menciónese esta Revista al dirigirse a ios anunciantes. 



CINE-MUNDIAL 




"ALLEN A" 

MEDIA DE GASA PARA BAILE 

Exquisita Media de Seda con 
Pie Invisible Interior de Lisie 
que Asegura Larga Duración 

L\ POPULARIDAD de la Media 
"Allen-A" de Chiffón de Seda pa- 
^ra baile es tan extensa como la 
afición al baile mismo. Esta media ex- 
quisita se hace especialmente para las 
mujeres aficionadas al baile. 

El tejido, que pudiera ser obra de 
hadas, satisface a la mujer más meticu- 
losa y es todo de seda finísima desde 
el borde superior hasta la punta de los 
dedos. Suave, delicada y de ajuste per- 
fecto. 

Dentro del pie de seda hay otro pie 
invisible de lisie finísimo, y ese es el se- 
creto de la duración extraordinaria de 
la Aledia de Chiffón de Seda Allen-A. 

♦'ALLEN-A" 

la media toda de seda desde la punta hasta don- 
de va la liga, viene en gran variedad de precios 
y en todos los colores de moda : Champagne, 
Beige. Malva Taupe, Suntan, Rosa Té y Alesan. 
Las medias de seda pura "Allen-A" ajustan 
perfectamente al tobillo, prestando nítida ajia- 
riencia ; tienen talón alto empalmado y planta 
de seda para que puedan usarse con la zapatilla 
baja de moda. La parte superior, está acabada 
con un ribete invisible que impide las deshila- 
duras causadas por la liga. 

Si la tienda donde Vd. hace sus com- 
pras no tiene calcetería " Allen-A ", 
sírvase enviarnos su nombre y direc- 
ción juntamente con loa de Vd. v a 
vuelta de correo le enviaremos nues- 
tro interesante librito "Nuevas Ideas 
en Calcetería". 

THE ALLEN-A COMPANY 

Kenosha, Wisconsin, U. S. A. 

Fabricantes de calcetería para hombres, muje- 
res y niños. 



Los comerciantes que no tengan existen- 
cia de la famosa calcetería "Allen-A" en 
seda, lisie o algodón, ni ropa interior es- 
pecial para hombres, mujeres y niiíos, 
deben escribirnos inmediatamente pidien- 
do informes espeeciales. 




CONSULTAS GRAFOLOGICAS 

{Viene de la página 58) 

insaciable de diversiones, al que usted no puede sus- 
traerse. Hay también cierta ligereza de caráctei- sus- 
ceptible de modificación con los años. 

Lucevco, Cuba — El episodio que relata en su carta 
es el símbolo perfecto de su carácter, por lo que de 
su letra se deduce. Empieza bien las cosas, con el 
mejor deseo de llevarlas bien hasta el fin, pei'o por 
cansancio natural, por precipitación, por falta de 
método, o por mala suerte — que todo puede ser — 
las termina mal. Teniendo muy buen fondo y me- 
jores intenciones le es difícil llegar a la perfección 
en cuantas tareas emprende. Un poco de concentra- 
ción en aquello que usted trate de llevar a la prác/- 
tica acabará por darle la justeza que necesita. Otra 
característica muy marcada en su letra, especial- 
mente en las grandes y adornadas mayúsculas es la 
afectación. Natural o estudiadamente trata usted de 
hacerse conspicuo siempre que tiene ocasión. Pro- 
cure evitar esto y sea natural. No hay nada más 
agradable. 

X. Y. Z., Tarma. — Pretende usted ser impenetra- 
ble y complicado de espíritu y para desorientante 
— o para tratarlo al menos — en sus cinco líneas 
tiene usted buen cuidado de escribir cuatro veces la 
letra í de manera distinta, con la tilde a la derecha, 
a la izquierda, cruzando la letra y completamente 
por encima de esta. ¡ Pobres argucias para la pre- 
cisa ciencia de la Grafología, que es tan exacta como 
la de las Matemáticas ! Su espíritu impenetrable y 
comjjlicado no lo es aSí para el grafólogo. La carac- 
terística de su temperamento es la agilidad. Es usted 
activo de cuerpo y de espíritu, extraordinariamente 
rápido de movimientos y de acción, muy inteligente, 
con una gran disposición para cualquier cosa que 
emprenda. Amante de los deportes y en otra fase 
de su carácter, sobre la que no pueden mentir cier- 
tas letras de su escritura, sumamente agradable, con 
un deseo constante de complacer a los demás, suave 
de carácter y de muy grata personalidad para sus 
amigos. 

Ragrnas, Méjico. — Gran personalidad y carácter 
fuerte, perfectamente definido, con un poder mental 
muy superior al de la generalidad de las gentes. Su 
letra es la letra de los pensadores, de los filósofos, 
de los hombres de estado y de los buenos literatos. 
Aptitud extraordinaria para los negocios y éxito se- 
gui'O en la diplomacia. Es usted un hombre culto y 
muy simpático. Este es el anverso de la medalla. 
En el reverso es usted orgulloso y iioseído de si mis- 
mo, desdeñoso con los demás y un poco frío en sus 
relaciones de amor. Defectos todos fáciles de corre- 
gir con un poco de buena voluntad por su parte. 

Lectora, Guayenas. — Demasiado modesta y compla- 
ciente con todos. Discreta en extremo, se amolda 
siempre a la voluntad de los demás y es capaz de 
.sacrificarse por todos. Sin perder estas excelentes 
cualidades, ijero sin acentuarlas hasta el punto de 
que la lierjudiquen, como ya le ocurre sin duda con 
los hombres que la pretenden, trate de tener más 
personalidad, imponiendo de "'ez en cuando su cri- 
terio propio. 



Un Cubano, Caibarién. — Bromista de marca mayor. 
Amigo del "choteo", como dicen ustedes por ahí, y 
de divertirse todo lo posible. Un poquito presuntuoso 
de su tipo o de su valer y un deseo innato de ser 
siempre el primero en todas partes. 

Laura Uribe, Medellín. — Exquisito temperamento 
artístico. Constancia en los afectos y firmeza de pro- 
pósito en todas sus acciones. Calma, reposo y deter- 
minación. Fiel en la amistad y en el amor. Vera- 
cidad, asiduidad, perseverancia. Todas estas bellas 
cualidades la adoraan, segTÍn se deduce de su letra. 
Pero es usted demasiado dada a soñar y bueno es re- 
cordar que ya pasó hace tiempo la época del roman- 
ticismo. Si no lo hace asi va a llevarse muchos des- 
engaños y decepciones en la vida. 

Clavel del Aire, Buenos Aires. — Me maravilla que 
una mujer tan culta como lo es usted no crea en 
la Grafología. Voy a tratar de convencerla con la 
evidencia. Actividad es su principal característica. 
Rapidez de percepción. Talento natural extraordi- 
nario. Seguridad en todas sus acciones. Puede usted 
bastarse a sí misma en la vida, sin necesidad de 
nadie que la ayude. Mujer moderna con todas las 
ventajas de la falta absoluta de prejuicios. Amante 
de los viajes y de la buena vida, deseosa siempre de 
perfeccionarse. Afectuosa sin extremos y en amor un 
poco reservada, aunque sincera. No podrá usted 
negar que los rasgos de su letra no mienten y espe- 
ro que de ahora en adelante la Grafología contará 
con una creyente más. 

Gumersindo López, República Argentina. — Gustos 
sencillos. Amor al estudio, con preferencia a los idio- 
mas. Enemigo de cuanto sea exaltación o apasio- 
namiento. 

Ojitos. — Presumida y mal criada. Simpática, a 
pesar de todo, y naturalmente graciosa. Muy bro- 
mista y amiga de que le celebren sus gracias. Le 
gusta mucho componerse y quisiera estrenar un ves- 
tido cada semana. 

Rowcna, Sancti Spiritus. — Muy inteligente y muy 
instruida. De temperamento muy sensible, ama con 
pasión y pone una devoción intensa en todos sus 
actos. Siente con vehemencia, con celo, con entusias- 
mo. Le gusta la música y la lectura. Muy cortés 
y amable con todo el mundo, disfruta de innumera- 
bles simpatías. Debe tener mucho cuidado en la elec- 
ción de esposo y de amistades, liara evitarse amargos 
desengaños que le harían sufrir mucho dado su tem- 
peramento afectivo. 

Bori, Mayagüez. — Bondad ingénita pero con el afán 
de discutir cualquier asunto, le importe éste o no. 
Falta de preparación intelectual. Falta de atención 
y cierto descuido en los asuntos. Inteligencia najural 
muy fácil de cultivar con un poco de estudio y con- 
centración. 

Dagmar, Mayagüez. — Exactitud. Corrección. Acuer- 
do con la verdad en todo momento e incapaz de una 
falsedad por nada ni por nadie. Carácter sincero, 
bien equilibrado. Habilidad e instinto sobrenatural 
para conocer a las personas con quien trata. Domi- 
nio de sí misma en las más abrumadoras circuns- 
tancias. Cabeza firme y muy difícil de dejarse en- 
gañar. 




Al 67. John tomando la medida del puño del famuso iJiigilisUi de los Estados Unidos, 
Juc Diindec, a ver si se le ¡icya algo. Al aparece en "Case\j Jones", cinta de Rayart. 



Enero, 1928 



PÁGINA 60 



CINE-MUNDIAL 



La Soñadora Incomprendida.— Bien escogido su seu- 
dónimo. Cosa rara porque casi nintruno está de acuer- 
do con el carácter de la persona. Espíritu superior 
el suyo, al que le será difícil encontrar compañero. 
Gustos artísticos. Amante apasionada de los bsenos 
libros. Defensora de la mujer. Aptitudes de gran 
educadora. Inteligencia poco común. Debe, sin em- 
bargo, ponerse a tono con el resto de la humanidad 
para no quedarse sola en su torre de marfil, reti- 
rándose a este santuario únicamente cuando se sien- 
ta fatigada de las miserias humanas y su espíritu 
sienta necesidad de reposo. 

B. H. García, San Antonio de los Baños. — Espíritu 
dominador. Carácter alegre, jocoso, y percepción rá- 
pida. Fuerte sentimiento de confraternidad. Cierta 
influencia de prejuicios de clase. Muy difícil de sim- 
patizar con otras personas. 

El Mismo, Bogotá- — No tiene usted nada de tonto. 
Un poco desorientado por su carácter algo incierto. 
Carácter un poco desigual y versátil, Olvida con fa- 
cilidad y se distrae con la pequenez más insignifi- 
cante. Bondadoso y servicial, se halla siempre dis- 
puesto a hacer un favor a los amigos. No le gusta 
el estudio y debería prestarle un poco de atención 
pensando en el porvenir. 

Beatriz, La Habana. — Carácter muy poco definido, 
un poco pusilánime. Tendencia a la melancolía y al 
pesimismo. Fácil para las lágrimas. Necesidad ab- 
soluta de reacción por medio del estudio, de las ocu- 
paciones, de la frecuencia en el trato de amigos, de 
paseos y distracciones, para contrarrestar el peligro 
de que un temperamento como el suyo llegue a la 
neurastenia. Es naturalmente bondadosa y dulce 
aunque a veces se desespera consigo misma. 

Stendhal, Monterrey. — Un poco de estudio por su 
parte y me veré obligado a cederle mi puesto. Vo- 
lubilidad de espíritu es la primera indicación de sus 
caracteres grafológicos. Después, carácter descuida- 
do, poca fijeza y veleidad en sus afectos. Espíritu 
vigoroso, no obstante, capaz de poner freno a todos 
los desequilibrios. Un poco indolente, pero de tan 
agradable disposición que se hace simpático. No mu- 
cho amor al estudio, pero sí un exacto sentido del 
deber que le lleva a cumplir sin vacilación todos sus 
compromisos. Es usted ágil, alegre y amigo de di- 
vertirse cuanto pueda. 

Malintzin, Méjico. — Bondad extraordinaria, equili- 
brio perfecto, serenidad y reposo. Corazón apasiona- 
do .V talento excepciponal. Todo esto dicen los rasgos 
de su letra. Pei-o contra esta s^j'ie de maiíníficas 
cualidades tiene un desconocimiento absoluto del mun- 
do y de los hombres. Cautela y un poquito de re- 
serva es el escudo que puede salvarla en las luchas 
de la vida. 



DE MI ESTAFETA 

{Viene de la página 54) 

Amiguita, Santa Ana, El Salvador. — Siento mucho 
que nosotros no podamos ocuparnos de hacer compras 
para nuestros lectores. El poco tiempo y las tareas 
periodísticas nos lo impiden. No disponemos mate- 
rialmente de minutos para ello. Yo creo, por lo tanto, 
que si Ud. no consigue directamente esos productos 
podría usted hacer que los pidieran a la casa pro- 
ductora los droguistas de donde usted se surta ge- 
neralmente. Es indudable que en esa ciudad habrá 
alguna casa que reciba perfumería y artículos de 
tocador de Norte América. No conozco los otros dos 
preparados contra el vello y contra los puntos ne- 
gros y espinillas a que u.sted se refiere en su carta. Co- 
mo el anuncio que usted me envía es de un periódico 
español supongo que es a España a donde debe Ud. 
encargarlo. Probablemente el tratamiento para los 
punios negros le dará resultado, pero dudo que se lo 
dé el otro para extirpar el vello. Contra esto no hay 
nada eficaz, que yo sepa, más que la aguja eléctrica. 
Con todos los demás depilatorios, el vello vuelve a sa- 
lir una y otra vez. Pruebe, de todos modos, ya que 
por probar nada pierde. 

Logan rosa de miel, Durango. — Para que le crez- 
can las pestañas nada como la pomada "Lashgrow". 
Para todo lo demás que me pregunta, mantener en 
buen estado la salud en general, con lo que se en- 
durecerán sus carnes, adquiriendo la firmeza nece- 
saria y dándole a sus formas la deseada redondez. 
No coma dulces ni grasas y no abuse de la carne 
para evitar las espinillas. No le queda más reme- 
dio que arreglarse las uñas una vez por semana, de- 
dicándoles además unos cuantos segundos en el toca- 
do diario, si quiere conservarlas limpias y bonitas. 
Para que dure el rizado del cabello no hay nada más 
que el ondeado permanente, cuya duración depende 
de lo más o menos rápidamente que crezca su pelo. 

A. S. V., Pasajes, Guipúzcoa. — iVIuy simpática su 

carta, pero para mi g-usto irrealizable lo que usted 
proyecta. Si Ud. lee esta sección con asiduidad ha- 
brá visto lo que repetidamente digo a los que se en- 
cuentran en las condiciones y con los deseos de Ud. 
En primer lugar, que aquí no hay mujeres en las or- 
questas ; si acaso alguna arpista y no siempre, por- 
que en muchas de ellas los arpistas son hombres tam- 
bién. Creo haber hablado en el número anterior de 
un notable pianista y compositor que se muere de 
hambre en esta inmensa ciudad. Y como este caso 
los hay a cientos. Tiene Ud. además en su contra el 
poco dinero de que dispone a su llegada a Nuevn 
York. Tener aquí cien dólares es como tener cien pe- 
setas en España o posiblemente menos. Queda de- 
pués 1p cuestión de las leyes de inmigración, severí- 
simas y sin exageración alguna en cuanto le han di- 
cho en et consulado americano de esa ciudad. En la 

{Continúa en la página 63) 
Enero, 1928 




Esta es la bujía de enceit» 
dido Moto Meter de aju; 
te automático, cuyo elec- 
trodo a tierra bimetálico 
se ajusta automáticamen- 
te al funcionamiento del 
motor frío y del motor 
recalentado, produciendo 
asi mi encendido de efi- 
cacia insuperable. 



¡Por fin! La bujía de 

encendido Moto Meter 

de ajuste automático 



Los ingenieros especialistas en encendido, desde hace 
^ muchos ai'ios, han venido tratando de perfeccionar 
una bujía de encendido con distancia explosiva de 
ajuste automático, como la que nosotros ofrecemos aho- 
ra. Todas las otras bujías que se construyen al presente 
tienen la distancia explosiva dispuesta a un término me- 
dio comprendido entre una grande para el funcionamien- 
to normal del motor recalentado y una pequeña para fa- 
cilitar el arranque del motor frío. 

Los ingenieros de la Moto Meter han resuelto el pro- 
blema y dado al mundo automovilista la gran Bujía de 
Encendido Moto Meter de Ajuste Automático. 

En los cuatro párrafos siguientes se explica un nuevo 
principio científico en lo tocante a encendido de motores. 



1. El electrodo a tierra, de un ma- 
terial bimetálico muy sensible al ca- 
lor, está ajustado a una pequeña dis- 
tancia explosiva para facilitar el 
arranque eléctrico. 

2. El electrodo a tierra bimetálico 
se dilata de 15 a 20 milésimas de 
pulgada a medida que el motor se 
recalienta. Esta dilatación aumenta 
naturalmente la distancia explosiva 
de las chispas y asegura, por lo tan- 
to, al motor, un funcionamiento de 
máxima eficacia. 

3. Debajo de la tuerca de borne de 
cada bujía de encendido Moto Meter 



hay una plaquita calibradora de exac- 
tamente 15 milésimas de pulgada de 
espesor. Esta plaquita puede quitar- 
se y colocarse nuevamente con suma 
facilidad y simplifica mucho el ajus- 
far la distancia explosiva de las chis- 
pas a quince milésima de pulgada 
para asegurar un arranque rápido y 
expedito. 

4. El aislador se hace de un nuevo 
material químico sintético, que no 
requiere satinacióu o glaseamiento. 
en la parte inferior, como el de las 
l)ujias ordinarias. Por esta razón no 
puede ponerse lícgajoso ni ensuciarse 
con hollín o carbón. 



Indicador de 

temperatura 

de motor 

Moto 

Meter 




La bujía 
de ENCENDIDO 

MOW) M ETE!R 

The Moto Meter Co. Inc., L. I. City, N. Y., E. U. A- 

Fabricantes de manómetros para neumáticos 
y de bujías de encendido. 




Manómetro 

Moto 
Meter 



PÁGINA 61 



CINE- MUNDIAL 

Sección Femenina 

DE TIENDAS EN NUEVA YORK 

Por Elena de la Torre 



^^■^ENGO una gran amiga colombiana, 
■ íl ^^ Barranquilla, a la que quiero en- 
m^ \ y trañablemente y que reside en Nue- 
^™*^ va York hace varios años. Mi amiga 
tiene una hija, mu3^ linda, casi ame- 
ricana, puesto que aquí se ha criado. Al ir 
a visitarlas días pasados, me sorprendió la 
madre diciéndome que Magola cumplía diez 
y ocho años y que la pensaba vestir de largo 
para presentarla este invierno en sociedad. 
No cabe duda que mi amiga está un poco 
anticuada. En sus tiempos (y los míos), ves- 
tirse de largo era una expresión lógica y co- 
rrecta. Se alargaban las faldas hasta el sue- 
lo, se recogía el cabello en un alto moño y 
se compraban los primeros zapatos de tacón 
alto. Hoy, que la falda no pasa de las rodi- 
llas y que las cabelleras van completamente 
recortadas, la transición de la adolescencia 
a la pubertad en la mujer no se advierte. 
Y suele haber chiquillas de doce años que 
tienen más experiencia, más picardía, más 
edad, en una palabra, que otras de veinte. 

Pero, basta de preámbulo. Magola se va 
a vestir de largo y es necesario recorrer con 
ella varias tiendas de vestidos para orien- 
tarse. La madre, mujer muj' cómoda y ca- 
sera, me encomienda esta misión. 

Hemos pasado una semana entera sin des- 
cansar. Y el equipo está casi completo. Va- 
rios vestidos de diario, tres o cuatro de tarde 
y otros tantos de noche, más el complemento 
de los respectivos abrigos y sombreros, del 
calzado y de los accesorios, bolsos, collares, 
pendientes, etc. 

Como en mis anteriores artículos he dado 
preferencia a los trajes de calle, liablaré hoy 
a las lectoras de CINE-MUNDIAL de las 
toilettes de noche, puesto que la época es 
)jropicia y ya que este año son de una ri- 
queza y elegancia extraordinarias. Lo pri- 
mero que apasiona el gusto femenino son 
las bellas telas que se emplean para su con- 
fección: terciopelos chiffons, terciopelos mu- 
selinas, brocados metálicos y sedas brillantes 
pintadas. Para las jovencitas predomina el 
corpino ajustado, largo hasta más abajo del 
talle, y la falda de amijlio vuelo compuesta 
de numerosos volantes de gasa y seda, ca- 
yendo en frunces desiguales que forman 
grandes picos faltos de simetría, pero so- 
brados de elegancia. Gris y rosado es el 
vestido que en este estilo ha comprado Ma- 
gola, con tres preciosas camelias pintadas 
en el corpino y una linda guirnalda de las 
mismas flores cayendo Jiasta el borde de la 
falda. Otro de ellos es liso, de tela metálica 
dorada, sin más adorno que una enorme flor 
de terciopelo negro en el hombro derecho. 
Y, por último, otro blanco, o mejor dicho 
color marfil, de estilo antiguo, adornado todo 
el cuerpo y la falda con innumerables hile- 
ras de puntilla muy estreclia, del mismo co- 
lor, que cubren todo el vestido exceptuando 
una ancha faja en el centro del corpino y 
otra en el centro de la falda. Magola, que, 
como la generalidad de las muchachas, está 
dejándose crecer su melena cuyos bucles ri- 
zados le llegan ca.si al hombro, parece con 
este vestido la representación exacta en mar- 
fil de ima de las Meninas del famoso cuadro 
de Velázquez. 

Viene después el complemento de los abri- 
gos. Hemos visto en este orden verdaderas 
iiiaravilhis. El adquirido para Magola es de 
terciopelo rojo cubierto de i)rimorosas apli- 
caciones en realce, llegando la parte de este 
género hasta el talle y siendo el resto, hasta 
el borde, de tisú de oro brillante. Es de 
corte kimono y las mangas, muy anchas, ha- 
cen juego con la parte de abajo del ;ihn>o. 

Enero, 1928 



Un gran cuello de renard gris genuino com- 
pleta el conjunto de este bello modelo origi- 
nal y suntuoso. Aunque no es precisamente 
el que j'o hubiera escogido para mí, a pesar 
de gustarme mucho. 

Entre los que admiramos, había una capa 
de terciopelo negro con cuello de armiño de 
extraordinaria sencillez y buen gusto. Otro 
gran abrigo también de terciopelo forrado 




\ 




Una combinación de crepé de cliina y raso bri- 
llanie, en tono verde claro forma este eleganlisi- 
nio vestido de tarde presentado por Louise 
Brooks, una de las más jóvenes artistas de la 
ParaJnoiint. La falda interior es de crepé y de 
raso la túnica larga que se recoge por debajo del 
talle en un bonito drapeado, alargándose por la 
parte de atrás casi basta el borde de la falda. Las 
mangas, también de raso, son largas y estrechas. 

completamente de armiño, de dos caras. Una 
de ellas, naturalmente, de armiño, y la otra, 
para mí la más original, de terciopelo, bor- 
deadas las mangas, el gran cuello, y todo el 
abrigo en su totalidad por el armiño. Este 
es el abrigo ideal para una gran dama, por 
su sencillez, su riqueza y su elegancia sin 
relumbrones. Vimos también ima preciosa 
cajia de tisú negro y oro adornada en toda 




MISS EVA NOVAK 

La Popular Estrella del Cine 
DICE: 

desde que comencé a usar la 

CREMA DENTAL 




que me recetó mi Dentista, "he no- 
tado que mis encías YA NO san- 
gran y mis dientes han recuperado 
su blancura y brillo natural". 
Ud. también ensaye este maravillo- 
so dentífrico que es preparado de 
acuerdo con las exigencias de la 
\^IDA MODERNA. 

Sus dientes son blancos por natu- 
raleza; pero la descomposición de 
alimentos que se depositan en el 
punto donde la encía "toca" al 
diente, produce esa película visco- 
sa y amarillenta que es la causa 
de las caries dentales y de la Pio- 
rrea Alveolar. La Crema Dental 
WAITE'S remueve esa película 
amarillenta devolviendo a sus dien- 
tes su color natural. 



OBSEQUIO GRATIS 



Envíenos por correo certificado con 
su dirección clara y completa 25 
cajas vacías de la Crema Dental 
WAITE'S y nosotros le mandare- 
mos un valioso obsequio. 

5e Vende en Todas Partes. 



THE ANTIDOLOR MFG. CO. 

Depto^C. K. 
Springville, Erie Co., N. Y., U. S. A. 



PÁGINA 62 



CINE-MUNDIAL 



su parte inferior con pequeñas guarniciones 
de piel gris, en toda la escala de los grises, 
desde el gris claro al gris acero. Y, por úl- 
timo, otra capa, también de tisú negro y oro, 
adornada con tiras y cuello de verdaderas 
cibelinas. 

Ya que tratamos de abrigos, bueno será 
tocar el punto de los abrigos de calle de 
este invierno. Ha vuelto el cuello alto. . . y 
ya era hora. Nada más confortable y de 
mayor abrigo que estos enormes cuellos, es- 
tilo Alédicis, de piel, que al levantarse cu- 
bren por detrás toda la cabeza y las orejas 
dejando al rostro encerrado en un marco de 
piel. Muy fea tiene que ser una mujer para 
no resultar bonita con ellos. La aureola de 
piel suaviza la expressión del rostro femeni- 
no, atenúa la huella de los años y da cierta 
dulzura especial a la mirada. Estos cuellos 
son, pues, inapreciables, desde el punto de 
vista de la comodidad y la belleza. Las ca- 
becitas de mujer surgiendo entre ellos con 
los nuevos gorritos de encaje de oro o de 
plata, con chispas de strass, parecen verda- 
deras miniaturas de esmalte encerradas en 
precioso estuche. 

Otra gran innovación — la mujer moderna 
va volviéndose práctica — es la de las altas 
botas rusas para calle. Bendigamos la ¡dea 
y a quien la lanzara. Se acabaron los cata- 
rros y dolores de garganta ocasionados por 
el zapato bajo. Las botas rusas con toda 
clase de combinación de materiales son, ade- 
más, elegantísimas y de una utilidad indis- 
cutible para aquellas de nuestras lectoras que 
viven en países fríos. 

Y para terminar, quiero hacerlo con ima 
noticia casi sensacional. Las uñas rojas o 
excesivamente brillantes han pasado a la his- 
toria. Ya era hora también. La moda or- 
dena im brillo fino, sonrosado, que realza 
las líneas de ima mano bonita y que si la 
mano es fea disimula sus defectos y no acen- 
ti'ia su desproporción, como ocurría con las 
uñas rojas. 

Vamos estando de enhorabuena. La Moda 
se preocupa hoy como nunca por hacernos 
amable la existencia. 



DE MI ESTAFETA 

(Viene de la página 61) 

actualidad es muy difícil burlar estas leyes y, aun- 
que muchos las burlan, a los que tal hacen se les 
persigue constantemente y se les expulsa del país 
en cuanto se les encuentra. El anuncio a que Ud. se 
refiere es para los artistas profesionales que desean 
formar números de lo que aquí se llama "vaudeville" 
y que en España se conoce como "variedades". Si 
usted se encuentra en condiciones para ésto, escriba a 
la dirección indicada detallando todas sus habilidad?s 
como cantante, instrumentista, etc., e indicando ade- 
más su edad, sueldo que desea y condiciones en qu2 
quisiera venir. Pero yo siempre le aconsejo que se 
quede en España, en su colocación actual y sin pro- 
bar la ventura de este país que alucina al extranjero 
cuando se le ve de lejos con el oropel del triunfo de 
una docena, entre millones de fracasados cuya de- 
rrota se ignora. 

Inés A. Bellaci, Tegucigalpa, Honduras. — Para en- 
gordar, es necesario que trate de mejorar su salud 
en general. Duerma bastante, en una habitación bien 
ventilada, de ocho a nueve horas por lo menos y 
acuéstese siempre durante media hora después del al- 
muerzo. Beba mucha agua y coma féculas y legum- 
bres. Los catarros que padece serán probablemente 
debidos a que sus amígdalas se hallan inflamadas y 
es casi seguro que necesite operarse éstas y los 
adenoides. Hágase ver por su médico. Y hasta tan- 
to, para aliviarse en algo, tan pronto como sÍ3nta el 
primer cosquilleo de la coriza póngase un lavado de 
agua de sal que posiblemente le cortará el catarro si 
lo hace a tiempo. El mejor modo de usar el cold- 
cream es por la noche antes de acostarse. Con un 
pañito limpio, pásese el cold-cream bien por toda la 
cara y repita la operación un par de veces para qui- 
tar bien la suciedad. Quítese después el resto con un 
pañito seco y no lo deje nunca sobre el rostro para 
evitar que se le ponga grasiento. 

Santo Ferrer, Santiago de Cuba. — No señor. Nos- 
otros no tenemos esa clase de fotografías. Tal voz 
pueda conseguirlas por medio de los agentes de Pau- 
lino Uzcudun, que lo son también de otros diversos 
boxeadores. Su dirección es: Perry and Mayer 1476 
Broadway, Nev? York City. No pierde nada con es- 
cribirles preguntándoselo. 

Bachiller, Buenos Aires. — Escriba pidiendo los in- 
formes que desea a la Columbia University, New York 
City, U. S. A. 

Fervero, Guayaquil. — El libro que TJd. desea sobre 
la Contabilidad Moderna Americana lo puede pedir 

Enero, 1928 




Tres Veces 

REINA 

Resultado de 16 años 

de Estudio del 

Cultivo de la Belleza 

La Belleza, es fuente de eterna alegría. A sumi- 
nistrar a las mujeres un medio seguro para que lo- 
gren conservar las hermosas sus encantos, y cons- 
tantemente acentuar sus atractivos las menos afor- 
tunadas, dedicó 16 años el estudiante de la Cultura 
de la Belleza y hoy famoso especialista M. Trilety. 
Muchos han sido los estímulos de belleza creados 
por este benefactor : pero es, sin duda, el mayor 
de sus éxitos y el que con más entusiasmo han 
acogido las mujeres de todas partes, sus tres 
veces exquisita prepai-ación, la 

C1£AUde BLVUIX 

/VATVR,Al_ 
DE AVTJSIJLET/ 

Es ésta, aclamada comq la Reina de las Cremas de Belleza, una preparación científica de las 
riás finas substancias vegetales : una crema perfecta y se garantiza que no favorece el crecimien- 
to del vello. Posee todas las propiedades que en estas preparaciones requieren las damas de gusto 
más refinado, y no contiene substancias nocivas como grasas animales, lanolina, vaselina ni alcanfor : 
ahí su indiscutible superioridad. 

No hay que Emplearla Permanentemente 

Tres veces Reina entre las preparaciones de su especie, la Crema de Belleza Natural de M. Tri- 
lety reúne todas las propiedades de un alimento para el cutis, un cold creain, y una crema eva- 
nescente. Substituye eficazmente a estas tres preparaciones, y es, además, antiséptica. Empleán- 
dose metódicamentCi de acuerdo con las instrucciones en español que acompañan cada pomo, sólo 
hay que usarla durante corto tiempo. 

El Secreto de las Clásicas Bellezas 

Los más selectos aceites de Almendra, Palma y Olivo, exquisitos ingredientes cuyos secretos de 
belleza constituyeron la clave de los encantes, la tez sin par y eterna hermosura de las mujeres de 
antaño, son base de las propiedades emolientes y la fragancia delicada de la 

CLtnJÍKt BllUZA 

/VATVR,AL 

DE AV TiBli.ETy 

Nada hay que menoscabe más la belleza de la cara, los brazos y las m.anos, como Ja falta de 
un Cold Cream eficaz que quite la mugre y las impurezas de la tez acumuladas durante las 
actividades al aire libre. La Crema de Belleza natural de M. Trilety, resulta 

Un Cold Cream Admirable 
y de sin igual eficacia, porque limpia, nutre y embellece y constituye la mejor protección contra la 
falta del aseo de la tez, aplicándose de acuerdo con las instrucciones para su empleo, antes de acos- 
tarse, y antes de exponerse una a la intemperie. 

Alimento y Embellecedor de la Tez 

Esta crema de belleza es el alimento más eficaz del cutis : quita las arrugas de la cara, la frente y 
de en torno de la boca. Presta nítida tersura a la tez. Conserva en su apogeo el cutis terso y juvenil. 
Rehabilita, nutriéndolo y alisándolo, el cutis descuidado, y quita las manchas, barros y espinillas. 

La Verdadera Crema Evanescente 

Los polvos, requisito indispensable, resultan nocivos cuando .se aplican sin previa protección de 
los poros mediante un alimento que los nutra mientras los polvos obstruyen su normal funcionamien- 
to. Por sus propiedades nutritivas y porque es ligeramente medicinal, la Crema de Beíleza de M. 
Trilety forma base ideal para los polvos, pues pro- 
tege, a la par que nutre y mejora el cutis, evita <F^ <?*i 
las infecciones por sus propiedades antisépticas, y 
ejerce benéfica acción sanativa. 

Ignorancia — Fuente de Pesares 

Nunca sabe una cuánto acopio de natural be- 
lleza, cuántos encantos, gxiarda su tez, hasta que 
la da el cuidado que requiere, mediante una pre- 
paración que elimine el empleo de agentes varios 
cuyos efectos pudieran resultar contraproducentes. 
Porque la 

CREMA DL^ELLfZA 

/VATVfUAl. 
DE ^T^ÍLtTY 

es de hecl o-. Tres Cremas en Una, con su empleo 
se previe,,e la falta de armonía en la acción de 
alimentos, cold ci'eams y cremas evanescentes em- 
pleadas separadamente. Esta crema revclai-á los 
hechizos que guarda su tez, conservará su belleza, 
la nutrirá, saneará y mejorará. Mande hoy su pe- 
dido mediante el cupón, si no la tienen en la far- 
macia ni en la tienda de efectos de tocador que 
Ud. frecuente. La Crema de Belleza Natural de 
M. Trilety resulta igualmente ideal para los hom- 
bres : úsese después de afeitarse, para evitar la 
irritación, suavizar y nutrir la tez. 



SR. M. TRILET\, 
EEpecialista en el Cultivo de la Belleza, 
Depto. 1012 Binghamton, N.Y., E.U.A. 

Sírvase enviarme, a correo seguido, un po- 
mo de Crema de Belleza Natural de M. Tri- 
lety. cuyo importe, 75 cts. oro americano, 
acomp.-iño. (Remita Giro Postal, Cheque, o 
Billetes de Banco). 



Nombre . 



Domicilio (o Apartado) . 
Ciudad. 



País 



«J-P 



P. D. — ]\r. Trilet.N. el íuinoso especialista en la 
cultui-a de la belleza, prepara tamliién finisinios 
l'olvos Depilatorios '■sin olor" (luc eliminan total- 
mente, con la mayor seguridad, todo cabello super- 
fUio, suave, ripidamente, de las a.xilas, el cuello, 
la cara y otras partes del ciienm. Precio, incluyen- 
do mezclador y paleta. 75 centavos oro americano. 



PÁGINA 63 



CINE-MUNDIAL 







MENNEN 

Protege 

el sueño 

del Bebé 



PROTEJA su bebé contra los 
enemií^os invisibles : la Hume- 
dad, la Fricción y las Infecciones. 

Estos tres enemigos causan infla- 
maciones en la tierna piel, con me- 
noscabo de la salud del bebé y lo 
privan del sueño que estimula el 
crecimiento. 

Millones de diminutas esponjas 
en el Talco Boratado Mennen ab- 
sorben la humedad venenosa que 
las toallas no pueden quitar. For- 
mando una capa protectora, el Tal- 
co Boratado Mennen impide el roce- 
de brazos y piernas regordetas, y 
sus ingredientes, escogidos cuidado- 
samente, resisten la infección. 

El Talco Boratado Mennen es 
igualmente eficaz para los adultos. 
Úsese después del baño, y para qui- 
tar el sudor y el sahorno. 

THE MENNENCO. 

Newark, N. J., E. U. A. 



TALCO BORATADO 



a Brentano's, 1 West 47th Street, New York City, 
escribiendo su carta en español, con todos los detalles 
que desee. Nosotros no podemos encargarnos de ha- 
cer compras para nuestros lectores. 

Maricusa, Jesús del Monte, Habana. — Si es tan ex- 
tremada su obesidad lo primero que debo recomen- 
darla es que se haga ver por un médico para ase- 
gurarse de que no proviene de ninguna enfermedad 
del corazón, los ríñones, las glándulas o cualquier 
otro órgano. Puede indicar un principio de diabetes. 
En cualquiera de pstos casos sería peligroso tratar de 
adelgazar sin el consejo del médico. Si está Ud. en 
perfecto estado de salud es necesario detenninar cuál 
debe ser su peso exacto con arreglo a su estatura y 
a su edad para saber cuantos kilos han de eliminar- 
se. En ese caso debe hacer un ejercicio moderado, 
de acuerdo con el plan que la dé el médico, obser- 
vando una dieta bien ordenada para conseguir un 
adelgazamiento gradual y que no afecte a la buena 
nutrición, evitando así un estado de anemia que pu- 
diera sobrevenir. Vuelvo a repetirla lo que la dije 
al principio: su caso es de médico y no de un sim- 
ple consejero con más d menos buena voluntad hacia 
las lectoras que le honran con su confianza. 

Fígaro de los Andes, Quezaltenango. — Pida: el ca- 
tálogo que desea, sobre modelos de peinados, a la 
Nestle Permanent Wave, Inc., 1650 Broadway, New 
York City. Le enviarán con él los más modelónos 
procedimientos para ondular, cortar el pelo, etc. 

Alma Errante, San Pedro, Coah. — Los Angeles 
está muy lejos de Nueva York, y no conozco por lo 
tanto cual será el teatro de ahí en que trabajen con 
más frecuencia compañías españolas. Es una lástima 
que por no saberle contestar a esta pregunta me pri- 
ve Ud. de su fotografía, tomada en un lugar históri- 
co de su pas y vestida con trajes del Museo Nacio- 
nal, que ofrece usted como premio si la contesto a 
su gusto. ¡Cómo ha de ser! No se haga muchas 
ilusiones con respecto al triunfo dé la belleza en los 
estudios cinematográficos. Hay muchas mujeres muy 
hermosas que se pasan los mejores años de su juven- 
tud esperando que les toque un papelito de "extra" 
que desempeñar. Si realmente es artista, la cosa varía 
y espero contarme alguna vez en el número de sus 
admiradores. 

Xavier, Manizalcs, Colombia. — No es solamente en 
las escuelas a que usted alude donde se puede apren- 
der el inglés. En Nueva York está también la Cor- 
tina Academy of Languages. 73 West, 50th Street. 
Póngase usted en comunicación con ella y no dudo 
que quedará satisfecho. 

Madre preocupada, Antofagasta. — Debe Ud. con- 
vencer a su esposo de que la exagerada severidad no 
produce nunca buen efecto, ni moral ni materialmen- 
te, en los hijos. Si el muchacho comienza su día ba- 
jo el temor de la amenaza paterna por si llega tar- 
de a la escuela o por si no tiene bien estudiadas sus 
lecciones, estará en un estado de desasosiego ner- 
vioso hasta que se acueste y ni siquiera su sueño será 
lo suficientemente tranquilo. Recientemente, en la 
convención anual de expertos en asuntos de sn'ud 
pública, reunida en Cincinnati, el Dr. Turma B. Rice, 
una verdadera eminencia médica, presentó un modelo 
de desayuno "bien proporcionado y conteniendo la 
necesaria cantidad de vitamir.as", para los niños que 
asisten a las escuelas, compuesto de los siguientes ali- 
mentos: "Naranja o cualquier otra fruta fresca; tos- 
tadas ; un cereal con leche o crema : chocolate prepa- 
rado con leche ; un comedor atractivo, y una sonrisa 
de papá y mamá, como digestivo incomparable". 
i Qué distinto plan del que sigue su esposo ! Hágale 
leer mi respuesta a su dolorida carta y recomiéndele 
que guarde su severidad para cuando el muchacho 
cometa alguna grave falta de disciplina o desobe- 
diencia. 

Luis Lou, Caibarién. — Para desarrollar los brazos 
y los bíceps nada mejor que el remo o el boxeo. Prac- 
tique el que más le guste o el que le sea más fácil 
de estos dos deportes. Para reducir sus caderas, ha- 
ga ejercicios diariamente, por las mañanas, inclinan- 
do el cuerpo de un lado a otro hasta tocar el suelo 
con los dedos sin doblar las rodillas. Repita el mo- 
vimiento diez veces al principio, aumentándolo hasta 
llegar a veinticinco o treinta. 

Ansioso de saber, Oviedo, España. — Efectivamente, 
no le han engañado ni son exageraciones de las que 
se cuentan con relación a los Estados Unidos El 
servicio de Sanidad de este país está aprovechando 
el radio para prestar asistencia médica, gratuita, a 
los marineros que se hallan en alta mar a bordo de 
barcos de carga o de vela que no llevan enrolado a 
ningún médico. Por este medio fueron atendidos du- 
rante el año pasado más de trescientos enfermos. Los 
barcos que se encuentran sin médico y con alguno 
de sus tripulantes seriamente enfermo piden inmedia- 
tamente auxilio a la estación más cercana. El men- 
saje es enviado gratis por las estaciones comerciales 
o del gobierno, avisándose por teléfono al 'lospital o 
centro de socorros más próximo. Un médico se pone 
inmediatamente, por medio del radio, en contacto con 



TAUROBOLIOS MODERNOS 

(Viene de la página 16) 
despierte en el alma ibera tinglados de sen- 
timientos e ideas tan infantiles. Nunca nada 
nuevo. 

Por eso creemos que es al Ultraísmo a 
qiiien compete la renovación; a ver si. . . ba- 
ra.iando las emociones que tales fiestas des- 
plazan, se crean obras de arte dignas de 11a- 
inarse así y nuevas construcciones o super- 
estructuras que aireen esa costumbre de lidiar 
toros de sangre. . . 




Laura La Plante, de la Universal, luciendo sn 

hermosura y su traje de china en las playas de 

Honolulú, en Hawai. 



el barco que necesita su ayuda, recibiendo detalles 
minuciosos con respecto a la enfermedad o accidente 
y dando a su vez órdenes para el tratamiento, repi- 
tiéndose así las conferencias radiofónicas tantas veces 
como lo exige la salud del paciente y con la misma 
regularidad que pudieran hacerse las visitas del doc- 
tor en tierra firme. 



Eneko, 1928 



"COMO PASA EL TIEMPO" EN PARÍS 

{Viene de la págitia 47) 

La espera se prolongó. Lucían Guitry here- 
dó por sufragio popular el papel destinado 
al fallecido y en 1910 se representó "Chan- 
tecler". . . 

Hoy resucita. ¿Qué van a decir los crí- 
ticos de 1927 de esa pieza, bien clasificada 
como obra maestra? 

Un elemento nuevo de discusiones puede 
alimentar sus opiniones. No veremos los plu- 
ma.jes feéricos que llevaban los personajes 
fabulosos del estreno, sino, según se dice, in- 
dumentos más bien simbólicos, decoraciones 
estilizadas. . . Se dará a los artistas el libre 
empleo de los brazos. . . 

Sólo los versos tendrán alas... ¡Quiqui- 
riquí! 

PÁGINA 64 



CINE-MUNDIAL 



UN ARGENTINO EN PARÍS 

(Viene de la página 17) 

— ¿De modo que ha aparecido en películas 
argentinas, españolas y francesas. . . ? 

— Y en Roma: fui durante largos meses 
primer actor de lii casa Albertini. Y así, 
mientras filmaba, aprendía los respectivos 
idiomas, pero me falta el más indispensable 
de todos ahora, el inglés. Me lo está ense- 
ñando im seminarista, a cambio de lecciones 
que yo le doy en el lenguaje de Alanzoni. 

— ¡Anda el seminarista! Sin duda quiere 
llegar a cardenal, porque para decir misa en 
Xueva York, con sermón y todo, nuüdita la 
necesidad que hay de italiano. 

Luego, nos pusimos n hablar de París; 
es decir, se puso él. Yo fui todo oídos. . . y 
aspavientos y exclamaciones: "jAh! ¡No me 
diga! ¿Es posible?" y "¿Y el clima? ¿No 
será peligroso para un reumático. . . ?" hasta 
que comprendí que no me quedaban más que 
dos caminos: el de París o el del ridículo. 

Cuando nos despedimos, el amigo Devesa, 
que es hijo de españoles (porque Devesa o 
Dehesa es un apellido de los más castizos) 
miró con el rabillo del ojo algunas de mis 
anotaciones sobre el papel y n\e apuntó: 

— No era la "Casa que se Quemaba Siem- 
pre", sino la "Casa que no se Quemaba 
Nunca". 

— ¿Pero no se incendiaba? 

— Sí, pero para eso llegaban los bomberos, 
y apagaban aquello, o se venían abajo de 
cabeza — que todo pasó — y al día siguiente, 
vuelta a arder. 

Pero esos son detalles. El que está ardien- 
do en deseos de echar una cana al aire soy yo. 






▼▼^▼yr y T y y 



EN BROADWAY 

{Viene de la página IS) 
Britton explica cómo, por qué y de qué ma- 
nera tuvo una hija con Mr. Harding. 

Por lo visto, el político de Ohio era una 
buena persona que hacía y dejaba hacer. 

<í <í * 

EN el teatro hebreo que existe en uno de 
los barrios pobres al Este de Nueva York, 
donde los actores hablan en jerga, se repre- 
senta con éxito desde luice varias semanas 
"El perro del hortelano" de Lope de Vega. 



Lo español, por el mero hecho de serlo, 
despierta hoy interés en el extranjero. 

La nu'isica y los músicos españoles, los pin- 
tores y dibujantes, están en alza; y se habla 
seriamente de los progresos científicos de Es- 
lía ña, de sus adelantos en el campo de la 
industria y la finanza, y hasta de sus políticos. 

Después de siglos burlándose de todo lo 
español, el mundo ahora cierra los ojos y en- 
salza cuanto viene de allá, bueno y malo, sin 
distinción. 

ii Ü^ <i 

LA "Westinghouse" acaba de perfeccionar 
vm artefacto que oye, responde y obe- 
dece por teléfono determinado número de 
instrucciones. 

Es algo asombroso y casi tan inteligente 
como un periodista. 

Cuando se le dirige la palabra en tono 
apropiado, contesta por medio de ondas so- 
noras dentro del registro de la voz humana. 

En los experimentos realizados en Nueva 
York, el autómata encendió una serie de lu- 
ces a la primera sílaba; a la segunda, echó 
a andar un ventilador; a la tercera, emplazó 
un reflector; a la cuarta, manipuló una es- 

Enero, 1928 




usan linternas Ereready los 
aviadores renombrados? 



EL aviador tiene por necesidad que buscar lo 
mejor para su equipo. 

La fábrica Eveready introdujo todas y cada una 
de las notables mejoras que se han incorporado en 
la construcción de la linterna eléctrica moderna, 
tales como el estuche listonado, el interruptor a 
prueba de cortocircuito, el casquillo con argolla 
plegadiza, la primera linterna eléctrica enfocable, 
etc. 

La linterna eléctrica Eveready presta el máximo 
de servicio y es indiscutiblemente la más efica2; y 
la más duradera. No hay otra que proyecte una 
luz, tan brillante y potente. 

¡Exija siempre la Eveready! De venta en todas 
partes. 



|W 




LINTERNAS Y BATERÍAS 

-- duran más 



Para obtener una lúa 
brillantísima con su 
linterna eléctrica use 
siempre las pilas más 
potentes y duraderas 
que se fabrican — las 
pilas Eveready '*Unit 
Cell". 



Construida por los fabricantes de las afamadas haterías de radio Eveready — la 
fábrica más grande del mundo, y la más antigua, de linternas eléctricas y baterías secas 

American Eveready Works, 30 E. 42nd St., Nueva York, N. Y., E. U. A. 

PÁGINA 65 



1395 



CINE-MUNDIAL 



CALLOS 




Alivio ^ 
seguro — 
instantáneo I 



CUANDO se aplican los parches Dr. 
Scholl's Zino-pads, el dolor cesa en 
seguida. Entonces puede uno an- 
dar y bailar cómodamente. Los parches 
Zino-pads eliminan la causa: la fricción 
y presión del calzado. Ningún otro mé- 
todo actúa de acuerdo con este princi- 
pio. 

Ni los líquidos poderosos ni los parches 
cáusticos evitan la reaparición de los ca- 
llos. Y con frecuencia se lastiman los de- 
dos con quemaduras producidas por los 
ácidos. 

Los Zino-pads no irritan ni la piel más 
delicada. Son finos, protectores, sanati- 
vos y segTiros. Si se aplican a las prime- 
ras señales de irritación causada por el 
calzado estrecho, evitan seguramente la 
formación de callos. 

Vienen en tamaños especiales para ca- 
llosidades y juanetes. Compre un paque- 
te hoy mismo. Los venden en todas las 
boticas, y en las tiendas mixtas y de 
calzado. 

Pida, mediante el cupón, tnues- 
tra gratis y el folleto "Lis Pies 
y su Cuidado" , a nuestras ofici- 
nas en Buenos Aires, Río de Ja- 
neiro, o directamente a Chicago. 

DXScholVs 

'ZínO''pads 



THE .SCHOLL MFG. CO., 
Chicago, III., E. U. A. 

Avenida de Mayo 1431, Buenos Aires, Arge,itina. 
Rúa Ouvidor 89, Rio de Janeiro, Brasil. 

Sírvanse onvlnrmí' Dafniotr- fio mnc.sti:i ño los par- 
ches Dr. SchoU's Zino-pads para los Callos, Oallosi- 
dadre y ,7iianc'le.i. y cjcmular del lihro del Dr. Wm. 
ticholl, titulado "Los Pies y su Cuidado". 



Xomhrc 
Domicilio,. 

Ciudad 

Pais 



Armando Silvera, joven venezolano, que ha figu- 
rado como intérprete de varias películas en Fran- 
cia y que ahora está en los Estados Unidos, a 
donde vino a filmar. 



coba mecánica y, a la quinta, dio luz a un 
farol de señales. 

Hizo otras maniobras, pero yo me puse 
nervioso y me marché antes de finalizar las 
IDruebas. 

Ya lo estaba viendo sentarse y redactar 
un sesudo editorial o una dulce poesía. 

ít <> * 

HE aquí las cinco reglas de salud de Mr. 
Rockefeller, el Rey del Petróleo: 

Ira. No engordar. 

2da. Beber tres litros de agua diariamente. 

3ra. Hacer ejercicio todos los días. 

4ta. Dormir en habitación bien ventilada. 

5ta. No i^reocuparse. (Esta ya la conocía 
yo, pero tiene sus quiebras. Recuerdo habér- 
sela sugerido hace años a un "barba" que in- 
sistía en cobrar su quincena, y ambos fuimos 
a parar al Juzgado Correccional acusados de 
promover escándalo en la vía pública, con 
reyerta y mutuas lesiones.) 

* * i> 

VI en una playa cercana varios aeroplanos 
ascender cargados de pasajeros, que pa- 
gaban por el paseo a razón de cinco o diez 
centavos por libra — no recuerdo cuánto. De 
]5ronto, una de las máquinas empezó a hacer 
cabriolas y se vino a tierra como una bala, 
pereciendo el piloto, su novia y dos señores 
que lo acompañaban. 

También vi sacar los cuerpos de los es- 
combros, realmente hechos papilla y conser- 
vando forma humana sólo gracias a la ropa, 
que había resistido el golpe mejor que la 
carne y los huesos. 

Al alejarme, observé que la gente conti- 
nuaba montando en los otros aviones como 
si tal cosa. 

Jorge Hermida 




Viola Dana, bella estrella del Cine, recomienda Maybelline. 

Ojos que Hechizan 

EMBELLECERÁ SUS OJOS INSTANTÁNEAMENTE 

Un toque de Maybelline hace maravillas. Hace 
aparecer naturalmente oscuras, largas y abundan- 
tes las pestañas y las cejas escasas. Revela ins- 
tantáneamente toda la oculta belleza de los ojos ; 
los hace vivos, hondos y expresivos. La diíeren- 
cia es admirable. Las jóvenes y las damas de to- 
das partes, aún las más bellas luminarias del tea- 
tro y el cine, se han dado cuenta de que MAY- 
BEI,LTNE es el más importante estímulo de be- 
lleza, y lo emplean constantemente. Es absoluta- 
mente inofensivo. 

MAYBELLINE puede obtenerse ahora en dos 
formas: sólida y líquida inmune al agua. Colores 
Negro y Castaño. Precio 75 centavos oro. Obte- 
nible EN SU TIENDA o directamente de esta 
casa, franco de porte. Cuide de obtener siempre 
MAYBELLINE genuino y quedará satisfecha. 
Corte este aniincio ahora para que no se olvida. 

MAYBELLINE COMPANY 

4750-96 Sheridan Road, Chicago, E. U. de A. 






Máquina áe $^50 

Escribir 

iVíuy práctica para uso personal 

Una máquinh verdaderamente práctica. Puede usarse pa- 
pel o cartón de cualquier largo y de fi'/^ pulgadas de an- 
cho. Provista de mayúsculas, minúsculas, números, etc. 
Pi ártica, sencilla y útil. 

OFERTA Mande solamente $5.00 Oro Americano, y 

ESPECIAL "nosotros le mandamos la máquina de eseri- 
^ bir completa. Nosotros pagamos el porte. 
íDos por solamente .^0.50). líemita siró postal o bancario o 
moneda americana. Garantizamos satisfacción. Pidala hoy 
mismo.— FERRY & 00., Dept. 8315, Chicago, III., E.U.A. 



Estudie Inglés y Comercio 



CURSOS 

Inglés y Dirección de Negocios. 
Inglés y Taquigrafía. 
Inglés y CiiMtahilidad. 
Taquigralía Inglés-E pañol. 
Curso de Secretario Particular. 



EN: 

Curso de Maestro de 

Inglé.s 
Curso de Maestro 

Comercial 
Técnico en Contabilidad 
y Fiiianza.s 
Hospedamos a los estudiantes en hogares ame- 
ricanos cerca del Colegio, donde estarán bajo la 
supervisión directa de esta institución. 

Excelente instrucción en todas las materias de 
comercio durante todo el año. 

Cursos universitarios de comercio con títulos 
autorizados por el estado de New Jersey. 
Sírvase diri.tíirse al : SR. DIRECTOR 

RIDER COLLEGE 

Trcnton, N. ,1. E. U. de A. 



Enero, 1928 



PÁGINA 66 



CINE-MUNDIAL 



NUESTRA OPINIÓN 

{Viene de la página 36) 

diarios, revistas y comedias teatrales y cine- 
matográficas. "La Cabana del Tío Tom" es 
una de las poquísimas novelas que ha tenido 
influencia en la vida de una naciOn: se le atri- 
buye el fortalecimiento de la opinión públi- 
ca para la abolición de la esclavitud en este 
país. Luego, se adaptó al teatro y rara es la 
compañía de la legua que no lo tomaba co- 
mo pieza de resistencia para sus programas. 
El cine, claro, explotó largamente la obra. 
Y ahora, aunque se trate de un tema sobado 
y conocidísimo, aparece con grandes preten- 
siones, muy serio, en la pantalla de las su- 
perproducciones. Lo dirige Harry Pollard y 
lo interpretan Virginia GraJ^ James Lowe, 
George Siegmann, Marguerite Fisher, Lucien 
Littiefield, Gertrude Astor, Eulalie Jensen y 
otros actores menos conocidos. Naturalmen- 
te, la producción cinematográfica resulta muy 
superior a la teatral. La trama se presta al 
refinamiento y el director supo presentar de- 
licadas escenas, aprovechando lo mejor del 
material dramático de la novela. — Ariza. 



DANDO VOCES 

(Viene de la página 19) 

Se antojaría cosa de comedia, si no fuese 
qne nuestra devoción para el cinema en- 
cuentra en ella visos trágicos. 

Murnau fué el primero que habló con la 
pantalla, el primero que nos dio un drama 
intelectual sin recurrir al subtítulo: que nos 
dio un drama cinematográfico, con el que hu- 
bo de iiri])oner, en una forma definitiva, la 
irresistible elocuencia- del gesto, la superio- 
ridad del cinema sobre la escena hablada. 
Murnau fué quien, en "La Ultima Risa", nos 
dio el priiTier drama en imágenes de movimiento. 

¡ Y es Murnau quien ha sido el escogido 
]ir)r Mr. William Fox para haber la primera 
]ielícula hablada! 

Sería para tenderse de la risa, decidida- 
mente, si no fuese porque resulta, a la ver- 
dad, harto lamentable. 

ú ú -k 

Pero no creemos que Mr. Murnau haya de 
plegarse a los deseos de Mr. Fox. Nos re- 
sistimos a creerlo. 

De seguro que va a negarse, de la manera 
más rotunda, a consentir en filmar una pe- 
lícula hablada. ¡El, que hizo hablar a la 
pantalla, sin palabras! 

William Fox incurre, pues, en dos graves 
faltas a im tiempo mismo. 

No conforme con firmar la pena de muerte 
para cuanto pueda haber de bueno en el ci- 
nema, al disponerse a producir una película 
fonográfica, he aquí que ordena a Mr. Mur- 
nau a oficiar de verdugo. 

Como que Víctor Manuel II fuera a de- 
cirle a Mussolini: «Qué te parece, Benito, 
que matemos el fascismo? 

Estoy cierto de que Mussolini no tardaría 
en decirle a S. M., con todo respeto, cuán- 
tas son cinco. O más. 

¿Y Herr Murnau? 

■í!r -¿V -¿r 

Murnau ha de recordarle a Mr. Fox, si 
é.ste no lo hace, que "La Ultima Risa", la 
primera película sin títulos, la firmó él, lue- 
go de haberla filmado. 

Y que el haber hecho "La Ultima Aisa" 
desautoriza a cualquiera — a cualquiera — a 
suponer que Murnau estuviera dispuesto a 
filmar una película hablada. ¡Y luego, la 
primera! 

Eso podría pedírsele a algún otro direc- 
tor, que no liaya aprendido, a estas alturas. 

Enero, 10:s 




Estrellas de Metro -Qoldvuyn-MayeT 



Donde hay refinamiento y cultura 

allí está Stacomb 



BELLA E INQUIETANTE es 
Alice Terry, gallardo y va- 
ronil Ramón Novarro. ¡ Obser- 
vad sus cabezas! Ella luce una 
corona rubia como oro líquido. 
El muestra un cabello negro y 
brillante, como una cuenta de 
fino azabache. ¡Son los rasgos 
característicos de sus refinadas 
personalidades ! 

Imaginémonos ahora: en ella, 
un voluminoso moño estofado 
con postizos y difícilmente sos- 
tenido con infinidad de horqui- 
llas, peines y cintajos; en él, 
pelo revuelto, mustio, reseco, 
descolorido. ¡Horror! 



El cabello terso, brillante y 
bien aliñado, signo inconfundi- 
ble de refinamiento y cultura, 
implica necesariamente el uso de 
Stacomb, la crema opalina. El 
peine o el cepillo deciden don- 
de ha de colocarse el pelo, y 
Stacomb lo rnantiene allí fijo e 
inalterable durante todo el día. 
No como el agua, que al evapo- 
rarse lo deja mustio y pajizo; no 
como las pomadas y cosméticos 
que le dan el repulsivo aspecto 
de algo "engrudado." 

Stacomb, además vigoriza las 
raíces del cabello y lo mantiene 
sano y terso. 



Stacomh es para tisted, señora; para sii 
esposo, para sus hijos. Las buenas farma- 
cias y perfumerías "penden Stacomb en for- 
ma de crema o líquida. Cómprelo y líselo. 




Br«.u.s.oar.ocv 



CONSERVA PEINADO EL CABELLO 




PÁGINA 67 



CINE-MUNDIAL 




Empleado por 

las clamas pulcras 

de todas partes 

— este sencillo método que evita 
el desagradable sudor axilar 

La ofensiva secreción axilar es im- 
perdonable, porque es muy fácil 
evitarla. 

El Jabón y agua solamente no li- 
bran a una de su olor desagrada- 
ble. La enojosa humedad persiste, 
y mancha y arruina los vestidos. 

Para gozar de seguridad contra 
este engorro, hay que restringir la 
actividad de las glándulas sudorí- 
paras. Es la única foi-ma de evitar 
la humedad y su olor. 

Con ese fin.se creó el Odorono.el de- 
licado líquido antiséptico preparado 
segTÍn fórmula médica, que ahora em- 
plean millones de mujeres pulcras. 

Pulcritud Asegurada 

Odorono presta completa protec- 
ción contra el sudor axilar y olores 
desagradables, y en ninguna for- 
ma afecta la secreción natural y 
benéfica de otras partes del cuerpo. 

Para mantener las axilas inmacu- 
ladas aun durante losejercicios más 
rigurosos, basta una pequeña apli- 
cación de Odorono debajo de los bra- 
zos, con la punta de los dedos o con 
un pedazo de algodón absorbente. 

Con sólo dos aplicaciones a la se- 
mana asegura un constante aseo. 
Odorono se vende en todas las tien- 
das y droguerías y donde venden 
jabones finos. Médicos y 
enfermeras lo emplean y 
lo recomiendan. 



RUTH MILLER 

THE ODORONO COMPANY, 

947 Blair Avenue 

Cincinnati, - E. U. de A. 



ODO'RO'DO 




lo que el cinema significa y cuál es su for- 
ma de expresión. Mas nunca a Herr Murnau. 
Aunque haya lanzado, recientemente, "Ama- 
necer". 

■£r -¿r lír 

Tengámoslo bien presente: El cinema, si 
ha de ser cinema, no puede hablar; no debe 
hablar. 

La palabra de la pantalla es el gesto. Más 
de lo que tiene cualquiera otra de las arter;. 
Más de lo que por ahora pueden dominar 
los que se han encomendado a sí mismos la 
hercúlea tarea de hacerlo hablar en su pro- 
pia lengua exclusiva. Más de lo que tiene 
el mismo hombre, que, en su afán de hablar, 
ha pervertido su mejor expresión. 

El cinema grita ai'm, en el subtítulo, con 
lastimosa frecuencia. 

Pero como, después de todo, abrigamos la 
certeza de que los esfuerzos de "William Fox 
no encontrarán el favor del público siquiera, 
el cinema habrá aún, a la vuelta de los años, 
de encontrarse incontrovertiblemente. Eso 
será cuando hable con no otra palabra que 
con la suya, que no es para hablarse ni para 
escribirse, sino, mejor todavía, para verse. 

¡ Verse ! 

Me temo que ni aun Herr Murnau ha al- 
canzado jamás a realizar lo que eso signi- 
fica, hasta qué límites puede alcanzar la voz 
que habla a los ojos, hasta qué punto es rico 
el cinema porque es para VER. 

¡VER! 



EMPERADOR SIN CORONA 

{Viene de la página 2i) 

cara de Emperador", van unidas tantas co- 
sas inefables! 

La dama que viste de luto suspende un 
momento su rezo para decir: 

— ¡El Príncipe Otto! Durante este Julio 
bajaba a la playa leiquitiana y jugaba con 
los hijos de los marineros. 

Me imagino a Otto llenando de arena con 
pequeñas palas los baldes rojos y amarillos 
y azules. 

Después, cuando los vientos propicios so- 
plen sobre el centro de Europa, serán muy 
distintos los destinos de estos niños a quienes 
la dama vascongada vio con pupilas ilumi- 
nadas por la complacencia unir juntos sus 
risas y sus juegoá en las rubias arenas de 
una playa. 

LTna lluvia terca nos enceniza el paisaje 
al pasar por Guernica la foral. 

Sí ¡qué distintos destinos! 

Los unos, moverán remo o timón, el otro 
piloteará tal vez naciones. 

Y acaso una noche de invierno un mocetón 
lequeitiano, mientras en el juego se cuece la 
gran olla de castañas a las que da gusto el 
anís leerá en un periódico arrugado y con 
manchas de grasa que el Au'^tria o la Hun- 
gría después de una paz durable ha elevado 
al trono al Príncipe Otto. 

¡Al Príncipe Otto!, dirá el mocelón euz- 
kalduna. 

Y al instante se acordará de aquella ma- 
ñana que ha evocado esta dama que hoy via- 
ja conmigo en el automóvil de Lequeitio de 
que él siendo im niño corrió con sus pies des- 
nudos juntos al Emperador por las arenas 
humedecidas y fabricó en ellas castillos de 
tan poca consistencia como sus sueños. 

Aquella noche cenará sin ganas las legum- 
bres aldeanas y el dorado pan de borona que 
se amasa en la artesa casera y le parecerá 
más agrio que nunca el vino del puerto. 

El — -se dirá — fué un amigo de los más 
íntimos y hasta se trató de tú a tú con el 




CONSERVE UD. LA 
SALUD 

TOME Laxol, purísimo aceite 
de ricino. Es "dulce como 
la miel" y no causa náusea ni 
cólicos. Laxol es un excelente 
laxante, recomendado por médi- 
cos eminentes de todas partes, 
para niños, adultos y bebés de 
delicados estómagos. Espléndido 
en el tratamiento de cólico, in- 
digestión, fiebre tifoidea, disen- 
tería y obstrucción intestinal 
ordinaria. 

En la farmacia venden Laxol en frascos de tres 
tamaños. Recuerde Ud. el FRASCO AZUL. 



i LAXOL I 




Enero, 1928 



LAS PECAS 



desvirtúan la belleza de la mujer. ¿Por qué iio 
quitarlas con la Crema Bella Aurora? Esta famo- 
sa preparación emblanquece y suaviza el cutis, di- 
solviendo y haciendo desaparecer las pecas. Es de 
eficacia asegurada. Se emplea hace .35 años en to- 
das partes del mundo. El precio del tan-o es de 
$0.50 oro americano. Pídase el librito "Secretos 
del T'ocador de Belleza" gratuito que se envía en 
cubierta sin indicación alguna. — The Stlllnian Co., 
41 Rosemary Lañe, Aurora, Illinois, E. U. A. 

CREMA *'BELLA AURORA" 

Para las Pecas 



SUBSCRÍBASE A "CINE - MUNDIAL" 

PÁGINA 6S 



■I 



■ 



■ 



CINE- MUNDIAL 



lejano emperador; tiene por tanto bien fun- 
dadas aspiraciones de privanza. 

El automóvil mojado por la lluvia, se va 
acercando a Lequeitio, el pueblo que tiene 
sonido de voluta y de caracol. 

¡ Lequeitio! 

¡ Cuántas veces los ojos cansados de los vie- 
jos monárquicos que sueñan con el retorno 
de ütto habrán buscado este nombre de pro- 
nunciación difícil en' los mapas de España! 

¡Lequeitio! Allí está su "Emperador". 

Yo.cjuisiera brindarles la estampa románti- 
ca de este refugio de la imperial familia don- 
de vive un niño con derechos imperiales. 

Hemos llegado ya a Leíjueitio, final de 
nuestro viaje. 

Me despido de los dos sacerdotes y de la 
dama, que después del elogio dedicado al 
emperador, continuó pasando las cuentas ne- 
gras de su rosario, y desciendo del auto- 
móvil. 

L'n viento fuerte sacude en la noche los 
velámenes de las embarcaciones fondeadas en 
el puerto. 

Por la carretera que ha encharcado la llu- 
via me dirijo hacia el palacio imperial. 

Todas las ventanas que miran al mar es- 
tán iluminadas. . . 

En el raso oscuro del cielo no brilla, pren- 
dida en él, ni una sola estrella. 



FETICHISMO 

{Viene de la página 30) 

— ¿De dónde cogerlos? ¡De allí!... 

En ese momento se oia resonar el formi- 
dable silbido de las bombas de incendio y 
el repiqueteo de las campanas de los carros 
de las mangueras y de los que llevan las es- 
caleras. Señal de alarma, orden imperiosa 
a vehículos y peatones de hacerse a un lado, 
de detenerse, dejando vía libre, no sólo pa- 
ra evitar el chocjue con las pesadas máqui- 
nas, sino porque con ellas van el auxilio para 
las víctimas de ima desgracia, los medios 
para cortar un peligro, para impedir una 
conflagración que puede destruir un barrio, 
tal vez una ciudad. 

— ¡De allí! — repitió conmovido de entu- 
siasmo mi buen amigo don Lojje. ^ — Asomé- 
monos a la ventana. . . Véalos Vd. Esos son 
los verdaderos atletas, los verdaderos héroes 
que conociendo la intensidad del peligro, lo 
desafían serenos; los mártires del deber, los 
que no trabajan para la galería, los (pie no 
buscan el aplauso, ni la recompensa, ni la 
gloria; los que profesan la religión del deber 
sin hacer distinción entre los amparados, 
pues con la misma prontitud y eficacia vue- 
lan al auxilio del proletario que al del pro- 
cer; a apagar las llamas que devoran la ca- 
bana que las que destruj'en el palacio. El 
incendio es aquí cerca, vamos a verlo. 

Fuimos. ¡Magnífico espectáculo! 

Llegaban los bomberos en los carros de 
las mangueras y de las escaleras. ¡Soberbios 
ejemplares de lo mejor de la raza humana! 
Bajaban de los vehículos con sus instrumen- 
tos de zapa, a paso gimnástico, marchaban 
de frente hacia el enemigo, sin toque de cor- 
netas ni redoblarde tambores que les estimu- 
laran; ni el humo, ni las llamas, ni el crujir 
de los techos, ni la trepidación de los muros, 
ni nada de todo aquello que estaba lanzando 
amenazas de muerte lograba conmover el es- 
píritu de aquellos defensores de la vida y de 
la hacienda de la comunidad. 

No les viene a la mente el recuerdo de 
los padres, de la esposa y de los hijos, del 
hogar que abandonaron súbitamente para 
acudir a donde el deber los llamaba, hogar 
feliz un momento antes, hogar que tal vez 
se verá entenebrecido un momento después 

Enero. 1Q28 



Instrucción 

a Domicilio 

Para mejor gozar del entretenimiento }' la instrucción que el 
"Radio" lleva a nuestros hogares, precisa el buen funcionamien- 
to del Receptor — y esto se consigue mediante 

''Radio Práctico" 

el mejor y más sencillo manual de Radiotelefonía, editado espe- 
cialmente para los aficionados de habla española. 



Todos los mis- 
terios de la 
Radiotelefon i a 

í revelados en 22 v 
capítulos de 

) exposición ma- / 
gistral. 




Pida su ejem- 
plar hoy mis- 
mo antes de 
)• que se agoten. 
Use el cupón. 
Sólo $1.00 oro 
el ejemplar. 



F 



¡Recomendado por los Directores 

de las Bibliotecas Públicas/ 



El Sr. Alberto Hernández, Director 
de la Biblioteca Pública del Estado de 
Durango, Méjico, dice respecto al mis- 
mo: 

"Me agrada mucho por su buena pre- 
sentación, su fácil manejo y principalmen- 
te, por su clara exposición y su texto bien 
documentado. Les elicito por tan exce- 
lente obra". 



Volumen lujoso. 22 Capítulos que re- 
velan en lenguaje sencillo cuanto es ne- 
cesario saber sobre Radiotelefonía. 

Analiza y enseña a construir todos 
los radioreceptores conocidos, desde el 
de un tubo hasta el más poderoso Su- 
perheterodino. Profusamente ilustrado 

y. 

¡sólo cuesta $1.00 oro el ejemplar! 



EDITORIAL 


DE CHALMERS 


516 Fifth Avenue, 


Nueva York, E. U. A. 



Adjunto $1.00 oro americano para que se sirvan enviarme un ejemplar de "RADIO PRAC- 
TICO", el nuevo y completo tratado de Radiotelefonía. 



Nombre 

Domicilio o Apartado Postal. 



Ciudad Pais 



j Remita el dólar en cheque, giro postal, o billete de banco de los Estados Unidos. 



PÁGINA 69 



CINE- MUNDIAL 




¿Se Siente Usted 
Aniquilado? 

SI USTED suspira por vita- 
lidad y energía. Si se 
siente débil y nervioso, de- 
caído, extenuado por excesivo 
trabajo, preocupaciones o 
desarreglos en su vida — Nece- 
sita Ner-Vita. 

La Ner-Vita le devolverá las 
fuerzas perdidas y le hará 
sentirse lleno de vigor y ener- 
gía. La Ner-Vita trae con- 
sigo apetito, fortalece múscu- 
los y tejidos. 



Tome 

ER-VITA 

del Dr.JIwctey 



para reconquistar la energía 
y actividad de la juventud, 
cuando desfallezca su apetito, 
cuando sus nervios estén ex- 
tenuados. 

Los Médicos de todo el mun- 
do han recetado Ner-Vita por 
más de veinticinco años a 
hombres y mujeres, niños y 
ancianos. 

¡Sacuda esa apatía! Tome 
Ner-Vita hoy mismo. 




por la desaparición de quien lo mantenía y 
alegraba. 

i Cuánta abnegación, cuánto altruismo, 
cuánta heroicidad, sin alardes vanidosos, sin 
idea de recompensa! 

Apagado el incendio, se reunieron al to- 
que de llamada, recogieron las mangueras, 
guardaron sus instrumentos de zapa, subie- 
ron a los carros que los habían llevado, re- 
sonaron de nuevo las campanas, pidiendo vía 
libre, y regresaron silenciosos, serenos, indi- 
ferentes a sus cuarteles, no para entregarse 
al bien merecido descanso, sino con el ob- 
jetos de estar listos para" todo, servicio. 

-Viéndolos desfilar don ' Lope. ni¿ agarró 
por-un" brazo y prosiguió su discurso: 

¿■^¿Queréis héroes? Allí los tenéis. ¿Nece- 
sitáis fetiches? Escogedlos allí, que si no son 
dignos de un cidto que mucho tiene de sa- 
crilego, siquiera merecen profundo respeto y 
gratitud. 

Pero no, no será. En nuestra época de 
negación se tiene horror hacia lo que signi- 
lica legítima grandeza. Para ecliiisarla en- 
cumbran a las medianías }' ascienden a las 
nulidades. 

Ya ve Yd. cómo la negación actual está 
constituida por un conjunto de pequeñas afir- 
maciones. Detestamos el sol; no intentamos 
destruirlo porque sabemos que es imposible. 
Pero encendemos multitud de lamparitas de 
aceite, con la esperanza de sobrepasar la luz 
del astro-rey. ¡Trampójoles, ya esto es de- 
masiado ! 

— Perdone Yd., don Lope, ¿qué es eso de 
"trampójoles"? 

— ¿Trampójoles?... i Qué sé yo! Quizás 
sea un fetichismo lingüístico. 



¿VALE LA PENA IR A AMERICA? 

(Viene de la página 42) 

pío del mencionado pueblo aragonés colocó 
una lápida conmemorativa en la fachada de 
la casa donde Zapata viera la luz primera. 
El vecindario se sumó a la ceremonia con 
marcado entusiasmo. 

Marcos Zapata fué un romántico. Perte- 
neció a la pléyade aquella de poetas del 
ochenta que no sabía de modernismos, pero 
que cincelaba maravillosas poesías. Los ver- 
sos de Zapata, con los que vistió parte de 
la historia anecdótica de Aragón, eran de 
exaltada impetuosidad. Gustó el triunfo en 
el teatro con obras plenas de interés y de 
emoción, bordadas sobre alguna página de 
la historia aragonesa. 

El Municipio de Ainzón, al honrar la me- 
moria de Zapata, ha realizado un verdadero 
acto de justicia, y ha dado una bella nota 
de espiritualidad. 

Los Ayimtamientos no son muy partida- 
rios de rendir homenajes a poetas. Desgra- 
ciadamente aún abundan las personas que 
opinan que los poetas no sirven para nada. 
Y los tales aseguran que nó hay mejor so- 
neto que una buena venta de maíz o de pa- 
tatas. Por eso es más de aplaudir el gesto 
del Municipio de Ainzón, gesto de buen gus- 
to, propio de im pueblo que merece tener 
alma de artista. 

* * * 

El éxito teatral más grande, en lo que va 
de temporada, ha sido para "La villana". 

Esta nueva zarzuela del maestro Vives, 
abunda en páginas hermosas. Algimos críti- 
cos la consideran como la obra cumbre de 
su autor. 

Lo cierto es que el triimfo de "La villana" 
fué sencillamente clamoroso y definitivo. 



LOS OJOS DE LA CHINA 

(Viene de la página 48) 

Al verme parecieron animarse de rápido ful- 
gor. No es vanidad mía. Sentí aquel fulgor 
como punzada que me hiriera las entrañas. 




No Hay Contacto de Metal 
Con la Piel. 

Mundialmenfe 

Conocidas por su Duraoili- 

dad, su Fuerza y su 

Apariencia Elegante 

Fabricantes: 

/5.STEIN & COMP/ÍNY 

Chicago, U. S. A.— New York, U.S.A. 



Hombres! Mujeres! 

Quieren Blanquear su Piel? 

La Piel Viene a ser Blanca, y 

Todas las Manchas Desapare 

cen, por el Simple Método de 

un Químico Francés. 

Cualauier mujer u hombre pue- 
de tener un maravilloso cutis 
claro, libre de manchas, gra- 
sosidad, turbiesa, amarillez, 
pecas, libre de barros, espini- 
llas, irritaciones, ronchas, erup- 
ciones, color nesro y de otra.s 
condiciones desagradables. Aho- 
ra es posible por este simple 
método. Los resultados aparo- 
nen después de la primera aplicación. Nadie podrá, darse 
cuenta de (lue Ud. está usando algo, sino por la dife- 
rencia que encontrará en su semblante. Prod^ice efectos 
admirables. Envíe su nombre y dirección hoy mismo a 
Tean HotLsseau & Co., Depto. P. 3104 Michican Ave., 
Chicago niinois, y ellos le enviarán libre de costo, ins- 
T.vucpiones cñiniili'fas e ilustradas. 

¿ESPINILLAS 

Puntos Negros, Paño, Comedones? 

Por fin se ha descubierto un método efectivo, seguro y 
simple, para eliminar completamente de la piel todos los 
puntos negros y las pfistuJas Que los acompañan. Envíe 
su nombre y dirección a la misma ca.sa cuyo nombre y 
dirección est>'in mencionadas arriba. 




Enero, 1928 



PÓNGASE BIEN CON 
ESTE NUEVO MÉTODO 

Sin medicinas, drogas, ni dietas. Sólo con una ligera, 
pequeña, cómoda y económica Almohadilla Radio-Ac- 
tiva (Radio-Active Pad) que se aplica en las espaldas 
durante el día y en el estómago POr la noche. La ven- 
demos sujeta a prueba. Es de eficacia asegurada. Más 
de 100,000 vendidas a base de este plan de pinieba. 
Millares nos han escrito diciendo que la Radio-Active 
Pad los curó de Neuritis, Reumatismo, Estreñimiento, 
Nerviosidad y Males del Corazón, los PuImone.<!, el Hí- 
gado, lo.s Ríñones, la Vejiga, etc. No importa qué medi- 
camentos haya Ud. tomado ni cuál sea su malestar, prue- 
be Ud., por nuestra cuenta, la Degnen's Radio-Active 
Solar Pad. Escriba hoy pidiendo nuestra oferta de prue- 
ba GRATIS y literatura descriptiva. Radium Appliance 
Co., 2246 Bradbury Bldg., Los Angeles, Cal., E.U.A. 

PÁGINA 70 



CINE-MUNDIAL 



Después vi el horror retratado en aquellos 
«jos. De pronto se cerraron y desaparecie- 
ron. A poco, un grito agudo, estridente, trá- 
gico, hirió el silencio de la humilde callejue- 
la. Sacudióse nii cuerpo en intenso escalo- 
frío, a la vez que gruesas gotas de sudor res- 
balaron por mi frente. Fué algo inexplica- 
ble lo que en aquel instante pasó por mí. 
Sentí como si la tragedia me rondara, y mi 
ánimo agitábase temeroso. Me acometió un 
fuerte impulso de huir y, al volverme, quedé 
mudo de asombro. Tsing Lang estaba junto 
a mí. 

— La felicidad — dijo — no se busca, se 
encuentra. Hoy la felicidad se me ha pre- 
sentado al encontrarme con el duque de Lis. 

Yo, apenas sin voz para contestar, única- 
mente acerté a decir: 

— Gracias. 

— Y aun mi felicidad será mayor — agre- 
gó Tsing — si tengo la suerte de poder serle 
útil. 

Ya un poco más repuesto, hube de repetir: 

— Gracias, gracias. 

Tsing Lang me miraba intensamente, con 
mirada que jamás había notado en él. Su 
rostro, impasible como de costumbre, no da- 
ba señal de alegría ni de sorpresa. Me ha- 
blaba como si nos hubiéramos visto el día 
anterior. Únicamente en sus ojos, al mirar- 
me, podía observar un brillo extraño, que, 
lejos de infundir tranquilidad, me ponía en 
guardia. 

— El hombre que no es agradecido — si- 
guió diciendo el chino — merece que el lodo 
lo cubra y que los gusanos agujereen su mi- 
serable carne. Tsing Lang debe gratitud al 
duque de Lis, y Tsing Lang es agradecido. 
Es más, Tsing Lang tiene el deber de pagar 
esa gratitud a su amigo de Occidente. De 
lo contrario se consideraría el más desgra- 
ciado de los seres. Sé que unos hermosos 
ojos atrajeron al duque de Lis hacia este 
lugar. Desde una de las ventanas de mi hu- 
milde choza, que es esta — y al decirlo seña- 
laba el hermoso palacio que se alzaba a nues- 
tra vera — vi cómo los ojos luminosos de 
Liao Tsing atraían a mi amigo. Liao Tsing 
es bella; es, acaso, la más bella mujer de 
China. Pero Liao Tsing ha mirado al duque 
de Lis, y éste se enamoró de unos ojos he- 
chos para mirar solamente a príncipes de cas- 
tas milenarias. Tsing Lang sabrá ser amigo 
de su amigo europeo, y sabrá pagar en gra- 
titud lo que debe en agradecimiento. 

Hubo un momento de silencio. El chino 
sacó una primorosa cajita de marfil y oro 
con incrustaciones de la más rica pedrería. 
Era joya de tan insuperable valor artístico, 
que, al verla, no tuve más remedio que ex- 
clamar: 

— ¡Hermosa joya! Nunca vi otra que se 
le parezca. 

—Mañana será suya — dijo sencillamente 
Tsing Lang. 

Después la abrió. Extrajo de ella una pil- 
dora color de chocolate, que llevó a su boca, 
y me ofreció otra a mí, que rehusé. 

— Mañana, según mis noticias, emprenden 
ustedes el regreso a Europa. Pues bien, ma- 
ñana tendrá usted en su poder esta cajita, 
ya que tanto le agrada. 



Al día siguiente, en efecto, emprendíamos 
el viaje de regreso. Momentos antes de sa- 
lir llegóse a mí un chino de vulgar aparien- 
cia y, entregándome la cajita de Tsirjg Lang, 
desapareció sin darme tiempo a nada. Cogí 
la cajita y la sepulté en uno de los maleti- 
nes de mano, pues el resto del equipaje es- 




Su Sonrisa 

Por medio de un método nuevo y rápido su dentadura 
puede adquirir una blancura deslumhrante y sus encías 
un color sano de coral, haciendo su sonrisa más atractiva 



Envié el cupón por un tubo para 10 dias 



H 



E aquí un nuevo método para el 
cuidado de la dentadura, entera- 
mente distinto de los demás. 



taba ya' en cammo. 
Enero, 1928 



Un método que restaura en poco tiem- 
po, los dientes manchados a su blan- 
cura atractiva, y recomendado por los 
principales dentistas del mundo. 

En unos cuantos días produce una 
transformación completa en su boca. 
Sus dientes quedarán limpios y brillan- 
tes, sus encías adquirirán firmeza y un 
color sano. 

LA PELÍCULA... oculta dientes her- 
mosos y pone en peligro a las encías 

La ciencia dental atribuye ahora mul- 
titud de males de la dentadura y las en- 
cías a una película plagada de micro- 
bios que se forma sobre los dientes. Pá- 
sese la lengua sobre los dientes y la sen- 
tirá: es una especie de capa resbaladiza 
y viscosa. Esta película absorbe las man- 
chas de los alimentos,' el tabaco, etc., y 
es por esto que sus dientes parecen man- 
chados y opacos. Se adhiere a la den- 
tadura, penetra en los intersticios y 
allí se fija. Expone sus encías a la in- 
vasión de los microbios y sus dientes a 
las picaduras. En ella se reproducen los 
microbios a millones y éstos con el sa- 
rro, son la causa fundamental de la pio- 
rrea. 

Ahora se usan métodos nuevos; éstos 
están comprendidos en el dentífrico lla- 
mado Pepsodent, distinto en fórmula. 



funciones y efectos, de cualquiera de las 
pastas para dientes conocidas. 

Sírvase aceptar un tubo de muestra 

Para probar sus resultados, envíe el 
cupón y recibirá una muestra gratis pa- 
ra 10 días. O bien, compre un tubo — de 
venta en todas partes. Hágalo Ud. aho- 
ra, por su propio bien. 

un tubo gratis para 
10 días 




THE PEPSODENT CO.. 
Dept. C-M, 8-1, 
1104 S. Wabash Ave., 
Chicago, E. U. A. 

Envíen un tubito para 10 días a 

Nombre 

Dirección 

Ciudad 

Dé su dirección completa. Escriba claro. 
Sólo un tubito para cada familia. 

PEPSODENT 



PÁGINA 71 



CINE-MUNDIAL 




¿Nació Ud, con 
el pelo lacio? 

Con el Jue- 
go Domés- 
tico, por el 
método 
CIRCULI- 
NE usted 
puede, en 
su propia 
casa, con- 
vertir sus 
cabellos la- 
cios en lin- 
dos rizos y 
ondulacio- 
nes, sin te- 
mor y sin peligro. Además, estos 
rizos son-permanentes. Ni el agua, 
el sudor o la humedad afectan el 
rizado en lo más mínimo. Mien- 
tras más se moja el pelo, más ri- 
zado se pone. 

El Sr. Nestle, inventor original 
de la Ondulación permanente, aca- 
ba de descubrir un nuevo método 
por medio del cual se hace posible 
rizar toda clase de cabellera. El 
pelo de cada persona se prueba 
antes de rizarlo en el nuevo apa- 
rato del Sr. Nestle, el Text-0- 
Meter, aparato que lee el pelo y 
receta la loción que le correspon- 
de. No se deja nada al acaso. 

El precio del Juego Doméstico 
es solo de $16.00 (Diez y seis dó- 
lares). Pida Ud. hoy mismo su 
juego enviándonos un giro postal 
o bancario, así como una muestra 
de su pelo y a vuelta de correo le 
enviaremos uno de estos maravi- 
llosos juegos que convertirán sus 
cabellos lacios en preciosos rizos 
que causarán la admiración y en- 
vidia de sus amistades. 

Al hacer su pedido no deje de 
mencionar el voltaje eléctrico de 
esa localidad. 

% 'S 

Folleto gratis, en español, 
a quien lo solicite, 

NESTLE LANOIL CO., LTD. 

DEPT. C. M. 

12-14 East 49th St. 
Nueva York, N. Y. 



No volví .a recordar el regalo del chino 
hasta que, días después encontrándonos abu- 
rridos a bordo del barco que nos conducía, 
empecé, por puro pasatiempo, a contar la 
historia de los ojos de la china que tanto me 
habían seducido. Y es claro, llegué al pa- 
saje de la cajita, joya que mis compañeros 
quisieron conocer. Cuando regresé con ella 
todos admiraron su enorme valor artístico y 
material, todos me felicitaron por tan es- 
pléndido regalo y todos me pidieron que la 
abriera para ver si contenía alguna cosa. 

La abrí, y el terror me paralizó. Dentro 
de la cajita había dos piltrafas negras, vi- 
driosas, sanguinolentas. El más espantoso ho- 
rror se retrató en los semblantes de todos. 
La tragedia seguía aleteando en derredor 
mío. 

Junto a los sanguinolentos despojos esta- 
ba un papel. A duras penas pude sacarlo 
y leer: 

"Tsing Lang, el mejor amigo de los amigos 
y el más agradecido de los seres, saluda a 
su amigo el duque de Lis, y se siente feliz al 
poder hacerle el regalo que ha de ser más 
de su agrado: los ojos de Liao Tsing, mi be- 
lla mujer, que supieron mirarle con dulzura 
y atraerlo como imán. No creo que haya re- 
galo comparable con éste, ya que tampoco 
hay ojos comparables a los que adornaban 
el hermoso rostro de Liao Tsing. Con esto 
da por pagada su deuda de gratitud — TSING 
LANG. 

Quedamos mudos de espanto. 

Yo creo que aquel día empezaron a poner- 
.se blancos mis cabellos. 



EL VERDADERO RODOLFO... 

{Viene de la página 28) 

el sentido de la vileza para adiestrarlo en 
el del amor a la patria, a la nobleza, al 
valor. 

Así se explica que después de aparecida 
la noticia de que Valentino había renuncia- 
do a su ciudadanía italiana para tomar la 
norteamericana, las demostraciones popula- 
res, así en Genova como en Bérgamo y en 
otros lugares, hiciesen justicia al renegado 
y a sus obras." 

Telegrama dirigido por Valentino a Mussolini; 

"Excelentísimo Señor Don Benito Mussolini, 
Ministro de Negocios Exteriores. 

Roma 

Adoloridísimo por la actitud Prensa y pú- 
blico italianos contra mí a propósito supues- 
ta culpa mía deslealtad hacia madre patria. 
Permítome someter vuestra excelencia mi 
carta abierta dirigida prensa italiana. Con- 
fío en que juicio competente vuestra exce- 
lencia al tratar negocios internos y externos 
dignaráse intervenir para aclarar esta situa- 
ción que a mi parecer podría ser mal inter- 
pretada en perjuicio de los intereses de Ita- 
lia. En efecto, paréceme importantísimo no 
vaya excitarse opinión pública norteameri- 
cana al dar al pueblo norteamericano la im- 
presión de que se considera deslealtad el que 
los italianos residentes en Norteamérica to- 
men la ciudadanía norteamericana. Al hacer 
la petición de la ciudadanía norteamericana 
he creído interpretar opinión de vuestra ex- 
celencia ya expresada en el Parlamento, y 
espero vuestra excelencia dignaráse tomar 
medidas necesarias para impedir una repeti- 
ción de esta primera manifestación injusta, 
infundada, insidiosa. Protestándole mis más 
resj)ctuosos homenajes y sentimientos de ad- 




KOLYNOS des- 
prende de la 
boca los restos de 
alimentos, destruye 
los microbios que 
causan su fermenta- 
ción y disuelve la pe- 
lícula. Así tiende a 
evitar la caries y las 
infecciones de las 
encías protegiendo 
la salud. 

Ensaye Kolynos y 
goce de la exquisita 
sensación de limpi- 
eza y frescura que 
imparte a la boca. 

CREMA DENTAL 

KOLYNOS 

991 




LOS SECRETOS SOBRE 
LA BELLEZA OCULTA 

Revelados gratuitamente por 

yOLANDE 

TTEMOS hecho arreglos con Madame Yolan- 
^^ de (le Brissac, ex-profesora de los Institu- 
tos de Belleza de París y Milán para que acon- 
seje gratuitamente a las lectoras de CINE- 
MtTNDIAL acerca de todos los problemas so- 
bre la belleza. 

Si Ud. es bella y desea conservar su belleza 
indefinidamente, escribr. hoy mismo a Yolande. 
Si su belleza está desfigurada por espinillas, ba- 
rros, cutis ajado, reseco, grasicnto, arrugas o 
cualquiera otro defecto consulte a Yolande y 
ella le dará el remedio. Haga su consulta con to- 
da confianza. La consulta es enteramente gratis. 

Dirija su correspondencia a 

YOLANDE 

c/o. Patrician Laboratories Ltd. 
251 East Fordham Rd. Nueva -York. 



J 



i:\(i-o, 1028 



PÁOINA 72 



CINE-MUNDIAL 



miración e italianidad, créame devotísimo de 
vuestra excelencia. 

Rodolfo Valentino." 

El dictador italiano tuvo a bien dejar sin 
contestación el digno mensaje de su compa- 
triota. 

Luego, recién regresado Rodolfo a Holly- 
wood, véase cómo lo trató, en un editorial, 
el mejor periódico de Los Angeles, con mo- 
tivo de un accidente automovilístico en des- 
poblado y sin más daños que el ligero que 
el mismo" artista sufrió en su persona y el 
más importante que recayó en su lujoso 
Isotta-Frachini: 

Recorte del diario "Los Angeles Examiner": 

"Póngase coto a semejantes carreras 
Temerarias 

"Montad a caballo a un pordiosero y .cabalgará 
a los infiernos", según dice el viejo adagio. 

Poniéndolo en términos más modernos, 
"Dad un automóvil a un fatuo advenedizo, 
y no tardará en romperse la crisma o en 
rompérsela a alguna otra persona". 

Don Rodolfo Valentino es un ejemplo de 
e.sto. Su última hazaña consistió en dar vuel- 
ta repentinamente alrededor de un poste, en 
San I-uis Obispo, mientras iba a una veloci- 
dad vertiginosa. Este individuo temerario, 
irresponsable, siempre anda manejando su 
automóvil a velocidades peligrosamente in- 
moderadas, y figura frecuentemente en per- 
cances automovilísticos. Su peligroso correr 
debiera ser ásperamente interrumpido por la 
fuerte mano de la ley. Si la policía y la 
justicia dejaran de molestar a los que in- 
curren en pequeñas faltas y a los inocentes 
violadores de las leyes de tráfico secunda- 
rias, y castigaran severamente a los demen- 
tes que corren a razón de setenta millas por 
hora, y que son una amenaza para la paz y 
seguridad del público que respeta la ley, de- 
pararían un gran beneficio a la comunidad. 

Queremos que la gente venga a nuestro 
país. Queremos que se diviertan mientras 
estén aquí, y que residan permanentemente 
entre nosotros si ellos lo desean. 

No debiéramos fastidiar a nuestros visi- 
tantes ni a nuestros propios conciudadanos 
con un interminable enredo de leyes y reglas 
de tráfico; pero a fe que sí debiéramos cas- 
tigar a los verdaderos delincuentes, a los 
que deliberadamente infringen leyes libera- 
les, a los temerarios, atolondrados, peligro- 
sos automovilistas que se precipitan loca- 
mente por las carreteras a una velocidad su- 
perior a la de un tren expreso. 

El lugar indicado para estos vanos y ton- 
tos egoístas que buscan notoriedad es la cár- 
cel municipal o el manicomio. 

Si quieren impresiones nuevas, que prue- 
ben las no acostumbradas sensaciones que 
dan el encierro incomunicado y el trabajo 
útil." 

Poco después, "The Chicago Tribune", uno 
de los diarios más importantes del mundo, 
publicó el siguiente editorial, que contenía 
ideas ya expresadas en el mismo periódico 
algunos meses antes, y que, según se cree, 
fué una de las causas que aceleraron el des- 
enlace del mal que se escondía bajo la recia 
apariencia de Rodolfo Valentino. 

"Vn nuevo salón de baile fué abierto al 
público pocos días ha: un local verdadera- 
mente hermoso, y aparentemente bien diri- 
gido. La agradable impresión dura hasta que. 
uno pisa el tocador de caballeros y encuen- 
tra allí, adosado a la pared, un utensilio com- 
puesto de tubos de vidrio y palancas, con una 
estrecha abertura para depositar monedas en 

Enero, 1928 




"Cómo la Forma de mi Nariz 
Retardó mi Popularidad'* 



Por Grace Sterling 



Yo era una "plantada". Bailaba bien y no 
tenía dificultad en danzar con el más excéntrico 
"parejo". Pertenecía a una familia distinguida 
y mi educación, que incluyó la más rigurosa eti- 
queta, me capacitaba para la vida social. Viajé 
mucho y podía sostener inteligentemente conveí-- 
saciones sobre muchos t'^mas. Gozaba de gi'an 
popularidad entre mis amigas. Sin embargo, rara 
vez me invitaban los jóvenes de nuestro círculo 
social a los bailes o al teatro. Cuando iba a una 
íiestecita o un baile, sufría el martirio de verme 
despreciada. Siempre me dejaron los jóvenes 
"plantada". 

Finalmente, comencé a analizarme. Poseía to- 
das las cualidades que tienden a hacer popular 
a una e inspiran a los jóvenes el deseo de nues- 
tra compañía. Frente a mi espejo prolongué mi 
análisis y un día quedé convencida de lo que hace 
mucho sospechaba: era la forma de mi nariz, mi 
nariz de pronunciado corte romo, enteramente res- 
pingada cuando se miraba de perfil. 

Hablé a mi madre. Ella lo sabía. Costó muchos 
ruegos hacerla confesar que ella sabía que era 
mi nariz la que me privaba de la popularidad que 
ansia toda joven ; por qué me despreciaban en los 
bailes y nunca se me invitaba a las excelentes 
fiestas que a menudo hacían la alegi'ía de mis 
numerosos conocidos. 

Por fin una tarde en que iba yo de compras 
me hallé con Marie Hamílton, una de mis con- 
discípulas en la escuela de etiqueta. Marie visi- 
taba la ciudad en viaje de compras, pues prepa- 
raba su trosseau y a pesar de su desaliño después 
de una jira por todas las tiendas, ¡ cuan bella 
estaba! Ella fué la que me reconoció al pasar. 
Marie era en el colegio un "patito feo" y sin em- 
bargo cuando nos encontramos poseía una belleza 
envidiable. En el curso de nuestra charla me 
confió el secreto de su actual belleza. Mi corazón 
latía con creciente ansia a medida que iba obli- 
gando a mi amiga a darme más y más detalles. 

Marie había hecho cambiar la foi-ma de su na- 
riz, la había corregido, — más bien parecía habei" 
cambiado la nariz, la había hecho toda nueva, y 
¡ cuan hermosa, qué bella era ahora aquella na- 
riz ! ¡ Ese cambio había decidido su fortuna ! Sin 
duda había de ser mi salvación. " Cómo lo h: 
ciste?" pregunté, con una ansiedad que no podía 
disimular. Y ella me dijo que M. Trilety, un 
especialista de Binghamton, Nueva York, había 
corregido la forma de su nariz — y en la intimi- 
dad de su hogar. 

Pedí informes al especialista y los recibí com- 
pletos inmediatamente. El tratamiento era tan 
sencillo, el coste tan moderado, que decidí tomarlo 
en seguida. Y así lo hice. Apenas podía esperar 
para comenzar el tratamiento que llegó en pocos 
días. Para terminar mi historia : en cinco sema- 
nas la forma de mi nariz quedó corregida. 

¡Cuan maravilloso ha sido! Naturalmente, 
transcurrieron unos dos meses antes de que todos 
los miembros de nuestro círculo social conocieran 
a la nueva Grace durante los varios bailes y soirés 
de la temporada ; pero hoy día la vida es para 



mí una interminable procesión de placer. Tanta 
felicidad la debo a M. Trilety. 

Es necesario prestar atención a nuestra apa- 
riencia personal si queremos tener éxito en la vi- 
da. Se debe ser "lo mejor parecido posible" en 
todas ocasiones. 

El aparato de M. Trilety para Corregir Narices, 
"Trados" Modelo No. 25 mejorado. Patentado en 
E. U., es el Corregidor de Narices más meritorio 
de la época. Sus 16 años de práctica en el perfec- 
cionamiento de estos aparatos han probado que 
M. Trilety ofrece a los infortunados poseedores 
de narices desperfectas, una sensacional oportu- 
nidad para embellecer su Apariencia Personal. Su 
más reciente modelo tiene tantas cualidades su- 
periores que sobrepasa en alto grado a todos los 
aparatos ajustadores y corregidores de narices que 
se han conocido. Este nuevo modelo tiene todos 
los requisitos que puedan exigirse. Los ajustes 
son sencillos y está hecho de tal forma que se 
ajusta a cualquier nariz, sin excepción. El apa- 
rato está hecho de metal liviano, es firme, y 
puede ajustarse con exactitud en cualquier posi- 
ción deseada. Puede obtenerse con él la presión 
exacta necesaria para corregir las distintas defor- 
midades nasales, tales como : narices puntiagudas, 
largas, chatas, respingadas, torcidas o quebradas 
y, además modulará las fosas nasales dilatadas o 
anchas. No hay que tirar de cuerdas para hacer 
presión sobre el órgano nasal. 

El Modelo No. 25 está forrado de gamuza fina 
en la parte interior, de manera que no hay con- 
tacto directo del aparato con la nariz y así este 
metal forrado hace presión uniforme y moderada 
sobre las partes de la nariz que han de corregirse, 
evitando comiiletamente toda presión molesta en 
todas las partes del órgano nasal. 

El Modelo No. 25 lleva consigo una garantía, 
y corrige toda clase de narices de formas defec- 
tuosas sin operación, rápida, segura, cómoda y 
permanentemente. Se usa de noche y, por lo tan- 
to, no interfiere en sus labores cotidianas. 

Modelo No. 25 Júnior para Niños 

Si quiere Ud. tener una nariz de forma perfecta, 
corte el cupón, escriba en él con claridad su nom- 
bre y dirección y envíelo a M. Trilety, Bingham- 
ton, New York, E. U. A. y recibirá el folleto gratis 
que le dirá a \Jd. cómo corr-egir narices defectuosas. 



r 



M. TRILETY, 

880 Ackerman BIdg., 

Binghamton, N.Y., E.U.A. 

Muy Sr. mío : Sírvase enviarme, sin com- 
promiso alguno de mi pax'te, su folleto que ex- 
plica la forma de corregir narices defectuosas. 



Nombre- 



i Dirección- 



País.. 



PÁGINA 73 



C I N E - ^I U N D I A L 







Elizabeth Arden dice: 

Arrugas, jl acidez, relajamiento del 
contorno, doble barba: son produci- 
dos por la flacidez muscular. Palmear 
el cutis con el Astringente Especial 
Venetian para volver su tersura a los 
tejidos, prestarle jirmeza y elasticidad 
y rehabilitar el contorció juvenil, es un 
paso importayite de todo Tratamiento 
Elizabeth Arden, y debe constituir 
parte del andado cotidiano de su tez 
en casa. 

Escriba a Elizabeth Arden .solicitando 
el folleto "En Pos de la Belleza". 

Elizabeth Arden 

673 Fifth Avenue Nueva York, E.U.A. 

25 Oíd Bond St., Londres 2 rué de la Paix, París 

Agentes en la América Latina 

PUERTO RICO 
SAN JUAN — "La Mararilla". ■'París Bazar", Dnig 
Company of Porto Rioo HetaU Inc.. P. Giusti & 
i'orupany. 
Ponce — Droguería de Ponce. 
Santurce — Farmacia Torregrosa. 
Guayama — Farmacia Aiiglade. 
MÉXICO 
MÉXICO, D. F. — Agente General — H. E. Gerber y 
("la., la Capuchinas 13. 
La Gran Sedería. Perfumería Tropical. 
El Palacio de Hierro. El Centro Mercantil. 
La Ciudad de Londres. A. Eenault & Cía. 
Chihuahua. Chih.. "La llagnolia". 
Durango. Dgc, Almacén Bourillón. 
Guadalajara, Jal.. Jlanuel García Vallejo. 
León. Gto.. Droguería y Tlapalería Francesa. 
Mérida, Yuc, Farmacia "Principal", "El Mundo 

Elesante". 
Monterrey. N. L.. Droguería del I/eón. 
Puebla. Pue.. Droguería de M. Priego. 
Saltillo. Coah.. "La Ciudad de Londres". 
Tampico. Tamps., Droguería de San Antonio. 
Veracruz, Ver., Diego Morón. 
CUBA 
HABANA — Agente General— .lulio A. García. Alda- 
ma 39. hajos. 

"La Casa Grande", Droguería "Taquechel". "La 
Modeml.sta". "El Encanto". "La Casa de Wil- 
son", "Fin de Siglo". 
Crenfuegos, "El Palo Gordo". 
Guantánamo, "El 20 de ÍVIayo". 
Santiago de Cuba, "La Borla". 
NASSAU 
Madellne Dale. Ltd. 

REPÚBLICA DOMINICANA 
SANTO DOMINGO — Farmacia Cohén. 

§an Pedro de Macorís. Farmacia "Nueva". 

DUTCH WEST INDIES 
Curagao. La Modenüiita. 

VENEZUELA 
CARACAS — Lola Willet. Pájara a Tejal 97. 

BRASIL 
RIO DE JANEIRO — Perfumarla Avenida. 
Sao Paulo. Pí-jluijiaria Ypiranga. 
Santas, líilieiro dos Santos & Cía. 
URUGUAY 
MONTEVIDEO — Aniy & Ilender.son. 

ARGENTINA 
BUENOS AIRES — llal^I.d^ Limitada. 

CHILE 
SANTIAGO— Tlie í'lillian Stores, Gath * Chaves. Ltd. 
Valparaíso, E. J'otin. 

ECUADOR 
Guayaquil, Corona Xovelty of Ecuador. 

COLOMBIA 
Medellin, Antonio y l'ahlo ilsc^har & Oía. 

BOLIVIA 
La Paz, The JirIghtoii. 

PERÚ 
LIMA — A. Norlexa del Valle. S. en C. 
PANAMÁ 
Colón. Frenoh Bazaar. 
Panamá City, French BazaST. 



Ifp 



él. I.os tubos de vidrio contienen una subs- 
tancia sólida, mullida y color de rosa; y de- 
bajo de ellos se ve una asombrosa leyenda, 
que dice, poco más o menos, así: "Deposite 
la moneda. Ponga la brocha propia deba.jo 
del tubo. Luego, tire de la palanca." 

"¡Una máquina expendedora de polvos! ¡Y 
en un tocador de caballeros! ¡Homo america- 
nusl ¿Por qué no ahogaría alguien, en si- 
lencio, a Rodolfo Guglielmi (a) Valentino, 
años ha?" 

"Y la máquina de los polvos color de rosa 
¿fué arrancada de la pared, o pasada por 
alto? No lo fué. Estaba en uso. Vimos per- 
sonalmente a dos "hombres" — según las jó- 
venes colaboradoras de la Prensa en la sec- 
ción denominada "voz del pueblo" suelen de- 
signar a semejante ralea — dirigirse hacia 
allá, depositar ía moneda, colocar el pafuiel.) 
debajo del "extremo del tubo, tirar de la pa- 
lanca, y, en seguida, tomar la bella substan- 
cia rosada y aplicársela a las mejillas, en- 
frente del espejo." 

"Otro miembro de este mismo departa- 
mento editorial — uno de los seres más be- 
névolos de la tierra — entró furioso el otro 
día a la oficina, porque acababa de ver a 
un joven "hombre" peinando su cabello un- 
tuoso en el ascensor. Pero creemos que nues- 
tro descubrimiento relativo a los polvos ro- 
sados es más importante que el de aquella 
otra necedad." 

"Ha llegado la hora del matriarcado si el 
varón de la especie permite que persistan 
tales cosas. El régimen de las mujeres mascu- 
linas es preferible al de los hombres afemi- 
nados. Estamos empezando a creer que el 
hombre comenzó a perder terreno cuando 
trocó la navaja ordinaria de afeitar por la 
de seguridad. No nos sorpenderá el enterar- 
nos de que ésta ha dejado el puesto al de- 
pilatorio." 

"Lo que nos confunde es el no saber a 
quién o a qué debemos echar la culpa de 
ello. ¿Es esa degeneración hacia el afemi- 
namiento una reacción análoga al pacifismo 
ante la hombría y las realidades de la gue- 
rra? ¿Cómo puede uno compaginar los cos- 
méticos masculinos, los "caídes", los panta- 
lones anchurosos, y las pulseras esclavas, por 
un lado, y, por el otro, un desprecio de la 
ley y una aptitud para la delincuencia que 
son más propios de la vida de la frontera de 
medio siglo lia que de una metrópoli del 
siglo veinte?" 

"¿Gustará a las mujeres ese tipo de "hom- 
bre" que se echa en la cara polvos color de 
rosa en un tocador público y compone su 
peinado en un ascensor? ¿Pertenecen las mu- 
jeres en verdad a la era wilsoniana del "yo 
no crié a mi hijo para que fuese soldado"? 
¿En qué paró el viejo tema de "el hombre 
de las cavernas"?" 

"Es un fenómeno social extraño, que no 
sólo está siguiendo su curso aquí en Norte- 
américa, sino en Europa también. Chicago 
tendrá sus brochas de empolvar; pero Lon- 
dres tiene sus "dancing men" y París sus 
"gigolos". Hollywood es la escuela nacional 
de masculinidad. "Rudy", el bello chico de 
iiii jardinero, es el prototipo del varón nor- 
teamericano." 

Encima de eso, uno de los más conocidos 
cronistas de la vida de Hollywood, le dedicó 
al mismo arti.sta los .siguientes renglones, pu- 
blicados en el importantísimo diario "The 
Los Angeles Times": 

"Este es un breve y gratuito consejo a 
don Rodolfo Valentino: 

"Si dejara de andar en automóviles ador- 
ii.-idos con víboras plateadas serpeando por 




Ahora - Su Fonógrafo Puede 
HABLAR CUALQUIER IDIOMA 

—¿Por qué no Ud. también? 

Ahora puede I'd. aprender cualquier idioma: Fran- 
cés Espai-iol. Italiano. Alemán. Ingles, en la misma 
lorma en que aprendió su propio idioma: ; oyendo o 
hablar'" El Jlétodo Fonográfico de ( oitma le en- 
seña en su propio domicilio, sin necesidad de reglas, 
maestros ni engorrosos ejercicias. Los cursos elemeij- 
tales consisten de H lecciones sencillas, entretenidas 
Que van en un juego de discos fonogratlcos de l¿ 
pulgadas estampados en amhos lados, y un iniro- 
texto de Conversación, rescriba hoy mismo pidiéndo- 
nos el folleto GRATIS que trata de este método eti- 
cacíbinro t sus diferentes cursos. 

' CORTINA ACADEMY 

Depto.-G, 105 West 40th St., New York, E.U.A. 
Cana Fundada en 1SS2 Tor R. D. de la Cortina 



Economice Ud. 






comprando en la mayor Casa de 
Equipo y Útiles Teatrales y Cine- 
matográficos de los Estados^ Uni- 
dos. Le garantizamos economías da 
25 a 50% sobre el costo de cual- 
quier artículo que requiera para su 
teatro. 

Equipos completos para teatros y 
empresarios viajeros. Proyectores 
reconstnjídos garantizados de las 
marcas Powers, Simplex y Motio- 
graph. Butacas, Proyectores Por- 
tátiles y útiles teatrales de toda es- 
pecie. Completo catálogo gratis a 
solicitud. 

MONARCH THEATRE SUPPLY CO. 
1223 S. Wabash Avenue, Chicago, 111. 
Depto. C-M E. U. de A. 



EN UNA HORA PODRA TOCAR 
EN ESTE UKULELE HAWAYANO^ 

DE TAMAÑO EXTRA 



DE CON 
CIERTOS 



^¡f^^r Para hacer conocer 




nuestros instrumentos 
finos, enviaremos este 
Ukelele de caoba, tamaño 
extra para conciertos y un 
libro de instrucciones y 
canciones. Sin aprender 
música, podrá üd. tocar 
en una hora. Se toca por nú- 
meros, no por nota. Hágase po- 
ptüar y consiga más amigos y más 
dinero Miles han aprendido por este 

método. ■■Aprendí a tocar en 5 minutos 

con su asombroso método. Julio Chahles, Mérida, Yuc." 

nforta Fcnprial Mande solamente $3.25 Oro Amerlca- 
UlClld Ld|ICl«l<ll no. V nosotros le mandamos el I ku- 
lele V l.is canciones Nosotros pagamos el porte (Dos por 
solamente $fi.OÚ) Mándenos giro postal o hancario o mone- 
da americana. Satisfacción garantizada. Ordénelo hoy 
mismo FERRY & CO., Dept. S3I7, Chicago, III., E.U.A. 



olordeCarganta 

CedfSl Doble 
Tratamiento 

La doble acción 
del Vicks (inha- 
lado y absorbido) 
da pronto alivio. 

ICKS 

_ VARORUB 

P^r^ Toda Afección Catarral 




V 



P.4GINA ?■ ; 



CINE- MUNDIAL 



los toldos; y se qiiitarn las pulseras de oro; 
y suspendiera eso de besar las manos de las 
damas visitantes; y, en general, no intentara 
más eso de presentársenos como el "amante 
latino" por complacer a telefonistas asom- 
bradas. . . duraría más tiempo como estrella 
de la pantalla." 

"Tal como es el bello Rudy, temo que esté 
hundido por siempre jamás. Al pronunciar 
su "reto" al autor de aquel editorial de "The 
Chicago Tribune", relativo a las brochas de 
enqwlvar y a las áureas pulseras esclavas, se 
ha puesto en ridículo en el mundo entero." 
"Otros "amantes latinos" de la pantalla 
son, afortunadamente, de un tipo diferente. 
Ramón Novarro es un muchacho modesto, 
recatado, que emplea todas sus horas de ocio 
en el estudio de la música; y Tony Moreno 
es un vigoroso negociante en bienes raíces, 
que gusta ir a banquetes de la Cámara de 
Comercio, y sigue con mucho interés la pá- 
gina financiera del periódico." 

He ahí las opiniones que, acerca de Ro- 
dolfo Valentino, se publicaban muy poco 
tiempo antes de su muerte; es decir: de su 
apoteosis. 

La otra latiníi, que nos habla de Rodolfo 
Valentino aporta un relato que nos obliga 
a ver las relaciones entre él y Pola como 
algo muy natural, muy humano, que nada 
tiene qué ver ni con la codicia de una ri- 
queza que no existía, ni con el deseo de apro- 
vechar un nombre que no tenía mayor pres- 
tigio que el de la misma Pola. 

He aquí, mezclado con informes de otras 
fuentes, lo que nos ha contado la segunda 
latina, que fué testigo y, en ciertos momen- 
tos, intermediaria, del comienzo del lío amo- 
roso de los dos grandes artistas. Muchos de 
los datos que ella nos proporciona fueron 
confirmados en otras fuentes. 

Rodolfo Valentino y Pola Negri se sintie- 
ron atraídos mutuamente desde que se vie- 
ron por primera vez en la pantalla. Cuando 
el primero distaba muchísimo de ser un ac- 
tor famoso, cuando apenas comenzaba a aso- 
mar su figura por encima del inmenso re- 
baño de los "extras", mientras que la polaca 
gozaba de la fama mundial que le dio el 
haber caracterizado a la Dubarry, cuenta 
Pola que recibió un día una carta de un tal 
Rodolfo Guglielmi pidiéndole su retrato co- 
mo cualquier otro aficionado a la pantalla. 

Más tarde. Pola vio a su admirador en 
películas de Hollywood, y le admiró a su 
vez, más como varón que como artista. 

Andando el tiempo, se vieron ambos en 
Hollywood, triunfantes los dos en la misma 
profesión, muy populares uno y otra, ídolo 
él coirio seductor, e ídolo ella como seduc- 
tora. 

Aparte el natural deseo con que mutua- 
mente se atraían en el respectivo carácter 
de varón o de hembra, el amor propio tam- 
bién los empujaba al uno hacia el otro. A 
él le sobraban mujeres y a ella hombres. 
Pero Pola tendría especial gusto en conquis- 
tar a aquel mozo tan codiciado; mientras 
que Rudy, a su vez, se sentiría más halagado 
que con cualquiera otra conquista coxi la que 
hiciera caer en sus brazos aquella mujer mis- 
teriosa, magnética y despiadada, que si bien 
había dado goce^ a algunos afortunados, pa- 
recía gozarse en atormentar a los más. 

Sin embargo, ninguno de los dos quería 
sacrificar su orgullo hasta el punto de reve- 
lar la disposición admirativa y anhelante de 
su ánimo. 

Al fin, se conocieron en una fiesta cele- 
brada en la casa de Marión Davies. Pero 
adelantaron bien poco en aquel contacto pri- 

Enero. 1928 




DONDE LA ENCÍA TOCA EL DIENTE 

Conservar la dentadura 

es preservar la salud 

I A odontología ha llegado a probar que muchas de las 
^ enfermedades, hasta hoy dia atribuidas a causas 
diversas, se originan en el mal estado de la dentadura. 

Muchas personas creen que sólo les basta limpiarse 
los dientes con algún dentífrico de gusto agradable, pero 
se equivocan. El cepillo de dientes no puede nunca llegar 
hasta el fondo de los intersticios qu^ se hallan en La 
Línea del Peligro — donde la encía toca el diente — 
lugar en el que se acumulan trozos de comida los cuales, 
al fermentarse, forman ácidos que producen caries, irri- 
tación de las encías y hasta piorrea. 

La Crema Dental Squibb contiene más de un 50% 
de Leche de Magnesia Squibb, producto aceptado como 
el mejor medio conocido para neutralizar la acción per- 
niciosa de los ácidos bucales. Y de tal modo, este den- 
tífrico sirve para dar una protección positiva a la den- 
tadura. No contiene ingredientes jabonosos u otros que 
puedan irritar o ablandar las encías, ni substancias que 
dañen el esmalte de los dientes. 

La Crema Dental Squibb limpia los dientes y les 
ofrece protección. Usando este saludable dentífrico todos 
los días y consultando al dentista dos veces al año, se 
conseguirá la conservación perfecta de la dentadura. 

LECHE DE MAGNESIA SQUIBB — Para corregir la acidez bucal y estomacal. Al 
acostarse tragúese una cucharadita de este producto, después de haberse enjuagado 
la boca con él* Uhre del sabor alcalino y terroso encontrado en productos similares^ 

E. R. SQUIBB & SONS, NEW YORK 

Químicos Manufactureros establecidos en 1 S58 




Crema Dental 

SauíBB 

'elaborada con Leche de Magnesia Squibb 




PÁGINA 75 



Cl-NE-MUNDIAL 





¿Son peligrosas ciertas libertades durante el noviazgo? 
XJjta contestación catcciórica, racioval, científica, la 
encuentra Ud. en el libro titulado "Consejos Sanos". 

¿Tienes 

Miedo al 

Amor? 

¿Ha llamado a tus puertas el amor verdadero ? . . . 
Tal vez sí, y cuando vino, no lo reconociste. ¿Sientes 
miedo ante los vedados misterios de las relaciones se- 
xuales? ¿No te satisfacen los pueriles embustes, las 
respuestas veladas, las evasivas confusas ? ¿Quieres 
conocer la verdad desnuda, dicha sin miedo ni titu- 
beos, y con ella el consejo sano y franco que necesitas 
en tus relaciones con el sexo opuesto ? ¿No te atreves 
a preguntarle a tu médico ciertas cosas ? ¡ No sigas 
tropezando y dando tumbos entre la obscuridad de la 
ignorancia ! LA VERDAD acerca del amor y las re- 
laciones sexuales está AHORA a tu alcance. 

Secretos Sexuales 

Por fin se ha publicado un libro que arroja luz 
salvadora sobre las cuestiones de los sexos. Este li- 
bro sorprendente, de 404 páginas, titulado "Consejos 
Sanos", y cuyo autor es el Profesor B. G. Jefferies, 

Doctor en Medicina y Doctor en Filosofía, contiene I^HI^^B^IH^^^^^^^^^^^K^I" 

todos los informes que tú necesitas y deseas. Te ad- 
mirará su fi-anqueza. Nada de palabras obscuras, 
ambiguas o ininteligibles. He aquí algunas de las 

materias que se discuten : Amor, Belleza, Secretos del »*«»►' 

Matrimonio, Anatomía, Errores del Novio, Consejos , 
a los Recién Casados, Resultados de los Excesos, lo 
que es Bueno y lo que es Malo. Consejos a la Pú- 
ber. Enfermedades Secretas, 24 Páginas de Fórmu- El primer obispo católico japonés, Monseñor Hu- 
ías y Recetas, Magnetismo Sexual, lo que el Hombre yosaka, que fué consagrado en Roma personal- 
Ama en la Mujer, Para ■ Conservar el Vigor, Res- . ,„ ii'i- jo r>j 
puestas Sobre Cuestiones Sexuales y otra infinidad ""="'<^ P"'' «' ^"P"' ^"- ''^ basílica de San Pedro. 
de asuntos íntimos. Nada se deja oculto. Nada se 

omite, 404 páginas, 9 Secciones, 104 Capítulos. Más - 

de 100 Grabados. !Por tí. por tu salud, por tu feli- 
cidad, lee este libro asombroso ! m t , t < , . j 

mero, lodavia después tuvieron que perder 

/^■fp-t-j-fi TT cr\íir*í cil algún tiempo en sondearse con la mirada y 

^ ^ ^ con alguna que otra maniobra enderezada a 

x!/nviese el C;UpOn. someter a prueba el interés que cada uno 

El precio normal de "Consejos Sanos" es de S4.00 ; <^^^'^ adivinar en el otrO. 
pero hacemos ahora una OFERTA ESPECIAL, re- Yo mismo les he OÍdo después COntar, des- 
duciendo su precio a S2..50. Recorte Ud. el cupón que i , : ^ i fp]ipifl,,f) „ n,,p c,,c rela- 
va al pie de este anuncio, llénelo y envíelo acompa- *^"^ ^^ "^""^ °*^ ^^ leilCiaaa a que SUS reía 
nado de .?2.50 (oro americano), ya sean en efectivo, ciones llegaron, CÓmo él y ella discurrían y 
libranza bancaria o giro postal internacional. A observaban V procedían en aquel período 
vuelta de correo le remitiremos el libro, porte paga- ó i- • i i--ii 
do, comprometiéndonos a devolverle su dinero, si no preliminar. Solían mirarse COn el rabillo del 
queda Ud satisfecho ¿Qué arriesga Ud?. Haga su q]q gn busca de algún indicio alentador. So- 
pedido INMEDIATAMENTE, antes de que se agoten. ,; ' ^ ■ j-. ■ j i ii 

lian mostrar indiferencia cuando no nalla- 

envíese este cupón ban las señales de simpatía que anhelaban. 

FRANKLIN PUB. CO., Dcpt. 1609 Solían aun mostrarse efusivos con un terce- 

800 N. Clark St., Chicago, U. S. A. ro, a fin de inspirar celos que aumentaran 

, . . ^ . , . -„„,„, el supuesto interés. Y, a veces, también mos- 

Acepto su oferta especial. Acompaño $2.50 (oro , , ' . , 

americano) para que se sirva enviarme, porte paga- traban alguna que otra expresión propicia, 

do, su gran libro de 404 páginas titulado "Consejos acogedora, que abriese las puertas a la ini- 

Sanos' , cuyo precio normal es de $4.00. Queda' en- • • - j i j. u 

tendido que, si no me satisface, lo devolveré dentro ciacion de la aventura amorosa que ambos 

de un término de 5 días contados desde la fecha en estaban deseando vivamente. Decía Rodolfo 

que lo reciba, y Uds. me reembolsarán mi dinero com- 'i i u ' j j u „ j.« . 

p]g|.Q u i. 1 qi^jg ^Y nunca habría dado su brazo a torcer 

si la favorable actitud de Pola no le hubie- 

*'"' ^^ ra infundido la seguridad de un buen éxito. 

Dirección _ Pero Pola, a su vez, estaba convencida de 

que Rudy se había movido exactamente co- 

^"" nio ella lo había calculado con su no apren- 

Sírvase escribir nombre y dirección muy claros, CON dida diplomacia de hembra. 

LETRA DE MOLDE, para evitar errores y demoras. i? i t ■ í í n j.-i- ^ 

. ' lintre los instrumentos que ella utilizó pa- 

ra lograr sus fines figuró una artista latina 

Enero, 1928 




4 de cada 5 
vencidos por este enemigo 

Cuando la salud decae y desaparece la juventud, 
con frecuencia radica el mal en la temible Piorrea. 
Pérdida de juventud, deformidades facíales, y acha- 
ques como el reumatismo, la neuritis, y las enfer- 
medades estomacales son el tributo que impone la 
Piorrea, l Terrible castigo al abandono que sufren 
4 de cada 5 personas, una vez pasado los 40 años, 
y millares de personas en plena juventud ! 

Jamás permita que la Piorrea le haga fácil pre- 
sa. Puede protegerse contra sus ataques si toma 
un poco de precaución. Visite a su dentista cada 
seis meses y limpíese la dentadura empleando 
Forhan's para las Encías. 

Sea el afortunado de entre cada cinco. Man- 
tenga sus encías firmes y sanas. Conserve sus 
dientes blancos como la nieve y libres de ácidos 
destructores. Emplee Forhan's, por la mañana y 
por la noche, todos los días. Enseñe este hábito 
a sus niños. A ellos les agradará el sabor de 
Forhan's. Es un seguro de salud. Lo venden to- 
das las boticas, en tubos. 

Fórmula de R. J. Forhan, D. D. S. 
Forhan Company, New York. 

ForI\ail'S Para las encías 

MÁS OUE UN DENTÍFRICO 
. . CONTRARRESTA LA PIORREA 



Misterioso 
Encendedor 

de Cigarros y Cigarrillos 




Gane W 



Diarios Fácilmente 



¡El Viento no 
Puede Apagarlo! 



Enchapado 


cotí 


oro 


de 14 


kila- 


tes. 


Garantiza- | 


do 


por 10 


años. I 



lAgentesI He aduí un artículo 
absolutamente novel I j KI 
M a s 1 1' r I i t e I Prueba su 
eficiencia en un seprun- 
do. Produce una llama 
nue el viento no pueda 
apagar. Encendido a 
base de un nuevo, ma- 
ravillrso proceso . . , 
Sin yesca. Atrae mul- 
titudes en todas par- 
tes. 

Se vende por $1.00 — Con beneficio de 100% 

Da ¡iguales resultados que encendedores aue cuestan $10.00, 
$20.00 y hasta $50.00. Se vende como pan caliente. Cada 
encendedor garantizado por 10 años. Nuestro infalible plan de 
ventas allega pedidos filnil y constantemente. Pueden ganar- 
se $40.00 diarios vtndiéndnlo a Ins detallistas. El primer pe- 
dido hace del cliente un comprador frecuente y constante. 
Pida una Muestra o una Docena 

No renuiere experiencia. T,os que lo ven- 
den en sus momentas desocupados hacen de 
$5.00 a $10.00 por hora. Envié $1.00 por un 
encendedor dtí mne.stra. O pida una docena 
por $6.00. Vienen en Iwnitos estuches de ex- 
hibición. Enviamos nuestro infalible plan de 
venta gratis con pedidos por una docena de 
encendedores. Devolvemos el dinero si no so 
venden rílpidamente. 

MASTERLITE MFG. CO. 

Desk N-26. 1 10 East 23rd St., New York 

PÁGINA 76 




CINE-MUNDIAL 



1 



CREMA 

de JVlielyyílmendras 



HINDS 




No tema usted 
al viento 

Ya llegan al norte el invierno 
y sus rigores : lluvias menudas 
y vientos fríos que parten los 
labios, agrietan el cutis y le 
quitan al rostro su tersura. 
Por fortuna las lindas hispa- 
noamericanas y las demás be- 
llezas de la raza saben que el 
uso diario de la Crema Hinds 
no sólo protege el cutis sino 
que le devuelve la frescura que 
le roban los vientos fríos. 



Use usted la CREMA HINDS 

en la cara ■ — el cuello ■" el escote " 

los hraz£)s " las manos 
Reduce los poros " Sirve de base al 
polvo — Evita que el cutis se agriete — 
impide la formación de arrugas — Ali- 
via las quemaduras del sol " Calma 
el ardor de'lá afeitada " Alisa los 
dedos ásperos. 

pídala dondequiera que venden 
artículos de tocador 



C REMA Í¿S¿; HINDS 



E::ero, 1928 



cuya intima relación con Pola Negri dio lu- 
gar a no pocos coinentarios picantes. La 
aludida confidente de la artista polaca entró 
a traba'jar en la filnijicíón de una película 
de Valentino en los momentos en que éste 
y la Negri andaban haciéndose la corte muy 
disimuladamente. Entonces, Valentino soFía 
charlar de Pola con la intermediaria, mien.- 
tras que Pola le hablaba de Valentino; y la 
latina tenía buen cuidado de contarle al ita- 
liano lo que de él decía la polaca, y a ésta 
lo que de ella decía el italiano. 

Por aquel entonces llegó a Hollywood el 
escritor Michael Arlen, autor de "El som- 
brero verde", y .fué muy agasajado por la 
gente de cine. Entre otros admiradores, se 
distinguió Pola Negri, quien dio un banque- 
te en el Biltmore Hotel en honor del escri- 
tor. Al hacer la lista de los invitados, la 
artista vaciló ante el ,nombre de Rodolfo 
Valentino, porque temía que éste la humi 
liara no aceptando su invitación. Pero la 
aludida intermediaria le dijo: 

—Saltará de gusto Rodolfo si le invitas. 
Y gracias a esto figuró el italiano en el 
banquete ofrecido por Pola a Michael Arlen, 
donde también estuvieron presentes, entre 
otros muclios, Gretta Nissen, Agnes Ayres, 
Malcolm Saint Clair, Sid Grauman, Dorothy 
Cummings y im tal Tony, que era a la sazón 
el íntimo de la artista que hacía de anfitrión. 
Fué mu3' alegre la fiesta que Pola Negri 
ofreció en el Biltmore Hotel. Después del 
banquete se bailó hasta alfas horas de la 
noche. La polaca bailaba con muchos, y el 
italiano con no pocas. Pero iba deslizándose 
más que a paso aquella alegre noche sin que 
bailaran juntos Pola y Rodolfo. Seguía el 
juego callado, pero hondo y eficaz, que en- 
tre ellos se desarrollaba desde hacia tiemjjo. 
Pero llegó, al fin, un momento propicio 
para que Pola tomase una nueva posición 
en aquella dulce guerra sorda. Rodolfo bai- 
laba el tango con ima confidente de la Ne- 
gri, mientras que ésta giraba distraídamente 
en los brazos de un viejo Schultz. Entre las 
dos mujeres se cruzaban constantemente men- 
sajes oculares. Pola, con un guiño, dio a 
entender a su amiga que la hora era llega- 
da; y, a poco, las dos parejas se habían 
aproximado y giraban la una en torno de 
la otra sin que los dos varones se hubiesen 
percatado de la causa de aquella cercanía. 
Paró la música, y quedaron Pola y su viejo 
enfrente de Rodolfo y su amiga. Se dieron 
unos cuantos pasos. ¿Quién los daría? ¿Quién 
los determinaría? ¡Quién sabe! Lo cierto es 
que momentos después Pola iba del brazo 
de Valentino, mientras que Schultz escucha- 
ba la labia de la otra hembra. 

Más tarde, cuando se acabó la desbandada, 
las dos parejas fueron a dar a un saloncito 
privado, todavía en el Biltmore, donde con- 
tinuaron alegrándose más y más, a pesar de 
la Prohibición. Pronto, sin embargo, tuvo 
que retirarse el viejo Schultz, y los tres jó- 
venes siguieron solos, con la misma disposi- 
ción dichosa, hasta algunas horas después. 
Rodolfo se alegró por tal manera en aquel 
primer encuentro íntimo con Pola Negri, que 
se puso a cantarle sus tonadas preferidas. 
Sentado en el suelo, a los pies de la artista, 
aquel hombre tan admirado por millones de 
mujeres esparcidas por todo el mundo, can- 
taba y cantaba para deleite de la no menos 
admirada mujer, quien desde lo alto de su 
ufanía le escuchaba gozosa, como reina reci- 
biendo un homenaje por mucho tiempo an- 
helado, y harto difícil de lograr. Le cantó 
"Princesita" con esmero especial; y como la 
letra resultaba muy oportuna en aquellas cir- 
cunstancias, también se lá tradujo del espa- 



1 



CREMA 

de J\4ielyyilmendras 




No tema usted 
al sol 

Antes de salir, apliqúese un 
poco de Crema Hinds en la cara, 
el cuello, el pecho y los brazos. 
Polvéese después abundante- 
mente. Los polvos se adhieren 
parejo y bien durante muchas 
horas protegiendo el cutis con- 
tra los más ardientes rayos del 
sol. Este secreto de belleza lo 
ponen en práctica las hermosas 
sudamericanas, famosas por su 
cutis de durazno, que van a 
Mar del Plata, Viña del Mar y 
demás balnearios de moda. 

Use usted la CREMA HINDS 

al acostarse " al levantarse " cada 
vez que se moje las manos o la cara " 
Suaviza el cutis " lo vigoriza " lo 
protege " lo aclara " lo blanquea " 
lo limpia " lo sana — Nada hay mejor 
para protegerlo contra los estragos 
del viento, el polvo y el sol. 

pídala dondequiera que venden 
artículos de tocador 

CREMA ,S'¿ HINDS 



PÁGINA 77 



CINE-MUNDIAL 




. . . efectivo, y sin 

embargo inofensivo 

para el tejido humano 

•-^ o ]\I o cicatriza Ud. una 
1 I herida, una quemadura o 

C^*-^ una ampolla? Casi siem- 
pre ocurren inesperadamente y re- 
quieren pronta atención. ¿Emplea 
Ud. remedios de recurso, cualquier 
cosa que alivie el dolor o la irrita- 
ción? 

Pruebe Zonite, el nuevo germici- 
da que no envenena. Le maravilla- 
rá la manera rápida y eficaz con 
que esteriliza la herida. Zonite tie- 
ne cuarenta veces más potencia an- 
tiséptica que el peróxido de hidró- 
geno y sin embargo es absolutamen- 
te inofensivo. Es más, mitiga la 
irritación y estimula la cicatriza- 
ción. Téngalo siempre a la mano. 



QGQ 



Zonite para 



Evitar enfermedades contagiosas 

Cortaduras y heridas 

Lavarse la boca 

Irritaciones de la garganta 

Catarros 

Quemaduras y ampollas 

Sarpullido y erupciones de la piel 

Picaduras de insectos 

Eliminar olores del cuerpo 

Higiene personal femenina 

Zonite Products Corporation 

17 Battery Place - - New York, U. S. A. 

Lo Venden 
Las Farmacias y Droguerías 



ZONITE PRODUCTS CORPORATION 
17 Battery Place, New York, U.S.A. 

.Sírvsisc enviarme un ejemplar aratis del 
LIBRO DE INSTRUCCIONES para el 
uso de ZONITE. 

Nombre 

Dirección 

Ciudad 

Pais 

Enero, 1928 



ñol. Pola se creía llegada al colmo del triunfo 
al enterarse de que aquellas palabras tan so- 
noras de un idioma para ella extraño, pero 
pronunciadas por fos labios del hermoso, va- 
ronil y altivo Rodolfo, le decían a ella, sí, a 
ella: "Princesita". . . "¡mariposa!"... "¡Mira 
al que a tus plantas suspira!". . . "¡Quiere al 
que adorándote muere!"... "¡Besa!"... 

A eso de las tres de la madrugada se tras- 
hidaron al apartment de Pola, en el Ambas- 
sador Hotel. En el automóvil que los con- 
dujo allá, Rodolfo, sentado entre las dos mu- 
jeres, ceñía el cuerpo de Pola con su brazo 
viril y, por ende, galante. 

Una vez allí, cuando ya la amistad había 
crecido extraordinariamente, llegó Rodolfo a 
un estado en que no vio inconveniente en 
hablar de las cosas más íntimas. Habló, con 
máxima franqueza, de Natacha Rambova, de 
lo mucho que le había costado aquel matri- 
monio que estaba en vísperas de ser disuelto 
legalmente, de lo cruelmente que la esposa 
prefería ciertas amigas a su esposo. 

A las cuatro de la madrugada se acabó 
aquella sesión. Valentino llevó a casa a la 
amiga común, y, en el camino, le confió cuan- 
to sentía por Pola; y no bien la amiga había 
llegado a su domicilio cuando sonó el telé- 
fono, y era Pola, que quería saber lo que 
Rodolfo le había dicho a su confidente. Lue- 
go, para comentarlo más a sus anchas, invitó 
a su amiga a tomar el té con ella aquella 
tarde. 

Tony, aquel pobre liombre que a la sazón 
era el favorito de Pola, llegó también a la 
hora del té al domicilio de su amada. Venía 
furioso, porque Pola no le había hecho caso 
alguno en la fiesta del Biltmore. Apenas ha- 
bía entrado él, enfurruñado, a la sala, vino 
también la madre de la artista con cara igual- 
mente enfadada y, hablándole a su hija en 
polaco, armó un gran escándalo, porque To- 
ny había pasado junto a ella en la antesala 
y no se había dignado saludarla. Pola, claro 
está, reconvino en seguida a Tony porque 
no sabía mostrar a su mamá el respeto de- 
bido: pero tuvo que interrumpir la severa 
amonestación para ir al telefono, que la es- 
taba llamando insistentemente. Era Rudy. 
Charlaron un rato él y Pola. La invitó a 
dar un paseo a caballo. Al volver la artista 
a la sala, eclió de allí a Tony con gaitas 
destempladas. El pobre sólo regresó a aque- 
lla casa al día siguiente, con revólver en ma- 
no, para matar a su cruel amada; pero le 
echaron a empellones los criados, y no vol- 
vió a molestarla más. 

En cambio, las relaciones entre Pola y Ru- 
dy siguieron desenvohiéndose tan rápida- 
mente, que ya comenzaban a rumorarse no- 
ticias de ellas cuando él tuvo que salir para 
Europa, a donde iba a buscar su divorcio. 

El día antes de la partida, llegó la confi- 
dente a la casa de Pola, y cuál no sería su 
sorpresa al hallarse a Rodolfo profundamen- 
te dormido en un sofá. Parecía un cadáver. 
La recién llegada cruzó, en puntillas, la sa- 
la, y pasó a otra pieza en busca de Pola, a 
quien halló haciéndose masaje, antes de ves- 
tirse para comer. 

Durante la comida, entre la prolongada 
e interesante charla, salieron a relucir inti- 
midades en que con una franqueza apenas 
superada por la que caracteriza las confesio- 
nes de Juan Jacobo Rousseau, los artistas 
recordaron ciertos entretenimientos a que 
solían entregarse en la escuela, y que, se- 
gún ellos, no eran sino síntomas de sus res- 
pectivos temperamentos, que, andando el 
tiempo, habían de afectar formas correspon- 
dientes a la mayor edad: en él, el fuerte i?ii- 
¡lulso que lo empujaba liacia la mujer; y 




Las Plantas Eléctricas Universal llevan las 
ventajas del alumbrado urbano a la finca, el 
yate o la casa de campo. Son tan sencillas 
que cualquiera puede manejarlas. Su econó- 
mico motor de cuatro cilindros rinde más 
duradero y consistente servicio y produce 
alumbrado fijo. Vienen en tamaños y vol- 
taje lo mismo para el campo como para los 
poblados pequeños. Insubstituibles para ci- 
nematógrafos, pues producen mejor proyec- 
ción con más economía. Todos los tamaños 
pueden usarse con o sin acumuladores. Mu- 
chos gobiernos y varias de las compañías 
más importantes del mundo, que han tenido 
oportunidad de someter a prueba toda clase 
de plantas eléctricas, usan plantas Univer- 
sal exclusivamente. Vienen en tipos maríti- 
mos y fijos. Pídase catálogo descriptivo. 
Nuestro Departamento de Exportación 
hace de la compra un placer. . 

UNIVERSAL MOTOR CO. 

39-41 Ceape Street 
Oshkosh, Wisconsin, E. U. de A. 




i,uí ilotorps Marítimos Flexifour 
y Super-four Universal de cuatro 
cilindro'; y cuatro ciclos están re- 
conocidos lomo liders en su clase 
y se usan en casi todos las países 
del mundo. Vienen en tamaños 
desde 10 IT.P. hasta 30 H.P. 




Y SAL- 
TAN LOS CIGARRILLOS 

Esta automática es una cigarre- 
ra que puede contener un pa- 
quete de sus cigarrillos predilectos 
pero tiene toda la apariencia de la 
verdadera arma de fuego. Es una exac- 
ta reproducción hecha de metal y estañada con un co- 
lor negro siniestro que no puede menos que despertar 
convicción, lluchos ladrones se han visto ahuyentados 
al verse enfrente de esta cigarrera. Apenas se puede 
distinguir de una pistola verdadera al apretar el ga- 
tillo y hacer saltar los cigarrillos. Remitimos absolu- 
tamente GRATIS unos famosos cigarrillos americanos 
o tres frascos para licores con los que también se 
carga la automática, seía'in su elección. Remita $2.50 
oro americano en Giro Postal, Giro Bancario o bille- 
tes de su pais dentro de carta certificada. 

MAGNUS WORKS. Box 12. 
Varick Sta. Depto. C-M. New York, N.Y. 



GRANDES 

GANANCIAS 

en la Fabricación de Conos para 
Helados. Dediqúese a este nego- 
cio que le rendirá buenas utili- 
dades, con un costo muy insigni- 
ficante. Nuestras máquinas se 
usan en todas partes del mundo. 
20 años de práctica. Se propor- 
cionan instrucciones completas. 
I)('si)acho inmediato. Máquinas y 
recetas para hacer mantecado. 

Solicite nuestro catálogo. 

TARBELL CONE MACHINE CO. 
P. O. Box 52 Chicago, U.S.A. 



Subscríbase a CINE-MUNDIAL 



PÁ3IN.4 78 




Para la familia de usted — Los Nuevos Modelos 
Willys-Knight "Gran Seis'' para Siete Pasajeros 



Respondiendo a la demanda universal por un lujoso coche 
propulsado por el motor tipo Knight, de mayores di- 
mensiones para el uso de la^ familias, la línea Willys- 
Knight ofrece ahora tres nuevos modelos para siete pasa- 
jeros, los cuales recibirán la acogida entusiástica hasta de 
los automovilistas más exigentes. 

El nuevo Touring para Siete Pasajeros del surtido 
Willys-Knight "Gran Seis" es un magnífico ejemplo del 
hermoso diseño y esmerada mano de obra que son la 
característica de todos los automóviles W^illys-Knight. 
Líneas largas y bajas; hermoso acabado de laca; colores 
armoniosos; forro interno y cubiertas de los asientos he- 
chos de verdadero cuero, liso y suave, de color gris oscuro 
y acabado español; y adeniás de todo esto, los dos 
asientos plegadizos de reserva, sumamente anchos, del 
"tonneau", están construidos tan cerca uno de otro 
que pueden servir como un asiento continuo, de ampli- 
tud suficiente para tres personas, en caso de necesidad, 



lo que hace en realidad un coche para ocho pasajeros. 

El nuevo Sedán para Siete Pasajeros Willys-Knight 
"Gran Seis" es uno de los coches más confortables de su 
tipo que jamás ha sido fabricado, coq una belleza extema 
y refinamientos y accesorios internos que deleitan al 
comprador en perspectiva. 

El Sedán -Limousine para Siete Pasajeros de la linea 
Willys-Knight "Gran Seis" es del mismo diseño general 
que el Sedán con una separación corrediza, de vidrio, 
entre el asiento del "chauffeur" y el compartimiento tra- 
sero, lo que proporciona un ambiente privado a los 
ocupantes de éste. 

En todos los modelos Willys-Knight "Gran Seis", usted 
estará encantado por un funcionamiento como jamás 
habrá visto anteriormente — un flujo de fuerza, suave e 
inagotable, suplida por el motor Knight de dobles camisas 
corredizas, fabricado bajo patente exclusiva. 



Además de lo* nuevo* modelo* para siete pasajeros, los automóviles Willys-Knight de Seis 
Cilindros se ofrecen también con los siguientes tipos populares de carrocerías: 

El "Gran Seis" (Entre-ejes 126") (3,15 m): Touring (Torpedo) para 5 pasajeros, Sedán para 
5 pasajeros, Roadster (Voiturette), Cabriolet Coupé, Foursome. 

El "Setenta" Willys-Knight Seis (Entre-ejes 113") (2,8 m): Touring (Torpedo) para 5 pasajeros, 
Sedán para 5 pasajeros, Roadster (Voiturette), Coupé, Cabriolet Coupé, 



THE JOHN N. WILLYS EXPORT CORPORATION 

Toledo, Ohio, Estados Unidos de América 

Dirección Cablegráñca: "Willysexco" 



WILLYS - OVERLAND CROSSLEY. 

Stockport, Inglaterra 
Dirección Cablegráñca: "Flying* 



LTD. 



WILLYS-KNIGHT SEIS 



AUTOMÓVILES 



FINOS 



WILLYS ' OVERLAND 



El Álbum Predilecto de los Elegidos 



■ >^^ 










^' 



EL LIBEO DE ORO DEL CINE 




HELENE COSTEtLO 



usí: este cupón 
editorial de chahlmers 

516 Fiíth Avenue, Jan. 28 

Nueva Yoik, E.U.A. 

Adjunto S oro americano pa- 
ra que se sirvan enviaiTne ..ejem- 
plares del LIBRO DE ORO DEL CI- 
NE, al precio de $2.00 oro el ejemplar. 



Nombre.. 



Dirección.. 
Ciudad 



País 

SI DESEA el envió por correo cvrtifi- 
ado, adjunte 1.5 ct8. oro ndicionale.s. S" 



Recientemente c 
Warner Brothers, 
cUffe-on-the-Htidsoí 
a la compañía de "Lo, 
donde hizo su aprendiz^ 



fgo periodo por 

convento de Lady- 

/e éste se incorporó 

/os de George White", 

Priónico, y con la expe- 



riencia allí adq7iirida no avo dificultad en abrirse 
paso en el cine, en el que había aparecido de niña 
en la película "The Night Befare Chrístnias". Pro- 
cedente de una familia distinguida en las artes, es 
aficionada a la buena lectura, sobre todo a la de los 
grandes poetas ingleses Keats y Shelley, que mantiene 
siempre fresca, y cuándo no está ensayando una obra 
o estudiando baile, se entretiene en escribir versos. 

— 61 — 

Reproducción de una de las 240 páginas de 
"£í Libro de Oro del Cine" 



LIBREROS Y AGENTES: 

En Argentina, Bolivia, Chile y R. O. del 
Uruííuay, pidan precios y condiciones 
de venta a i 

CINE-MUNDIAL, 
Lavalle 341, Buenos Aires. 
En la Isla de Cuba : 

CINE-MUNDIAL 
Edificio Ruiz, Habana. 
En el Perú : 

CINE-MUNDIAL, 
Casilla 1281°, Lima. 

Por precios y condiciones de venta 
en los demás países, dirigirse a: 

EDITORIAL DE CHALMERS 
(3 516 Fifth Avenue Nueva York, E.U.A. S^ 



Camel 



El cigarrillo que va muchos 
millones adelante 



O para exponer esta verdad en otras 
palabras:- Camel satisface las exigen- 
cias del fumador con tal exactitud, 
que de ninguno otro cigarrillo puede 
siquiera decirse que se acerca a su 

popularidad. 




Si todos los cigarrillos fueran 
tan buenos como el Camel, 
no se hablaria de tratamien^ 
tos especiales para hacer 
cigarrillos "buenos para 
la garganta' \ Nada puede 
substituir al tabaco selecto. 



O 1927, R. J. Reynolds Tobacco 

Company, Winston-Salem. N. C. 





DESPUÉS de una noche de descanso- 
largas horas sin comer — hay que sumi- 
nistrar energías al organismo. 

Un pedazo de pan y una taza de café no son 
suficientes — antes bien, nos engañan haciéndo- 
nos creer que hemos tomado el alimento ne- 
cesario. 

Quaker Oats contiene los elementos esencia- 
les para la nutrición perfecta y por lo tanto es 
un alimento ideal para el desayuno. Contiene 
la proteína, las vitaminas, los carbohidratos y 
las sales minerales necesarios para robustecer 
el cuerpo. 

Complete su desayuno con un plato de 
Quaker Oats con leche. 

Tiene un sabor característico delicioso, se 
prepara fácilmente y es económico. 



Quaker Oats 



1158 



CINE- MUNDIAL 




La Srci. Sofía del Campo, de la ¡nejar sociedad 
de Chile y con excej/cional voz de soprano, que 
lia cantado en diversos conciertos neoiiortiuinos 
con gran éxito u cima garganta de oro ha delei- 
tado a los públicos de ambas Aniéricas. 



en ella, la fuerza irresistible con que se sen- 
tía atraída por los hombres. 

Luego, Pola se entristeció al pensar en el 
viaje de Rudy. Le decía melancólicamente: 

— Se me figura que toda la vida he estado 
buscándote, para que, ahora que te hallo, te 
me vayas. . . Pero quizá sea eso mejor, por- 
que, de ese modo, podrás divorciarte, y que- 
daremos libres para amarnos sin dar que 
decir. 

Pero, a pesar de la ventaja que encontra- 
ba en la idea del viaje. Pola se echó a llo- 
rar, y Rudy se puso a enjugarle las lágri- 
mas. La amiga comprendió que salía ella 
sobrando, y dejó solos a los enamorados, se- 
gura de que así facilitaba la misión conso- 
ladora del galán. 

Al día siguiente, el Rolls Royce de Pola 
llevó al mismo terceto a Pasadena, donde 
Rodolfo había preferido tomar el tren. Rudy 
iba constantemente abrazando a Pola cami- 
no de la estación. Luego, se abrazaron y be- 
saron llorando cuando llegó la hora de 1.a 
despedida. Rudy recomendó mucho a l<a ami- 
ga que cuidase a la Negri, que no se sepa- 
rase de ella. Y se marchó el tren, desde el 
cual todavía Rodolfo le tiró besos a su ama- 
da, quien regresó a Hollywood llorando sin 
cesar, porque, según ella decía, Rudy era el 
hombre a quien más había querido. En prue- 
ba de su cariño, le prometió que no tomaría 
ni una copa mientras él estuviera ausente. 
(Continuará) 

Copyright, 1928, hy Baltasar Fernández Cué, 
(Prohibida la reproducción) 



LAS MENTIRAS DE HOLLYWOOD 

(Viene cíe la página, 33) 

que la tengan suficiente para casarse. Janet 
Gaynor es uno de los mejores partidos en- 
tre el elemento joven de Hollywood. 

<?> ■?> 

A PROPOSITO de la cinta "La libertad de 
la Prensa", que ha comenzado a filmar 
el director George Melford para la Univer- 
sal, dice ima famosa cronista peliculera que 
cada vez que se anuncia una cinta que tenga 
relación con la vida periodística, tiembla ella 
al pensar en las atrocidades que suelen come- 

Enero, 1928 



¡LIMPIA R! 

Hace muchos años que de- 
cidimos elaborar el mejor 
dentífrico obtenible. Nues- 
tros químicos hicieron in- 
contables experimentos. 
Consultamos a las prittie- 
ras autoridades en la ma- 
teria y nos dijeron que la 
única función de un deri- 
tifrico debe ser limpiar la. 
dentadura. Entonces, ela- 
boramos la Creyyia Dental 
de Colgate, destinada a 
ejercer la función del den- 
tífrico en forma superlati- 
va. No es una crema "me- 
dicinal", porque las prime- 
ras autoridades en materia 
dental sostienen el princi- 
pio de que la función úni- 
ca del dentífrico debe ser 
limpiar la dentadura. 




yáT 



Est. isoe 
NEW YORK 




Q Los dientes 

\ Dicen que ; 

^ que han em 



de la Srta. Marjorie Joestin. 
son dientes poco comunes; 
Wleado ta Crema Dental de 



ng no temen a las sonrisas, Q 
; pero no lo son para los £ 
ie Colgate desde su niñez, f 



T^rillante dentadura 

desde su pubertad 




Pasados los años, ¿le gustaría que la contaran entre las 
afortunadas cuyas sonrisas serán entonces tan atractivas 
como ahora? 

Recuerde que una sonrisa es un fulgor — que mientras 
más brillantes sean los dientes, más radiante es. Recuerde 
que el brillo y la salud de su dentadura dependen grande- 
mente del dentífrico que Ud. emplee. Note, por ejemplo, 
la admirable dentadura que revela la sonrisa de la Srta. 
Joesting. ¿Acaso es mera casualidad la frecuencia con que 
vemos que, los que poseen dentaduras semejantes, son los 
que siempre han empleado este dentífrico limpiador? En 
Norteamérica, y en el resto del mundo, encontramos milla- 
res y millares de hombres y mujeres que han empleado el 
dentífrico de Colgate durante diez, quince y hasta veinte 



años, y cuya dentadura es hoy excepcional- 
m-ente sana y bella. 

Juzgue Ud. por ¡os resultados 

Muchas de estas personas son lo sufi- 
cientemente agradecidas para escribirnos 
y algunos hasta nos envían sus fotogra- 
fías. Día tras día nos trae el correo cartas 
que añadir a un archivo ya voluminoso. 

La mayoría de esas cartas son de perso- 
nas que han limpiado su dentadura con 
Crema de Colgate durante una década por 
lo menos. Podríamos llenar las páginas de 
esta revista con extractos de esas cartas : 
testimonios sinceros, imparciales, de perso- 
nas org-ullosas de la salud y atractivos de 
sus dientes. 

No hay nada de misterioso en estos re- 
sultados. Los afortunados de ambos sexos 
que los obtuvieron no han hecho nada que 
Ud. no pueda hacer: hicieron que su den- 
tista les examinara periódicamente la den- 
tadura, y emplearon Crema Dental de 
Colgate. 

Elija su dentífrico a base de los resulta- 
dos. Emule a los que han mantenido su 
dentadura sana durante muchos años. Sim- 
plemente adopte para su propio uso el den- 
tífrico más popular entre las personas que 
poseen dientes bien conservados. 



De un lado, tiene Ud. la Crema de Col- 
gate, cuyo principal y único objeto es 
asear completamente la dentadura. De otra 
parte, tiene el hecho de que incontables 
personas que emplearon Colgate durante 
muchos años, poseen dientes excepcional- 
mente admirables. Además, ¿no es una 
gran satisfacción saber que el dentífrico 
que usted usa es el mismo que con más 
frecuencia recomiendan los dentistas? 

Entonces, para gozar de dientes bellos.... 
dientes que presten a su sonrisa ese atrac- 
tivo que es la clave del éxito en la vida so- 
cial y en la de los negocios... pida hoy 
mismo Crema Dental de Colgate en la far- 
macia que Ud. frecuenta. O, si lo prefiere, 
pruebe la muestra gratis que ofrecemos 
mediante el cupón. 



Colgate & Co., Depto. 219-A, PRATIQ 

595 Fif th Ave-, New York, E.U.A. "'*" ' '" 

Sírvanse enviarme muestra gratis de su den- 
tífrico limpiador. 

Nombre 

Domicilio 

Ciudad País 



PÁGIN.4 79 



CINE-MUNDIAL 




Exija el cepillo 

EL cepillo Pro-phy-lac-tic 
para dientes posee las 
siguentes ventajas: 

1. Cerdas de la mejor 
calidad. 

2. Debido a la forma de sierra 
de las cerdas, al copete largo en 
la punta y a la curva especial 
del mango, limpia las muelas de 
atrás y los espacios entre los 
dientes. 

3. Se garantizan incondicio- 
nalmente. 

4. Recomendados por la pro- 
fesión dental del mundo entero. 

Tres tamaños: para adultos, 
niños y bebés; con cerdas 
duras, medianas y blandas. 
Mangos blanco — opaco y 
también transparentes en 
colores rojo, verde y ana- 
ranjado. 

THE PRO-PHY-LAC-TIC 
BRUSH CO. 

Florence, Mass. E. ü. A. 



Siempre se 
vende empa- 
cado en caja 
amarilla. 
Fíjese que el 
facsímilePro- 
phy- lac-tic 
(separadopor 
guiones) apa- 
rezca tanto en 
la caja como 
en el cepillo. 



1335 



•43 







terse en la pantalla con el respetable gremio 
a que pertenece. Algo semejante nos pasa a 
los extranjeros cada vez que se anuncia una 
película referente a nuestra tierra. 

* <?- 

PAUL STEIN, ex director de la Ufa, ha 
dado un buen consejo a los productores 
norteamericanos, que creen que se van a 
arruinar cada vez que se les habla de una 
película que no tenga final afortunado. Stein 
les dice que si quieren vender más películas 
en Europa, deben terminarlas lógicamente. 
Según él, el europeo cree que le toman el 
pelo cuando se acaba por decirle, poco más 
o menos: "fueron felices y comieron perdi- 
ces", etc. Aun sin recurrir a Europa se de- 
bieran convencer los iieliculeros hollywoo- 
denses. Las películas que han sido más aplau- 
didas en estos últimos tiempos, acaban lógi- 
camente, ya sea con dicha o sin ella. 



EN una reunión de publicistas de la indus- 
tria cinematográfica celebrada reciente- 
mente en Nueva York, un conspicuo pelicu- 
lero británico habló en pro de la cooperación 
de norteamericanos e ingleses en los negocios 
cinematográficos. Will H. Hays contestó pro- 
metiendo que las películas inglesas de mejor 
calidad serán aceptadas en los Estados Uni- 
dos. En cambio, en el resto del mundo tie- 
nen que ser aceptadas hasta las películas de 
peor calidad que producen los norteanieica- 
nos; porque éstos saben bien venderlas aun 
en los casos en que las hacen mal. 

SE ha estado rumorando que Jesse Lasky 
va a separarse de la Paramount para in- 
corporarse a la Pathé-De Mille, formada ya 
en gran parte por viejos asociados del mag- 
nate, como el mismo Cecil B. De Mille, Ja- 
mes Cruze y Héctor TurnbuU (hermano po- 
lítico de Lask}^. También se dice que la 
First National y la F. B. O. se agregarán a 
ese mismo grupo. Por otra parte se habla de 
la probable alianza de la Metro con Artistas 
Asociados, y aun se llega a decir que la Pa- 
ramount entrará a formar parte de esta for- 
midable combinación. Decididamente, la in- 
dustria peliculera se está reorganizando y 
modificando en tal forma, que es inevitable 
el que sobrevengan consecuencias de consi- 
deración. A este propósito, casi nos atreve- 
ríamos a pronosticar que mejorarán los pro- 
ductos peliculeros de Hollywood. En algunas 
ocasiones nos parece más fácil hacerlos me- 
jores que licores. 

<?. <?. 

JANET GAYNOR, que es una de las más 
grandes artistas de Hollywood, no. gana 
más que trescientos dólares a la semana. Ga- 



RAYOS VIOLETA 




Aparato de Eayos vio- 
leta con tres electro- 
dos — sin rival para^ el 
tratamiento del Reu- 
matismo. Neuralgia , 
Lumbago. Neuritis . 
Ciática. Catarro, Do- 
lor de Cabeza, etc.. 
etc. También para dar 
Masajes Faciales, 
Tonificar el Cue- 
ro Cabelludo y 
hacer crecer 
el pelo. 
Precio $12.50 
oro america- 
no, porte pa- 
gado. Se en- 
viará catálogo 
con detalles completos a solicitud. 



ALLEN P. WEBB 

24 Stone Street, Nueva York, E. U. A. 



TARJETAS DE NAVIDAD 

CON LA "LLAVE DE LA SUERTE" 

-^ TARJETA Y REGALO -^ 

Felicite a familiares y amigos con 
nuestras tarjetas del EMBLEMA DE 
LA SUERTE Y DEL AMOR. La 
última Novedad. 

La tarjeta es grabada con paisaje de 
Navidad. La Llavecita es de metal 
electrodorado al fuego y se garantiza 
por diez años. El saludo en Inglés o 
en Español. 

Dos tarjetas completas $ 1.00 Oro 

Diez " " 4.50 " 

Veinticinco " 10.00 " 

Cincuenta " 17.50 " 

Cien " 30.00 " 

PORTES PAGADOS. 

También servimos la 
"LLAVE DE LA 
SUERTE" EN ME- 
TALES PRECIO- 
SOS Y EN LUJO- 
SOS ESTUCHES. 
Ordene por correo 
en seguida. 

JADOMIN NOVELTiES Co. 

160 Fifth Avenue, 
New York City. 





í HÁGASE INDEPENDIENTE ! 



y sane mucho dinero con la fanio.sa 
Daydark produciendo fotografías GE- 
NITINAS 'NEGIÍO Y BLANCO" di- 
rectamente sobre el papel o en tat* 
jetas postales de tamaño ordinario» 
No se requieren placas — • 
No hay que imprimir — 
No se trata de ferrotipos ^ 
Todo el trabajo se lleva 
a cabo en el lugar don- 
de se esté, con la NUEVA 
CÁMARA OSCURA DE 
día. Es tan sencilla en 
todo Que inmediatamente 
pueden obtenerse resul- 
tados excelentes. Se pue- 
den tomar fotografías de 
lírupos, paisajes, ferias, eto. 
puede bacer trabaja de retrato. 
Todo completo, y la venta de los enseres fotográficos re- 
produce la inversión que se hasa para comprar el equipo. 
ESTE INfETODO NO INVIERTE la imagen romo el mé- 
todo antiguo y su velocidad de producción es verdadera- 
mente asombrosa. 

Inmediatamente produce un 500% de ganancia 

El desembolso es pequeño; las oportunidades son ilimi- 
tadas; el negocio se puede hacer viajando o en el lugar 
donde se re.sida; puede dedicarse al mismo todo el tiem- 
po o .sólo parte de él. No se Requiere Experiencia Previa. 
Catálogo e Instrucciones en EspañoL 

También vendemos materiales fotográ- 
ficos, novedades, especialidades, etc. 

INTERNATIONAL SPECIALTY CO., 

588 Arcade, St. Louis, Mo., E. U. deA. 

(Establecida en 1905) 



aparte de que también se 




ESTO SI ES ARTE 

Y arte que le dejará 
mucho dinero 

Nuestras Amplificaciones 
son fieles y artísticas re- 
producciones de los re- 
tratos que se nos envían. 



LA ÚNICA CASA QUE GARANTIZA 
EL PARECIDO EXACTO. 
Precios sin Competencia. 
MARCOS, MEDALLONES FLORA- 
LES, CROMOS Y artículos 

de novedad en el ramo de 
fotografía. 

Necesitatnos Agentes en su localidad. 
Escribanos hoy mismo. 

garantía arte 

Servicio Rápido y Esmerado. 

JOHNSON ART STUDIOS 

166 East Erie St., Chicago, 111., U.S.A. 



ExERO. 1928 



PÁGINA SO 



C I N E - M U N D I A L 



naba cien hasta hace todavía poco tiempo; 
IKTo cuando se descubrió en ella un mérito 
([ue valía miles, la empresa Fox se apuró a 
subirla el sueldo a la décima parte de lo que 
debía ganar; pero con la condición de que 
firmaría un contrato por cinco años. Y lo 
firmó la pobre de Janet Gaynor. Según esa 
escritura, cada año aumentará en cien dóla- 
* res su sueldo semanario; de manera que du- 
rante el último año ganará $700 a la sema- 
na, cuando lo más probable es que merezca 
:?7000, según lo que se paga a otras grandes 
artistas. 

* * 

HELEN MacCLOSKEY, bailarina y artista 
de cine, al saber que se había vuelto a 
casar el hombre de quien se había divorcia- 
do porque la daba palizas con demasiada 
frecuencia, se sintió romántica, se vistió con 
el traje de boda y se arrojó por la ventana 
de un segundo piso. Estropeó el traje, el 
cráneo y un brazo, y se quedó sin su ex ma- 
rido. 

<?> <¥> 

ELINOR GLYN, que es una de las sibilas 
que más hablan en Hollywood, ha decla- 
rado que la fidelidad material no es necesa- 
ria en el matrimonio. Tampoco es necesario 
el matrimonio para la fidelidad material. Ni 
para la infidelidad. 

■?> * 

PARA fomentar el desarrollo del correo aé- 
reo, la First National ha resuelto que las 
solicitudes de fotografías autografiadas, que 
lleguen por esa vía sean despachadas gratis, 
es decir: sin cobrar los veinticinco centavos 
(lue, para gastos de envío, suelen cargar al- 
gunos de los estudios. Esta resolución es 
consecuencia de la campaña de Lindberg en 
pro de la aviación. 

<?> * 

ENTRE los numerosos peliculeros que han 
ingresado recientemente a sanatorios — 
Jack Holt, Patsy Ruth Miller, etc., etc., etc. — 
figura el seductor Adolphe Menjou. Sus ha- 
zañas han repercutido de tal modo en su es- 
tómago y en sus ríñones, que ha necesitado 
ponerse en manos de médicos por una tem- 
porada. Cualquiera que sea la importancia 
de los males de Menjou, lo cierto es que la 
manía de irse al hospital está ganando en 
Cinelandia más adictos aún que la de divor- 
ciarse. 

<¥> * 

HA regresado de Europa Constance Tal- 
madge, después de haber sido despojada 
de su apéndice marital. A primera vista, no 
se le nota cambio alguno por haberse divor- 
ciado. Pero también es verdad que tampoco 
se le notó cuando contrajo maritmonio. 
<$, <?> 

EDNA PURVIANCE ha regresado de Eu- 
ropa, donde trabajó en varias películas. 
Estando, como está, escriturada por Chaplin, 
se supone que venga a tomar parte en la pró- 
xima cinta del ex marido de Lita Grey. 

<¥> <?> 

ANTES de salir para Europa, a donde va a 
descansar durante una breve temporada, 
el director austríaco Paul Stein firmó im 
contrato de larga duración con la empresa 
De Mille. Al regresar traerá consigo a su es- 
posa, la cantante de ópera Olly Schroeder. 

CECIL HOLLAND, experto en maquillaje 
en los estudios de la Metro, ha inventado 
un procedimiento que reduce las labores de 
su oficio a la simple operación de untar la 
cara con un líquido, cuya riqueza de rayos 

Enero, 1Q28 



Oyó el ''Largo " de Handel 
a 3000 Millas, con el 





IL a d I 



IN par en cuanto a recepción a largas distancias, así como en 
claridad y exquisitez de tono, el receptor Fada es objeto de 
constantes encomios de los aficionados suramericanos, por 
su extraordinaria recepción de los centros de radiodifusión norte- 
americanos. A continuación copiamos extracto de una carta del 
Sr. Gilberto C. Cover, Apartado 315, Caracas, Venezuela, a la 
Estación "WCCO" de St. Paul, Minnesota, E. U. de A. 

"Me place comunicarles que anoche oi el programa de su esta- 
ción, con admirable claridad y volumen de tono, y gocé su ren- 
dición del "Largo" de Handel. Teniendo en cuenta que esa ciu- 
dad se halla a 3000 MILLAS DE AQUÍ, me ha satisfecho mucho 
la CLARA RECEPCIÓN obtenida." 

Los cinco modelos de Receptores Fada, todos Neutrodi- 
nos, funcionan con acumuladores así como con los tomaco- 
rrientes de circuito doméstico. Para mayores 'informes res- 
pecto de los productos de Radio Fada y de la más lucra- 
tiva agencia del ramo obtenible hoy, escriba o cablegrafíe a: 



F . A 



D 



ANDREA, INC 




Jackson Aventie, Orchard & Queen Sts., 

Lang Island City, New York, U. S. A. 

Por cable: FADANDREA — NEW YORK 



El Modelo Fada 8 de Mesa 
No. 480-B del Catálogo 

8 Lámparas. 4 etapas de ra- 
diofrecuencia. Detector. 3 eta- 
pas de audio-frecuencia. Para 
antena aérea o de marco. Mi- 
de : 33^" largo, 13^" alto 
y ISM" ancho. Gabinete de 
Nogal. 



Cono de Mesa 
Fada de 22" 

Cono parlante tipo flotan- 
te. Magneto permanente 
Parkerizado. Acabado de 
Bronce Antiguo. 22" de 
diámetro por 25" de alto. 




PÁniNA SI 



CINE- MUNDIAL 




Maravillosas Preparaciones 
de Belleza 

Objeto de constante admiración es la helleza. Nin- 
guna tan avasalladora como la de un cutis rozagante 
y limpio, radiante de salud y tintes naturales. Una 
peca de celosa en el cuidado de su tez. y menoscal)a 
su belleza frecuentemente, porque ignora lo esencial 
que es el conocimiento de Ir textura de su cutis y lo 
que éste reiiuiere para el estímulo de su Ijelleza. 

El folleto que acompaña las exquisitas preparacio- 
nes de Belleza Cleo-Charm. explica la diferencia en 
la textura del cutis de cada cual y hace luz respecto 
a las necesidades de la tez, de acuerdo con sus ca- 
racterísticas individuales. 

Sabemas que las Preparaciones de Belleza Cleo- 
f'harm .son las. más exquisitas que haya producido la 
ciencia de la ctütura de k belleza, por eso. las ven- 
demos liajo la garantía ae devolver el dinero si no 
satisfacen. .Túzgue'as. Prtiébelas. Quedará satisfecha 
y las pieferirá siempre, ilande el cupón hoy mismo. 
NECESITAMOS AGENTES: Solicitamos corres- 
pondencia con casas de reputación que interesen 
la agencia exclusiva de las Preparaciones de Be- 
lleza Cleo-Charm. Pídanse detalles. 

CLEO-CHARM COSMETIC COMPANY 
103 Park Ave., Nueva York, E. U. A. 

Acompaño ííiro por $ para que se sirvan 

enviarme a correo seguido las siguientes prepaiacioiies 
CLEO-CIIARII. 

CHEMAS: 

□ CLEO-CHArai para la noche $1.00 Oro 

n CLEO-^HA^^[ para el dia 1.00 " 

Q CLEO-CIíAEM masaje, (quita arrugas). 1.75 " 

POLVOS : 

(Especifíquese el color deseado) 

□ Natiual — Pálido — Mediano — O.scuro 
[2] Kncliel — Pálido — Mediano — Oscuro 
r~] Ucru — Pálido — Mediano 

□ Morado — Pálido 

Todos valen $1.00 la caja. 

Nombre . 

Domicilio (o Apartado) _ 

Ciudad País 

(Escriba nombre y dirección con claridad) 



Pida Hoy su Ejemplar de 

"EL LIBRO DE ORO DEL CINE" 

Vale $2.00 Oro. 

EDITORIAL DE CHALMERS 
516 -5th Ave. New York 




Para el Carnaval y Otras Fiestas 

Se pueden hacer preciosos Disfraces y Trajes de 
Fantasía con el Papel Crepé 

Quizás no sepa el lector lo fácil y poco costoso que 
es el hacer artísticos Disfraces y Trajes de Fanta- 
sía, con el papel crepé Dénnison. Este papel es a 
la vez vistoso y delicado, y por su docilidad, se 
puede plegar, drapear, rizar o coser. Lo hay de 
todos los colores imaginables. — De venta en las prin- 
cipales librerías y almacenes de útiles de escritorio. 
Llénese este cupón, envíese inmediatamente, y a 
vuelta de correo se recibirá, sin gasto alguno, el in- 
teresante folleto Núm. 451, "Cómo Hacer Disfraces 
con Papel Crepé Dénnison", en el que se hallan 
modelos, figurines y todas las instrucciones necesa- 
rias para trabajarlo. 

Dénnison Manufacturing Co. 

Dept. 61-N, Framingham, Mass. Estados Unidos 
Ruégoles me envíen, sin gasto alguno por mi 
parte, el interesante librito "Como Hacer Disfra- 
ces con Papel Crepé Dénnison ". 

Mi nombre y apellido 

Mi dirección 

Población País 



ultra-violeta permite fotografiar con mucha 
más rapidez que mediante el procedimiento 
usual. De este modo, se evitará la laboriosa 
aplicación de cold-cream, afeites grasos, colo- 
retes y polvos. 

<?> <?> 

LUCILLE MILLER ha sido escriturada por 
Mack Sennett por cinco años, y Sally 
Phipps ha conseguido un contrato de igual 
duración en los estudios Fox. Cada contra- 
to, sin embargo, contiene la condición de que 
sólo será válido mientras el peso de la ar- 
tista no pase de 130 libras. 

<?> * 

CHAPLIN sigue con la idea de llevar a la 
pantalla a Napoleón. También se dice 
(]ue para retirarse de la vida artística, cuan- 
do esa hora le llegue, filmará el argumento 
de la ópera "Pagliacci". Antes de eso, sin 
embargo, es probable que esta misma obra 
sea filmada vitafónicamente por Warner Bro- 
thers con Al Jolson como estrella. 



MARY HAY, ex esposa de Richard Bar- 
tlielmess, casada hace poco con un co- 
merciante de Singapur, no es feliz allá en la 
India, y regresa a los Estados Unidos para 
ver a su hijita y retornar a las tablas. El 
comerciante con quien se casó viene con ella 
y quiere ser artista también. Debería venir- 
se a Hollywood, que es el lugar del mundo 
que me.ior se presta para hacer pasar al co- 
merciante por artista. 



POLA NEGRI se libró del embargo de unas 
propiedades, porque pagó a tiempo $23,- 
531.38 que se le reclamaban por concepto de 
impuestos sobre ganancias, que dejó de pa- 
gar en 1923. 

<¥> ■?> 

LA PARAMÜUNT ofrece tres premios a los 
tres directores que hagan las tres mejo- 
res películas' de 1927. El primer premio se- 
rá nada menos que de $10,000. Las cintas 
serán juzgadas desde el punto de vista de la 
taquilla. He aquí un caso en que las tres 
"mejores" pueden resultar las tres peores. 

<¥> * 

RICHARD TALMADGE y la empresa Car- 
los Productions han arreglado en lo pri- 
vado las diferencias que en vano trataron de 
resolver por la vía judicial. Segiin el conve- 
nio, ambos quedan libres de las obligaciones 
que habían contraído mediante el. contrato 
que motivó aquellas diferencias. El actor no 
es, como se cree, pariente de las Talmadge. 
No es éste su apellido, sino un nombre adop- 
tado cuando se dedicó al cine. 



SAM GOLDWYN ha entrado a formar par- 
te de la sociedad Artistas Asociados. Los 
demás son: Mary Pickford, Charlie Chaplin, 
Douglas Fairbanks, D. W. Griffith, Norma 
Talmadge, Gloria Swanson y Joseph M. 
.Sclienck. 

<?- <$> 

AL JOLSON, que obtuvo un gran triunfo 
en la cinta vitafónica "El cantante de 
jazz", ha sido escriturado por Warner Bro- 
thers para hacer, en el plazo de dos años, 
otras tres películas habladas. Le pagarán 
$100,000 por cada una, mas un tanto por 
ciento de los ingresos que rebasen del doble 
del coste de producción. 

* <?- 

DL^RANTE los primeros días de filmación 
de "El General", de Emil Jannings, se 
han estado haciendo observaciones relativas 




Catarros 

Terribles 

Sin perder tiempo, apliqúese MENTHOLA- 
TUM dentro de la nariz y sobre las sienes, y 
sentirá alivio inmediato. 

Refresca y suaviza prontamente, mientras 
sus inirredientes antisépticos atacan efectiva- 
mente las causas del catarro, 

UNA CREMA SANATIVA 

NENTHOLATUM 

Indispensable en el hogar 

Puesto en una cantidad de media cuchara- 
dita en una taza grande de agua hirviendo y 
aspirando los vapores que despide, todas las 
vías respiratorias se suavizan y desinfectan 
produciendo un bienestar casi inmediato. 

De venta solamente en tubos y tarros de una 
onza y latitas de media onza, 

RECHACE IMITACIONES 

MABCA REGISTRADA 



MENTHOLATUM 




POR 

$30,00 



AL MES 



puede comprar usted el 
mejor Piano Automático 

KIMBALL 



No necesita pagar Ud. torio el valor al con- 
tado para obtener uno de les afamados Pia- 
nos Kimball, pues sólo requerimos referencias 
sobre su persona para vendéi-selo en, pequeñas 
cuotas mensuales. 

Los Kimball recibieron el primer premio en 
todas las grandes exposiciones en donde fue- 
ron representados. 

Hermoso catálogo en español, precios y con- 
diciones, ííratis a .solicitud. 

PRODUCTOS: Pianos. Pianos Automáticos. 
Pianos Eléctricos líeproductores y Fonógrafos. 

C. o. BAPTISTA 

Distribuidor para él Extranjero 
300 Kimball Hall, Chicago, E. U. de A. 



MAQUINAS DE ESCRIBIR 
$3.98 




Máquina de escubir Nuevo 
Modelo peifcccionado lisera pué 
dése traei conmigo a todas paites y aun- 
que sea pequeña, da los resultados de las mejores máqtii- 
nas. Con cuidado le durará toda la vida porque está he- 
cjia de metal y no hay nada de romi>er. Pueden escribir- 
se cartas, billetes, sobres, etc. en pocos minutos. No se 
necesita habilidad o experiencia aljama pues no es com- 
plicada como las máquinas fírandes; un muchacho pned^ 
usarla. Surtido de papel, sobres y Pluma-fuente 14 KGS. 
GRATIS. Mande sólo $3.08, oro amciicano por ^iro 
postal. 

GENERAL SALES COMPANY, C-M-2 
1299 Brook Ave. 



Nueva York, E.U.A. 



Enero, 1928 



PÁGINA 82 



CINE- MUNDIAL 



a la economía que se obtiene usando los fo- 
cos incandescentes ordinarios en vez de los 
arcos voltaicos que acaba de desechar dicha 
empresa. Con aquéllos se gasta la cuarta 
parte de la corriente que se consumía antes, 
y se economiza, además, un 80% del traba- 
Jo de los electricistas, reduciéndose, por en- 
de, en la misma proporción los sueldos co- 
rrespondientes. También se gana tiempo y 
se evita daño en los ojos de los artistas. 



LA niña Monica Hardiman, de 13 años de 
edad, salió de su casa para la escuela, en 
San Francisco de California, y, en vez de irse 
a su clase, se dirigió a la estación y tomó un 
tren para Cinelandia con el propósito de 
dedicarse al cine. Por la madrugada, venía 
soñando que triunfaba, que ya era estrella, 
que llegaba a ser el ídolo del mundo, cuando 
hete aquí que una mano extraña apartó las 
cortinas de su litera y la volvió cruelmente 
al mundo de la realidad. Era un policía, 
que, por encargo de la madre acongojada, 
tenía que devolver a la niña a su hogar. Y 
ella, por supuesto, estará muy convencida de 
que, con tal intervención, le han hecho un 
grave daño a ella, y otro no menos grave al 
mundo. 



DOUGLAS FAIRBANKS fué reelegido pre- 
sidente de la Academia de Artes y Cien- 
cias Cinematográficas, a más de concederle 
un voto de gracias por el esfuerzo desintere- 
sado con que sirvió a la institución durante 
el primer año de su existencia. También fue- 
ron reelegidos sus compañeros de Junta Di- 
rectiva: Fred Niblo, vicepresidente; Frank 
Woods, secretario; M. C. Levee, tesorero. Los 
comités ejecutivos de los distintos ramos de 
la agrupación están encabezados por: Conrad 
Nagel, el de actores; J. Stuart Blackton, el 
de directores; Louis B. Mayer, el de produc- 
tores; Wilfred Buckland, el de técnicos; y 
Waldemar Young, el de escritores. En el 
Ijrograma de actividades de la Academia fi- 
gura principalmente el propósito de regula- 
rizar los contratos de los actores con las 
empresas. 



EN la obra "El Circo"," recientemente ter- 
minada por Chaplin, trabajó como pri- 
mera actriz Merna Kennedy, una chica de 19 
años que ha desempeñado tan satisfactoria- 
mente su papel, que es casi seguro que se 
hará popular tan pronto como el público co- 
nozca la película. 



EL gran director alemán F. W. Murnau, 
que después de haberse hecho famoso en 
Alemania fué traído a los estudios de la Fox 
para dirigir la cinta "Amanecer" — una de 
las mejores que han salido de Hollywood — , 
ha regresado a los Estados Unidos para con- 
tinuar trabajando en los estudios de la mis- 
ma empresa. 



ANTONIO MORENO ha logrado, por fin. 
acabalar la documentación necesaria pa- 
ra ser admitido como ciudadano norteameri- 
cano. Llegó a este país a los 14 años de edad. 
Siete años después hizo la declaración oficial 
de que intentaba adoptar la ciudadanía cuan- 
do la ley le capacitase para ello: mas no ha- 
bía podido realizar sus intenciones por fal- 
tarle algún documento indispensable, que 
ahora acaba de conseguir. 

Enero, 1928 




RUBIA O TRIGUEÑA 



Ambas tienen que tener un cuidado especial para man- 
-^ •*- tener su cutis en perfecto estado . . . fresco, sano y 
libre de todas esas impurezas que tanto afean a la mujer 
más bella. 

No hay nada que sea tan perjudicial al cutis como el 
uso de jabones de clase inferior. Para que un jabón no 
dañe la piel es necesario que sea absolutamente puro. 

El Jabón Reuter está elaborado con los ingredientes 
más finos y puros del mercado, y debido a sus cualidades 
sanativas y exquisito perfume es el preferido de todas 
aquellas damas cuyo buen gusto y belleza están sobre 
todas las cosas. 

Hágalo por su helUzct — use exclusivamente el 



/ 




RiEiunriER 




¡AGENTES. ATENCIÓN! 

PINGÜES GANANCIAS 
VENDIENDO NUESTRA FAMOSA CALIDAD DE 

AMPLIFICACIONES 
MARCOS, MEDALLONES, ESPEJOS Y CROMOS 
PRECIO BAJO SERVICIO RÁPIDO 

Agentes de Retratos conocedores de este negocio saben que es casi 
imposible encontrai' otra casa en existencia que pueda garantizar Am- 
plificaciones de tan alta calidad como las nuestras aun por el doble de 
los precios que en la actualidad cotizamos. 

Pida hoy nuestro catálogo en Español. 
SOLICITAMOS AGENTES EN TODAS PARTES DEL MUNDO. 

LINDER ^RT COMPANy 

Casa fundada en 1894 
537-47 Washington St. Chicago, E. U. A. 




$100 DIARIOS VENDIENDO DULCE FOFO 

1 libra de azúcar produce $2.00. 2000%. de beneficio. Rinde liasta $300 en 
3 lloras de trabajo. No requiere e-xpeneucia. Sólo hay que poner azúcar 
granulada — a la que se le ha añadido colorante y se ha sazonado — y 
dar vueltas al manubrio. De seis a ocho cucuiiichos de dulce por minuto 
que se venden a 10 centavos oro cada mío. Patentada cinco veces. Precios: 
Máquina eléctrica, $275.00. Máquina de propulsión a mano, o de gasoUna, 
$200.00. Ue combinación — eléctrica y de propulsión a mano — $275.00. 
Catálogo gratis a solicitud. — National Cotton Canly Floss Machine Ce, 
163-4 E. 35th St., New York, E.U.A. — Por cabk ; PaiceUiua-ÍJew York. 




J 



PÁGINA S3 



CINE-MUNDIAL 




Despertamos felices, rebosando vigor, prepara- 
dos para el goce del trabajo o de la diversión. 
Tal es la sensación de vida que nos presta la 
''Sal de Fruta" ENO. Una pequeña dosis de esta 
sal sabrosa y refrescante en medio vaso de agua 
caliente o fría antes del desayuno, o a cual- 
quiera otra hora del día, es un seguro de salud, 
aseo y felicidad. 

De venta en todas las farmacias 




Preparado exclusivamente por 

J. C. ENO, LTD. 

Londres, Inglaterra 



Agentes Exclusivos: 
HAROLD F. RITCHIE & CO. Inc. 
New York, Toronto, Sydney 



^x^Mm& 



*^ARCA 



FB^^iP 




Oe FABRICA 




El Yodo que no 
Mancha 



No debe faltar en ningún 
botiquín casero un tarro 
de lODEX, para casos impre- 
vistos. Una dama puede po- 
nerse lODEX en el rostro o 
en cualquier parte de su cuer- 
po, sin temor, porque alivia 
y cicatriza sin irritar ni dejar 
ampollas o manchas. 

Las heridas accidentales 
deben atenderse inmediata- 
mente. Impida Ud. la infec- 
ción aplicando lODEX en se- 
guida. lODEX es una forma 
de yodo que recomiendan mé- 
dicos y farmacéuticos porque 
ni mancha ni irrita. Llévese 
un tarro a su casa : puede ha- 
cerle falta. 



lODEX 



RUTH TAYLOR ha estado desempeñando 
tan satisfactoriamente el papel de Lore- 
lei Lee en "Los caballeros prefieren a las 
rubias", que la Paramount ha firmado con 
ella un contrato que la obliga a seguir pres- 
tando servicios a la misma empresa por un 
largo j)eríodo. 

■?. «. 

ALICE JOYCE toma parte en la cinta "Pla- 
za de Washington, número 1.3", y con 
ésta van 200 películas en que trabaja. 



QUEDO terminada la segunda ])elícula nor- 
teamericana de Emil Jannings, titulada 
"La calle del ¡recado". 



FLORENCE VIDOR terminará su compro- 
miso con la Paramount en el mes de 
Enero. 

<?> * 

EL veterano George Fawcett trabaja con 
Jolm Barrymore en "Tempestad", obra 
de ambiente ruso. 

HA regresado a Hollywood, después de un 
breve viaje a Francia, el esposo de Glo- 
ria Svvanson, marqués de la Falaise; y anda 
otra vez dedicado a la intención de vender 
automóviles. 

* <¥. 

GEORGE O'BRIEN ya está otra vez tra- 
bajando en los estudios de la Fox, tras de 
unas vacaciones bien disfrutadas en varios 
lugares de Europa. 



FRANK BORZAGE, que tuvo tanto éxito 
dirigiendo "El séptimo cielo" para la ca- 
sa Fox, está manejando de nuevo el megá- 
fono en la filmación de la obra "Cristalin- 
da" para la misma empresa y con las mismas 
notables estrellas, Janet Gaynor y Charles 
Farrell. 

<?> * 

SE han separado Edwin Carewe y su espo- 
sa. Se dice que fué motivada la separa- 
ción por una famosa estrella. Y se agrega 
que también ésta se separará de su esposo 
para contraer matrimonio con el director de 
la gran película "Resurrección". 

* <?- 

LARS HANSON, según se cuenta, regresa- 
rá a su patria para dedicarse a las tablas, 
en vista de que en Hollywood no se le dan 
los papeles en que él cree que desarrollaría 
mejor labor artística. 

TAMBIÉN Vilma Banky piensa ir a Euro- 
pa; 2>ero ella va de paseo y por poco 
tienqíO. 

IGUALMENTE se van a pasar una tempo- 
rada en Europa, Ricardo Cortez con su 
esposa Alma Rubens, y Lew Codj^ con la su- 
ya, Mabel Norinand. 

<?> <?> 

MADGE BELLAMY y James Hall están 
trabajando jimtos en una película có- 
mica titulada "Libre y fácil", de la casa Fox. 

EN vista del éxito alcanzado por Evelyn 
Brent en "Bajo Mundo", le costó poco 
trabajo derrotar a las numerosas estrellas 
qne aspiraban al puesto de primera actriz de 
Emil Jannings en la cinta "El patriarca", 
que, bajo la dirección de Ernst Lubitsch, ha- 
rá el gran actor alemán para la Paramount. 



Enero, 1928 



PÁGINA S4 



CINE-MUNDIAL 



MAE MURRAY se ha dedicado a bailar en 
las tablas, como antes de ser peliculera, 
pero ganando mucho más: $4,000 a la sema- 
na, mas un tanto por ciento de la entrada 
bruta. 

* * 

ERIC POMMER, el gran genio peliculero 
alemán, regresa a su patria porque no 
ha encontrado en Hollywood una empresa 
(jue le dé facilidades para hacer películas co- 
mo él está acostumbrado a producirlas. 

* <?> 

«■^"pUSCATE un hombre" es el título su- 
iJ gestivo de la película que Clara Bow y 
Cliarles Rogers están haciendo en los estu- 
dios de la Paramount. 



LA ARGENTINA PRIMAVERAL 

{Viene de la página 38) 

lucha — se inauguró el amplio local Stadium 
River Píate, así, en inglés para mayor clari- 
dad, aunciue, en la práctica, nos burlemos de 
todos los "ingleses". Sesenta mil personas 
caben, un tanto apretadas, en el deportístico 
recinto. 

Kid Cliarol está al llegar. Se marchó un 
poco "cabreado" porque ciertos fallos no lo- 
graron convencerle, y regresa con unas ga- 
nas atroces de zurrar hasta el nocautizaniien- 
to. La palabreja está en su sitio. 

Bl Tex Rickard que promueve, manajea 
— otra palabreja — y lucra la mamjjorroma- 
nía de moda, contando con el Stadium y 
el Parque Romano, es Don José Lectoure, 
niatcli-maker promotor oficial de la Asocia- 
ción Nacional de Buenos Aires. 

De otro deporte más noble — el golf — 
resultó campeona de la República Argentina 
la señora Maggie H. de Nicholson, que en un 
reñido e interesante encuentro venció a la 
señora A. G. Deane, en la cancha del Lomas 
Athletic Club, por dos arriba en el hoyo 36. 

Cai)ablanca-Alekine, a la hora de ahora, 
prosiguen debatiéndose en el salón principal 
del Club Argentino de Ajedrez, disinitándo- 
se, a más de los diez mil dólares "jjresidencia- 
les" y de otros regalitos apreciables, el cam- 
peonato más o menos mundial en este super- 
juego, invención de la raza amarilla, según 
me informa im compañero erudito que tenn'o 
al lado, molestándome a veces. 

Las simpatías están por el genial Raúl, y 
hasta la fecha parece que éste lleva la mejor 
parte, pero todavía faltan algunas partidas 
y es difícil pronosticar el resultado, puesto 
que el ex-oflcial marino moscovita tiene tam- 
bién sus genialidades. 



He aquí un acontecimiento que hará ba- 
bear de envidia al Nueva York truculento y 
rastacueril que no se deja superar en nada. 

Por la audacia, por la rapidez, por la diur- 
nidad y por lo cinematográfico, este suceso 
deja en pañales a otros que se han llevado 
a cabo en ese Broadway congestionado y ma- 
leante. 

Y se plantea así la cuestión : 

¿Hemos aprendido nosotros de los yanquis 
o son los yanquis los que, en estos "menes- 
teres" latro-policíacos, han de aprender de 
nosotros? 

Juzgue el curioso: 

Cuatro sujetos, con el alma en las ma- 
nos, se apoderaron de la bonita suma de 
121,477.22 (alrededor de cincuenta mil dó- 
lares) y huyeron en un fantástico auto a 
razón de cuatro por minuto. 

Dice im diario sintetizando el asalto: 

"El audaz y alevoso suceso ocurrió a las 
12-30, en el interior del hospital Rawson, 
ante un mtcleo de más de do'scientas personas. 
El dinero estaba destinado al pago de los 
sueldos del hospital Muñiz. I^os delincuen- 
tes, haciendo alarde de una temeridad sor- 
prendente, escaparon en un automóvil esta- 
cionado a regular distancia, después de po- 

Enero, 1928 



en la niebla 





Ni mosca • • • ni mosquito . . • 

ni cucaracha escapan vivos ! 



BLACK FLAG mata. Es el 
aniquilador de los insectos 
nocivos. Espolvoreándolo en un 
aposento lleno de moscas o mos- 
quitos, no dejará uno con vida. 

Rocíe Ud. con él los sitios en 
que tienen su guarida las cuca- 
rachas o las chinches y a todas 
las matará. El ingrediente ve- 
getal secreto que da eficacia a 




Black Fiag es el enemigo mor- 
tal de cuanto bicharraco invade 
una casa, así se trate de pulgas, 
de hormigas, de chinches o de 
polilla. 

Pruebe Ud. Black Flag. Hay 
líquido o en polvo. Ambas 
formas son igualmente eficaces, 
e inofensivas para las personas 
y los animales domésticos. 



BLACíf 
FLAG 



POLVO y 
LIQUIDO 



Marca Registrada 

/BANDERA 
V NEGRA 



) 






MATA- í MATA I MATA / MATA # MATA / MA1A 
MOSCAS/CUCARAtHAS/MOSqUITOS/ HORMIGAS/ CHINCHES/ PULCAS / POLILLA 




Garantizada a ba- 
se de devolución 
del dinero. 



ANTES DESPUÉS 



Medalla de Oro en 
la Exposición Inter- 
nacional de Inven- 
tores, Nueva York, 
Feb. de 1923. 



AXWlPi' El Genuino • PATENTADO ■ £ 



vSi su nariz es deforme, puede hacerla perfecta mediante el CORRECTOR DE NARICES 
ANITA. En pocas semanas, en la intimidad de su hogar, y sin interrupción de sus labores coti- 
dianas, puede remediar sus irregularidades nasales. No requiere operaciones caras y dolorosas. 
El CORRECTOR DE NARICES ANITA corrige las deformidades nasales mientras uno 
duerme: rápida, económica, permanentemente, y sin dolor. Hay imitaciones inferiores; pero el 
CORRECTOR DE NARICES ANITA es el ORIGINAL altamente recomendado por médicos 
y cirujanos para corregir narices fracturadas o deformes. De ajuste automático, no tiene tornillos, 
ni piezas metálica. s SUAVE, FITIME y PERFECTAMENTE CÓMODO. 52,000 médicos y 
pacientes lo alaban y recomiendan. Pídase valioso folleto ilustrado GRATIS. 

ANITA CO., 116 Anita Building, Newark, N. J., E. U. de A. 



E<3yiP0S PE TE/VTROS^NUIíVOSYUSAPOS 



Proyectores, Pantallas, Taquillas, Butacas, Reflectores, Estereopticones, 

Gabinetes de Seguridad para Películas, Proyectores Portátües, Cámaras. 

Todo lo concerniente al teatro. ■ — Pida nuestro catálogo y lista de películas. 



mmm sUnú co. dmsm^psn hyi:mcmoMsmk 



r.lciNA 85 



CINE-MUNDIAL 



Prolongue el uso 



PARA prolongar el uso y 
servicio, y dar una apa- 
riencia nueva y brillante a los 
muebles viejos, armazones de 
camas, cochecitos para niños, 
cestas, bicicletas y artículos 
de esta índole, apliqúese una 
o dos manos del ESMALTE 
SAPOLIN ACABADO POR- 
CELANA en cualquiera de 
los diferentes colores. Fácil de 
aplicar, se seca con rapidez, 
dejando una superficie como 
de cristal aseada y limpia. 

Está hecho de modo que 
puede resistir los diferen- 
tes cambios atmosféricos 

SAPOL-IN CO.//7C. 

Cantes gerstendorfer bros^ — nueva york. é.u.a. 
ESMALTES, TJNT£S, DORADOS, BARNICES 




998 



LA BELLEZA DEL CABELLO 
BRILLf^NTONE 

La Belleza del Cabello 
Consiste en el Peinado 

Haga que su cabello sea el punto de vista de 
todas las miradas. 

BRILLATONE es la única pomada que 
mantiene bien peinado el cabello y al mismo 
tiempo le da un brillo natural dejando el ca- 
bello suave y LISO. 

NECESITAMOS AGENTES RESPONSABLES 

EN SU TEHIUTORIO 

SOLICITE MUESTRA 

Fabricantes : 

KOLAR LABORATORIES INC. 

Gerentes de Exportación: 

BRASCHI EXPORT COMPANY 

159 Noirth State St., Chicago, E. U. A. 




ESTABLÉZCASE EN UN NEGOCIO PROPIO 

OPERANDO UN TALLER "HAYWOOD" 
Para Vulcanizar Neumáticos de Automóviles 

TTd. ctymprende quo los Neumáticos constituyca imo de los principales fac- 
tores de gastos en la operación de un automóvil, y Ud. sabe que si l'd. pu- 
diese hacer algo para que los Neumáticos durasen más tiempo, todo dueüo de 
automóviles le pagaría muy bien por sus servicios. 

NOSOTROS PODEMOS ENSEÑARLE COMO HACERLO 

Con e.sta Mátiuina y por medio de nuestro famoso método de compostu- 
ras "Tire Surgery" Ud. puede hacer toda clase do reparaciones en toda clase 
do Neumáticos y cámaras de aire y dará de 8 a 10,000 kilómetros adicio- 
nales do servicio a los Neumáticos averiados que hoy se están desechando 
cxjmo inservibles. 

ES UN NEGOCIO DECENTE. AGRADABLE Y MUY LUCRATIVO 

No se necesita ninguna experiencia, nosotros le enseñamos y proveemos con 
la .Aláquina, herramientas, materiales y todo lo necesario. Solamente se re- 
quiere un pequefio capital. 

.Se necesitan Talleres de Vulcanización "IIAYWOOD" en toda.s partes del 
Mundo y í.sta es su mejor oportunidad para multiplicar sus ingresos y entrar 
en el camino del éxito. 

Escribanos hoy mismo i>idicndo informaciones. 

WOOD TIRE 




HAY 

1312-2.5 So. Oakley Avcnuc, 



EQUIPMENT 

Depto. de Exportación. 



co. 

Chicago, 



in.. E, U. A. 



ner ellos mismos en marcha el motor del 
vehículo y de arrojar vacía la maleta que 
contenía el dinero. Se hicieron muchos dis- 
paros de arma de fuego." 

Por supuesto, los autores no han sido ca- 
zados, y este detalle es el único "ordinario" 
del asalto. 

Y hasta la próxima. 



Enero, 1928 



LA REVOLUCIÓN DE LA CERVEZA 

{Viene de la página 39) 

meditado, sacó un pistolón del bolsillo y exi- 
gió que se entregase el gobierno a él y a 
sus simpatizadores, a fin de dar la idea de 
que el gobierno había cedido por la fuerza 
de las armas. 

Apenas comenzaba a desarrollarse el com- 
plot, llegó un destacamento de policía que 
ignoraba el verdadero origen del tumulto. 
Al notar el estado de embriaguez en que se 
hallaba la gran mayoría de los circunstantes, 
los gendarmes se dedicaron a detener a cuan- 
tos estaban presentes. La fuga fué general, 
pero aquellos que llevaban un lastre de cer- 
veza demasiado pesado, no pudieron correr 
con la indispensable ligereza y no pocos ca- 
yeron en manos de los guardias. 

Merced a las declaraciones de los atrapa- 
dos, algimos de los cuales pertenecen al es- 
tado mayor del "e.jército" de Hitler, inicióse 
la investigación que tanto está dando que 
reír. De lo que han dicho se deduce que el 
ánimo de los conspiradores subía o bajaba, 
según que ascendían o descendían los humos 
de la cerveza en las respectivas testas. 

Justo es hacer una digresión relativa a la 
cerveza de Munich, porque sin el conoci- 
miento de las peculiaridades de este licor, las 
fases más importantes de la revolución re- 
sultan incomprensibles. Los amigos de Hitler 
habían consumido enormes cantidades de lo 
que se conoce con el nombre de "Moerzen 
Bier", bebida extraordinariamente fuerte y 
que debe añejarse de nueve a diez meses. 
LTnos tres o cuatro vasos de esta cerveza son 
bastantes para producir increíble entusias- 
mo. A ojos del bebedor desaparecen los obs- 
táculos; la victoria le sonríe; el choque de 
los vasos se convierte en estallar de armas; 
los brindis son gritos de guerra; el bebedor 
está dispuesto a desafiar al mundo entero. 

La exaltación de los bebedores llegó a su 
colmo durante las primeras horas de la no- 
che; pero, a poco, la cerveza "Maerzen" co- 
menzó a dar muestras de su carácter traicio- 
nero. Los peritos en el asunto aseguran que 
después de la primera docena de vasos, el 
bebedor experimenta tina pesadez invencible 
que casi siempre se transforma en sueiio. Por 
eso fué que cuando apareció la policía, la 
revolución había estallado en medio de so- 
noros ronquidos. I>os conspiradores estaban, 
en su mayoría, dormidos. 

Ahora resulta que el Príncipe heredero 
de Baviern, General Rupprecht, había paga- 
do la cerveza consumida aquella noche, de- 
mostrando así gran generosidad pero poco 
criterio. La comisión parlamentaria encar- 
gada de investigar el asunto no se ha deci- 
dido todavía a llamar como testigo al Prín- 
cipe. El dilema de los investigadores es tre- 
mendo. Por una parte están grandemente 
interesados en ver lo que la cerveza costó, 
pero, por otra parte, temen ofender la dig- 
nidad del noble heredero. Dos socialistas 
irreverentes que forman parte de la comi- 
sión, insisten en que éste debe ser citado a 
declarar. Los amigos de Rupprecht confie- 
san que está enterado de muchas cosas, pero 
temen que si confiesa todo lo que sabe, com- 
prometerá a muchos de sus adherentes, apar- 
te de poner en peligro la esperanza que ten- 
ga de ceñirse la corona. El General Rup- 
precht prefiere permanecer recluido en su 
casa de campo, donde vive al lado de su se- 
gunda esposa y se dedica a propagar la di- 
nastía real. 

Casado apenas hace seis años, es padre de 
cinco hijos y pronto espera el sexto, Rup- 

PÁGINA 86 



CINE-MUNDIAL 



precht ha declarado vehementemente que no 
quiere revoluciones. "Si soy llamado al tro- 
no de mis antepasados", dijo recientemente, 
"será con el consentimiento de todo el pue- 
blo y si ciño la corona, será menester que 
mis hijitas, vestidas de blanco, puedan echar 
flores por el camino, mientras que mis sub- 
ditos, satisfechos, me aclamen al pasar." 

Es evidente que con tales intenciones, Rup- 
lirecht debe preferir que se eche en olvido el 
asunto de las cuentas de cerveza. Dice que 
lo único que quería era que sus subditos se 
divirtieran y que nada estaba más lejos de 
su ánimo que ima conspiración contra el go- 
bierno. 

^ ^ ^ 

Los teatros wagnerianos de Bayreuth y 
Munich han tenido una temporada de enor- 
me éxito y sus cajeros están contando to- 
davía el dinero que ha entrado en sus cofres, 
traído por los turistas de ultramar. El Tea- 
tro Nacional de Munich se ufana del gran 
número de artistas selectos que cuenta en 
sus elencos y dos de cuyas fotografías acom- 
pañan este artículo. 



El Origen 

de las Enfermedades 

Infecciosas 

¿De dónde proceden y hacia dónde 
conducen? 

por el Dr. Mathew A. Reasoner 



^•J/^AS personas familiarizadas con la teo- 
dtM T ^'^ ^^ ^^ evolución no experimenta- 
jP^^L. rán dificultad en aceptar en principio 
"^^^^ la hipótesis del origen y desarrollo 
de las enfermedades infecciosas ex- 
puesta a continuación. A decir verdad, no 
es probable que ni siquiera el creyente más 
devoto se imagine que cuando Adán y Eva 
salieron del Paraíso existieran ya enferme- 
dades infecciosas como la liebre tifoidea, las 
viruelas, el sarampión, la escarlatina, la pes- 
te bubónica y las infecciones venéreas. Por- 
que si estas enfermedades existían ya, ¿dónde 
estaban y de dónde venían? Es de suponerse 
que cuando el hombre apareció en el planeta, 
el mundo estaba sometido a las mismas leyes 
naturales que lo rigen hoy. Todos nuestros 
conocimientos científicos tienden a indicar 
que las enfermedades infecciosas no existían 
en la forma en que se nos presentan hoy, 
pero sí en la forma potencial de organismos 
no-patógenos que necesitaron del contacto 
prolongado con el hombre y los demás ani- 
males para adquirir sus características pató- 
genas. Ese contacto se efectuó en un ambien- 
te de suciedad y malas condiciones sanitarias. 
Es muy probable que si el hombre hubiera 
llevado siempre una existencia apropiada, 
muchas enfermedades no habrían surgido 
nunca. 

Pero parece que el mundo está concebido 
de modo que la humanidad se desarrolla me- 
jor en presencia del trabajo, de las vicisi- 
tudes y de la adversidad. Y aunque parezca 
una afirmación demasiado radical, será difí- 
cil concebir un plan mejor encaminado para 
favorecer el progreso de la especie humana 
que el de la existencia de las enfermedades. 
Porque éstas no son sino el castigo que el 
hombre se busca a sí mismo como consecuen- 
cia de la ignorancia, la suciedad y el pecado, 
y no pueden evitarse sino por medio de una 
vida física y moralmente limpia, reforzada 
con la observación de los conocimientos cien- 
tíficos adquiridos a fuerza de laboriosas in- 

Enero, 1928 



Fortifique Su Cuerpo mediante 
el STRONGFORTISMO 



Su cuerpo puede, y debe ser, dinámico en su energía y po- 
tente en todos y cada uno de sus músculos. Si es Ud. un enca- 
nijado, un espectro de hombre, enclenque y anémico, — nadie 
más que Ud. tiene la culpa. ¿Por qué tiene Ud. que resignar- 
se a ser débil, nervioso, inservible? Puede ser vigoroso, y lo 
será, si tiene la fuerza de carácter necesaria para seguir la 
senda que millares Jian seguido bajo mi tutela. 

Tal vez sea Ud. uno de tantos que llegaron a creer que po- 
dían entregarse a la disipación sin ruinosos resultados. Qui- 
zás ha ido Ud. al límite en el uso o abuso de sus fuerzas físi- 
cas, y creyó que su vitalidad era inacabable; que podía disi- 
parla sin tregua. Hoy, por su propia experiencia, es Ud. más 
sabio, sufre las tristes consecuencias y, ¿qué va a hacerse? 
Yo le diré lo que puede hacer; le diré lo que he hecho por mi- 
llares de hombres que se hallaron en su misma condición. 

El STRONGFORTISMO le volverá su Hombría 

Hombres afligidos por toda clase de sórdidos malestares; 
por debilidades destructoras ; hombres avergonzados de su ca- 
rencia de virilidad y poder muscular; hombres que habían 
abandonado toda esperanza de volver a ser viriles; millares 
de ellos, en Estados Unidos, en Suramérica, en Europa, en 
Australia y en Asia, acudieron a mí, y se rehabilitaron, res- 
tauraron su vigor y su salud, y se trocaron en hombres orgu- 
llosos de sus fuerzas, que a nadie temen hoy. 

Ud. puede librarse de constipados, catarros, nerviosidad, 
reumatismo, indigestiones, dispepsia, insomnio, debilidades ge- 
nerales, irregularidades cardíacas y muchas otras dolencias 
si acoge, si abraza con fé el STRONGFORTISMO. Yo quiie- 
ro ayudarle — y puedo ayudarle si Ud. me da una oportuni- 
dad: si me escribe y me dice cuál es su padecimiento. 




LIONEL STRONGFORT 
Rehabilitador de Hombres 



Pida mi libro 
GRATIS 



Este libro, profusa- 
mente ilustrado, relata 
mis experiencias. Es 
franco. Dice la verdad desnuda. "Promoción y 
Conservación de la Salud, Fuerza y Energía Men- 
tal", señala el camino de la debilidad y la aflicción 
a una vida de salud y de fuerza. Es un tesoro. Lo 
enviaré, GRATIS, a solicitud. Pídalo, mediante el 
cupón. 

STRONGFORT INSTITUTE 

Líonel Strongforí, Director 

Especialista en Cultura Física y Salud 
Dept. 8170 Newark, New Jersey, E. U. de A. 



■-—-^————^ Consulta Gratis—— — ——— 

Envíe este Cupón 
ABSOLUTAMENTE CONFIDENCIAL 

Sr. Lionel Strongfort, Strongfort Institute, Depto. 8170, 

Newark, N. J.. E. U. de A. 
Sírvase enviarme, absolutamente gratis, ejemplar de su 
libro "Promocióón y Consepvsción de la Salud. Fuerza y 
Energía Mental." Adjiuito 10c. oro (o su equivalente) 
para cubrir los gastos de franqueo y he marcado con una. 
(X) las materias en que estoy interesado. 
Catarros . .Espalda débil ..Afecciones 

. .Defectos de la pulmonares 

vista . .Hombros 

. .Reumatismo redondeados 

. .Nerviosidad . .Desórdenes del 

. .Respiración estómago 

corta . .Aumento de 

. .Debilidad talla 

cardíaca ..Desarrollo 

. .Gran fuerza muscular 



. .Resfriados 
. .Asma 
. .Neuralgia 
. .Hernia 
. .Delgadez 
. .Barros 
. .Insomnio 
. .Peso excesivo 
. .Constipados 

Males íntimos : .. '. 

Nombre 

Edad-.. _ Ocupación- 

Calle _ 

Ciudad País. 



taquigrafía 

o antes, si comienza Ud. ahora, estará desempeñando un puesto como 



EN 3 MESES 

ESTUDIE EN SU PROPIO HOGAR, aprove- 
chando sus momentos desocupados. Método RIT- 
MAN en castellano, preparado especialmente para 
la enseñanza por correspondencia por un cuerpo 
de PERITOS TAQUÍGRAFOS. 

GARANTIZAMOS LA ENSEÑANZA O NO 
COBRAMOS UN CENTAVO. — Solicite HOY 
MISMO nuestro prospecto "VI'ESTRO PORVE- 
NEW YORK COMMERCIAL INSTITUTE, 



TAQUÍGRAFO O SECRETARIO PARTICULAR, 
o triplicado su sueldo actual. 
NIR" 



y habrá duplicado 



y una lección de ensayo GRATIS. 
¥|^Ty^ Tt Y^ O Especializamos también en la 
11^ %^ ^1 ^ F/ i ^^ enseñanza del inglés. Nues- 
^^ tro sistema es asombrosa- 
mente fácil e infalible. Ud. aprende el idioma por 
el método natural, como lo aprenden los niños. 
Enseñanza grarantizada en corto tiempo. Solicite 
informes. 
512 West 151 Street, Dept. 8A, New York, N. Y. 



POCOS TERRITORIOS SIN AGENTES 

- Escriba hoy mismo - 




En los territorios cubiertos nuestros Agentes es- 
tán recibiendo pingües utilidades. Las valio- 
sas características en material y mano 
de obra han convertido la Won 
der en la marca sin ri- 
val. Las Plumas y 
Lapiceros Wonder 
se venden por 
si solas. 



Oferta 
Especial: 



Grabaremos 
con oro, .libre 
de costo, el nombre 
del comprador en cada plu- 
ma si el agente así lo desea. 
Solicite en seguida folleto describiendo 
nuestras especialidades en plumas v lapice- 
ros. Le producirá dinero.— WONDER FOÚNTAIN 



PEN CO. Depto. 55. 154 Nassau St.. New York City. 



PÁGINA S7 



C 1 N E - JM Lf N D I A L 




LISTA DE AGENTES EN LOS PAÍSES 
DE HABLA ESPAÑOLA: 

AKGEXTIKA: Cía. Westiiisliouse Electiio Internacional. 
S. A. Avenida de Jlaro líisó, Buenos Aires. Sucureales: 
Baliia Blanca. Córdoba. Mendoza y Eosario. 

BRASIL: Brington & Co.. Caixa P. Sao Paulo: Eua Ge- 
neral Cámara No. 65. Eio de Janeiro; Santos: Cui'ity- 
ba : Eio Grande do Sul; Porto Alegre. 

COLOMBIA: Pañis & Ce, Aptdo. Ko. 6, Barranniülla. 

CUBA: Thrall Electric Co., Presidente Zayas 27. Habana. 

CHILE: Morrison & Co., Casilla 944, Valparaíso: Casi- 
lla 212, .Santiago. 

GUATEMALA: Alfredo Herbruger. Sa. Avenida Sur Nú- 
mero "0. Guatmeala Citr. 

MÉXICO. D. F.: The General Supply Co., S. A., Ave. 
Isabel la Católica No. 51 Bis. Julio Moline Font, Ca- 
lle Gl. No. 505, Mérida. Yucatán. 

EL SALVADOR: Dada-Dada & Ce, San Salvador. El 
Salvador. 

PERÚ: Emilio F. Wagner y Cía., Aptdo. No. 1123. Lima. 

ISLAS FILIPINAS: Elmac Inc., Electrical & Jlachiuery 
Co., G-Sl Eizal Ave.. i\íanila. 

VENEZUELA: Báez y Cía., Apartado 271, Caracas. 



Dulces Helados 

"Cliuparse los dedos de gusto" no será 
un acto de estricto refinamiento, pero no 
lo podrá Ud. evitar cuando pruebe un 
exquisito DULCE HELADO pulcramente 
confeccionado en uno de nuestros apara- 
tos refrigeradores. No hay nada más ex- 
quisito, más delicioso, más SANO. Niños 
y adultos saborean con el más grato pla- 
cer estos admirables DULCES congela- 
dos, hechos con substancias absolutamente 
puras. 

Y si además de gustarlos decide Ud. fa- 
bricarlos, entonces entra Ud. en uno de 
los negocios más lucrativos que existen. 
¡Imagínese Ud. una ingeniosa maquinita 
que ocupa poco más espacio que un baúl, 
fabricando sin cesar exquisitos DULCES 
HELADOS cuj^a venta deja utilidades ne- 
tas imposibles de obtener en ningún otro 
negocio! 

Dondequiera que Ud. vea que venden 
estos ricos DULCES HELADOS, pruébe- 
los; y si desea fabricarlos y ganar dinero 
fácilmente, comuniqúese con nuestro agen- 
te más próximo o escríbanos directamente 
a vuelta de correo. 

Los folletos explicativos que enviamos 
gratis, contienen detalles completos en es- 
pañol de los diversos equipos y de las uti- 
lidades obtenibles. 

BRUNSWICK-KROESCHELL COMPANY 

308 Jersey Avenue, New Brunswick, N. J=r 5;,U.A. 

Cable "Nawatubo", New Brunswick, íj.S.A. 

Fabricantes de maquinaria refrigerante y de hacer 

hielo, renombrada en todo el mundo por espacie 

de 25 años. 




CHAMPÚ 

SNOW-FLAKE 

RADIUM—IT 

de Aceite de Nuez 

Es el champú más exquisito, ligero y blanco cual 
copo de nieve, lis estrictamente un compuesto vege- 
tal, sin grasas animales de ninguna especie. Produc- 
to de proceso cieutííico especial, cada pastUla del 
Champú Snow-Flake (Copo de Nieve) contiene las 
proporciones exactas de un purísimo aceite vegetal 
que limpia <'omii]eta y sviavemente el cuero cabelludo 
y el pelo, dejando el cabello sedoso y suelto. 
ya Champú Snow-Flake viene en paquetes individua- 
les y en cajas de exhibición de una docena de pas- 
tillas. 



OPORTUNIDAD PARA AGENTES Y REPRE- 
SENTANTES. PIDAN MUETRAS Y DETALLES. 



Fithricanli:.';: 

GEO. A. SCHMIDT & CO. 

Deixtrl'tinento de Exporlución: 

BRASCHI EXPORT COMPANY 

159 N. STATE STREET 
Chicago, III., E. U. A. 

BRASCHI EXPORT CO., 
159 N. State St.. 
Chicago, III., E.U.A. 

Sírvanse enviaiine MUESTRA GRATIS del Champú 
Snow-nake KADIDJI-IT. 

Nombre - . 

Domicilio 

ciudad 



País- 




HIPNOTISMO 

. . .¿Desearía Ud. poseer aquel misterioso po- 
der que fascina a los hombres y a las muje- 
res, influye en sus pensamientos, rige sus de- 
seos y hace del que los posee el arbitro de to- 
das las situaciones ? La vida está llena de fe- 
lices perspectivas para aquéllos que han desa- 
rrollado sus poderes magnéticos. Ud. puede 
aprenderlo en su casa. Le dará el poder de 
curar las dolencias corporales y las malas cos- 
tumbres, sin necesidad de drogas. Podrá Ud. 
ganar la amistad y el amor de otras personas, 
aumentar su entrada pecuniaria, satisfacer strs 
anhelos, desechar los pensamientos enojosos de 
su mente, mejorar la memoria y desarrollar ta- 
les poderes magnéticos que le harán capaz de 
derribar cuantos obstáculos se opongan a su 
éxito en la vida. ' 

Ud. podrá hipnotizar a otra persona instan- 
táneamente, entregarse al sueño o hacer dormir 
a otro a cualquiera hora del dia o de la noche. 
Podrá también disipar las dolencias físicas y 
morales. Nuestro libro gratuito contiene todos 
los secretos de esta maravillosa ciencia. Ex- 
plica el modo de emplear ese poder para me- 
jorar su condición en la vida. Ha recibido la 
entusiasta aprobación de abogados, médicos, 
hombres de negocios y damas de la alta socie- 
dad. Es benéfico a todo el mundo. No cuesta 
un centavo. Lo enviamos gratis para hacer la 
propaganda de nuestro instituto. 

Escribanos hoy pidiéndonos el libro. 

SAGE INSTITUTE, Dept. 702 H 

Rué de risle, 9, Paris VIH, France. 



subscríbase a "CINE 'MUNDIAL' 



Enf.fo, 1928 



vestigaciones. El hecho es que las enferme- 
dades infecciosas son uno de los mayores 
problemas que tenemos por delante, y segui- 
rán siéndolo así durante muchos años. Los 
¡nocentes sufren junto con los culpables y 
el castigo de los pecados de una generación 
sigue recayendo sobre las generaciones si- 
guientes. Esto, desde luego, es una de las 
fases de la evolución y sirve para eliminar 
los ineptos. Las naciones y las personas que 
lleven una vida satisfactoria crecerán en nú- 
mero, en inteligencia y en fuerza, mientras 
que aquellas que no cumplan con las leyes 
de la naturaleza quedarán eliminadas a la 
larga. 

Las características de las bacterias son sus- 
ceptibles de cambiar de acuerdo con el me- 
dio. Es mu.v probable que cuando el hombre 
apareció en el planeta no hubiera habido en- 
fermedades infecciosas específicas, sino bac- 
terias y otros microrganismos susceptibles, 
ba.jo condiciones favorables, de evolucionar 
y producir enfermedades. Las investigacio- 
nes de la paleontología indican que los ani- 
males del período protozoico o huroniano 
estaban libres de enfermedades. Estas no ha- 
cen su aparición sino hasta el comienzo del 
período paleozoico. 

En las edades primitivas el hombre se veía 
obligado a vivir en cavernas u otras habita- 
ciones inadecuadas, y el aseo era una virtud 
desconocida. En tales circunstancias casi to- 
do cuanto comía o tocaba estaba contamina- 
do de bacterias primitivas e indiferenciadas, 
de modo que muchas de ellas se habituaron 
a vivir en el cuerpo humano, donde a vec; 
permanecían inofensivas, y a veces se con- 
vertían en microrganismos patógenos, es de- 
cir, generadores de toxinas causantes de 
enfermedades. Al principio estos últimos ge- 
neraban una cantidad muy reducida de toxi- 
nas. El hombre, mientras tanto, iba adqui- 
riendo gradualmente cierto poder de resis- 
tencia proporcionado al poder generador de 
toxinas de las bacterias. Probablemente así 
surgió la peste bubónica en algún rincón del 
Asia, y sin duda pasaron siglos sin que oca- 
sionara per.iiiicios graves, porque las gene- 
raciones continuamente expuestas a la enfer- 
medad lograron desarrollar a tal grado la 
resistencia contra el microrganismo que la 
produce, que muchas personas deben haberla 
tenido sin siquiera haberse dado cuenta de 
ello. Pero un día se presentó en la región 
una cuadrilla de ladrones, o un e.jército in- 
vasor, y de ese modo se estableció el primer 
contacto con el resto del mundo. Los inva- 
sores y sus perros ocuparon casas infectadas 
y recogieron, naturalmente, algunas pulgas 
en la localidad. Al salir de allí, las pulgas 
infectadas fueron infectando las ratas, las 
ardillas y las pulgas de los lugares por don- 
de pasaban, hasta que al fin la infección lle- 
gó a alguna de las rutas frecuentadas del 
comercio, y así se propagó a diversos luga- 
res. Mientras más le.jos se extendía, mayor 
virulencia adquiría la enfermedad al desa- 
rrollarse entre razas desprovistas de la re- 
sistencia adquirida por los pobladores del 
lugar de su origen. Todo el mundo sabe 
cuan virulentas son las enfermedades al in- 
troducirse en un terreno nuevo. El saram- 
pión, por e.jemplo, fué introducido por pri- 
mera vez en la isla de Guam en el 1858, con 
el resultado de que al fin de la epidenúa no 
quedaban sino 8,000 de los 60,000 habitantes 
que contaba. I^o mismo sucedió a los indios 
de América, no sólo con el sarampión, sino 
con la tuberculosis y otras enfermedades in- 
troducidas en el Nuevo Mundo por la raza 
blanca. En los tiempos primitivos se via.jaba 
relativamente poco, lo cual permitía a ciertas 
personas adquirir inmunidad contra las in- 
fecciones prevalecientes en el lugar donde 
\'ivían. Así tenemos que cuando una nación 
conquistaba a otra, se creaba sin saberlo 
]iroblemas tal vez más graves que los de 
mero orden político y social: se creaba el 
l)rohlema de los insectos y parásitos que 
conquistaba, y los cuales propagaba a su paso 
y llcxaba a sus primitivos dominios. 

Página 88 ' 



C I N E - M U N D I A L 



Los antiguos egipcios tenían ya conoci- 
mientos m;is o menos científicos de los in- 
sectos, y en uno de sus papiros encontramos 
una lista de éstos. Uno de sus amuletos tie- 
ne inscrito un conjuro contra los mosquitos. 

Los griegos y los romanos conocían el ja- 
bón desde siglos antes de Cristo. En la I3i- 
blia también se hace mención de él, aunque 
es probable que en aquellos tiempos se le 
empleara como medicamento y en la indus- 
tria de los tejedores, más bien que como 
agente de limpieza. Parece que los antiguos 
germanos fueron los primeros en emplearlo 
habitualmente para el aseo personal. Pro- 
bablemente el jabón fué descubierto como 
resultado del empleo de la ceniza vegetal 
para fregar los utensilios sucios de la grasa 
de la carne. En toda probabilidad muchos 
de los héroes de la antigüedad no tenían el 
hábito de bañarse, tal vez ni el de lavarse 
la cara y las manos, y hay razones para sos- 
pechar que muciios de los personajes más 
famosos de la historia no se limpiaron nunca 
las orejas ni las uñas. Indudablemente, no 
pocos de ellos iban siempre acompañados de 
una colección tTiás o menos variada de in- 
sectos y parásitos. 

Los sacerdotes egipcios, sin embargo, nos 
ofrecen la excepción, pues tenían el hábito 
de bañarse de cuerpo entero tres veces al 
día, así como de recortarse el pelo cada tres 
días. Moisés, que por más de un motivo es 
ima de las figuras más grandes de la histo- 
ria, aprendió sin duda muchas cosas de los 
sacerdotes egipcios, quienes probablemente lo 
iniciaron en sus misterios. El código sanita- 
rio de Moisés, para llamar así sus enseñanzas 
al respecto, es útil hasta en el presente; el 
Levítico debiera ser leído por todos los fun- 
cionarios de sanidad modernos. 

Salomón fué sin duda im sabio, con pro- 
fimdos conocimientos literarios, un gran ge- 
nio constructor y el don — nada despreciable 
por cierto — de saber congraciarse con las 
damas, pero en muchos respectos es inferior 
a Moisés. Durante su reinado, sin embargo, 
se construyó una especie de acueducto cerca 
de Jerusalén. En otras naciones orientales 
se han encontrado también ruinas de acue- 
ductos. Estos, sin embargo, eran más bien 
obras de lujo. Los griegos no hicieron mu- 
cho en este sentido, y a los romanos cabe 
el honor de haber sido los primeros en liacer 
un liábito del baño. Los romanos han dejado 
ruinas de baños en casi todos los países que 
componían el mundo conocido de su época. 
Varias de las obras hidráulicas de Roma de- 
ben de haber costado millones, pero lo más 
sorprendente es encontrar que los romanos 
se dieron suficiente cuenta de la necesidad 
del agua para hacer el gasto requerido por 
la construcción de sus acueductos. Las ter- 
mas, sin embargo, y los hábitos de aseo per- 
sonal, eran en su mayor parte privilegio de 
los patricios, y los plebeyos y los esclavos 
no disfrutaban de las mismas ventajas. A la 
larga, sin embargo, éstos obtuvieron vengan- 
za, si bien de ima manera semejante a la de 
Sansón al derribar las coluiimas del templo. 
Se han escrito largas y detalladas disertacio- 
nes acerca de las causas de la caída de Ro- 
ma, pero una de ellas, muy sencilla y tal vez 
la más importante, puede resumirse en tres 
l)alabras: el paludismo, el cólera y la peste 
bubónica. 

A medida que avanza la Edad Media avan- 
zan también los hábitos de suciedad, hasta 
que al fin este período se convierte en la 
edad de las epidemias. En aquella época hubo 
más enfermedades infecciosas que nimca, an- 
tes o después. Allí encontramos la peste bu- 
bónica, la fiebre tifoidea, las viruelas, la 
sífilis, el cólera, la malaria. . . Los cruzados, 
los mercaderes y los ejércitos en general pro- 
pasaban las infecciones de un lugar a otro. 
Así la peste bubónica pasó del Asia al Áfri- 
ca, y de este continente a Europa, donde 
aparece en el 1348, para seguir presentán- 
dose en forma de grandes epidemias hasta 
el siglo XVII. ¡En Europa solamente pere- 
cieron a consecuencia de ella más de 60 mi- 

Eneko, 1928 



tímM 



J¡^ Un placer al usar'- 
— •" los... una satisfac" 
ción de poseerlos. 




Solicite catálogo 

T7i^ FLORSHEIM SHOE COMPANY 



CHICAGO, U. S. A. 




Rescate su Belleza Oculta 

¿Sabe Ud. que inmediatamente debajo de esa tez des- 
colorida, marchita o envejecida, se oculta un cutis verda- 
deramente bello? La Cera Mercolizada quitará suave y 
gradualmente esa tez superficial anémica y sacará a la 
luz el cutis lozano, juvenil, blanco y bello que está allí 
oculto. No deja otras huellas que las de una belleza en- 
salzada. La nueva tez es natural, no hay que confundirla 
con un maquillaje. 

APRESURA LOS ESFUERZOS DE LA NATU- / 

RALEZA. — La Naturaleza renueva el cutis descartando ^ - 

la tez marchita. Diariamente se desprenden diminutas 
partículas cutáneas. Cuando este proceso de eliminación 
se retarda, como sucede a su debido tiempo — entonces 
comienzan las dificultades cutáneas. Ese es el momento 
de ayudar a la Naturaleza con aplicaciones de la Cera 
Mercolizada. La Cera destruye la máscara de epidermis 

muerta, sin causar incomodidades. Hace respirar a los poros ; aviva 
todo el semblante. Y súbitamente, parece que se ha rejuvenecido va- 
rios años. Pecas, barros, manchas, etc., desaparecen con. la cutícula 
eliminada. ¿No es esto preferible a tratar de ocultar los defectos del 
cutis con cremas y cosméticos que obstruyen y endurecen los poros? 
La Cera Mercolizada le dará itn cutis de belleza arrobadora y hechi- 
zador encanto, sin la más minima evidencia de artificio : im cutis que 
hará que las gentes se vuelvan dos veces para mirarle cuando Ud. pa- 
se. Y todos estos resultados se obtienen con el uso de una sola caja 
de Cera Mercolizada, y hasta con menos de tma caja. Pruébela hoy. 



r 



j;/ 



h?.» f 




DEARBORN SUPPLY CO. 

2350 Clybourn Avenue, Chicago, U. S. A. 



JUANA BARCELO, popular bailarina meji- 
cana, dice: 

"Encuentro verdaderamente eficaz la Cera 
Mercolizada para eliminar la aspereza del cu- 
tis cansado por el uso de tantas pinturas y 
tantos cosméticos. 

"Todos los que me conocen tienen alabanzas 
para mi cutis, dentro y fuera del teatro". 



CERA MERCOLIZADA ^-^-^^^ 



PÁGINA 89 



LAS CANAS 

Menoscaban 
Su Belleza 

¡Eliminelas! 

La Tintura 
Ins t a iit anea 
LA VEGE- 
TAL, del Dr. 
Longo, famo- 
sa en todo el 
mundo, es el 
Diuduoto de 
muelios años 
de experimen- 
tos: el éxito 
que ha coro- 
nado las la- 
bores de una 
vida consa - 
grada a la 
Ciencia y 
consciente del 
deber de su- 
ministrar a la 
mujer un es- 
timulo inf a - 
lible para la 
conservación y 
realce de sus 
encantos fe- 
meninos. 
Que la tintu- 
miado esas la- 
ra LA VEGE- 
TAL lia pre- 
bores y esos sacrificios del Dr. Longo Queda amplia- 
mente comprobado con la popularidad cada dia más 
grande de Hue gozan este y otros productos del sabio 
Profesor para la cultura del caljello. LA VEGETAL, 
tintura in.stantinea, tifie el cabelle color negro. No 
contiene nitratos ni fo.statos. y por eso nutre y embe- 
beUece, fortifica y suaviza el cabello, no se quita con 
el baño ni el shampú, y basta usarse una vez al mes. 
Todas las farmacias y droguerías venden Tintura LA 
VEGETAL del Dr. Longo. Pidala en la que Vá. fre- 
cuenta, .V si no la tienen, pídala mediante el cupón. 

PRECIO $1.50 ORO AMERICANO 

Envíe 25 c. adicionales para franqueo. 
GRATIS. — Mediante el cupón, enviaremos el inte'e- 
sante folleto "La Historia del Profesor y la Influen- 
cia de vma Mujer", que contiene entre otra materia 
interesante la que sugieren estos capítulos: Cómo hay 
Que Cuidar el Cabello; Tratamiento del Cabello Un- 
tuoso, del Eeseco, del Débil: Influencia de la Denta- 
dura en la Belleza del Cabello; Alte de Teñir y 
Embellecer el Cabello, etc. 

—USE EL CUPÓN • 

Long-o's Instantaneous Hair Dye, Inc., (Dpto. CM). 
158-162 Grand Street, New York, U.S. A. 

( ) Adjunto .$1.50 oro americano para que se sirvan en- 
riarme una botella de Tintura Instantánea LA VE- 
GETAL del Dr. Longo. También envío 25 cts. oro 
para franqueo. 

( ) Sírvanse enviarme, gratis, el folleto "La Historia 
del Profesor y la Influencia de una Mujer". 

Xombre— - . . ,.. 

Dirección —^ . . _ 




Marca de fábrica registrada 




Eb indispensable un cutis blanco e inmaculado. 
Ubre de todas imperfecciones. 

PAÑOSANA es el "Éxito del Día" como un em- 
bellecedor del cutis. Limpia y suaviza la piel, 
dando al cutis moreno un matiz mucho más claro. 
Hace desaparecer todo paño, pecas, barros y es- 
pinillas. Use Pañosana y ostentará con orgullo 
"Un cutis que encanta". 

La crema Pañosana se vende bajo la ab.soluta 
garantía de dar completa satisfacción. Si no la 
encuentra en su Farmacia, pida un tarro directa 
mente a nosotros, su valor es un Dólar. Si usted 
lo prefiere, le enviaremos gratis una muestra li- 
beral y folleto descriptivo. Diríjase a 

DUUS PRODUCTS CO. 

4623 Lincoln Ave. — Dcpto. C-M 
Chicago, ni., U. S. A. 



CINE- MUNDIAL 

llones de personas! En el 1630 murieron en 
Venecia 500,000 personas de la peste bubó- 
nica, lo cual, como era de pensarse, precipitó 
la caída de la República y nos ofrece un 
e.jemplo más de cómo las ratas y las pulgas 
son capaces de transformar el curso de la 
historia. 

Probablemente los sacerdotes egipcios tu- 
vieron una idea del carácter contagioso de 
las enfermedades. Moisés revela claramente 
que tuvo una noción bastante exacta de ello. 
Aristóteles y Galeno han dejado opiniones 
al respecto. Pero desde Moisés no se realizó 
ningi'm progreso efectivo sobre la materia 
durante cerca de 3,000 años, es decir, hasta 
el 1600, fecha en que el Padre Kircher usó 
por primera vez el microscopio para escla- 
recer la naturaleza de las infecciones y con- 
cibió ima teoría de la acción microbiana bas- 
tante aproximada. Unos 126 años más tarde 
Plenciz formuló la opinión de que cada en- 
fermedad infecciosa tenía una causa espe- 
cífica. 

En el 1843 Oliver Wendell Holmes, gene- 
ralmente más conocido por su posición en 
la literatura y la poesía de los Estados Uni- 
dos que por sus traba.jos médicos, expuso la 
teoría, confirmada tres años después en Vie- 
na por Semmelweiss, de que la fiebre puer- 
peral es una enfermedad contagiosa. Y casi 
en nuestros días, es decir, en el 1865, lord 
Lister establece las bases definitivas de la 
cirugía antiséptica, que representa una de 
las mayores bendiciones para la humanidad. 
Es curioso observar que durante la Edad 
Media, es decir, en la edad de oro de las 
epidemias, se hicieron grandes esfuerzos por 
descubrir el secreto de la .iuventud perpetua. 
Los alquimistas no lograron descubrir la pie- 
dra filosofal que buscaban, pero establecieron 
las bases de la química, cuya importancia 
ha sido inestimable en la lucha contra las 
enfermedades infecciosas. 

En varias ocasiones se han hecho ensayos 
para establecer ciudades sanitarias, centros 
dotados de todos los recursos modernos para 
proteger la salud de los habitantes y crear 
las condiciones de vida más agradables y sa- 
tisfactorias. Si yo dispusiera de recursos ili- 
mitados y decidiera construir una ciudad se- 
mejante, la edificaría en derredor de una 
gran plaza central, donde en vez de un mo- 
numento conmemorativo de triunfos milita- 
res, le levantaría una estatua a Moisés el 
Saneador. En el parque de esa ciudad ha- 
bría una estatua de Semmelweiss, y una fuen- 
te dedicada al desconocido benefactor de la 
humanidad que descubrió la fabricacióa del 
jabón. Allí habría también un lago, que con- 
memoraría a César o a Adriano, y estable- 
cería baños romanos donde todo el mundo 
tuviera oportunidad de aprender a nadar. En 
la biblioteca de esta ciudad aparecería un 
retrato de Oliver Wendell Holmes. El lios- 
pital estaría consagrado a la memoria de lord 
Lister, y sus paredes estarían adornadas con 
sendos retratos de Koch y de Pasteur. Las 
calles llevarían los nombres de Esculapio, 
Aristóteles, Galeno, Kircher, Plenciz, Paré, 
Jenner, Pringle, Simpson, Lambí, Laveran, 
Eberth, Hansen, Pfeiffer, Kleks, Loeffler, 
Obermaier, Bruce, Sternberg, Ross, Metchni- 
koff, Yersin, Finlay, Reed, Carroll. Gorgas, 
Ehrlicli, Wassermann, Ashford, Jordán, Park, 
Biggs, Russell, Manson, Cajal, Kitisato, No- 
guclii, Wriglit, Smith, Shick, Dick, Zinsser y 
muchos otros descubridores o precursores que 
merecen el agradecimiento de la posteridad. 
Probablemente habría necesidad de estable- 
cer subdivisiones a fin de que hubiera una 
calle para cada cual que la mereciera. 

Y una vez edificada la ciudad sanitaria, 
me dedicaría a rogar por que sus pobladores 
y sus autoridades trataran de vivir de acuer- 
do con el ejemplo y las enseñanzas de estos 
benefactores .y maestros de la humanidad. 

Subscríbase a Cine^Mundial 



Los Callos Cesan De 
Doler En 3 Segundos 

*</^p*«_ I*** El destructor de callos 
más rápido en el mundo 




OBRA como por arte de magia sobre 
cualquier callo, no importa desde 
cuando ki haya tenido, en donde esté o 
lo mucho que le duela. Basta con apli- 
carle una gota y el dolor desaparece. 
Es casi increíble. Entonces el callo se 
encoge y desaparece. Es el método 
científico que usan las bailarinas, los an- 
darines, los actores, los médicos y millo- 
nes de personas. Desconfíe de las imi- 
taciones. Compre el verdadero "GETS- 
IT". De venta en todas partes. "Gets-It", 
Inc., Chicago, E. U. A. 

— gETS-ít- 



Paleta "Azul Indio 



>f 




El Nuevo y Mejor 

Método de Azular 

Ropa 

Se necesitan co- 
merciantes y 
agentes de fa- 
bricantes para 
vender este pro- 
ducto en todos 
los países donde 
no estamos re- 
presentados. 
Escríbase pi- 
diendo muestras 
y condiciones. 

Spencer Products 

Corp. 

Buffalo, N. Y., 

E. U. A. 




La Apariencia 
PERSONAL 



es hoy, más QUe nun- 
t-a. clave del éxito eti 
la vida, tanto social 
como ds los negocios. 
Paia las personas de 
piernas deformes, tan 
to hombres como mu- 
jeres, será grata nue- 
va saber que mi nue- 
vo aparato endererarí 
las piernas arqueadas 
y las zambas en las 
rodillas sejnira, rápidD 
y cómodamente, sin 
dolor y slu operacio- 
nes. Se u.-ía de noche. 
Mi nuevo aparato "Lim-Straitner" Modelo IS Patentado. 
^'s fácil de ajiistar y su empleo le quitará, ese a.specto hu- 
millante y mejorará en 100 por ciento su apariencia per- 
enal. (El Modelo 18 no es como los antii^uos brazales o 
entablillados de enRorrosas amarraduras difíciles de ajus- 
far. Es un aparato científico, moderno, de méritos com- 
probados, y los médicos de todas partes lo emplean y 
recomiendan desde hace siete años.) 

Escriba hoy pidiendo detalles, testimonios y mi libro 
fisiológico y anatómico de propiedad literaria asepuradn, 
donde explico la forma de correcir piernas arouendi^s y 
zambas. :>randr' 10 cts. para el franqueo. — M. TRILETY. 
Especialista.— 239L-W. U. BIdg.. Binghamton, N.Y. E.U.A. 



Enero, 1928 



PÁGINA 90 



CINE-MUNDIAL 



CON RUEDAS, A CABALLO Y... 

{Viene de la página 41) 

nacionalidad y domicilio de cada uno de ellos. 
La misma información se requiere tratándo- 
se de la servidumbre. 

* * * 

Acabo de ver "Conspiración", la nueva pe- 
lícula nacional, y creo que lo mejor que tie- 
ne es la fotografía, y lo más flojo la di- 
rección. 

Debo señalar como triunfador, según mi 
humilde opinión, al fotógrafo señor Lezama, 
que, con elementos muy deficientes, nos de- 
muestra que el que sabe hacer las cosas las 
hace bien, a pesar de la eterna excusa de la 
falta de dinero. 

Manuel R. Ojeda, el director, merece tam- 
bién aplausos por su labor económica; ya 
que, considerando lo que se nos ha dicho cos- 
tó la película, consigue evitar por sus acer- 
tadas selecciones de escenarios naturales e 
interiores, la impresión de pobreza que era 
l()gico temer. 

Respecto a su labor artística, ya hemos 
dicho que es lo más flojo de la película, 
desarrollada confusamente, con muchos sal- 
tos, sin detalle en las escenas, con técnica 
inferior a la de otras que él mismo ha hecho. 

La misma dirección impide a los actores 
hacer lo que puede llamarse una interpreta- 
ción y tienen que conformarse con ser foto- 
grafiados. 

Nos agradan las figuras de algunos de ellos, 
como Ramón Pereda, que tiene también ges- 
to, aunque ahora usó de él, y también del 
ademán, con cierta afectación fácil de corre- 
gir, bien guiado; pero el trabajo de mayor 
mérito, le corresponde a Luis Márquez, en 
un jorobado que luce .sus facultades de ca- 
racterización; y conste que no decimos ésto 
llevados por la amistad, sino tal como lo 
pensamos. 

Y terminaremos diciendo a Manuel R. Oje- 
da que nosotros opinamos que su camino es- 
tá como actor, ya que en esta clase de tra- 
bajo nos gusta entre los primeros que se 
dedican a él aquí. 



HOMBRES POLILLAS 

(Viene de la página 56) 

andarían los negocios en esta tierra. La pro- 
ducción industrial aumenta cada día y es 
lireciso que la mercancía halle salida. El más 
ligero estancamiento en las vías distribuido- 
ras levanta inmediatamente una gran polva- 
reda y el pavoroso vocablo "crisis" corre de 
boca en boca. Como una plaga de voraces 
langostas, los hombres-dínamos se esparcen 
por el vasto territorio de los Estados Uni- 
dos en busca de parroquianos a quienes obli- 
gan a comprar la mercancía, quieras que no. 
¡ Poderoso contraste entre el agresivo y azo- 
gado vendedor yanqui y el genus español de 
su especie! Este último realiza sosegadamen- 
te sus ventas en el café, saboreando inspira- 
dores vermuts, fumando deliciosos habanos, 
y salpicando las cotizaciones con chascarri- 
llos de color subido. A ese paso se le que- 
daban aquí a Mr. Ford todos los "fotingos" 
en la fábrica. 

El hombre-dínamo, ¿nace o se hace? En 
los Estados LTnidos se hace. Los vendedores 
de aquí van a la escuela, es decir, a la es- 
cuela que los convierte en hombres-dínamos. 
Cada empresa fabril tiene su aula a cargo 
de un profesor de eficiencia, perito en el 
arte de obtener el pedido. Cada ramo indus- 
trial tiene también su libro de texto redac- 
tado comúnmente en forma de preguntas y 
respuestas. Ni un solo argumento que pue- 
da ofrecer el parroquiano más ducho y eva- 
sivo ha pasado inadvertido. La excusa más 
remota o atrabiliaria tiene allí su correspon- 
diente argumento demoledor. Todo esto se 

Enero, 1028 




Cuando niña me dieron la Emulsión de 
Scott. Mi buena salud y carácter apacible 
son las mejores pruebas del bien que me hizo. 

Desde entonces la he tomado periódicamente 
para indisposiciones o debilidad. Criando a mis 
niños la he encontrado siempre excelente para 
aumentar la leche y fortificar al bebé. 

Y ahora mis niños la toman por temporadas, 
asegurándoles un desarrollo sano y evitándome 
molestias y costosas enfermedades. 



Emulsión <ie Scott 

Rica en Vitaminas 





EVITE LA caída DEL CABELLO 

Garantía de Nuevo Pelo o Devolución del Dinero. 

iModemo Tratamiento del 
Peiieráneo científicamente 
perfeccionado. Penetra bajo 
la superficie del cuero ca- 
belludo, vigorizando y re- 
viviendo las raíces muerta- 
del pelo. El principio e:-; 
nuevo y los resultados po- t-^ 
sitivos. Evita la caspa, y ( 
la calda del cabello: LO V: 
HACE CRECER, devol- V^ 
viéndole su belleza y lus- 
tre naturales y estimula su 
crecimiento abundante y es- 
peso. Millares de personas 
lü han usado con resultados asombrosos. Pnipbelo a 
nuestra costa. Si no aumenta y embellece su cabello, na- 
da le cuesta. Nuestra garantía lo protege ampliamente. 
ENVÍE HOY giro postal o bancario por $2.00^ oro 
americano y le remitiremos im frasco del Tratamiento 
del Perioráneo "REVIVE-HATR". Siga las instruccio- 
nes descritas en la circular que enviamos con su pedi- 
do, y si después de un mea de uso no esti'i TId, satis- 
fecho con los resultados, lo rccniliolsaremos su dinero. 

L. MATOS LABORATORY, Dept. P75 
329 Lenox Ave. Nueva York, N. Y.. E. U. de A. 




CARROUSELES 






Nuestias belli \ t i inni i n i i i i i 

financíelos a hus dueñas qui <iitNiuii 

n^ereo que s( ln\ i conocido 

ALLAN HERSCHELLCO., lno.,No.Tonawanda,N.Y.,E.U.A 



ido ni 11 beneficios 
i oti I in iquina de 



¡QUEDAN POCOS! 

Antes de que se agoten, pida Ud. su 
ejemplar del libro 

"RADIO PRACTICO" 

El mejor texto de radiotelefonía que 
se ha publicado en castellano. Vale 
UN DOLAR el ejemplar. Pídalo a: 

EDITORIAL DE CHALMERS 
516 Fiifth Ave. New York 



Letreros y Carteles 

Cómo hacerlos 
fácilmente 

f~'ON los moldes de Le- 
^^tras sólo hay (lue tra- 
zar los caracteres y lle- 
narlos. Asi se obtienen 
excelentes resultados en 
toda, labor de carteles y 
letreros. Pueden pintarse 
sobre .cualquiera superficie en la que se pueda trazar 
con lápiz y pintura. Cada letra está hecha de resis- 
tente cartulina y con los cantos asudos y bien corta- 
dos. Con estos moldes se traza r.ápida y diestramente 
con resultados asombrosos. 

Vienen en estilos y tamaiños para toda ocasión. 

Pídase Folleto Descriptivo. 

JOHN F. RAHN, 

2120 N. Ncva Ave., Chicago, IH., E. U. A. 




PÁGINA 91 



á 



APRENDA 

INGLÉS 

con su 
Fonógrafo 




Aprenda inglés en su 
casa, en sus momentos 
de ocio, por medio de 
un nuevo método de 
conversación recomen - 
dado por la embajada 
de Espaíia en Estados 
Unidos. Se aprende in- 
glés escuchándolo. Los 
discos se adaptan a 
cualquier fonógrafo. 
Millares lo han estudia- 
do con éxito. 

Pida Catálogo Gratis 

SCHOOL OF LANGUAGES 

International Correspondence Schools 
Box 5327, Scranton, Pa., E.U.A. 

Sin gastos ni compromisos de mi 
parte, tengan la bondad de enviar- 
me su folleto gratis que describe el 
nuevo método de conversación para 
aprender INGLES. 



Nombre,.... 
Dirección.. 




Hecorte 
este 
aviso. 



Enf.ro, 1928 



DESDE EL PRIMER 

Momento Podrá Tocar en él 

Ud. puede tocar en este 

Saxofón "Jazzy" 

inmediatamente. No os nece-sario que 
aprenda mú.sica. Se toca por números 
en vez de nota.s. Toque en bailes, ter- 
tulian, etc., hAgase popular, consiga 
ainieos y gane dinero. Mide 20 pul- 
gadas y c3 hecho de metal pulido. Or- 
dénelo hoy ml.'-mo y le enviaremos, 
adi-Miás, 87 canciones gratis. Sorpren- 
da a sus amigos. 

Mande solamento 
.$ e.nn Oro Amerl- 
nosotros le mandamos el 
Saxofón y las canciones. Nosotros 
pagamos el porte. (Dos por sola- 
mente S11.50). Uemlta giro postal 
o hancarlo o moneda americana. 
Garantizamos satisfac<-16n. Pídalo 
hoy mismo. FERRY & CO. Depto. 
3IG, Chicago, llls. E. U. üe A. 



Oferta Especial 



CINE-MUNDIAL 

DE LOS ÚLTIMOS 
ESTRENOS 




Rudolph Schildkraiit y Tommy Shannon 
en " Un Arpa Empeñada " de Pathé. 




^-_ÍJ^-, 



Willicim Boyd y Bessie Love en "Des- 
file de Gala, de P. D. C, Pathé. 




Tom Moore, Pliyllis Haver y Jacqiieline Logan, 
en "La Esposa Prudente" de De Mille-Palhé. 




Leatrice Joy y Viciar Vanoiu. cu El 
Ángel de Broadway" de DeMille-Pathé. 




Una escena de "La Pelen de Fondo", 
con Vera Reynolds, de DeMille-Pathé, 



¿Esta Ud* Sietniíre 
Cansado? 

¿^^É siente usted cansado y soño- 
Sy liento — sufre de dolores de 
espalda, dolores de cabeza y vahi- 
dos ? ¿La secreción de los riñones 
es escasa y ardiente? 

Esas son con frecuencia señales 
de inactividad de los riñones y no 
se deben desatender. Demora en 
hacerlo es exponerse a contraer 
arenillas, hidropesía o reumatismo. 
Use las Pildoras de Foster. Esti- 
mulan los ríñones y los ayudan a 
eliminar peligrosas impurezas. Las 
Pildoras de Foster tienen una repu- 
tación mundial, i Pregúnteselo a su 
boticario! 

Pildoras de 

FOSTER 

Para Los Ríñones y La Veíiga 

Foster-McClellan Co., Buffalo, N. y.. E. U. A. 



aquí tiene ud. 
ün negocio 
lucrativo 

Necesitamos 

Agentes pora 

Vender 

nuestros ramos de ca- 
lidad superior, pero a 
los precios más eco- 
nómicos : 



JOYAS CON DIJES PARA RETRATOS 
CUBIERTAS PARA COJI- 
NES. CON FOTOGRAFÍAS 
CROMOS — ESPEJOS — MARCOS 
AMPLIFICACIONES FOTOGRÁFICAS 
CRUCIFIJOS LUMINOSOS 

FOTO-MEDALLONES. 

Pronto y Esmerado Servicio. 

Catálogo Gratis, en Ks-pañol, a Solicitud. 

JAMES C. BAILEY & CO. 

(Casa Fundada en 1SÍ12) 
604-610 Blue Island Ave., Chicago 111., E.U.A. 





¡Contrarreste el Sudor Excesivo! 

I Nuevo, admirable! ^Mantiene las J^ 
axilas y el cuerpo secos y libres X^í* 
de malas olores. Protege los vesti- 
dos. Asegura constante pulcritud. 

SATISFACCIÓN GARANTIZADA 

Al lei'ilio de Sl.On oro la enviaremos 
lina hotella de X-O-PHR y. si no sa 
tisface. üd. devuelve el Que no haya 
usado y la reembolsaremos el dó- 
lar, i Pida hoy este maravilloso 
enemigo del sudor exce-sivol 

B. & B. LABORATORY 

4010 Lincotn Ave. 
Dept. 220 CHICAGO, ILl, 




PÁGINA 02 



CINE-MUNDIAL 



lo aprende el alumno de memoria. ¿Qué puer- 
ta de escape le queda al parroquiano a quien 
se ha rodeado de. un férreo arco de lógica 
socrática? Absolutamente ninguna. 

En la clase, el profesor de eficiencia pone 
continuamente a prueba la agresividad y el 
ingenio de sus alumnos. Se inventa situa- 
ciones comprometidas; por ejemplo, aquella 
en que un jiarrüquiano desiiabilado, decidi- 
do a no dejarse atrapar, hace añicos la te- 
sis del vendedor. Y acaba por preguntarle 
por alumno: "Bueno, Mr. Livingstone, su- 
ponga Ud. que la señora de la casa, después 
de vencer su argucia, persiste en no comprar 
el cachivache, ¿qué haría usted?" El alumno, 
ya picado su amor propio, responde sin va- 
cilar: "Pues le echo mano por el cogote y 
la digo: Señora, o se queda Ud. con el ad- 
minículo o le rompo el bautismo." Una salva 
de aplausos acoge estas palabras. La clase 
en pleno ha premiado al condiscípulo aven- 
tajado. Y el profesor declara satisfecho: 
"Lleva Ud. en el alma el verdadero espíritu 
del hombre-dínamo. Usted hará carrera." 

Muchas son his personas que odian al hom- 
bre-dínamo. Verdad que su persistencia y 
agresividad son capaces de sacar de quicio 
al ciudadano más reposado y evangélico. Sin 
embargo, creo que esa actitud de animadver- 
sión es injusta. El vendedor yanqui es sim- 
plemente un producto — podemos decir que 
hasta inconsciente — del medio ambiente que 
aquí impera. El industrialismo y la mecani- 
zación han creado esa polilla humana, capaz 
de roerle los bolsillos hasta a una estatua 
de bronce. 

Tomemos en consideración que el hombre- 
dínamo está sujeto a esa horrible tortura 
que se titula "las cuotas". Su territorio de- 
be producir indefectiblemente cierta cantidad 
en ventas y esta suma aumenta cada año. Si 
por desgracia se queda corto un año, se le 
escriben cartitas indecorosas y se le mira con 
so.specha; si falla el segundo, se le despide 
ignominiosamente. 

La profesión del hombre-dínamo exige al- 
go de rebajamiento personal. El catecismo 
industrial que él se aprende de memoria no 
admite derrota alguna. Aun en las situacio- 
nes más comprometidas, el vendedor no debe 
dar su brazo a torcer. Tal cosa se considera 
más deshonrosa que un fracaso militar. Una 
de las preguntas que comúnmente figura en 
el susodicho librito es la siguiente: "Si el 
parroquiano, enfurecido, le administra un 
puntapié y lo arroja a la calle, cerrándole 
la puerta en las narices, ¿qué hace usted?" 
Y la respuesta es: "Pues me vuelvo a colar 
por la de la cocina." 

El hombre-dínamo debe inspirarnos com- 
pasión. Los hay que van casa por casa ven- 
diendo sus menjurjes, y, al verlo venir, toda 
la familia se lanza al campo por una puerta 
trasera, como si se tratara de un apestado. 
Para mayor desdicha, una nueva contingen- 
cia amenaza las actividades de este campeón 
del toma y daca: el perro de presa. Indivi- 
duos de negro corazón empiezan a recurrir 
al can de malas pulgas para poner coto a 
la agresividad del hombre-dínamo. Mas los 
profesores de eficiencia estudian ardiente- 
mente el caso, y pronto figurará en el cate- 
cismo del vendedor un capítulo especial acer- 
ca de cómo vencer la hostilidad de los fero- 
ces caninos. 

No, no hay que odiar al hombre-dínamo, 
que el sentimiento del odio no es cristiano; 
sin embargo, la prudencia exige que antes 
de lanzarlo a la calle por la puerta de en- 
trada, acerrojemos fuertemente la de la co- 
cina. 

Enero, 1928 



Ttade Marte Beg. TJ. 5. Fatent Offiee. 



^ü- 



^4/?4 






o?; 



^'vcutissuavey 



a^^® 



AZUFRE 
PURO 



T^ii jabón esencialmente medicinal para el tocador y el baño. 
Purifica y embellece. Quita las manchas. Imparte alivio contra 
el calor. Su uso diai-io conserva la piel saludable y mejora mu- 
cho el cutis. 

La superior calidad del Jabón Sulforoso de Glenn hace que se 
trate de imitarlo. Tenga cuidado con las falsificaciones. Pídale 
a su comerciante el genuino Jabón Sulfuroso de Glenn, y así 
obtendrá usted lo mejor. 

De venta en todas las farmacias. 

CENTURY NATIONAL CHEMICAL CO. 

Sucesores de 

C. N. Crittenton Co., Fabricantes, 86 Warren Sí., Nueva York, E. U. de A. 

Tintura de Hill para el cabello y la barba. Negra o Castaña 50 cts. Oro 



Los que Buscan Diversión por Todo el Mundo 

Encuentran belleza y comodidad en las 




Butacas de Teatro de la American Seating Co, 

Únicamente las mejores butacas deben tomarse en consideración cuando es 

necesario hacer tan enormes gastos de transporte e instalación solamente. 

Siempre resultan baratas a fin de cuentas. 

AGENTES EXCLUSIVOS: 



Texidor Company Ltd.. Habana., Cuba. 
('. K. Elmendorf. San .íuan. Puerto Eico. 
Crocker & Company, Montevideo, Uruguay. 
Mai GlucksmaQ, Buenos Aires, Argentina. 



T. Elliot Rourke, Santiago, Chile. 
.Tose AI. Rosales. Bogotá, Colombia. 
Miguel Jiménez M., San José, Costa Rica-, 
Doctor Gustavo Penna. BeUo-Hori2onte. Brasil. 



AMERICAN SEATING COMPANY 



DEPARTAMENTO DE EXPORTACIÓN 



119 West 40tb St., New York, E. U. A. 

PÁGINA 93 



Enero, 192S 



CINE-MUNDIAL 



PÁGINA 94 




— ¡Buen Provecho! 



— ¡Y buenas digestiones! Las mías son exce- 
lentes: tomo Sal Hepática. 

T TNA copa de buen licor es para el hombre sano 

^^ como chisporroteo de alegría. Pero ¿no será 

Ud. de los que ven reflejado en el cristal un dolor 

de cabeza para el día siguiente? Un buen laxante, 
como SAL HEPÁTICA, vigoriza, anima y estimula. 



Buen provecho y buena salud: 
Eso trae SAL HEPÁTICA 




bAL AtPÁTICA 

Elaborada por los fabricantes de la Pasta Dentífrica IPANA 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 




,->>% 



r 

h 




{ ;% 



I /I j i*»'?*'^' 







!:>^...,u 





■- «*~<»SMW!«^"* 






Jíl aire libre, todo invita a la Kodak 

En la playa, en el jardín, en el paseo o en la 
montaña, la Kodak perpetúa el recuerdo de los 
ratos agradables. 

Si recordar es vivir, con la Kodak no se olvida. 

Todas las Kodaks son Auto^rájicas 



Eastman Kodak Company, Rochester, N. Y., U. S. A. 

Kodak Argentina, Ltd., Buenos Aires Kodak Cubana, Ltd., La Habana Kodak Mexicana, Ltd., México, D. F. 
Kodak Brasileira, Ltd., Rio de Janeiro Kodak Chilena, Ltd., Valparaíso Kodak Uruguaya, Ltd., Montevideo 




Escribe sin Esfuerzo 
Cañón Indestructible 

Color, Lustre y Belleza de la Joya " " 
28° I o Más Liviana que el Caucho 



L 



A atracción capilar, combinada con la atracción de gravedad en 
el flujo de la tinta, producen la pluma que escribe sin esfuer- 
zo: la nueva Parker Duofold. 



Permanita irrompible, 28% más ligera, substituye al caucho en la 
fabricación de los cañones para estas plumas-fuente, que vienen en 
tres tamaños distintos, 5 combmaciones ele colores bellos como 
joyas, y con puntas de seis graduaciones distintas. 

Una pluma que puede utilizarse indistintamente en la oficina, o 
como utensilio caligráfico personal para llevarse consigo, y que 
hace juego con lapiceros de la misma marca. 

Treinta y cinco años de labor en 47 perfeccionamientos, y la fabri- 
cación de 16 millones de plumas fueron menester para alcanzar 
esta victoria. 

Y, aunque no hemos aumentado los precios, las puntas de la 
Duofold contemporánea son las mejores que se fabrican en el 
mundo. 31 operaciones distintas requieren. 

Escriben con una facilidad que no ha podido igualar ninguna otra 
pluma. Ceden, sin doblarse, a cualquier estilo de escritura: por 
eso pueden prestarse sin temor de que las dañen. 

Ni entre los de las joyas se encuentran colores tan bellos como 
los de los brillantes cañones de Permanita de las plumas-fuente 
Parker Duofold: Amarillo de Cromo, Jade, Laca roja. Azul lápiz- 
lázuli y Negro brillante con ribetes de oro, — todas con el casquete 
negro. 

Todos los días millares de personas se detienen en las tiendas del 
ramo para probar estas plumas que escriben sin esfuerzo. Que 
su mano, también, pruebe este placer. Note cómo el ligero cañón, 
de forma perfecta y bien equilibrado, facilita su destreza en la 
escritura. 

Sólo debe cuidarse de: buscar la marca " Geo. S. Parker- 
DUOFOLD " grabada en el cañón, porque esta es la pluma-fuen- 
te más imitada en todo el mundo. Busque la genuina y obtendrá 
estos nuevos resultados. 

THE PARKER PEN COMPANY, 

JANESVILLE, WIS., E. U. A. 

xarker 

"Duofbld 



Duette 



e^E»- 



"lísV 



Distribuidores de Plumas -Fuente y Lapiceros Duofold: 



ARGENTINA 

Elver Píate Supply Co. 
iiíi7//.íín& y Cía., 
769 Moreno 775, 
liuenos Aires 

BOLIVIA 
Murillo Hermanos, 
Calle Comercio Nos. 5-7, 
IjI Paz. 

BRASIL 
Paul J. Chr¡.stoph Co., 
!I8 rtiía Ouvidor, 
Itio de Janeiro. 

CHILE 
Curijliey y .lol're, Ltda., 
Casilla 530, Santiago, 
Ca.s¡lla 508 V., Valparaíso. 

COLOMBIA 
Zubiría, .Tirn(;nez & Cía., 
Calle 13, No, 190-192. 
Uogot4. 



Emilio Royo, "Lllwería 

Cervantes". 
Apartado de Correos 233, 
Barranauilla. 
Hijos de Augusto Tono. 
Antdo. Nacional No. 12. 
Cartagena, 

"Librería Kestrepo", 
líestrepo Pérez ¡c Co., 
Medellín. 

COSTA RICA 

Costa Rica Meroantile Co, , 
Apartado 19, San José. 

CUBA 
Unión Comercial de Cuba. 

H. A., 
Mercaderes 14, Habana. 

REP. DOIVIINICANA 
.7. D. Maxwali, 
Santo Domingo. 



DUTCH WEST INDIES 

Marchena & Morón 
P. O, Box 13, 
Curacao. 

ECUADOR 
V. M. Janer, 

Calle de Pichincha N, 414. 
Guayaquil. 

GUATEMALA 
Tropical Trading Co., 
8a, Avenida Sur No. 29, 
Guatemala. 

HONDURAS 
Huber Honduras Co,, 
Teguoigalpa, 

ISLAS FILIPINAS 

n. E. lleacock & Co.. 
P. O. Box 119. Manila, 
I liccl<. Inc. 
20 Plaza Moraga, Manila. 



MÉXICO 

National Paper & 
Type Co., México, D. F. 

NICARAGUA 

Arthur O. Wallace, 
Managua. 

PERÚ 

National Paper & 
Type Company, 
Sanio Toribio 240 al 2CG, 
Lima 

PANAMÁ Y ZONA 
DEL CANAL 

Kelso-.lordan Sales Co., 
Masonlo Temple, 
Cristóbal. 



PUERTO RICO 

National Paper A 
'J'vpe Comnanv. 
P, O. Bo.^; 345, San ,Tuan. 

SALVADOR 

E. E. Huber Co., 
San Salvador. 



URUGUAY 

Pablo Ferrando, 
675 Sarandi 681, 
Montevideo. 

VENEZUELA 

íi. Mosquera & Company, 

Caracas. 

Villasmil y Cía.. 

P. O. Box 235, Maracalbo. 



I€V- 




8ru este número:.^ 

¿S)uiéru hace^ la música 
yanqui? <^ VHovarro se con- 
fiesa -^ 81 último capítulo de 
la vida de IJalentino, 



EJEMPLAR, 20 CENTS.; Subscription anual $2.00 oro americano o su equivalente.— EN ES- 
PAÑA, Ejemplar, Ptas. 1.50.— Subscripción anual, Ptas. 15.— Entered as second-olass matter 
October 7th. 1920, at the Post Office, at New York, N. T., under the Act of Marcli 3rd, 1S79 
— Eegistrada e inscrita en la Administración de Correos de la Habana, como correspondencia 
de 2da. clase. Febrero 1927, Vol. XIII, No. 2.— A monthly published by Chalmers Publishing 
Co., at 516 Fifth Ave., New York, N. Y, — Subtcription price $2.00. Single copy: 20 cent» 




PEMCNINAJ Dt r^LCINCCT 

Estímulos de Belleza y Apariencia 



Aseo y Pulcritud Personal 

LAS Sobaqueras de Kleinert impiden que ios vestidos 
^ se manchen y despidan los olores desagradables del 
sudor axilar. Vienen en tipos para toda ocasión : para po- 
nerse a los trajes de todos los estilos, y docenas de modelos 
distintos en forma de canesú. 



4^ 



Para protección de las faldas, lo más indicado son los 
\ Delantales Sanitarios y las "Santalettes" (en estilo 
de pantalón), que evitan que se manchen y estrujen 
las faldas. 



\ 



\ 



\ 



-7^ 



y^ 



.\ 



\ 



^\ <> \ 



Factores de Belleza 



^%^ ' >,\ "Krinx", suave y absorbente, quita el cold 
% ^o ^^ cream de la cara, limpiando perfectamente 
'> o^ A^ \. los poros de toda materia nociva. Deja 
% %, ^x\ ^^ ^^'^ sedosa, nítida y radiante. El uso 
^^J''-,:. xi\ constante de "Krinx" estimula el 



\ 



eseo, 



<^ '^^ V> \ cutis. 





<*iÜJuiüuiito>^ 



Tobilleras Kleinert' s — Prendas de Elegancia 

Un método cientifico y económico 
para reducir los tobillos a su normal 
esbeltez, segura y cómodamente. 
Vienen en colores natural y rosado, 
de manera que pueden llevarse siem- 
pre, sin ser notadas, debajo de la 
media. Recomendadas, también, en 
casos de várices (dilatación de las 
venas). 
Para reducir el busto y las caderas, los Miracle Re duc-ers 
de Kleinert, que eliminan gradualmente la grasa supérflua 
y prestan gracia y esbeltez al contorno. Vienen de piezas 
separadas y en combinación. 

La perfecta Almohadilla Sanitaria 

KEZ— la Almohadilla Sanitaria Perfecta, tiene características 
exclusivas: la parte inferior de la 
Almohadilla KEZ rechaza la hume- 
dad, ofreciendo así mayor protec- 
ción; es soluble, permitiendo su 
disposición fácil e higiénicamente ; 
se esteriliza y contiene un desodo- 
rante eficaz,- por eso prestan se 
guridad absoluta. Las de más espesor 
tienen 16%% de mayor capacidad 
absorbente. 




; OFERTA ESPECIAL .' 

Mándenos el cupón con 10c oro americano o su equivalente y recibirá, a 
correo seguido.unBolsito de Kleinert paraMota dePolvos con una Mota. 




1. B. KLEINERT RUBBER CO., 485 Fifth Ave., NewYork.U.S.A. 



■■ 



Febrero, 1928 



CINE-MUNDIAL 



PÁGINA 99 



Los artistas más populares 

en la América hispana 

graban en Discos Victor 




Artistas Victor 
Rosita Quiroga 

Juan Pulido 

Margarita Cueto 

Orquesta Internacional 

Orquesta Típica Victor 

Carabelli Jazz Band 

Jorge Añez 

Alcides Briceño 

Carlos Mejía 

Mariano Meléndez 

José Moriche 

Antonio Utrera 

Agustín Magaldi 

Alfredo Pelaia 

Orquesta Típica Mexicana 

Libertad Lamarque 

Marimba Centroamericana 

Aguilar y Pagés 

Santiago Arricia 

J. Guido y su Orquesta 

Los Huasos de Chincolco 

Rosita Montemar 

Gloria Guzmán 

Orquesta Típica "Anahuac" 

José Bohr y su Orquesta Típica 

Carlos Dix 

Rodolfo Hoyos 

Orquesta Romeu 

A. Ferrazzano y su Orquesta 

Típica 

Mariachi Coculense 

Francisco de P. Yáñez 

Lomelino Silva 

y Otros 



La música popular que Ud. oye y busca, 
la música de palpitante actualidad, la 
encontrará Ud. siempre en los nuevos 
discos Victor ortofónicos, interpretada 
impecablemente por los artistas más fa- 
mosos en este género de música. 

Al margen hallará Ud. los nombres 
de cantantes y agrupaciones musicales 
que hoy día gozan justamente de mayor 
popularidad en el continente americano. 
Canciones, tangos, pasillos, bambucos, 
boleros, cuecas, maxixes, fados y otros 
aires típicos forman su extenso repertorio 
Victor. Tal vez reconozca Ud. a muchos 
de ellos. Y para deleite ilimitado de los 



aficionados, los nuevos discos Victor orto- 
fónicos proporcionan los bailables de más 
reciente éxito ejecutados inimitable y 
magistralmente por la conocida Orquesta 
Internacional, la Orquesta Típica Victor, 
la Carabelli Jazz Band y otras agrupa- 
ciones musicales de gran mérito y 
renombre. 

Pida al comerciante Victor más 
cercano una audición de estos discos 
tocados en la maravillosa Victrola 
Ortofónica, la que se puede obtener 
en variados y elegantes modelos a precios 
al alcance de todas las fortunas. Hágalo 
hoy ?nismo. 




Los 

Nuevos 



D 



Vi 



iscos V ictor 



Ortofónicos 



VÍCTOR TALKING MACHINE COMPANY, CAMDEN, NEW JERSEY, E. U. de A. 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



Febrero, 1928 



CINE-MUNDIAL 



PÁGINA 100 




Esta tapa y la etiqueta 
Clicquot Club garanti- 
zan el contenido de cada 
botella. 




I A esencia del Ginger Ale Clicquot Club es una 
mezcla de los más finos ingredientes, que se añeja 
^ en cubas grandes, como los viejos vinos generosos, 
y luego se diluye con agua pura y "cristalina "del famoso 
manantial Clicquot Club. 

Resulta esta bebida deliciosa y refrescante, delicia de los 
más exigentes epicúreos. El sabor de ambas clases de este 
Ginger Ale, Seco Pálido y Dorado, es de una exquisitez 
que sólo puede obtenerse mediante los métodos exclusi- 
vos con que se mezcla y añeja la esencia del Clicquot 
Club. Es, realmente, el único Ginger Ale que se añeja 
debidamente. 

Si el Ginger Ale Clicquot Club 
Prueba por primera vez. 
De su exquisito sabor 
Prendado quedará usted. 

CVVc(vuo\ CVu\) 

De dos clases -Seco Pálido (PaleDry) y Dorado (Golden) 




El Ginger- Ale que se Añeja 

CLICQUOT CLUB COMPANY 

Millis, Mass., 
E. U. A. 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



^ 



Febrero, 1928 



CINE-MUNDIAL 



PÁGINA 101 



25,000 Millas 

en menos de 23*000 MinutOS 

ro/2 //// STUDEBAKER 

COMANDANTE 




^OS COCHES 

Studebaker, 
modelo Comandante, 
estrictamente de serie, 
recientemente batie- 
ron los records mun- 
diales de velocidad y 
resistencia, al recorrer 
25.000 millas (40.225 
kilómetros) en menos 
de 23.000 minutos 
consecutivos. Un 
tercer Comandante cubrió la 
distancia en 24.200 minutos. 

Estos coches Studebaker de cons- 
trucción común y corriente, do- 
tados de equipo completo, re- 
corrieron una distancia mayor que 
una vuelta al mundo, a una velo- 
cidad media de ¡casi dos kiló- 
metros por minuto! La carrera 




Más deuna vuelta al mundo, a razón 
de 105 kilómetros por hora. 



fué fiscalizada por la 
American Automobile 
Association, cuyos de- 
legados tomaron el 
tiempo de los coches 
y verificaron si su 
construcción era 
standard. 

Quedará Vd. encanta- 
do después de tomar un 
paseo de prueba en un 
coche idéntico a estos 
Studebaker campeones. Venga 
hoy mismo a nuestro Salón y se 
convencerá de que los Studebaker 
son tan sensacionales por sus 
hazañas, como por el valor intrín- 
seco que ofrecen. El módico precio 
del Comandante incluye muchos 
accesorios suplementarios, sin re- 
cargo de precio. 



STUDEBAKER 



FABRICANTES DE VEHÍCULOS 




DE CALIDAD DURANTE 76 AÑOS 



^L9^w/%^ 



Menciónese esta Revista al dirigirse s los anunciante*. 



Febrero, 1928 



CINE-MUNDIAL 



PÁGINA 102 




/ 



EL NUEVO 




Un Nuevo y Mejor y Más Veloz 
Marmon-Ocho a Precios Económicos 



Funcíonaíníento- Motor de 8 cilindros en 
linea y 86 caballos de fuerza (construcción 
Marnion), que desarrolla una velocidad de 
/O a 8o millas por hora. La aceleración más 
rápida que se conoce. 

Aí)aríencía— Su apariencia exquisita supe- 
ra hasta a la de coches de mucho mayor 
precio. Diseño completamente nuevo. Guar- 
dafangos, radiador, faros y lámpara de bo- 
vedilla de diseño exclusivo. El interior es 
un nuevo triunfo del arte decorativo. La 
Marmon ha abandonado los procedimientos 
de construcción comunes y el resultado es 
este automóvil extraordinario. 



Fctcíi yíarch.a" con distancia entre los ejes 
de 120 pulgadas, este coche tiene las dimen- 
siones cómodas que hasta ahora fueron ca- 
racterísticas sólo de los coches más volumi- 
nosos. El perfecto equilibrio de chasis com- 
binado con amplios muelles emplazados en 
caucho, añaden peso a la reputación del 
Marmon como "el automóvil de marcha 
más fácil del mundo". 

Vxecios y Tipos- Seis tipos distintos de ca- 
rrocería; precios desde $1895 (ninguno ma- 
yor de $2000), f.o.b. fábrica. 



En la próxima edición de esta revista revelaremos el segundo gran avance del Nuevo Marmon: un coche de 
ocho cilindros en línea y genuina calidad Marmon, a precios aun más económicos. Detalles completos a solicitud. 



Marmon Motor Car Company. ^ Indianapolis, Ind., 

Establecidos en 1851 



E.U. A. 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



Febrero, 19-'S 



CINE -MUNDIAL 



r Agina 103 






r-lucstros agentes locales 
mostranm complacidos 
los últimos modelos de 
lámparas para la casa y 
la oficina. 



Más luz:— casas alegres 

y oficinas más eficientes 

Las lámparas (^yi/ííller alegran a la par que acrecientan y realzan el 
ambiente doméstico. Las hay de gran variedad de'esfilos y pulimentos 
atrayentes para cada aposento de la casa. Lámparas colgantes 
oyi^líller para el comedor y la sala, lámparas especiales para la 
cocina, brazos murales artísticos para salas, corredores, antesalas y 
dormitorios, y bellas y elegantes lámparas portátiles de mesa y de 
piso para cada habitación. 

Alumbre bien su casa. Proteja la vista de los miembros de su familia. 
Haga de su morada un palacio al cual invite Ud. con orgullo a sus 
amigos. 

En la oficina el buen alumbrado mejora el trabajo y la producción, y 
con frecuencia repone su costo, con creces, haciendo posible el reali- 
zar la misma cantidad de trabajo con menos personal. 

Sociedades filiales y representantes que sirven con esmero y eficacia: 



A ryen 1 ina — General 


C o 1 o in )■■ i a — ínter- 


y. ua.lor — Guayaquil 


Paratiiiay — General 


ElTtrif , S. A.. Bucnc: 


natioTiql General Elec- 


Ap,en'-ics Co., Gua- 


Electric, S. A., Buenos 


Aires; Ronario; Cer- 


tric, S. A., Barran- 


yaquil. 


Aires, Argentina 


dosa; Tiii-unir.n; Men- 


quilla; Bogotíi; Mc- 


_ 




doza; Santa Fe. 


dellín. 


Jíspana y sus colonias 


Perú — W. R. Graee 






— Sociedad Ibérica de 


& Company, Lima. 


Rol i \- ¡a — International 




Construcciones Eléc- 




j,íae^incry Company, 


Cuba — General Elec- 


tricas, Madrid; .Bar- 


Puerto Rico — Inter- 


La Paz y Oruro. 


tric Company of Cuba, 


celona; Bilbao. 


national General Elec- 




Habana; Santiago de 




tric Company of Poito 


r.rusil — General Elee- 


Cuba. 


Filipinas — P a c i f i c 


Rico, San Juan. 


tric, S. A., Río de 




Commercial Co., 




Janeiro; Sao Paulo. 




l^.Tanila. 


ITruyuay — General 


CIiüc — International 


, 


Electric, S A., Monte- 


Cenrro America — In- 


I.Iachinery Co., San- 


AícNÍcO' — General Elec- 


video. 


ternational General 


tiago; Valparaíso, 


tric-, S. A., México, D. 




Electric Co., Inc., 


Anlofagasta; Nitratc 


F.; Guadalajara; Mon- 


Ve n e : u e I a — ínter- 


Nueva Orleáns, La., E. 


Agencies, Ltd., Iqui- 


terrey; Veracruz; El 


national General Elec- 


U. de A. 


que. 


Paso, Texas. 


tric, S. A., Caracas. 



11-3-S 



GENERAL ELECTRIC 

INTERNATIONAL GENERAL ELECTRI C CO M P A N Y , IN C., S C H E N ECT AD Y . NEW YORK 



Menciónese cs(a Rcvisía al flirigirse a los anunciantes. 



Febrero, 192S 



CINE-MUNDIAL 



PAdNA 104 




Servicio Seguro y Económico 



El brillante funcionamiento, el lindo aspecto de obra 
hecha a la orden y la comodidad del vehículo grande 
son expresiones que exteriorizan la perfección recóndita 
del Dodge Brothers de cuatro cilindros. 

Durante trece años de experiencia en la construcción de 
finos automóviles, no se ha fabricado un Dodge Brothers 
de cuatro cilindros mejor que el presente. 

Las tradicionales normas de inspección y de manufac- 
tura de la casa Dodge Brothers Inc. no sólo se han 
seguido fielmente, sino que se han llevado a un mayor 
grado de perfeccionamiento. 

El servicio, la comodidad y el estilo no son, por lo tanto, 
efímeros atributos del nuevo producto. Son comple- 
mentos inseparables de la calidad de su construcción, 
que ofrecen la garantía más segura de servicio satis- 
factorio y económico durante mucho tiempo. 



DDDBE- BRDTHER5, INC 

DETROIT. U. 5. A. 





AUTDMDVI 

DoDse Brothe-r 




Moncióiusc CKla Ucvisla al (]irÍR;irsc a los anunciantes. 



JAN-778 ©C1B762531 



CLXE-MUXD/AL, revis- 
ta mensual iliislruda, con 
nhcnia de redacción y ud- 
íninistraciñn cu 5/6 Fifl/^ 
Aveniie. Xuevn York. Pu- 
blic oda por la CASA EDI- 
TORIAL PE CHAÍ.- 
MENS. cnit>ycsa fundada 
por J . E . ( '//alntcrs, Prr- 
sidcntc: A. J. C/nilmcrs. 
]'icc-Prcsid'iiic: J. P. 
C/ralmcrs, Sr.. \'icc-Presi- 
dcutc : E. J. Clialmcrs, Se- 
cretario y Tesorero; todos 
con despaelio en la direc- 
ción antes citada. 



'Director: 

"rl'. Qarcia Ortega 




Volumen XIII 
Núm. 2 
Febrero, 1928 



II cien C'.ox.-dc lii Parii- 
lutiiint, vil vi.shi lie que nn 
inicilr ijiiiiiir inuilio vn- 
( fnnilo jici'ióilicns , se d - 
i!i¡-ii II lin.iir a Iti furliiiia 
( íin linos (líiíins (jiic s .•;- 
!>i ihiiini's i/iic limen pl - 
inii: nii han 'mi.'; i/ne ver 
el aire de piciira de lu niñn. 



u m a r I O 



Barrios }\eo\ oN(it;i\os.._ _. 106 

J'or Lu'!\ L siibdl 

En i;Kü.\n\\A\' _ 107 

/'"/• ./cri;!- Ifrniiiilii 

Va. C'iAiciio _ . ]00 

E.MRI-. l.OS PlTCU.ISTAS.., ; _ .. 111 

X<J\"Al;i;<) SE CONKIKSA 113 

Por Riluardu C¡ nuil sel 

Cancionts V Caxcioneros 111 

J'ur Luis (,'. Muñiz 

CoAio SE Hace vxa Película e.v :Maukiu.... 116 
Por Julio de Diego 

Gustan- Porgue SL... 117 

Según Marco Aurelio G<dinao 

Geokce Bro\\n- el Bo^rnERO US 

/'"/- Rafael de Zayas Ruriqíier 



El \'ERUAUtKI) RODOLEO \'Ai,EiNlli\U 119 

/'()/• Ballasar Fernández Cité 

Nuestra üi'JnmÓiv 125 

Lo Ocurrido v Publicakle ix Hollvwoud 

este mes 127 

Por Don Q. 

Co.MO M, JA \']I,LA V CORIE UX Esi'AXOL 

QUE Regresa 1,30 

Por Eduardo .1. Quiñones 

Deportes \'eiíA!s-iegos en la Argentina ],-, 1 

Por Narciso Robledal 

Pos AsTUREs Levantan u:n Palacio en la 

Habana 133 

Por Luis García Ortega 

Instantáneas Peruanas de Actualidad I3ó 

Teairo, Toros "i" Boxeo en México _._^. 130 

Por Epifanio Ricanlo Soto 



L'.\, C'est París 142 

I'or Ceíei-ino R. Avecilla 

Los Liuertos hll Tirol._ 143 

Por Estélxii! Peñujiel 

.Manila P"i;srETA a un Navío Español 144 

Por Narciso Sartc 

Preguntas y Respuestas 145 

Consultas Grafológicas ] 52 

Por F. Giménez 

Cuentos \'erídicos 156 

De mi Estafeta 162 

Por M. de Z. 

PÁGINAS Femeninas 168 

Por Elena de la Torre 

Catalina Barcena 172 

Por Águeda San Martin 



Revista mensual iliisliíula áv Arfe. Letras y diveisioncs de toda ciase. Circula dondequiera que se liabla cspaño"; o portiigucs. Precios^ — en España .v Portugal: 15 pese- 
tas la subscripción anual; ÍU.IO peseta el núineroi suelto. En Argentina, Chile, Uruguay .v Paraguay: ?.5.00 moneda argentina por subscripción anual; 50 centavos mo- 
neda argentina el número suello. En ti resto del mundo: !!!2.00 oro norteamericano ;:or la subscripción anual y 20 centavos oro norteamericano por el número suelto. 



CASA EDITORIAL DE CHALMERS 



516 Fifth Avcnue, Nueva York, E. U. A. 



barrios J^oyorquinos 

Tor L,uis Usahal 



CINE -MUNDIAL 

^^. í-X. í"V. ^V. f'V, 



f"V. ''X. í'V, 



81 Judío 




Fkbrkko. 1028 



l'UUNA 106 



C I N E - M U N DIAL 




€l^W^^^^ 



ANITA l-OOS se hi/.o rici con la adapta- 
ción tcalral de su novela "Los Cíiballeros 
las prefieren rubias." iVntes, y en colabora- 
eión con su marido, escribió algunos argu- 
mentos cinematográficos de éxito. 

^Mimada de la fama, con una gran fortuna, 
Anita I.oos lia viajado nnielio, y, a sn regre- 
so de F/>iropa el mes pasado, dijo en Niie\'a 
Yorl<: 

"Pronto .abandonaré la pluma y los Esta- 
dos Unidos. Mi marido y \'o hemos resuelt ) 
radica ri\os en A'^iena, única ciudad del mun- 
do donde lioy se puede vivir civili/.adamente." 
* * * 

Ilas-^ta liace ¡loco al americano le bastalja 
con acumular ricpie/as, jiero hoy (piiere su- 
frir calor en los t r('>])ic(>s, i> alei-irsc de frío 
en el jiolo, o dar especl/iculos en l'arís. 

.^e observa land)l('-n (|ue, sin el alicienle del 
negocio, se ahui're en ludas )iarles. 



l'.u oíros sillos, los ])adres hacen el dinero. 
los lujos lo gastan con eiilusiasiuo, y los nie- 
tos \ ieuen al inurulo con los nervios enfer- 
mos. 

Aquí, el Tuismo individuo se apodera d:' 
un montón de dídares en mangas de camis.i; 
despilfarra gran partí- de frac, y, a la po.stre, 
neur()tico perdido, se decide a vivir "como un 
civilizado." 

En el fondo, lo que el americano busca, 
quieto o saltando, es lo que nunca encuentra 
en s\i ]jaís: tranquilidad. 

EL escándalo que ])recipitaron los rusos en 
la Conferencia del Desarme, projionien- 
do 1,1 destrueci(')n de todos los ejército ; y ma- 
rinas, trae a la miMuoi-ia la frase de un yan- 
((ui socialista fpie, a la senjana <le entra]- los 
l'/Stados I'^nidos en la guerra eurojiea, y)ro- 
nunciaba un discurso en Nueva Yorlí. 

— Las cosas se han jiuesto de tal modo — 
gritaba indignado — cpie si se atreve uno a 
oponerse a la guerra, lo zampan en la cárcel 
por "alterar la jia/,". 

* * í> 

ACABO de leer un artículo firmado )ioi- un 
])erÍodista de color en el ()ue se trata de 
probar que los negros son más inteligentes 
que los blancos. 

lí.so es muy discutible. 

Lo que sí es cierto es que el negro nunca 
es tan animal como el blanco. 

Para darse cuenta de lo bruto que puede 
ser un hombre hay que estudiar ciertos cspi'- 
ciincns de Suecia^ Noruega y de nuestro ¡jro- 
pio Estado de New Jersey. 

No muerden porque lo proliiben las auto- 
ridades. 

Febrero. 192S 



<t O O 

SIGUE en alza la comercialización de los 
deportes. 

Para comprender lo que esto significa, bas- 
tará citar que dos empresarios, deseosos de 
especidar con el boxeo, le han arrendado a 
Tex Rickard el "Madison Square Carden" de 
Nueva York en veinte mil dr>lares por una 
sola noche. 

Adviértase que lo único (|ue ])one Rickard 
para esa funciini es el local y los enqileados: 
la "empresa artística" corre con los sueldos 
de los pugilistas. 

Í> Í> <ír 

MIL Coolidge ha vuelto a declai-.ir ¡pu' no 
será candidato a la presideiu-ia en los 
]iri'i\inios eiiniicios. 

I )(■ no v(.)lv'erse atrás, es casi seguro que 
ali.indonará la primera magistratura con una 



Folo 
¡iiU'nialitiniil 

.Vcíl'.STCCÍ. 



ejecutoria singular: la de no hahi-rse salido 
del camino trillado ni una sola vez durante 
cerca de seis años de poder. 

Es algo estupendo irle a Mr. Coolidge con 
quejas o protestas. 

Que los delegados filipinos insisten en las 
promesas de independencia, Mr. Coolidge en 
seguida los pone en contacto con la Secre- 
¡aría del Interior. 

(Jue los señores Sinclair y Dolieny se al- 
zan con el petróleo de la escuadra, Mr. Coo- 
lidge traslada <■! asunto al Negociado de 
iWinas. 

Que los dominicanos o los nicaragüenses 
se cansan de hospedar infantería de marina, 
Mr. Coolidge les indica las funciones del Se- 
cretario de Ivstado. 

Que los mineros de Pennsylvania y Colo- 
rado aluden a que los iiatrones están com- 
batiendo 1,1 huelga a palos y tiros, .Mr. Coo- 




Oruzia Delcchla. lu cscrilorii italUiwi a i¡iiitn. se concedió el premio Xobel de Lileralnra para 1927 
U calías novelas fnlldóricus apenas lian i-ebasadu, a despecho de .su mérilo. las fronleras de su pais. 

P.-\GIN.\ 107 



C 1 X E - Ai U X D 1 .\ L 




lidgc les aconseja iiuc se eiitrex isti-ii con l;is 
íintoridarlps locales en los ]''.stados correspon- 
dientes. 

Sin embargo, no hay duda de (¡uc la nia- 
yiriii de sus ])aisanos cst'n satisfechos con 
<1 y de nue\'o lo eliírirían de buena gana. 

Expjíqiiense ustedes eso. 

í> * * 
'rST.lN saliendo en los Ivstados L'nidos inn- 
J-J elios libros curiosos. Vn panadero esei-i- 
lie reminiscencias de i)anadería; un trapecis- 
ta nos cuenta la \ iibi de circo: un ladn'm rip- 
íala c('inio as,ill,'>, a mano armada, media d>- 
ccn.i de bancos; un financiero p.\¡ilic.i e.'inuí 
se .icuínuia ))lai,i en A\'all .Si rcet. 

Todos los i|ue he leído son en <'\li-emo in- 
leresantes. 

^luchísimo más que las novelas y otras eo- 
s;is ipie escriben los Hiéralos profesionales, 
ijue poi- lo regular tratan de eTiujeiom-s, o 
asuntos, o c.osluiMbres (|Ue los ;iutores id por 
el forro conocen. 

.jl'uede dai-sc .algo m;is gracioso, pai-a el 
ipie los li.-i Iralailo personalmente, ipic h'cr 
las hislorias de .iinor o del alio comercio ipie 
.■-(■ eni|ieñ,in en i-edacla r^algunos de nuestros 
hombres de lelr.is.' 

* í> íf 
"PL pugili.sta cubano de IT-'í libras lloleau.-^ 
-•— ', .Sagiiero, que esl.'i c.iusando scnsacic'in por 
el Oesle, le ha cogido el Juego a esla geide 
\ no hay duda de (|uc hará carrera en los 
i'.slados Unidos. 

I '.I otro día liijo a un periodista: 
"(Quiero morir en esta bellísima ciudad, 
donde nunca echo de menos ,i Cuba y lodo 
ci mundo es tan amable...'' 

l'aiM )-ematar el clavo, agregí) (pie babíi 
sido cocinero cu sus mocedades — manifes- 
lacii'in siempri' <'mocionante para los ameri- 
canos, (pie se enternecen en cnanto se men- 
ciona algo de i'omer. 



Se me olvidaba decir ipie la ciudad esa 
'ií*' donde Koleaux ipiiere exb.alar el último sus- 



piro es 



Chicago. 



* * iíf- 



l.lditiis l'Uilliili. <!,■ las •■Viiliil 
lie i:,,il (urinll. 



LO de siempre, 
l'.iigenio Noel di(), gral iiilameiite, una 
(■(inferencia en un centro hispano de Nueva 
'^'ork y el público acndi(') a montones \' hubo 
gran entusiasmo. 

Luego casi le forzaron a dar otra, on un 
Icatro y cobrando nu'xlica suma por la cn- 
Irada. 

Kl )u'iblico se ipiedi') en casa. 
* i> <J 

O ruó ]iugilista europeo, Ilumbeck, el cani- 
)ic('in de ]5(!dgica, hi/,o su aparici('in en un 
ciiadiiingulo de Brookiyn y le ati/.aron una 
|ial¡za mayúscula. 

Xo pude ir a la pelea, pero con gran sor- 
)ircsa leí al día siguiente que no sabía usar 
(I brazo derecho ni pava defenderse. 

Hace dos años, este mismo Ilumbeck sos- 
luvo en la Plaza de 'J'oros de Madrid nn en- 
cuentro con mi antiguo amiga Balsa, al que 
desgraciadamente asistí, y las libertades que 
.se. lome'» con el boxeador gallego no son lia- 
ra fontadas. 

l.e puso la cara y el cuerpo como un to- 
mate, y en.saví) .sobre sus costillas cnanto gol- 
pe de izquierda y dercfcha se ha inventado 
hasta la fecha. 



i'O, 1028 



PÁGINA 108 



C I N E - M U N D 1 .\ L 




Febrero, 1928 



PÁGINA 109 



CINE- M U N D I A L 




(((■ les ¡xirccí'n 

ds. fslos cidx 

iiiplares'.' Son 

/•'«(/ Webb. (h 

la M-(i-M. 



No es lo mismo batirse con los alemanes 
que con los nicaragüenses. En asuntos de 
esta índole, existe una pequeña diferencia 
entre lirooklyn y Madrid. 

17 1, billar corriente y a cuadros ha pasado 
-*-^ a la historia en N'orte-Aniérica como cs- 
|)cct aculo capital iy.able. 

l''.l ])nblico se lia cansado de mirar cómo 
los maestros hacen reuniones interminables 
]>or los án};'ulos de la mesa. 

I.o (¡ue ahora imjicra ;n]\ú es el juego de 
tres bandas, imu'hísimo más iBOvido y que 
jiroduce carambolas sensacionales a cada do;; 
o t i'es tacazos. 

CAPAIU.AXCA dice ¡pie perdió el campeo- 
nato (le ajcdrc/, por no liaber estado prc- 

]i:i r:idii. 

riir la misma causa jicrdcmos muclios has- 
ta el pelo. 

* í> í> 

pAMir.A Qr'M!()(iA hizo una temiiorada 
V-^ (le dos semanas Cíi esla ciudad con dos 
o t;a;; buenas entradas y el i'cslo tlojas. \'.y.- 
lu\o en la "Manhallan Opera llonsc", donde 
hace un año la (lu!-|-ia'ro y los IVlendo/.a se 
ciil nsiasma |-on más de la cuenta y cou_ieti<-- 
ron el error de voh'cr. • 

1)<-I i'-xilo (|ue 1n\'o enti'e los fíallegos, as- 
luriaiiOsS, vascos, \ alenei.'inos y montañeses 
— ipie a(|UÍ forman la mayoría de los (pie 
liatf.in en 1a(|uilla iior xcr esl.-is cosas — ya 
liablar,-i la actriz ariiHMilina cuando regrese 
a su ))at ri;i. 

l'aitre los crílicos de la prensa neoyoi-qui- 
iia hizo iiu efeclo raro. Uno vh- ellos dijo 
;;!í!'o así eonu) (pu' aípiello deliía ser Arl:e, 
|Hiri|ue los .ictoi'es hablaban en una lengua 
c'-lraujera y eran ciudadanos de la disl.ante 
üueiHVS Aires. 

■Jf -t * 

Xo crea el lector ipu' quiero atacar a la 
(■om])añí;i. 

Mi ob.ieto no es otro que dar una idea de 
lo ipic re.ilmente )ias(') — poco más o menos 
lo mismo í|ue les ocurre al 90' r de los elen- 
cos teatrales de fuera, (pie x'ienen a Nueva 
>'ork. 

* * i> 

ACIlAMlü'.RI.IN, el aviador (|ue cruzó el 
Athiutico con I,c\inc, por un ]ioeo le nie- 
gan el otro día la liceuei.a )iara dirigir aero- 
planos cu el Ivstado de N'iieva "^'ork. 

•Ü <^ <t 

SE ha ])ueslo de mod.i el matar maridos en 
los listados I 'nidos. I'ai l.'i actualidad ha\- 
ante los tribunales cu.airo o cinco casos de 
(lamas (pie, sin and;ir.se ]ior las r.imas, des- 
¡lacharon .1 sus esposos al otro barrio. 



líiith .Snyder, una de ellas, ha sido conde- 
nada a la silla cU'-ct rica y est.i en caiull.-i. 

!',1 asesinato fu(- algo brutal, y ha dado 
lugar .1 mi incidente iieregrinn. 

I ai sujeto (le Uúffalo cseribi(') a las auto- 
ridades ofreciendo sus ser\ icios como \-erdn- 
go; y una muchacha jo\'en, \'cciiia de Nue\a 
^'ork", desea morir en su lugar. 

Ninguno de los dos conoce a Mrs. Snyder. 

ft <í ^5- 

DOS individuos \enían hablando sobi'e el 
liueute (le uno de los barcos que alrti- 
\iesan de \ue\a York a Nueva Jersey, l'iio 
era joven y de estatura regular; el otro alto 
V obeso. Era de noclie. El gordo sacó una 



PÁOIXA 110 



C I N E - A í r \ 1 ) I A L 



ENTRE LOS PUGILISTAS 




Johny Risl<o. de Cleveland, ii Paulino Vzcudiin en las oficinas de la comisión, de Uo.veo el din 

del di.'.cníido ennientro. Ganó Hisko por pantos, annqne el nasco quedó aquella ^ noche .mucho 

mejor que en todas sus otras peleas neoyoor (¡ninas — si se exceptúa la de Wiíls.- 



V(.v/(í del único " hixn-h-iloivn" de la 
Incluí enlic De Knli // lia luh. e I; . ocn- 
iriilo en el caiirlo asalU). ¡A helija. 
(¡ae eslinm rrciliiendn loil., I,i nuche, 
¡taró aun dereiha eon la iiuijnda ij 
se ¡lino II tierra. 1.1 ijolpe le liiro 
poro efecto j/ se incorfjoró untes de 
que el ■ Juex empegara u contar. 



EBRERO, 1Q2S 



m 



C I N E - iNl I' X D ] -\ L 



AL Senador Snioot lo cliiflaron en FiladeJ- 
fia y tuvo que abandonar la plataforniM 
,sin poder concluir su discurso. 

Según parece, tuvo el poco acierto de em- 
pezar a leer datos estadísticos, y el público, 
cansado de números y lata, lo mandó a freír 
espárragos. 

Este es el legislador que, con su n>anipii- 
lación de los aranceles para favorecer a lo,; 
remolacheros norteamericanos, es responsa- 
ble en gran parte de la crisis por que atri- 
\ lesa Cuba desde hace varios años. 

i> í> * 

LA aviadora Ruth Eldci' lia firmado contra- 
to con una empresa de xariedadcs para 
rccoi-rer diferentes teatros de Norle Améri- 
ca cxiilicando sus a\'cii(uras arreas. Dicen 
([lie \c dan .$100,000 poi- la lemporada, pero 
dudo i|uc Ih'iíuc a la mitad lo <|ue rcalmenh- 
xayaii a pagarle. 

Oe todos modos, es e\'idente <nic el marid;) 
(Ir csla cliica, \íj\ yaiii|iii (inc trabaja en l'a- 
nani:'i mientras ella \ ncla o recibe nied.allas, 
ha hecho el ]iapel más desairado de estos 
I ienipos. 

Durante las ceremonias en Nueva York, 
ni liis |)ei-iiicl¡.sl as, ni el ¡ii'iblico ni su mujer 
le ])reslaia)u la menor aleneii'in. 

¡<>'ué ri(h\-ulo luás formidable! 

<í i> <t 

LOS vctei-anos salieron escandalizados del 
teah-o en que se estrenó la otra noche 
>nia cÍ7ita en la que Alicc Joycc, iiderprí-- 
taiido a la heroína, se deja sediu-ir. 

l'.u los lierrqios (le la "Kaleni", .\licc sieni- 
pre rc)ii'esentaba "la mujei- ideal americana" 
y los directores de la empresa no permitían 
ni ((uc se la besara. 

<ír <> O 

POU fin Ilenry ]''ord lia anunciado al ¡n'i- 
hlico SU;; nue\'0;; luodelos de automiWil 
y 1.1:1 iniíiorlante han considerado los diario; 
ani(M-ic:ino.s la noticia que, ('/; pfiíiit'rii plaini 
y sin cobrar, publican dcseri]iciones >■ folo- 
gr;ifí;is de his máquinas. 

Ivslo (l;\¡;irii p;i tidif usos a lo.s administra- 
dores de periódicos de l;i .\m<'rica Hispana, 
que entienden de otro modo hi publicidad y 
el periodismo. 

:!; :¡< :¡: 

lie li;iblado del asunto con veinte o treinta 
yanquis amigos >■ he jiodido coinenceriihc de 
(¡ue .Mr. Ford es el i'mico americano que ha 
lo/rrado inspirar en sus ]i;dsano.s una con- 
f¡;in/.a absoluta. 

1.0 creen ineap;iz de mentir o exagerar 
(.■n ciiesliones coniere¡;des. 



Denti-o de su precio, el antiguo Ford era 
un antoniíivil jierfeclo. 

l\ vo era un coche en (|Ué todo se h;d)í;i, 
K;icrific.ado a la ulilidad; muy fuerte, muy 
duradero, muy burgu('s, muy ordinario, y el 
]iúhlieo norteamericano de hoy, que perdo- 
na hasta lo feo, no tolera la falt;i de línea 
o (le color. 



Hace ;iño,s un inventor de Cleveland (lui- 
so interesarme en un ;iiief;icto jiara anun- 
ciar. 

"No sólo se \en los a\'isos sino toda Li 
rar el liai-co, y lo .sacaron del agua medio, as- niaciuinaria del aparato, (|uc es de un;i be- 
ri.\i;ido. lieza inenarrable..." gritahíi en la redacción, 

el ;nar. "Xo se j)reocu|ie", di.io el ¡(mcucíIo. J'ish'i delcnido, jiero la ))olieía no sabe i]U(' Me dejó boquiabierto. 

"Ahora mismo vo.\ ;i busca r-hi". Y se lanzi) liaccr con ,1, |ii)r'ipic his un-dicos aseguran I"''';' 1"' primera \'ez que oía yo hablar de 

de cabeza, con rop.a y lodn. MuIk] (|ue ]);i- ijue no está hjco ni estaba borracho. (Continúa en Ja fagina 159) 

FeBREPO, 1928 P.ÁGINA 112 




I.ouisc Tlrool:.':. (irlishi ¡Ir J'djiíiiiniuil . ni iiiiii iinsliini iiniilrniinlii. .1 jiiziiiir jxir el broche de (tia- 
iiKinles, sil iiiiiiiij se luí de Ihuiiur Cnsliiitu . . . 11 Ceiiitiievo . . . 

caria del bolsillo, jx-ro, :inlcs de ¡loder eiise- 
íiarla, ima r;if;ig;i de bienio se l;i lle\i'i siibre 



CINE- Ai U X D I A L 




J^gvarro 



N o V A R R o 

CONFIESA 



P 



or Eduiardo Guaitsel 



^^Jí^fSTF, mes t'iii'- iiulil.ulo |Hii- la r.illi-, 
0Ur^ ¡UTO il iiilci-iiir (If la rcdac-ciiHi — 
^J^m^ un inlcriiir' ficiicraliiK-nU' amarillo de 
pared, iR-fíro con colillas en el suelo, 
y tempestuoso cada ve/. (|ue se forman lii'u- 
pos de más de imo — estu\ci tan iluminado 
fomo im árbol de Navidad: ]iasaron más es- 
trellas por aípn' ipie por el lente de un te- 
lesoopio. 

Primero vino Ilarold Lloyd, sin gafas pe- 
ro con agente de publicidad. Xo se cpiiso 
sentar, entre otras ray.oiies porque no liahía 
en derredoi- más que una silla y esa estaba 
ixupnda por los Cuentos ^'erídicos, en m'i- 
inero de dos mil quince. De yiie, pues, eiiarlc'i 
(le sus perro.s, del tiempo, de l.is ¡H-líeulas y 
de multitud de otras cosas durante hora \ 
pico, lin.sta que el aprente de publicidad car- 
,aó con él. Como a la semana, se presenil') 
Paul Kllis. Dos horas >■ silla. Al día siguien- 
te, Leonardo Dexesa otra vez. Media bor.i, 
de ))¡e. Por la tarde, Mont\' Banks; un cuar- 
to de hora, dos sillas. 

V por último, y por unanimidad de votos, 
Ramón NovarrO, en\a oportuna presencia 
.iunto a mi escritorio me salvó de la muerte 
civil, o por lo menos del más completo de los 

Feekepo. 10:S 



desprestigios; |io|-que y.i estaba yo temiendo 
que njc lincharan los lectores si no lo erilre- 
\isl.-ib,i. l.as am<na/.;is, en este sentido, ha- 
hian llegado hasta en vei'so. De modo (|ue 
cuando lo \i abi'ir la puerta, fui' a mis ojos 
nicnos estrella que aurora, o algo así ([uc 
(lisii)e coni])letamente las tinieblas. . . 

Kso de .aurora está un poco traído de los 
cabellos, ]ior(|ue Ramón No\ai-ro es, en lo 
(¡articular, una de las per.sonas más fi'ine- 
l)i-es (¡ue hay.i yo teiudo el gusto de conocer. 
Hace unos cuantos meses lo \i lior la i'alle 
\ MU' ))use neurasténico. Iba esípiivando los 
charcos de agua de la acera, vestido d<- ne- 
gro de pies a cabeza, como siempre, con un 
g.ibíin muy pegado al cueviio y un.i melan- 
colía (¡uc daba miedo; tristes los ojos, jjálido 
el sembl.intc, lento y descoi-a/.on.ido el an- 
dar, solo, como perdido, abombadas las es- 
lía Id.is y metida la barba en el pecho, cual 
si lle\;ira un fardo. . . Un instante, me entró 
1.1 tentación de lomarlo por el bw/.o y lle- 
\ármelo a alguna ¡larle donde, le quitaran lo 
tétrico de las ideas, o iior lo menos del Ir.i- 
je; pero yo no soy ningún cascabel tampoco 
y temí que concluyésemos disolviendo nues- 
tras respectivas lágrimas en el mismo vaso 



de niis.i ni ro|ií,i. (On lo cual c.id.i uno siguii'> 
su e.imino: él, taciturno por l.i (j'uinl.a A\e- 
nid.i; yo, lilosof.indo .acerc.i de las \,inas glo- 
rias de este |)ícaro mundo... 

Cuando, ayer, nos visit(') en la redai-c-ión, 
sobrevinieron dos niilagi-os: sonreía de bue- 
na gana él y... ¡ h.aliia tres sillas dis]>onibles ! 
Cuando digo dis¡)onil)les, ex.igero: sólo podía 
uno sentarse en una. Las demás se perdían 
entre las piernas de la rrd.iccic'in en ]ileno, 
del Director ¡lara .abajo. Afuera, st' aprelu- 
j.ali.in las t.aquígr.if.as, l.inz.ando deslíe la puer- 
ta suspiros (|ue ii.artí.an el alma. 

.\ntes de entr.ii' en materia, observai'é qu<" 
el as de los actores de la raza en el ?nim<li 
.-letual de las lielicul.as está Tuás guajio (]ue 
nunca. Se ha .idelg.izado, tiene color en las 
mejillas y li.asta ha añ.adido fulgoi- ,a sus ojos 
naturalmente brillanles. Ilermida me hizo 
notar, por otra ]iaTte, (]\ie cr.i tan .alto o unís 
que los de m.ayoi- estatur.a entre los presen- 
tes \ (|ue, sin embargo, ii.ii'eee bajito, "liso," 
me e\i)li(('), "se debe a lo extraordinariamen- 
te e(|iMlibi-ado de sus pi'oporciones físicas." 

L.i presencia de mis colegas en m.isa me 
iirqiidió hacer el inlerrogalorio con mi sollu- 
ra acostumbrada. Dispense, imes. el lector 
que esto salg.i como eslá saliendo. l-',l des- 
emiieño de mis sagradas obligaciones no se 
lleva muy bien con las miradit.is sarcásticas 
(Continúa c)¡ la página 17-/) 

PÁciv\ II,'! 



C .1 -\ E - -M U X D 1 .\ I. 




H 




OSCIF.NTOS mil d(')larc.s 
piir dercfhds de |iri)))ic- 
d:i(l cu un.i ciiicÍi'mi ¡xi- 
-^ )iuhir! ¡IMás de uii iiii- 

lli)!! de pcscl.is ü.niado.s en tin.i coiiiposicii)!! 
de óiai-eri;.i v nclio coinn.-ises ;i l.i siiino, es- 
cril.-i Inl \ cz ])(ir un ¡iid¡\idiio ipie, si se le 
liabla de lina lieíii'a con pnidillo ci'cc ipic se 
trata :lf inia ctíoi)e con al;nina en t'cr:.icdad 
extraña; s¡ le mencionan una eiii-elie.>, la con- 
funde con una nueva mai-ca de cifíarros, y 
si oye liabla r de un calderini, cree que se 
trata de don l'edro, el de I-a l>arca. 

En tierras hispanas, lo!^ nn'isieos ;e des\i- 
ven por estudiar el coniiilicado tecnieisnu) de 
la coinposieión e instrumentación hasta el 
extremo de descuidar su indumentaria y de- 
jar que las greñas cvezean a su antojo. Pai 
los Ivsíado.s Unidos los autores de canciones 
populares no entienden nada de solfa, viven 
con boato oriental, \ia.ian in autoiruniles 
de lu.io, se coi-tan el ]h-1o, \ i ,ten elcjiantc- 
mente, y \uelven tarumba el cora/.í'm de las 
niñas roinánl icas — (|i¡c 1 inihic-n las liax en 
J)ola ra lidia. 

]•■,! más iM>|iiilar z.i r/.nclisla ])cninsiilar re- 
sullan.i, <-n cii.snlo .•; e:aiil iiiiicnl os, im ropa- 
\-ejero com])arado cmi .ilüiinos cancioneros 
yanquis. 

La industria musical 

'i'odo .arle, indiislria o (li)ioiie cnsí dcniro 
de sí una complicada maquinaria relacion.i- 
(1.1 con sn ]ii-odiicci<'m y dislrihncion. I'.l lo- 
i-eo, |io)- cjcniplo, tiene sn crí.i de ü-.anado 
a|jroiiiado, sus empresarios, su Jicrsonal, sus 
es)ieeia listas en trajes de luces, sus contra- 
tistas de janielfro.s, sus .ambiciones, sus fílo- 
rias y sus tragedias. El público que acude a l.i 
plaza a aplaudir, a vociferar, y si a mano 
viene — que suele venir — a descargar im- 
])roperios y botellazos sobre los lidiadores, 
no se da generalmente cuenta de lo que pasa 
entre bastidores. 

Algo parecido sucede en la gr.in industri;i 
productora de música po]iul.ir en los F-stados 

Febrepo, 1928 



I nidos. j'Iay cu ella miiclio de varo 
y misterioso, líay oro de buena ley 
— el (]ue el jiúblico paga generosa- 
mente ynr las canciones >■ el que re- 
ciben editores y compositores — y hay \il 
hojalata, engañoso oro])el, frases de relum- 
liri'in, iilagios desc.ir.idns, triunfos sensacio- 
ii.ilcs y fracasos que inspir.an l.ásiim.a. 

Xnc\ ri 'S'ork es rl ccnlro ]>i'oduclor de mú- 
sica ]i(q)iilar y.inc|ui. Y... ¿en qué parle de 
1,1 niel n'i|)cili creen l'ds. que radica la zona 
cl.ilior.idoi-.i <lc la mercancía!-' I'ues en la 
fainos.a H rixiilü'ay. No podi.i ser de ol ra ma- 
nera. 1 ..I mi'isic.a ])opular es ))lant;i muy i::i- 
liorlantc de l.a f.iuna teairal, y crece y ]ir as- 
])era a su sonilir.i. Ih-oadway, la ax'cnida del 
truco y de la pií-ucta, es terreno fecun:!.) p;i- 
r.i el .erecimicnto de esa clase de liierljas 
jiarásit.as. 

A esa zona incubadora de aires ]iO])ulares 
.se la llama por mal nombre T¡)i-¡\iii .Illcy. 
En castellano. Callejón de la Ca.zucla. Lo de 
c '.llcjón es simplemente un chiste, lisa par- 
te de Broadway es la más amplia, rica y 
fastuosa en toda la avenida. Lo de cazuela 
;:e aiiroxima más a l;i verdad. Guarda rela- 
cíi'ni con los instrumentos culinarios vigoro- 
.•^inieiite b.itidos en nucsti'as cencerradas. "^ 
(11 xerdad que el e\l r.in.iero i|Ue acierte ,a 
)i.is.ii- por el dislrito fil.a rmi'niico neoy i^ripiino 
ini.a tarde de \crano cuando los i-aiiltuvrs en- 
sayan las canciones a ventanas abiertas >■ 
,1 grilos des! enipl.ados, creerá segii ranienl i' 
(juc se Ir.ita de u,i:i eolos.al cencerrada. 

El arreglador 

lie indicado .in leriormcnl c que, )ior rcfila 
general, el i'omposilor de niTisiea poiiular no 
s.ibe iin.i .¡1)1, a de miisici. .V \'eces logr.i to- 
car la melodía en el ]>iaiio valiéndose del 
índice (le su dereeli.i. Ivslo ya se eoiisider.a 
una maeslría fiier.i de lo común y corrien- 
te, hall (mees, si no sabe música, ¿(aMiio es 
i|ue escribe música? preguntará algún leclor 
enamorado de la l(')gica. Pues no la escribe; 
sencillamente la tararea o la chifla. Otro in- 
(lixiduo que sí sabe liuisica transfiere la me- 
lodía al pentagrama, la arregla para piano 
y la in,strumenta. Y al autor le pasa lo que 
al musulmán que se excede en la práctica 
de la poligamia, que acaba por no reconocer 
a sus ))ro)iios hi.jos. 



POB 



Como \emos, la ignorancia musical del 
cancionero ha creado otra rama en la indus- 
tria: la del arreglador. Y de la misma ma- 
nera (|ue entre el operario de la fábrica y 
el presidente de una compañía existe gran 
diferencia en la cuestiíui de sueldo y divi- 
dendos, .así también la hay entre el compo- 
sitor y* el arreglador. Mientras que el pri- 
mero )iercibe gruesas sumas si su obra logra 
conqui.star el favor del público, al segundo 
se le ]i.iga una exigua cantidad ]ior sus par- 
lituras. h'.n esto hay una palpable injusti- 
cia, ]HK's miich.as veces el arreglador stigir- 
re cambios en la melodía (pie contribuyen .a 
]iO]Mil.irizar l,i piez.i musical. ^ 

liemos liabl.ado del com|iOsilor de cancio- 
nes sin menciiniar ,i su hermano gemelo, el 
|)oeta, o SCI el .iiilor de l.a letr.a. No es que 
hayamos ipierido resl.arle importancia, sino 
que las (aisas deben ir por su turno. El me- 
lodis(,i y el Icl rillero Ir.ibajan comunmente 
(II li.irejas, y eu.indo se les nombr.a, su tí- 
tulo suena como el de una firma comercial. 
iVmbos componen lo que aquí se denomina 
un /('((;;/.■ una >unta. .V \eees, la melodía se 
aplica a las ¡¡alabras; otras, las palabras a la 
melodía. Todo depende de quien recibe jiri- 
1. lelamente la inspiraciiui, si el músico o el 
poeta. 

Sentimentalismo cursi 

Los cintos populares y.inquis pueden ar- 
bitrariamente dividirse en dos cía ilfícaeio- 
nes: la bal.ida scntimenlal >■ la caiiciim de 
ja::.':. Ambas siguen gener.ilmente las moldes 
del cniíj^lct. es decir, consisten de dos versos 
\ un estribillo. De estas dos formas d..- com- 
posiciones — si es (pie ])odemos d.arles el nnm- 
lire (le bales— l.a balada es la más genuina- 
liicnle nacional. Hejiresenta una sensiblería 
huera e infantil, un sentimentalismo lacrimo- 
so y algo ridiculo. I'.s un sollozo, un ¡¡t'io, 
im.a saet.i. l'osee todas las exageraciones de 
l.is eiqil.as ,i nd.i 1 lizas (pie hablan de "mi pro- 
hecita mare," de las "m.alas )iiilañás," de los 
"dos besos (pie tengo en el .arma," y de "los 
ojos asesinos de eza niujc'-;" pero, a pesar 
(le lodo, es ere.ici('>n pnr.imenlc y.impii. Ivs, 
ipiizás, una viihiila, de escape .a l.i prosaica 
inateri.ilidad (pie gobiern.a todos los (irdenes 
de la vida en este ]iaís. 

De la balada, el título es el elemento 
¡irincipal y el (pie más esfuerzos imaginati- 
vos requiere. De el depende en gran parte 
la popularidad que pueda obtener la pieza 
musical. Generalmente va repetido en el úl- 
timo verso del estribillo, en la última caden- 
cia que el norteamericano, olvidándose por 
un momento de los azares del toma y daca, 

P.ígin.-v 114 



oanta con acento melancólico, con extrañas 
.iñornnzas que hacen vibrar cuerdas sensi- 
bles, ajenas comiiletaniente a las sordideces 
mercantiles. Diriase que la sabia naturaleza, 
ureviendo la posible atrofia de ciertas fa- 
cultades emotivas, ha suministrado en este 
canto, extremadamente meloso, un estimulan- 
te para hacerlas perdurar. 

La l)alada puede cantar amores, desenga- 
ños, esperanzas; puede lamentar los recuer- 
dos de un lionic, de un hojíai', generalmente 
humilde, en algún apartado rincón del Sur 
o del Oeste; o traslada a cantadores y oyen- 
tes a algún país exótico, a alguna tierra 
tropical donde hay muchas flores, bosques 
umbríos, gallardos cocoteros, sol brillante, 
aire tibio, cómodas hamacas y melodiosas 
guitarras en las que bella.s liuríes de tez bron- 
cínea y gráciles cuer)>os taííen raras melo- 
días de ritmos embrujadores y nostálgicos. 
;No indica todo esto un deseo vehemente de 
apartarse, aunque sea imaginativamente, del 
frío, de la nieve y de la atosigadora labor 
y desesperante monotonía de la colmena? Yo 
opino que sí. 

He aqiií algunos títulos de estas baladas 
traducidos al español: ilTc haces llorar, Por- 
qtic fe amo. Mi casita uris ni el Oeste, Bajo el 
árbol del bambú. Dulce .Idcliiia, Hilos de plata 
entre el oro, Donde crece el aUiodón, Cnaiido 
muere el día. Dllo con una rosa roja, Cuando 
■,el acaso le dice adiós al día. Mi cuna en Caro- 
{lina, Ámame y el mundo es mío. F.n un jardín 
i oriental, Donde crecen las dulces nia(/nolias. 
Ij Algunos de estos aires ])opulares han so- 
brepasado las fronteras cstadnunidenses y 
I viajado por todo el planeta, l'ai el siglo ))a- 
isado nuestros ])adrcs danzaron a los acordes 
jde Suret Marie. (Dulce i\laría) y Afler ¡he 
'Boíl, (Después del baile) dos de las más po- 
¡ pulares melodías en la historia de la música 
i callejera de este país. Hace apenas tres años, 
en las alegres terrazas de los cafés europeos, 
;la pieza favorita era No tengo bananas. 

El "Jazz" 

La otra fase de la música popular nortea- 
mericana, el Ja::::, no puede decirse que sea 
\ indígena de esta tierra. El jaez, es decendien- 
: te director del Raglinie, que no es otra cosa 
que ima mala imitación de la rumba y del 
danzón cubanos. Por supuesto que el yan- 
! qui no confiesa esto aunque lo emplumen. 
¿Hallar algo en nuestros países hispanos dig- 
no de imitarse? ¡Quiá! eso nunca. Sin em- 
bargo, nadie ha podido aún suministrar una 
teoría que explique la génesis de este estilo 
mu.sieal sincopado. Del negro sureño segu- 
ramente no ha partido. El ritmo del Jazz 
nunca ha existido en las canciones primiti- 
vas de la raza etiópica, las cuales siguen más 
los moldes del himno religioso. Además, las 
mejores piezas de jazz han sido compuestas 
por judíos, y los compositores negros no han 
hecho niás (pie imitarlos. El ritmo, la san- 
dunga, el rclajilo y el choicíto del jazs son 
indiscutiblemente cubanos. En la psicología 
del yanqui no exi.stc, a mi modo de ver, nin- 
guna tendencia atávica hacia ese género mu- 
íiical. El jazz en los Estados Unidos es tan 
exótico como el mantón de manila. 

La parte del jazz que sí creo original de 
este país son los llamados blues. Entre el 
elemento hispano de Nueva York, la pala- 
breja ha hallado traducción literal, y no es 
raro oir a uno de los nuestros asegurar que 
tiene "los azAÜes" cuando se siente melan- 
cólico. Como en la balada, los blues riman 
tristezas y ansiedades, mal de amores, deseos 
de vivir " tranquilamente en alguna región 
;ipartada, lejos del mundanal ruido, de las 

Febrero, 1928 



C I N E - M U N D I A L 

estridencias mecánicas, de la febril agitación 
de los negocios. 

Plagios 

Al igual que cuentos y chistes, algunos ai- 
res populares adquieren carta de ciudadanía 
en diversos países, y al hacerlo, se trnnsfor- 
'man adoiitando ciertas características de la 
patri:i adopti\a. Por ejemplo, la canciiuT 
Mambrú se va a la, (juerra, originalmente im 
canto guerrero francés, se ha convertido en 
este país en c.anto báquico, en el que el nom- 
bre de Mambrú no figura para nada. La 
marcha real inglesa. Dios guarde a la reina. 
esencialmente monárquica, resiüta en los Es- 
tados Unidos \\n himno a la República — 
"dulce tierra de la libertad." 

E.stas adaptaciones, pro]i¡as de todos los 
países, nO pueden considerarse como plagios. 
Pero el cancionero yanqui usa otros proce- 
dimientos que sí merecen ese calificativo. Pa- 
ra facilitar la popularidad de sus canciones 
echa mano a temas melódicos ya conocidos, 
desvalijando óperas, obras clásicas, trozos de 
música seria y hasta himnos religiosos. 

Regularmente, los que conservan el dcrr- 
clio (le propiedad de las obras ])lagia(las es- 
lieran ladinamente hasta \cr si la (•ancióii 
adquiere popularidad, y en tal caso entablan 
pleito para obtener parte de las cuantiosas 
utilidaddes. Hace algunos años los editores 
de la canción Avalan, plagio inal disimulado 
de la romanza de Rodolfo en La Bolicuw, 
se vieron obligados a desembolsar mía grue- 
sa suma, legalmente concedida a los herede- 
ros de Puceini. 

Victorias y Trofeos 

La música )joi)uiar norteamericana puede- 
jactarse de alguna (pie otra, azaña. en su ple- 
beya historia. El 
actual alcalde de 
Nueva York, el po- 
pular " Jimmie " 
Walker, fué en un 
tiempo compositor 
de música calleje- 
ra y debe gran 
parte de su popu- 
laridad a una ba- 
lada suya titida 
da /Me amarás cu 
diciembre como me 
amas en mayo 
cual se basa en la 



(luda acerca de la fidelidad y constancin. de 
(juien sabe qué mujer. Diciembre es invierno 
y mayo es el mes de las flores, j Ocurren 
tantos cambios, tantas veleidosidades en el 
corazón de la mujer moderna en ese espa- 
cio de tienqjo ! La balada de "Jimmie" Wal- 
ker ha llegado a ser una especie de himno 
alcaldesco que tocan las bandas en los actos 
oficiales presididos por el compositor-digna- 
tario 

Al son de otra antigua canción, Las ¿Ice- 
ras de Nueva York, ha escalado el alto pel- 
daño de la gobernaduría del Estado de Nue- 
va York el honÜDre considerado hoy día co- 
mo el más popidar en los E.stados Unidos: 
"Al" Smith. El título de esta rejuvenecida 
)iieza musical requiere ima breve explicación. 
No la conqiuso el actual Gobernador, pero 
la personifica. "Al" Smith es producto tí- 
pico de la masa pobre y hunulde que habita 
lo barrios bajos neoyorquinos. Huyendo de 
la pestilencia y lobreguez de las míseras vi- 
viendas, los inquilinos se lanzan a las ace- 
ras en busca de sol y aire. Y a esa abiga- 
rrada muchedumbre que en los calurosos días 
(le verano convierte la calle en una especie 
(le romería, está, dedicada esa canci('»ii. Don- 
(le(|uiera (pie ai>areee el (Hiherii.'idor suenan 
los .'leordes (le Los Aceros de \'itrro ]'orl\ 
los cuales licué la \ii-l ud de liicer recordar 
a los electores (|ue "yM" supo elevarse i">r 
sus propios esfuerzos desde el fétido alcan- 
(Conlinúa en, la hágina 176) 








C I N E - .M U N D I A L 



COMO SE HACE UNA 

película en MADRID 



Monos y Comentarios d 



u 



lio De Diego 




.M^tcstro inL¡HÍcio dibujante .se fue a la XJi- 
¡la del Oso y del Cyitadroño y, a[yenas llcgoAu 
ahí, irresistiblemente, sintió que necesitaba ex- 
presarse en muñecos y en palabras. ¿Aquí tic 
ncn \Jds. las consecuencias ------ 



l'.n un (<ifr ciidlijiiicrii. .".'c vciinni unos 
rndiilos .v(7iuí'c\ con .sus r<'siii<-liiiiis cun- 
Kin-lrs !i ¡uiricnlcs [I. mire sorbo ij sorbo, 
tlisiilrn h:s ¡irobobiliíl ylrs ilr hiirir nn 
"film biintHhi. 1/ (pir iiro'Inrcii mucho..." 






Iiui l'c- en ¡loscsion ib I ct;i)ibi¡ itrccsririo. 
es indispensable reunir el jursonul léeui- 
C'i- Este CSiá couípne :to por operiiihires. 
ñtccfliCiStaS, ¡nnlores // dliiuno iine o'r'i 
CurpinicrO que Irubujo u lioms sn-lbis. 



11 (iu!i)r del film, eserilor cóinico-driiniáli- 
eo-liricii. jiadre del iiríjninenlo. iiinlislii 1/ 
" fiic-lolmn" o casi "tolnri" ¡inedc ser un 
señor nonio 'lue fuma ¡inros (/ </;(c, ¡xira 
in.-ípirnr.,e. liene erdoeodos en di f érenles 
rincones de sn mansión rnúl li¡di's hnslos 
de iieni'dcs plnniifi'ros. 




liso si: ¡honrodos 11 curio cid^ol '. l'c lo 
demás no se responde. I.ii cooiiuiñio . /'• '' 
lo íi'-ni'rnl. esli'i foruiiobi ¡>or oniiíjos ¡I pii- 
ricnbs del unlor. I. os proloijoiiisliis suelen 
: er bojilos ji rcitonlclos tt los héroes "¡to- 
llos bien", fobigcnicos. 



F.l íUilor del uniunienlo. como Unubién <■•> 
csi-rilor. liene i/ne ilcnioslror un oficio lui- 
eicmlo miles tic liinlos lilcrorios, de longi- 
tud 1/ di nsi<lad inuijiuinluble !l i/ue jxint 
colmo ¡incden .ver en verso. 




La escenoiinifUi cinenuilonriifica liene m 
líspiiñii soriiresd.s eslupenila.i. J'.n rédenle 
eslrcno liliiliido "Esludiunles // Modisli- 
lliis", bol! uno escena de calle en la que 
la luz del sol surije de los .sálanos // de los 
balcones de los pisos u se protwcla en lii 
calle con el inaiior cinismo. 



l'.n el Gundiirriiiua . cerca de Siete Picos, n 
peces se conlemplan csijecláculos raros, co- 
mo ninfas con litjcreza de elefantes u ca- 
balleros i/ue parecen caricaturas, dnn:an- 
ilo por los conipos II haciendo ademanes 
sinijulores. Son ; a]i ! ¡wrsonas que han 
buscado el oriiuiwnlo de alriuna prodnc- 
ci-iu e.ipoñidii II i/ue. al cabo de horribles 
snfriniieulos. han iterdido el juicio sin cn- 
conlrar el "hilo de los arnnleciniienlos." 



lista conmovedora escena la inleyrun los 
espectadores del estreno de la cinta espa- 
ñola "Estudiantes y Modistillas", /.os co- 
mentarios de los que permanecieron des- 
piertos no son para dichos, V menos ¡iiira 
dibujados. 



]'l,lil(l-,l<0, 1928 



PÁGINA 116 



CINE- M U i\ D 1 A L 




Madgc Bfllnmii 
en un moinenJo 
II ¡I i o III o n ilíslico 
ilr ■■Miiu C II >i li- 
li rnr i a I ni c n I c" 
para Fux. 



GUSTAN 




I I F ^ I 



Según M 

"^JS^^N lo que se refiere ;i nosotros, csta- 
0^YW "IOS en disposición de explicar a 
Jl^tl^ (¡tiien lo (luiera así y en eiiajqnler 
momento, el i)or (lUc de nuestra sim- 
l'titía o admiracii'in. o las causas ¡luc moti- 
\an nuestro desiiego o nuestra an1ii)a1ía i)or 
esta, aquella o la otra "estrella" cinemato- 
irráfica. Mas, ¿podría el ))i'iblieo ex|)l¡carnos, 
" e\))liearse a sí in-ojiio si(]ii¡('ra, jior qué se 
siente atraído jiacia esta actriz y desdeña 
t'rancamcnle a aípiclla? 

Si cl leetoi- lo permite, vamos a asejiurar 
en seguida, (pie lo dudamos. l''.l luíblico, )iiir 
In (]ue nos lia sido dado observar, se entre- 
ira sin reservas a los sentimientos en él iiro- 
voeados por \ni astro o una luminaria cine- 
matográfica, más o menos rutilante, pero' b^ 
liace sin detenerse a considerar las razones 
a que obedece entrega semejante. Un actor 
o una actriz le gusta, le simpatiza, le atrae... 
O no le gusta, ni le simpatiza, ni le atrae. . . 
Y nada más. 

Si Richard Dix es del agrado de cien mi! 
chiquillas suspirantes y noveleras, esas cien 
mil chiquillas se apresurarán a enrarecer con 
sus continuos suspiros la atmósfera de cuan- 
to salón corra una cinta de Mr. Dix. Si cien 
mil chiquillas encuentran antipático al jo- 
ven Dix, se apresuj^arán a enrarecer la at- 
mósfera de cuanto salón evite las películas 
en que Richard asoma su nariz. 

Ahora bien: acudamos a preguntar a esóS 
cien mil chiquillas — a todas las cuales, de 
entr<' las cien mil que tomamos jiara nuestro 
(-jemplo, queremos, en generoso imimlso. con- 
siderar preciosas... ¡a todas! — sus razones 

Febrero, 102S 



arco 



A 



u r e 



lio G a 1 i n d 



para acudir o editar a liieliard Dix. Nos di- 
rán muchas cosas: (pie es encantador, que 
es qua])ís¡nio, ipic es "mu> homiire"... O 
lo contrario: (lue es muy afeminado, muy 
tosco, i'nuy anti)>ritieo. Claro (pie todo el!) 
es exjiresión legítima de muy legitimas y 
muy |)ersonales im])res¡ones, ])ero no explica 
la atracción o la re)iu!sión ejercida por Ri- 
ehanl o jior (piieii ipiiera. ]'".n realidad, eso 
no es sino el efecto; nuiíca la causa. Enton- 
ces . . . 

Desimés de todo, el jiroblema no es nuevo. 
Lo nuevo es el asjiecto, asjiecto (|ue asume 
apenas en gracia .-il medio d(; ex)iresi('m d(» 
a(|iienas "es1 relias" n quienes cl fa^'or o el 
d(<sfa\-or de los públicos lc\-anta o eondcn i 
inaiielableniente. . . 

En Rodolfo' Valentino hallamos, precisa- 
mente, un ejemplo de cuanto )-iueden hacer 
las irrazonables, instintivas y ciegas impre- 
siones de los espectadores. Ningún actor del 
cinema surgió tan brillantemente ni eonqui-;- 
t;ira nunca tan extraordinaria poiiularidnd. 
Rodolfo Valentino f'i!-. en. verdad, un ídolo. 
No un simple actor estimado, admirado, ama- 
do del )iúblico de! mundo, sino, sin duda al- 
guna, un indi\-idiio al que los aficionados al 
cinema, vn sea cayendo en la traiiqia de la 
liiibücidad. o porque Valentino naciera con 
suerte, o porque calzaba del número -i, con- 
virtieron en un objeto de ciega y feroz ido- 
latría. ;Por qué? El mundo entero lamentó 
su miiiM-te como liuliiera lamentado la de la 
tierra misma... l.os liombres, eiertament", 
ni la mit.ad siipiier.i de lo (pie l.is iiiujere> 
lo hicieran, ]iero ellos también experimenta- 



ron cierta melancolía. . . Como que en su 
muerte hubieran querido medir su propia in- 
significancia y visto el inevitable resultado 
fina! de s«s humanos esfuerzos y sus obscu- 
ras \' veniales flaquezas... O, más vana- 
mente, apenas la desoladora desaparición de 
aquél en quien quisieran verse y en quien 
sus novias, sus madres, sus esposas, sus hi- 
jas, sus amantes quisieran verles retratados... 
;Por qué? 

¿Porque era guapo? ¿Porque fué muy ele- 
gante? ¿Porque sabía amar en la pantalla? 
¿Porque baih) un gran tango inolvidable en 
"Eos Cuatro Jinetes de! Apocali]")sis" ? . . . (Y 
que fué muy grande, aunque no fuera nim' 
tango). ¿Por (]ué? ¿Por(iue interpretó el lié- 
roe de P>!nseo Tliáñez? ¿Porque era italia- 
no? ¿Porque era un caballero? ¿No? ¿O ha- 
bremos de respondernos que sí? No. No, no. 
;Pnr nué diablos, pues? i^^aya usted a sa- 
Ijer! Nosotros nos contamos entre sus más 
re)-iosadamente sinceros de sus admiradores-, 
\' s-ibríamos explicar por qué gustamos d? 
su obra y de su personalidad, pero no lie- 
mos saliido nunca, cine podamos afirmarlo, 
por qué gustaba el público de Rodolfo Va- 
lentino: de su persona., de su aire, de su fi- 
gura, de su trabajo, de su iiersonalidad. de 
su vida o de su muerte. Fué un ídolo, pero, 
como tal, lo fué sin que las mujeres O lo.=! 
liombres que en él idolatraran se detuvieran 
a medir sus virtudes o sus faltas, su grande- 
za o su mezquindad. 

Y e! caso de "\"a!ent!no es el caso de las 
"estrellas" todas. De tod.as. naturalmente, 
(Continúa CU' la /HÍfjiíia 164) 

P.\GIX.\ 117 



(~TN F. - }[V XD I A 



ffH^wS 





^ PorK.deZayasENMPüEZ. 



)>(ir ili\ ociúii lie hoin- 
lii'f. 

Ncü\ ün|uiiii> tU- n;iciiii¡cnlii, desde mi pri- 
HiciM iiil'.inei.-i eonoció his himiliMS de inecn- 
(l¡ü > .sinlió la impresión ipie. entonces más 
que :iiii>i-.i, cinisaban aquellas máquinas ti- 
radas i)or írcs i-obustos caballos, manejadas 
por lierei'iler) auriga, que recordaban los el.'i- 
.•ieos carros de carrera de la antigua Roma. 

Tenía ocho años cuando, por misteriosa 
casualidad o i)or obra del destino, fué su f a ■ 
mili 1 a lial)itar Junto a un cuartel de boui- 
hcros. l'^.l cliico contrajo amistad con los lu'-- 
rncs del incendio, (juienes de tai maucr;i lle- 
garon a (juercrlo (pie lo consideraron como 
mascota de la compañía. Con ellos hizo el 
a)ircndi/,a,ie de la gimnástica. adquiriend<i 
¡'ucr/.a. ligereza y esbelle/, (|ue le dieron el 
asjn'cto (le un .\ntinoo, sin restarle empuje 
de Ilércnles. 

C'uaud" rslu\o en edad. ,-.(• en.iíanchó cn l'i 
Com)iañía. s.-it isf.aciendo la aspiración de su 
infancia, la i|Ui- se convirt ii') en devoción. 

Aípiel jo^(•u lan ajiuesto y gallardo era 
la admiracii'in del bariáo. Las mujeres se 
asojiiaban a la \'entana ¡lara xcrlo pasar y 
le liacían manifestaciones de cariño qiie él 
contestaba ceremoniosamente. 

; Acaso su amor al incendio lo hacía indi- 
ferente al fuego del amor? 

Ilabitaija pequeña vivienda del i)iso baj" 
de una gran casa cercana al cuartel, y !o 
ací)mpañaba una mujer bien entrada en años, 
i;ue había sido criada de su familia durante 
largo tiemj)o. A(|uel]a miijer era lo único que 
quedaba de su antiguo hogar. 

f'ierl.i mañana, ;\l salir (le su casa, Irope- 

FküRKKO, 1928 



/,n con una joven que entraba de 
la calle. Se dclino resp<'f uosame'i- 
I c, murmui-ó mía t^xcusa, que la 
j()^eu escuch('i con agrado y co- 
rrespondió con una sonj'isa. 

l'-se encuentro fortuito resolvi<J 
el problema de si era üeorge sen- 
sible o insensible al fuego del 
amor. 

La .ioven era bella, modesta. La 
sim|i.atía fué mutua, a pesar de 
cici-las diferencias de carácter •< 
ipii/.i'is por motivo de ellas. YA 
amor de George era sereno, con- 
templativo; el de ^líargaret era 
aiiasionado. 

Se casaron. Con el matrimonio 

candiió la e\istenc¡a de Margare'. 

mudar r?i un sólo ájiicc la d- Gcorg'. 

"lo (Ir marido )>cro. ante lodn y solirc 

I, bondjcro. 

or más arle que jioní.a Margarel para po- 
sesionarse por completo del alma de su es- 
poso, no lograba modificar la situación. 

,as largas horas de soledad, a causa del 
ser\icio de su marido, la incertidumbre en 
que vivía a causa del peligro constante en 
que se hallaba la \ida de George, la posibi- 
lidad del amor que éste la profesaba y que 
llegó a jiarccerle fría impasibilidad, lastima- 
ron su corazón al princiiiio, y a la larga 
crearon la indiferencia. 

Margaret necesitaba amar\- ser amada. Ln 
i|ue no encontró en el marido lo Iniscó en 
el amante. 

T'na noche, al Aiihcr George de su ser- 
\icio, se sorprendió al notar que Margaret 
no es) .aba en el hogar esperándolo, como de 
c(.)stumbre. 

Junio :\\ reloj, (pie estaba en una consola, 
encontri'i una carta, que !<■ estaba dirigida. 
La letra era de Margaret. 

¿Qué sor))resa encerraba a(¡uel sobre mis- 
terioso? 

George rompi('i el sobre b'ntaniente, leyó 
la cart.a. y l;i dejó caer sobre la consola. 
Estaba alísorto, confundido; no se daba cuen- 
ta de lo que le decían aquellas corta.s líneas 
escritas con mano febril. 

A'olvii) a leer la carta, la dobló y guardi') 
en el bolsillo. 

Lo (pie decían las bre\es frases era bas- 
tante claro y terminante. Margaret le dab.a 
un adiós definitI\'o. Había encontrado en 
otro iiombre lo que en George buscó en vano. 

Entonces, ]íor priinera vez, se encontró so- 
lo en el mundo. Respiró con fuer/.a, y per- 
cibió ese agrio olor del vacío. 

¡.Solo! El ddlor :i|)asiouado, como el re- 



mordiniienlo, sir\e de compañía a su \íc- 
timu. 

El jirofundo silencio era interrum[)ido, rít- 
mico, jiausado e incesante por el tic-lac del 
reloj. Pero ese movimiento del péndulo tam- 
¡)oco lo acomjiañaba, sin») que aumentaba c| 
rigor de su soledad, repitiéndole im])lacable; 
"¡Se fué!. . . ¡Se fué!" 

Entonces se tiió cuenta de la inl ensid.id de 
su amor, brasa (¡ue había \ivido oculta jior 
las cenizas de su templanza. 

Quedaba frente a frente de un porvenir 
obscuro, que lo ]ircsente le amarg;iba de an- 
temano. 

Instintivamente dirigi(3 la Aisla h.icia la 
conligiia alcoba. ;Vllí estaba el lecho conyu- 
gal, vacío, mudo, frío como todo lo que le 
rodeab.a. ;Se ac."^iaría a: ('-I? Xo, sería lan- 
ío como acostarse en un féretro. 

"^' el reloj le repetía imiilacable "i .Se fué!... 
¡Se fué!" 

,Se hallaba en ' uno '^" esos momentos so 
lenines en (|iif la nalu.alc/.a ¡tiadosa (p-^bor- 
da el llanto, arranca el grito o inspira la 
plegaria. 

Pero en él no existía ninguna de esas fuen- 
tes de consuelo. 

"¡.Se fué!... i .SV filé!..." .Sí, se fu('-, ]ie- 
ro ¿volvería? No, ir.ás valiera que no. .Su 
l>resencia no reanudaría los lazos rotos; su 
arrepentimiento vendría a profanar el dolor 
(pie había causado. Porque aquel dolor era 
sagrado. 

Cuando su esi")íritu estaba más abstriíd.» 
en esas reflexiones, oyó el estridente silbato 
>■ el im]ieratÍA'o repique de la camiiana pi- 
diendo \ía libre )iara la bomba. ' .. 

Lan/.éi un hond(í suspiro, conuv quien se ve 
libre de tremendo ]ieso (pie le abrumaba, dii'i 
un salto hasta la puerta y se lanzó a tod" 
correr hacia el cuartel de bomberos. 

Hubo en ('I cierta satisfacción. Gcorg' 
!i.abí;i encontrado a George. La roy, del de- 
ber le hi/.o sacudir el sopor en que estaba 
sumergido. VA peligro, su constante enemi- 
.go, le desafiaba; las llamas del incendio ¡icr- 
manecían fieles. 

Después de una larga faena, al amanecer, 
regresó fatigado a su abandonado hogar. 

— "¡Se fué!. . . ¡Se fué!" repetía el imilla- 
cable reloj. 

— ¡Mentira! contcstí) George desnudándo- 
se. y\hora está aquí más que nunca. 

.Se acostó cn el frío lecho, y lo encontréi 
tibio. 

* * * 

Pasaron años. George siguió \iviendo en 
la habitación conyugal. 

Sus amigos le aconsejaban que entabla r,i 
el divorcio. 

— ¿Para qué? les resiiondía: no he de \db 
\ er a casarme. 

{Con lili ña rii la pá;/tiia ]h7) 

PÁCfN-A US 
















\ 



jsFiank Marión, contratado recien- 
temente por Pe Mille para la 
cinta "El Médico Provinciano". 



s ^t 









i^A, 





Jackie Coogan, (¡uc vuelve n la 

pantalla, siempre con Metro 

Goldwin-Mever,' en la pelíndn 

"Bolones" 



» 1 



ü I N E - M U N D I A L 



EL V 
RODOLF 




RO 
NTIN 




O r 



B 



X 

La apoteosis 

V^^^ URANTE iiquelia su ultima estancia 
ff rj en Europa, además de divorciarse ^" 
^i^M de disfrutar la compañía de la fa- 
milia que allá le quedab.a ■ — su her- 
mano Albei-to, su hermana María, su cuñada 
Ada y su sobrino Jean — , Rodolfo como he 
dicho ya, se entregó en cuerpo y alma a los 
placeres, como si en ellos pretendiese ahogar 
todas las penas que inquietaban su alma. 

De todas las mujeres que por doqviiera le 
miraban con ojos sugestivamente amorosos, 
en vapores, trenes y ciudades, fueron muchas 
las que pueden vanagloriarse de haber sfibo- 
reado siquiera unos cuantos de sus últimos 
millares de besos. Las que más halagaron, 
durante aquel viaje, su vanidad de conquis- 
tador y de aficionado a las cosas de Ingl;>- 
terra, fueron acaso dos damas que compar- 
tieron con él, cada una a su vez, morrientos 
de dicha íntima, aunque efímera. De una, 
: ? decía que era la amante del príncipe de 
Gales. De la otra, que había desempeñado 
Ki misma honrosa función social. 

Se ha hablado mucho de sus relaciones 
amorosas con aquella muchach.a, Peggy Scott, 
que se suicidó en Londres al saber que él se 
había muerto. Se ha dicho que, momentos 
antes de morir el artista, cuchicheó wnrs pa- 
labras secretas en el oído de su gran cam;'- 
rada .Frank Mennillo, quien sólo las cuchi- 
cheó, a su vez, en el oído de Alberto Gugliel- 
ini Valentino. Se ha dicho también que ta- 
les iialabras misteriosas eran un mensaje pa- 
ra la#.jov,en Peggj' Scott. Siendo esto un s:- 
c reto; sagrado, no podría aclarárnoslo ningu- 
na de'los dos encargados de guardarlo. Pero 
esta misriía reserva sí sería compatible con 
la declaración de otros datos relativos a la 
nuichacha Peggy Scott. Pregunté, pues, a 
Alb'erto Guglielmi Valentino si había algo 
de cierto en los amores de Peggy y Rodolfo, 
de que había hablado la Prensa. Alberto, que 
había estado en Londres con su hermano, ja- 
más había oído hablar de Peggy Scott. Otros 
allegados a Rodolfo tampoco sabían una pa- 
labra de esa joven. Es más: al ver Alberto 
el retato de los agieres de la inglesa con stí . 
hermano, en el cual se incluían varias cartas, 
envió ima a modo de protesta al diario que 
lo publicó en I^os Angeles, el cual ccntesti) 
que esa clase de trabajos venían ya forma- 
dos de fuera, y que, como el i^eriódico no era 
responsable de su veracidad, podía Alberto 
dirigirse a la oficina de inform_ación que lo 
había confeccionado. Por lo demás, Peggy 
Scott parecía estar cultivando en su espíritu 
recuerdos de un pasado ya algo distante. 
IMomentos antes de suicidarse, Peggy Scott 
. — más precisamente, Margaret Murray Scott, 
de 26 años de edad, viuda del capitán Pat 
Scott, muerto en la Guerra Mundial — escri- 
bió una carta dirigida a una amiga, en la 
que decía, entre otras cosas, lo siguiente: "Es 

Febrero, 1928 



cA,lt2LS3Lr i 



e r n á n d e z C u é 




La última fotografia (inédila hasta ahora) de Rodolfo Va- 
lentino. Fué tomada en las oficinas del teatro Strand de 
Nueva York unos cuantos días antes de caer enfermo. 

PÁGIN4 119 



C I N E ]M U N D I A L 



desolador el vi%"ir mirando el pasado cuando 
el porvenir no nos brinda esperanza. Hazme 
el favor de cuidar las fotografías de Rodolfo. 
El me ha ayudado de muchas maneras sin 
saberlo. He tenido muchos momentos admi- 
rables, y tengo mucho que contarte; pero con 
la muerte de Rodolfo se ha desvanecido el 
último resto de mi valor. En 1922 Rodolfo 
me ayudó a seguir adelante. I\Ie hablo de 
su propio sufrimiento"'... No hay nada en 
esa carta que autorice la suposición de que 
hubiera entre ellos relación de amor mutuo 
o relación reciente de cualquiera otra índole. 
De todas las andanzas de Rodolfo durante 
su última estancia en Europa, sólo ima nos 
re\ela algo de lo que iba escondido en el 
fondo de su corazón. Aunque Rodolfo no 
pertenecía ya a la familia de los Hudnut, la 
mamá y el padrastro de Natacha le invitaron 
a pasar con ellos, en el castillo de Juan-Íes 
rins, las Navidades de 1925 (Natacha había 
regresado a Nueva York). Valentino no qui- 
so pasar aquellas fiestas en la casa en que 
había hallado "los días más felices de su 
vida." Habrían sido demasiado amargas pa- 
ra él. Pero aceptó la invitación para los 
]irimeros días del aiío. Y fué, en efecto, a 
hacer una breve, pero cariñosa visita a sus 
suegros, durante la cual no dejó, ni por un 
momento, de estar dominado i)or la más pro- 
funda tristeza: se pasaba largos ratos senta- 
do a solas en la alcoba de Natacha, y solía 







después acercarse a su ex-suegra, arrodillar- 
se mansamente a sus pies, apoyar la cabeza 
en su regazo, y llorar como un niño. 

I/as orgías, los amorías, las declaraciones 
aparentemente despreocupadas, todo cuanto 
Rodolfo manifestó públicamente en Europa 
queda eclipsado por ese detalle silencioso de 
su vida íntima, cuando uno busca lo que ha- 
bía en el alma del famoso "Caíd." El estré- 
pito de las bacanales tenía tal vez la vana 
misión de acallar el mudo, pero formidable 
sentimiento (]uc, aun después del divorcio, 
sobrevivía en el corazón. Sin embargo, Ro- 
foldo se cmi)cñaba en ser m\ hombre libre, 
y volvió de atpnella casa al niundo, a las nni- 
jcrcs, al placer. ' 

Para llenar el vacío que había quedado en 
su propia casa, i)ara dar a ésta más Jimbien- 
te de hogar, convenció, ii duras penas, a su 
hernuuio y a su cuñada de que se viniesen, 
con su hijo Jean, a vivir todos juntos, como 
ima buena familia, en Hollywood. Fué para 
él ima gran satisfacción el conseguir lo que 
para sus familiares, avezados a una vida tan 



El Hospital Policlinico de 
Nueva York, en una de cu- 
yas camas murió el as de 
la galantería cinematográ- 
fica, cuando le sonreían 
mejor la fortuna, la ju- 
ventud y el porvenir. 




El cadáver del renombra- 
do actor al ser sacado del 
Hospital Policlínica para 
su embalsanwmienlo en la 
agencia funeraria donde 
fué expuesto al público 
durante varios días. 



'"ebrero, 1923 



/.'( presidencia del duelo 
de Valentino, al salir el 
féretro de la Agencia de 
Pompas Fúnebres de 
Campbell en Nueva York. 
1: Adolph Zukor. prcsi- 
denle de la Paramount ; 2: 
Marcus Loew. dueño de la 
Metro-Goldwyn u fallecido 
desde entonces; '.i: el prc- 
siilcnlc de First Nalional. 
McGuirkf //.• Nicho I as 
Schcnk, ocluid presidente 
de Metro-Coldwgn ji, jun- 
io a Él. asomando apenas 
la cabeza, su hernuinn Joscph. marido de Norma Talmadae \i actual gerente de United Arlists; 5: el finado Hiram 
Abrams, presitlente entonces de la misma casa: 6: fíicliarrl Howland. administrador general de la casa First Na- 
tional; ■;.■ Siilncíi Kenl. gerente de la l'nraiiioanl ; S: A brahaní Warner, de Warner Brothers. 

PÁGINA 120 



!•»• 



1 



C I N E - M TT N D T A L 



NUESTRA OPINIÓN 

Reseñas críticas de las últimas producciones cinematográficas, a 
cargo de nuestros propios redactores, Ariza, Guaitsel y Zárraga 



EL GAUCHO 
(United Aitists) — 2800 metros 

Inlcrprelcs: Dniíf/Ias Pniíhaiiks, Lupe Veles, 
Evc Soiilhcni, la clt'iqtiilla (iciaine Creear, ñli- 
chael l'íTvilcli, Guslav I 'un Scyijeylitz, Citarles 
Slevens, Nigel de Bruüier, Albert MacQuarric. 

Argumento de "Ellon '1' liornas". Dirección de 
F. Richard Jones (peíeruiu) de los direcíures 
iéenicns de Mack Seiuielt). 

Para ser justos con la producción y con el 
público, hay- que opinar sobre esta película en 
dos párrafos y desde dos puntos de vista dis- 
tintos. A mi juicio, de llevarla a la Argentina, 
va a levantar pohareda. Fué desgraciada la 
elección del título : si le lian puesto cualquier 
otra cosa, se habría salvado, pero lo de "Gau- 
cho" la identifica con la república del Sur y ahí 
está la equivocación. ]í\ tal gaucho, no es gau- 
cho. Por lo pronto, usa pendientes o "aros" co- 
mo^ les llaman los argentinfis y su indumentaria 
está más lejos del traje original de los jinetes 
de la pampa que aciuella que conocimos con sor- 
presa en la adaptación de la novela de Pdasco 
Ibáñez. Las pampas no existen : Argentina nos 
resulta un país por el estilo de .Suiza, y a los 
Andes ( !) nos los dejaron sin un árbol, sin una 
mata de yerba, como el Cañón del Colorado. 




Lduirence Gray 
uptiiúndnle un 
C as I i tj o i (111 
ejemplar corno 
envidiable a 
Olive Borden, 
en el curso de 
la cinltí de Fo.v 
"Pauanias", 



^^-^UESTRA opinión es que la soga no se debe mentar en la 
J_W-j casa del ahorcado. Se cansaron los productores de este país 
^L^y de hacer películas en que salían indios mal encarados, asesinos, 
■^^^ ^ embusteros y sucios, como típicos de Méjico; protestó el go- 
bierno respectivo y se puso remedio a la necedad. 

Otras compañías, mal aconsejadas, filmaron un asunto estúpido ciue 
ofendía a España y que venía a raíz de cintas del mismo pelaje y peores 
intenciones ; y las autoridades de la Península intervinieron oportuna- 
mente y dieron el susto del siglo a los autores del desaguisado. Todo 
eso está muy bien. Pero ahora salen a poner el grito en el cielo por 
lo mal que presenta el cine yanqui a sus nacionales ¡ nada menos Cjue 
los franceses ! Un momento . . . 

¿Quién sacó a luz la maja con la navaja en la liga? ¿Quién vistió 
con calzones colorados y borlitas sandungueras a todos los españoles de 
opereta? ¿Quién ])uso pendientes en las orejas de los hijos del Cid? 
¿ Quién orló con flequillo de oro las bandas coloradas con que todo 
híspano que se respete debe ceñir el pantalón ante un extranjero? 

En otras palabras : ¿ quienes inventaron la España de Pandereta, esa 
misma España sainetesca que sirvió de modelo a los vode\'¡les, las pe- 
lículas y las novelas de cuantos países desconocen a la verdadera España? 

Pues los mismos que ahora "protestan". 

Los yanquis no han hecho más que aprovechar las lecciones que, desde 
hace tanto tiempo, ofrecen en .sus tergiversaciones fantásticas los pala- 
dines del nacionalismo agudo... los mismos que ahora se sienten heridos 
al contemplarse en un ropaje y carácter de caricatura que ellos inventaron! 

¿Hay derecho? 



Febrero, 1028 



Aileen Pringle asustada ante la evidente pérdida del juicio de 

I.ionel Barrtiiriore, en "La Hora Decimotercera" (yirohahlemente 

la hora de los .susIí/x) de Melru-Ctitdwtiu-Mutior. 

El santuario en torno del cual se desarrolla el argumento es una mala 
copia del de Tepeyac en Méjico. Los uniformes de los "soldados" ni 
se parecen a los del ejército argentino actual, ni tienen parentesco con 
los de la época del dictador Rosas a la cual, aparentemente, se quiso 

PACÍ NA ^?^ 



e I N E - JM U N D I A L 




y culmina en una escena estupenda en que "El 
Gaucho", para derrotar a sus enemigos, les echa 
encima varios millares de novillos. Todo eso, 
envuelto en la tenue seda de unos amores vol- 
cánicos en que se luce Lupe Vélez. 

En resumen, si lá producción no pretendió 
aludir a Argentina — y eso es una pretensión 
muy elástica- — va a la cabeza de las estrenadas 
durante 1927 ; pero si quiso ser, aun remota- 
mente, trasunto de aquel pais, va a ofender a 
sus nacionales. ;Y en los públicos de otras par- 
tes, desconocedores del tema, qué impresión hará 
^ajrbanks si se imaginan que es retrato del ar- 
rjentino tipico? Comme ci, comme ca. Pongo 
tcdo esto con mi firma, viendo venir un enredo 
como aquel que se armó con "Rosita" hecha, pa- 
ra mayor coincidencia, por la esposa de Douglas. 
— Ariza. 

UN VOLANTE Y UN VOLADO' 

(Flying Luck) 

"Pathé" — 2100 metros 

Intérpretes: ¡lonty Banks, Jcan Arthur, Kew- 
pic lilorgan y J. ]]'. Johnston, 'que es — en cur- 
tos instantes — el vivo retrato de Lezvis Storfe. 

El asunto es de una extrema sencillez: lun 
chico se empeña en volar en aeroplano sin' en- 
tender una palabra de aeronoáutica ;' pero con 
todo y con eso acaba por triunfar, al- fin, en' un 
concurso de aviación militar, y por^tjasajfe. con 
la sobrina de su coronel. Pero, antes ^Se' eso, 
ccurren una multitud de cosas a cual rnás diver- 
tidas. Me parece que ésta es la. mejor y más 
cómica de las películas de A'Ionty Banks. Tiene 
las mismas cualidades que caracterizan a las 
comedias de Harold Lloyd, con lá venlaja adi- 
cionnal de ser muy movida y con episodios y 
lances originales. — Zárraga. 

(Continúa en ¡a página 164) 

-Vo están bailando un vals, como podría 
creerlo el lector ingenuo, sino contemplán- 
dose las respectivas caras, al conspirar para 
un beso, John Gilbcrt y Greta Garbo, en 
"Ana Karenina", de Metro-Goldwyn-MayeT. 



Bebé D.niíls, .U/olcgada bajo el peso de la peluca 
y de unos pendientes que perecen los j::rdines col- 
gantes de Babilonia en "Es una Sheik" (Paramounl). 



acercar el tema. Tales detalles se podrian ex- 
cusar diciendo que no se supone en la cinta que 
lodo aquello ocurra en Argentina. Pero, por 
eso mismo, repito, no debió habérsele dado el 
nombre que lleva, que es exclusivamente argen- 
tino (en Chile, Perú, Uruguay, Brasil, Colombia 
y Méjico o tienen esos jinetes otro nombre o no 
existen) ni tampoco había para que sacar a re- 
lucir la yerba mate, igualmente típica. De todo 
lo cual se desprende mi augurio de protesta en- 
tre los argentinos que, dicho sea de paso, ne- 
cesitan poco para indignarse. 

Pero si nos apartamos de esas "pequeneces", 
que se vienen repitiendo con desgraciada fre- 
cuencia en la producción norteamericana, la úl- 
tima cinta de Douglas Fairbanks resulta delicio- 
so entretenimiento. Dándole el carácter de ope- 
reta cinematográfica, hallamos en ella idénticos 
elementos de diversión, de hermosura y de ani- 
mación que han hecho un éxito de las anterio- 
res del mismo actor. Douglas salta como mono, 
monta ágilmente a caballo, se encarama facilí- 
simamente por alturas imposibles y nos deleita 
con su simpática interpretación, novísima y an- 
tigua a la vez, y siempre grata. El argumento 
posee novedad exótica : mescolanza de devoción 
primitiva, de milagros, de apariciones de la Y\t- 
gen ("a cargo de Mary Pickford), de combates, 
de asaltos, de traiciones e inevitables carreras 

Febpero, 1928 




P.ÁC-INA 126 



C I N E - M U N D I A L 



LO OCURRIDO Y PUBLICABLE 
EN HOLLYWOOD ESTE M 



Se ponen en boga las películas con argumentos de circo, de China y de juegos da pelota. — -Estrel'as que pierden brillo. 

Los pronósticos de Paco Bushman. — La juventud triunfante y el vaivén de los millones. — Inmigrantes, turistas y emi' 

grados. — Cotizaciones corrientes en la Bolsa de noviazgos, esponsales, divorcios y demás alifafes conyugales. 

acaso no tarde en regresar, porque, según se 
dice, lleva a Méjico el encargo de documen- 
tarse para colaborar con Finix Fox — el her- 
mano y escritor de argumentos de Carewe — 
en una obra que llevará a la pantalla el dra- 
ma interesantísimo de Doña Marina, de acuer- 
do con la reciente iniciativa del diario me- 
jicano "Excelsior." 

NO obstante el bien que los extranjeros 
han iiecho al arte cinematográfico, y no 
obstante también los beneficios que las em- 
presas peliculeras obtienen con la venta de 
sus películas en el exterior, los estudios dis- 
tan mucho de manifestar la buena disposi- 
ción que la gratitud y la cordura aconseja- 
rían hacia los elementos extraños, aun cuan- 
do no se tratase de periodistas que, en 
cierto modo, contribuyen a hacer propagan- 
da sin recibir remuneración. En consonancia 
con esa velada xenofobia que se huele en los 
estudios desde que se pisa el umbral, algunos 
actores de la pantalla acaban de iniciar un 
movimiento cuyo objeto es, no sólo poner 
trabas a la venida de artistas extranjeros a 
Hollywood, sino también gestionar la salida 
de algunos de los que ya se hallan en Cine- 
landia. Según 'esos jingoís- 
tas, el papel de los ciuda- 




Oficinas de C^MS- 
(MUJSCDIcALen 
Hollywood 3 18 
^aft^ ^uilding 



Jueces de la calidad y cantidad de las medias 
de Madge Bellamy: (izquierda a derecha) 
Frank Magiiire, australiano, James Hall, primer ac- 
tor de la cinta de Madge para Fox "Medias de Se- 
da" ; su director, Arthur Rosson, Carlos F. Borco.tquc 
vicecónsul de Chile en Los Angeles y nuestro represen 
tante Baltasar Fernández Cué. 



DESPUÉS de pasar una temporada en Ho- 
llywood, regresó a su patria el humo- 
rista mejicano José F. Elizondo con el cua- 
derno lleno de apuntes cómicos de la gente 
peliculera, y con el alma llena de gratitud 
liacia los compatriotas y extraños que le col- 
maron de agasajos y atenciones. Sus cole- 
gas y admiradores de Los Angeles organiza- 
ron tantas fiestas en su honor, que se vol- 
vió a Méjico sin probar siquiera el descanso 
que había venido a buscar a este rincón 
"tranquilo" de California. Dolores del Río 
y Edwin Carewe le distinguieron con aten- 
ciones inusitadas. La Metro-Goldwyn-Mayer 
le escribió invitándole especialmente a que 
visitara sus estudios. En un teatro de Los 
Angeles, se celebró una función extraordina- 
ria en su honor, incluyendo en el progra- 



Charles Murray, el 
Sydney tratando de 



ma la primera < hr.i 
que se le aplaudió, 
"Chin-Chun-Chan", y 
la última que ha es- 
crito, "La vendedora 
de besos". Para cc)- 

rresponder a tantos agasajos, Elizondo dio 
un banquete en el magnífico restaurante me^ 
jicano "Abel", de Hollywood, al cual asis- 
tieron Dolores del Río, Jaime Martínez de! 
Piío, Edwin Carewe, Rita Carewe, Harry D. 
WUson, Finix Fox y algimas otras de las per- 
sonas que más contribuyeron a hacer inol- 
vidable su estancia en Hollywood, a donde 



Febrero, 1928 



cómico y sus amigos Mervyn Lcroy y George 
oir — sin audífonos — lo qwe les cuentan las 
ondas etéreas. 



danos de otros países debe limitarse, al pare- 
cer, a ser espectadores de las películas de Ho- 
llywood y, por ende, a contribuir liberalmen- 
ts al pago de los sueldos de los artistas que 
pretenden vedarles la entrada en este país, aun 
cuando' Sean más aptos para, el mismo arte. Por 
fortuna, del mismo seno de la agrupación ar- 
tística donde tan disparatado criterio fué pro- 

PÁGINA 127 



C I N E - M U N n T A I. 



puesto, salieron voces discretas 
en favor de la ef|uidad. Y es jus- 
to que mencionemos al veterano 
George Fawcett y al Joven Rod 
La Rocque como los principales 
paladines de los colegas extran- 
jeros. Gracias a 
esos dos defen- 
sores, acaso los 
artistas del exte- 
rior puedan se- 
ünir inyectando 
talento eu IIo- 



wood, no obstante ((vie es español. Con el aro y el Stradi\arius — po- 
co más o menos ^ — ha estado domesticando a las fieras de la panta- 
lla. Con la jilnnia, caricatnrándolMs. Los breves e ingeniosos rasgos 
con rjue se mofa del iirójinio le \an a hacer más famoso que la des- 
treza mágií^a con (pie humaniza al violín. La revista "Photoplay" 
le ha contratado para (pie haga dos páginas de caricaturas cada mes, 
durante un par de años. Otros periódicos publican también sus ca- 
ricaturas. Y la )iiens;i alcanza más que el sonido, a pesar del por- 
tento del radio. -Vílemás, al mundo le gusta más la burla que el violín. 
Las paredes del restaurante "Montniartre", q\ie es el más frecuen- 
tado por las estrellas en Hollywood, son ¡ictiialniente un museo de 
caricaturas de peliculeros, por Cugat (a) De Bru. l".l in'iblico acude 
allí, más numerosamente que nunca, para reirse de las estrellas y 




Itoniía Moreno en el li- 
c/cro papel de "7?.v;í.>i7(i 
<lel Pacífico", por cuen- 
ta ele Vnilefl Arlislx. 



llywood, y contribuyeíido así a convertir 
estas fábricas toscas de conservas cómi- 
co-dramáticas, apodadas "estudios", en ta- 
lleres del arte refinado que podrá ser la 
cinematografía cuando se logre neutrali- 
zar la influencia de esos xcn(')fobos y la 
de sus congéneres. 

* <í> 

H\CF. unas cuantas noches, cenábamos en 
Llenry's, a donde acudm los forasteros 
por ver o las estrellas, y a donde éstas sue- 
len no ir iior no ver forasteros. Sentados a 
la misma mesa, el director George Melford, 
ante cuyo megáfono Valentino se trocó en 
el "Caíd", V el actor Carlos Duran, uno de 
los artistas hispánicos más discretos que an- 
dan por Llollywood. Entre otras muchas d- 
•sas, hablábamos de la cinta "El pasado do 
un hombre'', que Melford dirigió para la 
Universal y en la que hace de estrella Con- 
rad Veidt, extranjero (alemán). El actor 
elogió extraordinariamente esa película, que 
determina la reivindicación de Melford, reza- 
gado desde hace años )ior el noble motixo de 
un contratienijio senlimental. Enumcn') Duran 
última obra del director de "]•'! Caíd". Después, como si todo 
dicho hubiera, sido poco, agregíi: 

— Vaya, es una película tan buena, que parece (pie fué hec 
en Alemania. 

Y estas i)ala))ras fueron las que más halagaron al director 
lli.liyuood. 

-?' í. 

JAA'IEll CUGAT, el gran \iolihisla, que ocupa la misma frac- 
ción de humanidad que el gran caiicat iirisla De Bru, ha sido 
recientemente uno de los lionibrecillos más elogiados en Holly- 



f|UC 

los 



irru ;l///cc.s 


ilifiendo "¡liilces niiderius" al 


It llliiliVii 


Je la ¡iJinueión ile "La Chira 




Mille-Palh,'. 



nido (le Marie Prevoxl. 
del T'allman" paTii De 



Febrero, 1028 



PÁGINA 12.S 



CINE- MUNDIAL 



en una forma o en otra, le auguramos 
un brillante porvenir, aunque no sea 
más que por las esperanzas que infunde 
la extraordinaria iDrevisión paterna. 
Quince días antes de que el niño viese 
la i)rimera luz, no sabía el padre dónde 
colocar el sin número de juguetes que 
había ido, poco a poco, comprando pa- 
ra cuando el futuro primogénito llegase 
a la edad de los primeros juegos. Para 
estas horas, en riue ya tiene el 
niño varias semanas de edad, es 
probable, que el padre previ- 
sor ande escogiendo ya la uni- 
verdad donde más le con- 
venga al niño estudiar su 
carrera. 




EL otro día, reco- 
rriendo los estu- 
dios de Harold 
Roach en compañía 
de su director de pu- 
blicidad Ray Coffin, 
nanifestamos nues- 
tra admiración ante 
la incongruencia de 
que quien tiene la 
misión de anunciar 
(Cont. pág. 187) 



admirar a Cugat. Y las estrellas también 
van, con más gusto que antes, a reírse de sí 
mismas y a elogiar a quien por modo tan in- 
genioso las ridiculiza. Hace unos cuantos 
días, después de haber observado la exposi- 
ción de caricaturas en el Montmartre, nos 
sentamos a comer en grata compañía. Mi- 
rando en nuestro torno, ya no veíamos a las 
estrellas tal cual son, sino como nos las ha- 
bía designado Cugat. Y los demás comensa- 
les también eran deformados por nuestra vi- 
sión. 

— ¿Ves aquel tipo que está allí? — pregun- 
tamos a Rosita Moreno, que estaba a nues- 
tro lado — . Pues si yo fuese Cugat le re- 
presentaría como un ratón. 

— i Cómo un ratón! — exclamó mi bellísi- 
ma vecina — . De veras que parece un raton- 
cito. . . 

Y rió Rosita hasta llamar la atención del 
tipo aquél. Entonces, serenándose la admi- 
rable bailarina, le llamó con el índice. Avan- 
zó el hombrecillo, hacia nuestra mesa, con 
su espalda encorvada, y echando hacia ade- 
lante su cara de ratón. Llegó. 

,;7-7-Don Q — dijo suavemente Rosita More- 
no^ le presento al señor Cugat. Dígaselo, 
aii'die.' 

Yv'le dijimos, efectivamente, cuánto había- 
mos admirado su interesantísima exposición. 

EL compañero Lamartine '" .rinho, repre- 
sentante en Hollvtt'ood ,,c la revista bra- 
sileña "Cine-Arte", acaba de tener la satis- 
facción de ver sn presupuesto aliviado con 
Ja proverbial hogaza de pan que debajo del 
brazo le ha traído su recién llegado primogé- 
nito. Habiendo venido al mundo en Holly- 
wood, acaso esté destinado a convertirse en 
estrella, por más que ahora, si guarda pro- 
porción .con la estatura de su breve papá, 
mas que un astro parecerá un asterisco. Pero 

Febreko, 1928 



La Pandilla de 
Bal Roach con 
los niños de las 
familias mejica- 
nas de Aymes y 
de Aldacin. 




Nancy Carroll y Charles Rogers en un momento senti- 
mental y peligro sisinio de la cinta "La Rosa Irlandesa 
de Abraham" , que producirá Paramount, 



PÁGINA 129 



C I N E - M U N D I A T. 



COMO VE LA VILLA Y CORTE 
UN ESPAÑOL QUE REGRESA 

El pescado frito y las ropas al aire. — ¿Qué madrilefio tiene 
prisa o se levanta temprano? — Las propinas y los primos. 
Los panecillos. — La profesión lucrativa de la mendicidad. 
Don Juan Tenorio y los estrenos de la temporada, en teatros 
y cines. — Los hay que muerden. 

Por Eduardo A. Quiñones 

(Dibujos de De Diego) 



Todo ello aparte de que la propina e.s de- 
nigrante para el que la dá, y mucho rriá.s de- 
nigrante para el que la recibe. 




ADR ID es una pobla- 
ción limpia. Y, no 
obstante, es una po- 
blación con suma va- 
riedad de olores. No 
sabré explicar en qué 
consiste ello, pero es 
lo cierto que a veces 
dá en el olfato agradable perfume de finas 
esencias y a jioco se percibe el penetrante 
tufillo del ¡leseado frito, o de cosas algo 
peores. 

En los interiores de los edificios, por esos 
tubos con ventanas que emi^iezan en el pa- 
tio y terminan en el tejado, asciende muj^ a 
menudo insoportable olor a coles. 

Y, sin embargo, Madrid es limpio. Pero 
Madrid es paradójico. Y estos olores dentro 
de la limpieza es uno de los aspectos de la 
eterna paradoja madrileña. Esta misma pa- 
radoja es la que hace que la vida intensa, 
en Madrid, se haga por la noche, con des- 
l)recio de este sol magnífico, de este ambien- 
te diáfano y de este cielo de intenso a/,iil. 




TTNO de los más pintorescos aspectos de 
*-* ^ladrid está en los barrios pobres. En 
ellos se permite a los vecinos que pongan la 
ropa a secar en los balcones. Y así éstos se 
convierten en secaderos, con lo cual cumplen 
misión muy distinta de aquella para que fue- 
ron creados. 

De este modo se exponen a la pública cu- 
riosidad las prendas más íntimas, las pren- 
das que muchas veces nos hablan del tipo y 
hasta de la psicología de sus dueñas. 

Ila.v medias femeninas, que se bambolean 
a impulso del viento y nos dicen del cuidado 
y esmero con que su jiropietaria las trata. 
Son iiiediíis (in:is, en casas míseras, que i\os 
hablan ih- gustos delicados con su tantico de 
co(|ueteií:i. 

.Se ven también pantalones de señora, pau- 
ta jemes goi'dos, anchos, ordinarios, que se 
inflan y d.'-sinflan mostrando el molde de 
carnes amplias y flácidas y nos hacen adivi- 
nar unas medias /.afias de algodí'in. Estos 
pantalones, al ser inflados por el viento, pa- 
recen hacer esfuerzos extraordinarios para 
escapar de la cuerda, temerosos, sin dnda, 
del por\enir que les aguarda. 

Algunas veces he mirado con cniiosidad a 
los balcones donde la ropa está puesta a se- 
car, y otras he apartado, con horror, la vis- 
ta de ellos. El espectáculo no es ciertamente 

Febrero, 1Q28 



de los que reconfortan el espíritu. Y nada 
perdería Madrid con (pie se sniirimiera to- 
talmente. 




A QÜI, en este M;idrid de mis pecados, na- 
■^ die tiene prisa jamás. O al menos nadie 
aparenta tenerla. El público va por las ca- 
lles como si fuera de paseo, contento, feliz, 
tranquilo y sosegado. 

I".l tráfico es intenso. Las aceras se ven 
siempre repletas de peatones, y por el arro- 
yo no cesan de circular carruajes. Esto ha- 
ce que el infeliz que tenga prisa y no pueda 
tomar im taxi, se vea y se desee para llegar 
a tienqio al final de su viaje. 

'i'o he visto a un i:)obre hombre hacer sa- 
bio zig-zag por entre el público para ir de 
)ii'isa. Y ni su sabiduría, en el asunto, le sir- 
\ió. Los encontronazos se sucedían y el 
hombre andaba y trasudaba, a pesar del fiío 
(|ue hace. 

Una modistilla, alegre y pizpireta, que por 
allí pasaba, exclamó después de haber clava- 
do su mirada en él: 

— Paso al taxi loco. ¡Que atrojiella! 

Y allá se jierdió el hombre, entre el ;;en- 
tío, erniirllo en las risas de los demás. 




LAS propinas constituyen la enfermedad 
endémica que padece Madrid. Todo el 
mundo espera su correspondiente gratifica- 
ción por servicios que han sido abonados de 
antemanó. Si la propina es corta, los que la 
reciben ])onen cara agria. Si, i)ov el contr.i- 
rio, es larga, dejan asomar a su rostro >ni,i 
sonrisa zumbona, que parece exclamar: 

■ — ¡Anda el primo! 

Los que vienen de afuera se encuenti'an 
ante este serio dilema que dejo apuntado. 
Porque es muy difícil (lue los (pie vienen de 
otros lugares puedan y sepan medir la )iro- 
pina para quedar bien. Y se agudiza el mal 
cuando el que viene és extranjero. 

r>as autoridades prestarían un magníl'ico 
servicio a todos los ciudadanos si consiguie- 
ran la total supresión de esa cosa tan fea, 
que se llama propina, aunque para ello au- 
mentaran el precio de los servicios propor- 
cionalinente. 




UNA de las cosas que en Madrid sorpren- 
de más desagradablemente es la forma 
en que se despacha el pan. Se ve a los pane- 
cillos tirados sobre una especie de anaqueles, 
sin un mal papel que los envuelva. Los pa- 
rroquianos llegan, manosean a su gusto las 
piezas, escogen las que han de llevarse y de- 
jan las demás completamente sobeteadas. 
¡Hay que ver cómo quedarán los liltimos pa- 
necillos después de tantas manos como se 
¡losaron sobre ellos! 

Madrid se preocupa mucho por la higiene. 
Dondequiera se jiueden ver cartelitos con 
¡irohibiciones y consejos. Y, sin embargo, 
la \enta del pan se hace en forma comple- 
tamente antihigiénica. 

Confiemos en que la Sanidad llegue tam- 
bién a esto del pan. Ya que observamos tan- 
ta liara lo demás, no vayamos a qu^^dar n.al 
por tan poca cosa. La medida es fácil. Se 
reduce a obligar a los panaderos a envoher 
las piezas en papel limpio y a prohibir al 
público el sobeteo, que es lo que se hace en 
otros países. Y aunque ello sea cojiiarj nun- 
ca es malo copiar lo bueno. 




HE tropezado, por estas calles de Dios, con 
varios mendigos. Me habían asegurado 
que la mendicidad e.staba totalmente supri- 
mida. Y no es así. No se ven tantos pobres 
como se \eían antes: Esto es cierto. Pero 
los que hay son dignos herederos de aque- 
llos por lo importunos, pegajosos e insisten- 
tes. 

No sé si estará oculto por aquí algún pa- 
tio de Manipodio. Nada tendría de particu- 
lar, aunque ahora, en los tiempos modernos, 
todo ha sufrido radical transformación. Y 
es posible que el típico patio se haya con- 
vertido en centro de negocios acogido a la 
legalidad. 

Lo cierto es que existen mendigos. Es una 
]irofesión bastante lucrativa. Son muchos ya 
los casos que se llevan dados de pobres de 
estos que dejaron, al morir, buen puñado d.-^ 
miles de pesetas escondidas en distintos lu- 
gares. 

Pero justo es confesarlo: la mendicidad 
üende ;i desaparecer de esta Villa y Corte. 
Y desaparecerá totalmente el día en que el 
in'ibüco se convenza de que dando limosnas 
priilri'v la \'a!:''anc¡a, el \icio y el engaño. 




"jUTADRID se portó bastante mal este año 

^'^ con Don Juan Tenorio. Apenas si le 

dejó asomar el cuerpo gentil, envuelto en la 

(Contim'ia en la página 154) 

PÁCilsTA 1.^0 



C I N E - M U N D I A L 



DEPORTES VERANIEGOS 
EN LA ARGENTINA 

PorNarcisoRobledal 



^kf^w'OR aquello de que las malas noti- 
mIJ cias lian de decirse al principio pa- 
^I^P ra que su amargor se disipe pron- 
J^P to, hemos de referirnos al hundi- 
miento del vapor italiano "Principessa Ma- 
falda", ocurrido cerca del Rio Janeiro y 
de cu\ o infausto acontecimiento ya el cable 
ha enterado a todo el mimdo. 

Sobre trescientas personas perecieron en 
la catástrofe, entre argentinos, italianos, es- 
pañoles y de otras nacionalidades. Las ex- 
tensas descripciones publicadas en estos días 
acerca de los episodios de salvamento, que 
realizaron los vapores "Forinosa", "Alhena" 
y "Empire Star", son realmente impresio- 
nantes. 

No habría nada que decir contra el Des- 
tino en este funesto caso, como no fuera 
lamentar su rigor, si no se hubiera a\eri- 
giiado. y con una certeza de detalles que 
indigna, la negligencia criminal de la em- 
presa naviera, sabedora de las malas condi- 
ciones en (pie el barco se hallaba. 

Toda la prensa de Sur América, con ra- 
ra unanimidad, censura y condena a la Com- 
)iañía italiana al permitir y autorizar un 
viaje peligroso, pues ni la maquinaria ni el 
material del "Mafalda", por su ve.jez y por 
sus deterioros, se hallaban en condiciones de 
ofrecer seguridad al numeroso iiasaje. 

Es posible que no queden así las cosas, y 
que, por quien corresponda, se depuren los 
hechos para exigir responsabilidades... res- 
ponsabilidades ¡ay! demasiado tardías para 
los que, en momentos de terror y clrsespc- 
ración, pagaron con la vida la inhumana tor- 
])eza y desaforada codicia de la empresa. 

Porque el barco estaba asegurado en va- 
rios millones de liras. 

* * * 

Iniciada con gran animación la tempora- 
da veraniega de dciiortes, se realizaron los 
encuentros del campeonato suramericano de 
Lawn Tennis entre argentinos >' brasileños. 

Los partidos se jugaron en el Laivn Tennis 



La esposa del Presiden- 
te de la República Ar- 
y entina en el acto de 
enlrcyar 
n II pre- 
mio a. lili 
agente de 
policía 





El expre- 
siden te da 
Chile. I)r. Alcs- 
sandri, pronuncian- 
do nn discursu u su lleyuda a lluciios Ai- 
res. El Dr. Alcssandri ha sido e.r patriado ^^ 
por las autoridades de su pais 



Estas lilis que bajan 
la cabeza bajo el pe- 
so de los cascos de 
auiación (lo más com- 
pliriido de su indu- 
mentaria) son las her- 
manas Miranda. Mi- 
randa. . . Mirando. . . 
Vienen a la cabeza 
chiste.^ muy malos, 
que nos abslencmos 
de poner en letras de 
molde. Lo que resul- 
la evidente es que las 
niñas no pueden gas- 
tar mucho en modis- 
tas ni costureras. 



Los prelados Monseñores Luffite, de Córdoba: Martínez, de Paraná, 

¡f Rodríguez Olmos, de Santiago del Estero, consagrados como obis- 

bos argentinos, solemnemente, en la catedrcd bonaerense. 

Febrero, 1928 • 



PÁGINA 131 



C I N E - M U N D I A L 



Clubj ante numerosa concurrencia, ganando 
los primeros este séptimo campeonato. 

Otra victoria no menos significativa la 
logró el equipo de Polo "Hurlighaní Club", 
que se impuso en reñida y brillante lucha 
al equipo "Santa Inés" por 9 contra 5. El 
encuentro, por lo lucido y accidentado, per- 
durará en el recuerdo de los aficionados. La:j 
alternativas del juego resvütaron interesan- 
tes en extremo. Puede decirse que los per- 
dedores ganaron por sus admirables juga- 
das de defensa a pesar de ser derrotados, 
lo que da una idea de la habilidad de los 
contrarios. 

Al equipo vencedor le correspondió el 
campeonato anual de Polo. 

* :!í ^ 

Peguemos un salto. 

Aunque breve, queremos informar de otro 
deporte nacional en que toman parte sobre 



Acto de la repartición de 
trofeos a los jugadores de 
polo que salieron triunfan- 
tes en las partidas de cam- 
peonato; son componentes 
del Hurlinghan Club. 




treinta mil "aficionados". 

Treinta mil uniformes, y ya está dicho que 
se trata de maniobras militares. 

Estos ejercicios bélicos que se están lle- 
■\ando a cabo por las regiones andinas no 
han despertado el más pequeño entusiasmo 
"frateranl" en la vecina repiiblica chilena, 
ahora bajo el régimen de Ibáñez; alguna de 
los diarios afectos, insinuó la "inoportuni- 
dad" de tal despliegue de fuerzas, aparato- 
samente exhibidas ante las narices de los 
"observadores" de las naciones vecinas, y si 
bien no se ha producido — ni producirá — ro- 
ce alguno diplomático, es indudable qiie el 
Chile político de hoy ha contemplado es- 
tas maniobras con el "gusto" del que, te- 
niendo hambre, siente que se le acrecienta 
la voracidad ante la ajena comida... 

?vo es que Chile sueñe con imperialismos; 
Chile ha de menester de "fuerza" si es 
que quiere afianzar su nuevo régimen, lo 
micnio que le ocurre a Italia y a España. 
Y en cuanto al tinglado politiquero barri- 
do por Ibáñc: — bien barrido en su mayoría, 
porque el desquicio administrativo era ya 
clásico en aquel país — es natural que voci- 
fere Y proteste. . . desde el extranjero. 

Puede que estas maniobras argentinas no 
.oean oportunas; puede que signifiquen un 
gasto inútil en el ya apretado riresupuesto; 
pero qiie son inofensivas nadie debe dudar- 
lo. El sentim.iento pacifista argentino se 
apoya en mil razones de peso... y de pe- 
ños. Ninguna guerra podría convenirle ni 
darle más de lo que naturalmente posee 
en abundancia. 

* * ■'.■ 

Un rapa-poho merece la MctroGoldwyn- 
?.Iayer, autora de una película bufa denigran- 
te p;:ra España, que se ha exhibido en Bruse- 
las y Bucarest. 

Xo por lo que tenga de falsa, sino por 
lo que seguramente contiene de estúpida tal 
producción, el gobierno español lia tomado 
medidas represivas, iiroliibiendo (|uc se cxhi- 

Febrero, 1928 



ban en todo el territorio 
peninsular las produccio- 
nes de tal empresa. 

Porque es vergonzoso, y 
acusa una ruindad pueril 
en sus directores, entrete- 
nerse en idear argumentos 
tendenciosos contra un 
pueblo amigo, que desco- 
nocen, cuando la crisis ar ■ 
Lístico-literaria de la actifl 
producción cineinatográíi- 
la está clamando por re- 
novadores todos los días... 
;:novadores que amplíen y 
dignifiquen el actual ííanrf- 
ara, tan mediocre, dé cier- 
tas casas yanqins carentes 
de la racional cultura para 
elevarse de por sí. 

España, sigviiendo el 
ejemplo de Méjico en caso 
análogo, ha dado otro pa- 
v.o de avance en la campa- 
ña para extirpar las propa- 
gandas cinematográficas 
que ponen en ridículo an- 
te el mundo a los pueblos 
hispanos. 

* * * 

Los aviadores franceses 
Costes y Le Brix, que arri- 
baron con toda felicidad a 
este puerto en su aparato 
"Nungeser-Coli", fueron 
recibidos con gran entu- 
siasmo. 

Se les agasajó por todo 
lo alto. El pueblo, diver- 
sas asociaciones, el gobier- 
no y la colectividad fran- 
cesa los trajeron de un lado para otro, pro- 
digándoles banquetes, bailes y recepciones. 

El vuelo fué un soberbio desquite para la 



La Calle Florida — el Broadway de Buenos 
Aires — en su aspecto de diaria animación 



aviación francesa, cuyas anteriores tentativas 
fracasaron trágicamente. 

(Continúa en la página 167) 

PÁGINA 132 



C i N E - M U N D 1 A L 



LOS ASTURES LEVANTAN 
UN PALACIO HABANERO 



Por Luis García Ortega 




al Japón por el Canal de Panamá, y nos 
atravesamos en el camino de las naves que 
deben llevar a muchos de esos territorios las 
variadas producciones de Europa." 

Y continuaba diciendo el General Macha- 
do: "Si Londres y Liverjjool en Inglaterra; 
si Rotterdam en Holanda ; si Amberes en 
Bélgica; si Hamburgo y Breinen en Alema- 
nia, escondidas en el Mar del Norte, han sa- 
bido y podido sacarles utilidad a sus posi- 
ciones geográficas, lo mismo que Constanti- 



Dislinyiiidfix svñdrilus fie lux Clubs Liiki Tennis y 
Lawn Tennis que se dispLilurun la Copa Azucarera. 



^^^^ÜS simpáticos descendientes de Pelayo, 
gÉm t ese formidable núcleo de asturianos tan 
T^^L noble y laborioso que tiene a nuestra 
^^^^ Cuba por su segunda patria, lian visto 
coronadas sus aspiraciones al inaugu- 
rarse el nuís bello y fastuoso palacio que existe 
lioy en la República, y iirobablemcnte en toda 
la América Latina, dotándolo de lujo extraor- 
dinario \' gusto exquisito. 

Pueden sentirse orgullosos de su obra los hi- 
jos de la región de la buena sidra, (jue ha ser- 
\ ido para diis)iutarle a los gallegos la suprema- 
cía arquitectónica de (pie se vanaglorian con su 
hermoso palacio, que entre otras cosas alberga 
el mal Ilanuido Teatro Nacional. 

* it: * 

Hcrshcy, conocido > industrial y hacendado 
yan(pi¡, que lo mismo fabrica a/ijcar que cho- 
colate o que establece un ferrocarril, organizó 
una exposición agrícola, industrial y ganadera 
Oon el propósito de estimular la iniciativa pri- 
vada hacia esas fuentes de riqueza, hoy am- 
pliamente protegidas )ior la nueva legislación 
arancelaria. 

l«a exposición fué un éxito desde todos los 
puntos de \ista, quedando demostrado que Cu- 
ba debe ser rica por derecho iiropio, pues to- 
do lo .produce su suelo feraz e inagotable; que 
nuestra manufactura es perfecta; la ganadería 
ejemplar, y (]ue sólo nos falta desarrollo para 
convertirnos en el más rico país de América des- 
pués de Estados Lhiidos. 

En efecto: la jiosición geográfica de Cuba en 
el continente y bajo las nuevas corrientes de pro- 
greso que' se obser\an tanto en obras públicas 
como en 1;l concertación de tratados internacio- 
nales de comercio y la implantación de un aran- 
cel n^Ie^■o y eminentemente proteccionista, ase- 
gura un vasto y riquísimo filón para los hombres 
de iniciativas de ambos hemisferios. 

"Tres países — decía el Presidente de la Repú- 
blica en un discurso ijronunciado en Santiago de 
Cuba, repitiendo las palabras de un célebre pro- 
fesor y econoinista — tienen en el nimido una po- 
sición de privilegio: Inglaterra, Cuba y el Japón: 
y no se necesitan — agregaba — grandes estudios 
))ara darse cuenta de que de éstos tres países es 
Cuba el más favorecido. Basta extender sobre 
una mesa un niapa-mundi. Ocupamos nosotros 
las encrucijadas de las rutas comerciales. Le da- 
mos la mano por las costas del Atlántico a las 
dos Américas, ricas e inmensas, y a la China y 

Febrero, 1928 




El Secretario de Estado de Cuba. Dr. Martínez Ortiz. en el instante de izar 
la bandera cu ¡a inauyuración del nuevo Centro Asturiano de la Habana. 



PÁGINA 13 



CINE-MUNDIAL 



nopla, Alejandría, "\"enecia, Genova 
y otras ciudades, sería error incon- 
cebible que Cuba, dueña de sus des- 
tinos, no lograra procurar que la Ha- 
bana, Santiago, Cienfuegos, Guantá- 
namo y tantos otros puertos magní- 
ficos, lograran los beneficios que les 
ha marcado en sus designios el dedo 
de la Procidencia. Deben ser ellos, 
y deben serlo muy pronto, los cen- 




Abajo, el alcalde de la Ha- 
bana en el Panteón de Ins 
Estndiantes. en el aniver- 
sario del fusilamiento de 
1871. 




El General Machado dirigiéndose ¡i inaugurar la Expo- 
sición Rural de Hershey en el pueblo de Aguacate. 



de cualquier anestesia, y que un atleta del cua- 
drángulo, hermoso exponente de una salud vi- 
gorosa, perezca al primer intento de dormirlo, 
aunque sólo sea para sacarle una m.uela. 

Es indudable que Gregg, Pancho Mlla y Tiger 
Flowers estaban cardíacos por los golpes reci- 
bidos en el ring, pero que los médicos que los 
operaron — contagiados con el juicio de los fa- 
náticos que no ven otra cosa que la musculatu- 
ra demoledora y la apariencia de salud envidia- 
ble — no se detuvieron a examinarlos concien- 
zudamente, arriesgándolos a operaciones qui- 
rúrgicas que resultaron el knock-out final de sus 
vidas. 

I. as comisiones de boxeo deben tomar muy 
bucija nota y darse cuenta de que si algún mé- 
dico necesitan los pugilistas, no es precisamente 



La estatua del Conde de Pozos Dulces después de develada. 

troscle deiDÓsitos y de intercambio de las mercancías del mun- 
do; los lugares de irradiación de los .productos de todos los 
países a la par que los fabricantes de muchas de esas mer- 
cancías." 

Los amigos de Paulino Uzcudun han sufrido una honda de- 
cepción con su derrota. Es realmente abrumadora la simpatía 
con que cuenta aquí el formidable vasco, y con cada pelea 
ha aumentado el entusiasmo de sus simpatizadores, que, si bien 
reconocen que la ciencia del campeón español es bastante dis- 
cutible, no admiten — a pesar de la derrota sufrida — que haya 
púgil que lo acueste en la lona. 

Esta última lucha con Risko, a quien nadie consideraba por 
aquí, ha sido una sorpresa tremenda. 

Frente al radio del Diario de la Marina se congregó un" pú- 
blico como de 4,000 personas, en su mayoría españoles, y cada 
porrazo que le atizaban a Don Paulino repercutía aquí como 
las"nO|tas de una .marcha fúnebre. 

Pero es indudable que el mal de la humanidad — entre otros 
mucho's — es el ..apasionamiento: los españoles no quieren con- 
vencerse- de- que 'Paulino es un "bulto", que podría quizás haber sido 
un excelente luchador de greco-romana, o uno de esos hombres que 
se gañan la, vida en.- los circos demostrando resistir el peso de vein- 
te o treinta, indi-i.'iduos feobre sus hombros y hasta poniéndose un rail 
de corbata, pero que no. ha nacido para el cuadrángulo por escase.-; 
de facultades:- 

Todo do' contrario de Hilario 'Martínez, su compatriota, .cu3'a bri- 
llante actuación en el ring le ■proñiete el campeonato de su peso, si 
los americanos no le dan, como *aF¡rpo, una' bravf, a última hora. 

* * * 

A propósito de boxeo y boxeadores. Parece raro que cualquier 
sujeto anémico, arruinado físicamente, sea capaz de resistir y sobre- 
vivir a las más arriesgadas maniobras quirúrgicas, bajo los efectos 

Febrero, 1928 




Vn momento del banquete al Sr. Antonio Romeu, periodista 
argentino y representante de la Compañía de Camila Quiroga. 



el que sabe curar la dispepsia, sino el que conoce los intrincados 
cecretos de la más engañosa viscera de nuestro organismo: el corazón. 

* * * 

Con moti^'0 de los acontecimientos revolucionarios de Méjico, Cu- 
ba se ha visto, visitada últimamente por infinidad de personalidades 
de la política mejicana, obligadas a buscar refugio fuera de su 
patria. 

Entre ellos, nos ha llegado de arribada forzosa el periodista Sr. 
Félix Palavicini, quien después de los agasajos y atenciones que le 
dispensaron nuestros intelectuales, por poco tiene que nuircharse 
ion igual precipitación ele la Habana, que le brindó tan franca y 
cordial liospitalidad. 

(Continúo cu la fagina loó) 

PÁGINA 134 



Febrero, 1928 



CINE-MUNDIAL 



PÁGINA 13 S 



•r--l¿f^ Sf (ÍHCf JSJfeií^s, 




se 



su 



Enemii 



C/ VO hay peor enemigo que la mala salud, cuyos emisarios penetran 
por la boca para invadir el organismo. Búrlese Ud. de ellos, vigorizando 
sus encías y alejando todo peligro de piorrea y de sus achaques y males 
consiguientes, con el uso constante de Ipana. 

Encías sangrantes : í ahí está el peligro ! 

ISu dentadura está en juego! En el campo de la lucha se enfrentan, de una parte, la Piorrea enemiga 
se su salud y, de la otra, Ud. que debe defenderla. Las encías que comienzan a sangrar indican 
la proximidad del enemigo. Son sus cómplices cuando empiezan a ablandarse y a humedecerse. 
La Piorrea llega a robarle a Ud. su dentadura y a traerle achaques del estómago, reumatismo y 
otras enfermedades. La Ipana es aliada de Ud. porque hace que las encías — 
que son el fundamento de la dentadura — dejen de sangrar y se vuelvan fuertes, 
sanas y vigorosas. Por eso, Ipana es más que un dentífrico. Naturalmente que 
da a los dientes un brillo y un pulimento de perla y que deja en la boca un grato 
sabor, aparte de dulcificar el aliento. Pero ha sido creada por la Ciencia Dental 
para custodiar la salud de Ud. La mayor parte de las enfermedades se inician 
en la boca. El uso diario de la Ipana es lamejor garantía de la salud. 

¡Riasfe Ud. de la Piorrea y de las enfermedades! Use IPANA: es más que un dentífrico 




Sonríe mejor quien usí 

IPANA. Da a la vez salud, 

blancura y limpieza. 



IPANA 

PASTA dentífrica 

Preparada por los fabricantes de Sal Hepática 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 






CINE-MUNDIAL 



INSTANTÁNEAS PERUANAS 

DE ACTUALIDAD 




El alcalde del distrito de Rimac, en Li- 
ma, protector de todos los deportes, 
premiando a los alumnos del Instituto 
de Comercio, que sobresalieron en las 
pruebas de pelóla. 



L'n momento del partido de base-ball entre 

los equipos 'Callao" y "Eagles" celebrado en 

el Estadio Modelo del Callao y que resultó el 

mejor juego de toda la temporada. 



Grupo de jugadores de polo que tomaron par- 
te en las pruebas de este deporte, entre los 
equipos del Lima Polo Ilunt Club. Los lan- 
ces resultaron lucidísimos. 



(Foto Manuel Palma.) 



Febrero, 1928 



PÁGINA 136 



CINE-MUNDIAL 




En la inaiigiiración de gimnasios para de¡j(jiii^ias /emeniwis 

en Lima, la Srta. Edelmira del Pando, que tanto lucha en 

pro de esos deportes, diciendo un discurso. 




^ l^^mm^MSW'?: 




Aspecto de la tribuna de segunda al iniciarse el primer encuentro 
entre argentinos y bolivianos. Para darse cuenta de la importancia 
que el balompié tiene en la América del Sur, no hay más que com- 
parar esta gradería con la del parque en que se juega base-ball, en 
la página precedente. 



Abajo, asistentes al banquete ofrecido por el embajador cubano, 
Márquez Sterling, en honor del presidente Leguia. En primer térmi- 
no, el anfitrión con la Sra. de Leguia y el primer mandatario de 
la República con la esposa del enviado extraordinario de Cuba. 



Un momento del juego de balompié entre 
peruanos y uruguayos: Soto, en un admi- 
rable golpe de cabeza cúeja de su valla ti 
peligro de un avance argentino, mientras 
Luna y Sevane luchan y arrebatan la bola. 



El Presidente de la Re- 
pública Peruana, Au- 
gusto B. Leguia, lan- 
zando la pelota al ini- 
ciarse el partido entre 
uruguayos y peruanos. 
(Foto José Aviles.) 



Abajo, los delegados 
a la octava Confe- 
rencia Sanitaria 
Panamericana en el 
Hotel Bolívar con el 
presidente Dr. Car- 
los Enriquez Paz- 
Sedan. 
(Fotos José Aviles.) 



(Fotos José Aviles.) 





Momentos gráficos de 
la vida social y deportiva, du- 
rante el último mes, en la Re- 
pública del Perú. 



Febrero, 1928 



PÁGINA 137 



Febrero, 1928 



CINE- MUNDIAL 



PÁGINA 138 



Madame Lucile 



Famosa Modista Parisiense, Selecciona 
anticipadamente los colores y modelos de 
estas medias exquisitas que distinguen 

CINCO características de moda 



-4 1 >•- 

Finura Exquisita. La 
uniformidad de los hi- 
los en las Medias Hole- 
proof elimina los ani- 
llos obscuros afeantes 
aun en los tejidos más 
ligeros. 



-42^- 

Colores de Moda. París 
dicta los colores de mo- 
da. Un singular proce- 
so OMtidecolorante, ex- 
clusivo de la Holeproof, 
mantiene los tintes cla- 
ros y lustrosos y evita 
que se manchen y des- 
tiñan. 




© H. H. co. 



IOS NUEVOS modelos y colores de las medias que distinguen 
. las creaciones de las coutouriéres más famosas de París, apa- 
recen primero en las Medias Holeproof. Matices nuevos y 
raros son seleccionados especialmente para (|Uc armonicen con 
los materiales del vestido y del calzado (|ue dictará la moda. La 
Calcetería Holeproof — conocida por millones de damas por sus 
cinco características de elegancia exclusivas, — vienen siempre en 
los últimos modelos 3' colores de moda. 

Tenga presente estas cinco características de moda ^ cuando 
compre sus medias. Recuerde que sólo las encontrará en la 
Calcetería Holeproof. 

Vaya a casa de su proveedor hoy mismo y compre estas be- 
llas medias que, a un precio moderado, le suministran la elegan- 
cia y la durabilidad que generalmente se encuentran sólo en las 
medias más caras. 

Holeproof Hosicry Co. 1107 Broadway, New York, U. S. A. 



Jlfed¿ss 

fíoleproof 



Sin hilachas. Las hila- 
chas echan a perder la 
elegancia de la, media. 
El interior de toda Me- 
dia Holeproof se empa- 
reja a mano. 




Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



-4 4 }P'- 

Sin imperfecciones. — ■ 
Nueve inspecciones dis- 
tintiis que se hacen eyi 
la fabrica eliminan to- 
da imperfección que pu- 
diera jnenoscabar la 
elegancia y la durabili- 
dad de las Medias Hole- 
proof, 



Mayor Durabilidad. — 
Ahora, por primera vez, 
las medias más finas y 
exquisitas para damas 
se fabrican con el re- 
fuerzo Ex-Toe de Hole- 
proof en las puntas y en 
los talones. Untejido in- 
visible de hebras retor- 
cidas asegura durabili- 
dad extraordinaria en 
las Medias Holeproof , 



C I N E - M U N D I A L 



TEATRO, TOROS Y 
BOXEO EN MÉJICO 

Por Epifanio Ricardo Soto 




Señoritas que participaron en "la caza de la zo 
rra" organizada por el Club Hípico Alemán. 



^fcl-A'N nombre basta para llenar la actui- 
Jrl lidad teatral: Catalina Barcena. 
^^~M A cada nueva interpretación suya, 
^ " se reconocen a las obras ya vistas 
nuevos valores, y el público llena 
constantemente el Teatro Regis; cosa de mi- 
lagro — en las condiciones actuales y a los 
precios que cobra rapara las compañías de 
aquí, que al fin tienen que admitir que nues- 
tro público sabe ser constante y pagar los 
espectáculos de real valía. 

Lástima que la temporada se resiente de 
falta de estreno, compensada un tanto por 
la renovación que significa el trabajo de la 
Barcena y por la esperanza de que ya se 
acercan los anunciados en el repertorio. 
En cambio, los teatros Ideal y Fábre- 
gas nos presentan una novedad semana- 
ria, y casi todas malas. 




Hay que separar, como la mejor nueva co- 
media del mes, "Mi mujer es un gran hom- 
bre", de Verneuil, vertida al castellano por 
Juan José Cadenas, y cuya fina construcción 
resulta inesperada tras el título astrakanesco. 

Los honores de esta presentación, corres- 
pondieron a la cooperativa de actores enca- 
bezada por Manuel Tamés, que se esforzó en 
aprender la obra; logrando interpretarla de 
manera superior a la que acostumbra. 

De los estrenos del Fábregas, apenas pue- 
de hablarse de "Dóllars", un asunto de con- 
fusiones, picante a ratos, que tiene en su ha- 
ber algunos personajes secundarios bien ob- 
servados. 

Es de esperarse que la compañía de Leo- 
poldo Ortiz, a la que perjudicó su traslado 
del Ideal, vea reanimarse sus entradas cuando 
la refuerce Eugenia Galindo, la aplaudida 
artista cuyo contrato firmó. 

Al Lírico llegó una compañía cubana de 
revistas, la de Rogelini Rey, que tuvo la 
suerte de encontrar la casa adecuada para 
ella. 

Y el Iris, en combinación con algunos ci- 
nematógrafos, presenta las "Atracciones 
Bell", que se renuevan semanariamente: lo 
que nos parece el mejor sistema para que 
un espectáculo de esa índole (variedades) 
pueda vivir. 

Sostiene su interés el campeonato de 
"foot-ball" y aún no puede señalarse al ven- 
cedor probable, porque los últimos partidos, 
cuando escribo, dejaron empatados en el pri- 
mer lugar a los actuales campeones del 

El balón, disparado por Lecanda, del club "Es- 
paña", ha rebotado en el larguero, a pesar del 
estirón del gran Nacho y se salva así milagrosa^ 
mente la meta del "América". 




Fotografía que con- 
servará José Ortiz 
para consolarse 
cuando los cronistas 
¡Htblen de su miedo. 



Febrero, 1928 



PÁGINA 139 



CINE-MUNDIAL 



"América", con los enees "España" y "Asturias". 

El último encuentro entre los dos primeros equipos menciona- 
dos llevó una concurrencia de juego internacional, y el "Espa- 
paña", con un tanto en su contra en el primer tiempo, desarro- 
lló una magnífica labor, y logró el triunfo en el segundo. 

Sorprende ver cómo el "Asturias", relegado a un lugar sin im- 
portancia en el torneo anterior, revive hasta colocarse entre los 
mejores, con muj' contados elementos nuevos; entre los que hay 
que mencionar a Lage, un buen jugador gallego venido de la 
Habana. 

Y se destaca, como siempre, la efectividad defensiva del "Amé- 
rica", a la que debe este equipo sus victorias, por ser su línea 
delantera de las que menos tantos hace al enemigo, entre las de 
equipos fuertes. Lo demuestra el hecho de que, habiendo metido 
sólo once goals, y "Asturias" y "España" veintiuno, en el mismo 
número de encuentros, tengan igual cantidad de puntos ganados. 

Tampoco hay que olvidarse del "Aurrerá", que al principio 
perdió por elevadas anotaciones, y ahora ha vencido al "Atlante" 
y al "Necaxa", considerado este último entre los buenos. 

* * * 

La llegada de Tommy White, campeón 
"welter" de la república, reanimó un poco la 
decaída afición pugilística, y numeroso pú- 
blico fué a verlo pelear con Battling Chico, 
con resultado, otra vez, poco satisfactorio; 
porque White perdió su título por haber da- 
do un "foul" accidental en el segundo asal- 
to, después de propinar a su contrincante 
una paliza en el primero. 

Ya suena la palabra que liace huir al pú- 
blico desconfiado: revancha. 

El mismo día, en los preliminares, Chicho 
Cisneros recuperó su cinturón venciendo a 
Marcial Zavala, que se dice tenía una ma- 
no lastimada. 

* * * 

El corresponsal de un diario en Mazatlán 
da la noticia de que, en un encuentro entre 
Joe González y Yale II, el primero de los 
mencionados pugilistas murió víctima de un 
golpe bajo. 

Parece ser que González reclamó, siendo 
obligado por el juez a seguir combatiendo, 
hasta que se desplomó moribundo. 

No había médico de ring 3^ el doctor Es- 
tanislao Magaña, allí presente, no quiso pres- 
tar sus auxilios si no se le' pagaba previa- 
mente. 

El corresponsal termina diciéndonos que 
la consternación es muj^ grande entre los 
afectos al viril "arte" del pugilismo. 

Desearíamos ver lo que dicen de eso los 
indios seris a quienes se ha persuadido a in- 




Will Rogers al llegar a 
Méjico. 



El Embajador norteamericano Morrow, en las pi- 
rámides, de San Juan Teotihuacán, con el Secre- 
tario de Educación de Méjico, Dr. Puig. 

corporarse a nuestra civilización, y j'a aban- 
donaron sus madrigueras en la isla de Ti- 
burón; viviendo ahora en una playa al Sur 
de Hermosillo. 

Ojalá sus maestros no se ocupen de ense- 
ñarles deportes y canciones, según la moda 
actual, ni les hablen del "arte del pugilismo". 

Tratándose de juegos al aire libre, es de 
cajón dedicarles toda clase de alabanzas, ol- 
vidando que también tienen sus inconve- 
nientes. 

Justamente, el Sr. Lie. Primo Villa Mi- 
chel, encargado del despacho del Gobierno 
del Distrito, ha dirigido una circular a los 
Ayuntamientos, invitándolos a destinar lu- 
gares suficientemente amplios para campos 
deportivos y juegos de niños, con el fin de 
estimular el gusto por la cultura física, que 
aleja de tantos vicios y mejora a los indivi- 
duos. 

Todo eso, en opinión de la circular; pues 
ya es sabido que también crea una casta de 
vagos, perfectamente inútiles para otra cosa 
que ganar una carrera o meter un "goal", 
que ya van siendo las aspiraciones máximas 
de los estudiantes de hoy. 

1,0 cual no quiere decir que pensemos que 
la disposición está mal. 

En cambio, consuela que se hable del gran 

(Continúa en la página 164) 




Un pase natural de Enrique Torre» durante su última tarde triunfal. 



Febrero, 1928 



PÁGINA 140 



Febrero, 1928 



CINE-MUNDIAL 



r 



PÁGINA 141 




En el papel principal 




LICGETT ií MYERS TOBACCO CO. 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



■■■I 



CINE-MUNDIAL 



'XA, C'EST 

parís... " 




LA catherincttes son un "artículo de París" 
que no ha logrado éxito fuera de Francia. 
Para que una muchacha logre la condición 
de catherinettc es preciso que sea modista, que 
cuente veinticinco años, que no tenga novio 
y que se ponga un gorrito de colores y si 
la es posible de papel, el día de Santa Cata- 
lina. Ninguna de estas cuatro cosas consti- 
tuye un ideal para las mujeres. Pero las de 
París son excepcionales. En París, todas las 
muchachas quisieran ser catherincttes el día 
de Santa Catalina. Es preciso tener en cuen- 
ta que las catherincttes se adornan en esta 
fiesta con un atributo que no sé si es un de- 
recho o si es un deber. Este: Dejarse besar 
por los transeúntes complacientes y oportu- 
nistas. 

Pero a pesar de todo cada año es menor el 
número de las hijas de la tradición. Bien es 
verdad que la costumbre del beso cae en des- 
uso. Por otra parte, el beso tiene menos im- 
portancia en París que en otras latitudes qui- 
zá por más apasionadas menos comprensivas, 
o por menos apasionadas más comprensivas. 
Además en París el beso es una expresión 
pictórica de ambigüedades. Es posible que 
estas mismas ambigüedades le haj'an rehabi- 
litado. En un país donde es costumbre que 
un general bese a un héroe después de cla- 
varle la Legión de Honor, no puede tener 
el beso la importancia rotunda que tiene en 
otros países. Reconozcamos, no obstante, que 
los que suelen recibir las catherinettes, no son 
del mismo color que los que producen las 
condecoraciones. 

En realidad lo que ocurre es que el afán 
contemporáneo de la estilización, alcanza a 
todo. Lo popular desaparece. El júbilo ca- 
llejero tiene cada vez menos partidarios. Se- 
ría inútil que los estudiantes del Barrio La- 
tino y los supervivientes de la bohemia de 
Montmartre el Viejo, buscaran en el torbelli- 
no sensual de la Plaza de la Opera, una 
catherinette romántica, en estos tiempos en los 
que Luna Park las ofrece un baile y otro 
baile cada taller de los Campos Elíseos y de 
la rué de la Paix. Las catherinettes van a 

FebrerOj 1928 



A la derecha, José Sánchez 
(hierra, el entonces Ministro 
de Marina, Fernando Prida y 
el Sr. Alvear, aliora presiden- 
te de Argentina, durante su 
viaje a España. 



estos bailes, vestidas de duquesas y con unos 
gorros bordados de pedrería como los de Ca- 
talina de Rusia, la emperatriz catherinette. 
Los estudiantes que no las ofrecen más que 
el buñuelo de irianzana asimismo clásico, no 
las importan. Y en Luna Park todo está 
dispuesto para hacerlas posible el abandono 
del rincón de todos los días en la plata- 
forma del autobús en trueque de una "con- 
ducción interior". 



Un vecino de Montparnasse 



DESDE hace una semana, tiene Montpar- 
nasse un ciudadano nuevo. Este nuevo 
ciudadano de Montparnasse se llama el Ex- 
celentísimo Señor D. José Sánchez Guerra. 
Fué en tierra española Presidente del Conse- 
jo de Ministros. En nuestros días, es un 
desterrado. Un desterrado que se ha impues- 
to esta pena a sí propio. Pero no obstante 
no puede o no quiere decir como los suicidas: 
"Que no se culpe a nadie de mi destierro." 



(Continúa en la página 160) 



PÁGINA 142 



C I N E - iM U N D I A L 



LOS LIBERTO S DELTIROL 



o r 



s t e 



a n 



e n a 



fiel 



^|!j AY una herida en el cuerpo . político europeo que continúa 
MRH üangrando y que no ' quiere • cicatrizarse. No existe caso en 
^¡^^ toda la historia antigua o. moderna que llame con tanto 
vigor a las puertas de la 'conciencia del mundo. 
iV los pueblos que lian sido arrancados por las raíces y vendidos 
en esclavitud de la noclie a la mañana, no les queda otro tribunal 
donde e.\poner sus quejas que el de la opinión pública. Hablo del 
encantador país en que el sol meridional gana la primera batalla 
contra los rigores de! norte; un país habitado por raza viril y vale- 
rosa que corre ahora ¡leligro de completa extinción. El Tirol Meridio- 
nal ha sido arrebatado a su tronco paterno por la paz de St. Ger- 
main. En el curso de los años, se ha transformado de una tierra son- 
riente y próspera, habitada por cam])esinos satisfechos, que era an- 
tes, en un verdadero infierno. 

Ayer, la atención del mundo civilizado se detuvo nuevamente en 
la situación de esta comarca, merced a las palabras del más franco 
de los autores contemporáneos: Bernard Shaw. Dice que Mussolini, 
a (]uien por lo demás admira por muchos motivos, ha fracasado en 
su intento de transformar en italiana a una tribu germánica, apasio- 
nadamente devota de su lenguaje y de sus tradiciones raciales. 

Habiendo yo pasado algi'in tiempo en este país recientemente, me 
apresuro a unir mi opini(')n a la del literato inglés y aventuro a de- 
clarar, además, que la comarca no puede ser italianizada ni al cabo 
del siglo de dominio fascista que Mussolini, profeta, acaba de pro- 
clamar. 

Cuando el pueblo del Tirol Meridional apela al tribunal de la 
humanidad, trae consigo testimonios que no dejan lugar a duda. Los 
aliados entregaron la comarca a Italia sólo por razones estratégicas. 
AVilson había declarado, en uno de sus famosos catorce puntos, que 
"la frontera italiana debía rectificarse de manera que se tuviesen en 
cuenta los derechos de los pueblos afectados y a quienes no debía 
tratarse como si fueran simplemente piezas en un tablero de ajedrez". 
Desgraciadamente, había prometido a Orlando el Paso del Bren- 
ner, pero él y otros fabricantes de paz insistieron en exigir a Italia 
la promesa de que respetaría la cultura, el idioma y las costumbres 
del Tirol Meridional. Esta promesa fué hecha solenmeniente por los 
delegados de paz italianos y formalmente 
confirmada por el rey de Italia en un dis- 
curso del trono, poco después. 

Al principio se hizo un débil esfuerzo pa- 
ra recordar el espíritu de alguna de estas 
promesas, pero con el advenimiento de Mus- 
solini sobrevino un reinado de terror que 
continúa imperando. Para apresurar el proceso de 
italianización, todos los funci(>nari(K!;ífle la nueva 
lirovincia fueron importados de Sifrlia y del sur 
de Italia, los cuales no hablaban una sola palabra 
del único lenguaje que los habitantes de la provin- 
cia entendían. Se cerraron todas las escuí^las ale- 
manas y el aprendizaje de este idioma se prohibió 
con. severísimas penas. Un maestro que enseñó ale- 




Lcñadores y fusilero-; (Jcl ^'orlc ilcL Tirol quc lomaron purte en el desfile organizado en 
honor de los íiruleses del Sur, sus consanguíneos. 



Tiroleses del Norte, en una manifeslaeión 
en pro de los del Sur 

man en privado, fué detenido y continúa ha.sta 
la fecha preso en una de las islas penales. En 
vez de sacerdotes alemanes, se instalaron italia- 
nos y cuando los tiroleses, en la imposibilidad de 
entender una sílaba del sermón, abandonaron l:i 
iglesia, los carabineros se encargaron de hacerlos 
entrar de nuevo en el templo, por la fuerza. Se 
hizo un crimen de la exhibición rótulos o letreros 
que no estuviesen escritos en italiano. Parece in- 
cleíble, pero es literalmente cierto que se dio el 



Ci'iiliiiúa en la páyiiia 165) 



Febrero, 1Q2S 



PÁGINA 143 



C I N E - M U N D I A L 



La Sría. Eaiuis- 
san, del "Varie- 
ly Stars", en el 
teatro Rivoli de 
Manila. 




MANILA FESTEJA A 
UN NAVIO ESPAÑOL 



Por Narciso Sarte 



Abujo, el comandante del cru- 
cero "Blas de Lezo", don Gon- 
zalo de la Puerta, con el cón- 
sul español de Molla, su se- 
ñora y otras distinguidas per- 
sonas que fueron a recibirlo 
al puerto. En aguas filipinas, 
el "Blas de Lezo", cuya pre- 
sencia en Manila dio origen a 
lucidas fiestas. 




El cónsul de China, Lingoli Wang (con la 

banda sobre el pecho), acompañado de 

parios capitalistas sus compatriotas, el Din 

de los Chinos, en la ciudad de Manila. 




gl0lg0smmsi»^- 



.^•V^A Manila liispana ha vuelto a surgir de su modorra por en- 
mI T <^''"i'i f'*"! americanismo ranipante de estos días. En los bal- 
JF^^^ cones y en las facliadas de casi todas las casas, la bandera 
^^^^ roja y gualda flamea alegre y gloriosa. Y es porque ha arri- 
bado a estas playas niagallánicas el crucero español "Blas 
de Lezo", trayendo el amor de la madre España. Después de los 29 
años en que se ha arriado la enseña del Le<')n de Castilla en estas 
benditas islas de nuestros amores, ha vuelto España a su Hijo. 

"Donde está el Hijo allí estará la Madre", dijo al saludar al pue- 
blo el comandante del crucero, Don Gonzalo de la Puerta. La Ma- 
nila cosmopolita y filipina están tributando a los bravos "cachorros" 
lo mejor de esta tierra. Haj'' recepciones, bailes, veladas y cham- 
pañadas en todas partes. La misma Legislatura, por medio de sus 
Presidentes ha ofrecido un "champagne de lionor" al día siguiente 
de su arribo en el mismo Palacio de las Leyes. A su llegada, salie- 
ron a su encuentro varias imidades de la fuerza americana en estas 
islas, juntamente con barcos empavesados y lanchas engalanadas, to- 
dos llenos de gozosa y distinguida miütitud. Y, en los pantalanes, 
miles de corazones palpitaban de alegría. Las fiestas por el Día de 
la Raza se han hecho coincidir con esta visita. 

* * * 
Hace unos días solamente se ha llevado a cabo el "Tag Day", la 
camp.iña de recaudaci(3n en Manila para los fondos de la libertad. 
Unas mil niñas de diferentes colegios, clubs y organizaciones cívicas, 
han salido a la calle vendiendo "tags". Los chinos, japoneses e in- 
dios se han distinguido durante esta campaña aportando sus con- 

■ Febrero, 1928 




tribuciones a manos llenas. 

Con el acentuado ambiente de 
pan-orientalismo que reina en es- 
tos días hay más unidad de senti- 
miento entre los hermanos orien- 
tales. Este acercamiento de los 
pueblos de este lado del hemisfe- 
rio fué avivado con la expulsión 
de Filipinas, ordenada por el go- 
bierno americano, del gran líder 
del nacionalismo javanés. Tan Ma- 
lakka, que ha venido a esta tierra 
como refugiado político. Este 
acercamiento de pueblos orientales 
se debe también a las continuas y 
patentes muestras de hermandad 

entre China, Japón el archipiélago malayo y Filipinas. 

* * * 

La temporada vodevilesca de esta capital acaba de terminar. 
Compañías rusas y americanas que han estado de paso en la ciudad 
dando funciones en los principales teatros ya se han internado a las 
provincias. También ha estado aquí el famoso circo de Isaco que te- 
nía un completo juego de animales bien amaestrados y una buena 
colección de "piezas", especialmente el coro. El teatro serio está 
dormitando. Alguna que otra vez, aficionados de la buena sociedad 
(Continúa en la página 177) 

PÁGINA 144 



Maggie Callowuy, artista de las 
"Varieiy Stars" del teatro Rivoli. 



ir 



C I N E - M U N D I A L 



PRKUnTAVr KSPUKTAS 




Informe. — Una amabilísima amiguita mía, Miss 
Mildred A. Weichel, de Brookline. en Massaihusetts, 
me ti-asmite los siiruientes datos, nue estoy sejjuro 
de que mis lectores le ayiadeceián tanto como yo. 
Y no estará mal que, además, se haya patente aquí 
la agradable sorpresa con que vemos lo bien que 
esta norteamericanita redacta y escribe el castellano. 

Como Ud. tan erudito en cuestiones de cine y sus 
estrellas, parece ignorar ciertas cosas sobre el astro 
Bebé Daniels, voy a darle estos datos que ojalá pu- 
blique por que interesarán a sus muchos lectores his- 
panos. 

El abuelo de la Daniels se llamaba George Buttler 
de Forest Griffith, era Cónsul de Estados Unidos en 
Colombia y se casó con Doña Guadalupe García de 
la Plaza, de Palmira, Colombia. Tuvieron varios hi- 
jos, entre ellos la madre de la estrella del cine que 
nació en Colombia, vino a este país sin conocer una 
palabra de inglés y la cual vino a ser más tarde una 
artista dramática. De esta manera le ha venido a 
la Bebe Daniels su inclinación a la escena. 

Entiendo que la madre de la Bebe vive aún en Ca- 
lifornia y que su abuela, si no ha muerto, vivió has- 
ta no hace muchos años. 

Alberto D., Santiago de Cuba. — Ya me informé y 
no hay el menor rastro de ese argumento que Ud. 
envió a la Fox en 1921. La verdad, y sin ánimo de 

ofenderlo, un señor que espera siete años pero 

mejor es no acabarle de amargar la existencia. 

E. G. T., Bogotá. — No conozco más casas que des- 
pachen buenas efigies de artistas que las productoras 
que tienen contratados a los diferentes astros. La 
última cinta de Aliene Ray es una serie de Pathé: 
"El Halcón de las Montañas" y la postrera (que yo 
recuerde) de Vera Reyno'.ds se llama en inglés "Sun- 
ny Sido Up". Walter Miller no habla español. Bebé sí. 
. Orquídea Borincana, Ponce, P. R. — Si me gusta e! 
nombre. Y lo mismo la letra. Para decidir si me 
agrada también la persona ¿ qué medio más sencillo 
que el de mandar un retrato? No aceptan las casas 
productoras argumentos en castellano. Y rara vez en 
inglés. Me consta. Dificilísimo es que un artista lea 
personalmente las cartas que se le remiten: las re- 
cibe a millares. 

Miss Nobody, Mayagücz, P. R. — Lo niego tenni- 
naníemente. Me parece que Víctor Varconi es soltero. 



pero profetizo que lo van a atrapar muy pronto. 
.\unque tengo direcciones de artistas franceses, no 
me atrevo a publicarlas aquí, porque los datos .son 
muy antiguos. Gi-eta Garbo, Metro-Goldwyn (dii-ec- 
ción en el número de enero). Las Talmadge, Tal- 
madge Productions, 729 7th Avenue, New York City. 

Juan Español, Madrid. — Muy bien su idea de fil- 
mar "Taraan de los Monos". Tan bien, que ya se 
le ocurrió a una casa productora de aquí ¡y la filmó 
hace la friolera de seis años ! Don Ramiro Pérez, 
por cuyas aventuras no es Ud. el único en suspirar, 
continúa dedicado a los negocios del café y sin tiem- 
po para contarnos sus sabrosos contratiempos. Yo 
estoy deseando que le vaya mal, a ver si asi regresa 
al redil. 

Gonzalo T. G., San José de Costa Rica. — Perdone 
Ud. que hasta hoy le conteste su carta y dispenso 
también que no pueda hacerlo directamente. Le con- 
viene dirigirse a Ferdinand V. Luporini, Inc., French 
Building, New York. 

Máscara Roja, La Habana. — Con una carta como 
la suya cada mes, tengo dosis de optimismo para 
todo el año. Gracias, gracias y gracias. Sépase, mun- 
do lector, que esta habanerita salerosa no.? da los 
siguientes informes. (Que dirijo particularmente a 
Perla del Mar, Buenos Aires). "Gloria la Gloriosa" 
fué una cinta que se llamó en inglés "The Delicious 
Little Devil", con Mae Murray (1919), pero en 1924 
hubo el mismo Diablillo Delicioso, con Valentino y 
Mae Murray, de marca Universal, cuando ya Rodol- 
fo era el principal atractivo de taquilla. La película 
fué en S partes, dirigida por Leonard, y éste es el 
reparto: Kitty Maguire, Mae Murray; Patricio su 
padre, Harry Rattenbury ; Barney su tío, Richard 
Cummings : Joaquín Calhoun, Rodolfo Valentino : Mi- 
guel Calhoun, Edward Jobson ; Dinny, Ivor MacFad- 
den : Duque de Sauternes, Bertram Grassby ; Larry, 
William Mong. 

Hero, Méjico. — El Libro de Oro se editó antes de 
que las dos artistas mencionadas por Ud. figurasen 
como estrellas. Joan Crawford e.stá con Metro-Gol- 
dwyn. Bebé con Paramount (direcciones, en el nú- 
mero anterior), 

L. W. H., Bahía Blanca. — Los dos hombres más 

(Continúa en ¡a página 148) 




Grupo de Violeteras que tomaron parte en el festival del r>oce de Octubre en Miramar, 
Santos, Brasil y que nos envían su retrato pora que veanws qué (juapus son las brasileñas. 



jLja boca da 
entrada a muchas 
enfermedades 



Una boca desaseada es una fuente de 
peligro. Los gérmenes que ella alberga, 
y que se tragan constantemente, pueden 
producir indigestión, gastritis y otras en- 
fermedades. Por eso los médicos reco- 
miendan el mantener la boca en estado 
higiénico mediante el uso de un buen an- 
tiséptico. 

El Dioxogen es el antiséptico ideal pa- 
ra usarse en la boca porque no es vene- 
noso. Su acción desinfectante se debe 
únicamente al oxígeno que contiene, el 
agente purificador más potente que la na- 
turaleza nos ha proporcionado y que es 
absolutamente inofensivo a los tej'dos del 
cuerpo humano. El Dioxogen penetra 
hasta los bordes de las encías y limpia 
perfectamente los espacios a donde no lle- 
ga el cepillo de dientes. 

Pero no hay que confundir el 
Dioxogen con las aguas oxigena- 
das corrientes pues el Dioxogen, 
en primer lugar, tiene mayor con- 
centración — contiene 12 volúme- 
nes de oxígeno en vez de 10, co- 
mo las corrientes — y, en segun- 
do lugar, no contiene acetanilida 
ni está recargado de ácidos irri- 
tantes u otras impurezas. Aunque 
el Dioxogen pueda costarle un 
poco más, es realmente más eco- 
nómico. 



xoaen 



Agua oxigenada estable, concentrada 
y pura. 

Tenga siempre un frasco a mano 



De venta en las far- 
macias y droguerías en 
frascos de 4, 8 y 15 
onzas. 



Un los frascos de 
mayor tamaño resul- 
ta más económico. 




THE OAKLAND CHEMICAL CO.. 

Depto. C-M. 

r^S Fourth Avenue, 

New York City. 

Sírvanse remitirme gratis un ejemplar 
de la novelita "El Ángel del Hogar." 

Nombre _ - 

Dirección 



País 



Febrero, 1928 



r.\üir:.\ 



i-:5 



Febrero, 1928 



CINE- MUNDIAL 



PÁGINA 146 










^^^:%^' 










El Gracioso y Ligero 
Chrysler "62" 




El Potente, Nuevo 
Chrysler "72" 




i 



s 



El Suntuoso 
Imperial "80" 



Goce la Delicia 
del Verdadero 
Automovilismo 



Manejar un Chrysler es cerciorarse de 
cosas que sólo el Chrysler puede revelar. 
Tome en sus manos el volante de direc- 
ción de este coche — córralo despacio o a 
rienda suelta por las carreteras más difí- 
ciles y escabrosas. 

¡Qué maravilla la de sus mecanismos de 
gobierno! Usted puede percibir su instan- 
tánea obediencia al más leve toque de los 
reguladores — su régimen de velocidad y 
aceleración— su potencia avasalladora y 



Correstiondencia de compañías resporu 
sables que deseen informes con respecto 
a la representación del Chrysler, será 
atendida confidencialmente. Favor de 
dirigir cartas al: 

Depto. De Exportación 
Chrysler Sales Corporation 
Detroit, Michigan, E. U. A 







.^■i,-.v*i"V.. 



'51' 



„r,-l.^1^''''^ 



<.'^!--«^ 




Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



Febrero, 102S 



CINE- MUNDIAL 



PÁGINA 147 




la reposada comodidad de su marcha. 

Luego, la impecable belleza de las carro- 
cerías Chrysler, cuyos trazados distinti- 
vos han hecho de este coche el carruaje 
favorito de la gente bien en Europa y en 
la América Latina. 

Ofrecemos cuatro modelos incom.parables 
en las cuatro escalas de precios del mercado 
—el Chrysler "52," el "62," el "72," y el 
Imperial "80" — un coche para cada gusto, 
y precios al alcance de todos los bolsillos. 






lrftpj^yrl<xJi '80' 





Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



C 1 N E - M U N D I A L 



Ud. Puede Confiar 
en este Antiséptico 

No hay más peligro de envene- 
namientos accidentales. No 
hay más peligro para sus ni- 
ños. Las dudas acerca de infeccio- 
nes y enfermedades han quedado 
eliminadas. Puede Ud. llevar Zoni- 
te a su hogar con absoluta coníian- 
za, pues este nuevo e inofensivo an- 
tiséptico elimina todo riesgo. 

Protege a Ud. de 
infinitas maneras 

Zonite es un poderoso germicida, 
, aunque absolutamente seguro e ino- 
fensivo para el que lo usa. Cuarenta 
veces más fuerte que el peróxido de 
hidrógeno — no es de extrañar que 
mate los microbios. Como lavado 
bucal o en forma de gárgaras, Zoni- 
te evita las enfermedades que tienen 
su origen en la boca. Desinfecta per- 
fectamente las cortaduras, quema- 
duras y ampollas, cuando se aplica 
prontamente. Es también un correc- 
tivo de la caspa, un agente esterili- 
zador en casos de roncha y erup- 
ciones de la piel; un desinfectante 
activo y el antiséptico más seguro 
para la higiene femenina. 

Si desea obtener información adi- 
cional relativa a este notable pro- 
ducto, llene el cupón adjunto y en- 
víenoslo. Zonite Products Corpora- 
tion 17 Battery Place, Nueva York, 
E. U. A. 

\ \ V 



Zonite para : 




Evitar enfermedades contagiosas 

Cortaduras y heridas 

Lavarse la boca 

Irritaciones de la garganta 

Catarros 

Quemaduras y ampollas 

Sarpullido y erupciones de la piel 

Picaduras de insectos 

Eliminar olores del cuerpo 

Higiene personal femenina 



'^nítc 



ZONITE PRODUCTS CORPORATION, 
17 Battery Place, New York, U.S.A. 

Síi-vanse enviarme un ejemplar gratis del 
LIBRO DE INSTRUCCIONES para el uso de 
ZONITE. 



Nombro 

Direrción.. 

Ciudad 

País 



PREGUNTAS Y RESPUESTAS 

(i'iciic de la páf/iiui 145) 

acaudalados de este país son Henry Ford y John 
Rockefeller, hijo. 

Ojos de Fuego, Montevideo. — No se fíe Ud. de lo 
que vea en los diarios respecto a cuasi-def unciones 
de los astros de la pantalla: casi siempre es publi- 
cidad. Sí creo que me quiera Ud. peio convendrá, 
dulce amiguita, en que se necesita tener una gran 
suma de f e . . . Y sígame escribiendo, \>oí- las dudas. 

Dos locas por Cortez, Rosario, Argentina. — Pues 
no son sólo dos, se los aseg"uro. Sí conozco al objeto 
de la enajenación mental de Uds., pero no he cruzado 
con él más que unas cuantas palabras. Sin embargo, 
en la revista salió una entrevista suya con Guaitsel. 
Entiendo que era soUero antes de casarse con Alma, 
pero no me comprometo. No, realmente, a mí no 
me parece lindo ; quizá porque i^ertenezco al mismo 
género. Y perdónenme que no ijueda decirles más, 
por ahora. 

Alma Anhelante, Rosario, Argentina, — Mi iuven- 
tud es muy relativa. Comparado con algunos de mis 
colegas resulto casi un bebé. 

G. L., Bahía Blanca, Argentina. — Estoy quedando 
muy mal con mis lectores sus compatriotas. Las no- 
ticias que poseo de Lawrence Gray se reducen al 
más redondo de los ceros. 

As, Santos, Brasil. — Eso de "taquimecanógrafa" a 
mí tampoco me suena. Debe querer decir persona 
— seguramente del sexo bello — que escribe en má- 
quina y toma al dictado sirviéndose de esos signos 
cabalísticos que tanto intrigan a los profanos. 

Sofía, Managua, Nicaragua, — A menos qm traiga 
Ud. ya un contrato firmado con empresario3 de aquí, 
no le aconsejo que se lance a buscar fortuna con esa 
jovencita precoz. Aquí las hay a docenas ... y ni 
quien les haga caso, es decir, no producen. La hablo 
a Ud. seria y sinceramente. 

Flor de Té, Santiago de Cuba. — En este mismo 
número hallará Ud. los datos que le interesan. Lo 
del ataúd de cristal no es cierto. 

Una futura artista, Lima. — Conformes. Si viene 
Ud. aquí se encontrará la mar de desengaños. La 
dirección de Jackie Coogan es la de Metro-Goldwyn, 
ya dada. Espero nuevas letras suyas, con el relato 
de nuevas aventurillas. 

Fedora C, Placetas, Cuba. — En el número prece- 
dente encontrará Ud. direcciones de artistas a ijori'i- 
11o. Perdóneme que lo dé el trabajo de ir a buscarlas. 

El Fantasma Negio, Cartagena, Colombia. — Efec- 
tivamente, todo está del color de su seudónimo. Ya 
le pasamos la carta al Director, para que se entere. 

C. E. C, Buenos Aires. ■ — ¿ También a Ud; lo trae 
inquieto Joan ? Pues somos rivales. Yo le escribo a 
Metro-Goldwyn-Mayer ; pero ella no me contesta. Que 
Ud. tenga más suei'te. Rod La Rocque. que tanto S3 
parece a Valentino, recibe correspondencia en Pathé- 
DeMille, 35 West 45th Street, New York. Charles 
Ray ya se retiró del Lienzo. Ahora trabaja en va- 
riedades. 

Joven alegre y simpática, Méjico. — Pues no es Bet- 
ty Blythe. ;. No ves que si sale de mamá, confiesa 
que ya está en edad de retirarse del arte mudo ? Y 
eso sí que no hay artista que lo reconozca, y Betty 
menos. Alee Francis no se ha muerto aún, que yo 
sepa. Sí se enamoró Gilbert de Greta, pero creo que 
no hubo "viceversa". Y tú estás cada día más ama- 
ble. Vuelve a mandarme abrazos y letras. 

Don Juan de Córdoba, Argentina. — Anita Stewart 
está a medio retirar ; Alma, de viaje ; Jobyna, en va- 
caciones lo mismo que Bessie Love. De modo que 
tiene Ud. mala suerte para las direcciones, porque la 
de Lillian Tashman — última que queda — la he per- 
dido. 

Un Novicio, Bahía Blanca, Argentina. — Lo mejor, 
liara obtener sellos de correo norteamericanos, es di- 
rigirse — según ha aconsejado antes — ya al consula- 
do local, o ya a alguna casa de comercio de este país 
establecida allá. 

Lolita, Buenos Aires. — Nunca he tenido la direc- 
ción de John Bari'ymore, pero estoy seguro de que 
sí le dirige la carta a Warner Brothers, 1600 Broad- 
way, New York, se la trasmitirán, aunque ya no tra- 
baja para esa compañía. 

Flor de Dolor, Méjico. — Estoy seguro de que a 
estas fechas, ya no la parecerá la pena tan grande. 
Aun a riesgo de que se haya Ud. contentado con él, 
gax'antizo que su ex-novio es un animal. Romántica- 
mente, y en serio, le aconsejo que lo olvide. Y que 
haga todo lo contrario conmigo, aunque no pretendo 
substituirlo. 

Bellic, Lima. — Diríjase Ud. en castellan j al "Fo- 
reign Deiiartment, Paramount Pietures, Paramount 
Building, Nueva York" y si acompaña a su petición 
un sello de correo norteamericano, la atenderán. 

Ramona Samaniegos, Santiago de Chile. — Sólo la 
dirección de Motro-Goldwyn conozco donde Novarro 
)-eciba cartas. En cuanto a la sucesión de Valentino, 
sigue vacante: i se la disputan tantos! El público, 
que será el que decida, todavía no da su veredicto. 

Esperanza, Matamoros, Méjico. — Acepto el casli- 
KO. Y dígame, ¿cómo hace Ud. para escribir tan bo- 
nito desde el principio hasta el fin ? Yo comienzo pas- 
mosamente, pero a la tercera línea ya perdí el equi- 
librio y al terminar la carta, ni quien la entienda. 
Envidia le tengo. Alette Marchal está con Param.ount, 
(dirección arriba). Troubetzkoy, lo icnoro. Y no es 
lo único I ay ! No conozco una sola do las direcciones 
que me pide, fuera de las de los talleres en que ellos 
y ellas trabajan y que ya lie publicado tanto. ¿La 

(Ciiiifiín'iii cu lii ¡hUiÍiiü 1>0) 




el CUTIS femenino es tan de- 
licado como una flor; no lo 
marchite con jabones inferiores 

cnnsérvclo fresco y juvenil con el 




iRiEiunriEíR, 




La Apariencia 
PERSONAL 

es hoy, más Que nun- 
ca, clave del éxito pii 
Ici uda. tanto social 
como de los negíXíios. 
I'aid. líis persona.^ df 
lueinas deformes, tan 
to hombres como mu- 
íeies, será grata míe ■ 
^a saber que mi nue- 
\o iparato enderezará 
las piernas arnueada.s 
\ las zambas en las 
lodiiias se^'ura, rápida 
V cíímodament e , sin 
doioi y sin operacio- 
nes. Se u,sa de noche. 
Mi nuevo aparato "Lim-Straitner" Modelo 18 Patentado. 
os fácil de ajusfar y su empleo le quitará ese a,specto lui- 
millante y mfjorará en 100 por ciento su apariencia per- 
sonal. (El i\Iodelo 18 no es como los antiguos brazales o 
entablillados de enpcorrosas amarraduras difíciles de ajus- 
tar. Es ün aparato científico, moderno, de méritos com- 
probados, y los médicos de todas partes lo emplean y 
recomiendan desde hace siete años.) 

Escriba hoy pidiendo detalles, testimonios y mi libro 
fisiológico y anatómico de propiedad literaria asegurada, 
donde explico la forma de corregir piernas arqueadas y 
7ambas. :\randc' 10 cts. para el frannueo.— M. TRILETY, 
Especialista.— 239L-W. U. BIdg., Bínghamton, N.Y. E.U.A. 



EVITE LA caída DEL CABELLO 

Garantía de Nuevo Pelo o Devolución del Dinero. 

IModemo Tratamiento del 
Pericráneo científicamente 
perfeccionado. Penetra bsjo 
lii superficie del cuero ca- 
l)plludo, íigorizando y re- 
viviendo las raíces muertas 
del pelo. El principio e^ , 
nuevo y los resultados po- 
sitivos. Evita la caspa, y 
la caída del cabello: T.O 
HACE CBECETÍ. devol- 
viéndole su belleza y lus- 
tre naturales y estimula su 
crecimiento abimdante y e,- 
peso. Millares de iieisonas 
lo han usado con ic,snltadn.s asombrosos. Pruébelo a 
tiucstia costa. Si no aumenta y embellece su cabello, na- 
da le cuesta. Nuestra garantía lo protege ampliamente. 
ENYIE HOY giro postal o bancario por $2.00 oro 
americano y le remitiremos un frasco del Tratamiento 
del Pericráneo "KEVrVE-irAm". Siga las instruccio- 
nes descritas en la circular que enviamos con su pedi- 
do, y si después de un mes de uso no está Fd. satis- 
fecho con los resultados, le reembolsaremos su dinero. 

L. MATOS LABORATORY, Dept. P75 
329 Lenox Ave. Nueva York, N. Y., E. U. de A. 




Feiírkro, 192S 



PÁGINA 148 



Febrero, 102S 



C I N E - ]\I U N D I A L 



PÁGINA 149 




ir — *' — ZL _ I ( T J > 



¡El centinela! 



El "Flit" es fatal para los insectos 




c 



"LíZ /í/to amarilla 
con la faja negra" 






ci-cwro 



Ifc; 






DESTRUYE 

Moscas 
Mosquitos 

HormigasChinclies 




jUANDO moscas y mosquitos com.ienzan su tarea ale- 
vosa de amargar la vida de las personas — el "Flit" 
defenderá el hogar contra sus ataques malsanos y 
molestos. Cuando cucarachas, chinches, hormigas, pul- 
gas y la polilla se ceban en la salud, en los alimentos y 
en las ropas — el "Flit," con su rocío fino y penetrante, 
dará fin de estas hordas. 

El "Flit" — el destructor científico de todos los insectos 
domésticos — trae felicidad, comodidad, salud e higiene al 
hogar. Penetra en las rendijas que usan los insectos para 
esconderse y criar, y destruye sus huevos. Es fácil de 
usar. No mancha. 

Químicos famosos perfeccionaron el "Flit." Es mortífero 
para los insectos e inofensivo para el hombre. Altamente 
recomendado por los Inspectores de Sanidad. De venta 
en los principales establecimientos. 



enlístese en la guardia de la salud 



uuiuuMuuauumm 



UiUUUIá 



lUU 



uu 



Ui 



UUUiUiiUUUUiUiiíiUiUiUUaUliiUUA 



TI 3 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



m 



CINE-MUNDIAL 



^hD-pA^- 



¿ En qué condición 

está su cepillo de 

dientes? 

EL cepillo Pro-phy-lac- tic 
para dientes dura mucho 
tiempo. Mas, cuando las cerdas 
se ablandan con el uso, debe 
comprarse uno nuevo— cada tres 
meses, por regla general. Con un 
cepillogastadonopuedelimpiar- 
se debidamente la dentadura. 

Fíjese en la forma de sierra de 
las cerdas, el copete largo en la 
punta y la curva del mango del 
cepillo Pro-phy-lac-tic que le 
permiten limpiar las partes más 
inaccesibles de la dentadura. 

Tres tamaños: para adultos, 
niños y bebés; con cerdas duras, 
medianas y blandas. Mangos: 
blanco— opaco, y también trans^ 
paren tes en colores rojo, verde 
y anaranjado. 

Preferido por el público por 
más de 40 años. Siempre se 
vende en caja amarilla. Fíjese 
en el facsímile Pro-phy-lac-tic 
separado por guiones. 

THE PRO-PHY-LAC-TIC 
BRUSH CO. 

Florence, Mass. H. U, de A. 



íoc-tíc 




"Preferido 
por el pú- 
blico por 
más de 40 
años. 

Siemprese 
vende en 
caja ama- 
rilla. 



1339 




í'n atleta que, además es médico: el Dr. Otto 
Peltzer, campeón corredor alemán, a sn llegada 
(t Nueva York a tomar parte en pruebas de re- 
sistencia. 



PREGUNTAS Y RESPUESTAS 

{Viene de la página 148) 

dirección de "Antiespasmódico" ? ¡ Ese señor no se 
está quieto en ninguna parte ! Pero lo sentimental 
que se va a poner cuando lea ésto. Adivino : ni mo- 
rena ni rubia ; alta, bonita, joven, buena. Y si no 
me vuelve Ud. a escribir, "habrá motivo para enfu- 
recerse". 

Aspirante, Colombia. — Para Ud. y para "Esperan- 
za" de Méjico, estas dos lineas : "I would like to 
have and keep one of your pictui-es. May I have it as 
a special favor? Your admirer." Y firme. Roland 
está con las Talmadíje, cuya dirección ya di. 

H. G., Mazatlán, Méjico. — Diríjase Ud. a Melro- 
Goldwyn, cuya dirección ha salido numerosas veces 
en estas páginas. 

Chía, Viña del Mar, Chile. — Lo mejor es que se 
dirija Ud. a las compañías productoras directamente. 
Es raro que los artistas atiendan en persona a la so- 
licitud de retratos. Si recorre estas líneas, hallará 
con qué casa trabaja cada uno. Siempre a sus pies. 

Músico, Guatemala. — Paul Whiteman, Publix Thea- 
tres, Paramounl Building. Vincent López, Casa Ló- 
pez, Broadway at 5Üth St. Ambos, Nueva York. Ted 
no sé dónde ande. 

El Botero del Volga, La Habana. — ^William Boyd, 
Pathé-DeMille, 35 West 45th Street, New York. No 
puedo identificar al otro actor de que Ud. me habla. 
Dispense. 

Nina, Chile. — Lo rojo del papel que usa Ud. para 
su correspondencia muestra una de dos cosas : que tie- 
ne Ud. excelentes ojos y que pretende deslumhrarme. 
Y esto último lo ha conseguido plenamente. No es 
posible "definir" n:ii personalidad, r¡\ mi nacionali- 
dad. Soy cosmopolita e indefinible ; pero padezco de 
'incurable curiosidad y ^ deseo que me hable más de 
Ud. misma. No le contestaré sus preguntas hasta que 
me las haga en papel bla,neo, o por lo menos, azul. 
¿Me perdona esta suprema impertinencia? 

1. E. T. T., Bogotá. — Greta Nissen, Fox. 850 Tenth 
Ave., New York ; Norma, ya lo dije ; Marie Prevost, 
Pathé-DeMille, ya lo dije. Agnes, en ninguna parte. 
De ellas, sólo Greta es soltera. Ninguna habla cas- 
tellano. 




KOLYNOS limpia 
la dentadura, 
vigoriza las encías 
y purifica la boca 
entera; destruye 
los microbios que 
producen la caries 
y deja la boca con 
una sensación ex- 
quisita de limpieza 
y frescura que dura 
por muchas horas. 

También es eco- 
nómico—Basta usar 
un centímetro con 
el cepillo seco. 

CREMA DENTAL 

KOLYNOS 

971 



RAYOS 


VIOLETA 


— ^ 


•ü 


Aparato de Rayos vio- 
It'ta con ties electro- 


|^JJfJ(J*í"WOTr 


^ii 


dos — sin rival paia el 


iP' 


\ 


tratamiento del Eeu- 
matismo, NeuralRia, 
Limibago, Neuritis, 
Ciática. Catarro. Do- 
lor de Calieza, etc.. 


i|^!T 


\ 


etc. También para dar 
Jíasajes Faciales. 


Titrr ■Mil " 




|. Tonificar el Cue- 
i^ ro Cabelludo y 
a^^ hacer crecer 


1^^^^^^^ 




b^!^^ Precio $12.50 


^^m "'^ 




IBy¿|HI oru anierica- 
Hp^^H no, porte pa- 


y^^^^^x^Kt¿¡_jÍíSiti¡i^t 




viarácatiilou'O 


^ 


con rtrtalles completos a solicitud. | 


ALLEN 


P. 


WEBB 


H4 Stone Street, 


Nueva York, E. U. A. 1 



MANOS ARRIBA 

Dispare cigarrillos 
con esta escuadra o 
dele a sus amigos 
un susto y luego un 

trago. 
Pida hoy mismo una de 
estas magnificas pisto- 
las, exactas reprodueeioneR 
de una automática. Hecha 
de acero pavonado de 5 
pulgadas de largo. Tiene depósito para ciga- 
rrillos o para tres frascos conteniendo licores. 
Protéjase contra ladrones y busca-pleitos y 
sorprenda a sus amistades. Mande $2.'50 en 
Giro Postal, Bancario o billetes dentro de car- 
ta certificada. GRATIS — Con cada pistola 
mandamos absolutamente gratis una caja de 
rigan-ilos americanos de una famo.sa fábrica 
de este país. — MAGNUS WORKS. Box 12. 
Varick Sta, New York, N. Y. Dept. C-M 




Febrf.ro, 1928 



P.ÁGTN.A ISO 



• Febrero, 192S 



CINE-MUNDIAL 



PÁGINA ISI 




J^A primera consideración al comprar una máquina de 
escribir no es la belleza sino la eficiencia. Hace años que 
la Remington Portátil ocupa el primer lugar en ventas y po- 
pularidad a causa de la alta clase de trabajo que produce. 

Ahora tiene belleza— además de eficiencia. 

Además del acabado negro con que se suministra regular- 
mente la Remington Portátil, puede Ud. ahora escoger 
entre diez colores nuevos de mucho atractivo. 

Hay tres matices de rojo, cuatro de verde, dos de azul— 
también gris. 

El precio es igual— una Remington Portátil de cualquier 
color no le cuesta a Ud. más que una Remington Portátil 



negra. 



Pida Ud. que le enseñen las Remington Portátiles en colores. 
REMINGTON TYPEWRITER COMPANY 



División of Remington Rand 



374 Broadway 



New York 



Remington Portátil 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



C I N E - M U N D I A L 




Exactitud 



Un mil avo de pulgada es me- 
nos que la delgadez de un fino 
cabello. Pues bien, esa ínfima 
proporción representa el grado 
de exactitud exigido por la 
Compañía Wahl en lo que al 
tamaño de las puntillas Ever- 
sharp se refiere. Por eso las 
puntillas Eversharp, fabrica- 
das de acuerdo con demandas 
tan precisas, ni se obstruyen 
ni se mueven y son invariable- 
mente perfectas. 

Obtenibles en siete grados de dureza 
y en seis colores incluyendo el negro. 




Siempre 
limpios 



Los borradores Eversharp de 
goma roja son perfectamente 
lisos e invariablemente unifor- 
mes. El ingenioso mecanismo 
que sujeta al borrador, hace 
que éste pueda reponerse fácil- 
mente. Tenga siempre a mano 
un estuche de borradores Ever- 
sharp. El costo es insignifi- 
cante. 



De venta en los principales 
establecimientos de todas partes 



1 Jae WaJkl Oompany 
570 Seventh Ave. New York, U. S. A. 

^ ■^. 

Febrero, 1928 






CONSULTAS GRAFOLOGICAS 

CINE-MUNDIAL 

Sr. Grafólogo: 

Sírvase publicar el análisis de la muestra ad- 
junta. 

Seudónimo 

Nombre 

Dirección 

Ciudad País 

NOTA. — Dése, además del seudónimo, nom- 
bre y señas completas. 



Ojos Negros, Tampico, Méjico. — Tiene Ud. hábito 
muy arraisiado de considerar las cosas por sus as 
pectos en general, sin jamás dar la menor importan- 
cia al detalle ; más aún, mostrando siempre horror a 
todo aquello que requiera análisis más o menos pro- 
fundo. Considera Ud. hasta las cosas más serias de la 
vida demasiado superficialmente y quizás sea por 
esto por lo que aparece demasiado indiferente hasta 
cuando se trata de verdaderas tragedias que pueden 
afectar su existencia. Le falta cultivar mucho su 
fuerza de voluntad y dominio propio, y ser más 
constante en sus afectos. Tiene Ud. gran poder ima- 
ginativo y mucha facilidad para expresar sus ideas, 
que son siempre claras. No dudo Que podría triunfar 
en el campo de la literatura, siempre que se dedicara 
a la novela. 



Clavel Rojo, San Juan, Puerto Rico. — Espíritu 
místico, afición a los estudios de ciencias ocultas y 
de religiones comparadas. Ama Ud. la soledad, el 
campo, la música y sobre todo la contemplación de 
la naturaleza, a la que cree poder arrancar muchos 
de sus secretos. Fuerza de concentración, espíritu de 
lógica muy bien definido, carácter sumamente apaci- 
ble, aunque de gran energía y fuerza de voluntad. 
Muy buen dominio propio, aguda percepción, curiosi- 
dad extrema, escasísimo poder afectivo. Gran facili- 
dad para exponer sus ideas, y muy clara concepción de 
las nuevas, especialmente de orden científico. Triunfa- 
ría Ud. como conferencista. 

María Juana, Naranjito, Puerto Rico. — Escaso po- 
der imaginativo, gran franqueza, bondad y dulzura 
de carácter. Sinceridad, temperamento normalmente 
afectivo, espíritu intuitivo, jovialidad, ambición, ideas 
grandemente optimistas, gran poder de adaptación, 
don de gentes, curiosidad extrema, fuerza de voluntad 
escasamente cultivada, constancia en afectos, perseve- 
rancia, locuacidad, carácter tímido, falta de confianza 
en sí misma, complejo de inferioridad marcadísimo. 
Hará Ud. una excelente madre y esposa. 

S. L. R., Aguadilla, P. R. — Temperamento nor- 
malmente afectivo, espíritu de lógica, poder de con- 
centi-ación, carácter detallista, paciente, calmoso y de 
percepción agudísima. Ideas pesimistas, fatalista con- 
sumado, afición a los estudios de matemáticas y de 
todas las otras ciencias exactas. Le agrada a Ud. la 
soledad y el silencio, y nunca se siente más feliz que 
cuando puede encontrar, internándose en el campo, 
u sitio lo suficientemente apartado para poder estar 
en estrecha comunión con la naturaleza, sin que pue- 




iíílíz // Bonilji. bailarines his¡)anoamcricano.<i que van en jornada artística: por 
los Estados Unidos y que actualmente aparecen en el "Palucc" de Nueva York. 



PÁGINA 152 



CINE- MUNDIAL 



da ser interrumpido por alsuien o distraído por el 
eterno bullir de la ciudad. Sin embargo, no pocas ve- 
ces se entrega Ud. de lleno a la vida alegre, podía- 
mos decir, llegando hasta a aturdirse en ella, sin que 
sus propias reflexiones logren apartarlo de los place- 
res que le parecen a usted capaces de llenar sus an- 
helos, hasta que el hastio vuelve a empujarle a la vida 
de soledad que realmente ama. No me sería posible, 
en este corto espacio, darle a Ud. una definición de su 
problema. Escriba una vez más, y continuaremos. 

Angrelita, Ciudad de Méjico. — Los rasgos de su es- 
critura demuestran <iue, o es Ud. muy joven, por cu- 
ya causa su carácter está en formación y los rasgos 
básicos no tienen la firmeza ni la claridad que sue- 
len poseer cuando el individuo ha empezado a cose- 
char experiencias en la vida, o es de carácter suma- 
mente infantil. De todos modos, le diré que es muy 
alegre, algo locuaz, de imaginación muy fecunda, no 
demuestra sentir gran amor ni respeto a la verdad 
ni es del todo sincera en sus afectos. Algo incons- 
tante, indiferente y despreocupada, iiero de gran bon- 
dad de corazón, una vez que hayan despertado sus 
simpatías. 

Pedro el Bohemio, Bogotá, Colombia. — Idealista, 
gran sentimental, temperamento grandemente afecti- 
vo, pesimista en ideas, espíritu sumamente religioso, 
gran timidez de carácter, escasa fuerza de voluntad, 
muy poca resistencia física, o mejor dicho, no goza 
Ud. de gran salud. Le falta decisión y un poco más 
de energía de carácter, lo mismo que ejercicio al aire 
libre. 

Adivinador, Guatemala. — Poderosa fuerza de vo- 
luntad, enérgico y decidido, orgullo de rango social, 
así como de su carácter, que cree Ud. le aparta o 
distingue no poco de la mayoría de las gentes. Tem- 
peramento ardiente, gran intuitivo, ideación clara, si 
bien le falta lucidez al expresar las ideas. Tipo de 
movimiento, esto es, no se siente Ud. en su medio ni 
es capaz de dar el máximo de provecho sino en un 
trabajo que le obligue a moverse constantemente y a 
cambiar de ideas coD frecuencia. Tiene gran habili- 
dad para el comercio, especialmente para dirigir la 
marcha de algún establecimiento de importancia en 
donde cuente mucho la actividad física y mental. 

Curiosilla, Habana, Cuba. — Temperamento artísti- 
co, escaso poder afectivo. Carácter sumamente des- 
preocupado y hasta un tanto egoísta, gran ambición, 
optimismo, imaginación muy fecunda, locuacidad, 
mente errátil, refinamiento de gu.stos, amor a la vida 
fácil, al lujo y a la ostentación. Ama Ud. la música 
con pasión, y posee un sentido de ritmo muy bien 
cultivado. No dudo que podría llegar Ud. a triunfar 
en las tablas, si se dedicase al baile. 

Alondra, Buffalo, New York. — Temperamento en- 
fermizo, morboso en sus ideas, pesimismo llevado has- 
ta padecer ataques de depresión tan profunda que la 
idea del suicidio le persigue con tenacidad. No dudo 
que le haría a Ud. mucho bien salir del convento en 
donde dice se está educando, y cambiar un poco de 
medio ambiente. Los ataques que dice Ud. padece, 
creo que se deben a un proce.so de auto-sugestión. 
Consulte con un médico psiquiatra. 

Ramonita, El Corpus, Honduras. — Mente sintética, 
espíritu intuitivo, carácter alegre, bondado.so, carita- 

;tivo y sumamente confiado. Escaso imder imaginati- 
vo, gran facilidad de adaptación, dpn de gentes, tem- 
peramento afectivo, apasionado, refinamiento en sus 
gustos, optimismo, si bien alterado con fiecueneia 

: por momentos de. depresión profunda. Sin embargo, 
estos estados no dejan nunca huella profunda en su 

I ánimo, y no dudo que dada la sinceridad y profunda 
convicción en sus ideas religiosas, les llamará Ud. 
"Tentaciones del demonio". ¿Me equivoco? 

Angrustias, Arequipa, Perú. — Siento mucho que no 
. haya tenido Ud. contestación a su primera consulta. 
1 Hay tal aglomeración de caitas para análisis en esta 
oficina, que, siguiendo el plan impuesto de contestar- 
las por orden de turno, no sería exageración asegurar 
que las que recibimos hoy tendrán contestación den- 
tro de un año, dado el poco espacio de que disponemos. 
Los rasgos de su escritura acusan gran impaciencia 
de carácter, temperamento afectivo, con tendencias 
marcadísimas a la histeria, pesimismo, pasando de 
éste, no pocas veces, a un estado de alegría y felici- 
dad que a Ud. misma le asombra. Afición grande a 
cambiar de continuo de medio ambiente, moverse de 
un sitio a otro, mudarse de casa, marcharse de una 
ciudad a otra, y luego a otra. Esto lo llama Ud. 
quizás amor a la vida de aventuras. Yo creo que 
siente la necesidad de huir de Ud. misma, no de lo 
que la rodea. 

Flor del Campo. — Refinamiento de gustos, idealis- 
m.0, temperamento normalmente afectivo, sentido es- 
tético muy bien cultivado. Amor al lujo, o al medio 
ambiente cómodo, espacioso. Clara ideación y facili- 
dad para expresar sus ideas. Sentido lógico, bastante 
bien definido, liberalidad, ambición, afición a la vi- 
da de las grandes ciudades, sin que llegue a cansarle 
el ruido, la agitación, la febril marcha de la existen- 
cia en estos íentros. 

Celia, Medellín, Colombia. — Sensitivismo, tempera- 
mento artístico, gran sentimental, idealista, imagina- 
ción fecunda, optimismo, ambición, generosidad. Sue- 
ña Ud. de continuo con llegar a distinguirse en algo, 
pero me parece que le falta un poco de fuerza de 
voluntad, o mejor dicho, dedicarse al cultivo de esta 
fuerza que yace latente en Ud. Además le falta de- 
cisión y energía, parece que por haberle la vida ro- 
; za;do muy ligeramente, sin darle oportunidad para la 
formación de un carácter como el que Ud. sueña te- 
ner, y que necesariamente le es menester para escalar 
la cima que ambiciona. Manos a la obra, pues, que 
un poco de laboriosidad le ayudaría mucho en sus 
planes ; y también, menos sueños y castillos en el aire. 

María la Loca, Santa Ana, Salvador. — Es Ud. un 
gran ilusionista, entregándose de lleno a formar eas- 

Febrf.ro, 1928 




EVERSUAfíP 



Compañero de la 

WAHLPm 



En un instante 

UN simple movimiento basta 
para colocar las puntillas 
en el hápiz Eversharp. Por eso, 
millares de hombres de negocios 
lo prefieren a cualquier otro. 

Esta innovación de carga rápida, 
unida al perfecto equilibrio del 
Eversharp, que evita todo can- 
sancio de la mano al escribir, 
explican la causa de la creciente 
popularidad de este lápiz. 



De venta en los principales es' 
tablecimientos de todas partes. 




Una libera pre- 
sión en la corona 
hace que las pun- 
tillas asomen 
automáticamente . 
No hay otro lápiz 
que pueda car- 
darse tan rápida- 
mente. 



THE WAHL COMPANY 

570 Seventh Avenue - New York, U. S. A. 



^. 



PÁr.iNA 153 



CINE- MUNDIAL 



wmwkw 




Sólo una 
sencilla precaución 

Para mantener las axilas 
siempre secas y sin olor 

El sudor axilar siempre ha pre- 
ocupado a las mujeres, porque 
arruina los vestidos, y, lo que es 
peor — ¡causa ese inconfundible 
olor desagradable ! 

El jabón y agua solamente no 
bastan para combatirlo : no pue- 
den restringir las activísimas 
glándulas sudoríparas. 

Por eso se creó el Odorono. 
Millones de mujeres meticulosas 
emplean este delicado antiséptico. 

Sin afectar en forma alguna 
la secreción normal y benéfica de 
otras partes del cuerpo, el Odo- 
rono mantiene secas las axilas ; 
presta seguridad completa. 

Protege su Pulcritud 

Las damas de todas partes emplean 
Odorono, sin el cual quedará incom- 
pleto el tocado más exquisito. 

Basta con un pequeño toque de- 
bajo de cada axila, aplicándolo con 
las puntas de los dedos o con un pe- 
dazo de algodón absorbente. Impi- 
de la humedad y evita el mal olor, 
aun durante los ejercicios más rigu- 
rosos. 

Para constante aseo, bastan dos 
aplicaciones a la semana. Odorono 
se vende dondequiera que venden 
perfumes y jabones finos. Médicos 
y enfermeras lo emplean y lo reco- 
miendan. 



RUTHMILLER 

THE ODORONO COMPANY, 

947 Blair Avenue 

Cincinnati, - E. U. de A. 

ODO'ROnO 



Febkf.ro, 1928 




tilles en el aire ; pero no debe acongojarle ésto, pues- 
to que las realidades de hoy son sin duda los sueños 
de ayer. Sueñe Ud., pues, pero defínase un ideal con 
toda claridad, esté seguro que éste es verdadero, y 
luego persígalo Ud. con ahinco a través de todos los 
obstáculos del camino. Sus rasgos básicos en la es- 
critura acusan gran fuerza de voluntad, pero sin cul- 
tivo alguno, perseverancia y decisión. Es Ud. opti- 
mista y ambicioso, y no estará mal añadir, no poco 
egoísta. Inconstante en afectos, sincero, franco y li- 
beral. Sus ideas son siempre amplias, y sus gustos 
refinados. Posee la cualidad de adaptarse con facilidad 
suma a cualquier medio, y goza de grandes simpatías 
entre sus amistades. 

Mariposilla, Cienfucgos, CubEi. — Temperamento 
grandemente afectivo, espíritu lógico, poder de con- 
centración, fuerza de voluntad que llegaría a ser po- 
derosa si estuviese mejor cultivada, afición a la vida 
del campo por preferir los trabajos y la vida al aire 
libre, sin los convencionalismos de las grandes ciu- 
dades. Ama Ud. el hogar y sueña con disfrutar de 
las delicias de una vida tranquila, entre los goces de 
una familia criada en medio de mucho amor. 

Camila. Méjico, D. F. — Temperamento normalmen- 
te afectivo, mente sintética, sensualismo, alto poder 
imaginativo, ambición, optimismo, afición a los de- 
portes al aire libre, superstición, falta de confianza 
en sí misma, o carácter demasiado tímido. Es Ud. 
franca por naturaleza ; sin embargo, tiene siempre 
mucho miedo de ofender a los demás, y sólo llega a 
decir la verdad desnuda después de dar muchos ro- 
deos, por lo que no poca.s veces se ve acusada de in- 
sinceridad. Carácter enérgico. 



COMO VE LA VILL.A.... 

(Ficnc de la pági>ia 130) 

capa grana, en dos escenarios: Calderón y 
Fuencarral. Los demás teatros, que son mu- 
chos, cerraron sus puertas al famoso burla- 
dor. 

Pero, así y todo, Don Juan hizo de las su- 
yas. A falta de escenarios por donde pasear 
su garbo, hizo irrupción en las planas de 
los periódicos y no escatimó sus fechorías. 

Sucedió que unos cuantos escritores se su- 
mieron en una alarmante serie de disquisi- 
ciones acerca de lo que el Tenorio represen- 
ta, o deja de representar. No faltaron quie- 
nes dijeran que es la encarnación de la raza, 
cosa que, naturalmente, negaron otros. Don 
.Tuan Tenorio, más rufián que caballero, no 
puede encarnar el alma Jiidalga de Espaiía. 
A este Don Juan de nuestros pecados le dan 
aleuna apariencia los versos jactanciosos de 
Zorrilla. Si se le hiciera liablar en prosa li- 
sa y llana, quedaría el pobrecito en el más 
espantoso de los ridíciüos. 

Lo más notable del Tenorio de e.ste año 
ha sido la forma con que fué presentado en 
el Fuencarral, preciosas decoraciones, de fac- 
tura moderna, debidas al pincel del reputado 
escenógrafo Mignoni. 

* * * 

QE prodigaron los estrenos en los teatros. 
^ Si hemos de juzgar por lo que dicen los 
])eriódicos, todos, o casi todos, culminaron 
en francos éxitos. Pero la realidad es otra 
muy distinta. La mayor parte de las obras 
presentadas a la sanción del público no pa- 
saron de alcanzar una acogida muy media- 
neja. Las más aplaudidas, fueron "La cues- 
tión es pasar el rato," de los Hermanos Quin- 
tero, que nos dio a conocer la compañía del 
Infanta Isabel; "La sopa boba", de Paso, es- 
trenada en la Comedia; "Las bullangueras", 
del maestro Guerrero, muy aplaudida por 
el público del Pavón, y "Las aviadoras", que 
se so.stuvo en el cartel con general beneplá- 
cito del público de la Princesa. 

La temporada de ópera se hará, este año, 
en la Zarzuela, ya que el Real está en obras. 
En el elenco llevan primacía cantantes es- 
pañoles e hi.spanoamericanos. Especialmen- 
te la Argentina trae un buen contingente de 
nrtistas a la nueva temporada lírica. 

* * * 

nn.\MBIEN en los cines hubo estrenos. Los 

^ más comentados fueron: "El halciín de 

los mares," que aqiu' llaman "líl gavilán de 

ÍCoiiliiiúa ni la página 160) 




U APARIENCIA personal 



mejorará notablemente si su 
cabello está bien cuidado - sa- 
no, lustroso y siempre peinado 

Evite la caspa y caída del 
cabella con el uso diario del 

'ITicófero 

dt BARKY 



Hombres! Mujeres! 

¿Quieren Blanquear su Piel? 

La Piel Viene a ser Blanca, y 
Todas las Manchas Desapare- 
cen, por el Simple Método de 
un Químico Francés. 

K ualquier mujer u hombre pue- 
de tener un maravilloso cutis 
laio, libre de manchas, gra- 
^osidad, lurbiesa, amarillez, 
II, ca^», libre de barros, espini- 
llas, irritaciones, ronchas, 
iiupciones. y de otras con- 
diciones desagradables. Aho- 
ra <'s posible por este simple 
método. Los resultados apare- 
cen después de la primera aplicación. Nadie podrá darse 
cuenta de nue Ud. está usando alíio, sino por la dife- 
rencia que encontrará en su semblante. Produce efectos 
admirables. Envíe su nombre y dirección hoy mismo a 
.Tean líonsseau & Co., Depto. P. 3104 Michigan Ave., 
Ohica.2o niinois, y cllns le enviarán Ubre de costo, ins- 
truceioncs rninpipins e ibi-^trndns. 

¿ESPINILLAS 

Puntos Negros, Paño, Comedones? 

Poi- fin se ha desnibierto un método efectivo, sesuro y 
simple, para eliminar completamente de l.i piel todos los 
puntos negros y las pústtilas que los acomiiañan. Envíe 
'<u nomlire y direcció}! a la misma casa cuyo nombre y 
dirección están mencionados arritia. 




Encendedor de Bolsillo Automático 

Todos preguntan — 

"¿Qué lo hace Encenderse?" 

MARAVILLOSOS 

ENCENDEDORES DE 
BOLSILLO 

Garantizados 

•'<c venden a 
la vista. Na- 
cí:! í\v yesca 
ni cnítorvos. 
A prn\écliese 
la creciente 
P op ularidaa 

de i-ste en- „_„,, ,. -^^^^^^ 
cciidi'dor.Ma- I |lll II ^^^^•^^ Encendedor 

i'avilla. El I mil H Muestra, en 

\ lento lio ^m^^iJ^ chapado de Oro 

puede apaftarlo. Se venden, fácilmente. O de plata, $1.00 
varias sruesas al día. Envíese $.',.00 oro 
americano por una docena en caja de eshihicii'in. Jfties- 
tia. fiO centavos oro. 

"El Encendedor Infalible" 

NEW METHOD MFG. CO. 
Box C.D.-l Bradford, Pa., E. U. A. 





P.ÁGTNA 1S4 



FEBREr.o, 192S 



CINE- MUNDIAL 



PÁGINA 155 



Esas Sonrisas Conquistadoras 

Que Sólo se Consiguen Cuando 

Quedan los Dientes Libres de 

la Película 



Los dentistas recotniendan ahora el método 
recientemente descubierto para embellecer 
la dentadura y protegerla convenientemente 
contra los ?nales de las encías y los dientes. 

Envíe el cupón por un tubo gratis 
para 10 días 




(Arriba) LAS MIRADAS DE UNA 
AUDIENCIA pasan a inenudo de los 
pies de los bailarines — a las sonrisas 
resplandecientes como las de Aim Pcn- 
nington y Buster West, en los "Escán- 
dalos" de Georr/e White. Estas estrellas 
embellecen sti sotirisa con PepsodenU 



Cl SU dentadura está opaca, sin 
^ brillo y manchada, abandone 
por algún tiempo el método an- 
ticuado de cepillarse. Procure li- 
brarla de la capa sucia, que el 
método corriente de cepillarse no 
ha podido destruirj de esa capa o 
película a la que los dentistas 
modernos atribuyen, con toda ra- 
zón, muchas enfermedades gra- 
ves de las encías y la dentadura. 
En otras palabras, haga Ud. 
lo que están haciendo miles de 
pacientes, por consejo de sus 
dentistas: use Pepsodent. No se 
trata solamente de un dentífrico 
medicado, sino de un agente des- 
tructor de la película, preparado 
con la colaboración de los den- 
tistas más eminentes de todo el 
mundo PARA ELIMINAR LA 

película de los dien- 
tes. 

Pásese la lengua por encima 
de los dientes. Fíjese en la pe- 
lícula que siente; una especie de 
capa viscosa y resbaladiza. Ob- 
serve si no está fallando el mé- 
todo que ahora usa para cepi- 
llarse. 





(Arriba)GRACIA DALTON Y GERALD JOHNSTON salen 
temprano a caballo, para disfrutar de la brisa matutina del 
otoño. Una salud como la de ellos, va acompañada' siempre 
de sonrisas cautivadoras, que se hacen Jiiás atractivas usan- 
do a diario Pepsodent. 



Pepsodent es hecho por sus fa- 
bricantes para que cumpla con 
estos requisitos recomendados por 
los dentistas. Elimina la película. 
Da firmeza a las encías. Aumen- 
ta la alcalinidad de la saliva de 
la boca. Reúne en esta forma 
los requisitos que la opinión den- 
tal moderna exige en un dentí- 
frico. Es la clase de dentífrico 
que Ud. busca. 



(Arriba) CATALINA KOHLEE, que 
■epresenta "Sandra" en "Una Tragedia 
Americana," va a ver al dentista dos 
veces al año, cotno un medio de prote- 
ger su incomparable sonrisa. La con- 
serva brillante, por el uso diario de 
Pepsodent. 



La película es el mayor ene- 
migo de las encías y dientes bo- 
nitos, el enemigo más temible de 
las encías y dientes sanos. 

La película se adhiere a los 
dientes y constituye un foco de 
propagación excelente para los 
microbios. Favorece la forma- 
ción de los ácidos, que dan ori- 
gen a la caries. Es el fundamento 
del sarro. Y el sarro con los mi- 
crobios son la causa comprobada 
de la piorrea. Los dentistas acon- 
sejan que debe Ud. eliminar com- 
pletamente la pelíctila de los dien- 
tes dos veces al día. 



GRATIS - Un tubo para 
10 días 




Envíe el cupón por correo a 

The Pepsodent Co., 

Depto. C.M. 8-2. 1104 S. Wabash 

Ave., 
Chicago, E.LT.A. 

Nombre..---- 

Dirección - 

Ciudad ; 

Dé su dirección completa. Escriba 

claro. 

Sólo un tubo para cada familia. 



PEPSODENT 



El dentífrica de calidad — Elimina la 
película de los dientes. 



Me: 



nciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



CINE-MUNDIAL 




Cuento/ 



RIDICO/ 




iBIIBiiMiiiiMil 



LA rutina diaria de una oficina 
eficiente, incluye el cuidado 
del equipo y mobiliario. 

El equipo y 
mobiliario pue- 
den conservarse 
en excelentes 
condiciones si se 
aplica regular- 
mente buen 
aceite. 

TRESenlD 

Impide AWno-Á£íllÁrlimpia,lustm 

3-en-UNO es un aceite científi- 
camente compuesto, y particular- 
mente adaptable para el uso de la 
oficina por motivo de su fluidez y 
cualidad de pene- 
tración. Puede ser 
usado para aceitar 
máquinas, de escri- 
bir, calculadoras, 
dictadoras y dupli- 
cadoras. También 
para protectores de 
cheques, sillas giratorias, relojes, 
ventiladores eléctricos, cerraduras, 
bisagras, pestillos, roldanas, etc. 



Ensaye esto: de- 
le lustre a sus es- 
critorios, mostra- 
dores y mobilia- 
rio con 3-en-Uno. 
¡Y véalos resplan- 
decer! 



3-en-Uno se vende en ferreterías, 
armerías, farmacias, y bazares, en 
frascos de tres tamaños y en aceite- 
ra manuable. 





GRATIS 



Pida un frasquito de 
muestra y un Diccio- 
nario do usos. Ambos son gratis. 



THREE-IN-ONE OIL C3MPANY 

130 William Street, 

Nueva York E. U. A. 

Febrero, 1928 




Calma, Calma 

y<j^ORRlA el ;iñ() 1,018, memorable para 
■ 1 esta Isla debido a los terribles te- 
^^Pl^ rreniotos (jue ocurrieron. 
^•"^ El primer temblor de tierra vino 
de sorpresa y por lo tanto la confu- 
sión no fué tan enorme. El segundo, más 
fuerte aún, sembró el pánico en todos los 
ahunnos. Los mucliachos corrían despavo- 
ridos y los resultados fueron que unos sa- 
lieron heridos malamente, otros, en la huida 
y en su afán de escapar perdieron unos 
cuantos dientes y no pocos resultaron con los 
ojos hinchados a puñetazos. 

Ahora bien, nosotros teníamos un profe- 
sor de dibujo y al ocurrir el tercer temblor 
nos encontrábamos dando dicha clase. Este 
temblor fué el más fuerte y todos los niños 
saltaron de sus asientos tratando de ganar 
la puerta. Nuestro profesor sorprendido an- 
te la actitud de los estudiantes, y viéndose 
en último turno en aquella confusión, fué 
abriéndose paso entre el tumulto y gritando: 

— Calma, niños. Quietos, que é.sto no es 
nada. J3éjenme pasar para impedir que esos 
niños que están en la puerta se estropeen. 

Así poco a poco fué ganando campo hasta 
que llegó a la puerta. Pero apenas allí, nues- 
tro buen profesor echó a correr calle arriba 
gritando desaforadamente: 

— ¡¡Sálvese el que pueda!! 

A. H. 

Puerto Rico. 



El Clavo Traid or 

CURSABA el segundo Año de Bachi- 
llerato, en el Instituto Normal de 
Señoritas, de ésta nuestra bella "Ciu- 
dad de las Cumbres." Yo, como to- 
da colegiala, era traviesa, y los mo- 
mentos que el estudio nos dejaba libres, los 
dedicaba a inventar nuevas diabluras. 

Teníamos un profesor, cuya posición pe- 
cuniaria era buena, pero que tenía un gran 
defecto: era muy poco amigo del aseo y algo 
a\aro. Hacía ya dos meses que llegaba a 
nuestra clase con el mismo traje café, que se 
había vuelto nuestra eterna pesadilla, y sa- 
biendo que si no tenía otro era por avaricia, 
nos propusimos darle una lección, para obli- 
garle a ser un poco limpio; y así rogué a una 
de mis compañeras que buscara im clavo, a 
otra que llevara una piedra, pues como care- 
cíamos de martillo, ésto nos serviría de mu- 
cho. Tan pronto con\o tuve en mi poder lo 
(pie deseaba, me dirigí a una es(]uina del sa- 
lón de clase, en donde tenía su cátedra nues- 
tro profesor, y allí tomé la silla, colocando el 
clavo al revés, es decir, con la punta hacia 
arriba, con el objeto de que al sentarse él, y 
luego le\antarse, le rasgara el pantalón, y 
de esta manera obligarle a cambiar su eter- 
na decoración. 

Esperábamos con ansia, la llegada de la 
"víctima". Tos minutos se nos hacían eter- 
no.s, pero como todo tiene fin en esta vida, 
lo tuvo también nuestra espera. Pero ¡ah, 



ironía de la suerte! Ese día, precisamente 
ese día, nuestro buen profesor, llegaba gua- 
písimo, estrenando im Ijonito traje gris! 

Esa tarde, en el libro de partes, constaba 
lo siguiente: "Suplico a la señora directora, 
se sirva ordenar cjue las Señoritas Alumnas 
externas de segundo año, permanezcan en el 
Establecimiento, hasta las 7 p.m., como casti- 
go, durante una semana, que les impongo, 
por irrespetuosas. — El Profesor X." 

Varias noches no pude dormir. Tan pr( n- 
to como cerraba los párpados, bailaban an- 
te mí los desgarrados pantalones grises de 
nuestro inolvidable Profesor. 

Myriam. 
Guatemala. 



No Hay Absolución 

^Jí^VSE largo y angustioso escalofrío que 
Jmu^ parece mensajero de la muerte, el 
^^^L, verdadero escalofrío del miedo, sólo 
^^^^ lo he sentido una vez. Fué hace años 
.cuando se estaba reclutando gente 
para la guerra, la última guerra civil que 
conmovió este territorio, y me nombraron 
coronel. No recuerdo con certeza cuanto 
tiempo hace, pero apenas me apuntaba el 
bozo. 

Antes de entrar en el Regimiento mi ma- 
dre quiso echarme su bendición. La pobre 
señora vivía retraída en el fondo de una al- 
dea, donde estaba la Capilla del Paso, y allá 
fui sumiso y obediente. La misma tarde que 
llegué, mi madre mandó en busca del Prior 
de los Jesuítas para que viniese a confesar- 
me en la Capilla del Paso. Mis hernum.ns, 
María Isabel y María Fernanda, que eran 
unas niñas, bajaron a coger rosas al jardín, 
y mi madre llenó con ellas los floreros del 
altar. Después me llamó en voz baja para 
darme su devocionario y decirme que hi- 
ciese examen de conciencia. 

■ — Vete a la tribvma, hijo mío . . . Allí es- 
tarás mejor . . . 

La tribuna señorial estaba al lado del 
Evangelio, y comunicaba con la sacristía. La 
capilla era húmeda, teneljrosa, resonante A 
la derecha del altar estaba enterrado un me- 
ritorio hijo de esa aldea. 

La lámpara del presbiterio alumbraba día 
y noche ante el retablo, labrado como joyel 
de reyes; los áures racimos de la vid evan- 
gélica parecían ofrecerse cargados de fru- 
tos. El santo tutelar era aquel piadoso Rey 
Mago que ofreció mirra al Niño Dios; sus 
túnicas de seda bordadas de oro brillaban 
como el resplandor de un milagro oriental. 
La luz de la lámpara, entre las cadenas de 
plata, tenía tímido aleteo de pájaro prisio- 
nero, como si se afanase por volar hacia el 
santo. 

Mi madre qinso que fueran sus manos las 
que dejasen aquella tarde a los pies del rey 
Mago los floreros cargados de rosas, como 
ofrenda de alma devota. 

Después, acompañada de mis hermanas, se 
arrodilló ante el altar. Yo, desde la tribuna, 
(Continúa en la página 158) 

PÁGIN.'V 156 



ItBRERO, 192S 



C I N E - íM U N D I A L 



PÁGINA 1S7 




Cuando Usted 




Exija este empaque 



el mejor consejo que se le puede dar es el 
siguiente: "Conserve su Salud." Toda recién 
casada debe precaverse muy especialmente 
contra el peligro de la debilidad, del decaimiento 
físico o de la nerviosidad, si aspira a gozar de 
la dicha a que es acreedora. 

Durante más de cincuenta años las madres 
han aconsejado a sus hijas que confíen en el 
Compuesto Vegetal de Lydia E. Pinkham. 
Las mujeres que sufren de nerviosidad, de in- 
somnio, de falta de apetito y de otras incomodi- 
dades ocasionadas por el decaimiento, deberían 
tomar esa preparación como medio para re- 
cuperar la salud y las fuerzas. 

Muchas señoras se han convencido de que 
el Compuesto es un tónico eficaz para antes y 
después del alumbramiento y de que las madres 
pueden tomarlo sin el menor peligro durante 
la época de la lactancia de sus hijos. Compre 
hoy mismo una botella. 



Compuesto Veg'etal 
de Lydia E. PinkHam 

LYDIA E. PINKHAM MEDICINE COMPANY, LYNN. MASS., E. U. deA. 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



C I N E - ^I U N D I A L 




CUENTOS verídicos 

(T'icnc de la página 158) 

solamente oía el muriimllo de su voz, que 
{Tuiaba moribunda las ^Vves Marías; pero 
cuando a las niñas les tocaba responder, oía 
todas las palabras rituales de la oración. 
La tarde agonizaba y los rezos resonaban 
^ ^'^iS^^i.^^H^^ MiW^ ■ - tif3 en la obscuridad de la capilla, honJos, tris- 

tes y angustiosos, como un eco de la Pasión. 
Yo me adormecía en la tribuna. Las niñas 
fueron a sentarse en las gradas del altar; 
sus vestidos eran albos como el lino de los 
i>^ ^i. wts^^' Ik^. jiaños litúrgicos. Ya sólo distinguía una 

sombra que rezaba bajo la lámpara del pres- 
¿¡cL^.^'^iMMiafí 'r.imiiitK./.-.Mfíiiiít.iíMr biterio: era mi madre. Sostenía entre sus 

manos un libro abierto y leía con la cabeza 
¿Son pcUorosas ciertas Ubertadca durante el noviazgo? inclinada. De tarde en tarde el viento nie- 
Vna contcsfnrióv ralrriñn'ra. roeio^taJ, cit ntilira, ía , ■. \. j ij. 1.1 j. 

encuentra Ud. en el libro titulado "Consejos Sanos". ^la la cortina de un alto ventanal; yo enton- 
ces veía en el cielo, >a obscuro, la faz de la 
T^ luna, pálida y sobrenatural como una dir>sa 

^ ^% ^A ^^ ^» que tiene su altar en los bosques y en los 

^ Al? BB 1? 9 ' lagos . . . 

M^ ^ ^ Mi madre cerró el libro dando un suspiro, 

^ ^^ ^U ^^ ^% I y de nuevo llamó a las niñas. Vi pasar sus 

^ ^* ^^ ^^ •• A sombras blancas a través del presbiterio, y 

A _ columbré que se arrodillaban a los lados de 

^^íA ^^ ^0 ^P mi madre. La luz de la lámpara temblaba 

BBB %M Jk • con un débil resplandor sobre las manos que 

volvían a sostener abierto el libro. 

En el silencio, la voz leía piadosa y lenta. 
¿Ha llamado a tus puertas el amor verdadero? ... Las niñas escucbaban, v adiviné sus cabelle- 
Tal vez si, y cuando vino, no lo reconociste. ¿Sientes l 1 11 

miedo ante los vedados misterios de las relaciones se- ras sueltas sobre la albura del ropaje, ca- 
suales? ¿No te satisfacen los pueriles embustes, las vendo a los lados del rostro, iguales, tristes, 
respuestas veladas las evasivas confusas? ¿Quieres nazarenas. Habíame adormecido, y de pron- 

conocer la verdad desnuda, dicha sm miedo ni titu- . , ,^ , ., t.i 

beos, y con ella el consejo sano y franco que necesitas to me sobresaltaron los gntos de mis herma- 

en tus relaciones con el sexo opuesto? ¿No te atreves nas. Miré, y las vi en medio del Dresbiterio 
a preguntarle a tu médico ciertas cosas ? ¡No sigas abrazadas a" mi madre. Gritaban despavori- 

tropezando y dando tumbos entre la obscuridad de la j T,r. j ^ • ■ j ^ 1 

ignorancia! LA VERDAD acerca del amor y las re- ^^'^S- ^1 madre las asiO de la mano V huye- 

laciones sexuales está AHORA a tu alcance. ron las tres. Bajé presuroso. Iba a seginr- 

r^ 1 '^® ^ quedé sobrecogido de terror. En el 

Secretos Sexuales sepulcro del meritorio de la Aldea se entre- 
chocaban los huesos del esqueleto. Los ca- 

Por fin se ha publicado un libro que arroja luz bellos se me erizaron. La Capilla había que- 

salvadora sobre las cuestiones de los sexos. Este U- ¿.,¿0 en el mavor silencio, V oíase distintiva- 

bro sorprendente, de 404 paginas, titulado Consejos i 1 1 " i i j , 1 

Sanos", y cuyo autor es el Profesor B. G. Jefferies, mente el hueco y medroso rodar de la cala- 
Doctor en Medicina y Doctor en Filosofía, contiene vera sobre SU almohada de piedra. Tuve 
todos los info.mes que tú necesitas y deseas. Te ad- miedo como no lo he tenido jamás, pero no 
mirara su íranqueza. Nada de palabras obscuras, . . , . , " ^ 
ambiguas o ininteligibles. He aquí algunas de las quise que mi madre y mis hermanas me ere- 
materias que se discuten: Amor, Belleza, Secretos del yesen cobarde, y permanecí inmóvil en medio 

Matrimonio, Anatomía, Errores del Novio. Consejos "del presbiterio, con los O JOS fijos en la puer- 
a los Recién Casados. Resultados de los Excesos Ik, ^^ entreabierta. La luz de la jámpara OScila- 
que es Bueno y lo que es Malo. Consejos a la ±'u- t_ -r, , ,. . , i- j 
ber. Enfermedades Secretas. 24 Páginas de Fórmu- ba. En lo alto mecíase la cortina de un Ven- 
ias y Recetas. Magnetismo Sexual, lo que el Hombre tanal, V las nubeS pasaban sobre la luna V 
Ama en la Mujer. Para Conservar eK Vigor, Res- ]j,g estrellas se encendían V se apagaban, 
puestas Sobre Cuestiones Sexuales y otra infinidad ., _, • ,1 - , • 
de asuntos íntimo.s. Nada se deja oculto. Nada se COmo nuestras vidas. De pronto, alia le.I.,s, 
omite. 404 páginas, 9 Secciones, 104 Capítulos, Más resonó festivo ladrar de perros y música de 
de 100 Grabados. ¡Por tí, por tu salud, por tu feli- cascabeles. Una VOZ grave v eclesiástica l'a- 
cidad, lee este libro asombroso! Tn-ihi ' 

Oferta Especial — ¡^quí, Clarlbel!... ¡Aquí, capitán!... 

„ ^ 1 r^ ' ^^^ el Prior de los .Jesuítas que llegaba 

Ü/nViese el l^^iUpon • para confesarme. Después oí la voz de mi 

El precio normal de "Consejos . Sanos" es de S4.00 : madre trémula y asustada, y percibí di.stin- 

pero bacemos ahora una OFERTA ESPECIAL, re- tivamente la Carrera retozona de los perros. 

duciendo su precio á'S2..50. Recorte Ud. el cupón que l^a voz agrave v eclesiástica se elevaba lenta- 

r=^,^' f'\,''?„<^f'= anuncio, llénelo y envíelo acompa- ^jentg como un canto gregoriano. 

nado de 52. oO (oro americano), ya sean en efectivo, , ' o n 

libranza bancaria o giro postal internacional. A — Ahora veremos qué ha sido ello . . . Co- 

vuelta de correo le remitiremos el libro, porte paga- g^g (Jg gt^o mundo no lo es, seguramente . . . 

do. comprometiéndonos a devolverlo su dinero, si no 

(lueda Ud. satisfecho. ¿Qué arriesga Ud ?. Haga su ¡ Aíjuí, Clarivel!... ¡Aquí, Capitán!... - 

pedido INMEDIATAMENTE, antes de que se agoten. y .eLPrior de los Jesuítas, precedido de sus 

Ek;viese este CVPON lebreles, apareció en la puerta de la capilla. 

— ¿Qué sucede, señor coronel? 

FRANKLIN PUB. CC. Depto. 1610 ,- 11 «e - r> • 

n„. ,.- ^, ■ „ ^, . XT r, . 10 repuse con voz ahogada: Señor Prior, 

800 N. C ark St., Chicago, U. S. A. , -, ', ,, i" * 1 j. j '. - j , 

he Oído temblar el esqueleto dentro del se- 

Acepto su oferta especial. Acompaño .$2.50 (oro )3ulcro . . . !" 
americano) para que se sirvan enviarme, porte paga- t?i i) : i - 1 1. i 1 /^ -ii 

do, su gran libro de 404 páginas titulado "Consejos ^ J '^ 1 nor atravesó lentamente la Caiidla. 

Sanos", cuyo precio normal es de S4.0(i. Queda en- Era un- hombre arrogante . y erguido. Llegó 

tendido que. si no me satisface, lo devolveré dentro hasta mí, sin recoger el vuelo de SUS hábitos 

de un término de r, días contados desde la fecha en blanco.s, y afirmándome una mano en un 
que lo reciba, y Utlfe. me reembolsaran mi dinero com- ,_■,-, , „ , , . , 

pleto. nombro' y niirandoiiie la faz descolorida, pio- 

nunció gravemente: 
^"'"^'■^ -- — Qiie ñuncii pueda decir el Prior de los Jc- 

Dirección snítas que ha visto temblar a un coronel del 

gobierno ! . . . 
Paíx : _ No levantó la mano de mi hombro y per- 
sígase escribir nombre y dirección muy claros. CON "lanecimos inmóviles, contemplándonos sin 
LETRA DE MOLDE, para evitar errores y demoras. hablar. En aquel silencio oímos rodar la ca- 
lavera del difunto. La mano del i)rior no 
tembló. .\ nuestro lado los ¡cerros cndcrcza- 

Febrero, 1928 




SínUue le Cueste Nada le Diré 
La Manera de Reducir su Peso 

No era yo rriás ni menos 
que una joven fuerte, re- 
bosante de vida y de vi- 
gor, pero tenía gran pa- 
sión para comer cosas 
apetitosas, disfrutando 
completamente de lo que 
brindaba la vida, pero re- 
pentinamente empecé a 
engordar, y, a pesar de mi 
robustez, el peso de mis 
carnes se hizo sentir, es- 
pecialmente por la razón 
de que tengo ocupaciones 
comerciales y no es poco 
el trabajo que tengo que hacer. Huelga decir 
que estaba desconsolada, puesto que sabía muy 
bien que no tenía otro recurso que abandonar 
mis tareas comerciales o reducir mi peso. 

Después de haber transcurrido mucho tiempo 
en el que perdí tiempo, dinero y paciencia tra- 
tando de adelgazarme, un día tuve una inspira- 
ción. Por mi parte seguí los consejos que tal 
inspiración me dictaba, y en cinco semanas lo- 
gré reducir mi peso de la enorme cantidad de 
16.33 kilogramos. No empleé drogas, no adopté 
ejercicios violentos, ni me ceñí a mía dieta ri- 
gurosa y agotadora, así como tampoco empleé 
aparatos especiales para adelgazarme, sino que 
reducí mi peso, con la adopción de un método 
que pude poner a la práctica en casa, y mi salud 
es tan satisfactoria como buenamente puede de- 
searse. 

Es posible el que Vd, reduzca su peso en la misma 
forma en que lo hice yo. y me complaceré en explicár- 
selo gratis si tiene a bien mandarme sellos de correo 
equivalentes a cinco centavos moneda americana, para 
cubrir el importe del franqueo postal. — W. Grace 
Hartland. Dept. S. 1.. Diamond House, Hatton Carden, 
Londres, E.C.I., England. 

Se ruega exactitud en el recargo postal sobre las car- 
tas que se nos remitan. 

Anuncio. 



CARROUSELES 


i. 




_^^;S^- 


-^^^^#L 


t^3SB^ñ^^¿£--~-_ 






W^^l^l^^^^ 




Niip'-tia? bclI.T; mánuin.is han producido . más IicnHicjos 
financieros a sus dueños q\ip cualquiera otra máquina -Ue 
recreo que so Iia>i» cíinocido. i ' ; 
ALLAN HERSCHELLCO., lnc.,No.Tonawanda,N.Y.,E.U.A. 



JO ANTES 

'Garantizamos 

hacerle taquígrafo. Método "Pitmari" 
adaptado al castellano por peritos ta- 
quígrafos y preparado especialmente 
para la enseñanza por corresponden- 
cia. Solicite informes. 

m mi mmuk insiiiuu 

512 W. ISlst St., Dpt. 8A^ 
New York, N. Y. 



PÁGINA ISS 



C I N E - M U N D I A L 



ban las orejas con el cuello espeluznado. De 
nuevo oímos rodar la calavera sobre su al- 
mohada de piedra. El prior me sacudió: 

■ — Señor coronel, hay que saber si son tras- 
gos o brujas. 

Y se acercó al sepulcro y asió las dos ani- 
llas de bronce empotradas en una de las lo- 
sas, aquella que tenía el epitafio. 

Me acerqué temblando. El prior me n)iró 
sin desplegar los labios. Yo puse mi mano 
sobre la suya en una anilla y tiré. Lenta- 
mente alzamos la piedra. El hueco negro y 
frío quedó ante nosotros. Yo vi que la ári- 
da y amarillenta calavera aún se movía. El 
prior alargó un brazo dentro del sepulcro 
para cogerla. Después, sin una palabra y 
sin un gesto, me la entregó. La recibí tem- 
blando. Y estaba en medio del presbiterio y 
la luz de la lámpara me caía sobre mis ma- 
nos. Al fijar los ojos la sacudí con horror. 
Tenía entre ellas un nido de ratones (a mí se 
me antojó im nido de culebras que se desani- 
llaban silbando) mientras la calavera rodaba 
con hueco y liviano son sobre las gradas del 
presbiterio. 

El prior me miró con ojos de guerrero, 
que fulguraban bajo la capucha, como bajo 
la visera de un casco. 

— Señor coronel del gobierno, no Iinj' ab- 
solución. ¡Yo no absuelvo a los cobardes! 

I Y salió de la capilla arrastrando sus hábi- 
tos talares. 
Las palabras del prior de los Jesuítas re- 
sonaron mucho tiempo en mis oídos. Resue- 
nan aún. Tal vez por ellas he sabido más 
tarde sonreír a la muerte con)o a una mujer. 

Alejandro Benavides F. 

Colombia. 



EN BROADWAY 

(Viene de la página 112) 

engranajes bellos o émbolos elegantes. 

Le supuse loco rematado, y probablemen- 
te lo estaba, j'a que implica desequilibrio 
el adelantarse a los demás en el pensar. 

Hoj- se rinde culto a la belleza en los Es- 
tados Unidos. 

Mejor dicho: se rinde culto a la línea, que 
no es lo mismo. 

Poca belleza hay en las aserradoras me- 
cánicas que se fabrican en Detroit, pero tie- 
nen algo que las hace destacarse cuando se 
las compara con aparatos análogos de ma- 
nufactura europea. 

Es la misma diferencia que se nota entre 
los caballos de carrera y los de tiro. 



Y más que de la línea, el yanqui está ena- 
morado del color. 

Aquí, donde hace escasamente dos años to- 
do era obscuro y había que tener mucho va- 
lor cívico o mucho cinismo para salir a la 
calle con un traje claro. 

La reacción ha sido violentísima. 

Hay que ver los colorines de las camisas, 
los calcetines, los zapatos, las boquillas de 
fumar, los abrigos y sombreros. 

Corbatas rojas, que ningún hombre serio 
se atrevía a llevar antes por las sospechas 
que infimdían, hoy se ven a millares por la 
calle; y en las vitrinas de las tiendas se ob- 
serva hasta ropa ir.terior de hombre de to- 
nos azul pálido o rosado. 



Veremos a dónde vamos a parar con tan- 
ta línea y tanto color y tanta estética. 

Jorge Hermida, 

Febrero, 1928 




No lejos de Ud. hay 
un proveedor que le 
mostrará modelos de 
Moto-Meters adapta- 
bles a cualquier marca 
de automóvil. Los pre- 
cios son moderados. 



Señales de Peligro 
A la Altura de los Ojos 



SA es la misión de las señales de peli- 
srro: interceptar la vista o el oído. 



El Moto-Meter de Boyce es una señal 
de peligro; una advertencia que lo pro- 
tege a Ud. contra los riesgos que ema- 
nan de un motor excesivamente caliente. 



El Moto-Meter de Boyce debe llamar 
la atención de Ud. y lo consigue con la elevación de su co- 
lumna roja, que atrae la vista. 

Colocado encima del radiador, no podía hallarse en mejor 
sitio para estar siempre a la altura de los ojos de quien con- 
duce el coche. 

Advierte, a tiempo, que falta agua, que el ventilador no 
funciona bien o que el sistema de enfriamiento del motor 
tiene algún defecto. 

Y por hallarse a la altura de los ojos de quien conduce el 
auto, el Moto-Meter de Boyce impide la tensión nerviosa 
de quienes necesitan ir, constantemente, fijándose en los 
indicadores. 



La bujía 

de 
encendido 

Moto 
Meter 




BQfgCE 
MCWX> 'M lBiTE3R 

The Moto Meter Co. Inc., L. I. Gíty, N. Y.. E. U. A. 

Fabricantes de manómetros para neumáticos 
y de bujías de encendido. 




Manómetro 

Moto 
Meter 



^JL 



P.\GINA 15Q 



CINE-MUNDIAL 



JJL ILa d i o 





Cono de Mesa Fada 

No. 415-B del Catálogo 

Cono parlante tipo flotante. Magneto per- 
manente Parkerizado. Diseño griego. Con 
Trípode acabado en Bronce Antiguo. Diá- 
metro de 22". 



Supremo 

en recepción de 
largas distancias 



DESDE que un receptor Fada de ti- 
po corriente ganó el Concurso In- 
ternacional de Recepción de Larga 
Distancia en 1926, el Fada ha establecido 
nuevos y frecuentes récords. Léase la 
siguiente cita de una carta del Sr. Wil- 
liam Scott, 610 Charles St., Hastings, 
Hawkes Bey, Nueva Zelandia, a la esta- 
ción "KFKX" de Hastings, Nebraska, 
E. U. de A. ( ¡ una distancia de cerca de 
20,000 kilómetros!) 

"Quiero manijestarles que el sábado en 
la noche obtuve excelente recepción de 
esa estación. . . Pude haber escrito todos 
sus mensajes palabra por palabra; tanta 
claridad caracterizó esta recepción obte- 
nida con mi receptor Fada..." 

Si interesan a Ud. detalles respecto del mejor radio- 
receptor del mundo, sea aficionado, distribuidor o 
detallista, escriba o telegrafíe a: 

F. A. D. ANDREA, INC. 

Jackson Avenuc, Orchard & Queens Sts., 
LONG ISLAND CITY, NEW YORK, E. U. A. 

Depto. de Exportación. 

Por cable: FADANDREA — NEWYORK 




El Fada Especial 

No. 265-A del Catálogo 

C lámparas. Ar-orazado. Funciona con 
Antena. Gabineto de Caoba. 



COMO VE LA VILLA.. . 

(Viene de la página 154) 

los mares," por Milton Sills; "El demonio y 
la carne,"' por John Gilbert, y "El precio de 
la gloria." 

Hubo una producción nacional: "Estudian- 
tes y modistillas," argumento de Antonio 
Casero, que gu.stó. 




•T OS hay que muerden! No lo tomen us- 
* Lj tedes a chunga. En Zaragoza se ha dado 
recientemente un caso. Y caso extraordina- 
rio porque la mordida se la dio un individuo 
a su novia. Ella tiene solamente diez y nueve 
años. Sin duda el galán pensó que tratán- 
dose de carne JQven y ajjetitosa estaba indi- 
cado el bocado. Y le clavó los dientes en un 
brazo. 

La muchacha fué asistida por los médicos, 
quienes calificaron la herida de pronóstico 
reservado. 

Yo creo, con perdón de los galenos, que, 
en este caso, el único que resulta de pronós- 
tico es el novio. Porque el angelito, según 
declaración de la joven, había repetido la 
suerte varias veces. 

Todo ello puede servir de aviso a las jo- 
vencitas que tengan novios impetuosos. Y 
cuando éstos se pongan tiernos, no estará 
de más ponerles bozal. 

i Por si acaso! 



CA, C'EST parís 

(Viene de la página 142) 

Yo anoto en este dietario superficial el arri- 
bo a París del ilustre español, por que sería 
de mal gusto dejar la noticia en el dintel, sin 
la genuflexión de un comentario. Pero este 
comentario no está escrito al margen de la 
historia de España. Aquí lo que nos cumple 
es añadir a la de Montparnasse una efeméri- 
des, por lo mismo que Montparnasse se ve 
muy raramente favorecido por ciudadanos 
de tan singular condición. En el fondo, es 
al señor D. José Sánchez Guerra a quien fa- 
vorece el haber escogido j^ara su destierro tal 
latitud de París, sólo favorable a la gente 
absurda, a la gente de pocos años y a la gen- 
te de poco dinero, es decir a los que en la 
vida viajan hacia el porvenir, no a los que 
vuelven de su propia historia. Si es que Sán- 
chez Guerra va a empezar la suya de nuevo, 
esta renovación es el título que puede invo- 
car como indiscutible para adquirir la ciuda- 
danía del Principado de Montparnasse, que 
esa es su denominación literaria, es decir, 
justa. 

Antes de vivir en Montparnasse el Sr. Sán- 
cliez Guerra vivieron otros dos españoles re- 
presentativos: D. Miguel de Unamuno y el 
General Berenguer. Lo cual quiere decir que 
Montparnasse conduce a todo. A Fuenterra- 
bia y al gabinete militar de D. Alfonso de 
Borbón. En Montparnasse, que pertenece a 
cuantos viven bajo la amargura o bajo la 
incertidumbre, se elabora siempre un porve- 
nir. Yo deseo a Sánchez Guerra un gran 
triunfo en la elaboración del que le compete. 
Por de pronto, en su trinchera del Boulevard 
Raspail se lia encontrado una cosa inespera- 
da: la .Juventud. Es decir, el ansia de tra- 
bajar, la fe en sí mismo, los amigos transpa- 
rentes, la soledad, la propia contemplación... 
Sentirse redivivo en Montparnasse, bien vale 
la pena de un destierro ligeramente heroico. 




Las Plantas Eléctricas Universal llevan las 
ventajas del alumbrado urbano a la finca, el 
yate o la casa de campo. Son tan sencillas 
que cualquiera puede manejarlas. Su econó- 
mico motor de cuatro cilindros rinde más 
duradero y consistente servicio y produce 
alumbrado fijo. Vienen en tamaños y vol- 
taje lo mismo para el campo como para los 
poblados pequeños. Insubstituibles para ci- 
nematógrafos, pues producen mejor proyec- 
ción con más economía. Todos los tamaños 
pueden usarse con o sin acumuladores. Mu- 
chos gobiernos y varias de las compañías 
más importantes del mundo, que han tenido 
oportunidad de someter a prueba toda clase 
de plantas eléctricas, usan plantas Univer- 
sal exclusivamente. Vienen en tipos maríti- 
mos y fijos. Pídase catálogo descriptivo. 
Nuestro Departamento de Exportación 
hace de la compra un placer. 

UNIVERSAL MOTOR CO. 

39-41 Ceape Street 
Oshkosh, Wisconsin, E. U. de A. 




,u= Motores Marítimos Flexifour 
, Super-tour Universal de cuatro 
cilindros y cuatro ciclos están re- 
conocidos como liders en su clase 
y se usan en casi todos las países 
del mundo. Vienen en tamaños 
desde 10 H.P. hasta 50 H.P. 




E^ 



Una Nariz de Forma Perfecta 

UD. PUEDE OBTENERLA FÁCILMENTE 

¡*L aparato Trados, Mo- 
j délo 25 corrige ahora 
toda clase de narices de- 
fectuosas con rapidez, sin 
dolor, permanentemente, y 
cómodamente en el hogar. 
Es el único aparato ajusfa- 
dle, seguro, patentado, y ga- 
rantizado que puede darle 
'ina nariz de forma per- 
fecta. Más de 87,000 perso- 
nas lo han usado con ente- 
ra satisfacción. Recomen- 
dado por los médicos des- 
de hace muchos años. Mi 
experiencia de 16 años en 
el estudio y fabricación de 
Aparatos para Corregir Na- 
rices están a su disposi- 
ción. Modelo 25-Jr. para 
los niños. Escriba solici- 
tando testimonios y folleto gratis que le explica có- 
mo obtener una nariz de forma perfecta. 

M. TRILETY, ESPECIALISTA 
Depto. 877 Binghamton, N. Y., E. U. A. 



c 



V 



at a rro 

del Pecho se 
Contrarresta 

pronto con Vicks. 
^^\ Frótese sobre la 
V~;H garganta y pecho 
^ ^ al acostarse, el 

ICKS 

Varo Rub 




í'ebrero, 1928 



Para Toda Afección Catarral 

PÁGINA 160 



CINE- MUNDIAL 



Se descubre una estatua 

TODOS los domingos se descubre en París' 
lina estatua o se inaugura en una pro- 
vincia un monumento a los héroes regiona- 
les de la gran guerra. Los jardines de la Re- 
pública van convirtiéndose en camposantos. 
He aquí una nacié)n (]ue da en su vida de- 
masiadas intervenciones a la muerte. Dentro 
de algunos años toda su gloria se inmovili- 
zará. 

I, a estatua del último domingo no es lo 
oportuna que deben ser las estatuas para 
que se las estime. Trátase de la de Paul De- 
louléde cuyo nombre evoca las primitivas in- 
quietudes bélicas de los franceses, fermen- 
tadas después de las malaventuras de Napo- 
león el Chico. Paul Delouléde representó, y 
ahora su imagen vuelve a representar, el an- 
helo de la revancha que afortunadamente 
)iara la República no tiene ningima relación 
con su historia. Si las opiniones de Paid De- 
loidéde, hubiesen sido compartidas por los de- 
más franceses, podría, hoy el mimdo lapidar 
a Francia con la reconvención del cataclismo 
bélico que hubo de cambiar las rutas de Eu- 
ropa, y que ha producido las confiisiones a 
través de las que la Humanidad sigue con el 
rumbo perdido. 

Por fortuna Delouléde no significa algo en 
el curso de la Historia de Francia. Fué un 
caudillo que se limitó a encerrar sus intran- 
sigencias imperialistas en mms canciones y 
a hacer unos cuantos gestos llamativos. Por 
eso la inauguración de s\i estatua ni siquiera 
originó un "viva !", que es lo menos que de- 
be originar ima estatua al nacer. 

...Un discurso, unos versos, unas flores, 
una tribuna de percalina, imas manos qTie se 
estrechan, unos susjiiros de imiis mujeres, y 
tmos cientos de personas cuya misión es re- 
presentar a París en las inauguraciones do- 
mingueras de las estatuas. Esos cientos de 
personas y la tribuna del Municipio son siem- 
pre las mismas. Y es muv iiosible que en 
igual caso se encuentren el discurso y aun 
las flores del homenaje protocolario.. En rea- 
lidad, también las estatuas varían muy poco. 

El salón náutico 

EL gran Palais, magnífica supervivencia de 
una Exposición LTniversal, no descansa 
nunca. Después del Salón del Automóvil, 
arrebatadora feria de vanidades, celebróse en 
él vm Salón Náutico no menos vanidoso. El 
Salón del iVutomóvil ofrece la felicidad para 
el invierno, es decir, el modo urbano de des- 
plazarse lo más prestigiosamente posible. En 
él se repantigan en sus tronos desde el 5 H.P,, 
al que un novelista muy característico lla- 
ma "la máquina para producir el vagabun- 
deo", hasta el chalet ambulatorio. El Salón 
Náutico ofrece la felicidad para el estío, es 
decir: para los meses en los que los hombres 
y las mujeres, de la ciudad, expulsan de los 
mares a los pescadores. 

Este Salón introdujo en sus instalaciones 
ima novedad no sé si interesante, pero pin- 
toresca. Consiste esta novedad, en un mag- 
nífico acuarium. Al Salón le ha parecido po- 
ca extensión para sus actividades la super- 
ficie de las aguas, y penetra en sus senos. Es 
de lamentar que no haya incluido también 
en sus exhibiciones las redes y los artilugios 
de pesca que es lo que relaciona los senos 
con la superficie. 

Realmente el espectáculo de los aninuili- 
tos del mar, no es agradable. Ante la tor- 
peza de una langosta, nos jiarece su captura 
xma villanía y, ante su fealdad, no nos sen- 
timos capaces de devorarla. El recuerdo de 
las que hemos devorado ya, nos avergüenza. 
Afortunadamente saben los cocineros enmas- 
cararlas de im modo, que los distingos y ru- 
bores que nos acometen ante al acuarium del 
Salón, lejos de inmovilizarse en nuestro áni- 
mo al modo de las ostras, se deslizan al mo- 

(Confimiúa en la página 164) 
FebrerOj 1928 



¿Sabe Ud 



cómo fué '*Dempsey derrotado por el 
Naipe en Méjico" — 

lo que fué ''El Congreso Eucarís- 
tico" - - - 



(( 



Cómo se hace pronto un astro" - 
del "Arte de Vivir Cien Años" 
qué es la "Chinchología"? 



¿Tiene Ud. informes completos e ilustrados de los 
más culminantes acontecimientos en los campos de: 

LA cinematografía, 

LOS DEPORTES 

LA CIENCIA 

EL TE AT R O 

, LAS ARTES 

LA OPERA? 

Los hallará, con millares de fotografías, retratos de ar- 
tistas a página entera, un sinnúmero de cuentos iné- 
ditos y artículos de general interés sobre variadas acti- 
vidades y crónicas ilustradas de todo el mundo — en 
los volúmenes empastados de 

Quedan pocos de los volúmenes de 1922, 1926, y ya está empastándose el 
último e interesantísimo volumen con las 12 ediciones de 1927. 

Cada volumen sólo $5.00 incluyendo franqueo 

La Mejor Enciclopedia Ilustrada de las Actividades Mundiales en los 
Camp os del Arte, el Cine, las Letras, los Deportes, el Teatro, la Opera 

PIDA ESTOS VOLÚMENES HOY , ANTES DE QUE SE AGOTEN 



USE ESTE CUPÓN 



ClNE-MUNDlAL 
516 Fifth Avenue. 
Nueva York, E. U. A. 

Acompaño oro americano para que se sir\an enviarme por correo certifi- 
cado los volúmenes empastados de CINE-MUNDIAL de los siguientes años: ( ) 1922 
( ) 1926 ( ) 1927. 



Nombre 

Domicilio (o Apartado) 

Ciudad País 

NOTA: Ya se agotaron los volúmenes de 1916, 1917, 1918, 1919, 1920, 1921, 1923, 
1924, 1925. Sólo quedan de 1922, 1926 y 1927. 



PÁGINA 161 



CINE-MUNDIAL 




¡Dolor de 
Espalda! 

CEA cual fuere 
su causa o in- 
tensidad, el Lini- 
mento de Sloan 
lo calma inme- 
diatamente. Por 
42 años ha pro- 
bado ser el reme- 
dio más eficaz 
para dolores reu- 
máticos, neurál- 
gicos y muscu- 
lares. Evita la 
incomodidad de 
parches o em- 
plastos. No re- 
quiere fricciones 
como los reme- 
dios anticuados. 
No mancha, y 

su efecto 

es instantáneo 



ilNIMENTo 



SLOAN 



Mata Dolores 



Febrero, 1928 



PETA 




Una bella de las Pampas, Maracaibo. — Para ha- 
cerla desistir de su propósito, creo que bastará con 
que la relate lo ocurrido a otra "bella de Méjico", no 
hace aún un par de meses. La linda mejicana, de 
buen palmito, poca edad (22 años), y con algunos 
dólares economizados sabiamente, quiso correr mun- 
do y después de pasear por la América del Sur in- 
tentó visitar la del Norte. Pero no contó con "la 
huéspeda". Los oficiales de inmigración de los Esta- 
dos Unidos no encontraron natural el capricho de que 
una hija de familia viaje sola por placer. Y acorda- 
ron remitirla al departamento de Inmigración en EUis 
Island para deportarla, no al lugar de su nacimiento 
y residencia en Méjico, sino al de su procedencia que 
era nada menos que Buenos Aires. La pobre criatura 
casi se volvió loca al pensar a donde iban a llevarla, 
donde no conocía a nadie y donde iba a encontrarse 
sin dinero por hallarse ya agotados los ahorros que 
tuviera para el fantástico viaje. Gracias a la feliz 
intervención de la Cámara de Comercio Mejicana de 
Nueva York, que consiguió demostrar al Comisiona- 
do del Departamento de Inmigración que la joven 
eran mejicana con residencia en su país y que por 
hallarse ya en el término de su viaje se la causaría 
un enorme trastorno deportándola a Buenos Aires, 
pudo conseguirse que fuera al fin enviada directamen- 
te a su patria, pei'o todo esto sin dejarla poner sus 
jiies en Nueva York, para donde venía tan ilusionada. 
Como Ud. ve, sería inútil y hasta contraproducente el 
que Ud. pietendiera entrar en este país dando antes 
la vuelta por algún otro, ya que sus circunstancias y 
su edad son aproximadamente las mismas que las de 
la señorita Carmen Echegaray, la mejicanita a quien 
aludo en este relato. 

Mof eadita, Guayaquil. — Celebro mucho que se halle 
Ud. conforme con mi contestación del mes anterior 
sobre las pecas. El "make-up" a que Ud. se refiere 
es la combinación de pinturas y cremas que emplean 
las artistas para la escena y que son cosas imposibles 
de usar para la calle. La prueba está en que todas 
las artistas se limpian muy bien el cutis en el mo- 
mento mismo eo que terminan de trabajar. Si quie- 
re que se le peguen los polvos póngase como base 
una ligera capa de una buena crema sin grasa. Ten- 
ga mucho cuidado de tener el cutis bien limpio antes 
de ponerse la crema ; apliqúese muy poquita y ex- 
tiéndala por igual por todo el rostro con las yemas 
de los dedos. Por la noche limpíese cuidadosamente el 
rostro con un buen cold-cream. 

Don Q., Costa Rica. — Su estatura es extremada 
para su edad y no le puedo indicar su peso exacto 
porque el que corresponde a su edad no corresponde 



a su estatura y viceversa. Supnogo que es Ud. una 
de esas personas que crecen de una vez y creo que ya 
no pasará de ahí. Debe, sí, preocuparse seriamente 
de tomar durante una larga temporada algún tónico 
a base de glocerofosfatos o hipofosfitos, para forta- 
lecer sus huesos en el enorme esfuerzo de tan exage- 
rado crecimiento. Su médico le indicará competente- 
mente cuál es el tónico que le conviene. Aliméntese 
mucho, duerma de ocho a nueve horas diarias y sién- 
tase feliz por ser lo que se llama un buen mozo. Yo 
soy de opinión de que "más vale tener que no de- 
sear". 

Despeinado, Bogotá. — Los actores del Cine, lo mis- 
mo que los que no lo son, usan para tener el pelo 
brillante y parcjito, como Ud. lo desea, cualquiera 
de las innumerables preparaciones que para esto se 
hallan a la venta, como el "Staoomb" o el "Glostora". 
Pero puede Ud. conseguir los mismos efectos con una 
buena brillantina y hasta con agua y jabón, aunque 
esto último puede producirle a la larga la caída del 
cabello, si no tiene la raíz muy fuerte. 

Fani Labatt Mayer, Méjico. — Recibí sus postales 
que son a cuál más bonita. Muchas gracias por su 
recuerdo. 

Rosa Amparo, Madrid. — No encuentro despropor- 
cionado su peso para su estatura y su edad y creo 
que no debe Ud. tratar de adelgazar, procurando al 
mismo tiempo no engordar más tampoco. Para com- 
placerla y que no se quede desencantada con mi res- 
puesta la doy un régimen, que puede Ud. seguir du- 
rante unas cuantas semanas para perder algunas li- 
bras, pero que no sean muchas porque no lo necesita. 
En el desayuno tome una toronja sin azúcar o media 
toronja con azúcar, una taza de café con una cucha- 
rada de crema y una tostada de pan sin mantequil'a. 
A medio día un vaso de leche con tres o cuatro ga- 
lletas y previamente una ensalada de legumbres cni- 
das. Por la noche una taza de consomé pequeña, un 
poco de pollo o de cordero con arroz o guisantes, una 
ensalada y un postre de fruta o gelatina. Camine 
bastante y no duerma más de siete soras, levantán- 
dose temprano. Vuelvo a recomendarla que no ex- 
treme el tratamiento, pues no está Ud. tan gruesa 
como cree. 

Anemsa, El Jocuyo. — Contra toda nuestra volun- 
tad nos falta tiempo para ser útiles a nuestros lec- 
tores en la cuestión de encargos. Puesto que Ud. co- 
noce con tanto detalle las direcciones respectivas de 
los artículos que desea, puede encargarlos directa- 
mente, en la seguridad de que las diversas casas co- 
merciales a que se refiere le servirán puntualmente 




Un aspecto del teatro erigido en la Habana por el famoso establecimiento "El Encanto". 

V.\ci::.\ 162 



CINE-MUNDIAL 



sus pedidos. Si se le hace difícil enviar el importe 
en gii-os bancarios, hágalo en giros postales. 

M. de la Vega, Buenos Aires. — Agradezco mucho 
su tarta. Me parecen acertadísimos sus propósitos de 
dejar sus estudios para ayudar de momento más po- 
sitivamente a sus padres y hermanos a salir de la 
penosa situación en que ahora se hallan. Su sacri- 
ficio encontrará recompensa y llegará un día en que 
pueda Ud. dedicar sus entusiasmos a la profesión que 
más le interese, para lo cual le recomiendo que en 
lugar de abandonar los estudios por completo, los con- 
tinúe por su cuenta a ratos perdidos. No le pesará. 
En este país son muchos los que después de trabajar 
durante el día para ganarse el sustento, asisten a 
clases nocturnas donde siguen un oficio o carrera que 
les ofrece un porvenir para el futuro. Para dedicarse 
a la explotación de un artículo determinado sería ne- 
cesario que contara Ud. con algún dinero para la 
importación y propaganda de dicho artículo, con el 
riesgo consiguiente de que después no le diera resul- 
tado. Mi consejo es el de que debe Ud. colocarse en 
cualquier cosa que le proporcione el sueldo necesario 
para ayudar a las necesidades de su casa, estudiando 
al mismo tiempo mecánica dental, por ejemplo, o me- 
cánica radiográfica. Cualquiera de estas dos cosas se 
aprenden fácil y rápidamente y pueden facilitarle un 
buen medio de vida. No desmaye y siga adelante, con 
fé siempre en el futuro. Sus sentimientos de buen 
hijo le abrirán camino. 

Artos, Buenos Aires. — Creo que para el estudio de 
las Artes mejor debe usted hacer el viaje a Europa, 
radicándose por una temporada en París o en Roma. 
En cuestión de pintura y escultura el Nuevo Mundo 
va detrás del Viejo todavía. Aunque sólo sea por 
los maravillosos Museos europeos. Vaya Ud. a Lon- 
dres y allí podrá aprender el inglés aún mejor que 
aquí, al mismo tiempo que aprende a pintar. Todos 
ios pintores de los Estados Unidos hacen frecuentes 
visitas al extranjero para cambiar de ambiente. En 
este país se publica una revista de arte editada en 
inglés, por supuesto, titulada "The Studio", suma- 
mente interesante. 

El Cid Campeador, El Salvador. — Me parece muy 
acertada su idea de venir a los Estados Unidos con 
el propósito de estudiar la carrera de Cirugía Dental. 
Ningún otro país del mundo más adelantado que éste 
en esa especialidad. Para los detalles que solicita con 
respecto a la Univeisidad cieo lo más acertado que 
se dirija directamente a la Columbia University. Pue- 
de escribir al Profesor Federico de Onís, Philosophy 
Hall, Columbia University, New York City. El pro- 
fesor Onís es un i>erfecto caballero, amabilísimo, y le 
enviará, o hará que le envíen en su nombre, cuantos 
datos usted necesita. 

Una Alsaciana en los Andes, — Sí, conozco el len- 
guaje de los sellos, no sé si por casualidad o porque 
lo recuerdo de cuando lo empleábamos entre mucha- 
chos en la Universidad. Colocado a la derecha en la 
parte alta del sobre, en la forma que se usa general- 
mente en todos los países, quiere decir "perfecta cal- 
ma". Si se le coloca boca abajo, indica deseos de ver 
a la persona ausente. Colocado a la izquierda res- 
ponde a una pregunta : quiere decir sí, colocado hacia 
arriba, y no, colocado boca abajo. En la parte de 
abajo del sobre, indica ternura ; detrás del sobre, 
amor platónico ; y una fila de sellos, tres o más, en 
la parte superior del sobre, quiere decir: "tuyo (o tu- 
ya) para toda la vida". Naturalmente, yo no la ga- 
rantizo la exactitud del lenguaje. 

Auténtico Millonario, Caracas. — Probablemente pa- 
dece Ud. una inflamación crónica de las amígdalas 
y esa es la causa de sus constantes catarros e infla- 
mación de las glándulas. Hágase ver por el médico, 
pues para eso no le sirven mis consejos a distancia. 
Su edad es muy crítica y del régimen que Ud. siga 
actualmente depende el futuro de su salud. Si todo 
proviene de las amígdalas, no se preocupe y haga que 
se las operen inmediatamente. Es una operación senci- 
llísima. En este país se opera de las amígdalas y 
adenoides al noventa y cinco por ciento de los mu- 
chachos. Tal vez por eso son tan fuertes y vigorosos 
los que se crían en Norte América. Si Ud. se opera, 
a los dos meses notará la diferencia, se fortalecerá, 
tendrá buen color y aumentará de peso en la propor- 
ción debida a sus años. Para la caspa pruebe con el 
compuesto de raíz de Arazá, que no dudo le dará 
magníficos resultados. La dirección para pedirlo es: 
"The Arazá Company, 136 West, 67th Street, New 
York City." Esta misma loción, de raíces vegetales, 
le sil-ve también para mantenerle el pelo perfecta- 
mente peinado sin la grasa que generalmente tienen 
los demás preparados para este uso. 

Still goingr strong, Gogotá. — Su carta ésmuy in- 
teresante, muy sincera y muy lógica. Quisiera con- 
testársela particularmente como Ud. me pide, pero 
no me es posible por falta de tiempo que dedicar a 
una correspondencia de esta clase. Después de mis 
contestaciones a "Ricardo O. P." y a "For Ever", 
ha debido Ud. ver algunas más referentes al mismo 
asunto. A todo el que quiei-a mí consejo leal le diré 
que no debe dejar nunca lo cierto por lo dudoso y 
mucho más si trata de conseguirlo en este país. Su 
caso, sin embargo, es algo distinto. Sabe Ud. bien a 
lo que se exi^one y se aviene a tener sobre sí toda la 
responsabilidad de su hazaña. Por mi gusto, una 
vez más le daría la contestación de "quédese donde 
está". Pei-o teniendo en cuenta sus condiciones y la 
finalidad que usted persigue de volver con posibili- 
dades de mayor éxito a su propio país, bien vale la 
pena de probar. Tendrá Ud. que pasar posiblemente 
muchas amarguras, pero hallándose resuelto a traba- 
jar en cualquier cosa, no es difícil que encuentre 
trabajo. Calcule un promedio de veinticinco dólares 
semanales de gasto, para que sepa el tiempo que po- 
drá durarle el dinero que Ud. traiga, y dispóngase a 
marchar a otra ciudad si en Nueva York no llega a 

(Contini'ta en la página 170) 
Febrero, 1928 




Cada mañana ponga en la mesa su paquete de Kellogg's 
Corn Flakes con un jarro de leche, y deje que los niños 
coman tanto como quieran. Kellogg's Corn Flakes es el 
plato favorito de los chicos, como también de los mayores. 

¡ No es extraño, siendo tan grato al paladar el rico sa- 
bor de los crujientes Kellogg's ! 

Pueden servirse en cada comida con leche y crema 
fría, con frutas frescas o en conserva; particularmente en 
la cena, por su fácil digestión y riqueza nutritiva. No hay 
que cocerlos; se sirven como vienen. 

Están preparados en los nítidos y asoleados laborato- 
rios Kellogg. Siempre están frescos gracias al paquete 
"Verde y Rojo" forrado con papel encerado que los pre- 
serva herméticamente. Ninguna imitación puede igualar 
su delicioso sabor ni sus exquisitas cualidades. Exija 
siempre Kellogg's, los legítimos Corn Flakes. 

De venta en todas las tiendas de comestibles 




Creadores también del 
KELLOGG'S ALL-BRAN 
(salvado laxante) 
y del Kellogg's PEP — sabrosas con- 
chillas de trigo integral con su salva- 
do, ligeramente laxante. 



CORN FLAKES 



CORN 
fLAKES 




PÁGINA 163 



CINE- MUNDIAL 



CALLOS 




El dolor 
desaparece 

en un 
instante! 



T TN MINUTO después de ha- 

/ / berse aplicado el parche Dr. 

Scholl's Zino-pads se siente 

regocijante alivio. Tan instantáneo 

es el efecto de estos parches contra 

los callos. 

Los Zino-pads eliminan la causa: la 
fricción y presión del calzado. Ni los lí- 
quidos poderosos ni los parches cáusticos 
evitan la reaparición de los callos, y con 
frecuencia lastiman y queman los dedos. 
Los Zino-pads no irritan ni la piel más 
delicada. Si se aplican a las primeras 
señales de irritación causada por el cal- 
zado estrecho, evitan seguramente la for- 
mación de callos. 

Son finos, protectores, sanativos. Vie- 
nen en tamaños especiales para callosi- 
dades y juanetes. Los venden en todas 
las farmacias, y en las tiendas mixtas 
y de calzado. 

Pida, mediante el cupón, mues- 
tra gratis y folleto a nuestras 
oficinas en Buenos Aires, Río de 
Janeiro o directamente a 
Chicago. 

DSScholVs 

Xino-pads 



THE SCHOLL MFG. CO., 
Chicago, 111., E. U. A. 

Avenida de Mayo 1431. Buenos Aires. Argentina. 
Rúa Ouvidor 89, Rio de Janeiro, Brasil. 

.'íínansc- enviarme patiuetc de muestra de Ins par- 
ches Dr. Seiioir.s Zino-iiads para los Callos, Callosi- 
dades V .luanetes. y ejemplar del libro del Dr. Wm. 
.SchoU, titulado "Los Vle» y su Cuidado". 



Nombre- 



Domlrillo- 
Ciudad 

País 



CA, C'EST parís 

(Ficnc de la página 161) 

do de les peces. Con sencillez seine.jante, ven- 
cemos la compasión que nos produce el bon- 
dadoso rostro de los besugos, y la gracia fe- 
menina de la merluza, que evoluciona en el 
acuariuní como lamas grácil de \a.sdanseusses. 
El hombre no ha nacido para contemplar a 
sus víctimas. El acuarium es un desacierto 
de este Sal(')n. Es posible que vista la hu- 
manidad desde el otro hido de los cristales 
de las peceras se figuren los infelices ani- 
males que somos nosotros quienes nos ex- 
hibimos. De tales errores está lleno el mun- 
do en todos sus elementos. Si colocamos 
frente a frente a una de las canoas de lu.jo 
del Salón, y a Josefina Baker por ejemplo, 
daremos lugar a la misma dura. 



NUESTRA OPINIÓN 

í Viene de la página 126) 
ANA KARENINA 



(LOVE) 

"Metro Goldwyn-Mayer" ■ 



2,000 metros 



El argumento es de Tolstoi. La interpretación 
de Greta Garbo. A los demás no los nombro 
porque no ^■ale la pena. Greta los deja tama- 
ñito con su estupendo trabajo. El elogio de la 
película puede hacerse en esta somera frase: 
acaba mal. — Guaitsel. 



EL BRUJO 

(The Wizard) 

"Fox" — 1800 metros 

Interpretación principal de Ednitind Lozve y 
Lcila Hyvians. 

La película detectivesca y espeluznante, de la 
que daré el tema a grandes rasgos, dejando a 
la consideración del lector la cantidad y calidad 
de emociones que tramas así producen. Un pa- 
dre indignado y vengativo decide asesinar a un 
juez que condenó a su hijo al cadalso. Al hijo 
del padre indignado, se entiende. Al efecto, se 
apodera de un mono, lo educa en la escuela 
del crimen y ya se dispone a despachar al otro 
mundo a toda la familia del magistrado, cuan- 
do interviene el novio de su hija (la hija del 
juez) y los virtuosos se salvan, mientras los per- 
\'ersos perecen "entre horribles convulsiones". 
— Guaitsel. 



GUSTAN PORQUE SI 

(J'icnc de la página 117) 

que han adquirido una reputación, que se 
han ganado vin lugar en la admiración y en 
el afecto del público del cinema. Las chiqui- 
llas nos dirán que gustan de Richard Dix 
por guapo, de Ádolphe Menjou por caba- 
lleroso y donjuanesco, de Ronald Colman por 
elegante y sencillo, de John Gilbert por' el 
fuego de sus ojos. Los muchachos, los hom- 
bres también, nos dirán que admiran en Gre- 
ta Garbo su tipo exquisito de mujer de nie- 
bla, felina y voluptuosa, inteligente y sutil, 
en Norma Talmadge su belleza de mujer es- 
tricta y vivamente femenina, en Laura La 
Plante su joven color rubio... Y alguien 
irá hasta el extremo de decirnos que se pre- 
cipitan a ver a Richard Barthelmess o a 
Ailleen Pringle porque son "muy buenos ac- 
tores". Pero irnos u otros nos mentirían, en- 
gañándose a sí propios. Esa no es la razón, 
la razón primordial, la razón incontra.stnble, 
absoluta, arrolladora, la razón única e im- 
posible. 

El secreto de la • admiración, de la simpa- 
tía, del cariño — como el de todo otro sen- 
timiento contrario — que el público profesa 



a las "estrellas" es algo precioso e intangi- 
ble, perfectamente vago y del todo impres- 
cindible. A la postre, en el fondo de toda;? 
nuestras especulaciones, como resultado de 
cuanto fuésemos a investigar, quizá encon- 
trásemos una sola y misma explicación, tan 
obvia, tan natural, como es antigua. Lo que 
en inglés se llama "it", y en castellano 
"aquel" o "ángel" o sea, brutalmente, hi 
atracción sexual. 

La razón inviolable; el atributo único al 
que las "estrellas", hombres y mujeres, deben 
cuanto son. Lo que hizo una irresistible de 
Elena de Troya. 

"Tié lo suyo" dicen los andaluces. 

Los otros términos empleados en épocas 
pretéritas en un intento de explicar lo que 
ahora nosotros apenas señalamos — hechizo, 
encanto, gracia, magnetismo — , no llegan si- 
quiera a la cuarta parte del camino que ha 
de recorrerse para aclarar el misterio. "Vn 
no sé qué". 

LTn no sé qué: he ahí, quizás, la verdad 
única del amor o el desamor que inspiran 
las "estrellas". Las que están arriba son due- 
ñas de una cantidad, cuando menos suficien- 
te, de Un-no-sé-qué; las que no llegan jamás 
arriba, carecen de Eso. 

El que sean guapos, atractivos, simpáticos, 
inteligentes, chic, excéntricos, raros, feos o 
fantásticos; el que sean magníficos actores, 
no les vale nada. El secreto está en el 
"Aquel". 

Lo demás, es lo de menos. 



Febrero, 1928 



TEATROS, TOROS Y BOXEO EN... 

(Viene de la página 140) 
éxito de la escuela preparatoria nocturna 
de Méjico, en la que se educan quince mil 
quinientos alumnos que, sin su existencia, no 
podrían hacerlo, por impedirlo sus tareas 
diarias. 

Don José María de los Reyes, fundador de 
dicha escueln. irá en breve a establecer otra 
igual en Monterrey, y después a otros esta- 
dos, hasta que todos cuenten con un plantel 
de idéntica naturaleza. 

♦ * * 

I^a nueva exposición de la escuela de pin- 
tura al aire libre, ha sido un éxito y sirvió 
para alabar una vez más la labor fecunda 
del maestro Ramos Martínez, "que siendo 
eminentemente mejicana, alcanzó ya reso- 
nancias universales", como se dijo en el Mu- 
seo de Arte Moderno, de Madrid. 

i|í jj: % 

Ideemos, al pie de una caricatura, que los 
toreros de este año no tienen educación, 
¡lorque ya no dan "las buenas tardes". 

Hay que agradecerles que no las den tan 
malas como otros: exceptuando, naturalmen- 
te, al "Niño de la Palma", de quien puede 
sospecliarse tiene en su contrato una cláu- 
sida que lo compromete a dar un escándalo 
por corrida; lo cual, aunque haya quien sos- 
tenga lo contrario, divierte al público y ex- 
plica que vaya a la plaza cuando el famoso 
diestro es anunciado. 

Las palmas han sido, en mayoría, para 
la buena vohmtad de Martín Agüero, demos- 
trada desde la verónica con que se presentó, 
hasta el volapié que hizo rodar, y perder la 
oreja, al último toro que le correspondió, 
hasta el momento actual. 

La tarde en que conocimos a Agüero, se 
gritó en los tendidos pidiendo que lo repi- 
tieran en la corrida siguiente y la empresa 
Idzo modificiciones en el cartel, para com- 
placer. 

E.sto demuestra que los taurófilos nece- 
sitan un ídolo; y por esta vez, contra todo 
l)recedente, eligieron a un torero valero.so, 
indigestados sin duda por la apatía de los 
llamados artistas y que torean únicamente 
cuando piensan que ha salido su toro 

PÁGINA 164 



CINE- M U N D I A L 



Sin embargo, hay síntomas de que el rei- 
nado de Agüero será breve; no por el dies- 
tro, (¡ue \o creo hari'i siempre lo que hasta 
ahora y no desmentirá su arrojo; sino por- 
que en el público existe la preferencia por 
el preciosista, sobre el que pretende colgarse 
de los pitones. 

Justamente, José Ortiz y Enrique Torres, 
de la clase privilegiada, acaban de dar una 
buena tarde; saliendo en hombros y consi- 
guiendo que los pongan solos, por segunda 
vez, en la próxima corrida. 



LOS LIBERTOS DEL TIROL 

(Viene de la página 143) 

caso de que una anciana que había hablado 
en alemán a varios niños de un colegio in- 
fantil, fué amenazada por los carabineros y 
cuando ella les respondió indignada, fué con- 
ducida brutalmente a la comisaría. 

A pesar de este reino de terror, a pesar 
de salvajes castigos, que incluj'en senten- 
cias de destierro, pérdida de propiedad y 
otros ultrajes, y a despecho de las expedi- 
ciones punitivas organizadas por los fascis- 
tas fanáticos, el pueblo del Tirol Meridio- 
nal ha rehusado a doblar la rodilla ante sus 
nuevos amos. En realidad, han hecho ofertas 
de conciliación y obedecido escrupulosamente 
las leyes, pero insistiendo siempre en que 
las solemnes promesas hechas por los repre- 
sentantes de Italia en St. Germain, sean 
cumplidas. 

Hay una organización en Trento y sus al- 
rededores denominada el Centinela del Bren- 
ner e integrada por fascistas al rojo, que 
hacen frecuentes excursiones a la nueva pro- 
vincia, a fin de mantener en sujeción a los 
habitantes. En tales ocasiones se oye el gri- 
to de "Fuori le bandiere" (que salgan las 
banderas) y ¡ay del hombre o mujer que no 
ize el pabellón italiano con la mayor pre- 
mura! Los miembros de la asociación se dis- 
persan y, en pequeños grupos, someten a 
"pruebas patrióticas" a los atemorizados 
campesinos. 

"Debemos obedecerlos", me dijo uno de 
éstos "porque hay centenares de miles contra 
uno, pero nunca podremos sentirnos atraídos 
hacia gentes que mantienen constantemente 
el látigo sobre nuestras cabezas." 

Enfurecidos por no poder doblegar el es- 
píritu de los tiroleses meridionales, los miem- 
bros del Centinela del Brenner se propo- 
nen obtener rehenes de cada comunidad de 
la provincia y retener a éstos, ya sean hom- 
brbes o mujeres, a fin de que garanticen la 
conducta de sus coterráneos. Una medida así, 
sólo se liabía impuesto antes en tiempo de 
la guerra o de extrema necesidad. Las per- 
sonas retenidas se ven bajo la amenaza de 
prisión, confiscación y destierro. 

De buena fuente se me informa que una 
comisión de estos pueblos oprimidos ha de- 
cidido embarcarse a los E.stados L^nidos, si 
logra obtener pasaportes del gobierno italia- 
no. Su plan es visitar a la viuda del difunto 
presidente Wilson e interesarla en la mejo- 
ría de su situación. Creen firmemente que 
si el finado mandatario hubiese vivido lo su- 
ficiente, habría ejercido benéfica influencia 
en su favor, y consideran a la viuda como la 
albacea de su testamento político, tomán- 
dola como simpatizadora de los ideales de 
su marido. 

La comisión se propone recordarle las opi- 
niones que Wilson tenía respecto a la rec- 
tificación de las fronteras italianas y a los 
derechos de las minorías en general. Entre 
tanto, los hombres y mujeres del Tirol Me- 
ridional no han sido olvidados por sus pa- 
rientes del Brenner arriba: éstos ofrecen asi- 
lo a los refugiados y les ayudan a prospe- 
rar en la tierra hermana. LTno de V^ deta- 
lles más amargos de la situación es el de 
que el gobierno mussolinesco rehusa dar pa- 
saportes a los tiroleses meridionales para nue 
vayan a hacer visitas al otro lado de la 

Febrero, 1928 



DIENTES.. 

batios y bellos 

Desde la Infancia 



Durante diez y ocho años 
la Srta. Reinhardt ha em- 
pleado este dentífrico y 

hoy su dentadura es envi- 
diada por sus amibas. 



CUANDO era una chiquilla al 
cuidado de una nodriza usó 
Gretchen Reinhardt la Cre- 
ma Dental de Colgate por prime- 
ra vez. 

A medida que crecieron y se 
desarrollaron sus dientes, Colgate 
fué el dentífrico que los mantuvo 
sanos y límpidos. 

Hoy, bella moza de veinte y 
dos abriles, la Srta. Reinhardt si- 
gue, entusiasmada, empleando la 
Crema de Colgate. . . y su robus- 
ta dentadura blanca, dientes que 
apenas mellan alguna empastadu- 
ra, son objeto de envidia por don- 
de quiera que ella va. 

En Norteamérica, y en el resto 
del mundo, encontramos millares 
y millares de hombres y mujeres 
que han empleado el dentífrico de 
Colgate durante diez, quince y 
hasta veinte años, y cuya den- 
tadura es hoy excepcionalmente 
sana y bella. 

Muchas de estas personas son 
lo suficientemente agradecidas 
para escribirnos y algunos hasta 
nos envían sus fotografías. Día 
tras día nos trae el correo car- 
tas que añadir a un archivo ya 
voluminoso. 

La mayoría de estas cartas son 
de personas que han limpiado su 
dentadura con Crema de Colgate durante 
una década por lo menos. Podríamos lle- 
nar las páginas de esta revista con extrac- 
tos de esas cartas: testimonios sinceros, 
imparciales, de personas orgullosas de la 
salud y atractivos de sus dientes. 

No hay nada de misterioso en estos re- 
sultados. Los afortunados de ambos sexos 
que los obtuvieron no han hecho cosa al- 
guna que Ud. no pueda hacer: hicieron que 
su dentista les examinara periódicamente la 
dentadura, y emplearon Crema Dental de 
Colgate. 

Elija su dentífrico a base de los resul- 
tados. Emule a los que han mantenido su 
dentadura sana durante muchos años. Sim- 




plemente adopte para su propio uso el den- 
tífrico más popular entre las personas que 
poseen dientes bien conservados. 

En asunto tan importante como el cui- 
dado de la dentadura, ¿puede haber guía 
más segura que la experiencia de personas 
como Ud? 

Entonces, para gozar de dientes bellos. . . 
dientes que presten a su sonrisa ese atrac- 
tivo que es la clave del éxito en la vida 
social y en la de los negocios, pida hoy mis- 
mo Crema de Colgate en la farmacia que 
Ud. frecuenta. 

O, si lo prefiere, pruebe la muestra gratis 
que ofrecemos mediante el cupón. 




Colgate & Company, Depto. 219-B GRATIS 

595 Fifth Avenue, Nueva York. 

.Sírvan.se enviarme muestra gratis de la Crema 
Dental de Colgate. 

Nombre 

Domicilio , 

Ciudad País 



PÁGINA 165 



CINE-MUNDIAL 



LAS CANAS 

Menoscaban 
Su Belleza 

¡Elimínelas! 

I/a Tintura 
Instaut ünea 
LA VEGE- 
TAL, del Dr. 
liOniíO, famo- 
sa en todo' el 
mundo, es el 
iiroducto de 
muchos años 
de e.xperimen- 
t.os: el éxito 
(lile ha coro- 
nado las la- 
hoies du una 
vida consa - 
grada a la 
C i e n e i a y 
consciente del 
dcher de su- 
ministrar a la 
mujer un es> 
t i mulo inf a • 
iiljle para la 
conservación y 
realce do sus 
encantos fe- 
meninas, 
*lue la tintu- 
ra LA VEGE- 
TAL ha pre- 
miado esas la- 
bores y esos sncrificios del Dr. Longo queda amplia- 
mente comprobado con la popularidad cada día más 
grande de (lue gozan este y otros productos del sal)in 
Profesor para la cultura del cabello. LA VEGETAL, 
tintura instantánea, tifie el cabello color negro. No 
contiene nitratos ni fosfatos, y i)or eso nutre y eml)c- 
bellece, fortifica y suaviza el cabello, no se quita con 
el baño ni el shampú. y basta usarse una vez al mes. 
Todas las farmacias y droguerías venden Tintura LA 
VEGETAL del Dr. Lonso. Pídala en la que Vd. fre- 
cuenta. V si no la tienen, pídala mediante el cupón. 

PRECIO $1.50 ORO AMERICANO 

Envíe 25 c. adicionales para franqueo. 
GRATIS. — Mediante el cupón, enviaremos el intere- 
sante folleto "La Historia del Profesor y la Influen- 
cia de luia ;Mujer", (lue contiene entre otra materia 
interesante la que strsieren estos capítulos; Cómo hay 
que Cuidar el Cabello; Tratamiento del Cabello Un- 
ttioso. del Heseco, del Débil: Influencia de la Denta- 
dura en la Belleza del Cabello: Arte de Teñir y 
Embellecer el Cabello, etc. 

USE EL CUPÓN 

Longo's Instantaneous Hair Dye, Inc., (Dpto. CM). 
158-162 Grand Street, New York, U.S. A. 

( ) .Vdjimto ,$1.50 oro americano para que se sirvan en- 
viarme una botella de Tintura Instantánea LA VE- 
GETAL del Dr. Longo. También envío 25 cts. oro 
para franqueo. 

( ) .Sírvanse enviarme, gratis, el folleto "La Historia 
del Profesor y la Influencia de luia Mujer". 




Marca de fábrica registrada 



frontera. Por siglos enteros, los dos países 
han sido como uno y la separación de fa- 
milias y amigos se hace sentir como una 
crueldad refinada e inútil. 



Nombre- 



Dirección 

Ciudad , 




LAS PECAS 



desvirtúan la belleza de la mujer. ¿Por qué no 
quitarlas con la Croma Bella Aurora? Esta famo- 
sa preparación emblanquece y suaviza el cutis, di- 
solviendo y haciendo desaparecer las pecas. Es de 
eficacia ase^tirada. Se emplea hace 3.") años en to- 
das partes del mundo. El precio del tarro es de 
SO.'iO oro americano. Pídase el librito ".Secretos 
del Tocador <le lielleza" Rratuito <iue se envía en 
cubierta sin indicación alguna. — The Stülman Co., 
41 Pioscmarv l.ane, Aurora, Illinois, E. U. A. 

CREMA *'BELLA AURORA" 

Para las Pecas 



LOS ASTURIANOS LEVANTAN UN... 

(Viene de la página 134) 

Parece que las declaraciones del Sr. Pala- 
vicini en una conferencia que dio bajo los 
auspicios de la Asociación Hispano-Cubana 
de Cultura, y el ofrecimiento de un alto 
puesto en la redacción de "El País", no han 
sido del agrado de ciertos elementos, a tal 
extremo, que un señor representante, con la 
velocidad de un médico de emergencia, ha 
presentado un proyecto de Ley por el cual 
se inhabilita a los extran.jeros para dirigir 
cualquier publicación cubana y otras zaran- 
da.jas coliercitiva.s, como si las leyes vigentes 
no obligaran — lo mismo a extran.jeros que 
a cubanos — al respeto de todo lo que lo 
merece. 

Punto final a esta controversia ha dado el 
Presidente de la Asociación de la Prensa, rei- 
terando públicamente al Sr. Palavicini la es- 
timación de los periodistas cubanos, de lo 
cual nos alegramos sinceramente. 

* * * 

Sigamos con periodistas y periódicos. En- 
tre las mejoras que introducirá ima publica- 
ción habanera de muchas simpatías y gran 
circulación, existe la de aprovechar el servi- 
cio aéreo como medio de adelantar sus noti- 
cias con el máximum de rapidez, al interior 
de la República. Si eso fuera im liecho, ten- 
drían que inventar los demás periódicos al- 
go de novedad casi fantástica para impedir 
su hundimiento, pero cabría a los cubanos 
la gloria de ser los primeros en crear ese 
servicio. 

* * !|! 

El Congreso Médico próximo a celebrarse 
atraerá a nuestra ctipital más de mil y pico 
de doctores. , 

Tan crecido número de facultativos en ima 
ciudad relativamente pequeña como la Ha- 
bana, sobrecoge un poco nuestro espíritu y 
se nos imagina como una conflagración ca- 
si tan terrible como la mundial. 

Si al menos el Congreso diera resultados 
positivos en la práctica. . . Pero si después 
de tanto trabajo, todo se reduce a los con- 
sabidos banquetes, paseos y esfuerzos orato- 
rios, donde se haga derroche de verborrea 
científica, que a nosotros nos produce la sen- 
sación de una jerigonza intoxicante, tal ve/- 
se repita algo parecido al coro de doctores 
de El Rey que Rabió. 

Pero no: la liumanidad vivirá siempre en- 
tre Médicos y Farmacéuticos. Ellos son, sin 
discusión alguna, el consuelo del dolor, la 
esperanza de un mejor futuro común, pues 
únicamente de la ciencia de esos hombres 
deberá esperarse la redención de las dolen- 
cias del cuerpo y hasta del espíritu. 

* * * 

La temporada invernal empieza a animar- 
se: ya era hora. 

Por lo pronto, dentro de breves días co- 
menzará la ten'iporada hípica, para la cual 
han sido escogidos más de 700 pur-sangs de 
entre las mejores cuadras norteamericanas. 

Las habaneras, tan aficionadas a las ca- 
rreras, se aprestan para dar a conocer los 
últimos dictados de la moda y convertir a 
nuestro Hipódromo en exposición de elegan- 
cia, belleza y buen gusto. 

Además, los turistas que por la escasez 
de diversiones se cansan de bostezar, ya tie- 
nen donde dejar el fastidio y las pesetas. 

* * * 

Camila de Quiroga nos lia dado su adiós 
con la promesa de un pronto retorno. 

Nos queda, pues, el Principal de la Come- 
dia con I.,ópez Sonioza al frente-, tratando de 
conservar, como lo logra, e' público nunie- 




¿ES 
SALUDABLE 

SU TEZ? 



SI la piel de Ud. se ve afeada por 
los barros u otras erupciones 
cutáneas, tome LAXOL, que 
purificará su organismo, y verá qué 
pronto recobra su semblante la pure- 
za y aspecto naturales. Y notará 
Ud. que Laxol es más eficaz que las 
cremas y otros tratamientos externos. 

Los médicos recomiendan Laxol, el aceite 
de ricino purísimo, "dulce como la miel." 
Es excelente para constipación, cólicos y 
desórdenes digestivos que causan afeccio- 
nes de la piel. 

En la farmacia se vende Laxol, en frascos 
de tres diferentes tamaños. Pruébelo Ud. 
hoy. 



LAXOL 



HeAquí"Gets-r 



El destructor 

de callos más 

rápido en e 1 

mundo 





Acaba con 

el dolor en 3 

segundos 

"Gets-It" es un líquido científico 
usado por millones de personas, en- 
tre ellas los más famosos atletas, doc- 
tores, bailarinas y todas aquellas per- 
sonas que tienen que andar mucho. 
Destruye los callos. Una gota quita 
el dolor en 3 segundos. Podrá andar 
en paz. Existen imitaciones. Cuídese 
de ellas. Exija el legítimo "Gets-It." 
De venta en todas partes. Un fras- 
quito contiene suficiente líquido pa- 
ra destruir una docena de callos. 
"Gets-It," Inc., Chicago, E. U. A. 

— g£TS-1T— 



Febrero, 1928 



PÁGIN.i^ 166 



CINE- MUNDIAL 



roso que a diario asiste a disfrutar de un es- 
pectáculo alegre y decente. 

Las mejores comedias de autores conoci- 
dos son interpretadas con verdadero acierto 
y en algunas de ellas tiene éxito el simpático 
artista con su gracejo inimitable. 

En Martí ha debutado con éxito la Com- 
pañía de Revistas mejicanas de Campillo. 

El grupo de las segundas tiples está, más 
que bien, de primera... Y las que por la 
fuerza de la costumbre llamamos "estrellas" 
ni bajadas del cielo nos resultarían tan ce- 
lestiales. 

Las obras que, como es lógico, son casi 
todas inspiradas en las costumbres mejica- 
nas, gustan extraordinariamente. 



Como punto final: existe animación sin 
precedente para la temporada carnavalesca 
que se anticipará a fin de proporcionar ma- 
yores atractivos a los turistas. 

Ya se están organizando comparsas que 
rivalizarán en la originalidad de sus trajes y 
que optarán a los premios ofrecidos. 

Ahora lo que nos hace falta es que 192S 
nos traiga agradables sorpresas, sobre todo 
dinero para acabar con nuestra penuria que 
va resultando un mal crónico. 



DEPORTES VERANIEGOS EN LA... 

(J'icnc de la página 132) 

Ahora que el verano, por fin, comienza a 
calentarnos y humedecernos la epidermis, de 
nuevo les "caemos" a los empresarios de ci- 
nes por la super-velocidad que hacen impri- 
mir a sus exhibiciones. 

No escarmientan. Bien saben que las cin- 
tas se perjudican al ser pasadas atropellada- 
mente; que el público apenas puede darse 
cuenta de los detalles; que la expresión de 
los actores se hace ridicula; que los títulos 
se escapan de la vista más lince... Saben 
todo eso y, sin embargo, en su afán de ser- 
virnos un programa "grande", en competen- 
cia viciosa, se burlan de los aficionados y 
se ríen de las reclamaciones. 

En la inspección municipal de espectácu- 
los debería tomarse nota de este viejo abu- 
so en beneficio del público, pero desconfie- 
mos de que así se haga por la sencilla razón 
de que los inspectores han de ignorar la ver- 
dadera velocidad a que deben pasarse las 
cintas. 

¡Tan fácil como sería enterarse! 

El "Gran Premio Nacional" es un premio 
de cien mil pesitos que todos los años se re- 
gala a un caballito galopador, que corre an- 
te la expectación de quince mil ciudadanos. 

Este año correspondió el premio al noble 
bruto "Bermejo", cabalgado por un hombre- 
cito de cuyo nombre nos hemos olvidado. 

Este acontecimiento hípico significa una 
fiesta social muy animada. 

Todo Buenos Aires se da cita en el Hi- 
pódromo, desde el encliisterado presidente 
de la institución hasta el modesto obrero, 
de indumento dudoso. Y todos complican su 
bolsillo en las patas de los animales. 

Y los animales — los muy animales — casi 
nunca responden a las preferencias que se 
les dispensan. 

Por eso, sin duda, aumentan las apuestas 
a medida que se pierde. Así es la ley del 
juego con y sin caballos. 

Y punto final. 



GEORGE BROWN EL BOMBERO 

(Viene de la página 118) 

— Pero hazlo siquiera para que ella quede 
libre y pueda regularizar su unión con otro 
hombre. 

— Esa es cuenta de ella. No hablemos más 
del asunto. 

(Continúa en la página 171) 

Febrero, 1928 




O o LA JUERTE la que da 
¿//ztthERMOJA PIEL 



UN cutis bello, terso, radiante, le pertenece por 
derecho de nacimiento. El sencillo tratamiento 
cotidiano con Jabón de Woodbury, lo conser- 
vará. Si lo ha perdido Ud., el Jabón de Woodbury se 
lo restaurará. La tez empañada y amortiguada respon- 
de prontamente a este tratamiento, y recobra su natu- 
ral belleza. 

Millones de mujeres por todo el mundo mantienen 
su cutis hermoso mediante los tratamientos con este 
jabón. Son sencillos, fáciles, naturales y efectivos. 
La muestra que enviamos mediante el cupón la con- 
vencerá. 

Mande el cupón, y la enviaremos GRATIS nuestro 
libro ilustrado a colores respecto de las condiciones 
nocivas del cutis y su tratamiento, juntamente con un 
paquete de Jabón de Woodbury. En el libro se ex- 
plican las causas de ciertas condiciones de la tez y se 
aconseja un sencillo remedio para cada una. 



JABÓN fACIAL de 

WOODBUKT 




ANDREW JERGENS COMPANY, 

ClNCINNATI, OhIO, E. U. A. 



Adjunto 25 cts. (en estampillas de correo, moneda o giro postal) para que 
se sirvan enviarme el paquete de muestra de Jabón de Woodbury, y el libro 
Gratis. 



Nombre Dirección. 

Ciudad País 



P.4gin.\ 167 



CINE-MUNDIAL 




PAGINAS FEMENINAS 



Por Elena de la Torre 



"ALLEN-A" 
calcetería 



predilecta de las mujeres que conocen 
las medias buenas y exigen siempre lo 
mejor. Ellas saben que nada supera a 
la calcetería "ALLEN-A" en durabili- 
dad, elegancia, ni en la variedad de 
colores. 

Siempre hay Calcetería 
"ALLEN-A" 

en los últimos colores y estilos de mo- 
da en variedad suficiente para satisfa- 
cer el gusto más exigente. Cuando se 
compran medias "ALLEN-A" se sabe 
que se obtiene lo mejor a ese precio. 
Seda importada especialmente y tejida 
en la fábrica de medias más moderna 
para prestar a las pantorrilas y a los 
tobillos ese ajuste ceñido maravilloso 
y esa apariencia encantadora que inva- 
riablemente exige la mujer moderna. 

Pida calcetería "ALLEN-A", pero exi- 
ja que aparezca en cada media la mar- 
ca de fábrica reproducida abajo. Si en 
la tienda donde L'd. hace sus compras 
no tienen "ALLEN-A", sírvase escri- 
birnos y le daremos el nombre de la 
tienda más cercana donde las venden y 
le enviaremos nuestro folleto "Nuevas 
Ideas en Calcetería." 

THE ALLEN A COMPANY 

Kenosha, Wisconsin, U. S. A. 

Fabricantes de calcetería para hombres, muje- 
res y niños. 



Los comerciantes que no tengan existen- 
cia de la famosa calcetería "Allen-A" en 
seda, lisie o algodón, ni ropa interior es- 
pecial para hombres y niños, deben es- 
cribirnos inmediatamente pidiendo infor- 
mes especiales. 




M' 



rADA menos que desde Kansas ha ve- 
nido la semana pasada a Nueva York 
una novia para escoger su traje de 
boda. Me la presentó una dama a 
quien mucho estimo, para que la 
acompañase en la peregrinación a tiendas y 
modistas. No he pasado días más desespe- 
rantes. Emprender un viaje de más de mil 
millas — distancia aproximada de Kansas a 
Nueva York — para buscar un vestido de 
novia y no querer en modo alguno que éste 




Claire Windsor, presenta uno de los bellisimos 

vestidos de noche de luí gris con iodo el dehin- 

icro del - corpino bordado en rosas de seda con 

hojas de plata. 



sea el clásico vestido blanco con el largo ve- 
lo y las flores de azaliar, son, cosas para mí 
incomprensibles y que me hacen sentir una 
jirofunda lástima por el futuro esposo. El 
bello símbolo de las bodas le parece a esta 
muchacha algo ridículo, propio para másca- 
ras y según me asegura son muchas las mu- 
chachas de la actual generación que piensan 
como ella. Me resisto a creerlo pues entien- 
do que la solemnidad y poesía de tma ce- 
remonia nupcial en que la novia aparezca 
envuelta en las alburas del velo blanco, han 
de perdurar más en la memoria de la des- 
posada, dejando más honda huella, que no 
si va vestida como para ir de compras o co- 
mo para un té con unos cuantos compases 
de fox-trot. 

He acompañado, pues, a esta pobre mo- 
dernista desorientada, en calidad de autóma- 
ta }' exclusivamente por complacer a mi vie- 
ja amiga, pero sin interesarme por sus com- 
pras y sin estar completamente segura del 
vestido escogido por fin. Creo que fué un 
vestido de seda azul pastel bordado en oro. 



En la escena del matrimonio debe de pare- 
cer un pavo real. Y fuera de esta escena creo 
que también. ¡Allá ella! 

Yo, como iba de tiendas sin el interés de 
las compras, me dediqué a pensar en mis lec- 
toras, escudriñando para ellas entre las fri- 
volidades y accesorios que tanto complemen- 
tan el atavío femenino: guantes, bolsos, pul- 
seras, collares, etc. 

Lo más fascinador en la actualidad es la 
maravilla de las joyas falsas. Pero no de 
imitaciones fácilmente confundibles, sino de 
enormes trozos de vidrio y de cristal, pri- 
morosamente tallados, con los que se fabri- 
can pendientes, collares y pulseras, que lla- 
man la atención. Cuanto mayores son los 
rubios topacios o las oscuras amatistas, más 
les encanta a las mujeres el brillo falso de 
sus facetas. Hay juegos bellísimos compues- 
tos de pendentif, broche, pendientes, sortija 
y la novísima media pulsera de tres partes, 
unidas por goznes y abrochadas con una ca- 
denilla. Toda clase de piedras van montadas 
en imitaciones de platino, a excepción de los 
topacios cuyas monturas son, o por lo me- 
nos parecen, de oro. Las sortijas, mayores 
que nunca, se llevan, por lo general, en el 




Febrero, 1928 



Vestido de mañana de paño verde en dos distin- 
tos tonos, con el que Gwen Lee, de la Metro Gold- 
U'vn. presenta uno de los modernos pañuelos 
anudados, cuno nudo algunas excéntricas han 
dado en llevar a la espalda, 

PÁGINA 168 



CINE-MUNDIAL 



dedo pequeño, aunque yo particularmente, y 
como yo sé que hay muchas damas, his en- 
cuentro de más bonito efecto en el dedo anu- 
lar y de la mano izquierda si es posible. No 
es fácil averiguar de- dónde le ha venido a 
la mujer este afán por la pedrería falsa, pero 
lo cierto es que existe, que nos ha entrado 
la locura por amontonarla sobre nosotras, 
cubriéndonos con ella, incrustándola en los 
tacones de los zapatos, rodeándola a nuestro 
cuello y nuestros brazos y prodigándola en 
vestidos y sombreros. 

En el capítulo de hebillas la fantasía se 
desborda. Ya no son hebillitas de pequeños 
brillantes, sino grandes hebillas formadas por 
gruesas piedras, adornando vestidos y zapa- 
tos y cubriendo completamente uno de los 
lados del pequeño sombrero. Apenas se ve 
un vestido sin hebillas, llevándose mucho 
también los cinturones enteramente cubier- 
tos de piedras, y completándose el adorno 
del vestido con enormes alfileres, de dos ca- 
bezas, de piedras del mismo color que las del 
cinturon y las hebillas. Me dolieron los ojos 
una tarde de tanto contemplar zafiros, bri- 
llantes, esmeraldas, amatistas, de tamaños 
monstruosos. 

Aparte de las jo^^^s fantásticas, son los 
bolsos lo que más llama la atención. De 
terciopelo o de gamuza negros son los pre- 
feridos, con finísimos bordes de plata o de- 
licados dibujos de brillantes y esmeraldas. 
Después vienen los de piel de serpiente, en 
toda clase de tamaños y formas y con ma- 
>or número de sorpresas en el interior: de- 
partamentitos para los polvos, para el rouge, 
para el lápiz de los labios, para la tarjeta de 
identificación, para el peinecillo, para todas 
las necesidades de tocador de la mujer. 

Luego las flores, indispensables en toda 
toilette femenina. Flores de todas clases y 
tamaños. De terciopelo, de plumas, de lana, 
de muselina de seda, de hule, de tela ence- 
rada. Para los trajes de sport y de mañana 
las flores son de charol negro o verde con 
liojas de cabritilla doradas. Con los vestidos 
de tarde flores de terciopelo, de muselina o 
de raso, con hojas de plata. Y para las sun- 
tuosas toilettes de noche grandes claveles de 
plata extraordinariamente bellos. 

Otro de los accesorios que más distinción 
presta a la silueta femenina son los chales. 
Los de este año son tan grandes que parecen 
verdaderas capas de encaje de oro o plata 
forrados con tres o cuatro chifones de dis- 
tintos colores brillantes. El manejo de estos 
chales, la gracia de saberse envolver en ellos, 
de dejar arrastrar una de sus puntas al des- 
cuido al levantarse de im sillón, de cruzar 
imo de sus extremos sobre el hoinbro a ma- 
nera de bufanda, es un verdadero arte que 
no todas las mujeres conocen. El chai es una 
constante ocupación para las manos de su 
dueña que lia venido a sustituir con venta- 
ja al abanico tras de cuj'O varillaje coque- 
teaban nuestras abuelas. Se usan también 
los pequeños diales de forma triangular, co- 
mo grandes pañuelos, formados por peque- 
ños cuadritos de tul de plata o de azabache, 
que se llevan con los trajes de noche anu- 
dados sobre el hombro. 

Hermana menor del chai es la bufanda, 
imprescindible en cuanto llega el otoño para 
no dejarla de la mano hasta la primavera. El 
suave calor que presta rodeada al cuello de- 
bajo del abrigo, es inapreciable. Las de se- 
da son las más cómodas y se llevan anuda- 
das con un lazo o simplemente rodeadas al 
cuello en una o dos vueltas. Muchas las 
sustituyen j)or grandes pañuelos apaches con 
un nudo al lado izquierdo, o en la espalda, 
como han dado en llevarlos últimamente al- 
gunas excéntricas. 

^ Quedan ahora los guantes en una gran va- 
riedad de estilos y fantasías en el cierre. Pe- 
ro los verdaderamente cómodos y nuevos son 
los guantes sin botones, de manopla larga, 
en colores claros, muchos de ellos con las cos- 
turas negras a largas puntadas, y de una es- 

Febreho, 1928 




Antonio Moreno, estrella de 
Metyo'Goldwyn'Mayer 



En "Mare Nostrum" 



¡No permita 

que su cabello lo traicione! 



SI PUDIERA Ud. penetrar a los 
camerinos de los famosos ar- 
tistas del Cine, vería sobre cada 
tocador un llamativo tarro ana- 
ranjado con barras verticales 
negras. Es Stacomb, la crema 
opalina que conserva peinado el 
cabello. Una furtiva mirada al 
tocador de toda mujer u hombre 
celosos de su apariencia personal, 
revela el mismo tarro, ejerciendo 
idénticas funciones. Stacomb no 
reconoce profesión, ni edad, ni 
sexo. Es, como la pulcritud y el 
decoro, universal. 

El Cine, como el teatro, es 
refleio de la vida real. Cuando 



un actor representa el papel de 
un fracasado, de un vago, de un 
bohemio astroso, el rasgo dis- 
tintivo es el pelo revuelto, en- 
marañado, descolorido. Cuando 
caracteriza la personalidad de 
un caballero, la nota sobresa- 
liente es el cabello aliñado, bri- 
llante, bien cuidado. En el primer 
caso, Stacomb está de más, en el 
segundo, es indispensable. 

Un poquito de Stacomb fro- 
tado en el pelo por la mañana 
lo mantiene inalterable todo el 
día, dándole una brillantez na- 
tural jamás obtenible con poma- 
das, cosméticos o brillantinas. 



Stacomb se vende en forma de 
crema o líquido en todas las 
buenas farmacias y perfumerías. 




an-vAOfireiv 



CONSERVA PEINADO EL CABELLO 




PÁGIN.\ 169 



CINE-MUNDIAL 




¡Qué! 



i Sólo porque las ligas no se ven 

como la corbata, debe usted usar 

siempre las misinas? 

Compre hoy unas nuevas 

Ligas 

PÜRIS 

No hay contacto de Metal con la Piel 
Fabricantes: 

ASTE1N&COMP/1NY 

Chicago, U.S.A. - New York. U.S^. 




CHAMPÚ 

SNOW-FLAKE 

RADIUM— IT 

de Aceite de Nuez 

Es el champú más cxauisito, ligero y blanco cual 
copo de nieve. Es estrictamente un compuesto vese- 
tal, sin grasas animales de ningiuia especie. Produc- 
to de proceso cieutlfioo- especial, cada pastilla del 
Champú Snow-Flal;e (Copo de Nieve) contiene las 
proporciones exactas de un purísimo aceite vegetal 
que limpia coninlnta y suavemente el cuero cabelludo 
y el pelo, dejando el caliello sedoso y suelto. 
El Champú Snow-Flal;(> viene eu paquetes individua- 
les y en cajas de exhibición de una docena de pas- 
tillas. 



NECESITAMOS AGENTES RESPONSABLES EN 
SU TERRITORIO. COLICITE MUESTRA. 



Fabricantes : 
GEO. A. SCHMIDT & Co. 

Dí'iHirlarnenlo de Exporiiición : 

BRASCHI EXPORTCOMPANY 

159 N. STATE STREET 
Chicago, IIl., E. U. A. 

BRASCHI EXPORT CO., 
159 N. State St., 
Chicago. III., E.U.A. 

Sítvan.se enviarme lIüESTItA GRATIS del Champú 
Snow-Flabe EADIÜM-IT. 

ciudad-. — — Pai» 



pecie de gamuza de algodón que abriga mu- 
cho y permite lavarlos conservándolos nue- 
vos durante largo tiempo. 

Para terminar debo decirle algo a una 
lectora que me pregunta sobre la moda en 
el peinado. Los peluqueros hacen titánicos 
esfuerzos para que se adopten los peinados 
altos con el traje de noche, pero, por esta 
temporada al menos, lo más que conseguirán 
es que las muchachas se adornen con peque- 
ños grupitos de bucles postizos que prestan 
cierta gracia a la parte de la nuca y ocultan 
lo transición horrible del pelo que no es cor- 
to ni largo. Al año que viene ya será otra 
cosa. Las muchachas se han puesto de acuer- 
do al parecer para acabar con las melenas. 
¿Seg'uirán esta imposición las mujeres de 
mediana edad que se encuentran rejuveneci- 
das y cómodas con el cabello corto? Yo me 
abstengo de afirmar nada, pero dudo que 
haya terminado el reinado de la melena. 



DE MI ESTAFETA 

(Viene de la página 162) 

encontrar lo que desea. De todos modos, déjese abier- 
tas las puertas en su país, por si acaso. Es cierto 
Que las Agencias de Empleos y los diarios publi- 
can todos los días solicitudes de anuncios, pero las 
perspectivas que estos ofrecen son muy pequeñas y 
no compen.san nunca el haber dejado un empleo bue- 
no y seguro en el propio país. Si se decide usted a 
hacer la prueba le deseo buena suei-te y espero que el 
Destino le proteja como merece. 

V. Mantilla B. Lima. — Aun sintiéndolo mucho no 
nos es posible encargarnos de lo que usted d:sea. 
Para que le pueda dar todos los datos necesarios y 
exactos escriba directamente al Department of Agri- 
culture, Washington, D. C. Unites States of Ame- 
rica , de donde le enviarán toda clase de detalles refe- 
rentes a su proyecto. 

Enamorado de un Imposible, Parral. — Tempera- 
mento sumamente apasionado, gran sentimental, sen- 
sualismo, poderosa fuerza de voluntad, buen dominio 
propio, pesimismo, carácter enérgico y decidido, pero 
parece que desperdicia Ud. sus energías en algo que 
no merece la pena, o que no es su verdadero ideal, 
por lo que se encuentra a menudo cansado, o ca i 
exhausto en la lucha. Sin embargo, trata Ud. de en- 
gañarse a sí mismo arguyendo que está perfectamente 
satisfecho y conforme con lo que la vida le ha de- 
parado, y su espíritu fatalista se convence de que 
tratar de torcer el destino es insen.sato. No tiene Ud. 
suficiente valor para mirarse muy adentro y darse 
perfecta cuenta de si lo que hace es verdaderamente 
cumplir con un deber, o amoldarse a los caprichos 
de los que cree Ud. que "verdaderamente le aman". 

Jovcncita Loca, Habana, Cuba. — Idealista, gran 
ambición, mente errátil, gran poder imaginativo, fal- 
ta de sinceridad y de franqueza, lo que no pocas ve- 
ces la hace aparecer, especialmente entre sus amis- 
tades, como un tanto hipócrita. De tipo nervioso, 
intranquilo, le falta confianza en si misma, lo que 
hace que se someta Ud. de continuo a represiones 
que sin duda se exteriorizan en ataques de desespe- 
ración, de tal naturaleza que cree volverse loca. Creo 
es Ud. un tanto irrazonable en relación con lo que 
me cuenta de su amiguita. 

El Mercader de Venecia, Caracas, Venezuela. — Ti- 
po nervioso, o más bien paréceme que con tara epi- 
léptica. Temperamento grandemente afectivo, mas por 
el hábito de represión que ha formado Ud., pasa, has- 
ta para sus íntimos y parientes cercanos, como un 
individuo incapaz de emoción alguna, indiferente y 
temperamento sumamente frío. Tiene Ud. gran do- 
minio propio, y nadie es capaz de darse cuenta de las 
teribles luchas que sostiene en las negruras de las 
desesperaciones y ataques de depresión que padece 
con gran frecuencia. Espíritu lógico, de gran rec- 
titud y sinceridad. Afición a los estudios de las 
ciencias exactas ; además tiene Ud. gran habilidad 
manual y siempre logra éxito en todo trabajo que 
requiera concentración, capacidad para ver mínimos 
detalles y gran perseverancia. Tiene gustos muy re- 
finados. Su facilidad para adaptarse a todo, le hace 
aparecer como un individuo que no le importa nada 
de lo que le rodea. 

Ojos Negros, Santa Ana, Salvador. — Poder de con- 
centración, carácter detallista, mente analítica, per- 
severancia, gran fuerza de voluntad, ambición, buen 
espíritu de lógica, gustos refinados, temperamento 
escasamente afectivo, buen dominio propio, pesimis- 
mo, gran poder imaginativo, firmeza de carácter, ter- 
quedad, clara ideación y facilidad pai'a expresar sus 
ideas. Orgullo de rango social, amor al medio am- 
biente de comodidad, de lujo, sintiéndose muy feliz 
en donde pueda gozar de gran espacio y pareciéndole 
que su espíritu .se ensancha y sus ideas fluyen con 
más rapidez y claridad si tiene Ud. amplio trecho 
para moverse. 

Margarita, Aguadilla, P. R. — Siento muclio que 
sea ésta la cuarta vez que envía Ud. muestra de es- 
critura para su análisis. De más está decirla las 
razones por las cuales creo que no ha recibido nin- 
guna contestación. Sí, puede usted consultarme di- 
rectamente, y espero con intei'és las carias que me 
dice enviará a esta oficina para análisis especial. 
No olvide llenar todos los requisitos. 




D 



ESDE el año de 1919 las mujeres 
bellas de la alta sociedad usan las 
preparaciones 

PATRICIAN 

para embellecer su cutis, pues saben 
que un rostro bello y limpio les dá un 
aire de distinción. 

Para un cutis reseco no hay nada me- 
jor que PATRICIAN SKIN FOOD. 

Para cutis grasoso la CREMA DE 
FRESAS PATRICIAN es incompara- 
ble. También las arrugas desparecen 
como por encanto. 

Enviaremos cualquiera de estas cre- 
mas incomparables al recibo de un 
doUar. 

Pídase folleto gratis de otras preparaciones 
Patrician. 

PATRICIAN LABORATORIES LTD. 

251 East Fordham Road, New York 



Paleta ''Azul Indio 



>y 




El Nuevo y Mejor 

Método de Azular 

Ropa 

Se necesitan co- 
merciantes y 
agentes de fa- 
bricantes para 
vender este pro- 
ducto en todos 
los países donde 
no estamos re- 
presentados. 
Escríbase pi- 
diendo muestras 
y condiciones. 

Spencer Products 

Corp. 

Buffalo, N. Y., 

E. U. A. 




POR 



00 



AL MES 



puede comprar usted el 
iiicjor Piano Automático 

KIMBALL 



No necesita pagar Ud. todo el valor al con- 
tado liara obtener nno de les afamados Pia- 
nos Kimball, pues sólo requerimos referencias 
sobre su persona para vendárselo en pequeñas 
cuotiis iiu'nsuiíles. 

Los Kimball recibieron el primer premio en 
todas las grandes exposiciones en donde fue- 
ron rejíresentados. 

Hermoso catAIoco en español, precios y con- 
diciones, prntis a solicitud. 

PRODUCTOS: Pianos, Pianos Antom:1tico^, 
Pianos Eléctricos Reproductores y Fonógrafos. 

C. o. BAPTISTA 

Diístribiiidor para d E.rtranjcro 
300 Kimball Hall, Chicago, E. U. de A. 



Febrero, 1928 



PÁGINA 170 



C I N E - M U N D I A L 



CREMA 

de yvlielyjdlmenclras 



HINDS 




La mujer que 
trabaja 



Por desgracia no todas las bellas ar- 
gentinas, lindas mexicanas y demás 
hermosas mujeres de Hispano América 
pueden vivir de sus rentas. Para las que 
necesitan dedicarse al comercio o a 
atender sus propios quehaceres domés- 
ticos es una bendición la Crema Hinds. 
Aplicada al levantarse protege el cutis 
todo el día, usada cada vez que se mo- 
jen la cara o las manos evita que se 
agrieten y un ligero masaje al acostar- 
se, refresca el cutis y le devuelve su lo- 
zanía mientras se duerme. 

Pruebe usted el frasco chico para con- 
vencerse de sus excelentes propiedades: 
después compre el frasco grande que 
resulta más económico. 

^\ uso de. la Crema Hinds en la cara — el 
cuello — el escote — las manos 

Reduce los poros. Q Sirve de base al polvo. 
Q Evita que el cutis se agriete. Q Impide la 
formación de arrugas. Oí Alivia las quema' 
duras del sol. Q Calma el ardor de la afei- 
tada. (\ Alisa los dedos ásperos. 

Suaviza el cutis — lo vigoriza — lo protege 
— lo limpia — lo aclara — lo sana. 

Pídala dondequiera que vendan 
artículos de tocador. 



GEORGE BROWN EL BOMBERO 

(Viene de la página 167) 

Aquel reloj con su monótono tic-tac, que 
fué en el momento terrible de la catástrofe 
quien le irritó la herida, llegó a ser su me- 
jor compañero, su confidente íntimo. 

Ese hombre prodigioso, cuyo cuerpo pa- 
recía invulnerable e insensible, tenía el alma 
de los grandes mártires. 

Supo encontrar el placer de gozar de su 
dolor. 

Una noche estaba de guardia, apartado en 
un rincón, entregado el espíritu a la vagan- 
cia, cuando resonó la campana de alarma. 

— ¡ Cada cual a su puesto ! — ordenó el Ca- 
pitán. 

Cayeron automáticamente las retrancas del 
establo en que estaban los tres caballos de 
la bomba, que salieron precipitadamente pa- 
ra ocupar su puesto y fueron enganchados 
con la prontitud de un relámpago. 

El Capitán se informó de la ubicación del 
incendio, dio sus órdenes y partió en sii 
"buggy"; la bomba devoró el espacio, segui- 
da del carro de las mangueras y de el d^ 
las escaleras. 

Por grande que fué la prontitud de los 
bomberos, cuando llegaron al lugar del si- 
niestro encontraron que las llamas habían 
sido más prontas que ellos j^ devoraban todo 
el edificio. 

Al pasar Georgo por delante de ima pa- 
reja que daba señales de desesperación, oyó 
la voz de ima mujer que' gritaba: 

— ¡Mi hija, mi hija! 

Se detuvo y preguntóle: 

— ¿Dónde? 

- — Allí, en el cuarto jjiso, en la vivienda de 
la derecha. 

El bombero localizó con la imaginación el 
punto indicado, midió con los ojos la distan- 
cia,' y como una leona se arroja contra el 
enemigo que intenta apoderarse de sus ca- 
chorros, se lanzó a combatir con las llamas 
para arrebatarles su presa. 

Desapareció en medio del humo y del fue- 
go, sin que nadie se hubiese dado cuenta de 
la tremenda empresa que intentaba. Pasa- 
ron largos minutos, que debieron parecer ho- 
ras a la angustiada madre. 

De repente, de en medio de la vorágine 
del incendio, apareció la soberbia figura del 
bombero, trayendo algo envuelto en una fra- 
zada. 

Llegó jadeante hasta la madre y le dijo: 

— Aquí está la niña, sana y salva. 

Se retiraba el héroe prontamente para evi- 
tar manifestaciones de gratitud, cuando lo 
detuvo otra exclamación de la misma mu- 
jer, más angustiosa que la primera. 

— ¡Pero falta la otra! La más pequeña. 

— ¡Ah! ¿Por qué no me lo dijo Ud. an- 
tes? ¿Dónde está? 

— En la misma alcoba, en una cuna. 

Tuvo George un momento de vacilación; 
se arrepintió avergonzado de sí mismo; res- 
piró hondamente, como si hubiese querido 
hacer amplia provisión de aire, y se lanzó in- 
trépido a desafiar el peligro, que era mucho 
mayor que antes. 

Algunos compañeros intentaron detenerlo. 
Fué en vano. Volvió a subir por las incen- 
diadas escaleras. . . Se oyó un estruendo for- 
midable. . . Las escaleras, cediendo a la ac- 
ción de las llamas, cayeron desplomadas. 

— ¡Mi hija! ¡Mi hija! — gemía la desespe- 
rada madre. 

(Continúa en ¡a página 174) 




Que tocan 



Suaves y blancas manos de la 
mujer cuidadosa y pulcra. ¡Qué 
fáciles de conservar así median- 
te el uso de la Crema Hinds ! Un 
poco de Crema Hinds cada vez 
que se mojen las mantendrá 
blancas y flexibles . . . tersas co- 
mo la seda . . . suaves como el 
terciopelo Y si al manicurar- 
se empapa usted la cutícula en 
Crema Hinds podrá empujarla 
sin romperla para ovalar la ba- 
se de la uñita sonrosada. 

La Crema Hinds puede usarse 
con igual confianza para prote- 
ger las tiernas manos y el deli- 
cado cutis del nene. 



Pídala dondequiera que vendan 
artículos de tocador 




CREMA 

de JVlielyyilmendras 

HINDS 



Febrero, 1928 



P.\CINA 171 



CINE-MUNDIAL 




\1^ 



La Pasta Dentífrica 




conserva el brillo natural de 
sus dientes, "lavando" por el 
proceso de "emulsificación" 
la película viscosa y amari- 
llenta que se forma en ellos. 

La Pasta Dentífrica 
WAdPS 

debido a sus ingredientes 
científicamente combinados, 
conserva la cavidad bucal 
80% aséptica por más de una 
hora después de haberse em- 
pleado en la limpieza de la 
boca. 

Siendo su base ^antiséptica 

evita la PIORREA y previe- 
ne la carie de los dientes. 
Consulte con su dentist?.. 

¡OBSEGUiO GRf^TISI 

Envíenos por correo cer- 
tificado con su dirección 
clara y completa 25 cajas 
vacías de la Crema Dental 
A\"AITE'S y nosotros le 
mandaremos un valioso ob- 
sequio. 

Se Uende en Todas Partes 

THE ANTIDOLOR MFG. CO. 

Deyíto. C. M. 
Springville, Erie Co., N. Y., U. S. A. 



CATALINA BARCENA 



Por Águeda San Martín 




Catalina Barcena, primera actriz de la Compañía de Mar- 
tínez Sierra, en el Convento de Churubusco, en Méjico. 




'STABAMOS con la ansiedad que pre- 
cede a los grandes acontecimientos. 
¡Estar cerca, conversar con la mujer 
astro, cuya luz se esparce sobre el 
teatro del mundo occidental! ¡Hur- 
gar un poquito en el alma de una mujer, cu- 
ya figura se destaca entre mirladas y mirla- 
das de mujeres, porque calza los coturnos 
del prestigio inconmovible! 

¡A través de la artista, adivinar, a la mu- 
jer! ¡Y qué mujer! No es sólo la revelado- 
ra de la belleza; no es sólo la virtuosa del 
arte de Talía; es, además, la intelectual, la 
culta, la armoniosa; es el espíritu femenino 
dotado del esplendor del conocimiento. 

Los periódicos y revistas de allende los 
mares nos habían dicho mucho de Catalina 
Barcena. Los cronistas franceses, italianos 
e ingleses, pasaron por el tamiz de su seve- 
ro juicio el mérito de ella, lo aquilataron y 
lo ensalzaron con frases calurosas; s\i sitio 
fue designado a la altura de Eleanora Duse, 
su hermana inmortal, y de Isadora Duncan, 
la Danzarina Milagrosa. Pensamos que han 
sido justos. 



Febrero 1928 



De los teatrólogos españoles no hablamos, 
porque su opinión pudiera tildarse de apa- 
sionada, por aquello de la nacionalidad, aun- 
(¡ue ésto, dicho sea de paso, es puntillo de 
algimas interesantes discusiones. 

Pero vayamos a ella; viajemos por los lin- 
des de su grávido espíritu. 

Es el principio de la noche, las seis o las 
siete, según el reloj que nos rija. Otras ve- 
ces, a esta hora el "hall" del Hotel Regis es- 
tá casi solitario. Ahora no; todos concurren 
en espera de que baje Catalina Barcena. 

El "hall" de hoy rememora los días bulli- 
ciosos en que se alojaba aquí Raymond Grif- 
fith. 

Ya está a nuestro frente la artista. Nos 
tiende la mano con ademán llano y familiar. 

Desde luego notamos la rara naturalidad 
que respira todo su persona. 

Sus proporciones cabrían en los cánones 
de la belleza clásica. No usa ningún afeite. 
Todo es verdad en elhi. Desde el color rubio 
obscuro de sus cabellos, hasta su ademán 
<'ordial. La ficción teatral ha dejado ilesa a 
la persona; cosa extraordinaria, ya que tan- 

PÁGINA 172 



CINE-MUNDIAL 



I 



I 



tos artistas se resienten de teatralidad en la 
vida diaria. Esta naturalidad es el mejor 
vocero de su talento. 

— Díganos usted, Catalina, ¿dónde nació? 
España y Cuba andan al tirón por usted. 

— Es porque nací en Cienfuegos; pero 
cuando la perla antillana ornaba la corona 
española. ¿Cómo me podrían llamar justa- 
mente? 

— Indudablemente que los españoles dirán 
a gritos que es usted española, y los cuba- 
nos, que cubana. ¿Por qué vino usted a Mé- 
jico? 

— Vine por mi imperiosa simpatía. Hace 
tiempo que él (dice señalando al maestro 
Martínez Sierra) y yo, anhelábamos venir a 
esta fascinadora ciudad. 

— ¿De veras le gusta Méjico? 

—¿Cómo no? Esta República tiene un in- 
terés apasionante. 

— ¿Y cual es su afición predilecta? 

— Puedo decir que, después de mi arte, al 
cual dedico mi vida, la lectura es lo que más 
me atrae, y conocer las nuevas ciudades a 
donde llego, especialmente éstas de América 
esüañola. 

— Y la fiesta española por excelencia, ¿le 
agrada? ¿La fiesta taurina? 

— Sí, por cuanto es arte y belleza. Por la 
policromía, porque se desarrolla al aire li- 
bre, bajo el sol. Admiro el valor que allí po- 
ne de relieve el torero; naturalmente lamen- 
to la suerte del caballo y quisiera ver la pi- 
ca de antaño, en que la fortaleza y arrojo 
del jinete sacaban incólume a la cabalga- 
dura. 

— De todas las suertes, ¿cuál es su prefe- 
rida ? 

— Seguramente la de capa, porque en ella 
hay arte puro, sin otra contraria emoción. 

— Los toreros son buenos amigos de los 
artistas. ¿No es usted amiga de alguno? 

— No he cultivado amistad con ninguno. 
Mi constante trabajo me tiene un tanto re- 
traída. Sólo he sido presentada a Belmonte. 

^^¿Y le satisface? 

— ¡Ah! Belmonte es temerario; es un gran 
torero. 

— ¿Y Joselito? 

— ¡Que no debió morirse tan pronto! 

— ¿Y le gustan los deportes? 

— ¿Cómo no? Lástima que no tenga tiem- 
po para dedicarme a ninguno. Entre ensa- 
yar, estudiar y trabajar, se me escapan las 
horas. Soy una víctima del reloj. 

— ¿Y el boxeo? 

— No lo conozco, ni deseo conocerlo, ni 
por curiosidad. Quizá juzgue erróneamente, 
pero ios toros y el boxeo no pueden conipa- 
rarse. 

— ¿Cree usted que el foot-ball pueda de- 
rrocar el señorío de los toros en España? 

— No, el gusto por los toros corre por la 
sangre del pueblo español. 

— Y del cine, ¿qué opina? 

— Que cuenta con elementos variadísimos 
de que carece el teatro y puede llegar a 
un apogeo artístico; pero hoy está haciendo 
grandes estragos en el gusto estético de la 
juventud, porque comunmente utilizan tra- 
mas insignificantes y problemas ridículos. 

— Ahora, hablando de su arte, díganos, 
¿cuál es su obra predilecta? 

— Son tantas qué no acabaría la lista; to- 
das las trabajo con devoción. Entre lo nue- 
vo me agrada "El Camino de la Felicidad." 

— ¿Y entre lo traducido? 

— "Casa de Muñeca." 

En este punto se acerca el maestro Mar- 
tínez Sierra, le recuerda que la hora de la 
representación nocturna se aproxima, y nos 
vemos obligados a despedirnos de la bella 
artista glaucope, de la mujer eurítmica. 

Al alejarnos pensamos en el sortilegio que 
ha hecho de Catalina Barcena un ser tan 
perfecto y extraordinario. 

La recordamos en las diversas actuaciones 
nue la bemos visto: como mujer vulgar en 
"Pigmalión," como sentimental humilde en 
la "Chica del Gato," y como deliciosa niña 

Febrero, 1928 






éfhrqtie 





se usan las linternas Ereready en el diri- 
gible ^^Los Angeles'' el mas 
grande del mundo? 

COMO todo el equipo de este dirigible es de lo 
mejor, se escogieron las linternas eléctricas 
Eveready por ser las mejores que se fabrican y las 
que más adelantos encierran. Fíjese en las siguientes 
mejoras de importancia: 

Proyecta una luz; brillantísima 

Fácil de enfocar la lu? — basta dar una vueltecita 

al casquillo trasero 
Interruptor a prueba de cortocircuito 
Argolla plegadiza para colgarla 
Calidad superiorísima, sumamente duradera y per' 
fecta en todo sentido 
La Eveready fué la primera linterna eléctrica prác 
tica que se fabricó, y desde entonces todos los ade' 
lantos de importancia que se han incorporado en esta 
clase de linternas fueron introducidos por Eveready. 
Sólo la Eveready reúne todas estas ventajas. Exíjala 
siempre. De venta en todas partes. 

EVEREADY 

LINTERNAS Y BATERÍAS 

— duran más 



tun 



é? 3 



Para obtener una lu3 
brillantísima con su 
linterna eléctrica use 
sietnpre las pilas más 
potentes y duraderas 
que se fabrican — las 
pilas Eveready "Unit 
CeU". 



Constr^Áid.a por los fabricantes de las afamadas baterías de radio Eveready — la 
fábrica más grande del mundo, y la más antigua, de linternas eléctricas y baterías secas 

American Eveready Works, 30 E. 42nd St., Nueva York, N. Y., E. U. A. 



1394 



PÁGIXA 1 7.Í 



CINE-MUNDIAL 



Un Negocio Lucrativo 
e Interesante 



NÚMEROS DE 
LAS PATENTES 



320. 662, 
492. 541, 
492. 542, 
309. 899. 
Otras 
Patentes 
Pendientes 




Nuestra máquina eléctrica automáti- 
ca, en la que se confeccionan delicio- 
sos buñuelos o rosquitas fritas (llama- 
dos "doughnuts" en inglés), con sólo 
apretar un botón, ha sido la base de 
un negocio permanente e inusitada- 
mente lucrativo para miles de comer- 
ciantes en todo el mundo. Esto no es 
sorprendente cuando se tiene presen- 
te que todos los detalles de la opera- 
ción se realizan a la vista del público 
que será atraído por su funcionamien- 
to maravilloso. 

Permítasenos exponer la atractiva 
propuesta que podemos hacer a Ud. 

Pídanse detalles completos. 

DOUGHNUT MACHINE CORP. 

1170 Broadway, New York City 

U.S. A. 

Cables — "Doughnut - New York" 




Es indispensable un cutis blanco e inmaculado, 
libre de todas imperfecciones. 

PAÑOSANA es el "Éxito del Día" como un em- 
bellecedor del cutis. Limpia y suaviza la piel, 
dando al cutis moreno un matiz mucho más claro. 
Hace desaT)arecer todo paño, pecas, barros y es- 
pinillas. Use Pañosana y ostentará con orgullo 
"Un cutis que encanta". 

La crema Pañosana se vende bajo la absoluta 
t'arantía do dar completa satisfacción. Si no la 
encuentra en su Farmacia, pida un tarro directa- 
mente a nosotros, .su valor es un Dólar. Si usted 
lo prefiere, le enviaremos gratis una muestra li- 
beral y folleto descriptivo. Diríjase a 

DUUS PRODUCTS CO. 

4623 Lirccln Ave. — Depto. G-M 
Chicago, 111., U. S. A. 



en la "Catalina" de "Madame Pepita," en 
donde hace una lindísima ingenua. Ma> or 
multiplicidad, espíritu nuis ágil, es difícil en- 
contrar entre las actrices modernas. 

La breve plática con ella nos confortó, 
como la lectura de un bello libro. 



GEORGE BROWN, EL BOMBERO 

(Viene de la página 171) 

— ¡Confía y espera! — le aconsejaba su 
compañero. 

De pronto asomóse por una ventana del 
cuarto piso el atrevido bombero, y vio que 
era imposible valerse de las escaleras del 
salvamento. 

— i Eh ! — gritó con voz estentórea. ¡Pre- 
parad la red! 

Momento de expectación. Profundo silen- 
cio . . . 

El bombero se encaramó en el alféizar de 
la ventana. Llevaba un bulto en los brazos. 
Pareció medir la distancia que mediaba an- 
te el piso y la calle. 

— ¡Atención! — gritó con voz imperiosa 
que impone la obediencia inmediata. 

E invocando el nombre de Dios, se lanzó 
en el vacío. 

Se oyó el grito de horror de la multitud 
de espectadores. . . Un cuerpo obscuro atra- 
vesó el espacio y cayó sobre la red, rebotan- 
do como una inmensa pelota de hule. El 
cuerpo negro se puso en pie; los bomberos lo 
sacaron de la .red. . . George corrió hacia el 
lugar en que había dejado a la desesperada 
madre, y le dijo: 

— Señora, aquí está la otra, sana y salva 
también. 

— ¡George!... ¡George!... — exclamó la 
desconocida. 

El bombero giró sobre sus talones, indi- 
ferente, a los vítores de los espectadores y 
a la exclamación de la desconocida. Se vol- 
vió al sentir una mano que le retenía por 
im brazo. 

Era la del compañero de la madre, que 
le tendió una cartera en tributo de gratitud. 

George lo miró con asombro, tomó la car- 
tera, y cambiando el asombro en desprecio, 
la lanzó al rostro del donante. 

Y, a paso gimnástico, regresó a la línea 
del peligro para continuar la brega. 



NOVARRO SE CONFIESA 

(Viene de la página 113) 

y las cuchufletas de quienes pretenden to- 
marle a mío el pelo. 

— ¿Es verdad que es Ud. la única estrella 
que no posee automóvil .í" le pregunté recor- 
dando su coqueteo con los charcos de agua, 
acjuella tarde. 

— No sé si seré la linica, pero sí que ca- 
rezco de coche. 



Estudie Inglés y Comercio 



CURSOS 

Ingles y Dirección de Negocios. 
Inglés y Taquigrafía. 
Inglré y Ciintabilidad. 
Taciuigrafía Inglés-Español, 
Curso de Secretarlo Particular. 



EN: 

Cur,so de Maestro da 

Inglé.s 
Curso de Maestro 

Comercial 
Técnico en Contabilidad 
y Finanzas 

Hospedamos a los estudiantes en hogares ame- 
ricanos cerca del Colegio, donde estarán bajo la 
supervisión directa de esta institución. 

Excelente instrucción en todas las materias de 
comercio durante todo el año. 

Cursos universitarios de comercio con titules 
autorizados por el estado de New Jersey. 
Sírvase dirigirse al: SE. DIRECTOR 

RIDER COLLEGE 

Trcnton, N. .1. E. U. de A. 




¡Ay, Qué 

Martirio! 

No sufra Ud. más esa cruel jaqueca: 
Mentholatum aplicado en las sienes es 
el remedio más seguro y eficaz. Im- 
parte una inmediata sensación de fres- 
cura y alivio. 

UNA CRIMA SANATIVA 

MENTHOLATUM 

Indispensable en el hogar 

es el remedio por excelencia para el 
dolor de cabeza, neuralgia, dolor de 
garganta, resfriados, etc. Alivia el do- 
lor y malestar prontamente. 

De venta solamente en tnbos y tarros de una 
onza y latitas de mejia onza. Rechace imi- 
taciones. 

HABCA BBGISTSaDA 



MENTHOLATUM 




HIPNOTISMO 



... i Desearía Ud. poseer aquel misterioso po- 
der que fa.scina a los hombres y a las muje- 
res, influye en sus pensamientos, rige su.s do- 
seos y hace del que los posee el arbitro de to- 
das las situaciones? La vida está llena de fe- 
lices perspectivas para aquéllos que han desa- 
rrollado sus poderes magnéticos. Ud. puede 
■iprenderlo en su casa. Le dará el poder de 
curar las dolencias corporales y las malas cos- 
tumbres, sin necesidad de drogas. Podrá Ud. 
ganar la amistad y el amor de otras personas, 
aumentar su entrada pecuniaria, satisfacer sus 
anhelos, desechar los pensamientos enojosos de 
5U mente, mejorar la memoria y desarrollar ta- 
les poderes magnéticos que le harán capaz de 
derribar cuantos obstáculos se opongan a su 
éxito en la vida. 

Ud. podrá hipnotizar a otra persona instan- 
táneamente, entregarse al sueño o hacer dormir 
a otro a cualquiera hora del día o de la noche. 
Podrá también disipar las dolencias físicas y 
morales. Nuestro libro gratuito contiene todos 
los secretos de esta maravillosa ciencia. Ex- 
plica el modo de emplear ese poder para me- 
jorar su condición en la vida. Ha recibido la 
entusiasta aprobación de abogados, médicos, 
hombres de negocios y damas de la alta socie- 
dad. Es benéfico a todo el mundo. No cuesta 
un centavo. Lo enviamos gratis para hacer la 
propaganda de nuestro instituto. 

Escribanos hoy pidiéndonos el libro. 

SAGE INSTITUTE, Depto. 702 K 

Rué de risle, 9, París VIH, France. 



Febrero, 1928 



PÁGINA 174 



todavía 



U N 



AÑO 



E N 



ADELANTE 




Solo el 
"Whippet" 
Perfec- 
cionado 
Tiene Todas 
Estas Ventajas Vitales del Año 



1928 



Hay una manera de asegurarse de que 
el automóvil para usted tendrá todas las 
características más modernas de la 
construcción de los coches ligeros — esto 
es, comprando un Overland Whippet 

Muy adelantado sobre todas las marcas 
competidoras, el Whippet ofreció la 
notable combinación de ventajas carac- 
terísticas de los coches de lujo: frenos 
en las cuatro ruedas, amortiguadores 
"Gabriel," motor de alta velocidad, ca- 
pacidad y confort excepcionales, junto 
con la conveniencia y la economía de 
los automóviles pequeños. 

The John N. Willys Export Corporation 
Toledo, Ohio, E.U.A. 

Dirección Cablegráf ica : "Willyíexco" 



Ahora, debido a la colaboración leal de 
más de 150.000 propietarios, quienes 
han conducido sus coches más o menos 
800.000.000 kilómetros, er'Whippet" se 
ha perfeccionado todavía más. En el 
Whippet perfeccionado, usted encon- 
trará novedades adicionales, caracterís- 
ticas de la inclinación moderna en el 
diseño de los coches ligeros. 

La influencia predominante del Whippet 
se debe a que él ofrece ventajas que 
nunca fueron ofrecidas anteriormente 
en esta categoría de precios bajos. Su 
supremacía permanente queda asegura- 
da por el mejoramiento constante. 

WUÍys-Overland Crossley, Ltd. 
Stockport, Inglaterra 

Dirección Cablegráfica : "FIyíng" 



Coach 
Touríng 
Roadster 
Coupé 



-rr A Y-a OVERLAND 

yS¡hippet 



Sedán 

Landau 

Cabriolet 
Coupé 



AUTOMÓVILES 



FINOS 



WILLYS-OVERLAND 



EL LIBRO DE ORO DEL CINE 




LILLIAN GISH 

Nació en Springfield, Ohio, el H de octubre de 1896, hizo su "debut" en las 
tablas a la edad de seis años, trabajó durante algún tiempo en el teatro y se 
inició en el cine bajo la dirección de D. W, Griffith, Su fecunda carrera en 
éste está llena de triunfos, desde el que alcanza en "The Birth of a Naticn", 
hasta su reciente interpretación del papel de Mimí en "La Bohemia". Entre 
su extensa serie de películas figuran "Judith of Bethulia", "Intolerance" y 
"Way Down East". Dirigió wna de las películas de su hermana Dorothy, in- 
titulada "Remodelling Her Husband". Mide cinco pies cuatro pulgadas, pesa 
105 libras y tiene el pelo rubio y los ojos azules. Soltera. 

Esta es reproducción de la página No. 109 del famoso "Libro de Oro del Cine", que 

contiene 240 retratos de artistas con la biografía de cada estrella. Está de venta la 

tercera edición, a $2.00 oro el ejemplar. Pida el suyo mediante el cupón. 



EDITORIAL DE CHALMEBS, 516 Fifth Ave. Nueva York. Keb. 28 i 

Acompaño $2.00 oro para que envíen un ejemplar del LIBRO DE ORO DEL 
CINE a la siiri)iente dirección ! 

Nombre „ 

Domicilio (o Apartado) '■ , 

Ciudad : País 



DI^TfilRIIinñBF^- AKGKNTINA. CllD.K, tíOUVIA, imUQUAY: CIN t-MUNDIAL, LAVAU-K 311. BUKNOS .MIIES. AllQ. — WOJUí: CINE-MUNDIAL, CASILLA 1281. 
l/IUiniDUIVUnLO. I,I.MA. — cuba: CINCMUNDIAL, KDIKICIO KtJIZ. HABANA. — OTRpS PATHRN: EDITORIAL DK CHALMEU8, 51« FIFTH AVF... NIJKVA YORK. 



-'<>-<>^<>'-(>^0"><'<'^><H>^><>'<^^^ 



Camel 



El cigarrillo más popular 

del Mundo 

Su calidad le dio la primacía — 
y su calidad se la conserva. 
Los que fuman Camel ni se 
preocupan, ni tienen que preo- 
cuparse más que del placer de 
fumar. 




© 19Í7. R. J. Reynolds Tobacco 
Company, Winston-Salem. N.C 



Si todos los cigarrillos fueran 
tan buenos como el Camel, 
no se hablaría de tratamien- 
tos especiales para hacer 
cigarrillos "buenos para 
la garganta''. Nada puede 
substituir al tabaco selecto. 



-0.<^h».<>..0>^.h6-^>.».^>-<>~>^<>--0-'<H>~»-0^^ 




11S9 




Vigorosos 

^¡^ ^IVÍ^ *^ están quietos ni un instante! ijue- 
V ^^ l^gan y estudian con el mismo entu* , 

X siasmo I Pero, ¡ así derrochan energías I 

Hay que reponer constantemente esas 
energías gastadas y que reparar ese continuo consumo de vitali- 
dad. Afortunadamente, en Quaker Oats tenemos un alimento de un 
excepcional valor nutritivo para niños y adultos, que abunda en las 
substancias necesarias para el desarrollo de los huesos y músculos. 

Por eso Quaker Oats debe servirse diariamente, de preferencia 
en el desayuno. Tiene un sabor delicioso, es de fácil digestión y 
económico. 

Complete su desayuno con un plato de Quaker Oats con leche. 

Quaker Oats 



CINE-MUNDIAL 



— No será por economía. . . 

— No: por... bueno... llamémosle "ner- 
vios." 

— ¿Algún accidente? 

— Dos. Uno, cómico. El otro, trágico; por 
lo menos para mí, que resulté el peor li- 
brado. 

—Cuente Ud. 

— La primera vez que me atreví a salir por 
las calles de Los Angeles, conduciendo solo, 
iba con el alma en un hilo. Acababan de dar- 
me la licencia y estaba temiendo hacer algún 
estropicio. . . No tengo calma para guiar. . . 
Precisamente a la vuelta de mi casa, vi venir 
en sentido contrario un Ford nuevecito y me 
dije: "¡Cuidado con ese coche! Los dueños 
de los Fords son los que más se enfurecen 
cuando les ocurre algo; especialmente si son 
nuevos." Y, en efecto, tratando de evitar el 
encuentro, me fui en línea recta contra la 
otra máquina, la abordé de costado, la levan- 
té en vilo y fuimos todos a parar a la pared 
de una casa. Yo había cerrado los ojos. 
Cuando los abrí, del "auto contrario" salía 
¡una mujer! Una mujer hecha un energú- 
meno. . . 

— ¿Cómo hizo Ud. para impedir que sa- 
liera en los periódicos la noticia del encar- 
celamiento? — -interrumpí, conociendo cómo 
se las gastan por aquí los Fordistas ultra- 
jados. 

— No hubo cárcel, ni nada. La pobre se- 
ñora resultó nada menos que mi ¡írofesora 
de elocución dramática. Apenas me recono- 
ció, echó el asunto a broma. 

(Lo cual prueba que Novarro es un actor 
que toma en serio su profesión.) 

— ¿Y la aventura trágica? — inquirí. 

— Fué otro choque, peor que el anterior. 
Me salvé de milagro; y desde entonces no 
tengo auto propio y sólo a regañadientes su- 
bo a los ajenos. 

— ¿Es cierto que se va Ud. a meter a 
fraile ? 

— Lo he negado ya tantas veces — respon- 
dió con un gesto de cansancio — que no vale 
la pena aludir a ello. 

— ¿Y lo de que quiere dar conciertos co- 
mo cantante, es verdad? 

— Eso sí. Estoy estudiando. . . 

— ¿De qué tiene voz? ¿De barítono? 

— No, de tenor. 

Así es el mundo. Nadie está conforme con 
su oficio, por mucho renombre que le traiga. 
Pero eso a mí no me imjjorta. 

— ¿Cuántos años tiene Ud? 

— Diez. . . 

^¿Diez qué? 

— Diez cintas. . . 

Inmediatamente se dio cuenta del error y 
se echó a reír, mientras nosotros nos mirá- 
bamos un tanto asustados. 

— Dispénseme — explicó — ; es que llevo 
una semana de interrogatorios constantes, 
desde que me levanto hasta que me acuesto. 
Me han hecho las preguntas más absurdas 
que pueda imaginar, durante días, y días. . . 
y ya no sé lo que contesto. . . Si quieren sa- 
ber cuántas cintas llevo filmadas, replico 
"Ramón Novarro," y así por el estilo. . . Ten- 
go veintiocho años, nací en Durango. . . 

Y se puso a recitar, como lección apren- 
dida, lo que todos sabernos y que, por lo mis- 
mo, no repetiré aquí. 

Luego, por no sé qué motivo, la conver- 
sación se tornó~melancólica y apenas alguien 
mencionó la palabra "muerte," Novarro ex- 
clamó entusiasmado: 

— ¿Muerte? ¡Venga a nos! 

Hay gente así, que se quiere morir con 
cualquier pretexto. Es regla que los enamo- 

Febrero. 1928 




/ 



'Madre! 



Su nene 
depende de Ud. 



EL TALCO BORATADO 
MENNEN es el protec- 
tor ideal de la niñez con- 
tra rozaduras, eczemas y otras 
infecciones cutáneas que le ha- 
rán sufrir, le robarán el sueño y 
perjudicarán su salud. 

Talcos altamente perfumados 
son peligrosos, pues irritan la de- 
licada membrana de la nariz del 
niño, produciéndole dolor de ca- 
beza, sufrimiento y llanto. 



Talcos corrientes o no espe- 
ciales para niños son crudos y 
ásperos. Causan escaldaduras 
puesto que pueden contener 
cal, que quema, o mica, que es 
acre. 

Su niño es indefenso. No pue- 
de hablar y sólo sus lágrimas y 
lamentos le indicarán a Ud. que 
talcos impuros, corrientes, irri- 
tan, queman, desgarran su de- 
licado cutis. 



The Mennen Company 

Newark, N. /., E. U. A. 



TALCO BORATADO PARA N(ÑOS 

{Igualmente eficaz para adultos. Úsese siempre después del baño) 



PÁGINA 17S 



CINE-MUNDIAL 




El Tratamiento 

Elizabeth Arden 

para lineas y arrugas consiste en pal- 
mear en la cara el Alimento de Na- 
ranja, Aceite V enetian para los 
Músculos y Astringente Especial Ve- 
netiayi. Estas preparaciones de Eli- 
zabeth Arden vigorizati los tejidos, 
restauran la firme elasticidad muscu- 
lar y suavizan las curvas del contorno 
jacial. 

Escriba a Elizabeth Arden solicitando 
el iolleto "En Pos de la Belleza". 

Elizabeth Arden 

673 Fifth Avenue Nueva York. E.U.A. 

25 Oíd Bond St., Londres 2 rué de la Paix, París 

Agentes en la América Latina 

PUERTO RICO 
SAN JUAN — "La Maravilla". "París Bazar". Drug 

Comj.'any of Porto Eico Retail Inc. 
Ponce — Droguería de Ponce. 
Santurce — Farmacia Torregrosa. 
Guayama — Farmacia Anglade. 
MÉXICO 
MÉXICO, D. F. — Agente General — H. E. Gerber y 

Cía., la C'apuciiinas 13. 

La Gran Sedería. Perfumería Tropical. 

El Palacio de Hierro. El Centro Jlercantil. 

La Ciudad de Londres, A. Reynaud & Cia. 
Chihuahua, Chib-, "La ^Magnolia". 
DurangOj Dgo., Almacén Bourilión. 
Guadafajara, Jal., Manuel García Vallejo. 
León. Gto.. Droguería y Tlapalería Francesa. 
Mérida Yuc, Famiacia "Principal", "El Mundo 

Elegante". 
Monterrey, N. L., Droguería del Leín. 
Puebla, Pue., Droguería de M. Priego. 
Saltillo, Coah.. "La Ciudad de Londres". 
Tampíco, Tamps.. Vígil y Luna. 
Veracruz, Ver., >:atalio Ulibarri & Cia. 

CUBA 

HABANA — Agente General — .Tullo A. García. Alda- 
ma 39. bajos. 

"La Casa Grande". Droguería "Taquechel", "La 
Modernista". "El Encanto". "La Casa de Wil- 
son", "Fin de Siglo". 
Cienfuegos, "El Palo Gordo". 
Guantánamo, "El 20 de Mayo". 
Santiago de Cuba, "La Borla". 
NASSAU 
Jladc-line Dale, Ltd. 

REPÚBLICA DOMINICANA 
SANTO DOMINGO — Farmacia Cohén. 
DUTCH WEST INDIES 
Curacao, La Modernista, 

VENEZUELA 
CARACAS — Lola Willet. Pájaro a Tejal 97. 

BRASIL 
RIO DE JANEIRO — Perfumaría Avenida. 
Sao Paulo, Periumaria Tpiranga. 
Santos, lílbeiro dos .Santos & Cia. 
URUGUAY 
MONTEVIDEO — Amy & Henderson. 

ARGENTINA 
BUENOS AIRES — Ilarrods Limitada. 

CHILE 
SANTIAGO — The C'hilian Stores, Gath A Chaves. Ltd. 
Valparaíso, E. Potin. 

COLOMBIA 
Medellín, Antonio y Pablo Escobar A Cia. 

SOLIVIA 
La Paz, The Erighton. 

PERÚ 
LIMA — A, Noriega del VaUe, S. en C. 
PANAMÁ 
Panamá, French Bazaai. 
Colón, French Bazaar. 



rados, entre poemas a la luna y besos al aire, 
llamen a la muerte "hermana" y se declaren 
dispuestos al suicidio. Lo mismo les ocurre 
a los viejos con alifafes como yo. Pero Ra- 
món no está enamorado ni ha llegado a los 
treinta, de manera que háganme Uds. el fa- 
vor de resolver el problema. Ya dije y re- 
pito que hasta se inspira cuando habla de lo 
penosa que es la vida. Probablemente de ahí 
salió la leyenda del monjío que se le atribuyó. 

Al salir de la redacción, con música y 
acompañamiento (mis colegas y los suspiros 
taquigráficos) entraban dos compadres del 
Respondedor, a quienes se les ha olvidado el 
español, sin que por eso hayan aprendido el 
inglés. Y reconociendo al astro, inquirieron: 

— ¿Ese es Ramón Novarro, verdad? 

—Sí. 

— ¿Y el que va con él? — señalando a nues- 
tro compañero Sánchez García — ¿Es el apa- 
rador? 

— ¡i Aparador!! 

— Quiere decir el "operador" — • explicóme 
compasivo el otro compadre. — Este cree que 
todas las estrellas de cine. . . 

Pero no quise escuchar más. 



CANCIONES Y CANCIONEROS 

(Viene de la página 115) 
tarillado de una humilde barriada hasta la 
regia mansión ejecutiva de Albany. 

Hace años, llegó a Nueva York una pareja 
de emigrantes judíos. Eran muA^ pobres, fa- 
mélicos, harapientos. Tuvieron algunos hi- 
jos que crecieron débiles y enfermizos. Aún 
niños, tuvieron que ir a trabajar para ayu- 
dar al mísero sostén de la familia. Uno de 
ellos, dotado de una voz dulce j bien tim- 
brada, cantaba en las hediondas cantinas de 
aquellos tiempos, y recogía dádivas de los 
borrachos en su mugrienta y dilapidada go- 
rra. Para extender su repertorio, empezó a 
improvisar canciones. Acertó a oirlo un edi- 
tor de música pop)ular y publicó una de aque- 
llas improvisaciones. El efecto fué mágico. 
A los tres meses de publicada, la balada se 
cantaba de un extremo a otro de los Esta- 
dos Unidos. A esta canción siguieron otras 
y cada nueva producción fué un nuevo éxito, 
A la vuelta de algunos años, el antiguo ca- 
nillitas se había transformado en acaudalado 
ciudadano, en ídolo popular. Trocó su difí- 
cil nombre polaco por otro algo más pro- 
nunciable 5^ menos delator. Sus melodías se 
cantaban lo mismo en el tugurio del pobre 
que en el palacio del millonario. En uno 
de éstos donde se le agasajaba una noche, 
conoció a una encantadora joven, hija única 
de un multimillonario, dueño de uno de los 
apellidos más linajudos de los Estados Uni- 
dos. Cupido los atravesó con un mismo dar- 
do. Al enterarse el padre, ardió en ira santa. 
¡Cómo se perniitía un oscuro semita — es- 
coria humana — pretender la mano de su ex- 
celsa hija, cuyo nombre se repetía unido al 





¡Contrarreste el Sudor Excesivo! 

I Nuevo, admirable! Mantiene las 
axilas y el cuerpo seco.^ y librea 
de millas olores. Protege los vesti- 
dos. Asegura constante pulcritud. 

SATISFACCIÓN GARANTIZADA 

Al recibo de $L00 oro la enviaremos 
una botella de X-O-PER y. si no 
tisfaoe. Ud. devuelve el que no haya 
usado y la reembolsaremos el dó' 
lar. ¡Pida hoy este maravilloso 
enemigo del sudor excesivol 
B. & B. Laboratory 
4016 Lincoln Ave. 
Dept. 222 Chicago, III. 





¡Mirad! 

¡ Cuánto más pueden decir sus otos! 

NADA presta más belleza y expresión a los ojos 
aue unas cejas bien definidas y unas pestañas 
abundantes. El secreto estriba en saber obscure- 
cerlos y acentuar la línea y la sombra. 

hace aparecer naturalmente oscuras, largas y 
abundantes las pestañas y las cejas escasas. Ins- 
tantáneas e infaliblemente los ojos parecen más 
grandes, hondos y brillantes. La deleitará lo di- 
ferente Que se ven sus ojos. 

Maybelline puede obtenerse ahora en dos for- 
mas: sólida y liquida inmime al asua. Ambas 
formas son absolutamente inofensivas y las em- 
plean coiistantemente las bellas mujeres de todas 
partes del mundo. Las dos vienen en los colores 
ne^íro y castaño. Lo venden a 75 ots. oro En 
SU TIENDA y puede también obtenerse directa- 
mente de esta rasa, franco de porte. Cuide de 
obtener siempre "^rAYIíELLTT^'E" genuino y 
quedará satisfecha. Corte q^X^ anuncio AHORA 
para aue no se olvide. 
Maybelline Co., 4750 Sheridan Rd., Chicago, E.U.A. 





Ahora - Su Fonógrafo Puede 
HABLAR CUALQUIER IDIOMA 

—¿Por qué no Ud. también? 

Ahora puede Ud. aprender cualquier idioma: Fran- 
cés, Español, Italiano, Alemán, Inglés, en la misma 
forma en que aprendió su propia lengua: "i oyéndolo 
liablar!". Kl Método Fonográfico de Cortina le en- 
seña en su domicilio, sin necesidad de reglas, 
maestros ni engorrosos ejercicios. Los cursos elemen- 
tales consisten de 14 lecciones sencillas, entretenidas', 
que van en im juego de discos fonográficos de 12 
pulgadas estampados en ambos lados, y un libro- 
texto de Conversación. Escriba hov mismo pidiendo- 
nos_ el folleto GRATIS que trata de este método efi- 
cacísimo y sus diferentes cursos. 

CORTINA ACADEMY 

Depto.-G, 105 West 40th St., New York, E.U.A. 

Casa Fundada en 1882 por R. D. de la Cortina 



T'TXFT' A INDELEBLE 
J- •'■J-^ -■- -^ DE PAYSON 

Esta centenaria tinta de marcar ha frus- 
trado toda tentativa de imitación y man- 
tiene su supremacía universal por razón de 
su inmutabilidad. No se extiende, no se 
destiñe ni se quita al lavarse. Si no puede 
obtenerla en la tienda 
donde Ud. hace sus 
compras, escribanos pi- 
diendo informes. 
PAYSON'S INDELIBLE 

INK CO. Depto. 53 

Northampton, Mass., 

E. U. de A. 




Febrero, 192S 



PÁGINA 176 



CINE-MUNDIAL 



del Príncipe de Gales! Tuvo efecto una so- 
lemne y decisiva entrevista, y el magnate, 
fiado en el poder del oro, ofreció al cancio- 
nero medio millón de dólares si abandonaba 
radicalmente sus pretensiones. La respuesta 
de éste fué digna de un César. "Y yo" — 
replicó — "estoy pronto a regalar a Ud. un 
millón de dólares si retira su oposición a mi 
matrimonio con su hija." 

El padre envió a la enamorada a Europa 
con la intención de que olvidara al rendido 
galán. La ausencia y los consejos comenza- 
ron pronto a surtir efecto enfriando el fuego 
de aquella intensa pasión. La joven llegó 
hasta convencerse de que se había asomado 
a un precipicio. Cuando regresó de su jira 
parecía ya curada de su loco desvarío. En- 
tonces el cantor, que continuaba fiel y ena- 
morado, recurrió al arma que con tanta ma- 
estría sabía esgrimir: la canción popular. Y 
haciendo a la vez de poeta y de músico, pu- 
blicó una titulada ¡Acuérdate! En ella le re- 
cordaba a la ingrata — sin nombrarla, por 
supuesto — sus promesas, sus juramentos, sus 
frases de amor y de ternura; y le reprocha- 
ba doliente paradoja. Después de enumerar 
las ardientes frases de la veleidosa Julieta, 
concluía así: ¡Y tú... olvidaste recordar! 

Bien pronto la obsesionante melodía y las 
sentidas palabras se oían por todas partes. 
A la joven le era imposible eludir aquel amar- 
go reproche bordado en cadencias que se afe- 
rraban al oído y tiraban despiadadamente 
de las fibias del corazón. Si bailaba en bra- 
zos de otro galán, la orquesta, i^reludiando 
la fatal melodía, le recordaba su desvío; si 
iba al teatro, algún cantante tenía que re- 
petir, obligado por los delirantes aplausos 
del auditorio, las melodiosas frases de aquel 
hechizo musical; hasta en el retiro de su re- 
gio hogar venía a inquietarle el ánimo algún 
lejano organillo trashumante que, con el 
acento fatídico del cuervo de Poe, repetía 
el acusador estribillo: ¡Y tú olvidaste recordar! 

Venció el galán con su musa del arroyo. 
El ave abandonó su hermosa jaula de oro. 
El plebeyo trovador semita y la niña aris- 
tocrática son hoy marido y mujer. Y el Ca- 
llejón de la Cazuela bate palmas celebrando 
el triunfo de la canción del suburbio sobre 
la marcha triunfal de un Príncipe. 



MANILA FESTEJA A UN NAVIO... 

(Viene de la página 144) 

cosmopolita y de la armada americana, dan 
funciones de beneficio en el Opera House, 
especialmente los "Community Players", 
compuestos en su ma.voría de americanos. 
Estos, aimque son meros aficionados, no tie- 
nen nada que envidiar de las mejores com- 
pañías extranjeras. Últimamente han triun- 
fado en toda la línea representando "Is Zat 
So". En el Rívoli y en Savoy siguen can- 
tando, danzando y representando "esbozos" 
de comedia, las Variety Stars y las Nifties. 



El "President "Wilson" que pasó por aquí 
días antes que la llegada del "Lezo", en su 
viaje alrededor del mundo, traía, a su bordo 
a las bellezas de la Exposición Industrial de 
Cleveland, las señoritas Marcela Callaban y 
Jean Wallace. Mientras tenían frases de ad- 
miración hacia la mujer filipina, también ha- 
blaban de divorcios "que solucionan los anta- 
gonismos de un hogar". 

Por el mism.o "President" ha salido el 
Príncipe Purachatra de Siam con su esposa, 
la Princesa Kabaeng Bejra y su hija, la 
Princesa Mayurachatra. Han estado en Fi- 
lipinas un par de semanas para gozar de las 
delicias de las alturas de Baguio, nuestro 
mejor centro de veraneo, al occidente de Fi- 

Febrero, 1928 




P ROTÉJASE EN LA UNEA del PEUGRO 
Donde la encía toca el diente 



Salud que Desaparece 
Belleza que Desvanece 



Contiene 
más de 

50% 

de 

Leche de 
Magnesia 

SQUIBB 



Todo dentífrico debe conservar 
al par que limpiar la dentadura 

El cepillo no penetra muchas veces hasta 
los intersticios que la Naturaleza ha formado 
en la Linea del Peligro — donde la encía toca 
el diente. En ellos se anidan partículas de 
alimentos que, produciendo ácidos, causan la 
caries. 

La Crema Dental Squibb contiene más de 
50% de Leche de Magnesia Squibb, medica- 
mento que la ciencia dental ha reconocido 
como el mejor medio para neutralizar dichos 
perniciosos ácidos. Permanece en la boca largo 
tiempo después de usarse, protegiendo en la 
Línea del Peligro, purificando el aliento y 
fortaleciendo las encías. Carece de substancias 
jabonosas, astringentes y raspantes. Y es de 
gusto sumamente agradable. 



S>^ 



^^^ 






<» o 



T^**!- 

a*^» -^S* 












-^ •> ^v 



^t 



6Í^ 



a 



"■^m. 

"?«■ 



%t^\ 



P 



^ O) 



Lo Leche de Magnesia Squibb purifica 
el aliento, neutraliza los ácidos bucales 
y corrige la acides excesiva del estó- 
mago. Al acostarse tómese una cucha- 
radita; pudiendo también emplearse 
como enjuagatorio bucal o gárgaras. 
Libre de todo gusto terroso o alcalino. 



E. R. SQUIBB & SONS o NUEVA YORK 

químicos manufactureros establecidos en el año 1858 

PÁGINA 177 



CINE-MUNDIAL 




"Después de ¿Afeitarse 

Porque nutre, sana y mejora !a tez, la Crema de 
Belleza de M. Trilety resulta igualmente eficaz para 
hombres y mujeres. 

Después de afeitarse,' para impedir la irritación y 
prestar vigor a la tez, nada mejor que un ligero masa- 
je con esta crema pura, hecha de substancias vegetales, 
a base de los más puros aceites de Almendra, Palma y 
Oliva, y libre de grasas animales, lanolina, vaselina y 
alcanfor. 

Las damas de todo el mundo prefieren la Crema 
de Belleza Natural de M. Trilety porque, siendo el 
más eficaz embellecedor de la tez, resulta un Cold 
Cream admirable y una verdadera Crema Evanes- 
cente que ejerce acción protectora y sanativa. 

Resultados Convincentes. 



Pmébese la Crema de Belleza Na- 
tural de M. Trilety. Las damas la 
consideran la más importante prepa- 
ración para la cirltura de la belleza 
creada por M. Trilety, el especialista 
cuj'os IC años de estudios de esta ma- 
teria ha producido tan benéficos re- 
bultados. Los hombres han descu- 
bierto en esta crema el asente más 
eficaz para prevenir la irritación y el 
decaimiento del cutis producidos por 
el constante rasurarse, asi como el 
mejor agente nutritivo y vigorizante 
de la tez. 

Pida hoy un pomo, mediante el cu- 
pón, si no la tienen en la farmacia 
ni en la tienda de efectos de tocador 
que Ud. frecuente. 




Sr. M. Trilety, 

Especialista, ' 

Depto. 1013, Binghamton, N.Y., E.U.A. j 

Sírvase enviarme, a correo seguido, un pomo _ de 
Crema de Belleza Natural de M. Trilety, cuyo im- I 
porte, 75 cts. oro americano, acompaño. (Remítase I 
en Giro Postal, Cheque o Billetes de Banco.) | 



Nombre 

Domicilio (o Apartado) . 

Ciudad 

I País 



I 



.____] 



p jx Triletv el famoso especialista en la cultura 

dé la' beUeza. prepara también fiíiisimos Polvos Depilato- 
rios "sin olor" que eliminan totalmente, con la mayor 
seguridad todo cabello superfino, suave, rápidamente, de 
las aiUas. el cueUo. la cara y otras partes del cuerpo. 
Precio, Incluyendo mezclador y paleta, i5 centavos oro 
americano. 



lipinas y "el sitio más ideal del mundo," se- 
gún el Príncipe. 

* * * 
La comunidad china de Filipinas han cele- 
brado con fasto su día nacional que fué el 
10. En el "barrio chino" de Manila cesó por 
un día la hormigueante actividad, mientras 
Chino y en las casas comerciales grandes de 
se celebraban recepciones en el Consulado 
esta capital. 



Febrero, 1928 



EL VERDADERO VALENTINO 

(Iridie de la página 124) 

ella. Con razón tuvo entonces el artista uno 
de los disgustos más hondos y transcenden- 
tales de toda su vida. 

En seguida, llamó a un representante de 
"The Chicago Herald-Examiner", competidor 
acérrimo del "Tribune", y le entregó el si- 
guiente escrito, que se publicó en aquel im- 
portantísimo diario, y que llama tanto la 
atención por la energía con que se dirige al 
autor de la ofensa, cuanto por el exceso de 
la consideración que tiene al periódico que 
la propaló. 

"Julio 19 de 1926. 

AI Hombre (?) que escribió el editorial ti- 
tulado "Brochas para Polvos Rosados" de la 
"Tribune" del Domingo: 

El editorial arriba mencionado es, por lo 
menos, el segundo ataque personal que pro- 
cazmente endereza usted contra mí, contra 
mi raza y contra el nombre de mi padre. 

Menosprecia usted a mis abuelos italianos; 
ridiculiza usted mi nombre italiano; pone us- 
ted en duda mi hombría. 

Yo le llamo a usted, a mi vez, despreciable 
cobarde; y para demostrar quién de los dos 
vale más como hombre, le reto a usted a una 
prueba personal. No se trata aquí de un due- 
lo en el sentido generalmente aceptado. Eso 
sería ilegal. Pero en el Estado de Illinois es 
legal el boxeo, como lo es también la lucha 
cuerpo a cuerpo. Yo, por consiguiente, le 
reto a usted a un encuentro en la arena de 
boxeo o de lucha cuerpo a cuerpo para de- 
mostrar, en una forma típicamente norte- 
americana, (puesto que soy ciudadano nor- 
teamericano) quién es más hombre de los 
dos. Prefiero que esta prueba del honor sea 
en lo privado, a fin de que pueda yo darle 
a usted la tunda que merece, y porque quie- 
ro que quede absolutamente aclarado el que 
este reto no tiene por objeto la publicidad. 
Doj^ a los periódicos copias de esta declara- 
ción, porque dudo.de que quien ha sido tan 
cobarde como usted lo fué al referirse a mí, 
sea capaz de responder a un reto a no ser 
que se le obligue a ello por medio de la 
Prensa. No sé quién es usted ni de qué ta- 
maño; pero este reto será sostenido aunque 
sea usted tan grande como Jack Dempsey. 

Pelearé con usted inmediatamente o le da- 
ré a usted un plazo razonable para prepa- 
rarse, pues presumo que sus músculos deben 
de ser flojos y débiles, a juzgar por su co- 
barde mentalidad, y que tendrá usted que 
poner sangre roja en vez del vitriolo que co- 
rre por sus venas, suponiendo que en un 
cuerpo como el de usted haya lugar para la 
sangre roja y para los músculos varoniles. 

Quiero que quede bien aclarado el que no 
me siento agraviado por el "Chicago Tribu- 
ne,,' aun cuando parezca un error el permi- 
tir a un escritor cobarde usar sus valiosas 
columnas como las ha usado ese "hombre". 
Mi lucha es personal: contra el editorialista 
de pluma ponzoñosa que se rebaja a esgri- 
mir prejuicios raciales y personales. El "Tri- 



bune", por conducto de Miss Mae Tinee, me 
ha tratado bondadosamente, lo mismo que a 
mi labor, y, a veces, muy favorablemente, 
acepto la crítica de mi trabajo como actor; 
pero rechazaré con todos los músculos de mi 
cuerpo los ataques a mi hombría y a mi as- 
cendencia. 

Esperando tener una oportunidad para de- 
mostrar que la muñeca circundada por una 
pulsera esclava puede llevar un puño real 
hasta la floja quijada de usted, y (esperan- 
do también) que pueda yo enseñarle a res- 
petar a un hombre aun' cuando éste sea de 
los que prefieren conservar la cara limpia, 
quedo, con el mayor desprecio, 

Rodolfo Valentino; 

P. S. Volveré a Chicago dentro de diez días. 
Puede usted enviarme su contestación a Nueva 
York, a la oficina de United Artists Corp., 
729, 7th Avenue." 

A los quince días, no habiendo recibido 
contestación, dio a la prensa esta declara- 
ción: 

"Es evidente que no es posible hacer que 
tin cobarde se pelee, como tampoco se pue- 
de sacar sangre de un rábano. El heroico 
silencio del escritor que tuvo a bien atacar- 
me, sin provocación, en el "Chicago Tribu- 
ne", no deja duda respecto de la total falta 
de hombría en toda su estructura. 

Me siento reivindicado, porque considero 
su silencio como una tácita retractación, al 
par que una admisión que estoy obligado a 
aceptar, aun cuando no sea del todo de mi 
agrado. 

Los hombres y mujeres de la Prensa que 
he tenido la distinción de conocer, ya sea de 
paso, ya por largo tiempo, han sido tan ab- 
solutamente equitativos y tan leales a su pro- 
pia profesión y a sus periódicos, que huelg.a 
decir cuan rara es esta excepción dentro del 
gremio periodístico." 

Entretanto, Rodolfo había despedido a su 
familia en el puerto de Nueva York, y ha- 
bía asistido al estreno de "El Hijo del Caíd" 
en la misma ciudad, y, luego, en la de Chi- 
cago. En la primera, fué tal el entusiasmo 
con que se le aclamó, que para salir del tea- 
tro tuvo que sostener una reñida batalla en 
la que perdió el pañuelo, los botones, la cor- 
bata y el sombrero. En la segunda fué tam- 
bién objeto de excepcionales manifestaciones 
de simpatía. 

Durante su estancia en Nueva York rea- 
nudó relaciones con numerosas amistades de 
quienes le había alejado Natacha Rambova, 
y se dedicó a divertirse a más no poder. 

Su reconciliación con su primera esposa, 
Jean Acker, fué anunciada por toda la Pren- 
sa de Estados LTnidos. Calcúlese la impre- 
sión que recibiría Pola Negri, que' acababa 
de separarse de él creyendo que Rodolfo 
era sm'o, al leer en los diarios que él y "su 
ex esposa andaban, a altas horas de la no- 
che, por los llamados "clubs nocturnos" de 
Nueva York. 

Un testigo de tales acontecimientos me 
cuenta que no sólo andaban juntos y en bue- 
na armonía Rodolfo y Jean, sino que, a la 
vista de todos los presentes, el "Caíd" tenía 
una mano de su ex esposa entre las suyas, 
y la acariciaba insistentemente, y, de vez en 
cuando, la alzaba hasta sus labios y la be- 
saba. 

De momento. Pola Negri, por muy poco 
humana que fuese, tendría que pensar en la 
revancha. Siendo, como es, tan acentuada- 

PÁGINA 178 



CINE-MUNDIAL 



mente numana, j' femenina, no tardó en imi- 
tar a Rodolfo; y como era el príncipe Sergio 
M'Divani, el galán más apuesto y más sim- 
pático de cuantos por entonces la rodeaban, 
fué él quien resultó favorecido con aquellas 
súbitas efusiones de Pola, provocadas acaso 
por las que Rudy tuviera para la Acker. 

Un poco más tarde, ya se sabe: vino la 
enfermedad a reconciliar a los dos grandes 
amantes, y la muerte a unir, de pronto, sus 
almas más que nunca. Recuerdo, cómo, to- 
davía algunos meses después del entierro de 
Rodolfo, me contaba Pola, muy ufana, que, 
según le había contado Malcolm Saint Clair, 
Rodolfo tenía, sobre su mesa de noche del 
hotel neoyorquino, el retrato de ella entre 
dos búcaros llenos de azucenas. 

Pero para que se vea cuan compleja era 
la constitución afectiva de Rodolfo Valen- 
tino, suponiendo que no se haya visto ya en 
el curso de esta historia, cuando hablé yo 
mismo con Saint Clair acerta de tal detalle, 
me contestó él: 

— Sí, efectivamente, Rudy se había puesto 
algo romántico en relación con el retrato de 
Pola. Pero la mujer a quien él quería de 
verdad era Natacha. El me lo confesó. 

Cuenta también el mismo Malcolm Saint 
Clair — y lo confirman cuantos andaban con 
Rodolfo en Nueva York por aquellos días — 
que lo que más debe de haber contribuido a 
acelerar el desenlace de Valentino es el ofen- 
sivo artículo del "Tribune", en que se le 
representaba tan injustamente como un afe- 
minado. Estaba Rodolfo constantemente 
preocupado con ese recuerdo. A cada rato, 
cuando menos se esperaba, se le salía alguna 
frase alusiva a aquella inmotivada injusti- 
cia y a su autor. Mientras sus acompañan- 
tes hablaban de otras cosas, solía él estar 
pensativo, y de repente, como llegando a una 
conclusión tras de algún razonamiento ínti- 
mo, sorprendía a los circunstantes con algu- 
na salida por el estilo de ésta: 

— Sí, tengo que romperle las narices a 
ese 

El, que era tan viril y que por tal era me- 
recidamente tenido en todo el mundo, tenía 
que sufrir lo indecible al verse representado 
como algo que él mismo odiaba. 

Por aquellos mismos días, según cuentan 
los que con él andaban a la sazón, después 
de comentar la inolvidable ofensa, solía lle- 
varse la mano al estómago, al par que se 
quejaba de dolor. 

Y la impresión desagradable se repetía 
constantemente, porque, por dondequiera que 
él fuese, sus amigos, en son de broma, le pre- 
guntaban: "¿qué tal, qué tal las brochas de 
empolvar?"; y aunque él procuraba fingir 
que seguía la broma, el disgusto se recrude- 
cía y le corroía las entrañas. 

El sábado, 14 de agosto, Rodolfo y la ar- 
tista Marian Kay Benda — del Ziegfeld Fol- 
lies — habían andado de diversión en compa- 
ñía de otra pareja amiga, de la cual el varón 
pertenecía a la famosa y acaudalada familia 
norteamericana Wanamaker. Después de ha- 
ber estado en el "club nocturno" de Texas 
Guiñan, se habían retirado a la residencia 
de un miembro del grupo. A altas horas de 
la noche, Rodolfo se fué a su hotel. Pero 
más tarde regresó a aquella misma residen- 
cia, y explicó así su regreso: 

— Me hallo abatido, triste. Siento como si 
me fuera a morir, y no quisiera morirme 
solo. 

Poco después se acostaron todos. 

En la madrugada, Benda, alarmada, fué 
precipitadamente a avisar a los otros del es- 

Febrero, 1928 




No Señor; yo 
nunca me enfermo 



"Y no me enfermo porque 
he aprendido a cuidarme. Es 
sencillísimo. Si me da un catarro 
o un ataque de fatiga, falta de 
robustez o cualquiera de las mil 
indicaciones de desgaste exce- 
sivo en el organismo, no espero 
a enfermarme: 

"Echo mano de la Emulsión 
de Scott, porque sé que es un 
verdadero tónico, repleto de 
elementos nutritivos que pron- 
tamente reponen cualquier desequilibrio en las 
fuerzas. El mismo tónico que cuando niño aseguró 
mi desarrollo me sirve ahora divinamente para con- 
servarme sano y robusto. Se lo recomiendo." 



Emulsión ae Scott 

Rica en Vitaminas 





Rescate su Belleza Oculta 

¿Sabe Ud. que inmediatamente debajo de esa tez des- 
colorida, marchita o envejecida, se oculta un cutis verda- 
deramente bello? La Cera Mercolizada quitará suave y 
gradualmente esa tez superficial anémica y sacará a la 
luz el cutis lozano, juvenil, blanco y bello que está allí 
oculto. No deja otras huellas que las de una belleza en- 
salzada. La nueva tez es natural, no hay que confundirla 
con un maquillaje. 

APRESURA LOS ESFUERZOS DE LA NATU- 
RALEZA. — La Naturaleza renueva el cutis descartando 
la tez marchita. Diariamente se desprenden diminutas 
partículas cutáneas. Cuando este proceso de eliminación 
se retarda, como sucede a su debido tiempo — entonces 
comienzan las dificultades cutáneas. Ese es el momento 
de ayudar a la Naturaleza con aplicaciones de la Cera 
Mercolizada. La Cera destruye la máscara de epidermis 

muerta, sin causar incomodidades. Hace respirar a los poros ; aviva 
todo el sem-blante. Y súbitamente, parece que se lia rejuvenecido va- 
rios años. Pecas, barros, manchas, etc., desaparecen con la cutícula 
eliminada. ¿ No es esto preferible a tratar de ocultar los defectos del 
cutis con cremas y cosméticos que obstruyen y endurecen los poros? 
La Cera Mercolizada le dará un cutis de belleza arrobadora y hechi- 
zador encanto, sin la más mínima evidencia de artificio : un cutis que 
hará que las gentes se vuelvan dos veces para mirarle cuando Ud. pa- 
se. Y todos estos resultados se obtienen con el uso de una sola caja 
de Cera Mercolizada, y hasta con menos de una caja. Pruébela hoy. 

DEARBORN SUPPLY CO. 

2350 Clybourn Avenue, Chicago, U. S, A, 

CERA MERCOLIZADA ^-^-^^i^ 

PÁGINA 179 




JUANA BARCELO, popular bailarina meji- 
cana, dice; 

"Encuentro verdaderamente eficaz la Cera 
Mercolizada para eliminar la aspereza del cu- 
tis cansado por el uso de tantas pinturas y 
tantos cosméticos. 

"Todos los que me conocen tienen alabanzas 
para mi cutis, dentro y fuera del teatro". 



CINE-MUNDIAL 




Los que Buscan Diversión por Todo el Mundo 

Encuentran belleza y comodidad en las 




Butacas de Teatro de la American Seating Co, 



Únicamente las mejores butacas deben tomarse en consideración 
necesario hacer tan enormes gastos de transporte e instalación 
Siempre resultan baratas a fin de cuentas. 



cuando es 
solamente. 



Teildor Company Ltd. . 
C. n. Elrnendorf. Sají .luán. Puerto Kico. 
Crocker & Comrany, Jlontevldeo, Uruguay. 
Max GlucUsman, Buenos Aires. Argentina. 



AGENTES EXCLUSIVOS: 

Habana. Cuba. T. Elliot Eourke, Santiago.Chile. 



.Tose M. Rosales, Bogotá, Colombia. 
Afiguel Jiménez M.. .San José, Costa Rica. 
Doctor Gustavo Penna, Belio-IIorizonte. Brasil. 



AMERICAN SEATING COMPANY 

DEPARTAMENTO DE EXPORTACIÓN 119 West 40th St., New York, E. U. A 

Febrero, 1928 



tado en que se hallaba Valentino, quien se 
sentía muy enfermo y tenía un aspecto ca- 
davérico. 

Se llamó en seguida a un doctor, quien 
dictaminó que era preciso llevar a Valentino 
urgentemente a un hospital. Para evitar ma- 
las interpretaciones, sin embargo, le pusie- 
ron, sobre sus pajamas, un abrigo, le envol- 
vieron el cuello con una bufanda, le pusie- 
ron el sombrero, y lo llevaron a su hotel, des- 
de el cual llamaron a la ambulancia. Antes 
de que ésta llegase, se desmayó en el mismo 
hotel. Al fin, fué llevado al Polyclinic Hos- 
pital en la misma madrugada del domingo 15 
de agosto. 

A las 6 de la tarde comenzaron a operar 
los cirujanos, quienes terminaron, a las siete 
el desempeño de su misión. A las diez y 
media, ya Rodolfo había salido por completo 
de los efectos del éter; y éstas fueron sus 
primeras palabras conscientes, según nos 
cuenta Ullman que las escuchó: 

— ¡Qué tal! ¿Me porté como "el de las bro- 
chas para polvos color de rosa" o como un 
hombre.' 

A los doctores no se les ocurrió decir en- 
tonces que Rodolfo tenía el estómago lleno 
de agujeros. Todavía el día 19 — o sea cua- 
tro días después de la operación — decía así 
el boletín facultativo: 

"Míster Valentino está ganando terreno sa- 
tisfactoriamente; y habiendo pasado el perío- 
do más crítico, no se expedirán más boleti- 
nes, a no ser que ocurra algo inesperado." 

Al día siguiente, la mejoría se acentuó has- 
ta el grado de que Valentino comenzó a sen- 
tir deseos de "hacer algo", y a forjar pro- 
yectos para el período de convalescencia, que 
pensaba pasar en la residencia veraniega del 
entonces presidente de Artistas Asociados, 
Hiram Abrams, muerto algunos meses des- 
pués. Valentino se dio entonces cuenta del 
peligro que acababa de correr después de la 
operación. 

— Me faltó poco para espichar, ¿eh? — le 
dijo él a Ullman aquel mismo día 20 — . Me- 
nos de lo que yo quisiera que llegara a fal- 
tarme en los próximos noventa años. 

Todavía en aquellos momentos se hacía la 
ilusión de que le quedaban muchos años de 
vida. Y ¡quién no participaba de semejan- 
te creencia! 

El mal comenzaba ya a ser considerado 
como un percance que había servido, entre 
otras cosas, para demostrar cuan grande era 
el número de admiradores de Valentino — 
puesto que de todo el mundo llegaban men- 
sajes que revelaban el interés general — , y 
para que el enfermo hiciera las paces con au 
segunda esposa, Natacha Rambova, lo que, 
dicho sea en honor del difunto, ocurrió gra- 
cias a que el mismo Valentino, al día si- 
guiente de la operación, le pidió a Ullman 
que le cablegrafiase a Natacha la noticia. 
Desde aquel momento, la Rambova estuvo en 
comunicación diaria con el apoderado de Ro- 
dolfo. 

A Pola Negri también se le avisó por in- 
dicación del mismo enfermo. Pero ella, co- 
mo todos los demás que estamos acostumbra- 
dos a las exageraciones de las noticias rela- 
tivas a las "estrellas", no creyó que la enfer- 
medad fuese grave y se limitó a decir que se 
estaba acelerando la filmación de "Hotel Im- 
perial", que la tenía atada a Hollywood, y a 
mandar mensajes y flores a su amado. 

Después de ese período bonancible, vino, 
el día 21, la recaída determinada por una 
inflamación de la pleura, a la que siguieron 
muy pronto la neumonía y la endocarditis. 

PÁGINA 180 



CINE-MUNDIAL 



El boletín médico del día 22 decía: "El 
estado de Míster Valentino es crítico. Ha 
habido una ligera extensión del proceso del 
lado izguierdo del tórax. Es imposible de- 
terminar por ahora el último resultado. Su 
temperatura es de 104 (Farenheit); pulso, 
120; respiración, 30." 

Valentino no se daba aún cuenta de su 
gravedad. A los escasos amigos que logra- 
ban entrar a verle los recibía con una son- 
risa y les hablaba con una tranquilidad que 
hacía resaltar aún más lo trágico de su as- 
pecto y de su estado. 

Las flores llegaban a montones. Las car- 
tas y los telegramas también. El superinten- 
dente del hospital recibió 200 misivas tan só- 
lo para indicarle otros tantos procedimientos 
de curación que podrínn salvar al "Caíd". 
Los creyentes, le mandaban reliquias o amu- 
letos, cuyo sólo contacto bastaría para sal- 
varle. 

Fué entonces cuando Pola Negri comenzó 
a alarmarse. Se hallaba una noche en la ca- 
sa de Mae Murray y del príncipe David M' 
Divani. Estaban allí de visita varias amista- 
des. Aparte, en un rincón recatado, Pola 
Negri y su amigo Sergio M'Divani, hermano 
mayor de David. Pola aguardaba una llama- 
da telefónica de Nueva York para enterarse 
del estado de su novio; y para hacer más 
agradable la espera, disfrutaba el íntimo co- 
loquio con su joven y hermoso amigo. Al 
fin, llegó la llamada telefónica de Nueva 
York, y Pola se levantó del diván en que ha- 
bía aguardado tan deliciosamente, y se fue 
hacia el teléfono. Sergio M'Divani, a su vez, 
se acercó a alguna de las visitas y opinó acer- 
ca de la mujer que, teniendo a su novio en- 
fermo en Nueva York, se aislaba a charlar 
íntimamente con otro joven, etc., etc. Y dio 
esto lugar a comentarios de los circunstan- 
tes, que no merecerían hoy, tanto como en- 
tonces, la aprobación de quien los inició, que 
fué el mismo que llegó, pocos meses después, 
a ser esposo de la mujer que en aquella sa- 
zón era tan acremente comentada. Pola Ne- 
gri quedó en aquellos momentos bien con- 
vencida de que su amado se hallaba grave- 
mente enfermo. Y fué asimismo en aquellos 
momentos — o muy pocas horas después — 
cuando acabó la amistad de Mae Murray con 
la que, un par de meses antes, había sido su 
madrina de boda. 

En la madrugada del día 23 de agosto. 
Valentino manifestaba grandes deseos de ir 
a pescar durante la convalescencia, e invitó 
al doctor a ir con él. Luego, revelando que 
su imaginación seguía forjando ilusiones en 
el mismo sentido, le preguntó al mismo doc- 
tor: 

— ¿Tiene usted bastantes cañas y anzuelos? 

Sin embargo, poco después de las cuatro 
de la madrugada ya comenzó a hablar con 
alguna incoherencia, y, principalmente, en 
italiano. 

A eso de las seis, entró al cuarto Ullman, 
que había estado de guardia toda la noche, 
en compañía de los doctores y del gran ami- 
go de Valentino, Frank Mennillo. Rodolfo 
abrió los ojos, reconoció a su apoderado, y 
le dijo: 

— ¿Verdad que fué terrible eso de que 
nos perdiéram.os anoche en el bosque? 

Ullman, impresionado por las conclusiones 
que sugería aquel modo de hablar, acarició 
la cabellera de Rodolfo. Este siguió: 

— Por un lado, usted no se da cuenta de 
lo divertido que es eso. ¿Verdad? 

— Por supuesto que sí, por supuesto — di- 




Donde Estés ^ 



Moscas • • • Mosquitos 
Cucarachas 



NI una sabandija escapa. 
Cuanta mosca o mosco 
haya en una habitación, muere 
con el Black Flag, y este insec- 
ticida supremo limpia la casa 
de cucarachas. 

Black Flag no hace las cosas 
a medias: su sistema de matar 
bicharracos es diferente. Los 
insectos lo aspiran y quedan 
estrangulados. No pueden li- 
brarse de él. Contiene un ingre- 



diente vegetal secreto, que es 
fatal a cuanta sabandija invade 
una casa. Pero es completa- 
mente inofensivo para las per- 
sonas y los animales domés- 
ticos. 

BlackFlag también extermina 
pulgas, hormigas, chinches y 
polilla. Póngalo Ud. a prueba. 
Viene en dos formas: líquido y 
en polvo, igualmente efectivas. 
Escoja Ud. el que prefiera. 




BLACK 
FLAD 



POLVO y 
LIQUIDO 



( 



Marca Registrada 



BANDERA \ 
NEGRA ; 




M*TA . MATA g MATA M MATA / MATA # MATA f MATa. 

MOSCAS y CUCARACHAS/ MOSQUITOS/ HORMICAS/ chinches! PULCAS '"«•« 




GENÜINE"ROGERS" 
26PC.SILVERWAIÍE 



GRATIS 



GENUINO JUEGO DE CUBIERTOS 
**ROGERS*', DE 26 PIEZAS 

Oferta Especial a los Lectores de esta "Revista 
Niños, hombres y mujeres, pueden obtener gratis uno de estos 
juegos de cubiertos mediante nuestro novel e interesante plan. 
Nunca se había hecho oferta semejante. El juega consiste en un. 
serricio completo para seis personas. 

NO ENVÍE DINERO 
Mande en seguida su nombre y dirección y le diremos cómo pue- 
de obtener uno de estos juegos absolutamente CUATIS vendiendo 
unos cuantos paQuetes de Chocolates NoiTnandy. A todo el mun- 
do le gustan los dulces. Los Chocolates N(Mmandy son puros y 
se despachan siempre frescos. Se venden rápidamente para fiestas, 
bailes, a los detallistas etc. Todos alaban nuestro nuevo plan. 
Pida hoy mismo detalles y nuestro bello catálogo ilustrado. 
HOME SUPPLY COMPANY, INC., Depto. 203, 
131 Duane Street, New York, N. Y. 



INGLES 



EN POCAS 

SEMANAS 
Garantizamos Éxito Seguro a Cada Discípulo 

Tenemos el método más fácil y mejor para aprender inglés correctamente en el más corto tiempo 
posible. Asombrosos resultados en pocas lecciones. Mándenos su nombre y dirección para enviarle 
información interesante. — UNIVERSAL INSTITUTE, 128 E. 86th St., Dcpt. 80, NEW YORK, N. Y. 



Febrero, 1928 



PÁGINA 181 



CINE-MUNDIAL 




¿Nació Ud. con 
el pelo lacio? 

Con el Jue- 
go Domés- 
tico, por el 
método 
CIRCULI- 
NE usted 
puede, en 
su propia 
casa, con- 
vertir sus 
cabellos la- 
cios en lin- 
dos rizos y 
ondulacio- 
nes, sin te- 
mor y sin peligro. Además, estos 
rizos son permanentes. Ni el agua, 
el sudor o la humedad afectan el 
rizado en lo más mínimo. Mien- 
tras más se moja el pelo, más ri- 
zado se pone. 

El Sr. Nestle, inventor original 
de la Ondulación permanente, aca- 
ba de descubrir un nuevo método 
por medio del cual se hace posible 
rizar toda clase de cabellera. El 
pelo de cada persona se prueba 
antes de rizarlo en el nuevo apa- 
rato del Sr. Nestle, el Text-0- 
Meter, aparato que lee el pelo y 
receta la loción que le correspon- 
de. No se deja nada al acaso. 

El precio del Juego Doméstico 
es solo de $16.00 (Diez y seis dó- 
lares). Pida Ud. hoy mismo su 
juego enviándonos un giro postal 
o bancario, así como una muestra 
de su pelo y a vuelta de correo le 
enviaremos uno de estos maravi- 
llosos juegos que convertirán sus 
cabellos lacios en preciosos rizos 
que causarán la admiración y en- 
vidia de sus amistades. 

Al hacer su pedido no deje de 
mencionar el voltaje eléctrico de 
esa localidad. 



Folleto gratis, en español, 
a quien lo solicite. 

NESTLE LANOIL CO., LTD. 

DEPT. C. M. 

12-14 East 49th St. 
Nueva York, N. Y. 



jo Ullman, por decir algo, forzando una son- 
risa. 

— Por otra parte — reanudó Valentino — 
usted tampoco se da cuenta de lo serio que 
eso es. 

Fué Ullman, entonces, a cerrar las persia- 
nas para que el sol, que empezaba a apun- 
tar, no le impidiera al enfermo, dormirse. 
"\'alentino siisurró, sonriente, sus postreras 
palabras: 

— No bajen las persianas. Me siento bien, 
y quiero que el sol me salude. 

A las ocho de la mañana estaba j'^a en es- 
tado comatoso. Sólo abría los ojos, de vez 
en cuando, si oía que alguien le llamaba por 
su nombre. 

El padre I^eonard, le puso en los labios un 
crucifijo en el que se guarda una astilla de 
la verdadera cruz del Calvario. 

Jean Acker tuvo la pena de verle inolvi- 
dablemente en aquellos tristes momentos de 
extrema demacración y de inconsciencia. 

Se alejó de allí afligidísima, dejando a 
su ex esposo acompañado de George Ullman, 
Joseph M. Schenck, dos sacerdotes y cuatro 
médicos. 

Poco después de mediodía, su compañero 
de la infancia, el padre Congodo, le admi- 
nistró los liltimos sacramentos. Aun no se- 
paraba el crucifijo de los labios tan exper- 
tos en besos profanos, cuando todos los pre- 
sentes se dieron cuenta del suceso emocio- 
nante que acababa de acaecer. 

Joseph M. Schenck, hondamente afligido, 
pasó al cuarto en que aguardaban los j^erio- 
distas, y, con voz entrecortada por la pena, 
les dijo débilmente: 

— Acaba de morir. 

Y voló la noticia llevando a todo el mun- 
do la más honda impresión que el "Caíd" 
le deparara. 

Con el crucifijo en los labios sonrientes, 
sin el menor sufrimiento, Rodolfo Valentino 
exhaló el último suspiro, a las doce y diez 
minutos del día, el veintitrés de agosto de 
1926. 

Un instante después, al llegar la noticia 
a la inmensa multitud que, hora tras hora, 
había estado aguardando fuera, una mujer 
lanzó un grito de angustia, que fué la señal 
para que muchas otras comenzasen a derra- 
mar copiosas lágrimas. 

En seguida, por supuesto, fué embalsama- 
do el cadáver; y había sido tal el destrozo 
que el mal había ocasionado, en nueve días, 
a aquel cuerpo de atleta, que los embalsa- 
madores tuvieron que pedir un retrato de 
Valentino para modelar la cara muerta de 
modo que se pareciese algo a lo que había 
sido en vida. 

No cabía ya duda de que había sido seria 
la enfermedad del "Caíd". Hasta entonces 
no lo creímos muchos de nosotros. Recuerdo 
que al presentarme a dar el pésame al per- 
sonal del departamento de publicidad de Ro- 
dolfo Valentino, me contaron que ellos mis- 
mos habían sido escépticos hasta última ho- 
ra. Al recibirse la noticia de que su jefe es- 
taba enfermo, habían telegrafiado a Nueva 
York recomendando que se "prolongara" la 
enfermedad, en la Prensa, a fin de sacar par- 
tido de ella. Pocos días después, estaban ad- 
mirando lo bien que, según les parecía, es- 
taba manejando la publicidad el apoderado 
de Valentino, cuyas facultades en tal ramo 
no se habían manifestado hasta entonces. 
IJegó, al fin, un día en que ya les comenzó 
a parecer que se le había ido la mano a 
George Ullman; y cuando estaban pensan- 
do en recomendarle que "Comenzara" la me- 



joría, les llegó súbitamente la convicción de 
que la gravedad era real. 

Fué probablemente esa inverosimilitud del 
derrumbe de un hombre tan fuerte y, en 
apariencia, tan sano lo que, unido a la men- 
ción de la palabrr. "envenenamiento" en el 
último boletín facultativo, dio lugar a la ver- 
sión de que Rodolfo había sido envenenado. 
Para desvanecer estos rumores alarmantes 
el doctor Harold Meeker, del Poh'clinic Hos- 
pital, declaró: que el actor había estado su- 
friendo del estómago durante algún tiempo, 
que no se había cuidado nunca, y que, en 
las últimas seis semanas, había recurrido in- 
moderadamente al bicarbonato, lo que había 
agravado su situación. Según el mismo mé- 
dico, el estómago de Rodolfo estaba lleno de 
agujeros del diámetro de un dedo, por los 
cuales los alimentos pasaban a la cavidad ab- 
dominal, dando ocasión al envenenamiento 
de la sangre, que determinó el desenlace 
fatal. 

Apenas llegó a Hollywood la terrible no- 
ticia. Pola Negri comenzó a desmayarse y a 
deshacerse en lágrimas. Se pasó horas ente- 
ras en la sala de Falcon Lair, ante los dos 
grandes retratos de Rodolfo. Reclamó para 
sí aquél que ella había visto pintar: el que 
representa a Rudy como un caballero jere- 
zano, con aquella cara de niño, preferida 
por ella. Entonces sí se suspendió la filma- 
ción de "Hotel Imperial", y se fué ella ur- 
gentemente a Nueva York en una peregri- 
nación que constituyó acaso la más larga se- 
rie de desmayos, de lloros y de sollozos que 
registra la historia de la viudez contempo- 
ránea. 

Alberto salía de Europa para Nueva York 
y, al contestar al telegrama de pésame de la 
artista polaca, hacía más respetable — enton- 
ces — ^la pena de ella, al decirle: "Sólo tú y 
yo podemos apreciar esta pérdida." 

El mundo entero se manifestaba extraor- 
dinariamente conmovido. De todas partes ve- 
nían manifestaciones de duelo. Hasta Mus- 
solini envió su gran corona. Hasta los fas- 
cistas lucharon contra los antifascistas por 
el honor de hacer guardia ante el ataúd. 
¡Mussolini y los fascistas, que tanto habían 
desdeñado al compatriota unos cuantos me- 
ses antes! 

Una vasta multitud neoyorquina asaltó la 
casa funeraria en que su cadáver fué depo- 
sitado. Pasaron ante él varias docenas de mi- 
les de admiradores devotos mezclados con 
irreverentes curiosos. Junto a la amante pla- 
tónica que se desmaj^aba al ver cuan cruel 
había sido la muerte con el hermoso rostro 
del amado, caía la cazadora de publicidad, 
que volvía en sí tan ¡pronto como el perio- 
dista pedía datos y preparaba la cámara fo- 
tográfica. Junto a aquél a quien le flaquea- 
ban las piernas vencidas por la emoción, iba 
el profano cuyos pies osaban agitarse en mo- 
vimientos de jaas. Al lado de la mujer dis- 
creta, que a duras penas lograba conservar 
su serenidad, iba la otra llorando a lágrima 
viva, gracias a un trozo de cebolla que lle- 
vaba escondido en el pañuelo. A pesar de lo 
imponente de la manifestación popular, la 
irreverencia de una minoría obligó a Ull- 
man a cerrar al público la casa funeraria 
para evitar tan inaudita profanación. 

I>os más famosos artistas de Hollywood en- 
viaron a Alberto Guglielmi Valentino el si- 
guiente mensaje: 

"Nosotros, miembros de la colonia cine- 
matográfica de Hollywood, que conocimos a 
Rodolfo Valentino, y trabajamos con él y le 
amamos, instamos a usted a que disponga 



Febrero, 1928 



PÁGINA 182 



CINE-MUNDIAL 



que sus restos mortales puedan reposar pa- 
ra siempre aquí, donde sus amistades se for- 
maron y donde él había establecido su resi- 
dencia. — Charles Spencer Chaplin, etc., etc." 

Natacha pidió que el cadáver fuese crema- 
do, y las cenizas depositadas en el mausoleo 
de los Hudnut, lo que era contrario a la re- 
ligión en que Rodolfo había sido criado y 
despedido de entre los vivos. 

Jean Acker fué a ver el cadáver, y estuvo 
con él, a solas, unos momentos. Al salir de 
tan triste visita, dijo, entre sollozos, a los 
periodistas: "Siempre he amado a Rudy. 
Siempre hemos conservado el amor que nos 
profesábamos. Al menos, yo lo he conser- 
vado, y sus amigos me dijeron que él tam- 
bién. Últimamente, mi afecto hacia él era 
como el de una madre o de una hermana. 
No pensábamos en volver a casarnos. Hace 
sólo dos semanas, me dio un retrato suyo. 
Lo guardaré siempre con cariño." 

El funeral neoyorquino se celebró el 30 
de agosto, poco después de la una de la tar- 
de, en la iglesia de San Malaquías • — llama- 
da "la iglesia de los actores" — , oficiando 
el padre Edward I^eonard. En el duelo, fi- 
guraban Adolph Zukor, Marcus Loew, Jo- 
seph Schenck, Douglas Fairbanks, Ben Lyon 
y Richard Dix. 

Tres mujeres estaban arrodilladas junto al 
féretro: primero. Pola Negri; detrás, Jean 
Acker; luego, la señora O'Shaunnessy Van 
Horn, hermanastra de Natacha. 

Después del funeral, Pola Negri recibió a 
los periodistas en el hotel, mas no sin que 
antes fuesen registrados a fin de que no in- 
trodujesen cámaras fotográficas. Entró Po- 
la a la estancia en que los visitantes aguar- 
daban, apoyada en su secretaria y en una 
enfermera, y se dejó caer en un sofá. La en- 
fermera le puso los pies en un escabel. Los 
ojos, encarnados de tanto llorar. Suspiraba 
hondamente. Al fin, comenzó a decir: 

— Si ustedes supieran lo que llevo en el 
fondo del corazón, ninguno de ustedes vol- 
vería a ser tan cruel... No he comido. Lp 
único que hago es llorar, llorar, llorar. 

Y se puso otra vez a verter lágrimas. 

— ¿Llegará usted a consolarse algún día? 
— preguntó un reportero. 

— ¿Consolarme? ¡Quién sabe!... Acaso... 
Puede ser. . . Mas nunca amaré otra vez. 

Luego, todavía derramando lágrimas, con- 
tinuó : 

— Voy a leerles una carta; y si ustedes su- 
pieran lo que significa para mí, todos uste- 
des serían más bondadosos para una mujer 
desconsolada. 

Deteniéndose frecuentemente para sollo- 
zar. Pola Negri leyó la siguiente carta que, 
por conducto de Mary Pickford, le había en- 
viado el doctor Harold D. Meeker: 

"Querida Miss Negri: Le ruego a mi an- 
tigua amiga y cliente Mary Pickford que le 
entregue a usted esta carta, por estar yo a 
punto de salir para mi campamento del Es- 
tado de Maine. 

A eso de las 4 de la madrugada del lunes 
(el día de su muerte) me hallaba j'o senta- 
do junto a la cama de Rudy. Estaba yo so- 
lo en la alcoba. Abrió los ojos, sacó una ma- 
no, y dijo: "Temo que no vayamos de pes- 
ca más. Acaso volvamos a encontrarnos, pe- 
ro quién sabe si iremos a pescar alguna vez." 

Esa fué la primera y única vez que se dio 
cuenta de que no sanaría. 

Luego, habló de usted, y dijo: "Pola. . . si 
no llama a tiempo, dígale que pienso en 
ella." 

Febrero, 1928 




Tíie. FLORSHEIM SHOE COMPANY 



CHICAGO, U. S. A. 



LA BELLEZA DEL CABELLO 
BRILLATONE 

La Belleza del Cabello Consiste en el Peinado 

Haga, <iue su cabello sea el punto do vista de todas las miradas. 
lilULLATONE es la única pomada que mantiene bien peinado el 
cabello y al mismo tiempo le da un brillo natural dejando el 
cabello suave y LISO. 

Necesitamos Agentes Responsables en su Territorio 

Solicite Muestra 

Faljrícantes; 

KOLAR LABORATORIES INC. 

Gerentes de E-xportación: 

BRASCHI EXPORT COMPANY 

159 North State St., Chicago. E. U. A. 




I BRASCHI EXPORT CO., 

I 159 N. State St., 

I Chicago, III., E. U. A. 

Sírvanse enviarme MUESTRA GRATIS de BKILLATONE. 



I Nombre 

¡ Domicilio» 
g Ciudad. 



POCOS TERRITORIOS SIN AGENTES 

- Escriba hoy mismo - 




Oferta 
Especial: 



En los territorios cubiertos nuestros Agentes es- 
tán recibiendo pingües utilidades. Las vallo 
sas características en material y mano 
de obra han convertido la Won- 
der en la marca sin ri- 
val. Las Plumas y 
Lapiceros Wonder 
se venden por ^^ííK®»-^'^ ..y*'^ .^!Í^^ nuestras especialidades en plumas y lapice 

sí solas. ^=:í*-^ ,ii * ros. Le producirá dinero.— WONDER FOUNTAIN 

PEN CO. Depto. 55. 154 Nassau gt., New York City. 



Grabaremos 
con oro, libre 
de costo, el nombre 
del comprador en cada plu- 
ma si el agente asi lo desea. 
Solicite en seguida folleto describiendo 



PÁGINA 183 



CINE-MUNDIAL 



Dientes Blancos 

nada tienen que ver 




Por blanca y aseada que esté una dentadu- 
ra, la Piorrea hace guerra a ¡a salud. Ata- 
ca las encías, e ignorantes de este hecho, 
4, de cada 5 personas mayores de 40 años, 
y hasta millares aun más jóvenes, son 
víctimas de esta temible enfermedad. 

Pero no hay que acobardarse ante el 
número de las víctimas ; escojamos, con 
cuidado, nuestro dentífrico. Usemos 
Forhan's para las Encías, constante- 
mente. 

Este dentífrico limpia la dentadura y 
la presta protección contra los ácidos que 
la deterioran. Y además, si se emplea a 
tiempo, ayuda a dar firmeza a las encías 
y las mantiene sanas. La Piorrea raras 
veces ataca las encías saludables. Com- 
pre Forhan's en la botica, donde la venden 
en tubos de 35 y de 60 centavos. 

Fórmula de R. J. Forhan, D. D. S. 
Forhan Company, New York 

sus DIENTES SON SOLO TAN SALUDABLES 
COMO LO SEAN SUS ENCÍAS 



Para Engalanar el Automóvil 




en el 

Carnaval 

debe emplearse 

Papel Crepé 



^^^/w\/:><yv\^ 



Es facilísimo trabajarlo, y tan dócil, que se 
puede plegar, drapear, rizar o coser. Viene en 
más de 50 vistosos y delicados colores. Es lo 
único para el decorado de salones, tribunas y 
coches automóviles. 

De venta en todas las librerías y almacenes 
de útiles de escritorio. 

Llénese este cupón, envíese inmediatamente, 
y a vuelta de correo se recibirá, sin gasto algu- 
no, el interesante folleto "Decoraciones para las 
Fiestas de Carnaval." 



D75^^^^soN jíamufactüjung co. 

Framlngham, llass. Dept. 01-P, Estados tlmdos 

Uuégoles me envíen, sin gasto alEuno por mi parte, el in- 
teresante líbrito n<un. 459 "Decoraciones Para Las Fiestas 
¿)e Carnaval". 

Mi nombre y apellido 

Mi dirección , _ — — 

Pol)la'-i6n Pa ís__ 



En seguida, Rudy se adormeció, comen- 
zando el largo sueño del cual nunca despertó. 
Me siento obligado a hacer llegar este men- 
saje a conocimiento de usted. 
Muy sinceramente, 

Dr. Meeker." 

Entonces la secretaria y la enfermera, ayu- 
dadas por Ullman se la llevaron de allí pa- 
ra meterla a la cama. Un momento después 
volvió la enfermera a decir a los periodista.s: 

— Se ha desmayado. 

El día lo. de septiembre llegó Alberto df 
Europa. El día 2 salió el cadáver para Ho- 
llywood en un ataúd de $15,000, y escoltado 
por Alberto Guglielmi Valentino, por Pola 
Negri, Ullman y esposa y dos o tres ¡Dersonas 
más. 

Multitudes respetuosas acudían por do- 
quier a rendir homenaje al ídolo caído. 

El día 6, se introdujo el cadáver secreta- 
mente a Los Angeles; y el día 7, a las diez 
de la mañana, se cantó la misa de réquiem 
en la iglesia del Buen Pastor, de Beverly 
Hills, de donde el cadáver fué llevado a su 
última morada, en el cementerio de Holly- 
wood. 

Para dar una idea de aquella memorable 
despedida, me permitiré copiar la siguiente 
sincera descripción que yo mismo hice de las 
luctuosas ceremonias, momentos después de 
haberlas presenciado: 

"LAS ULTIMAS NUPCIAS DE 
VALENTINO 

En esta misma iglesia del Buen Pastor, 
donde los artistas católicos de Hollj'wood 
suelen cumplir con algún que otro deber es- 
piritual, asistimos, hace poco más de doce 
meses, a la boda feliz de la estrella Mae 
Murray y el príncipe georgiano David M'Di- 
vani. Rodolfo Valentino y Pola Negri apa- 
drinaron gozosamente aquella unión. La ben- 
dijo el padre Mullins. Y tan sólo once ami- 
gos de la pareja integramos la breve comi- 
tiva. Nos parecía grande el templo en aque- 
lla ocasión; y ños sonaba a hueco. 

Recordamos muy bien que cuando los no- 
vios y los padrinos se hallaban ya dispuestos 
para la ceremonia, junto a la balaustrada 
del presbiterio, mientras el clérigo hojeaba 
el libro santo en busca del folio requerido, 
Rodolfo Valentino y Pola Negri — los dos 
grandes seductores de la pantalla — se con- 
templaron y sonrieron, amorosos, por detrás 
de la pareja nupcial. L^na muda, pero hala- 
gadora alusión a sus comunes deseos y pro- 
jiósitos. 

Cuenta, en efecto. Pola Negri que, en 
aquella feliz ocasión, dentro de esta mismí- 
sima iglesia, durante la boda de Mae Murray 
y el príncipe M'Divani, su amante le anun- 
ció, muy significativamente, que pronto vol- 
verían los dos al mismo templo. 

Poco más de dos meses han transcurrido 
desde entonces, y ya se cumple hoy el pro- 
nóstico del amante sin par. Ahí están Va- 
lentino y Pola Negri, bien cerca de la ba- 
laustrada a cuya vera apadrinaron la boda 
feliz de Mae Murray y David M'Divani. 
Dentro del presbiterio, el mismo padre Mu- 
llins que bendijo la unión. Acá y allá, per- 
didos por los escaños repletos, algunos de 
los miembros de la breve comitiva: Agnes 
Ayres, Cathleen Williams, Alberto Gugliel- 
mi. . . 

Envuelta en negro crespón, y postrada de 
hinojos, se halla Pola Negri junto a su ama- 
do. Su trágica emoción pasaría inadvertida, 




¿Lo Preocupa 
Su Salud? 

,OlÉ siente usted torpe, c;ansado y 
/• ^N nervioso? ¿Lo molestan dolores 
V»*^^ de espalda, dolores de cabeza y 
vahídos? ¿La secreción de los ríñones 
es escaldante al pasar? 

£stas son a menudo señales de in- 
actividad de los ríñones, y si se des- 
cuidan pueden desarrollarse en are- 
nillas, hidropesía u otras enfermedades 
más serias de los ríñones. 

Cuando sus ríñones se retardan en 
sus funciones use las legítimas Pildoras 
de Foster. No haga experimentos con 
remedios nuevos y de dudosa eficacia. 
Por cincuenta años las Pfldoras de 
Foster han tenido éxito en todas partes 
del mundo. 

Pildoras de 

FOSTER 



I Para los Ríñones 
Y La Vejiga | 



Foster-McClellan Co. 

•— Químicos — . 
Buffalo, N. Y., E.U.A. 



Let 



Carteles 



reros 

Cómo hacerlos 
fácilmente 

r'ON los moldes de Le- 
^-'tias sólo hay nue tra- 
zar los caracteres y lle- 
narlos. Así se obtienen 
excelentes resultados en 
toda labor de carteles y 

letreros. Pueden pintarse 

sobre cualquiera superficie en la que se pueda trazar 
con lápiz y pintura. Cada letra está hecha de resis- 
tente cartulina y con los cantos agudos y bien corta- 
dos. Con estos moldes se traza rápida y diestramente 
con resultados asombrosos. 

Vienen en estilos y tamaiños para toda ocasión. 

Pídase Folleto Descriptivo. 

JOHN F. RAHN, 

2120 N. Neva Ave., Chicago, III., E. U. A. 



INGLES 



EN 3 MESES 



podrá Ud. hablar y 
escribir este idioma a 
entera satisfacción. 
Enseñanza garantizada. O aprende Ud. o no 
le cuesta un centavo. Nuestro sistema es 
asombrosamente fácil e infalible. Ud. aprende 
el idioma por el método natural como lo apren- 
den los niños. 

Curso práctico, preparado especialmente pa- 
ra la enseñanza por correspondencia. Sorpren- 
dentes resultados en las primeras lecciones. 
Solicite nuestro interesante prospecto con am- 
plios informes^ gratis. 

NEW YORK COMMERCIAL INSTITUTE 
512 W. ISlst. St. Dept. 15 New York 




SUBSCRÍBASE A 

CINE'MUNDIAL 



Febrero, 1928 



PÁGINA 184 



CINE-MUNDIAL 



entre tan espesa negrura, si no se exteriori- 
zara en frecuentes sacudimientos y sollozos. 
A la vera de la artista quejumbrosa, yace 
el cuerpo del amado, preso por siempre en 
suntuoso féretro. Lo cubre un amplio man- 
to, una cruz de azucenas, de Alberto Gugliel- 
mi, hermano del difunto: aquel desventurado 
que, de rodillas junto a la artista enlutada, 
también está gimiendo. 

El sacerdote Mullins, que la otra vez re- 
petía palabras de San Pablo, canta misa de 
réquiem. El templo del Buen Pastor no nos 
parece hoy tan grande como el día dichoso 
de la boda; ni nos suena ya a hueco. Está 
lleno de gente. Las estrellas más brillantes 
del firmamento cinematográfico forman par- 
te de la luctuosa comitiva. Pero hoy sólo son 
comparsas en una escena trágica de la vida 
real. 

Acá y allá, susurran apagados sollozos, o 
revuelan pañuelos a enjugar lágrimas en los 
párpados o a contener convulsiones en los 
labios. jSon tantas las almas que sienten la 
viudez ante ese ataúd suntuoso! ¡Son tan- 
tas las mujeres que, en la vida real o en la 
fingida, recibieron los besos de Valentino! 
Fué dos veces casado, cien veces amante, mil 
veces conquistador. 

¡Pobre Ritdy! Hace pocas semanas, en vís- 
pera de su viaje funesto, ¡cuan lleno de vida, 
de proyectos, de ilusiones! Y ¡cuan enamo- 
rado! Parece que aun le vemos discutir con 
su novia acerca del retrato de ésta que él lle- 
varía consigo a Nueva York. Prefería él una 
cierta fotografía. Quería ella que llevase 
otra. Discutían como dos inexpertos ado- 
lescentes aquellos dos grandes seductores de 
la pantalla. Descubrían sus caprichos, sus ce- 
los, su amor. ¡Quién habría de pensar, en 
aquel instante, que, a las pocas semanas, 
aquel varón pictórico de vida y de optimis- 
mo yacería frío en un féretro, o que aquella 
feliz enamorada lloraría a la vera del cadá- 
ver de su novio! 

El órgano acentiia sus fúnebres sollozos 
mientras sale el cadáver hacia el cementerio. 

Interminable hilera de lujosos automóviles 
forma la cauda lenta de la carroza fúnebre. 
A ambos lados del camino, millares y milla- 
res de devotos. Predominan las mujeres. 
Conservan algunas sus ramos de flores, que 
no pudieron poner sobre el ataúd. Amantes 
desconocidas del amado. 

Arriba del acompañamiento, hienden la ti- 
bia atmósfera californiana gráciles aeropla- 
nos, que zumban, a su modo, un canto fune- 
ral, y dibujan festones por los aires, y siem- 
bran corolas sobre el ataúd. 

Llegamos al imponente mausoleo. Sólo 
unos cuantos acompañantes podemos acer- 
carnos al nicho del artista. 

Mientras murmura el sacerdote los postre- 
ros ritos, gimen su despedida el hermano y 
la novia del difunto. 

Un patético "¡Addio, Rodolfo, addio!", del 
desventurado Alberto Guglielmi, atraviesa 
los corazones más endurecidos. 

Torpemente y con calma, penetra el ataúd 
en el hueco cuadrado. 

Arranca el metal al mármol un chirrido 
horroroso; y cual si hubiese oído una queja 
del muerto, la novia lanza un grito salvaje 
y se desploma. 

Por largo rato gimen desconsoladamente, 
sobre un mismo sofá, Guglielmi y Pola Negri. 

Un coro de sollozos los secunda. ¿En qué 
ojos no brillan, en este triste trance, las lá- 
grimas sinceras? 

Mary Pickford, Agnes Ayres, Marión Da- 
vies, Cathleen Williams, June Mathis descue- 

Febrero, 1928 



9nde Mark Beg. tJ. S. Patent Office. 



m 



''AR/^ 





o?. 



'^'VCUTIsfuAVEVCtM^ 



33'/3% 

AZUFRE 
PURO 



Un jabón esencialmente medicinal para el tocador y el baño. 
Purifica y embellece. Quita las manchas. Imparte alivio contra 
el calor. Su uso diario conserva la piel saludable y mejora mu- 
cho el cutis. 

La superior calidad del Jabón Sulforoso de Glenn hace que se 
trate de imitarlo. Tenga cuidado con las falsificaciones. Pídale 
a su comerciante el genuino .Jabón Sulfuroso de Glenn, y así 
obtendrá usted lo mejor. 



De venta en todas las farmacias. 



ca 



CENTURY NATIONAL CHEMICAL 

Sucesores de 

C. N. Crittenton Co., Fabricantes, 86 Warren St., Nueva York, E. U. de A. 

Tintura de Hill para el cabello y la barba. Negra o Castaña 50 cts. Oro 




Si Necesita Ud. Yodo — IODEX 



Puede emplearse lODEX sin te- 
mor de quemar la piel, por tier- 
na que sea, cuando se imponga 
el uso del yodo, cuyas cualida- 
des posee íntegras lODEX — 
excelente para quemaduras, 



magulladuras, torceduras, heri- 
das y males cutáneos — pero 
que ni irrita ni mancha. Fróte- 
se con él la parte afectada has 
ta que desaparezca "" 
lODEX a mano. 



Tenga Ud. 



lODEX 



PÁGINA 185 



CINE-MUNDIAL 



Cuchillos de acero y tenedores se limpian rápida- 
mente con Sapolio, que también quita la grasa y 
manchas. Los pisos y madera pintada, despensas 
y artefactos de cocina se conservan limpios 
fácilmente con Sapolio. No deja olor o polvo 
desagradable. Únicos fabricantes; Enoch 
Morgan's Sons Co., 
Nueva York, 

E. U. A. 



^cuchillería 



CON 



SAPOLIO 



MARCA DE FABRICA REGISTRADA I 




Ralite con cua- 
tro zafiros 



RaMte de Caballero 
con zafiros 




DOS ANILLOS CUALESQUIERA 
POR SOLAMENTE $2.00 

SI UD. PUEDE DISTINGUIE- 

I/O DE UN DIAilANTE — 

DEVUTSLA- ANO SLO . 

Grabado de azahares 

Asombrosa oferta para introducir los diamantes "Rali- 
tes". Las piedras "Ealites" tienen toda la brillantez 
y 5ÍT0 fuego de arco iris y el corte perfecto de un dia- 
mante legitimo. Confunden hasta a los mismos espertes. 
Sus amigos creerán que son diamantes legítimos. Mon- 
tados en "Feraloy" tiue tiene el mismo brillo del pla- 
tino. Grabados y taladrados en diseños muj' atractivos. 
flffrtí) F^nPPÍ3 alíndenos números de los anillos que US. 
uiuiia LO[IUUia quiere junto con una tira de papel que 
representa de punta a punta la medida alrededor del 
dedo. Mande ?2.00 Oro Americano para cualquiera 
de estos anillos. (Cuatro por solamente S3.50). Nosotros 
Pagamos el porte. Mándenos giro postal o bancario o mo- 
neda americana. Satisfacción garantizada. Pídalos hoy 
miaino. FERRY & CO., Depto. S3I4, Chicago, III., E.U. 



LA LLAVE DE LA SUERTE 

Su amor, su afecto o su amistad, 

pueden ahora ser expresados por medio 

de un emblema: la "GOODLO-KEY". 

"Buena suerte y afecto inquebrantable 
entre tu corazón y el mío" ... es el siar- 
nificado de esta LLAVE que la bella 
Zulema bordó y que la tradición del mun- 
do consasrró como EMBLEMA DE LA 
SUERTE Y DEL AMOR. 

U.sela. Ofréndela a aquellos qué le son que- 
ridos. Nosotros la servimos en Oro de 14 kila- 
tes por CINCO DOLLARS. 



JADOMIN 

NOVELTIES CO. 

160 Fifth Avenue 

New York City 

Cada Emblema en su Estuche 




Economice Ud. 

comprando en la mayor Casa de 
Equipo y Útiles Teatrales y Cine- 
matográficos de los Estados Uni- 
dos. Le garantizamos economías de 
25 a 507c sobre el costo de cual- 
quier artículo que requiera para su 
teatro. 

Equipos completos para teatros y 
empresarios viajeros. Proyectores 
reconstruidos garantizados de las 
marcas Powers, Simplex y Motio- 
graph. Butacas, Proyectores Por- 
tátiles y útiles teatrales de toda es- 
pecie. Completo catálogo gratis a 
solicitud. 

MONARCH THEATRE SUPPLY CO. 
1223 S. Wabash Avenue, Chicago, 111. 
Depto. C-M E. U. de A. 



aquí TIENE UD. 

UN NEGOCIO 

LUCRATIVO 

Necesitamos 

Agentes para 

Vender 

nuestros ramos de ca- 
lidad superior, pero a 
los precios más eco- 
nómicos : 

JOYAS CON DIJES PARA RETRATOS 
CUBIERTAS PARA COJI- 
NES. CON FOTOGRAFÍAS 
CROMOS — ESPEJOS — MARCOS 
AMPLIFICACIONES FOTOGRÁFICAS 
CRUCIFIJOS LUMINOSOS 

FOTO-MEDALLONES. 

Pronto y Esmerado Servicio. 

Catálogo Gratis, en Español, a Solicitud, 

JAMES C. BAILEY & CO. 

(Casa Fundada en 1802) 
S04-610 Blue Island Ave., ei.icagoI!Í..E.U.A. 




Febrero, 1928 



lian entre el grupo lloroso. 

Ni el recio Douglas Fairbanks, ni el cómi- 
co Charlie Chaplin pueden en este momento 
contener sus lágrimas. 

Dejamos al gran amigo en su tálamo pos- 
trero: al hermoso galán, mil veces conquista- 
dor, conquistado, a la postre, por la amante 
a quien más desdeñara, en cuyos fríos brazos 
descansa para siempre." 

Ha transcurrido un año desde la apoteosis 
de Valentino, y aun no hemos llegado a ave- 
riguar quién era la mujer que más le quería 
ni quién era la mujer a quien él quería más: 
Dos rasgos indispensables para esbozar el al- 
ma de un tan amado amante. 

¿A quién quiso más Rodolfo Valentino? 

Para Pola fué su postrer mensaje amoro- 
so. Según decía a unos, nunca dejó de que- 
rer a Jean Acker. Según decía a otros, a na- 
die quería tanto como a Natacha Rambova. 
Pero también dijo, a veces en momentos de 
gran intimidad, que era "Bianca", la alttva 
aristócrata suramericana, quien le había ins- 
pirado el más puro amor de su vida. Y es 
el amor puro, el amor que nunca se materia- 
liza, el que más suele crecer y perdurar, so- 
bre todo, en almas al par sentimentales e 
idealistas, como la de Rodolfo Valentino. 

El "Caíd", tal vez, amaba, sobre todo, a 
la Mujer; y es lógico suponer que ocupara 
en su alma el lugar preferente aquella que 
le hubiese deparado mayores ilusiones: la 
amante desconocida, la resultante del sinnú- 
mero de admiradoras que le ofrendaban go- 
ces inmateriales por doquier. Las demás eran 
hembras, salvo "Bianca", que era, de cuantas 
él había amado, la que más se acercaba a su 
ideal: la que, por falta de contacto, jamás 
le deparó desilusión. 

Y ¿quién fué la que más amó al gran 
amante? 

Pola, aquélla que le quiso con "el más 
grande amor de su vida" y que nunca podría 
volver a amar, es hoy la esposa de aquel jo- 
ven con quien se hallaba en íntimo aparte 
cuando la llamaron de Nueva York para de- 
cirle cuan grave estaba su novio. Jean Ac- 
ker, Natacha Rambova. . . han permanecido 
bastante discretas para que, por respeto, ca- 
llemos ahora lo pasado. "Bianca" ha sido 
siempre demasiado leal a su marido para 
alentar a un pretendiente. Queda, pues, la 
misma "amante desconocida", que, aun des- 
pués de transcurrido un año, sigue rememo- 
rando con amor a Valentino. Todavía hoy, 
la mayor parte de las cartas que diariamen- 
te me trae el correo, vienen de mujeres que 
aman a Valentino. Todavía hace poco, mien- 
tras que Pola Negri se ausentaba de Holly- 
wood unos días antes del aniversario de la 
muerte del "hombre amado", una joven de 
Lima me honraba con el encargo de deposi- 
tar unas flores en la tumba de Rodolfo; y 
esa misma joven me había honrado con mi- 
sión igual el día del cumpleaños del "Caíd." 
Esa "amante desconocida", disgregada por 
dondequiera, es la que más amó a Rodolfo 
Valentino, la que determinó el espectáculo 
grandioso de la emocionante apoteosis. 

Y es esa misma "amante desconocida" la 
que va a poner las postreras palabras en es- 
ta humilde historia del verdadero Rodolfo 
Valentino, ya que de la última carta que 
recibo, de Barcelona, de una anónima ena- 
morada del "Caíd", tomo el siguiente augu- 
rio relativo a la gloria postuma de aquel 
gran amante, que tanto sufrió con sus más 
venturosas amadas, mientras que millares y 
millares de mujeres, menos afortunadas, es- 

PÁGINA 186 



CINE-MUNDIAL 



taban dispuestas a sacrificarse por hacerle 
feliz. 

Dice así la amorosa catalana, que aun no 
se consuela de la pérdida del amado: 

"Desgraciadamente, el hermoso pedestal en 
el que él sólo supo erguirse, se irá desmoro- 
nando por sí solo. Casi todo él se formó de 
algo muy veleidoso. ¡Corazones femeninos! 
Hasta hace poco, latían casi unísonos por un 
Valentino a quien creían adorar como a un 
Dios... — ¡Cuántos, ya desunidos, sentirán 
renacer otra nueva idolatría!... ¡Mundo vil, 
lleno de envidias y bajezas, en donde sólo la 
materia triunfa!" 

FIN 

Copyright, hij Baltasar Fernández Cué, 19Z8 
(Prohibida la reproducción) 



LO OCURRIDO EN HOLLYWOOD 

(J'icnc de la página 129) 

comedias se apellide Ataúd (Coffin). Contestó 
nuestro acompañante que no era eso lo único 
incongruente en aquella famosa fábrica do 
comicidad: el fotógrafo que le ayuda a ilus- 
trar su propaganda se apellida Sepulturas 
(Graves). 

<?, * 

LAS películas en boga actualmente en los 
estudios de Hollywood son las que se re- 
fieren a la vida del circo, a parques de di- 
versiones, a Rusia, a China y al basebol!. 
También los viajantes comerciales empiezan 
a llamar la atención de los productores. Co- 
menzó la First National a llevarlo a la pan- 
talla en la persona de Jack Mulhall, y, con 
el espíritu de imitación característico de la 
vida hollywoodense, pronto siguieron el ejem- 
plo la Paramount y la Metro. Esta, sin em- 
bargo, introduce la novedad de que sea una 
mujer — Norma Shearer — la viajante reque- 
rida. 

* <?> 

TOM MEIGHAN, que fué tan popular en 
otro tiempo, ha estado decayendo tan 
rápidamente, que se dan casos en que los ex- 
hibidores que, por una razón o por otra, se 
ven obligados a mostrar sus películas, tachan 
su nombre en los carteles correspondientes, 
y tratan de atraer a la gente sólo por el 
mérito de las cintas. Pero ha sido precisa- 
mente la carencia de mérito de éstas lo que 
ocasionó el descenso del citado ídolo popular. 
<?. ■?> 

$1.000,000 se pagó, según se dice, por los 
derechos de filmación de la obra "La ro- 
sa irlandesa de Abie", que es una de las más 
populares de cuantas se han presentado en 
los escenarios norteamericanos en esta épo- 
ca. Por término medio se paga $.5,000 por 
obras más adecuadas para llevar a la pan- 
talla. 



EN el mes de abril se comenzará en Van- 
couver (Canadá) la construcción de los 
vastos estudios en que la Canadian National 
Pictures, Limited, piensa invertir $10,000,000. 
Tendrán una extensión de unas 20 hectáreas 
o sea tres veces mayor que el más extenso 
de cualquier otro país. El nuevo centro ci- 
nematográfico se llamará Cinema City y su 
objeto principal será proveer de películas 
adecuadas al Imperio Británico. Su merca- 
do interior, por consiguiente, contiene una 
población casi cuatro veces mayor que el de 
Hollywood. La empresa canadiense especia- 
lizará en películas instructivas e históricas. 

Febrero, 1928 



Strongfort señala el camino 
hacia un Matrimonio Feliz 




Quiero conferir a cada hombre la más grande ventura : el amor y 
respeto de una buena esposa. 

Si Ud. quiere tener una esposa que lo ame, lo respete y lo ad- 
mire como "el mejor hombre del mundo"; si quiere hijos que sien- 
tan el orgullo de emularle y llamarle "el mejor padre" ; no se case 
Ud. si es un encanijado, un espectro de hombre, un enclenque, ra- 
quítico, neurasténico. Hágase, primero, un hombre vigoroso, digno 
de admiración y respeto ; un hombre fuerte y valeroso que no tema 
a nada ni a nadie, cuya sociedad busquen los demás, que pueda 
ocupar un puesto digno en el mundo de los negocios, y logre éxito 
en cualquier campo de actividad a que se dedique. 

No cometa Ud. el desatino de casarse si le 
faltan vigor, fuerza y salud. 

¡No lo haga! — la aventura es harto arriesgada para que vaya 
uno a lanzarse a ella sin suficiente preparación física y mental. 
No se atreva a dar el paso si no está equipado con un cuerpo vi- 
gorosoo, un sistema muscular bien desarrollado, libre de males que 
menoscaban el vigor ; si sufre aflicciones nerviosas y defectos físi- 
cos. Si Ud. no resulta ser el hombre que ella ve en Ud., pronto 
notará su equivocación fatal, y la perderá Ud. inevitablemente. El 
dk'orcio es, con demasiado frecuencia, justificado, y, allí donde lo 
posponen por evitar el escándalo, sobreviene el dolor, y acaba el 
afecto; sobreviene el odio, y a veces, peores resultados. 

STRONGFORTISMO 
Restaura el poder varonil 

librando el organismo humano de malestares e irregularidades que 
menoscaban su normal funcionamiento. El corazón, los pulmones, 
el hígado, el estómago, el cerebro — todos funcionan a base de har- 
monía y salud. El Strongfortismo restaura esta harmonía ; estimula 
creación de sangre nueva ; fortifica los órganos vitales ; vuelve la 
salud, el vigor, la vitalidad — la habilidad de hacer algo que valga 
la pena y de gozar de las dulzuras de la vida. 



LIONEL STRONGFORT 
Rehabilitador de Hombres 



Quiero enviarle mi j 

LIBRO GRATIS ¡ 

Este libro, profusa- . 

mente ilustrado, dice lo ' 

que puedo hacer por Ud. No desperdicia palabras, j 

Dice la verdad sin ambajes. "Promoción y Conser- | 

ración de la Salud, Fuerza y Energía Mental" mués- | 

tra el camino de la debilidad y los males crónicos ■ 

a la salud y la fuerza. Es inapreciable. Se lo en- j 

viaré a solicitud, mediante el cupón, GRATIS. Pida I 

su ejemplar hoy. I 

STRONGFORT INSTITUTE ! 

Lionel Strongfort, Director i 

Especialista en Cultura Física y Salud . 

Dept. 8171 Newrark, New Jersey, E. U. de A. I 



- — - — — — ——— Consulta Gratis — — — — — — 

Envíe este Cupón 
ABSOLUTAMENTE CONFIDENCIAL 

Sr. Lionel Strongfort, Strongfort lnst;tute, Depto. 8171, 
Newark, N. J., E. U. de A. 

Sírvase enviarme, absolutamente gratis, ejemplar de su 
libro Promoción y Conservación de la Salud, Fuerza y 
Energía Mental." Adjunto 10c. oro (o su eauivalente) 
para cubrir los ga.stos de frantiueo y he marcado con una 
(X) las materias en eme eytoy interesado. 



. .Catarros 


. .Espalda débil 


. .Afecciones 


. .Resfriados 


. .Defectos de la 


pulmonares 


. .Asma 


vista 


. .Hombros 


. .Neuralgia 


. .Reumatismo 


redondeados 


. .Hernia 


. .Nerviosidad 


. .Desórdenes del 


, .Delgadez 


. .Respiración 


estómago 


. .Barros 


corta 


. .Aumento de 


. .Insomnio 


. .Debilidad 


talla 


. .Peso excesivo 


cardíaca 


, .Desarrollo 


. .Constipados 


. .Gran fuerza 


muscular 


Males íntimos 












Edad . 


Opima pi/m 




CaUe . _ .. -- 


Ciudad _ 


■Pilis 





i: 



EQUIPOS DE TEATROS; NUEVOS Y USADOS 



Proyectores, Pantallas, Taquillas, Butacas, Reñectores, Estereopticones, 

Gabinetes de Seguridad para PelícuIaSs Proyectores Portátiles, Cámaras. 

Todo lo concerniente al teatro. — Pida nuestro catálogo y lista de películas. 



MOVíE SUPPLY CO. 644 SO. WABASH ^VE■ CHICAGO. ILLS.Í.U.&. 




Garantizada a ba- 
se de devolución 
del dinero. 



ANTES DESPUÉS 



Medalla de Oí o en 
la Exposición Inter- 
nacional de Inven- 
tores, Nueva York, 
Feb. de 1923. 



fíXmU- £ÍPer/'ecciona<;o-Pat.ntad..CORRECTOR DE NARICES 

Si su nariz es defoi-me, puede hacerla perfecta mediante el COEIÍECTOR DE NAEICES AXITA, En pocas 
semanas, en la intimidad de su hogar, y sin interrupción de sus labores cotidianas, puede remediar sus irre- 
BUlai-idades nasales. No requiere operaciones caras y dolorosas. El CORRECTOTÍ. DE NARICES ANITA co- 
rrige las deformidades nasales mientras uno duerme: rfipida. económica, permanentemente, v sin dolor Hay 
imitaciones inferiores; pero el CORRECTOR DE NARICE.S ANITA es el PERFECCIONADO altamente recomen- 
dado por médicos v cirujanos para correíiir narices fracturadas o deformes. De ajuste antomátieo, no tiene torni- 
llos, ni piezas metálicas. SUAVE. FIRME y PERFECTAirENTE CÓMODO. .';2,000 médicos y pacientes lo alaban 
y recomiendan. Pídase valioso folleto ilustrado GRATIS. 

ANITA CO., 216 Anita Building, Newark, N. J., E. U. de A. 



PÁGINA 187 



CINE-MUNDIAL 



Las superficies viejas lucen como mievas 



EL TINTE DE LUSTRE 
SAPOLIN convierte las 
superficies viejas y gastadas, 
en brillantes y nuevas. Se usa 
en gran escala en obras de 
imadera, armazones de camas, 
aparadores, mesas, armarios, 
y artículos semejantes. Fácil 
de aplicar. Se seca dejando un 
acabado brillante y bonito. 
Manufacturado en una varie- 
dad de colores. 



'Está, hecho de modo que 
puede resistir los di f eren- , 
tes cambios atmosféricoa. 




SAPOL-IN 



OtkNTES GERSTENDORFER. BROS]'— NUEVA 

ESMALTES, TINTES, DORADOS, 



.Inc. 



YORK. É-U.A. 

BARNICES 



LILLIAN GISH no ha renovado su contra- 
to con la Metro. Se dice que, aunque sus 
películas gustan a ciertos públicos por el ar- 
te que las caracteriza, no dan bastantes in- 
gresos a la empresa. 

* * 

LA Paramount quiso comprar los derechos 
de "Tu nombre es Mujer" para filmarla 
con Pola Negri, bajo la dirección de Lubitsch 
y de acuerdo con procedimientos más moder- 
nos que cuando Niblo la hizo con Ramón 
Novarro y Bárbara La Marr. Pero la Me- 
tro no quiso venderlos porque parece ser que 
ella también tiene provectos parecidos. 
<?> ' <?> 

Frangís X. BUSHMAN pronostica que 
dentro de un par de años no habrá es- 
trella que gane más de $1,000 a la semana, 
salvo los actores de género y los cómicos, que 
no pueden ser improvisados por esas fábri- 
cas de artistas que se llaman "estudios". 

'"«'"PL GAUCHO" es atribuido a un tal El- 
J-i ton Thomas. Este nombre es un seu- 
dónimo del mismo Douglas Fairbanks. 

<?> <?, 

EN "La gloriosa Betsy", Andrés de Segu- 
róla ha vuelto a cantar, no obstante 
los votos que había hecho en sentido contra- 
rio. Una parte de la cinta es vitafónica, y 
Seguróla canta en ella la Marsellesa. 

* <¥> 

LA última suegra de Chaplin — Lillian Par- 
ker Spicer — ha pedido el divorcio. Su 
segundo esposo — Robert Spicer — la aban- 
donó en 1924, después de cuatro años de pa- 
ciente vida marital. 




LISTA DE AGENTES EN LOS PAÍSES 
DE HABLA ESPAÑOLA: 

ARGENTINA: Cía. \V'estinÉílion.se ]i^lectrk' Internacional, 
S. A., Avenida de Mayo 1035. J3uenos Aires. Sucursales: 
líaliía líJanea. Córdoba. Mendoza y Rosario. 

BRASIL: Byington & Co., Caixa P. Sao Paulo: Eua Ge- 
neral Cámara No. 05. llío de Janeiro: Santos: Curity- 
ba ; Río Grande do .Sul; Porto Alegre. 

C0L0IV1BIA: Parris & Co., Aptdo. No. (!. Barrannuilla. 

COSTA RICA: Montealegre & Bonilla Sucs., P.O. Box 504. 
San -írtsé. 

CUBA: Thrall Electric Co., Presidente Zayas 27. Ilab.ina. 

CHILE: Morrison & Ce, Casilla 044, Valparaíso: Casi- 
lla 212. Santiago. 

GUATEMALA: Alfredo Herbruger, 8a. Avenida Sur Nú- 
nif-ro f:0, Guatmeala Cítv. 

MÉXICO. D. F.: The General Supply Co.. S. A., A\e. 
T.snhel la ('atóüca No. 51 Bis. Mérida, Yucatán, Julio 
JInline Font. Calle fil. No. 505. 

EL SALVADOR: Dada-Dada & Co.. San Salvador, El 
Sal\:.flor. 

PERÚ: Kmilio V. Waimer y Cía., Aptdo. No. 1123. Lima. 

ISLAS FILIPINAS: Elmac Inc., Electrical & Machlnery 
<■',.. '■,■'.1 Rizal Ave, Manila. 

VENEZUELA: Biez y Cía., Apartado 271, Caracas. 



Dulces Helados 

"Chuparse los dedos de gusto" no será 
un acto de estricto reñnamiento, pero no 
lo podrá \Jd. evitar cuando pruebe un 
exquisito DULCE HELADO pulcramente 
confeccionado en uno de nuestros apara- 
tos refrigeradores. No hay nada más ex- 
quisito, más delicioso, más SANO. Niños 
y adultos saborean con el más grato pla- 
cer estos admirables DULCES congela- 
dos, hechos con substancias absolutamente 
puras. 

Y si además de gustarlos decide Ud. fa- 
bricarlos, entonces entra Ud. en uno de 
los negocios más lucrativos que existen. 
¡Imagínese Ud. una ingeniosa maquinita 
que ocupa poco más espacio que un baúl, 
fabricando sin cesar exquisitos DULCES 
HELADOS cuya venta deja utilidades ne- 
tas imposibles de obtener en ningún otro 
negocio! 

Dondequiera que Ud. vea que venden 
estos ricos DULCES HELADOS, pruébe- 
los; y si desea fabricarlos y ganar dinero 
fácilmente, comuniqúese con nuestro agen- 
te más próximo o escríbanos directamente 
a vuelta de correo. 

Los folletos explicativos que enviamos 
gratis, contienen detalles completos en es- 
pañol de los diversos equipos y de las uti- 
lidades obtenibles. 

BRUNSWICK-KROESCHELL COMPANY 

308D Jersey Avenue, New Brunswick, N.J., E.U.A. 

Cable "Nawatubo", New Brunswick, U.S.A. 

Fabricantes de maquinaria refrigerante y de hacer 

hielo, renombrada en todo el mundo por cspaeio 

de 25 años. 



Febreiio, 1928 



HOWARD HUGHES, el nuevo productor, 
de 23 años de edad, que organizó la em- 
presa Caddo y debutó con un triunfo al pre- 
sentar la primera película "Dos caballeros 
árabes", se ha dedicado al negocio de pelí- 
culas por variar. Sus intereses más impor- 
tantes están vinculados en la industria del 
petróleo, de la que recibe semanariamente un 
montón de miles de dólares. 
<$> * 

HA llegado a Flollywood la joven sueca 
Astride V. Nilsson, de quince años de 
edad, quien viene a vivir con su tía Anna 
Q. Nilsson, a quien se parece notablemente, 
salvo en el color, ya que su tía es rubia, 
mientras que ella es morena. Aunque no se 
dice aiin si se dedicará al cine, es más que 
probable que aproveche las ventajas que le 
ofrecen el parentesco y el parecido con la 
estrella, así como el anuncio que ésta ha he- 
cho del apellido de la familia. 

* <?> 

EL promedio de las edades de las actrices 
de la Metro, inclusive las características, 
es 24 años. Y siendo semejantes las condi- 
ciones que prevalecen en otros estudios, debe 
esa cifra tomarse como una nueva demos- 
tración de que el arte del cine está confec- 
cionado a base de juventud, es decir: de in- 
experiencia. 

* * 

HABLANDO de la actuación de Billy Eu- 
gene en la graciosa película "Roba Cu- 
nas", donde hace de "español", dice un pe^ 
riódico incidentalmente: "En confianza: Bil- 
ly no es español. A pesar de sus frecuentes 
manifestaciones de suave villanía en las ta- 
blas y en la pantalla, generalmente es un 
galán joven que se porta bien." Lo cual da 
una idea muy aproximada del significado 
que el español tiene en el teatro y el cine 

PÁGINA 183 



CINE-MUNDIAL 



norteamericanos, y de la cultura del país en 

que tal concepto está hondamente arraigado. 

<?> <?> 

BEBE DANIELS, completamente restable- 
cida de la influenza que la tuvo postrada 
en cama hasta hac« pocos días, volverá en 
breve a los estudios de la Paramount para 
comenzar la filmación de "Dólares de ma- 
dera". 

<?> <?> 

JOHN E. INCE, director peliculero y ge- 
rente de unas escuelas cinematográficas, 
ha sido demandado por no cumplir las pro- 
mesas que le hizo a la Sra. Mittie Cook con 
el fin de inducirla a inscribirse en dichas es- 
cuelas mediante el pago de cien dólares. Ince 
ha quedado libre bajo fianza. 

MAE MURRAY sigue bailando por los tea- 
tros de cine. Anda ahora por Seattle. 
Gana $5,000 a la semana, y un tanto por 
ciento de las entradas. 



EL maestro español Pedro San Juan, direc- 
tor de la orquesta sinfónica de la Haba- 
na, dirigió la de Los Angeles en un concier- 
to reciente, y fué muy aplaudido. En el pro- 
grama figuraban dos composiciones suyas: 
"Castilla", y "Campesinos". La primera, so- 
bre todo, despertó gran entusiasmo. 

MIENTRAS que Antón "\'averka suele ser 
empleado en los estudios hollywoodenses 
para representar al difrmto emperador Fran- 
cisco José de Austria, a quien se parece ex- 
traordinariamente, el archiduque Leopoldo 
de Austria, sobrino de aquel emperador, no 
pasa de ser un simple "extra". Actualmen- 
te, ambos miembros de la casa imperial to- 
man parte en la filmación de "El hombre que 
ríe": lo mismo el emperador ficticio que el 
archiduque verdadero representan ahora lo- 
res ingleses. Lo cual es un descenso para el 
plebeyo acostumbrado a hacer de monarca, 
y un ascenso para el aristócrata que, hasta 
ahora, ha estado haciendo de esclavo, de tra- 
bajador y de otras cosas no menos distantes 
de su misión en la corte de Austria. Cosas 
de Hollywood, que, en no pocas ocasiones, 
serían semejantes a las de la vida real, si en 
ésta influyese un poco más la justicia. 

* <?> 

SE dice que el director sueco Maurice Sti- 
11er vendió cuanto tenía en Hollywood 
antes de irse para Europa recientemente. Se- 
gún parece, no piensa regresar a los Estados 
Unidos, y se culpa de ello a Greta Garbo. 
La "tentadora" sueca ha estado reproducien- 
do en la vida real "La carne y el demonio", 
sin duelos, sin muertes, sin bodas, con dos 
juguetes humanos: Maurice Stiller y John 
Gilbert. Primero fué novia de Stiller. Des- 
pués lo fué de Gilbert. Un día, se cuenta 
que, estando ella muy amorosamente acom- 
pañada por su novio John, llegó el ex novio 
sueco, cogió a John por un brazo, le sacó 
de la estancia, y volvió después junto a su 
amada a expresarle su amor con dulzura, sin 
el menor reproche, sin la menor alusión al 
contrincante, como si nada hubiera ocurri- 
do. Gilbert, en cambio, se fué a la inspec- 
ción de policía, protestó airadamente, y dur- 
mió encarcelado aquella noche. Algún tiem- 
po después. Greta Garbo y John Gilbert vol- 
vieron a entenderse, y Stiller, perdida toda 
esperanza, optó por irse con la música a otra 
parte. 

Febrero, 1928 




¿Cómo se consigue 
tanta Salud y Felicidad? 



"Sal de Fruta" ENO — he aquí la respuesta. Ella proporciona 
felicidad, bienestar y robosta salud a toda la familia. Todos los días, 
por la mañana antes todo, millares de hombres, mujeres y niños toman 
"Sal de Fruta" ENO porque les da color natural, vigor físico y buena salud general. 
"Sal de Fruta''' ENO hace una bebida sabrosa y refrescante en todo tiempo. 



Preparada Exclusivamente Por 

J. C. ENO, Ltd. 

LONDRES, INGLATERRA 



De venta en todas las farmacias 

"SAL DE FRUTA" 



ENO 



Agentes Exclusivos; 

HAROLD F. RITCHIE &. CO., Inc. 

NUEVA YORK, TORONTO.SYDNEY 





¡AGENTES. ATENCIÓN! 

PINGÜES GANANCIAS 
VENDIENDO NUESTRA FAMOSA CALIDAD DE 

AMPLIFICACIONES 

MARCOS, MEDALLONES, ESPEJOS Y CROMOS 
PRECIO BAJO SERVICIO RÁPIDO 

Agentes de Retratos conocedores de este negocio saben que es casi 
imposible encontrar oti-a casa en existencia que pueda garantizar Am- 
plificaciones de tan alta calidad como las nuestras aun por el doble de 
los precios que en la actualidad cotizamos. 

Pida hoy nuestro catálogo en Español. 
SOLICITAMOS AGENTES EN TODAS PARTES DEL MUNDO. 

L(NDER é)RT COMPANV 



Casa fundada en 1' 
537-47 Washington St. 



9i 
Chicago, E. U. A. 



ESTABLÉZCASE EN UN NEGOCIO PROPIO 




HAY 

1312-25 So. Oakley Avenue, 



OPERANDO UN TALLER "HAYWOOD" 
Para Vulcanizar Neumáticos de Automóviles 

Ud. comprende Qiie los Neumáticos oonstituyea uno de los principales fac- 
tores de gastos en la operación de nn automóvil, y Ud. sabe que si Ud. pu- 
diese hacer algo para que los Neumáticos dura.=;en más tiempo, todo dueño de 
automóviles le pagaría muy bien por sus servicios. 

NOSOTROS PODEMOS ENSEÑARLE COMO HACERLO 
Con esta Máquina y por medio de nuestro tamoso método de compostu- 
ras "Tire Surgery" Ud. puede hacer toda clase de reparaciones en toda clase 
de Neumáticos y cámaras de aire y dará de 8 a 10.000 kilómetros adicio- 
nales de servicio a los Neumáticos averiados que hoy se están desechando 
como inservibles. 

ES UN NEGOCIO DECENTE, AGRADABLE Y MUY LUCRATIVO 
No se necesita ninguna experiencia, nosotros le enseñamos y proveemos con 
la Máquina, herramientas, materiales y todo lo necesario. Solamente se re- 
quiere un pequeño capital. 

Se necesitan Talleres de Vulcanización "HAYWOOD" en todas partes del 
' I\fundo y ésta es su mejor oportunidad para multiplicar sus ingresos y entrar 

en el camino del éxito. 

Escribanos hoy mismo pidiendo info^'maciones. 

W^OOD TIRE EQUIPMENT CO. 

Depto. de Exportación. Chicago, 111., E. U. A. 



PÁGINA 189 



Febrero, 1928 



CINE- MUNDIAL 



PÁGINA 190 




— i Que Sea para Bien! 

— Tiene que ser: es Sal Hepática 

HAY gentes a quienes todo les parece mal: sus 
vidas son una queja constante o una continua 
fuente de coleras. La biliosidad les hace ver la 
existencia con tétricos colores. Desconocen la alegría 
de vivir porque no saben que, sin salud, no hay 
regocijo ninguno y, sin SAL HEPÁTICA, es raro que 
haya salud. 



¡Difunda Ud. buen humor! ¡Desparrame salud! 
¡ Tome SAL HEPÁTICA ! 




¿ALAtPATICA 

Elaborada por los fabricantes de la Pasta Dentífrica IPANA 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



■Vyy 



^f^ ^, 



^ fW 



«%. 




*♦ 



*»» 




fY* 









Retrate a sus niños con una KODAK 



Todas las Kodaks son Autog-ráficas 



Eastman Kodak Company, Rochester, N. Y., U. S. A. 

Kodak Argentina, Ltd., Buenos Aires Kodak Cubana, Ltd., La Habana Kodak Mexicana, Ltd., México, D. F. 
Kodik Brasileira, Ltd., Rio de Janeiro Kodak Chilena, Ltd., Valparaíso Kodak Uruguaya, Ltd., Montevideo 



La Parker DuoSold Escribe 
sin Presión 



(f^ 



La pluma corre sobre el papel apenas 
lo toca --Su cañón es indestructible 



ESTA nueva pluma-fuente Parker 
Duofold es livianísima, no se rom- 
pe, no gotea, ni causa molestia al- 
guna si se le mantiene limpia y con el 
casquete bien ajustado. 

Sin necesidad de presión, la pluma 
Parker Duofold escribe apenas toca el pa- 
pel. La acción capilar y el flujo de tinta 
por gravedad anulan toda presión al es- 
cribir: casi basta el peso de la pluma para 
suministrar el constante flujo de la tinta. 

La eterna pluma de iridio y oro de 14 
quilates tiene un temple tal que cede a 
cualquier estilo de escritura sin torcerse. 

Los casquetes y cañones se fabrican 
ahora con "Permanita", que es irrompi- 
ble. Lanzadas desde aeroplanos y aplas- 
tadas por camiones, las plumas han re- 
sultado sin daño. 

Pruebe usted esta nueva pluma Parker 
Duofold grande y en cañones equilibra- 
dos. Puede elegir cualquiera de los nue- 
vos colores, amarillo de cromo con cas- 
quete negro, verde de jade, azul de la- 
pislázuli y de lustroso negro y oro. 

Pero busque cuidadosamente el sello 
"Geo. S. Parker-DUOFOLD" que llevan 
las legítimas. 



m 



'ft' 



Cordón ^ 
evtra 



'~''%se=Be33?.^-==^"-' 



c^r 



Distribuidores de Plumas-Fuente y Lapiceros Duofold: 



3 tamaños 
6 puntas graduadas 



ARGENTINA 

línrT Píate Supply Co. 
Gaz/.ana v <_'ía.. 
7(5!) Moreno 775. 
Buenos Aires. 

BOLIVIA 

Murillo Hermanos, 

Calle Comercio Nos. 5-7, 

La Paz. 

BRASIL 
Paul .T. ChrLstoph Co., 
ÍJ8 Rúa Ouvidor, 
líío de Janeiro. 

CHILE 
Curphey y Jofre, Ltda., 
Casilla 530, Santiago, 
Casilla 508 V., Valparaíso. 

COLOMBIA 
Zubiria, .Jiménez & Cía., 
Calle 33, No. 190-102, 
Hogotá.. 
ICniilio Royo, "Librería 

Cervantes", 
Apartado de Correos 233, 
liarranquilla. 



Hijos de Augusto Tono, 
Aptdo. Nacional No. 12, 
Cartagena. 

"Librería Restrepo", 
Ilesfrepo Pérez & Co., 
Medellín, 

COSTA RICA 

Costa Rica Jlercantile Co,. 
Apartado 10. San José. 

CUBA 

Unión Comercial de Cuba. 

S. A., 
Mercaderes 14. Habana. 

REP, DOMINICANA 

J. D: Maxwell. 
Santo Domingo. 

DUTCH WEST INDIES 
Marchena & Morón, 
P, O. Box 13, 
Curasao. 

ECUADOR 
V. M. Janer, 
Jalle de Pichincha No. 414. 
Guayaquil. 



GUATEMALA 

Tropical Trading Co. , 
8a. Avenida Sur No. 29, 
Guatemala. 

HONDURAS 

Huber Honduras Co., 
Tegucigalpa. 

ISLAS FILIPINAS 

II. E. Heacock & Co., 
P. O. Box 119, Manila, 
I. Beck, Inc., 
20 Plaza Moraga, Manila. 

MÉXICO 

National Paper & 

Type Co., México, D. F. 

NICARAGUA 
Arthur O. Wallace. 
Managua. 

PERÚ 

National Paper & 

Tyne Company, 
.Santo Toriblo 240 al 206, 
Lima, 



PANAMÁ Y ZONA 
DEL CANAL 

Kelso-.Tordan Sales Co., 
Ma«onlo Temple. 
Cristóbal, 

PUERTO RICO 

National Paper & 

Type Company, 
P. O. Box 345, San Juan. 

SALVADOR 

E. E, Huber Co., 
San Salvador. 



Pablo Ferrando, 
Ü75 Sarandi 681, 
Montevideo. 

VENEZUELA 

L. ^iüsQuera & Company, 

Caracas, 

Villasmll y Cía., 

P. O, Box 235, Alaracaibo. 



tói. 



-»k¿> 




Lo^M)worcios de^ Hollywood 
oMae^ ¿Murray, Tiardsín, (María ^ubau y Ca- 
mila S}uiroga con ídugrdo Quaitsel - Qómo ^ahla 







■ NTIMAX PEMENINAX DE rLEINECT 

Estímulos de Belleza y Apariencia 



Aseo y Pulcritud Personal 

TAS Sobaqueras de Kleinert impiden que los vestidos se 
I manchen _y despidan los olores desagradables del su- 
dor axilar. Vienen en tipos para toda ocasión : pa- 
ra ponerse a los trajes de todos los estilos, y docenas de 
modelos distintos en forma de canesú. 

Para protección de las faldas, lo más indicado son los 
Delantales Sanitarios 3^ las "Santalettes" (en estilo de pan- 
talón), que evitan que se manchen y estrujen las fal- 



\ 



das. 



\ 



\ 



El Paño Sanitario Perfeccionado 
"KEZ" — el Paño Sanitario Perfeccionado tiene 



^ <* \ características exclusivas ; la parte inferior de 

•^^"^o'^X KEZ rechaza la humedad, ofreciendo así 

"^ r¿ <\\ mayor protección; es soluble permitiendo 

^o o"^^ su disposición fácil e higiénicamente; 

'^Jo "^2^ ^stá esterilizado y contiene un deso- 

> -y V^\ 

4^^\ ^\ 



\ 



^^ 



-^-'i'^'^ 



^ 



dorante eficaz — por eso presta se- 

. x^ guridad absoluta. Es de mayor 

^ \ espesor y más absorbente que 

todas las demás clases de 

Paños Sanitarios. 





Factores de Belleza 

Papel "Krinx" para el Cutis, 
suave y absorbente, quita el cold 
cream de la cara, limpiando per- 
fectamente los poros de toda ma- 
teria nociva. Deja la tez sedosa, 
nítida y radiante. El uso cons- 
tante de "Krinx" estimula el 
aseo, la salud y la belleza del cutis. 

Tobilleras Kleinert s — Prendas de Elegancia 

Un método científico y económico 
para reducir los tobillos a su nor- 
mal esbeltez, segura y cómodamente. 
Vienen en colores natural y rosado, 
de manera que pueden llevarse siem- 
pre, sin ser notadas, debajo de la 
media. Recomendadas, también, en 
casos de várices (dilatación de las 
venas). 

Las Fajas Reductoras "Miracle" de Kleinert, para redu- 
cir el Busto y las Cadei^as, no tienen igual; eliminan gra- 
dualmente la grasa superfina y prestan gracia y esbeltez 
al contorno. 

Vienen de piezas separadas y en combinación. 

.j. » 

; OFERTA ESPECIAL .' 

Mándenos el cupón con 10c oro americano o su equivalente y recibirá, a 
correo seguido,unBolsito de Kleinert paraMota dePoIvos con una Mota. 




<*íiiluuuuiliw^ 




REO U 



'^ I. B. KLEINERT RUBBER CO., 485 Fifth Ave., NewYork.U.S.A. 



Marzo, 1928 



CINE- MUNDIAL 



PÁGINA 195 




La Victrola Ortofónica sorprende por 
la naturalidad de su reproducción 



A cualquier hora del día o en 
cualquier época del año, la Vic- 
trola Ortofónica llevará a su 
hogar todo lo que hay de grande 
y bello en el arte de la música, 
reproducido con arreglo a princi- 
pios técnicos exclusivos de la 
Compañía Víctor. La posesión 
de una Victrola Ortofónica equi- 
vale a tener en casa una com- 
pañía completa de ópera, un 
famoso conjunto sinfónico, una 
renombrada orquesta de baile o 
un grupo de grandes concertistas. 
Cierre los ojos y se imaginará 
sin vacilación que todos estos 
artistas tocan o cantan personal- 
mente en su presencia. 

Compruebe la veracidad de 
este aserto escuchando varios 
discos Víctor tocados en la Vic- 
trola Ortofónica. Compare la 
ejecución musical de este instru- 
mento con un aparato corriente 
y luego comprenderá Ud. el 
por qué todo el mundo pide con 




Arriba — La 4-40, un 

modelo muy popular 

de precio módico. 




insistencia este maravilloso 
instrumento. 

La Victrola Ortofónica no 
puede realmente compararse a 




Arriba — La 1-90, un modelo de 

mesa, semi-portátil, a un precio 

módico. 



ninguno de estos aparatos infe- 
riores que solamente duran unos 
meses. La Victrola Ortofónica 
se halla en un plano enteramente 
distinto, ya que es un instrumento 
que dura muchos años y su repro- 
ducción es siempre perfecta. 

Tenemos una gran variedad de 
espléndidos modelos de Víctrolas 
Ortofónicas. Nuestro vendedor 
gustosamente le indicará cuál es 
el más a propósito para satis- 
facer sus deseos y exigencias. Pase 
a verlo hoy mismo. 



La Níieva 



¡ PROTÉJASE 

Solo la Cía 
Víctor fabrica la 
"Victrola 



A/ictrola 



^v 



VÍCTOR TALKING MACHINE CO. 

NO BS LEGITIMA 




Ortofónica 



CAMDEN, NEW JERSEY, E. U. dc A. 
SIN ESTA MARCA 



¡BUSQUELA 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



Marzo, 1928 



CINE- MUNDIAL 



PÁGINA 196 




¿Qué PREFIERE Ud? 

¿VINO ORIDIINARIIO o CIIIIATIEAIUX lliQtlUIEM ? 



11 



Pues así es la difejrencia 
entre^^ el Ginger-Alc_^ 

y el ginger-ale ordinario 

PORQUE su sabor sin igual es fruto de inimitable mezcla del mejor jengibre jamaiquino — 
con limón, lima y azúcar de caña puro, que se añeja debidamente en cubas grandes, como 
los vinos generosos, y luego se diluye en el agua pura y cristalina del famoso manantial Clicquot 
Club. Bebida deliciosa y refrescante, es el único Ginger Ale que se añeja propiamente. Se 
hace con agua pura, — no con agua depurada. 

Si el Ginger Ale Clicquot Club 
Prueba por primera vez, 
De su exquisito sabor 
Prendado quedará usted. 

CVVc(vuo\ CVu\> 

De dos clases -Seco Pálido (PaleDiy) y Dorado (Golden) 

El Ginger-Ale que se Añeja 

CLICQUOT CLUB COMPANY, Millis, Mass., E.U.A. 




Esta tapa y la etique- 
ta Clicquot Club ga- 
rantizan el contenido 
de cada botella. 





Esta tapa y la etique- 
ta Clicquot Club ga- 
rantizan el contenido 
de cada botella. 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



Marzo, 1928 



CINE-MUNDIAL 



PÁGINA 1Q7 



La América Latina 

Sxtiende Cordial nMenvenidct^ 
al Coronel Lindbergh 



> > y* 

Toda la América Latina aclama a este intrépido 
aviador. Afamado ya por su vuelo sin etapas 
desde Nueva York a París, conquista nuevos 
laureles al volar desde Washington a Méjico, 
Guatemala, y otros países latinoamericanos. El 
Cnel. Lindbergh, los Ttes. Costes y Lebrix, el 
Mayor de Pinedo, el Comandante Franco— todos 
son intrépidos precursores de una nueva era 
que hará vecinos cercanos de continentes ahora 
distantes. 



Qyá^l^ COMANDANTE, el au- 
\_^ tomóvil campeón del mundo, 
felicita a los aviadores campeones 
del aire. Este es el automóvil que 
recientemente estableció nuevos 
records mundiales de velocidad y 
resistencia, al recorrer 25.000 mi- 
llas en menos de 23.000 minutos. 

¡Nunca hasta ahora había pre- 
senciado el mundo tan extraor- 
dinaria demostración de energía 
y resistencia! ¡Nada en la tierra 
o en el aire ha recorrido jamás 
tanta distancia a semejante ve- 
locidad! 

Sólo un automóvil construido de 
acuerdo con los más sanos prin- 




cipios de ingeniería y con los me- 
jores aceros, por los mecánicos 
más competentes, podía salir 
triunfante en tan magna prueba. 
Esto prueba sin lugar a dudas 
que, los coches Studebaker son 
capaces de rendir un funciona- 
miento más eficaz y brillante en 
manos de sus proprietarios — cos- 
tándoles menos el comprarlos y 
mantenerlos. 

El Studebaker detenta ahora to- 
dos los records oficiales de veloci- 
dad y resistencia, en la categoría 
de coches de serie con equipo 
completo, sin distinción de fuerza 
o precio. 



STUDEBAKER 

COMANDANTE 

¡2^.000 Millas en Menos de 2^.000 Minutos! 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



IMarzo, 192S 



C I N E - M U N D I A L 



PÁGINA 198 




F//> acabará por completo con las 
moscas y los mosquitos 




DESTRUYE 

Moscas 
Mosquitos 
Polillas 

HormigasChtnches 
Cucarachas 




'ha lata amarilla 
con la faja negra" 



f f 



TODA la gente sabe que las moscas y los mos- 
quitos son una plaga molesta y que propagan 
enfermedades — pero no todos saben que no 
es necesario tolerarlos. ¡ Y no lo es ! No hay que 
resignarse al contacto de una sola mosca o un 
solo mosquito — un solo insecto inmundo de 
cualquier especie que haya en la casa. Basta echar 
Flit con el pulverizador. 

Ylit mata todos los insectos 

El Flit pulverizado mata en seguida cualquier insecto que 
se vea — y lo que es más importante, destruye en sus es- 
condrijos todos los seres malvados que no se ven. Flit 
penetra en todas las rendijas y cavidades en que se anidan 
y crían los insectos, matándolos con sus larvas y huevos. 

Flit es limpio, fácil de usar y 
ofrece toda seguridad. No deja 
manchas. Es inofensivo para las 
personas pero mortífero para 
los insectos. Hay que extirpar 
por completo esta plaga que in- 
festa la casa poniendo en peligro 
la salud sin que haya necesidad. 
Compre Ud. una lata de Flit hoy 
mismo— de venta en todas partes. 




enlístese en la guardia de la salud 



T9 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



Marzo, 1928 



CINE-MUNDIAL 



PÁGINA 199 



UN FERROCARRIL SIN VIA RECORRE LA AMERICA DEL SUR 



Dos Máquinas de Escribir Remington 

Portátiles forman el equipo Oficial 

del Primer Tren sin Carril que ahora 

Recorre Sud América. 



SIN duda que Ud. ha oído hablar del Primer Tren sin Vía 
que recorrió los Estados Unidos, fué embarcado a Eu- 
ropa y después de cuarenta semanas de turismo por las 
principales ciudades europeas ha ido a la América del Sur e 
iniciado su viaje por todo el continente. 

Casi todas las estrellas cinematográficas norteamericanas 
han viajado en el "Pullman" de ese tren equipado con todo 
lujo. Lleva un radioreceptor para entretenimiento y dos 
Máquinas de Escribir Remington Portátiles para escribir la 
correspondencia mientras el tren vuela por las carreteras 
del continente. 

Se eligió oficialmente la Remington Portátil por su conve- 
niencia, por su resistencia y porque puede confiarse en 
ella. 

Averigüe en los diarios locales qué día llegará el tren a su 
pueblo. Desde la plataforma del "Pullman" se distribuirán 
postales con la fotografía del tren, — obsequio de la Re- 
mington Typewriter Company. 

Remington 



MAQUINA DE ESCRIBIR PORTÁTIL 





El Primer Tren sin Carril, 
en Londres, Inglaterra. 



La Remington Portátil es una maquinita ma- 
ravillosa. Es la máquina de escribir portátil 
más ligera, más rápida, más com,pacta y más 
digna de confianza que se fabrica. Tiene todas 
las ventajas de la máquina de escribir grande 
de oficina, y además es portátil. 

La Remington Typewriter Company está fa- 
bricando m,áquinas de escribir desde hace cin- 
cuenta años; es la fábrica más antigua de su 
clase en todo el mundo. 

Llene y envíenos el cupán y le remitiremos fo- 
lleto ilustrado que describe la Remington Por- 
tátil. 



REMINGTON TYPEWRITER 
COMPANY 

División of Remington Rand 

374 Broadway, New York, U. S. A. 

Muy Sres. míos: 

Sírvanse enviarme el folleto ilustrado que 
describe la máquina de escribir 
Portátil. 



Remington 



Nombre , 



Dirección . 
Ciudad . . . 
País 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



M-\RZO, 192S 



C I N E - M U N D I A L 



PÁGINA 200 



SE ANUNCIA "EL VICTORIA" 

Nuevo Dodge De Seis Cilindros 




Este automóvil es una victoria de 
previsión técnica, pues en muchos 
atributos fundamentales se halla 
años adelantado a su tiempo. 

Dos principios revolucionarios dis- 
tinguen el auto "Victoria" de todos 
los demás automóviles del mundo. 

1. Por primera vez desde la inven- 
ción del automóvil, se encuentran, 
para el "Victoria", el chasis y la 
carrocería en conjunto íntegro. El 
bastidor amplio y profundo del 
chasis del "Victoria", al ras de los 
costados, reemplaza los umbrales 
corrientes de carrocería. 

2. Por primera vez en los anales 
de la industria automotriz se aplica 



al automóvil la construcción carac- 
terística de los buques de guerra 
(es decir, doble pared de acero). 

El resultado de éstas y de otras 
innovaciones fundamentales es sor- 
prendente por su efecto profundo 
sobre cada fase del valor intrínseco 
del vehículo automóvil moderno — 
belleza, comodidad, seguridad, fir- 
meza y sobre todo, funciona- 
miento. 

El "Victoria", el fino coche de cuatro 
cilindros, la serie mayor de seis cilin- 
dros — hay por fin un automóvil 
Dodge Brothers para cada gusto y 
para todo requisito, hecho a con- 
ciencia en respuesta fiel a los ideales 
del presente y del futuro. 



DDDBE- BRDTHERS, INC 

DETROIT. U. 5. A. 




AUTDMDVI 

DDO GE- BROTHBRS 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



Ikhi 



©Cl B 7656 9 4 J^ 
CINE-MUNDIAL, revista mensual ilus- 
trada, con oficina de redacción y admi- 
nistración en 516 Fijth Avenue, Nueva 
York. Publicada por la CASA EDITO- 
RIAL DE CHALMERS, empresa jun- 
dada por J. F. Chalmers, Presidente; A. 
J. Chalmers, Vice-Presidente; J. P. Chal- 
mers, Sr., Vice-Presidente; E. J. Chal- 
mers, Secretario y Tesorero; todos con 
despacho en la dirección antes citada. 

IDirector: 

^. Qarcía Ortega 



Volumen XIII 

Núm. 3 ^ 

Marzo, 1928' 




Los tres rien a mandíbula batiente, pero 
siempre resulta más artística la dentadu- 
ra de June Collyn, que aparece en "Las 
Odio a Todas", cinta de Fox. 



Sumario 



El Barrio Francés de Nueva York 202 

Por Luis Usabal 

En Broadway 203 

Por Jorge Hermida 

La Suerte de Jackie 207 

Por Marco Aurelio Galindo 

Lluvia de Estrellas 208 

Por Eduardo Guaitsel 

Divorcios Hollywoodenses 210 

Por Baltasar Fernández Cué 

Fifí entre los Rabílenos 213 

Por Luis Antonio de Vega 

Cómo Habla Hoy Ludendorff 214 

Por W. Stephen Bush 



Hollywood ve Nacer Nuevas Estrellas.... 215 
Por Don Q. 

¿ Será Verdad ? 218 

Por Rafael de Zayas Enríquez 

Nuestra Opinión 219 

Trofeos de Tennis y Remo en Argentina 221 
Por Narciso Robledal 

Menudean Congresos en la Habana 223 

Por Luis García Ortega 

En Méjico ,. 225 

Por Epifanio Ricardo Soto 

Montevideo, Perla del Plata 227 

Por Adelardo Fernández Arias 

Argentina contra Uruguay 228 



En las Pantallas y Tablas de Madrid 230 

Por Eduardo Quiñones 

Ca, C'Est París 235 

Por Ceferino R. Avecilla 

Preguntas y Respuestas 236 

Consultas Grafológicas 242 

Por F. Giménez 

Cuentos Verídicos - 244 

De mi Estafeta 246 

El Coro del Vaticano 250 

Por J. M. Bada 

El Estreno de "La Villana" 256 

Por Carmen de Burgos (Colombine) 

Charlas Femeninas 258 

Por Elena de la Torre 



Revista mensual ilustrada de Arte, Letras y diversiones de toda clase. Circula dondequiera que se habla español o portugués. Precios — en España y Portugal: 15 pese- 
tas la subscripción anual: $1.50 peseta el número suelto. En Argrentina, Chile, Uruguay y Paraguay; $5.00 moneda argentina por subscripción anual; 50 centavos mo- 
neda argentina el número suelto. En el resto del mundo: $2.00 oro norteamericano por la subscripción anual y 20 centavos oro norteamericano por el número suelto. 



CASA EDITORIAL DE CHALMERS 

516 Fifth Avenue, Nueva York, E. U. A. 



imssf 



CINE-MUNDIAL 



SI barrio francés de Mueva yor\ 



'"Sj "^j '^j '\) ''Vj 'V.j '\) '^j f\í 



Tor Luis Usahal 




Marzo, 1928 



PÁGINA 202 



C I N E - M U N D I A L 




tu -^ V 



LA temporada invernal es un éxito. 
Los teatros y cines se llenan noche tras 
noche y hay público en exceso para toda cla- 
se de espectáculos. 

Las obras, buenas y malas, se sostienen en 
el cartel y hasta la fecha sólo se registra un 
fracaso monetario — el de una compañía cu- 
ya empresa, en un lapsus de generosidad, tu- 
vo la ocurrencia de asociarse conmigo. 

POR supuesto, hay el caso de "La escale- 
ra", drama basado en la teoría de la re- 
encarnación, que lleva varios meses dándose 
gratuitamente en uno de los buenos teatros 
neoyorquinos. 

Al principio, cuando era necesario com- 
prar los billetes, el público se mantuvo a dis- 
tancia; pero una noche el multimillonario 
Edgar B. Davis, que comulga en esa doc- 
trina desde el último viaje que hizo a la In- 
dia, mandó cerrar la taquilla y que le car- 
garan todos los gastos. 

Ya le ha costado la broma setecientos niil 
dólares, pero sigue tan satisfecho. 

Resulta difícil calificar una obra capaz de 
conquistarse seme.iante caballo blanco. 

* * * 

FLORECEN las revistas teatrales a base de 
muchachas guapas y ligeras de ropa, que, 
por los resultados, es plato del que no se can- 
sará el público por algunos años. 

Hace poco, en el mismo local, ensayaban 
una compañía española y otra norteameri- 
cana. 

Observando a los artistas pude darme 
cuenta de una gran diferencia, y el director 
del elenco español también notó algo. 

— ¿De dónde sacan tantas mujeres boni- 
tas y tan bien desarrolladas? — me dijo — . 
¡No en balde los teatros están siempre lle- 
nos aquí! 

* * * 

ES menester valerse de amistades para ob- 
tener asientos en la ópera, y me conta- 
ba uno de los taquilleros del "Madison Squa- 
re Carden" que durante las carreras de bi- 
cicleta hubo veces en que se quedaron cor- 
tos con los ocho mil dólares que recibían a 
diario para el cambio. 

Por Broadway cada vez hay más luces, son 
mayores las filas a las puertas de los tea- 
tros y tan grande es el gentío que tiene uno 
que moverse a paso de tortuga. 

Se llena hasta un local en que exhiben 
unos veinte cuadros de un pintor alemán que 
reflejan las cosas que hacían los curas en 
España durante la Inquisición - — escenas de 
tormentos horribles que dejan aterrorizado 
al espectador. 

La noche que estuve allí, frente a una pin- 
tura en que un sacerdote arranca de cuajo. 

Marzo, 1928 



con unas tenazas, los pechos 
oí decir a una niiicliacha: 

— Lo que más miedo me da es que todo 
eso sucedió. 

* * * 

YA lo creo. 
Es casi seguro que sucedería hoy mis- 
mo si les dieran rienda suelta a los fanáticos. 

No he oído hablar de arrancar pechos úl- 
timamente, pero me consta que en Tejas, por 
jugar a la baraja en domingo, un individuo 
fué condenado a trabajos forzados y lo ma- 
taron a palos. 

; Las barrabasüHíis que cometerían, com'cn- 
ctdos de hacer bien, inniímeros señores de 



Q^^^#^ 



una mujer, ideas fijas que andan sueltos por el mundo! 



* <3- <> 

TAMBIÉN hacen su agosto los "clubs noc- 
turnos", establecimientos a donde se su- 
pone que sólo pueden entrar los socios, ves- 
tidos de rigurosa etiqueta, y en los que se 
bebe todo lo proh'bido por la Constitución. 

El lujo en ellos es regio, y de primera ca- 
tegoría las orquestas y grupos de artistas: 
las cuentas son enormes 3' se van cien pesos 
en lo que aletea una mosca. 

<»• <^ * 

ENTRE todos los éxitos, el más personal y 
rotundo ha sido el del guitarrista espa- 




Tres generaciones de Ford: Henry, el padre; Edsel, su hijo, u los dos mocosos nietos del primero. 
Como parte esencial de la familia, el nuevo tuto, acabado de lanzar por esas carreteras de Dios. 

PÁGINA 203 



CINE-MUNDIAL 



LA ACTUALIDAD EN 
NORTEAMÉRICA 



Fotos 
International Newsrecl 




El General Augiixlo SanrJino. que ha 
atraído sobre sus fuerzas en Nica- 
royua a varios miles de soldados de 
infantería de marina norteamericana. 



Parte, no grande por cier- 
to, de los trofeos concedi- 
dos a Lindbergh en Euro- 
pa u en su país, y expues- 
tos en San Luis Missouri. 



William Randolph Hearst, 
en medio de la Comisión 
investigadora del Congre- 
so norteamericano que lo 
interrogó respecto a la pu- 
blicación en sus periódi- 
cos de documentos que 
atribuían a Calles mane- 
jos sospechosos y que des- 
pués resultaron espurios. 



Marzo, 1928 



PÁGINA 204 



Ik». 



■■Uíi 



CINE-MUNDIAL 




¡nstanlánea de la deslucida pelea entre Jack Shar- 

key y Tom Heeney, ocurrida en Nueva York el 

mes pasado y que terminó en empate. 



Final de la pelea entre Tommu 
Loughran, campeón de Í75 li- 
bras, y Jimmy Slatterg, celebra- 
da en el "Madison Square Car- 
den" de Nueva York. El juez 
levanta el brazo a Loughran en 
señal de triunfo. 





Canzoneri y Tay- 
lor disputándose 
en Nueva York el 
campeonato de 122 
Ibs. Ganó el pri- 
m ro. 



Jack Delaney derrota decisivamente a Paul Ber- 

lenbach en Chicago. El "knock-out" ocurrió en 

el sexto asalto. 



Tod Morgan, campeón de 130 libras, rueda sobre la lona al iniciar 
su lucha con Glick, que terminó en el décimo cuarto asalto a favor 
del campeón. Glick fué descalificado por asestar varios golpes bajos. 

(Fotografías de In- 
ternational Ncívsreel) 



ñol Segovia, que levantó en vilo en el "Tovvri 
Hall" al público y la crítica de Nueva York. 

* * O 

SE habla mucho de Lindbergh, que siempre 
realiza lo que se propone, y del nicara- 
güense Augusto Sandino, hacia quien los yan- 
quis empiezan a sentir una especie de admi- 
ración que no saben ocultar. 

Los diarios conservadores le llaman "ban- 
dido", según prescribe la Secretaría de Esta- 
do en Washington; los liberales, "el cabeci- 
lla rebelde"; y los radicales, "el héroe". 

* i> i> 

AMR. KELLOGG, que dirige nuestra polí- 
tica exterior, también le están llaman- 
do diferentes nombres. 

* <> * 

A PROPOSITO: los diarios de la América 
Hispana deseosos de que sus editoriales 
se reproduzcan en los Estados Unidos no tie- 
nen más que aludir al '"Coloso del Norte" 
una o varias veces. 

La frasecita tiene un efecto mágico. 
Cada vez que un yanqui se entera de que 



para alguien su país es "El coloso del Norte" 
se pone como un chiquillo con zapatos nue- 
vos. 

<> <í i> 

ESTOS modos diversos de ver las cosas re- 
cuerdan una anécdota que acaba de pu- 
blicarse. 

Mr. Coolidge se educó en la Universidad 
de Amherst, y, al ser electo Gobernador del 
Estado de Massachussetts, dicen que uno de 
sus compañeros se apresuró a felicitarle. 

La respuesta de Mr. Coolidge empezaba en 
esta forma: 

Estimado Jaime : 

Poco después, ya en la vicepresidencia, el 
antiguo estudiante volvió a escribirle. Mr. 
Coolidge le contestó en seguida empezando 
así la carta: 

Estimado Brown: 

Al año, fallece Mr. Harding, Mr. Coolidge 
sube a la presidencia y Jaime Brown le fe- 
licita de nuevo. 

El acuse de recibo fué característico. Co- 
menzaba. . . 

Estimado condiscípulo: 



Veremos qué título se le ocurre a Mr. 
Coolidge si lo reeligen el año próximo. 

Tal vez "ser viviente", "conciudadano", 
"semejante" o algo por el estilo. 

CONTINÚAN en auge los dibujos moder- 
nistas y las publicaciones que viven, cir- 
culan y consiguen anuncios atacando las ins- 
tituciones y puntos de vista que hasta hace 
poco eran sagrados para el norteamericano. 
El espíritu de crítica hacia las cosas en 
que descansa la grandeza material de los 
Estados Unidos se extiende entre la gente 
culta y la que aspira a serlo. 

CON motivo de la reciente catástrofe naval, 
un semanario famoso acaba de publicar 
un artículo titulado "¡ Qué marina !", en cu- 
yo primer párrafo hay tela de sobra para 
que toda la redacción hubiera ido a la cár- 
cel hace cinco años. 

Hay literatos que cobran por reírse de la 
Constitución — por reírse hasta de Washing- 
ton y Monroe. 



Marzo, 1928 



PÁGINA 205 



CINE-MUNDIAL 



Los Artistas Españoles en Nueva York 




Bon. el caricaturista his- 
pano, colaborador nues- 
tro, en su estudio de 
Barcelona. Representa en 
este pais a los aríi5'a.v 
sus compatriotas que 
han exhibido 
sus cuadros en 
Nueva York . 
Bon colabora, 
durante su es- 
tancia aqui, en 
numerosas re- 
vistas de habla 
inglesa , donde 
su estilo V su 
talento se des- 
tacan. 



Tres de los cuadros exhibidos en Nueva York por artis- 
tas españoles. í>on de Roberto, de Hohenleiter y de 
Guillen, respectivamente. 




La burla tiene, por el momento, el centro 
de la escena. 

i> i> i> 

EMPIEZA a notarse decadencia en las gran- 
des agrupaciones industriales. 

Tal vez se trate de algo pasajero, origi- 
nado por el crecimiento anormal de los úl- 
timos años de la guerra, pero es un hecho 
que muchas empresas se están desmoronan- 
do bajo su propio peso y, a simple vista, la 
causa parece estar en el afán de expansión 
que existe en el país. 

Todo norteamericano, y más aún todo ex- 
tranjero que ha tenido un poco de suerte 
por aquí, se cree un organizador privilegiado. 

Es el eterno deseo de vivir sin trabajar, 
o, mejor dicho, de vivir bien con el fruto 
del trabajo ajeno. 

Los que en otros sitios aspiran a medrar 
a costa del gobierno, o del juego, o explo- 
tando el físico, en los Estados Unidos se 
creen segundos Ford, Morgan, o Rockefeller 
y se empeñan en ensanchar algún negocio. 

El panadero no se conforma con una pa- 
nadería y aspira a tener veinte, y a diario 
se vienen abajo centenares de negocios por 
meterse a abarcar demasiado. 

EN" cuanto a la política, por ahora van a 
la cabeza Hoover, entre los republicanos. 

Marzo, 1928 



y Smith entre los demócratas. 

Lo de Coolidge sigue en statu-quo. 

Es decir: sigue peor. No quiero pecar de 
irrespetuoso, pero lo cierto es que cuando 
dijo la primera vez que no sería candidato, 
la gente dudó, y, ahora que ha repetido la 
negativa, todo el mundo parece convencido 
de que no soltará la presidencia. 

Los mangoneos electorales de Norte Amé- 
rica han sido siempre para mí algo misterio- 
so, y los de la campaña que se avecina más 
enrevesados que nunca. 

De modo que ustedes están tan enterados 
como yo. 

Lo único cierto es que sus paisanos con- 
tinúan traduciendo las declaraciones de Mr. 
Coolidge, como si las hubiera hecho en grie- 
go o latín. 

Y que el Presidente, en vez de hablar cla- 
ro, ha hecho uso de frases y giros que se 
prestan a múltiples interpretaciones. 

* <* <f 

PARA terminar. 
1928 empieza con una nueva profesión: 
la de "Consejero de Relaciones Públicas", 
hoy reconocida y aceptada en toda Norte 
América. 

Rockefeller mantiene uno de estos seño- 
res, Morgan otro, Ford otro, Lindbergh otro 



más. En fin, todo liombre o institución que 
descuella cuenta con uno o más de esos adi- 
tamentos. 

La misión del "Consejero" consiste en ser- 
vir de barrera entre el personaje o la em- 
presa que le paga y el público, así como la 
de crear buena atmósfera obteniendo la pu- 
blicación de sueltos y artículos favorables. 

¡Hay que ver la importancia que se dan 
algunos antiguos "agentes de publicidad" con 
el nuevo título que se han adjudicado! 

Hace poco vino a verme un ex-compañero 
de fatigas y redacción j', con aire solemne, 
me alargó su tarjeta. 

Debajo del nombre se leía: 

CONSEJERO DE RELACIONES 
PUBLICAS 

Después, la dirección y el teléfono y, más 
abajo, las siguientes palabras: EXPANSIÓN 
DE NEGOCIOS — MERCANTILIZACION 
MODERNA. Al fondo, en letra grande cur- 
siva, este lema cabalístico: "Desde el concep- 
to hasta el parroquiano". 

— Bueno, ¿y esas martingalas qué quie- 
ren decir.'- — le pregunté. 

— Quieren decir — me dijo — que la sema- 
na pasada me gané doscientos cincuenta dó- 
lares. 

Jorge Hermida. 

PÁGINA 206 



MI 



CINE-MUNDIAL 



LA 

SUERTE 

DE 

J A C K I E 

Por Marco 
Aurelio Galindo 



^^'^ os detenemos a reflexionar sobre la 
JJ%H suerte corrida por Jackie, milagroso 
^^^ chiquillo, con larga melancolía, si 
nos agregamos a aquellos que han 
sido capaces de apreciar la estabilidad de 
sus inquietantes méritos de minúsculo y gran- 
de actor dramático. Porque, seguramente, 
Jackie Coogan es un gran actor, no apenas 
ahora, por estos días en que los años acu- 
mulados sobre su cabeza, millonaria y desilu- 
sionada, réstanle simpatías y admiraciones 
en ánimo de esas sentimentalonas espectado- 
ras superficiales que quisieran embobarse an- 
te la sobresaltante y envidiable precocidad 
del muchacho. Jackie es un gran actor, no 
apenas ahora, sino, acabadamente, desde 
anteayer, la fecha, lejana pero inolvidada, en 
que Mr. Charles Chaplin hubo de lanzarle en 
una comedia doblemente reveladora. 

El destino a que Jackie Coogan se ha vis- 
to precipitado, mal de su grado, sin duda, es 
el propio que ha cabido a tantos intérpretes 
cinemáticos, pero cuando se trata de su caso, 
lo tenemos por tanto más lamentable por 
cuanto Master Jackie es una de las más no- 
bles y de las más legítimas revelaciones de 
la pantalla. 

Jackie Coogan es un intérprete genuino, 
con gesto penetrante y contagioso, riqueza 
emocional, una vasta intuición dramática y 
superabundancia de ingenua espontaneidad 
en el gesto, en la actitud y en la intención. 
Y es, bajo todo eso, ante todo eso, a despe- 
cho de cuanto enumeramos — por ciianto enu- 
meramos—, íntegramente niño. Un niño pa- 
ra vivir limpia, pura, sanguíneamente la exis- 
tencia de niños verdaderos, sabiamente in- 
concientes, inocentemente malignos, agresi- 
vamente mentirosos, estrictamente sinceros. 
Para vivir niños cobardes o valientes, tor- 
pes o despiertos, malos o generosos, sin dolo 
o sin piedad, limpios de corazón o falsos de 
pensamiento, pero niños siempre, inconcien- 
tes de su bondad o de su malicia, de sus pe- 
cados o de sus virtudes: naturales, impulsi- 
vos, inquietos, pujantes, imaginativos, huma- 
nos. 

Pero la Metro-Goldwyn-Mayer nos ha es- 
tropeado a este milagro de dinámica expre- 
sión y de invariable sinceridad. A este niño 
cuyo talento reclamaba de él dar vida a otros 
niños — mejores que él mismo, porque hu- 
bieran sido más niños — , le forzaron a en- 
sayar la creación de chiquillos poseídos de 
almas sin fuego propio ni perdurable, niños 
heroicos que acometen empresas heroicas de 
méritos dudosos, pequeños personajes sin co- 
lor y sin sangre, muchachillos demasiado ge- 
nerosos, demasiado audaces, demasiado ma- 
ñosos; de sobra inteligentes, en demasía ab- 
negados; para que podamos, siquiera por 

Marzo, 1928 




un instante fugaz e inapreciable, percibir en 
ellos un aliento de verdad. 

Los héroes de Jackie Coogan... Les ha- 
bríamos olvidado ya si no fuera que nos irri- 
tará para siempre la significación que han 
tenido en la carrera misma de Master Jac- 
kie. Capaces de todos los sacrificios, dueños 
de todas las virtudes, encarnizados enemigos 
del mal, apóstoles orgullosos del bien; los 
héroes de Jackie Coogan no han conseguido 
provocarnos a otra cosa, cerca de la desbo- 
cada admiración de las señoras, que a una 
rencorosa desconfianza, como que nos molie- 
ra la sangre encontrarles tan virtuosos y 
tan nobles cuando nos sabemos de hombres 
y nos supimos de niños bochornosamente ti- 
moratos, pecadores y mentirosos, vergonzo- 
samente sordos a los desvelos maternales, 
verdaderos demonios indiminutivizables. 

Ni por un instante pensamos culpar a 
Jackie. Poseedor de las capacidades y del 
talento, del gesto y de la honradez emocio- 
nal; Jackie Coogan podría habernos regala- 
do los ojos y el corazón con el espectáculo 
de un chiquillo viviendo la existencia preci- 
pitada, fecunda y loca de un chiquillo sin 
pretensiones de ser otra cosa. . . a menos que 
fuese "en juego", que entonces se es más 
chiquillo en el deseo de ser general, bombero 
o Ivindbergh. Jackie Coogan ha visto caer 
tras sí los mejores años de su vida como in- 
térprete cinematográfico sin haber conmo- 
vido una vez más nuestra retina y cuanto de 



bueno podamos llevar con nosotros según lo 
hiciera cuando diera vida, a los cuatro años 
esforzadamente cumplidos, al correlón y en- 
cantador compañero de Chaplin en "El Chi- 
quillo". Nos ha enviado una serie de mucha- 
chillos tan faltos de espíritu, de personali- 
dad, de armadura, como han sido dueños, en 
más de la cuenta, de heroico impulsivismo. 

No, no hay que culpar a Jackie, que por 
su parte se esforzara, con toda nobleza, en 
proveer a sus artificiosos personajes de la 
necesaria humanidad. Bien que acertamos a 
desentrañar las responsabilidades que por su 
perdición recaen sobre la Metro-Goldwyn- 
Mayer, cuyos directores presentaran al es- 
pléndido niño en esa cadena de endebles ca- 
racterizaciones. En sus manos estuvo un mu- 
chacho de raro talento, excepcionalmente 
preparado para hacer obra relevante en el 
libro en sombras, y lejos de guiarlo, de cui- 
dar de sus capacidades y de su intuición, de 
colaborar con él a la creación de obra seme- 
jante; los directores de la M-G-M nos lo die- 
ron interpretando dramitas convencionales y 
lacrimosos, excesivamente truculentos y con 
exceso heroicos, buscando no más que lucrar 
con los méritos del chiquillo al halagar las 
aficiones de un público de solteronas cuyos 
maternales instintos desbórdanse sobre un 
perro, un gato o un papagayo y ven una 
justificación de hacerlo así en la desoladora 
verdad de que, en la vida, los hijos que hu- 
(Contim'ta en ¡a página 251) 

P.4GINA 207 



CINE-MUNDIAL 



LLUVIA DE ESTRELLAS 

Por Eduardo Guaitsel 



A MI vida se le 
están quitan- 
do las com- 
plicaciones. 
No tengo más que que- 
darme en la redacción 
y ¡ zas ! comienzan a 
caer astros. 

El aguacero estelar 
comenzó una tarde y 
comenzó mal: toda la 
redacción se había 
marchado a la calle 
con distintas "misio- 
nes" (léase mentiras) 
y por distintos rum- 
bos y yo, incauto de 
mí, estaba a solas con 

el Director empeñado en echarme discursos 
moralistas de principio de año. En lo más 
interesante iba de sus sesudas reflexiones, 
cuando llegó un su compadre a invitarlo a 
una taza de té. 

— Vuelvo dentro de veinte minutos, Guait- 
sel — me explicó — . Estoy esperando a Ma- 
ría Tubau y quiero presentársela. Hágame 
el favor de aguardarla en mi nombre y, si 
llega antes que yo, que me espere. 

Y me quedé solo, como los matadores en 
la última suerte. 

Unos instantes despué.s, la telefonista me 
avisó desde el vestíbulo: 

■ — Aquí está una señora. . . 

— í Guapa? 

— ¿Y a Ud. qué le importa? 

Yo inspiro menos respeto que una cuca- 
racha, y a las telefonistas, mucho menos. 




Mae Murray, que se dedica ahora a bailar en los 

teatros y que proyecta una jira artística por la 

América Española. 

— Pues si no me importa ¿para qué me lo 
avisa? 

— Para que le hable en castellano. 

— Que pase. 

Y me preparé a recibir a María Tubau. 

En efecto, seguida de dos caballeros, se 
me presentó... Camila Quiroga. 

Por fortuna para mí, que no conocía a 
ninguna de las dos, su esposo hizo las pre- 
sentaciones apenas llegó a mi presencia. Y 
a fin de no perder tiempo, inicié sin más ni 
más una entrevista. 

— Cuénteme Ud. — apunté — de su tempo- 
rada. . . 

En ese instante sonó el teléfono: 



— ¿El señor Direc- 
tor? — dijo una voz. 

— No está. 

— ¿A qué' hora vuel- 
ve? 

Y yo, que siempre 
ando creyendo que las 
gentes son puntuales e 
invariablemente me 
ando equivocando, res- 
pondí: 

— Dentro de un 
cuarto de hora. 

Y volvimos a que- 
dar en paz. Reanudé, 
pues: 

— Señora Quiroga, 
tenga Ud. la bondad... 

Campanillazo telefónico otra vez. Camila 
tose; su consorte cambia de silla y el otro 
caballero tararea. . . 

Por teléfono: "Aquí está otra señora... 
guapa". 

— ¿Me importa ahora? 

Inmediatamente recibo en el tímpano un 
choque eléctrico, con ronquidos, silbidos y 
zumbidos incoherentes. 

— Con permiso ■ — • explico a la concurren- 
cia — tengo que ir a recibir a María Tubau, 
que está en el vestíbulo. 

Esta vez sí era María Tubau. Me dice que 
viene a ver a mi patrón y no a mí; y que 
esperará hasta que llegue. . . ahí, en el ves- 
tíbulo. Le doy unas revistas para que se en- 
tretenga y la dejo al amparo de la telefo- 
nista, que aprovecha la ocasión para sacarme 
la lengua. 



Marzo, 1928 



PÁGINA 208 



CINE-M UNDIAL 



Otra vez en presencia de Camila, avanza 
la conversación hasta el grado de enumerar 
sus triunfos en Méjico y en la Habana y 
ya comenzaba a tomar apuntes, cuando el 
condenado teléfono sonó nuevamente. 

— ¿El señor Director? 

- — No está. 

— ¿Pues no quedamos en que estaría en 
un cuarto de hora? 

— Sí quedamos, pero eso fué entre Ud. y 
yo. El, aparentemente, no estaba enterado 
del convenio, puesto que sigue sin venir. . . 

— ¿Se puede saber quién es el gracioso que 
habla? 

Yo, en casos así, siempre doy el nombre 
del Respondedor. Pero esta vez me limité a 




sugerir que, en ausencia del jefe, yo podría 
trasmitirle el recado . . . 

• — ¡¡Este es asunto personal!! — me repli- 
caron, con acompañamiento de nuevos cho- 
ques eléctricos. Y volví al interrogatorio. Ya 
el esposo de Camila se había puesto en pie 
y el otro señor recitaba versos, muy bonitos 
por cierto, mientras Camila paseaba sus 
grandes ojos soñadores por las lívidas pare- 
des del aposento oloroso a colillas. 

Enjugúeme el sudor, puse sonrisa de co- 
nejo y me dispuse a hacer nuevas pregun- 
tas. . . pero el teléfono se estremeció de nue- 
vo con campanillazos impertinentes: 

- — Aquí está otra señora. . . 

"Como movidos por un resorte" se levan- 
taron todos los presentes y, muy amablemen- 
te, muy cortésmente, muy finamente, se des- 
pidieron de mí. Camila, su esposo y el ca- 
ballero anónimo me dejaron otra vez con mis 
pensamientos y mi teléfono... 

Marzo, 1928 



Narcisín tal como es y — • 
a derecha e izquierda — 
en dos caracterizaciones 
típicas. El diminuto as- 
tro representó sólo en 
Buenos Aires y sólo en 
un papel, aparte de los 
muchos otros que inter- 
preta maravillosamente , 
seiscientas noches. 



Todo tiene fin en este 
mundo. Hasta mi pacien- 
cia. Sin más ni más, re- 
querí mis numerosas pren- 
das de vestir y me marché 
a mi casa por el ascensor 
de escape. 

Al día siguiente, el Di- 
rector me espetó uno de 
los rapapolvos más elo- 
cuentes y expresivos que haya yo escuchado 
de sus labios. Y eso que he escuchado mu- 
chos. En substancia, quería que disipara j^o 
esta duda de su espíritu: 

— ¿Por qué diablos me había yo ido a mi 
casa cuando él • — el Director — se había to- 
mado el trabajo de traerme a María Tubau 
para que le hiciera una entrevista? 

Cuando le contesté que "se lo preguntara 
a la telefonista", se quedó mudo de la rabia. 
Tan mudo, que no ha vuelto a dirigirme la 
palabra desde entonces. 

Pero estaba de Dios que siguieran vinien- 
do estrellas. En la misma semana en que 
nos visitaron Camila y María, se entró por 
estas estrechas puertas Mae Murray, toda ru- 
bia y envuelta en un abrigo precioso: 

— Me lo llevo a comer, que quiero presen- 
tarle a mi marido... 
Y allá fuimos. 
"Allá" era el Hotel Plaza, todo de már- 



mol por fuera y muy elegante por dentro, 
aunque el mármol ha asumido el color de las 
paredes de la redacción, pero eso sí no me 
importa. 

Por el camino, Mae me dijo: 

— Se van a cambiar los papeles: no dejaré 
que Ud. me haga preguntas, pero en cambio 
yo voy a someterlo a un interrogatorio. . . 

Y antes de que pudiera explicarme ese 
trastorno en mi existencia de entrevistador, 
llegamos al lugar de los sucesos. 

Desde luego fui puesto en presencia del 
marido de Mae, príncipe de Georgia y que 
se llama Mdivani con un acento en medio o 
a la dereclia, o no sé dónde y por eso no 
se lo pongo. El cual príncipe, aparte de ser 
rubio de ojos azules, grande y con unas es- 




paldas que meten miedo, estaba con mi ami- 
góte Leonardo Devesa y así el almuerzo re- 
sultó casi en -familia. 

Apenas nos sentamos, inquirí por qué iba 
yo a "sufrir" interrogatorios en vez de ha- 
cerlos padecer como de costumbre; pero en 
aquel preciso instante, Mae Murray enumeró 
lo que quería comer y se me atragantaron 
las palabras: 

- — -Tráigame Ud. — pidió sonriente al ca- 
marero — una patata cocida, un plato con 
colecitas de Bruselas y dos berengenas em- 
panizadas. . . Y, además, café. 

Y luego, dirigiéndose a mí: 

— ¡Tengo un hambre. . . ! Figúrese Ud. que 
no me he desayunado y va a dar la una. . . 

Lo comprendí todo. Estaba yo frente a 
una estrella cinematográfica vegetariana o 
quizá quizá "fructífera" como el catalán del 
otro día. 

(Continúa en la página 252) 

PÁGINA 209 



CINE-MUNDIAL 




ü>mm? 



Vk/OXD 



Un Nuevo Estado Civil 

^fci'^'ESE a las trabas impuestas por los 
^rl pertinaces gerentes del conservatis 
^■^P mo, es indudable que en las éntra- 
la ñas del gran pueblo norteamericano 
germina una nueva civilización. Comienza ya 
a brotar con más pujanza que en el resto del 
país en este moderno paraíso llamado Holly- 
wood, donde, después de tantos siglos, vuelve 
la eterna Eva, a tener el valor de ser la ini- 
ciadora, si bien esta vez sin aguardar la ten- 
tación de la serpiente y sin hacer demasiado 
hincapié en la condición de que el hombre 
la acompañe en el sublime deleite de catar 
el fruto prohibido. 

Circula por Hollywood un humilde chiste- 
cilio que en muj^ breves palabras nos ofrece 
un síntoma inequívoco de esa naciente civi- 
lización. Dice así: 

"El Juez. — ¿Es usted casado? 

"El Testigo. — No. Vivo en Hollywood." 

Claro está que se prestan tales palabras a 
muchas interpretaciones. Entenderán los unos 
que, en medio del mujerío que pulula en tor- 
no a la industria peliculera, sale sobrando to- 
da fórmula matrimonial. Entenderán los 
otros, en cambio, que ofrece demasiados pe- 
ligros el vivir con esposa donde hay tanto jo- 
ven seductor. También habrá quien entienda 
que el matrimonio dura tan poco en Cine- 
landia, que no vale la pena de contraerlo. Y 
así sucesivamente. 

Pero cualquiera que sea el significado de la 
respuesta atribuida al testigo, el caso es que 
la misma forma que ella afecta parece dar 
por supuesto que el mero hecho de vivir en 
Hollywood equivale a un nuevo estado civil. 

En efecto, la contestación que ordinaria- 
mente corresponde a la pregunta "¿Es usted 
casado?" afecta una de estas simples formas 
u otra equivalente: "Sí"; o "No. Soy solte- 
ro"; o "No. Soy viudo"; o "No. Soy divor- 
ciado". Es decir: en el primer caso se afir- 
ma categóricamente; en el segundo se niega 
la calidad a que la pregunta se contrae, y 
se agrega la declaración del estado civil que 
corresponda. La respuesta del supuesto tes- 
tigo está calcada en esta segunda forma: ne- 
gación -\- declaración del estado civil, que 
en el caso comentado se traduce en calidad 
de vecino de Cinelandia. 

Sin embargo, apenas damos nuestra apro- 
bación a tan lógico razonamiento, se alza an- 
te nuestro mismo raciocinio un problema des- 
concertante. También viven en Hollywood in- 
dividuos que, según el modo rutinario de ca- 
lificar, pasan por casados. En ellos, pues, 
concurrirían dos estados civiles: el de casado 
y el de vecino de Hollywood. Y en tal caso, 
la respuesta "No. Vivo en Hollywood" se com- 
pondría, al parecer, de una mentira ("No") 
y de una verdad ("Vivo en Hollywood"). 

Pero este problema desconcertará sobre 
todo a quien cometa el error de considerarlo 
desde un punto de vista extraño a Holiy- 

Marzo, 1928 




wood, y espe- 
re que la vi- 
da hollywoo- 
deense sedes- 
envuelva de 
acuerdo con 
normas del ex- 
terior. Quien 
haya vivido 
en Cinelandia 
el tiempo su- 
ficiente para 
despojarse de 
los prejuicios 
que trajera de alguna de las decadentes ci- 
vilizaciones que aún vegetan por el resto del 
mundo, hallará fácilmente la explicación del 
fenómeno apuntado. Le bastará hacer me- 
moria y señalar unos cuantos casos perti- 
nentes de entre la serie inacabable de ocu- 
rrencias extraordinarias que reflejan la vida 
de esta región. 

No hace muchos meses, por ejemplo, el 
actor cinematográfico Paul Kelly tuvo a bien 
demostrar, por manera de sobra contunden- 
te, los peligros que amagan al esposo que 
pretenda tomar a lo serio su papel de casado 
en Hollywood. Dorothy Mackaye, actriz de 
ideas modernas, había contraído matrimonio 
con el cómico Ray Raymond, y aun había 
tenido el descuido anticuado de darle una hi- 
ja. Harto el histrión de reír en el escenario, 
solía llegar a casa con ansias de seriedad. En 
tal estado de ánimo descubrió que, mientras 
él reía por los teatros para ganar su sueldo, 
la mujer y Paul Kelly solían divertirse a cos- 
tillas de él. Reconvino Raymond a su espo- 
sa, quien fué en seguida a decírselo al amigo 
entrañable. A Kelly le pareció demasiado 
exigente el esposo de su amiga. Le reclamó, 
pues, mu}^ enérgicamente, por teléfono y co- 
mo el marido descontento insistiera en soste- 
ner los derechos que se hacía la ilusión de te- 
ner, Paul Kelly corrió a la casa del matrimo- 
nio y mató al marido a puñetazos y patadas. 

Maurice Costello, vecino de Hollywood y 
papá de Dolores y de Helen, también pre- 
tendió tomar su papel de cónyuge al estilo 
de otros lugares menos adelantados. Basán- 
dose en que su carácter de padre y su ex- 
periencia peliculera le capacitaban para ha- 
cer el papel de mentor, quiso ser consejero 
de sus hijas, ora en asuntos de cine, ora en 
cuestiones íntimas. Su esposa, según él, le 



insultaba cada vez que él abría la boca con 
tan sana intención, y aun llegó una vez a 
darle un puñetazo en el rostro. Tuvo el po- 
bre hombre que divorciarse. 

Hasta el amor puede ser un defecto en la 
vida conyugal de Hollywood, como podría 
atestiguarlo el esposo de aquella peliculera, 
Jean Diane, que pidió su divorcio fundándo- 
se en que el marido era excesivamente ca- 
riñoso. 

Estos maridos no son sino tres muestras 
distintas del sinnúmero de ellos que al escu- 
char la pregunta "¿Es usted casado?" po- 
drían contestar sinceramente: "No. Vivo en 
Hollywood". 

Tenemo.s, pues, por un lado, que el hecho 
de vivir en Hollywood equivale a un nuevo 
estado civil; y por otro, que ese estado tie- 
ne la peculiaridad de coexistir respecto de 
los estados civiles tradicionales. ¿Cómo pue- 
de esto ocurrir? Muy fácilmente: vivir en 
Hollywood es, en realidad, hallarse en un 
como "superestado" que viene a ser una re- 
sultante del estado de soltero, del de casado, 
del de viudo y del de divorciado. Vivir en 
Hollywood tiene algo del soltero, puesto que 
apenas se puede alegar derecho sobre mujer 
alguna, aunque uno esté maridado; algo del 
casado, ya que casi siempre se tienen obli- 
gaciones respecto de alguna hembra; algo del 
viudo, porque también se suele disfrutar el 
descanso que sigue a la pérdida de una mu- 
jer; y algo del divorciado, aunque no sea más 
que por lo que uno contribuye a la alimen- 
tación del bello sexo. En otros términos, vi- 
vir en Hollywood es el estado civil por exce- 
lencia, respecto del cual los demás se redu- 
cen a posturas, por variar. 

Considerando así las cosas, el matrimonio 
hollywoodense viene a ser como una subli- 

PÁGINA 210 



CINE-MUNDIAL 




mación de lo que tiende a ser, si bien más 
embozadamente, la vida conyugal en el resto 
del mundo: una postura efímera, suficiente- 
mente legalizada para que no pueda ser ta- 
chada de amancebamiento. 

Y una vez aceptada esta lógica teoría, al 
preguntar el juez si el testigo es casado, com- 
prenderemos lo mismo si contesta "No. Vivo 
en Hollywood", que si responde, "Sí. Vivo 
en Hollywood." Cualquier vecino de Holly- 
wood puede hacerse la cuenta de que no lo 
es. Siempre que se entienda por Hollywood 
el conglomerado artístico que se afana en 
torno de los estudios; y no la urbe social y 
comercial que nació antes que éstos y en la 
cual tienen cabida también los estados ci- 
viles a la antigua usanza. 

Necesidad del Divorcio 

En tales condiciones de la vida conyugal, 
el divorcio no es sino la requerida legaliza- 
ción de ciertos cambios de postura en el 
"superestado" civil, que con frecuencia se 
imponen en el adelantado medio artístico de 
Hollywood. 

No es que falte respeto a la antigua ins- 
titución del matrimonio. Es que se acata con 
un gran sentido práctico la nueva forma de 
la sociedad conyugal, que, en vez de inspi- 
rarse en condiciones sociales prehistóricas, se 
ilustra principalmente en las circunstancias 
que nos rodean hoy y que tienen más dere- 
cho a determinar las instituciones que han 
de regirnos, que el que pueda alegarse en 
favor de las circunstancias que rodeaban a 
nuestros tatarabuelos. 

Fuera de Hollywood se observa la ano- 
malía de que mientras se aplaude y se dis- 
fruta el progreso, la evolución, la reforma 
en algunos sectores de la vida social, no se 
tolera que las leyes naturales se manifies- 
ten de igual modo en otros ramos. Se ad- 
miran sin reservas los portentos que la cien- 
cia ha aportado a la vida moderna: el auto- 

Marzo, 1928 



móvil, el aeroplano, la telegrafía sin hilos, 
el cinematógrafo, el vitáfono, el maquillaje; 
pero se censura muy severamente la aplica- 
ción de esa misma ciencia a la reorganiza- 
ción de la vida familiar. 

Aun aquellos que crecieron cuando aun 
estaba en boga la paulatina e incómoda di- 
ligencia, aplauden frenéticamente el arrojo 
y rapidez con que Lindbergh vuela de Nue- 
va York a París. Y, sin embargo, no pocos 
de esos entusiastas estarán todavía muy dis- 
tantes de percibir y, sobre todo, de justipre- 
ciar el espíritu progresivo y el valor con que 
Chaplin aletea del tálamo de Mildred al de 
Lita. 

Ese doble criterio es vergonzosamente in- 
justo, e indigno de esta época de maravillo- 
so adelanto. Sin duda las formas conyuga- 
les tienen tanto derecho a desenvolverse co- 
mo las políticas, las comerciales, las de cor- 
tesía, etc., etc. 

Lista de Honor de Estrellas 
Progresistas 

Así lo entienden los artistas de Hollywood, 
por fortuna. A pesar de la enorme y per- 
sistente presión puritana con que los tradi- 
cionalistas de los Estados Unidos pretenden 
coartar su desenvolvimiento, Hollywood 
avanza triunfante por la senda del progreso 
social, como lo prueba el hecho de que la 
emancipadora institución del divorcio tenga 
innúmeros adictos peliculeros, entre los cua- 
les figuran no pocos de los más grandes ar- 
tistas de la pantalla. 

A guisa de insinuación de ejemplaridad 
más que de recurso de polémica, he aquí 
unos cuantos de los personajes cinematográ- 
ficos que se han distinguido recurriendo al 
divorcio una vez o más: Charles Chaplin y 
sus dos esposas Mildred Harris y Lita Grey; 
Mary Pickford y su primer esposo Owen 
Moore; Douglas Fairbanks; Pola Negri; 
Louise Fazenda; Mae Murray y su primer 



esposo Robert Z. Leonard; Milton Sills; 
Adolphe Menjou; Agnes Ayres; Florence Vi- 
dor y su esposo King Vidor; Rodolfo Valen- 
tino y sus dos esposas Jean Acker y Nata- 
cha Rambova; Wallace Beery y su primera 
esposa Gloria Swanson; Lou Tellegen y su 
l^rimera esposa Geraldine Parrar; Claire 
Windsor y Bert Lytell; James Cruze; Tom 
Moore y sus dos esposas Alice Joyce y Re- 
née Adorée; Jack Pickford y sus dos espo- 
sas Olive Thomas y Marilyn Miller; Pauline 
Frederick; John Gilbert y Leatrice Joy; Wi- 
lliam Boyd y Diana Miller; Francis X. Bush- 
man y Beverly Bayne; Joseph Schildkraut; 
Richard Barthelmess; Carmel Myers; Cons- 
tance Talmadge ; George Walsh y Seena 
Owen; Raoul Walsh y Miriam Cooper; Ka- 
thryn Carver; Evelyn Brent; Marie Prevost 
y Kenneth Harían; Edwin Carewe, etc., etc. 
Legión de celebridades capaz de dar pres- 
tigio aun a procedimientos mucho más avan- 
zados que el divorcio. 

¿Por qué tantos Adictos? 

En efecto, cuando artistas de tal nombra- 
día arrostran la formidable opinión conser- 
vadora asumiendo la postura progresista de 
la disolución matrimonial, debemos sospe- 
char que no es a impulsos de algún capri- 
cho momentáneo, superficial, sino que dibe 
de haber algún fundamento sólido o algún 
atractivo muy seductor. 

Sin embargo, en vez de especular acerca 
de las posibles causas del fenómeno, lo mejor 
será que echemos una ojeada a los datos de 
que podemos disponer, y que juzguemos se- 
gún lo que así hayamos percibido o adivi- 
nado. 

Desde luego estamos obligados a desechar 
la tan decantada teoría de la falta de hijos 
como única explicación de la copia de di- 
vorcios hollywoodenses, porque en la lista de 
honor que acabamos de recorrer figuran va- 
rias artistas que han tenido el valor de des- 
deñar las conveniencias peliculeras hasta el 
punto de convertirse en madres, a saber: Li- 
ta Grey, Florence Vidor, Agnes Ayres, Ali- 
ce Joyce, I>eatrice Joy, etc., etc. 

Muestras de la Ultima Hornada 

Basta recordar los divorcios consumados 
durante el año que acaba de pasar, para 
convencerse de que son mucho más variadas 
las causas de los divorcios peliculeros. 

La esposa de Clarence Brown ■ — ■ director 
de "El demonio y la carne" — se basó en 
que su marido era cruel e indiferente, comía 
fuera de casa, se pasaba días enteros sin 
hablar con ella, la tachaba de dispendiosa y 
la llamaba latosa. 

La esposa de Alan Crosland — director de 
la película "Don Juan" — alegó que su ma- 
rido era cruel, bebía demasiado, llegaba a 
eso de las cuatro de la mañana, la insultaba 
y aun llegó a pegarla alguna vez. 

Richard Barthelmess y Mary Hay dejaron 
de entenderse cuando ella quiso volver a las 
tablas, mientras que él exigía que atendiese 
al hogar. 

Kathleen Collins y Guinn Williams no es- 
taban de acuerdo ni para decir por qué se 
divorciaban, que es cuando más suelen es- 
tarlo los artistas de Hollywood. Según ella, 
el marido la trataba con crueldad y grosería 
aun en lugares públicos. Según él, la espo- 
sa se vanagloriaba de que la cortejasen cuan- 
tos hombres le eran presentados, a quienes, 
según el propio marido, solía corresponder. 

PÁGINA 211 



C I N E - M U N D I A L 



Kathryn Carver — que pronto será la es- 
posa de Adolphe Menjou — no podía sopor- 
tar ni el genio ni los celos de su cónyuge, 
quien después de maltratarla en numerosas 
ocasiones, le cerró una noche la puerta de 
la casa, viéndose la pobre obligada a recu- 
rrir a un gendarme para que la ayudase a 
entrar en su propio hogar, a lo cual corres- 
pondió el esposo echándole por encima un 
jarro de agua fría. 

Miriam Cooper, esposa de Raúl Walsh — el 
director de "Lo que cuesta la gloria" y "Los 
amores de Carmen" — -también acusó de cruel- 
dad a su esposo, quien, después de diez años 
de casado, le declaró lisa y llanamente que 
él no había nacido para esposo, y que un 
director peliculero no debiera contraer ma- 
trimonio. 

Agnes Ayres se basó en que su marido no 
contribuía a los gastos del hogar, en que la 
abandonaba y en que también la ha- 
bía maltratado. 

Evelyn Brent reclamó su libertad 
apoyándose en una serie de circuns- 
tancias que daban por resultado lo 
que en las relaciones conyugales ha 
dado en llamarse "tortura mental". 

Judy Copeland se desligó de un 
esposo que quiso aliogarla cuando 
ella le recomendó que no bebiera. 

Jason Robards se divorció por librarse de 
la crueldad de su mujer. 

John Ince, porque le había abandonado su 
esposa, quien le acusó a él de haber hecho 
otro tanto. 

Claire "Windsor, por- 
que su esposo Bert Ly- 
tell se ausentaba de 
Hollywood por largas 
temporadas al volver 
a dedicarse a las ta- 
blas. 

Hazel Deane se se- 
paró a los tres días de 
casada y logró su di- 
vorcio a los cuarenta 
y nueve, porque su ma- 
rido le había dicho que 
era propietario de una 
mina de oro, y sólo 
poseía un pequeño es- 
tablecimiento de baños 
turcos en Hollywood. 

Adamae Vaugh se 
divorció "por una ton- 
tería" y va a casarse 
otra vez con el mari- 
do que dejó. 

Constance Talmadge 
porque su marido es- 
tuvo con otra mujer 
en un hotel de Brigh- 
ton (Inglaterra), don- 
de tuvo la atención de 
recoger los compro- 
bantes y mandárselos 

a su esposa, a fin de que ella tuviese fun- 
damento para pedir el divorcio. 

Marie Prevost, por varios motivos que re- 
sultaron insuficientes y a los que, por ende, 
tuvo que agregar pruebas de que su esposo 
Kenneth Harían solía llegar a casa borracho, 
a altas horas de la noche y en compañía de 
amigos en estado semejante al de él. 

Hazel Weil, porque su esposo jugaba al 
poker y perdía, llevaba a casa a sus amigos, 
y él y ellos echaban las colillas de sus ciga- 
rros en la alfombra. 

Jack Pickford y Marilyn Miller, porque 
no han nacido el uno para el otro. 

Marzo, 1928 



Joseph von Sternberg (director de "La 
ley del hampa"), porque su mujer quería de- 
dicarse al cine, y ella crej^ó que era cruel su 
marido al oponerse a tal resolución. 

He ahí una larga serie de divorcios que 
nos revela no pocos motivos de desavenen- 
cia, entre los cuales predomina, como se ha- 
brá visto, lo que para tales fines se llama 
legalmente "crueldad". 

Estos casos, sin embargo, nos muestran la 
índole de los. divorcios peliculeros solamente 
en el último año, lo cual no nos autoriza 
para juzgar los divorcios del pasado, entre 
los cuales figuran los de las estrellas más 
brillantes del firmamento cinematográfico. 

Para llegar a una idea más completa del 
carácter del divorcio en Hollywood es pre- 
ciso examinar una serie de casos represen- 
tativos, desde el comienzo de la vida pelicu- 
lera en Hollywood (27 de octubre de 1911) 




dido. Y a un eslabón 
equivale también aquel 
primer divorcio, cuya 
misión histórica es ligar las ar- 
caicas tradiciones del condado 
de Los Angeles al modernismo 
hoy floreciente en la vida de Ci- 
nelandia. 
En vano recurrimos a una estratagema de 
la que esperábamos fecundos resultados: en- 
trevistar a las "estrellas", preguntarles su 
opinión acerca del divorcio, y rematar con 
alguna alusión al ignoto iniciador del divor- 
cio entre los peliculeros de Hollywood. 

Lo que Opinan del Divorcio 
las Estrellas 

Ninguno de los artistas entrevistados qui- 
so dar su opinión sin que le prometiéramos 
no divulgar el nombre del opinante. Pero 
aun así es interesante conocer los siguientes 
dictámenes estelares: 



"Para mí, el divorcio ha significado la sal- 
vación del resto de mi fortuna, que mi ma- 
rido no había derrochado todavía." 

"El divorcio es el invento que está llama- 
do a reportar mayores beneficios a la hu- 
manidad." 

"No conozco medicina alguna que sea más 
eficaz que el divorcio, desde el punto de vista 
curativo, por supuesto." 

"El único inconveniente del divorcio es 
que, antes de él, el marido tiene que darle 
a su mujer cuanto ésta le pida, mientras que 
después, sólo le da lo que dispone el juez; 
pero son tantas las ventajas. . ." 

"Para mí, divorcio significa emancipación." 
"El divorcio nos ofrece la voluptuosidad 
de cambiar de hombre sin deshonra." 

"Vale la pena de casarse por gozar el de- 
leite de desligarse de una mujer." 

"¡Es encantador eso de poder dar un es- 
cándalo dentro de la 
ley!" 

"El divorcio tiene 
sus inconvenientes 
cuando hay hijos; pe- 
ro eso es tan raro 
aquí. . ." 

"Gracias al divorcio 
podré ahora educar a 
mi hija sin que vea el 
mal ejemplo del pa- 
dre." 

Estratagema 
Fructuosa 

Eso fué lo único que 
sacamos en limpio des- 
pués de aplicar con- 
cienzudamente nuestro 
bien estudiado plan. 
En vista de lo cual dis- 
currimos, con mejor 
acierto, telefonearle a 
uno de los divorciados, 
decirle que teníamos 
que escribir acerca del 
divorcio, y alarmarle 
asegurándole que, se- 
gún nuestros informes, 
él era el primer astro 
que se había divorcia- 
do en Hollywood. 

— ¡ Cómo ! ¿Yo el pri- 
mero? — protestó el ar- 
tista interpelado — ¡ Im- 
posible! Cuando yo me 
divorcié ya hacía años que Fulano había he- 
cho lo mismo. 

Repetimos la táctica con Fulano. ¡Quiá! 
El tampoco quería ser el primero, y rebus- 
caba en su memoria el nombre de algún 
colega divorciado antes que él. 

Divorcio Wallace Beery- 
Gloria Swanson 

Así llegamos a la conclusión de que, si 
bien no podemos decir quién fué precisamen- 
te el primer artista divorciado en Hollywood, 
sí hay fundamento para declarar que de 
las estrellas que hoy brillan más en la pan- 
talla, Wallace Beery y Gloria Swanson fue- 
ron los primeros que se divorciaron en Ci- 
nelandia. 

Habían contraído matrimonio en Pasade- 

na (California) el día 20 de febrero de 1916, 

o sea poco más de cuatro años después de 

que Al Christie estableciese en 27 de octubre 

(Continúa en la página 274) 

PÁGINA 212 



CINE-MUNDIAL 



Bajo el Sol del Desiert 



FIFI ENTRE LOS KABILENOS 



Por Luis Antonio d 



V 



e g a 



^V^K 



* 









^J-^ARA los españoles, Tánger la blanca; para los moros, 
nta Tansa la perra. Sala de juego del "Kursaal Francés". 
/■L^ Alrededor de una de las mesas en la que gira la bola 
M de la ruleta, españoles, franceses, italianos, una pareja 

de alemanes, moros vestidos a la europea con el rojo tarbus 
mahometano sobre sus cabezas, judíos, y en mujeres, cocottes, 
contratadas en Marsella, hebreas de maravillosos ojos, mucha- 
chas andaluzas artistas. 

Se juega en español, pero en la sala se habla en todos los 
idiomas. I^a voz del "croupier" se oye. 

— ¡Hagan juego, señores! 

Quedo un momento dudoso con una ficha de diez francos 
en el aire y detrás de mí una voz femenina, dice: 

— ¡Hamsa! (El cinco). 

Dejo caer la ficha en el casillero indicado, gira la ruleta y 
luego el croupier anuncia: 

— ¡5, encarnado, falta! 

Recojo la postura y miro hacia atrás. 

Una jovencita, los ojos muy negros, la piel muy blanca, 
frunce el hociquito pintado en forma de corazón de baraja 
francesa. En seguida vuelve la espalda y se encamina a la me- 
sa de los caballitos. 

* * * 

Ya estoy otra vez en el Araich, instalado en la bella casa 
del que fué bajá del Ksar-el-Kebir, Mohamed el Ermiki, casa 
que guarda relación; con la grandeza de su dueño. 

Es tal; vez la más alta de Larache y, si no lo es, lo parece 
por el lugar que ocupa junto a la puerta de la Alcazaba en el 
final del Zoko Chico; y en el tercer piso que es el más alto 
de esta casa alta de El Araich, las manos de la judía Raquel 
han ordenado mis libros y mis papeles durante mi ausencia. 
La alcoba, como de rica casa mora, es demasiado espaciosa y 
tiene tres ventanas. Desde cualquiera de ellas se ve el mar y 
el paisaje africano de la otra banda del Luccus pero yo, para 
asomarme, prefiero una de ellas: la que domina el panorama 
judío, moro y cristiano de la ciudad. 

Lo que más gusto da ver son las azoteas larachenses. Aquí 
las huertas son escasas, así que el único lugar adecuado para 
que las moras se reúnan son las terrazas que a ninguna casa 
por pobre que sea faltan. 

(Continúa en la página 259) 




^m%%^ 




\ 



Lella Rjimo vestida 
con el traje típico 
de las musulmanas. 



Marzo, 1928 



El Zuk del Jemis, el París de Beni-Arós, 
en el Marruecos que domina España. 



PÁGINA 213 



CINE-MUNDIAI. 




COMO 

HABLA HOY 
LUDENDORFF 

Por W. Stephen Bush 

La primera entrevista obtenida del viejo caudillo 

alemán desde hace cinco años, es exclusivamente 

para CINE-MUNDIAL 



Von LudendoTff, cuya figura dominó los campos 

del combale durante la guerra europea, retratado 

en la cima de su poder. 



^■P^ URANTE mi reciente viaje por Ale- 
gMfJ manía, sorprendióme notar la trans- 
T^ B formación radical que por todas 
^^^^ partes era evidente. El cambio más 
completo, aparentemente, radicaba 
en la conducta y carácter de las gentes. El 
proceso de regeneración era universal: la 
Alemania de hace diez años se había desva- 
necido como im fantasma que causa nuestra 
pesadilla en las tinieblas de la noche, pero 
que se desvanece con los primeros rayos de 
luz. El recuerdo de la guerra parece comple- 
tamente esfumado. 

Tal vez todo esto parezca extraño al lec- 
tor, si recuerda que los dos guerreros que 
llevaron a las huestes alemanas a la victoria 
para hundirlas por fin en el abismo de la de- 
rrota, viven aún — presidente de la repúbli- 
ca uno de ellos, esa república erigida sobre 
las ruinas humeantes del militarismo y de la 
dinastía de los Hohenzollern. ¿Y el otro? 
íQué se ha hecho del gigante Ludendorff 
que se destacaba en los campos de batalla 
de la guerra mundial como un dios de los 
Xibelungosr ¿Vive aún el mismo potente 
guerrero cuya palabra con frecuencia envió 
a millares de soldados a sus tumbas en el 
curso de un día y de una noche y cuyas es- 
tratagemas y golpes eran el terror de los 
aliados 't 

Las presentes líneas tienen tjue ver con 
Ludendorff. Hablé con 61 en Ludwigshoehe, 
un suburbio aristocrático de Munich, duran- 
te varias horas. Curiosos rumores habían lle- 
gado a mis oídos durante mi tránsito por 

Marzo, 1928 






El chalet de lum Ludendorff, defendido con al- 
tos muros y feroces perros contra las incursiones 
periodísticas. 

la nueva Alemania, rumores escuchados a 
bordo de los trenes de lujo, chismorreo en 
los cafés y en los vestíbulos y palcos de los 
teatros. Si tales voces eran ciertas, el mun- 
do, aunque indiferente, estaba en presencia 
de una tragedia que sobrepasaba en horror 
a la de Napoleón. Decidí, pues, mirar cara 
a cara al autor de centenares de batallas y 
de establecer personalmente la verdad o la 
falsedad de tales rumores. No ofrezco a los 
lectores de CINE-MUNDLA.L ninguna con- 



La última vez que aparecieron juntos en público 
von Hindenburg y su veterano compadre Luden- 
dorff, el primero se negó a "reconocer" al segundo 
(marcado con una cruz) a pesar de la "vieja amis- 
tad que los ligó" en sus sanguinarias campañas. 

clusión y me limito a relatar fielmente lo 
que vi. 

No fué fácil llegar hasta Ludendorff. El 
General detesta a todos los periodistas y muy 
particularmente a los que vienen del Nuevo 
Mundo. Se envanece de no haber concedido 
una entrevista durante cinco años. Sus idas 
y venidas son irregulares y me parece que 
hay cierto método en sus evasivas con los 
visitantes. Separado de la calle por un alto 
y espeso muro, no hay nada hospitalario en 
el nuevo chalet del General, que por cierto 
es mucho menos pretensioso y más modesto 
que su antigua residencia edificada en la 
misma avenida. Apenas se llama a la puer- 
ta, escúchanse los feroces ladridos de media 
docena de perros de policía. Se espera un 
rato y nadie aparece a abrir las pesadas 
puertas de roble y acero. Vuelve a llamarse 
más o menos tímidamente y una vez más se 
alza el coro de amenazadores ladridos. Por 
fortuna hay guías locales y gentes afectas a 
murmurar en Ludwigshoehe, que saben qué 
(Contini'ia en la página 263) 

PÁGINA 214 




Siit' Carol, que figura como primera danto 

(le \l illuim Boyd en lu cinta "Rascacielos", 

de Dk Milu:. 




■HJUtal 









han Atll)ur, ¡ntúpKii: icytunbtd de la úl- 
tima s<ti( fjiisód'ua lie I'atiii': "Im (ara lí' 
Miifttíi". 




Neii Neely, el guapo mozo que colabora 

con Joan Crawford en la peliciila "West 

Po'mt" de Metro-Goldwyn-Mayer. 




i^l/nr Kiilslnii, /-/ ikIi'ki y jii/,'^itniti/i- i\- 
liill'i flr lii\ ¡ir lili II t I ¡un I s csjxi ¡iih y <li 

I'\k\Mf)l'S I, 




CINE-MUNDIAL 



HOLLYWOOD VE NACER 
NUEVAS ESTRELLAS 

Amalio Fernández. — Estelle Taylor hace declaraciones conyugales. — Aumentos de sueldo y cambios de nombre. — 

Descubrimientos curiosos. — Charla y comentarios del mes en la Tierra del Cine. — La muerte de Diana Miller. 

— Nuevos títulos,, para los mismos argumentos. — Ben Turpin a Variedades. 




Lon Chaney que, apenas puso mala ca- 
ra — y posee variada colección de ges- 
tos — recibió un nuevo encargo de M-G- 
M.: interpretar "La Gran Ciudad". 



AMALIO FERNANDEZ, el famoso esce- 
nógrafo español, se halla gravemente en- 
fermo en el "Queen of Angels Hospital", de 
la ciudad de Los Angeles. Tan gravemente 
enfermo, que acaso cuando estos renglones 
lleguen al público a quien van destinados, 
ya se haya resuelto la enfermedad en un des- 
enlace fatal. 

No saben los médicos, a ciencia cierta, cuál 
es el mal que corroe las entrañas del artista 
manchego. O no quieren sacarnos de dudas 
si es que ellos lo saben. A los íntimos, en 
voz baja, les pintan la situación en términos 
vacilantes: o un tumor canceroso o tubercu- 
losis. 

El caso es que cada vez que vamos a ver 
a Amalio Fernández le hallamos más consu- 
mido que en la visita anterior. Cáncer o tu- 
berculosis, hay algo que está devorando su 
organismo con un apetito voraz. 

Nada le falta de cuanto es estrictamente 
necesario para combatir un mal que, a la 
postre, ha de vencer. Tiene un cuarto lleno 
de luz, en lo alto de una loma, donde se res- 
pira aire puro; tiene un lecho modesto; mé- 
dico, enfermera, medicinas, alimentos. Tiene 
también algún que otro amigo que se acuer- 
da de él y que suele abandonar los propios 
intereses para peregrinar a la cima de la lo- 
ma y hacer una obra de misericordia. 

Lo que no tiene- es dinero para pagar nada 



Marzo, 1928 



Em.il Jannings , a 
quien jpobrecitol la 
Paramount acaba de 
aumentar el sueldo. 
Tenia que componér- 
selas como podía con 
$i.000 semanarios, 
antes. 



de eso que es estrictamente necesario para com- 
batir su mal. Un año de sufrir, sin poder tra- 
bajar, teniendo que pagar cuentas de médicos 
y cirujanos, y viajes a otros climas más adecua- 
dos para reponerse, amén de los gastos ordina- 
rios, ha agotado sus recursos monetarios y mu- 
chos más que ha recibido de amigos generosos. 

Gracias a éstos puede Amalio Fernández es- 
tar en un hospital particular. 

¿Quiénes son esos amigos? No; no son los 
que sería de esperar. Los que le han ayudado 
a pasar esta racha de desventura son, princi- 
palmente: un matrimonio alemán, en cuya com- 
pañía había vivido en los años de bonanza; unos 
cuantos judíos; y, ahora, también la Paramount. 

Aquéllos que le rodeaban cuando soplaban 
buenos vientos, aquéllos que se decían sus ami- 
gos, casi todos le han abandonado. Ni siquiera 
preguntan por él. 

Los que tanto suelen preocuparse, en aparien- 
cia, por las cosas de la Raza, los que se apre- 
suran a visitar a las celebridades de nuestra mis- 
ma lengua, que por estos rincones suelen pasar 

PÁGINA 2lS. 



CINE-MUNDIAL 



Como último recurso, nos autorizó para espina que en el alma le clavó la indiferen- 



dar el paso que nosotros habíamos propues- 
to antes que nada: enterar a la Paramount. 
Y apenas fueron oídas nuestras palabras en 
las oficinas de aquella empresa a cuyo ser- 
vicio trabajó el escenógrafo manchego, escu- 



Jack Dempsey, encantado del soi 
de California y de lo que están 
subiendo los precios de los te- 
rrenos ahí. 




La eternamente 
joven Lillian 
Gish, que está 
con Artistas 
Asociados. 



— Blasco Ibáñez, Raquel Mé- 
Uer, el maestro San Juan — . 
los que gustan de organizar 
en honor de esos personajes 
cuanto se preste a que los or- 
ganizadores puedan figurar 
esos no se acuerdan para na- 
da de Amalio Fernández, que 
es un hombre caído, que na- 
da puede j'a dar de sí. Esta- 
rán aguardando a que llegue 
algún otro personaje en su 
apogeo, para acercársele y re- 
cibir un poco de resplandor. 

Otros, que por diversos mo- 
tivos son los más indicados 
para prestar ayuda al compa- 
triota caído, tampoco se dig- 
nan responder. Ni cuando el mismo enfermo 
ha hecho el sacrificio de llamarlos. Hasta en 
tan solemne ocasión le dejaron sin respues- 
ta amigos de Nueva York y de Hollywood. 

El representante de CINE-MUNDIAL po- 
dría divulgar casos muy curiosos en relación 
con esta última enfermedad de Amalio Fer- 
nández, porque el mismo enfermo le enco- 
mendó la misión de traer al lado de su cama 
a algunos de esos personajes que figuran en 
Hollywood. 

Esperaba mucho el enfermo de un cantan- 
te compatriota a quien creía que le ligaba 
una amistad de cuarenta años. Desde el le- 
cho en que se consume, le llamó patéticamen- 
te Amalio Fernández. Como si hubiese cla- 
mado en el desierto. 

Esperaba mucho también de un acaudala- 
do actor hi.spano, y llamóle también. Acudió 
éste con dificultad; y una vez que se enteró 
de la situación en que .se hallaba el artista 
compatriota, ofrecióle su ayuda con palabras 
6incera.s, al parecer. No ha vuelto a verle, 
ni le ha enviado lo que le ofreciera. 

Marzo, 1928 



cia de tantos supuestos amigos, quienes, en 
nuestra sincera opinión, han contribuido a 
acelerar esa consunción que los facultativos 
no saben si atribuir a la tuberculosis o a un 
tumor canceroso. 

ALREDEDOR de una mesa del Montmartre, se 
hablaba/ el otro día de las diferencias que 
existen entre los dos grandes pueblos de habla 
inglesa: Inglaterra y Estados Unidos. Se con- 
sideró el tema desde muy diversos puntos de 
vista, en broma y en serio, profunda y super- 
ficialmente, con conocimiento de causa y con 
el atrevimiento de la ignorancia. 

A propósito de esto, salió a relucir una vez 
más el viejo cuento del lord inglés y el banquero 
norteamericano, ^'isitado éste en su oficina por 
el aristócrata europeo, le preguntó qué opinaba 
de los Estados Unidos, después del largo reco- 
rrido que acababa de hacer por la patria de 
Lindbergh. El inglés se declaró admirador del 
progreso material de este país; pero manifes- 
tó con no menos sinceridad que lo que él no 
podía aprobar era la falta de refinamiento que 
se advierte dondequiera que no haya clases bien 
diferenciadas. Concretándose al aspecto cívico 
de la cuestión, agregó: 

— Eso de que cualquiera pueda llegar a ser 
presidente de la República es algo que nosotros 
no podemos comprender. 

— ^Pero en este país no puede llegar cualquie- 
ra a ser presidente de la República — aclaró el 
banquero yanqui. 

Sin embargo, según la Constitución — ar- 
guyo' el aristócrata — , aquel barrendero tiene 
tanto derecho como usted para ser presidente 
de la República. 

El banquero miró hacia la calle, se fijó en 
el ciudadano que la barría, y remató: 

— La Constitución dirá lo que quiera; pero 
ese pobre hombre no puede llegar a presidente. 
¿No ve usted que está barriendo contra el 
viento? 

Uno de los comensales que escucharon este 
cuento comentó: 

— En cambio, en Inglaterra sí puede heredar 
la corona un individuo cajiaz de barrer contra 
el viento. 



cliamos estas palabras consoladoras: 

— Dígale usted al señor Fernández que no 
se preocupe. Corre de nuestra cuenta el que 
no le falte nada. 

I/loró Amalio Fernández al oír este men- 
saje. Pero por muclio que le consuele la ac- 
titud de la Paramount, no le arrancará la 



John Barrymore, angelical, y Louis Wolheim, 
diabólico. Salen en "Tempestad". 



P.4GINA 216 



CINE-MUNDIAL 



—Sí — dijo otro — las monar- 
quías se parecen mucho a la 
pantalla: se puede llegar al 
puesto más alto aunque se ten- 
ga muy poco seso. 

Sin que se apagaran las risas 
motivadas por tal comparación, 



Gloria Swanson, otra nueva re- 
cluta de Artistas Asociados. 




Gary Cooper, con su 
perro predilecto, es 
ahora uno de losases 
juveniles de Para- 
mount. 



Estelle Taylor, que 
estaba a nuestro la- 
do, se inclinó hacia 
nosotros para decir- 
nos, con la suave ironía que la caracteri- 
za, que, en su opinión, la diferencia entre 
aquellos dos grandes pueblos se acusa más 
en las discrepancias de las mujeres res- 
pectivas: 

— En Inglaterra — continuó la esposa de 
Dempsey — cuando un marido está pronun- 
ciando un discurso, su esposa le escucha ex- 
tasiada y exclama periódicamente "¡ Muy 
bien! ¡Muy bien!"; mientras que aquí, cuan- 
do a nuestros esposos se les ocurre entre- 
garse a devaneos oratorios, nosotras, más 
justicieras y avisadas, no podemos ocultar 
nuestra inquietud, y si abrimos la boca es 
para decir a nuestro vecino: "¿verdad que 
esto es terrible?". . . 

Estelle Taylor nos dio una prueba más 
de que no son los más agudos los que más 
prosperan en la pantalla. 

ALA edad de 24 años, acaba de fallecer la 
artista Diana' Miller, esposa de George 
Melford, director en los estudios de la Uni- 
versal. Hacía un año que, por enfermedad, 
se había alejado de la vida cinematográfica 
para internarse en el sanatorio donde acaba 
de morir, echando tristemente por tierra las 
ilusiones a que había dado lugar la mejoría 
que se manifestó hace aun pocas semanas. 

Diana Miller trabajó durante algún tiem- 
po en los estudios de la Paramount, y pasó 
después a los de Fox contratada por cinco 
años; y para esta última empresa trabajaba 
cuando la enfermedad vino a cortar su ca- 
rrera. 

Fué en "El Caíd" donde representó el pri- 
mer papel de alguna consideración. Y allí 
conoció a George Melford, que era el direc- 
tor de la película y se enamoró tan perdi- 
damente de Diana, que no tardó en hacerla 
su esposa. Ella lo había sido antes de Wi- 
lliam Boyd. 

SALLY EILERS se dedicó al cine, como 
tantas otras, contra la voluntad de sn 

Marzo, 1928 



padre. Dos razones tenía su 
progenitor para oponerse a que 
Sally fuese peliculera. 

— En primer lugar, careces 
de facultades; y en segundo, no 
quiero j'o que te dediques al 
cine. 

Un buen día, la chica desobe- 
deció a su papá. Halló trabajo 
en los estudios. Al día siguien- 
te, también. Al otro, lo mismo. 
Entonces, no pudiendo conte- 
nerse ya más, se lo confesó a 
su papá, quien, ante los hechos 
consumados y la firme resolu- 
ción filial, cedió condicional- 
mente: 

— Muy bien: te doy seis me- 
ses para que pruebes si sirves o 
no. Si al cabo de ese tiempo n» 
has logrado conquistarte una 
posición decorosa, ¿me prome- 
tes que te retirarás? 

(Continúa en ¡a página 265) 



Tilomas Meighan, que deja a la Paramount y 
ha sido contratado por la Caddo. 



PÁGINA 217 



CINE-MUNDIAL 









^NSllQ^^'^ 




E llama Jacobo Jacobino. 
El nombre le va bien. 
Es un vecino mío, de media edad, 
soltero por conveniencia, ocioso por 
profesión, erudito por entretenimiento, ico- 
noclasta por vicio, y capaz de discutir con 
el mismo Jeovah la historia de la creación. 

Anoche estuvimos juntos en un teatro don- 
de representaban "Hamlet". Cuando volvi- 
mos del teatro, Jacobino estaba taciturno. 
¿Qué rumiaba en su cerebro contra Shakes- 
peare, contra los actores modernos que se 
atreven a perpetrar el crimen de exhumar 
piezas antiguas? Poco tardé en saberlo. 

Después de llamar al Gran Guillermo mo- 
zo de cuadra y a su obra maestra la disloca- 
ción del sentido común, arremetió contra el 
arte, mejor dicho contra todas las artes de 
las épocas pasadas y ensalzó las que, en su 
concepto, florecen en nuestros días. 

- — Créame Vd., vecino, prosiguió mi amigo. 
Créame Vd., la envidia es la que ha dado 
ejecutoria de grandiosidad a todo lo antiguo, 
para deprimir lo moderno. Yo creo, sosten- 
go y me comprometo a probar que todas las 
bellas artes son cultivadas hoy mejor que 
antaño. Pero la envidia no podrá consentir 
jamás en esto, porque el envidioso, al ver 
que él no puede competir con sus contem- 
poráneos, les busca rivales y maestros entre 
aquellos que ya pasaron para jamás volver 
y a quienes es inútil envidiar. 

Me habló con tanta elocuencia para soste- 
ner su tesis, hizo tales comparaciones, exhi- 
bió argumentos de una estética tan atrevi- 
da, que hizo vacilar mi entusiasmo por lo 
que él llamaba arcaico y momias de un mu- 
seo de antropología intelectual. 

— Perdone Vd., Don Jacobo: ¿a qué llama 
tiempos antiguos, y de.sde dónde arranca el 
moderno? 

■ — En las artes son tiempos antiguos todos 
los transcurridos desde la creación hasta el 
siglo diecinueve, que es el que considero co- 
mo Edad Media. El período moderno es el 
actual, que comenzó en el siglo veinte. 

Mar/.o, 1928 



— De manera, mi señor D 
cobo, que Balzac, Alejandro Dumas, 
Víctor Hugo. . . 

— Medioevales, amigo mío, por lo tanto, 
y en virtud de la ley del progreso, superio- 
res a todos los de los otros tiempos, e infe- 
riores a los de hoy. 

Llegábamos a la puerta de mi casa. Me 
despedí de mi vecino y compañero de desve- 
lada, y entré pensativo en mi hogar. 

Instintivamente me dirigí hacia mi escri- 
torio, oprimí el botón de la luz eléctrica, se 
iluminó la pieza. Frente a mi mesa de tra- 
bajo, pendientes en la pared, tengo tres gran- 
des excelentes fotografías. 

I/a fotografía es el providencial recurso 
para entretener el hambre y la sed de arte 
del pobre, con la que forma su museo. 

Una de ellas es la del grupo que repre- 
senta a Laocoonte sofocado con sus hijos 
por dos colosales serpientes. Es cierto que, 
como dice Jacobino, los ojos no tienen pu- 
pilas, pero no es cierto que eso mate la ex- 
presión del rostro. En el de las tres esta- 
tuas veo manifiesta la angustia de cada uno 
de aquellos seres; oigo sus gritos de deses- 
peración y el estertor de la agonía. . . No 
sé qué es más impresionante y patético, si 
esa obra maestra de la escultura antigua que 
he visto en el Vaticano, o el famoso episo- 
dio cantado por Virgilio en la Eneida. 

Al lado está la estatua conocida con el 
nombre de la Victoria de Samotracia. . . Le 
falta la cabeza, pero no le hace falta. ¡Qué 
majestad, qué impetuosidad, qué movimien- 
to! La veo andar, avanzar arrogante, im- 
placable, y oigo el fuerte choque de la ves- 
tidura azotada por el viento, que semeja el 
formidable aleteo de un águila luchando con 
el aquilón. 

La otra fotografía es la del Moisés de Mi- 
guel Ángel, que hace de la modesta iglesia 
de San Pietro in Vincoli uno de los princi- 
pales atractivos de la Ciudad Eterna. Re- 
cuerdo la honda impresión que me causó la 
primera vez que lo vi, y me inspiró el soneto 
que (perdóneseme la vanidad) voy a repro- 
ducir. 




MOISÉS 

La ancha frente del búfalo, atrevida, 
Del león majestuosa la mirada. 
Ondulante desciéndele en cascada. 
Sobre el pecho, la barba repartida. 

Del púgil luchador la talla erguida, 

Y del titán la fuerza reposada; 
De férrea voluntad nunca domada, 

Y de fe en el Señor siempre encendida. 

He allí a Moisés, libertador divino 
De su pueblo, que esclavo y moribundo. 
Hacia la patria vuelve peregrino. 

El Mar Rojo su seno abre profundo 

Y deja libre el paso ea su camino 

Al que en nombre de Dios legisla al mundo. 

¿Será cierto que es la envidia la que ha 
dado ejecutoria de grandiosidad a esa y a 
tantas otras maravillosas producciones de los 
tiempos. 

Me pareció oír una voz que salía de mi 
biblioteca, pobre en número de volúmenes, 
pero rica en la calidad de las obras. 

¿Era aquella voz una respuesta a mi pre- 
gunta? Era simplemente una exhortación pa- 
ra que formase juicio por mí mismo. 

Allí está Theócrito, con sus "Idilios", crean- 
do el género bucólico, revelando una imagi- 
nación tan fecunda, una sensibilidad tan ex- 
quisita, una observación tan realista y un 
instinto dramático tan singular que elevó des- 
de sus comienzos un género secundario en 
sí a la más alta categoría literaria, y a quien 
ni su excelso continuador, Virgilio, pudo, no 
digo sobrepasar, pero ni igualar siquiera con 
sus preciosas "Églogas". 

A la ventura tomo de uno de los anaque- 
les el teatro de Sófocles. Abro el libro; 
"Electra", lo hojeo y me detengo en la es- 
cena segunda del segundo acto. ¿Acaso es 
"Electra" la obra maestra del más grandio- 
so de los trágicos de la antigüedad? ¿Acaso 
la escena mencionada es lo más sublime de 
la tragedia? No lo sé. Leo con curiosidad 

(Continúa en la página 254) 

PÁGINA 218 



CINE- MUNDIAL 



NUESTRA 
OPINIÓN 



Reseñas críticas de las últimas producciones 
cinematográficas a cargo de nuestros pro' 
pios redactores, Ariza, Guaitsel y Zárraga 



CHARLIE CHAPLIN es el cincuenta por ciento del cine contem- 
poráneo. En él se concentra lo más selecto de la novísima diver- 
sión. Su obra va más allá del humorismo que la caracteriza. Su 
genio es el mejor mentís a quienes de- 
testan y denigran la pantalla porque la 
testan y denigran la pantalla porque la desco- 
nocen: su nombre les tapa la boca. 

Chaplin está aparte, así se trate de analizar 
el arte mudo, o de comentar sus comedias. En 
este último género, el inmenso actor fué siem- 
pre personalísimo y hasta cuando toma situa- 
ciones sobadas y asuntos viejos los renueva con 
su gusto y con su talento y los hace parecer 
inéditos. Pero en ma- 
teria dramática tam- 
bién va a la vanguar- 
dia. No se alude aquí 
a "La Mujer de Pa- 
rís", aunque esa cinta 
haya resumido toda 
una nueva escuela de 
tratamiento cinemato- 
gráfico; sino a sus co- 
medias todas, a través 
de cuyo desarrollo — 





El mico predilecto de George O'Brien encendien- 
do el cigarrillo del joven actor en una escena 
de la película de Fox "Tenorios del Mar." 

como un suspiro de las cuerdas en el alegre rasguear de 
una guitarra — persiste la nota amarga del desengaño. 

El mimo tiene la monomanía del drama. Quiere repre- 
sentar "Hamlet" y ahora se afirma que durante el año co- 
rriente filmará "Napoleón". Nada revela mejor la misan- 
tropía del personaje cuya figura empequeñece a toda la 
pléyade de intérpretes cinematográficos del presente. 



Williain Powell, de 
Paramouní y uno de 
los actores que más 
originalidad ha pues- 
to en las interpreta- 
ciones de malos U 
aporreados de la pan- 
talla melodramática. 



Marzo, 1928 



EL CIRCO 

(The Circus) 

Artistas Asociados — 2,000 metros 

Intérpretes: Charles Chaplin, Mema Kennedy, Betty Morri- 
sey, Harry Crocker, Alian García, Henry Bergman, Stanley 
J. Sanford, George Davis, John Rand, Steve Murphy y Doc 
Stone. 

Dirección de Chaplin, con ayuda de Harry Crocker y Char- 
les D. Hall. 

En esta su última comedia, Chaplin vuelve de lleno a 
su estilo de hace diez años. Se nota la falta de refina- 
miento sentimental que caracterizó al "Chiquillo" y a "En 
Pos del Oro". La pantomima burda prevalece, sobre todo 
durante los primeros rollos. Y los últimos, que son más 
lentos, dejan que la acción decaiga. Pero al principio to- 
do son golpes, puntapiés, carreras, guardias, porrazos y 
piruetas grotescas. El talento del intérprete quita mucha 
de su vulgaridad a las escenas. Sólo él pudo dar nueva 
comicidad a un tema tan viejo como la manzana de Gui- 
llermo Tell. 

La trama es sencilla: un vagabundo perseguido por la 
miseria y por la policía se mete en un circo durante la fun- 
ción y se convierte, involuntariamente, en el mejor acto 
del programa. Después de cómicas vicisitudes, instalado 
ya como parte del personal y enamorado de la hija del 
empresario, sufre una serie de decepciones profesionales y 

PÁGINA 219 



CINE-MUNDIAL 



amorosas y el epílogo lo sorprende solo, in- 
finitamente solo en el llano abandonado don- 
de empinaba el toldo del circo sus gallarde- 
tes de colores. El humorismo primitivo de 
la película se concentra en las primeras es- 
cenas de persecución. Lo demás, quizá por 
el exceso de piruetas anteriores, no está a la 
altura del comienzo. 

Todas las cintas de Chaplin son buenas. 
No es ésta la mejor, ni sufre comparación 
con las dos precedentes; pero se destaca co- 
mo original, divertidísima y animada. Es, en 



una palabra, suya. El, por cierto, aparenta 
haber envejecido mucho, pero trabaja más y 
ofrece más cambio de expresión que en cual- 
quiera de sus demás obras. "El Circo" da- 
rá que reír a la gente y que ganar a los tea- 
tros. — Ariza. 



RECLUTAS POR LOS AIRES 
(We Are on the Air Now) 
"Paramount" — 2,000 metros 
Otra vez, en aventuras desastradas y de- 



sastrosas, Wallace Beery y Raymond Hat- 
ton, a quienes ya vimos en la marina y en 
el ejército y que ahora eligen, para sufrir nue- 
vos infortunios, el arma de aviación. El te- 
ma es lo de menos, ya que los dos cómicos 
se encargan de explotarlo según sus luces. 
A quienes ellos simpaticen, la cinta agradará. 
A los otros, me figuro que no, pues no hay 
en ella nada realmente nuevo. Las situacio- 
nes disparatadas y absurdas pertenecen al 
género de las que asumen Harold Lloyd y 
Monty Banks. Eso por lo que toca al tema. 
De la interpretación no hay que hablar: Beery 
y Hatton trabajan como siempre. — Ariza. 



ELENA DE TROYA 

(The Prívate Life of Helen op Troy) 

"First National" — 3,000 metros 

El libro de donde está tomada esta pelícu- 
la no tiene absolutamente nada que ver con 
el sitio de Troya, del que tanto hemos oído 
hablar. Su autor el Sr. Erskine se tomó la 
libertad de describir la existencia entre Ele- 
na y su marido, después de los sanguinarios 
sucesos que, en unos versos que no riman. 




ICsIe inslante peliayndo y en el interior de una celda penitenciaria lo 

inlerprelan I'huUis llaver u Julia Faye en una cinta de De Mille que se 

llama, naturalmente, "Chicago". 



NoaJí Berrij dándole la puntilla con el dedo a Billie Do- 
ve en una escena de "El Mercado del Amor", de First 
National. 



quizá por estar en griego, hizo con gran verbosi- 
dad el colega Homero. Pero, según era de espe- 
rar, los adaptadores del libro al cine (el libro de 
Erskine y no el del vate helénico) le dejaron ape- 
nas el nombre. La idea se perdió entre el casco 
de Lewis Stone la mirada de Ricardo Cortez, que 
es el raptor de Elenita y las curvas sentimentales 
de María Corda, que es la heroína. Para colmo de 
novedades, aparece el "caballito de Troya". ¡Nada 
menos! No vayan Uds. a creer que la película es 



(Continúa en la página 255) 



Marzo, 1928 



PÁGINA 220 



CINE-MUNDIAL 



TROFEOS DE 
TENNIS Y REMO EN 
BUENOS AIRES 




Por Narciso Robledal 




■OR fin! 

Por fin . . . llovió 
en Cholula, como di- 
cen en Méjico. Los maestros aje- 
drecistas Capablanca y Alekhine. 
después de dos meses muy largos de conten- 
der en la inteligente estrategia que suponen 
las móviles piezas, terminaron la 34a. parti- 
da, es decir, que el ex-campeón cubano la 
abandonó, proclamándose el moscovita ven- 
cedor. 

En estos esfuerzos cerebrales de la más 
pura esterilidad combinativa en que ciertas 
figuritas se combaten por geometría lineal, 
el desperdicio — el noble desperdicio de tiem- 
po — constituye, quizá, el verdadero encanto 
de tales torneos, tan propios de la frivoli- 
dad intelectual que nos ambienta. 

¿Se concibe los "frutos" que pudieran dar 
estas energías derivadas fuera del radio re- 
creativo? 

Pudiera decirse: el ajedrez es un juego 
pueril enormemente cultivado en una super- 
ficie limitada, pero "indefinida" todavía en 
cuanto a sus combinaciones. 

Capa, según se afirma, ha pedido el des- 

Marzo, 1928 



Pelando la, pava al pie de la Hostería del Greco- 
Manuel Lalanda, el torerazo de actualidad, que 
ha sido muy festejado en Buenos Aires. Tras la 
reja una guapa aunque anónima moza. 

quite, que el ex-oficial ruso y doctor en De- 
recho aceptó. 

Entre tanto, he aquí el chiste a que dio 
lugar el gran "tableo" de los adversarios: 

En Buenos Aires, la madera ha bajado 
considerablemente de precio a causa de las 
muchas "tablas" que han estado haciendo 
ambos jugadores. 

* * * 

Ya funciona el servicio aéreo Buenos Ai- 
res-Natal. Se trata de un experimento pos 
tal establecido por la Compañía Latecoere 
con un monoplano Late 25, motor Renault 
de 450 H. P. 

Tal servicio tiende a combinarse durante 
el trayecto con las salidas de los vapores. 

Es un adelanto, pero lo creemos muy 



Rosario Granados, primera tiple mejica- 
na, que está gustando mucho en el Teatro 
San Martín. 



provisional porque resulta ya perfecta- 
mente vaticinable, para fecha relativa- 
mente próxima, la comunicación aérea 
más rápida y directa entre Europa,. Nor- 
teamérica y Suramérica. 

Un gran entusiasmo popular ha desper- 
tado el triunfo de los balompedestres ar- 
gentinos, que acaban de adjudicarse el 
10. campeonato de Fútbol para Sur Amé- 
rica. 

La última partida hubo de jugarse en 
Lima, donde los locales fueron dignamen- 
te derrotados. 

El acontecimiento se ha venido celebran- 
do con manifestaciones callejeras, con brin- 
dis y banquetes deportivos, con alguna pa- 
rranda. . . 



Para aquellos lectores que pudiera intere- 
sarles la noticia, consignaremos aquí, toman- 
do la información de fuente oficial, que en 
lo que va de este año o, mejor dicho, que en 
el año agrícola 1927-28 se ha sembrado un 
4.5 por ciento más que el año anterior, lo 
que significa, en números exactos, 566.600 
iiectáreas, correspondiendo al trigo la mayor 
cantidad. 

Sin embargo de esta substanciosa perspec- 
tiva, Europa restringe su emigración a estas 
latitudes americanas a pesar de las condi- 
ciones de desencaje económico en que se en- 
cuentran por allá,, y este "fenómeno" se de- 
be a la política de este país, que no ha que- 
rido o no ha sabido, de una manera formal 
y práctica, atraer y distribuir algunos mi- 

P.4GINA 221 



CINE-MUNDTAL 



llones de emigrantes para trabajar la tierra. . . tierra 
en barbecho, cientos y cientos de leguas en todas las di- 
recciones que están reclamando culti%'o. 

Bueno; no nos metamos en sociologías, y adelante 
con las amenidades. 

* 

Amenidades. . . Ahí va una de ellas, enviada por ca- 
ble desde París al rotativo "La Nación". 

Es un libro titulado "De París a Buenos Aires" y es- 
crito por Jean Jacques Brousson, el ex-secretario que de- 
jara Anatole France plantado en el muelle de este puer- 
to. Este Brousson es el autor de "Anatole France en za- 
patillas", en cuyas páginas, con descarada intimidad, apa- 
rece el extinto personaje muy humano, demasiado humano. 




Haría Poe¡f de Canelo con su hija y el jefe de 
investigaciones, Sr. Santiago, rodeados de perio- 
distas. Ella acaba de ser puesta en libertad y 
él, con licencia de su cargo, está acusado de "en- 
cubridor" en el más sensacional crimen que se 
haya cometido en el país. 

Creemos que, cuando aparezca esta corres- 
pondencia, todavía ha de ser novedad para 
muchos lectores el siguiente sabroso relato 
en el que es fácil advertir el traslus. 

Por lo demás, es muy francés. 

Copiemos literalmente: 

"En su nuevo libro Brousson nos hace pe- 
netrar en las intimidades de aquel viaje que 
tuvo tanta influencia en el otoño sentimental 
del maestro. De la serie de anécdotas, re- 
cuerdos y confidencias sobre la permanencia 
de France en Buenos Aires, reproducimos 
una de las más divertidas: 

Marzo, 1928 



^os jugadores argentinos y franceses de las partidas de tennis internacional, con 
A presidente de Argentina, después de la repartición de los trofeos. El prime- 
ro de la izquierda, es Ronaldo Boyel, clasificado campeón suramcricano de tennis. 



"La competencia. Ha llegado a Buenos 
Aires otro conferenciante: Blasco Ibáñez. 
Desde su llegada nos sopla la dama. Una 
muchedumbre inmensa, delirante, lo espera- 
ba en la estación y lo llevó en triunfo al 
hotel. Desde un balcón el célebre novelista 
improvisa una furiosa arenga que hace re- 
ventar a sus pies, como olas, a la tuiba con- 
vulsionada. Blasco, apoyando sus manos po- 
derosas en la barra del balcón, lanzaba a la 
multitud su corazón, su pañuelo, sus puños. 
Había en él algo del matador que brinda en 
la plaza, del tenor obligado a "bisar", del 
capuchino en el pulpito, del poeta improvi- 
sador, del sacamuelas en la plaza. El pue- 
blo se estancó largo tiempo bajo el balcón 
vacío. Hubo amenazas, alboroto, y, para evi- 
tarlo, el escritor español ha tenido que re- 



comenzar cinco o seis veces su calurosa 
arenga. 

"El programa de Blasco nos hace también 
mucho daño. Hay que reconocer que su me- 
nú es más copioso, más variado que el ues- 
tro. Nosotros tenemos sólo un plato: Rabe- 
lais, y es coriáceo. Blasco hablará sucesiva- 
mente de Napoleón y de Wagner, de los 
pintores del Renacimiento y de la Revolución 
francesa, de Cervantes, de la cocina, de la 
filosofía, del teatro contemporáneo, de la 
cuestión social, de la ciencia, de la Argen- 
tina. . . 

" — Es el hombre orquesta — lia murmura- 
do Anatole France — ese músico ambulante 
tocado con un sombrero chino con cascabe- 
les, que toca el clarinete mientras acciona el 

(Continúa en la página 273) 

PÁGINA 222 



C:iNE-MUNDIAL 



MENUDEAN LOS 

CONGRESOS 
EN LA HABANA 

Por Luis García Ortega 




sa la vida escrutando la inmensidad . . . 

¿El fin del mundo? Cá. . . No vamos a te- 
ner tanta suerte que nos parta un rayo celes- 
tial a todos juntos. Si acaso, algún terremo- 
to por aquí y otro por allá harán quedar 
bien al Profesor, y si llegara a ser cierto to- 
do lo que anuncia ese buen señor, se van a 
poner las botas los morenos hijos de la con- 
vulsiva islita, dando viajecitos "por tierra" 
nada menos que hasta París. . . 
* * * 

Con más visos de verdad que las predic- 
ciones del Profesor que vaticina el anterior 
cataclismo, se nos ocurre pensar en los po- 
sibles conflictos que puede originar la Sexta 
Conferencia Panamericana que se estará ce- 
lebrando en la Habana cuando se publique 
esta crónica. 

El Continente tiene problemas muy serios 
y hondos que ventilar, y si los hijos de Santo 
Domingo, de Nicaragua y hasta de Méjico 
ponen los puntos sobre las íes, es muy po- 
sible que acabe la Convención como el "rosa- 
rio de la aurora", pues es lógico pensar que 
los delegados de estos países aprovechen es- 
ta oportunidad para tratar de fijar de una 
vez y para siempre, el límite de la ingerencia 
yanqui en las cuestiones internas de ciertas 
pequeñas repúblicas que podrán ser todo lo 
convulsivas y salvajes que quieran los des- 
cendientes de Washington, pero que al cabo 
deben su soberanía a sus propios esfuerzos y 
tienen, dentro de la esfera del derecho, la 
inspiración de sus propias determinaciones 
en todos los aspectos de su vida internacional. 

En estos últimos meses ha habido en la 
Habana arribazón de intelectuales: literatos, 
Abogados, Pedagogos y Médicos, éstos en 
gran escala con motivo de distintos congre- 
sos científicos. Pero de todos el que más ha 
llamado la atención ha sido el Dr. Gregorio 
Marañón que, además de médico ilustre, es 
investigador, literato y psicólogo y buen ti- 
po, lo que no ha sido suficiente para que no 
hayan sido del agrado de las sufragistas sus 




Presenciando las carreras de caballos el día de la 
inauguración de la temporada Hípica en la Habana. 

^^^\ ESPUES de estar cerca de un mes deseán- 
l^fj donos "Felices Pascuas y Año Nuevo", 
^Wj[ varias importantes publicaciones capital 
^^^^ ñas, como burlándose de la consagrada 
frasecita, nos traen en la primera página 
las predicciones de tres o cuatro profetisas de re- 
putación, que vaticinan la "desconflautación" uni- 
versal en el año que comienza. 

Ambas Améri- 
cas serán barridas 
del mapa; Ingla- 
terra será reduci- 
da a polvo y una 
faja de tierra 
emergerá de las 
profundidades del 
mar uniendo al 
. Viejo Mundo con 
Haití, según ase- 
gura el Profesor 
Pav, quien se pa- 



Parte de la selecta 
concurrencia que 
asistió a la inau- 
guración del Mi- 
ramoT Yacht Club, 
del cual es presi- 
dente el actual al- 
calde de la Haba- 
na, Dr. Miguel 
Mariano Gómez. 



El Presidente de Cuba, con un grupo 
de funcionarios, en la Casa de Socorro 
de Cienfuegos, durante la visita que el 
Primer Magistrado hizo a dicha pobla- 
ción recientemente. 



Marzo, 1928 



PÁGINA 223 



teorías sobre la verdadera misión déla mujer. 

Su disertación sobre el desarrollo de cier- 
tas glándulas internas para determinar el ca- 
rácter de algunos sujetos, nos ha dado en la 
clave del por qué hay mujeres con un genie- 
cito de "sargento de caballería", al paso que 
abundan los varones de voz atiplada y de 
gustos femeninos. Y lo más particular del 
caso es que, en esto de las glándulas, en las 
mujeres suele presentarse el desarrollo de 
las del sexo contrario, después de los treinta 
y cinco años, con manifestaciones de cambio 
de carácter, aparición de vellos y otros sig- 
nos que denuncian que se está debatiendo en 
su naturaleza la lucha de dos glándulas con- 
trarias, y al predominar la masculina, tór- 
nase la buena mujer — de dtbil y humilde 
esposa, por ejemplo — en un "cabo de vara" 
para el desdichado consorte. 

¡Que Dios nos coja confesados! 

En cambio, parece que en el varón no 
hay engaño; porque si el hombrecito está 
atacado de alguna glándula intrusa del sexo 
contrario, ya desde que nace se muestra sos- 
pechoso, y todo el mundo sabe del pie que 
cojea. . . 

* * * 

Para aquellos que suponen que los adelan- 
tos y progresos de Norteamérica, no consis- 
ten más que en artes mecánicas, ingeniería, 
grandes fábricas y contar con los mayores 
mataderos del mundo, habrá sido una sorpre- 
sa la declaración del Dr. Novoa Santos, he- 
cha a un periodista después de conquistar en 
reñidas oposiciones la Cátedra de Patología 
de la Universidad Central de Madrid, al ase- 
gurar que Alemania y Estados Unidos ocu- 
pan actualmente el primer lugar en la cien- 
cia médica. 

— España, dice el Dr. Novoa Santos, pue- 
de estimarse colocada en un puesto medio en 
la medicina mundial, pues si bien es cierto 
— agrega — que tiene notabilísimos clínicos, 
la labor investigadora ha adelantado muy 
poco. 

* * * 

¡Qué frío más horrible! En los años que 
tengo — y ya me estoy poniendo durito — no 
recuerdo que la temperatura haya bajado a 
12 grados. ¡Chifla el mono! Pero no ha si- 



CIN E-MUNDIAL 

do un frío húmedo, sino acompañado de un 
airecito que corta la respiración. 

Los turistas de Norteamérica se encuen- 
tran en la Habana, según reza el dicho po- 
pular, como "jicara en palangana", o lo que 
es lo mismo, a sus anchas: frío confortable 
para ellos que están acostumbrados a las ne- 
vadas, y libertad para calentar el estómago 
con los mejores tragos que se fabrican en el 
mundo. . . 

* * * 

Y a propósito de turistas y buenos tragos: 
Ya no es sólo en los cafés y algunas bo- 
degas con cantinas de "confianza" (buena 
bebida) donde los turistas recalan con fre- 
cuencia cuando nos visitan cada año. 

El propietario del confortable Hotel Re- 
gina que alberga lo mejorcito de esa pobla- 
ción flotante, atento a las debilidades de sus 
encopetados parroquianos, ha instalado en 
los amplios sótanos del edificio una taberna 
española donde tranquila e impunemente se 
le "chupa el rabo a la jutía". Se completan 
los atractivos de esta especie de taberna, con 
un cuadro artístico en que figuran las her- 
manas Piquer, La Currita y el guitarrista 



Castro que constituyen un conjunto flamen- 
co insuperable. 

Sólo diez funciones darán los "Ziegfeld 
Follies" en donde se asegura actuarán las 
más lindas muchachas de los Estados Unidos. 

Por eso el público está ansioso de presen- 
ciar el debut, para comprobar la veracidad 
del anuncio. 

Además, como se trata de un espectáculo 
en que imperarán los desnudos, se explica 
que ya estén casi agotadas las localidades 
para la primera función. 

Pero no comprendemos de qué privilegios 
gozará el audaz empresario de las exhibicio- 
nes de desnudos vivos; pues a juzgar por la 
actitud de ciertos agentes de la autoridad 
que se ruborizaron y destruyeron "mano mi- 
litan" algunas estatuas de yeso de cierto es- 
tablecimiento de objetos de arte por consi- 
derarlas inmorales, las desnudeces vivas les 
van a poner los pelos de punta. . . 

Pero abrigamos la esperanza de que al 
contemplar tantas bellezas, echen a un lado 
sus escrúpulos de "moralistas comprimidos" 
(Continúa en la página 281) 



\ 




Regreso a la capital de Cuba de los jugadores de 

fútbol del Centro Gallego habanero, que hicieron 

una sonada jira por Costa Rica. 




Grupo de muchachas castizas que tomaron parte en 
la Verbena dada por el Santos Suárez Tennis Club. 



Marzo, 1928 



El Premio Nacional de Maternidad, con el Presidente de la República. 

PÁGINA 224 



CINE-MUNDIAL 



EN MÉJICO 



Por Epifanio Ricardo Soto 





En el Estadio Nacional, una niña 
da al aviador un ramo de flores. 



Abajo, Lindbergh y sus acompañan- 
tes durante el paseo en Xochimilco. 



^^J'^^ U E D E decirse que, durante algunos 
JrJ días, la ciudad se dedicó exclusivamen- 
jJLk te a agasajar a Lindbergh. 
^^^ En la fecha de su llegada, que se 

anunció a las nueve horas, la gente es- 
tuvo aglomerada desde las siete en las calles 
por donde iba a pasar; esperándolo paciente- 
mente hasta las dos de la tarde, que fue 
cuando llegó, por la pequeña desviación 
que tuvo. 

Entonces comenzaron a festejarlo, sin 
tregua de ninguna especie; alternándose 
fiestas oficiales con las de particulares en- 
tusiastas y comerciantes, que no dejaron 
escapar la ocasión de anunciar baratas en 
honor de Lindbergh; como hubo un artis- 
ta que le ofreció un cuadro; otro, un re- 
trato en popote; un librero, una lujosa edi- 
ción de historia, que obtuvo con tal motivo 
valiosa propaganda. Todo lo cual basta pa- 
ra dejar demostrado que no son tan hon- 
das nuestras diferencias con los norteame- 
ricanos y sabemos buscar el lado útil de 
nuestros homenajes. 

Naturalmente, los teatros dieron funcio- 
nes dedicadas a él; los cines, abusaron de 
la proyección de revistas en que figura el 
aviador; y los deportes, para asegurar la 
entrada, anunciaron su asistencia, que mu- 
chas veces fué imaginaria. 

Hasta la empresa de los toros usó tai 
procedimiento; y, poniendo en el ruedo, con 
aserrín, palabras de bienvenida, consiguió 
ver gente en las azoteas de la plaza, por 
única vez en la temporada. 

Cierto que, en este caso, contribuyeron 
a la propaganda varias sociedades protec- 
toras de animales, poniendo al aviador va- 
rios mensajes, escritos en este tono: "El 
mundo civilizado confía en que el Coronel 
Lindbergh se niegue a asistir a una corrida 
de toros". 

No creo que exista sistema más eficaz 
para decidirlo a ir, y la prueba es que fué, 
acompañado nada menos que por Gaona; 

Marzo, 1928 



Con la centenaria catedral 
como fondo, una parte de 
la manifestación obrera en 
honor de Lindbergh, a su 
paso frente al Palacio Na- 
cional de Méjico. 





La llegada del popularisimo aviador al aeródromo de Valbuena, en su vuelo de Washington 

a la capital de Méjico. De izquierda a derecha: el General José Alvarez, jefe del estado mayor 

presidencial de la República; el embajador Morrow y el "coronel-ave", que recorre todo el 

continente septentrional en su histórica máquina trasatlántica. 



PÁGINA 225 



CINE- MUNDIAL 




li 



Los "danzantes" indígenas, con sus trajes típicos, sus estandartes y 

sus bailes singulares, en la Tilla de Guadalupe, el día de la fiesta de 

la Virgen de ese nombre. 

y que permitió, sonriente, que Pepe Ortiz le pusiera en el hombro un 
capote de paseo que le obsequió; llegando a darle un abrazo, que pro- 
vocó calurosa ovación. 

Este abrazo público del semidiós yanqui a un torero, quién sabe 
cuántos maloa pensamientos levante por el mundo. Puede decirse, por 
ejemplo, que prueba que un torero sigue siendo la suprema divinidad 
por estas latitudes, y que, conociéndolo, la diplomacia obligó a Lind- 
bergh a ese acto. 

Y aunque eso no es verdad, tal vez hasta el mismo aviador lo crea, 
y se lo hayan confirmado los aplausos que conquistó. 

Se ha dicho que conocer de cerca a un hombre ilustre, reduce su po- 
pularidad. Sin embargo, en el caso de Lindbergh, ha sucedido todo lo 
contrario, y hasta los mismos periodistas, comiienetrados de su deber 
de fomentar esa popularidad, como demostración amistosa hacia los 
Estados Unidos, se lian vuelto manantiales de elogios para la exquisita 
amabilidad del héroe, y ni una palabra he leído de que, en horas de mal 
humor, hizo salir a los fotógrafos y cinematografistas; dando también, 
en plena fiesta pública, un vigoroso empellón a cierta muchacha que 
intentó besarlo. 

Tan sólo una "Liga anti-imperialista" que existe por ahí y gusta de 
decir cosas subidas, nos hizo saber, por medio de un pizarrón' colocado 
en sus balcones, que no debíamos ocuparnos de Lindbergh, porque viene 
en calidad de "pildora dorada", a suavizar la presión del embajador 
Morrow sobre las leyes petroleras; que irá después a Nicaragua, con el 
fin de que se olviden no sabemos qué asesinatos, y más tarde a la Ha- 
bana, a dar fuerza a la farsa del Congreso. 

Opiniones todas de la mencionada Liga, y que vienen a demostrar 
que no todos piensan lo mismo, formando contraste con el entusiasmo 
sincero del pueblo, que no sabe de políticas, y convirtió a Lindbergh 
en el ídolo supremo del momento. 

* * * 

Pero vamos a lo nuestro, que ea hablar de espectáculos, empezando 
por los teatros. 

Es mucho más interesante lo que sucede fuera de los escenarios, que 
en ellos. De lo último, sólo vamos a decir dos 
cosas: que Catalina Barcena se fué, sin que 
Martínez Sierra cumpliera su ofrecimiento de 
dedicar a Méjico las primicias de su nueva 
obra; aunque obteniendo un sonado triunfo con 
el estreno de "El reino de Dios", cuyos dos pri- 
meros actos encuentra la crítica irreprochables. 

Y que la imposición de algunos autores espa- 
ñolas, arruinó los estrenos en los teatros de co- 

(Conlinúa en la página 279) 
M/Jtzo. 1928 



CatíJinii Barcena con 
ropas tehuanos, se- 
gún apareció en el 
cuadro mejicano 
que Martínez Sierra 
hubo de presentar 
en la capital del 
país. 



P.ÁCINA 226. 



CINE-MUNDIAL 



MONTEVIDEO, 
PERLA DEL PLATA 

Por Adelardo Fernández Arias 



/%1-^RUGUAY. . . República Oriental. . . 
Jrfl Montevideo... Capital... El inte- 

^^M^ terior. . . La campaña... 
^ ' El Peso uruguayo... La moneda 

más alta del mundo. . . Más caro que 
el dólar. . . Uruguay. . . La República más 
chica... Reservas, en oro, auténticas... Cli- 
ma magnífico... Naturaleza 
privilegiada . . . Riqueza agro- » 

pecuaria... Industria nacional 
protegida por tarifas aduane- 
ras. . . "'', , 
La Política, absorbiéndolo ->4^m^ 
todo... Dos grandes partidos , 
tradicionales... ¡Blancos y Co- 
lorados!. . . -"*■ 




sena... Ultimas novedades del mundo. ¡To- 
das las producciones más eficaces, para "jazz 
band"! 

Personajes que dicen a los periodistas lo 
que les conviene... Intercambios quiméri- 
cos. . . . Buenos propósitos. . . Mucho movi- 
miento comercial. . . 

Cada dos semanas apresamiento de un ali- 
jo de contrabando de sedas, por valor de 
varios cientos de miles de pesos. . . 

Derechos de Aduana altos. . . 

¡Uruguay!. . . ¡Blancos y Colorados!. . . 

:lí ^ ^ 

"Foot Ball". . . Olímpicos. . . "Nacional" y 
"Peñarol". . . 




Gráfica de una parte de la con- 
currencia uruguaya que asiste 
a un partido de balompié con 
ciento por ciento de interés. 




-ii ^ 't 






rTAT»Tlé'T»X« T ^ 



Pocitos, la de los ricos 
Caparro, para los 



Artigas, desde la Plaza de la Independencia en Mon- 
tevideo, contempla la Avenida 18 de Julio y reflexiona. 

Leyes, modernísimas. . . Divorcio, rápido. . . Pensión, a la Vejez. . . 
Duelo, legislado... Cámaras Legislativas... Atribuciones presiden- 
ciales restringidas... Consejo Nacional fiscalizador. . . 

Mujeres hermosísimas. . . Ambiente de conservación del capital. . . 

¡Uruguay!... ¡Blancos y Colorados! 

* * * 

Cuando, en el otro hemisferio, el frío azota, aquí nos achicharramos... 

Verano. . . Se han inaugurado las playas. . . 

Día oficial. . . Un cura bendice el mar. . . Hisopo. . . latines. . . agua 
bendita. . . 

Las mujeres aparecen, en la arena, con los trajes modernísimos, que 
dejan a la admiración estética sus bellas desnudeces. . . 

La vida de playa se anima... De la Argentina llegan los vapores, 
llenos. . . 

Carrasco, es la playa de los millonarios. . 
Ramírez la de la clase media. . . Malvin y 
que viven cerca. . . 

El mar. . . El Río de la Plata. . . Olas. . . Baños. . . Case- 
tas. . . Idilios. . . Exposición, de piernas, en las playas. . . Ex- 
posición, ganadera, en el Prado... Exposición, de automóvi- «M 
les, en el Parque Hotel... Exposición, de apuntes, del dibu- 
jante, "gaucho" por excelencia, Carlos Castell. . . 

La ruleta fimciona, reglamentada por el Municipio... ¡Ex- 
posición ! 

* * * 

Bataclán, en todos los Teatros; . . 

Vestidos, "comprados" en París. . . Decorados, según los "vistos" 
en Berlín... Bailables "copiados" de New York... "Sketche", de 
París, New York y Berlín . . . 

Bataclán criollo... ¡Muchachas con piernas magníficas!... ¡Tangos!... 

Cinematógrafos. . . Cintas norteamericanas. . . Producción de los 
años 1927, primavera y 1926... alguna cinta anterior... 

Los nombres de los artistas de Hollywood, en los labios de todas 
las niñas "bien"'. . . I>os besos de los artistas más conocidos, tam- 
bién en loa labios. 

* * * 

Vapores de Europa y Norteamérica, todos los días, en la Dárse- 
Marzo, 1928 



.Salen de misa, contritas y alegres al sentirse 
acariciadas por el sol de la República Oriental. 



Escuelas. . . Plazas de Deportes. . . Educación del Niño. . . Protec- 
ción a la Infancia. . . Las. calles, escuelas de "foot ball". . . 
Nombres populares... Artigas, Rodó, Petrone, Piendiboni. . . 
¡Uruguay!... ¡Blancos y Colorados!... ¡Nacional y Peñarol!... 



Feminismo... Poetisas. 



Recitadoras. 



Juana de Ibarbourou. . . Luisa Luisi. 
del Carmen Izcua' de Muñoz. . . 

Universidad de mujeres. . . 

¡Uruguay!... ¡Blancos y Colorados!. 
¡ Poetisas! 



Raquel Sáenz... María 



¡Nacional y Peñarol!. 



(Continúa en la página 255) 



PÁGINA 227 



nm 



C I N E - M U N D I A L 



ARGENTINA CONTRA URUGUAY 
Y BOLIVIA CONTRA PERÚ 

Gráficas de los encuen tros d el Décimo Campeonato Sudamericano 
de Balompié, obtenidas por nuestro corresponsal en Lima 



i 



En el grupo de la izquierda, Carlos Sussoni. peruano II 

el segundo de la derecha, que marcha con Lalanda a la 

cabeza de los novilleros, al regresar a su pais para la 

temporada de este año. 





Petrone. el jugador peruano, disponiéndose a gambetear 
al defensa Chavarria, en la partida peruano-boliviana. 



— ♦ ?:E >II^N-*~ 



El equipo uruguayo, en estas pruebas, lo inte- 
graron: Andrade. Canavessi, Fernández. Tejera. 
Vanzzino. Capuccini. Arremond, Scarone. Petrone, 
Castro y Figueroa. 



Izquierda, la valla boliviana — Bermúdez — en el 
instante en que atajaba, en excelente estilo, un cen- 
tro del puntero peruano Sarmiento. 



El jugador Díaz 
parando un fuerte 
tiro del puntero 
A rremond . mien- 
tras Recanatini u 
Manti están a la 
espectativa, du- 
rante el encuentro 
argentino- uru- 
guayo. 




Los once jugadores del equipo argentino haciendo el saludo de 

rigor frente a la tribuna oficial, el día en que se enfrentaron 

con los uruguayos. 



M^ko. 1Q28 



PÁGINA 228 



CINE-MUNDIAL 




El uruguayo Scarone cabecea al recibir un pase de Pe- 
troné durante el encuentro con el equipo argentino 




El uruguayo Tejera detiene en forma admirable un 
avance impetuoso de los delanteros argentinos. 



ü^i^^ 



En el palco presidencial, presenciando los en- 
cuentros efectuados en Lima entre los equipos 
de balompié uruguayos y argentinos, el Primer 
Magistrado del Perú. Augusto B. Leguia, se des- 
cubre para saludar a quienes lo aclaman a su 
llegada al Estadio Nacional. 





Scarone lanza un fuerte tiro con la cabeza al 
arco que está defendido por Díaz. 



Un entrevero cerca del arco uruguayo. Andra- 
de acude presuroso a defender su valla. Los 
argentinos eran Evaristo, Bidoglio, Recanatini, 
Díaz, Zumelzú, Monti, Carricaberry, Maglio, 
Ferreira, Seoane y Luna. 



Marzo, 1928 



PÁGINA 22Q 



CINE-MUNDIAL 



EN LAS PANTALLAS 
TABLAS DE MADRID 

El último estreno de Azorín y la actitud de los intelectuales, 
con su correspondiente escándalo. — Un timo y un recuerdo. — . 
No hay producción de cine nacional. — ¿Está cansado el público? 

Por Eduardo A. Quiñones 

Dibujos de De Diego 



Y 



AZORIN ha estrenado su "Comedia de Ar- 
te"'. Y ya se sabe: cuando estrena Azo- 
rín hay expectación y escándalo y burla. Y 
son, precisamente, intelectuales quienes más 
se distinguen en los ruidosos estrenos del 
ilustre escritor. Se les ve en el teatro con ese 
gesto de complacencia que produce el olor 
del fracaso. De no fracasar las obras azori- 
nescas, pasarían muy malos ratos esos seño- 
res. Y \an al teatro a poner de su parte 
cuanto puedan para que la obra caiga al foso. 

No me explico esta animosidad contra uno 
de nuestros mejores y más modernos escrito- 
res. Me hubiera explicado perfectamente, en 
cambio, todo lo contrario, siquiera fuera por 
el prestigio de su figura literaria. 

No está en mi ánimo hacer crítica, que ni 
la misión que tengo va por ese lado ni es 
muy oportima que digamos la ocasión. Sólo 
quiero hacer constar la injusticia que se vie- 
ne cometiendo con Azorín. Se le dice que 
desconoce el oficio de dramaturgo. Los que 
tal aseguran parecen ignorar que Azorín vie- 
ne, desde hace tiempo, proclamando la ne- 
cesidad de cambiar totalmente los métodos 
en boga. Y en España, sobre todo, seamos 
sinceros, se hace más preciso que en ningún 
otro país el cambio radical de procedimien- 
tos escénicos. El teatro español es teatro de 
trucos, de malicia, de picardía. Poco arte y 
mucho truco. Esta pudiera ser la definición 
de nuestro teatro contemporánea salvando 
la obra de dos o tres autores. ¡ Y así se ven 
esos escenarios de Dios! 




Azorín va al teatro con lionradez. Y co- 
mo lleva honradez desea hacer teatro de ar- 
te y no de trucos. De donde se desprende 
que los que dicen que Azorín desconoce el 
oficio, más lo alaban que lo censuran. Des- 
conocer el oficio del teatro al uso, puede ser 
muy bien estar en condiciones de poder ha- 
cer teatro de arte. Y a esto va Azorín. Y 
va decidido, lleno de entusiasmo y de fe. No 
sé si logrará, al fin, triunfar. Sé que lo me- 
rece y que, tarde o temprano, verá recom- 
pensadas las amarguras que ahora se le lia- 
cen pasar. Porque en sus obras hay belleza, 
intensa belleza. Y esto es lo principal, ya 
que la misión del artista está precisamente 
en producir belleza. 

DI.JE en mi crónica pasada que no sabía si 
existe en Madrid algún patio de Moni- 
podio. Y sigo sin saberlo. Pero lo que no 
ignoro es que a diario se dan en esta deli- 
ciosa Villa y Corte, una porción de timos 
de clases muy distintas. 

Desde el raterillo vulgar que saca la car- 
tera del bol.sillo del prójimo, hasta el tima- 
dor "concienzudo" y estudioso, que prepara 
el golpe con todo cuidado, hay una gama, 
grande y diversa, de individuos que se de- 
dican a vivir del dinero ajeno. 

.Marzo, 1928 



Hace unos días se dio un timo curioso. 
Era un ciego que tenía precisión de tomar 
el tranvía. Para ello érale indispensable atra- 
vesar la calle. Pasó por allí un caballero, y 
el ciego le rogó que lo acompañara, pues 
temía ser atropellado por algún vehículo. 
El caballero, caritativamente, accedió y con- 
dujo al pobre inválido hasta el sitio preciso. 
Y aun llevó a más su caridad. Esperó a que 
el tranvía llegara y ayudó, con todo cuida- 
do, al cieguecito a subir. Este se deshacía 




en demostraciones de gratitud, y en poco es- 
tuvo que besara la mano de su acompañante. 

Partió el tranvía y quedó solo el caballe- 
ro, muy satisfecho de la buena obra reali- 
zada. Pero su asombro no tuvo límites cuan- 
do, al echarse mano al bolsillo de la ameri- 
cana, notó que le faltaba la cartera. 

El ciego aquel, que no era ciego, se había 
perdido de vista. 

Por natural asociación de ideas me trae a 
la memoria, este timo, un caso ocurrido ha- 
ce algún tiempo, en la Habana. 

Sucedió en la calle de la Muralla. Sabido 
es que en ella tienen sus establecimientos los 
almacenistas fuertes de paños y goza, ade- 
más, fama de ser "calle de dinero". 

Cierto día, aquellos sencillos comerciantes 
se quedaron asombrados al ver que un hom- 
bre paseaba las aceras de arriba abajo. Iba 
el tal con los pantalones arremangados hasta 
las rodillas y llevaba al hombro una gran ca- 
ña de pescar. 

Cuando hubo encontrado un sitio que le 
pareció conveniente para su objeto, hizo sus 
preparativos, deslió la cuerda de la caña y 
tiró el anzuelo al medio de la calle. Y sal- 
taba y daba tirones de la cuerda y gritaba: 

— ¡Ya pican! ¡Ya cae! 

Los curiosos acudieron a reunirse a su la- 
do y las risas y burlas menudeaban. 

— i Sí que vas a pescar! — le decía uno rién- 
dose a más no poder. 

— Si no pesco yo — contestaba — pescan 
mis compañeros. 

Y así estuvo un rato, sirviendo de burla 




a la gente, hasta que recogió sus bártulos 
y dijo: 

— Por hoy basta de pesca. Ya tengo bas- 
tante con lo pescado. 

Y desapareció. 

Los curiosos regresaron a sus respectivos 
establecimientos y muchos de ellos notaron 
que les habían sido sustraídas las carteras. 
Mientras el fingido pescador hacía como que 



pescaba, los que efectivamente pescaban eran 
sus compañeros, como él había dicho. 

LA actual producción cinematográfica espa- 
ñola no es muy grande ni muy escogida. 
Aquí se hacen las películas con manifiesta 
falta de elementos principales. Llamo ele- 
mentos principales al capital y a la dirección. 
De la falta de ambas cosas adolece la pro- 
ducción nacional. 

Los capitalistas no parecen dispuestos, al 
menos por ahora, a invertir grandes capita- 
les en la producción. Y, es natural, ésta es 
pobre, raquítica, escasa. 




No me explico el por qué de no fomentar 
una fuerte empresa para la producción y ex- 
plotación de películas. Porque aquí se da 
un caso curioso y altamente prometedor. Las 
cintas nacionales son bien acogidas por el 
público. Esto ya supone una protección ha- 
lagadora. 

En España hay, abundantemente, de todo 
lo que requiere la buena producción cine- 
matográfica. Solamente hace falta que el ca- 
pital no siga retrayéndose y que los encar- 
gados de dar impulso a este arte, miren hacia 
los Estados Unidos y Alemania y busquen 
directores y expertos en el asunto hasta que 
la cinematografía española pueda marchar 
sola y por sus propios pies. 

Los cinematografistas españoles se dedican, 
en muchos casos, a llevar a la pantalla obras 
del teatro hablado. Ello es una tremenda 
equivocación. El cinematógrafo requiere li- 
teratura propia, buenos argumentistas espe- 
cializados en la materia y amplias y moder- 
nas miras artísticas. 

Durante el mes se estrenó una película es- 
pañola titulada "El dos de mayo". Se trata 
de una cinta histórica hecha con suma po- 
breza de elementos. 

Se anuncian, entre otras, "La condesa Ma- 
ría", "Rosas y espinas", "La ilustre frego- 
na", "Una aventura de cine" y "La hermana 
de San Stilpicio". 

LOS teatros no encuentran la obra. Esa 
obra destinada a dar las grandes entradas 
con que sueñan los empresarios. Se estrenó 
bastante, pero todo, o casi todo, flojo. Úni- 
camente mereció la buena acogida del públi- 
co "Tambor y Cascabel", de los hermanos 
Quintero. Por lo demás, ni Apolo, ni Esla- 
va, ni Pavón, ni teatro alguno tropieza con 
"la obra del filón". 




El maestro Guerrero, a quien ya casi se 
le llamaba el "Mago del Éxito", ha tenido 
sus traspiés en las últimas obras que estrenó. 

¿Será todo ello debido a cansancio del pú- 
blico? Es posible. Lo cierto es que los es- 
pectadores huyen de los teatros y van a re- 
fugiarse a las salas de cine. 

De la temporada de ópera no hay que ha- 
blar. Resultó floja por todos conceptos: por 
los artistas, por la falta de público y por 
lo pobre del repertorio. 

Y hasta otra. 




PÁGINA 230 





DOS GRANDIOSOS OCHO EN LINEA CONSTRUIDOS POR 

„, MARMON „, 

El lluevo ^ El TSiuevo 




EL NUEVO MARMON 

68 




Nuevo Marmon 68 Sedan — Amplio espacio para cinco asientos 




Nuevo Marmon 68 Victoria-Coupe — Cuatro asientos 




Nuevo Marmon 68 Coupe de dos asientos, con otro asiento especial 



EL NUEVO MARMON 68 ES 



UN OCHO EN LINEA 



wm^^^i^mmmmmmtmmmmiimmimm 



n ini ) i I | i i mi i| iT'»»r^^wri— w^— 



EL NUEVO MARMON 




Nuevo Marmon 78 Sedan — Capacidad completa para cinco pasageros. Estilo lujoso 




Nuevo Marmon 78 Victoria-Coupe — Cuatro asientos, asiento auxiliar, baúl de viaje, atrás 




— ■*— - Roadster de dos asientos, con asiento otro especial 

Además de los modelos ilustrados, Marmon fabrica sobre el "Chassis 78": Speedster, de cuatro asientos, Coufe de dos asientos, con 

otro asiento especial y Coupe Roadster con otro asiento especial 

EL NUEVO MARMON 78 ES UN OCHO EN LINEA 




Marmon en 1928 



I A Compañía Marmon es la pri- 
mera en la industria automo- 
~~^ vilística, en comprender la 
tendencia rápida hacia el modelo de 
ocho en línea, y este año, ofrece a la 
venta dos surtidos en dos precios di- 
ferentes. Ambos son de la calidad 
fabricada por Marmon y de su misma 
precisión mecánica, combinando el 
funcionamiento más perfecto actual 
con característica belleza y estilo. 

El "78" es un automóvil de trans- 
porte, netamente de tipo lujoso — el 
sucesor lógico del Marmon del pa- 
sado, que siempre estuvo adelante de 
los requisitos de la época. 

El "68" es la combinación que 
Marmon ha hecho de precio bajo con 
el funcionamiento de ocho en línea, y 
una apariencia hermosa, al precio 
que anteriormente los motoristas pa- 
gaban por un modelo Seis. 



puntos primordiales de 
ingeniería y funcionamiento 



El "78" 

Motor — Ocho en línea, 
válvulas arriba, construcción 
Marmon. Calibre y expan- 
sión, 2 15/16 X 4 pulgadas. 
Desplazamiento, 216.8 pul- 
gadas cúbicas. 86 caballos de 
fuerza. Velocicidad Máxima, 
70 a 80 millas per hora. 

Chassis — 120 pulgadas dis- 
tancia entre las ruedas y 56 
pulgadas de anchura, con es- 
pacio que generalmente se en- 
cuentra solamente an auto- 
móviles de 130 pulgadas o 
más de base. Marcha muy 
suave, obtenida mediante 
muelles muy largos, monta- 
dos sobre aisladores de cho- 
ques, de goma, dominados 
por reductores de choques, 
hidráulicos, Lovejoy. Repe- 
timos y más enfáticamente 
que "es el automóvil de 
marcha más cómoda, en el 
mundo." 

Frenos — El tipo mecánico 
más avanzado, en las 4i rue- 
das. 



El ''68" 

Motor — Ocho en línea, 
construcción Marmon. Cali- 
bre y expansión, 2% x 4% 
pulgadas. Desplazamiento, 
202 pulgadas cúbicas. 71 
caballos de fuerza. Veloci- 
dad máxima, 65 a. 70 millas 
por hora. 

Chassis — 1 14 pulgadas dis- 
tancia entre las ruedas y 56 
pulgadas de anchura, con co- 
modidad inusitada para cinco 
asientos. Muelles especial- 
mente largos dominados por 
reductores de choques hidráu- 
licos, Lovejoy. Grandes ais- 
ladores de choques, de goma 
en lugar de aparejo metálico. 

Frenos — Tipo mecánico en 
las 4 ruedas, los mismos que 
en el "78". 



Para detalles com- 
pletos, escribir a: 
Marmon Motor Car 
Company (Departa- 
mento D), Indianap- 
olis, Indiana, E.U. A. 



^ 



CINE-MUNDIAL 



''CA, C'EST PARÍS 



9 f 



Por Ceferino R. A 



V e c 1 1 i a 



ill 



■^JÍ^^N el rei^ertorio de lugares comunes inter- 
fMu^ nacionalizados, se designa con la califica- 
¡F^^^ ción de "nuiy parisiense", todo suceso de 
'^^^ París que, si se produjera en otra latitud, 
sería sencillamente escandaloso. Pero de 
Tuodo más concreto y más consolador para los 
atributos de París, lo "muy parisiense", necesita 
destacarse sobre un fondo sentimental o a lo me- 
nos de sensualismo. 

En esta íiltima historia "muy parisiense" puede 
sospecharse tal fondo y eso basta. Trátase de que 
Monsieur Chavagne, diputado, cuarentón e impul- 
sivo, ha de pagar en virtud de "sentencia firme", 
diez mil francos a mademoiselle Rora, porque no 
quiere casarse con ella, a pesar de habérselo pro- 
metido con el rigor que supone en tales promesas 
as adjetivaciones políticas y aun civiles del novio. 
Mademoiselle Rora, a lo que se ve, es particular- 
mente tenaz y niuy seria. De ello da testimonio 
la fotografía que nos complace trasmitir al lector 
porque se trata de algo ejemplar. En esta foto- 
grafía, sonríe mademoiselle Rora, sentada ante su 
mesa de trabajo. Quizá en tal punto meditaba el 
modo de apoyar en la ley sus pretensiones. La 
imagen de mademoiselle Rora, no nos ofrece 
ningún aspecto de sus sentimentalismos. Más 
que testimonio de sus decepciones sentimen- 
tales, es una justificación de sus diez mil 
francos. Si Monsieur Chavagne hubiese vis- 
to esta fotografía oportimamente quizá el 
curso de los acontecimientos sería otro. Mon- 
sieur Chavagne no supo ver que mademoise- 
lle Rora, es fundamentalmente una señorita 
de "affaires". En realidad, ésto no tiene na- 
da de extraordinario. Lo que ocurre es que 
las señoritas no se suelen retratar ante una 
mesa de despacho. Esto es demasiado cíni- 
co. Se retratan ante un tocador, por ejem- 
plo, que es, después de todo, la misma mesa, 
pero gratamente enmascarada. 

Unos Hombres Representativos 




Un Ruso. — Se llama este ruso Theremin 
y es un gran sabio. Ha descubierto y cons- 
truido una máquina maravillosa que produ- 
ce música merced al simple movimiento de 
as manos, junto a unas antenas. Lo que ha- 
ce Theremin, es simplemente maravilloso. En 
Europa se ha acogido su invención con las 
aclamaciones más entusiastas. Creo que The- 
remin navega ahora hacia los Estados Uni- 
dos. Pronto, Nueva York se sobrecogerá co- 
mo París ante esta maravilla. 



¡íl Príncipe de Bar- 
bón en una de las 
ciudiencias del pro- 
ceso que, en su con- 
tra, se inició en Pa- 
rís y que resultó 
absuello de la acu- 
sación. 



El sabio ruso, representa un aspecto insospecha- 
do de la revolución de su país. Esta revolución de 
ahora se dirige contra los instrumentos de música. 
Les tratarán como trata la otra a los ricos. En 
el mundo musical va a dar principio la dictadura 
de la antena. 



(Continúa en la página 279) 



Marzo, 1928 



PÁGINA 23 S 



CINE-MUNDIAL 



/ 



•Salud! Pf^íJITAV 



¡Cuánta dicha encierra esa palabra! El 
saber conservar la salud es uno de los co- 
nocimientos más útiles al alcance de la 
humanidad. 

Afortunadamente la ciencia nos ha de- 
mostrado que es fácil librarnos de muchas 
enfermedades con sólo evitar las infeccio- 
nes que las causan. Para evitar las infec- 
ciones no hay más que usar un desinfec- 
tante eficaz, pero teniendo siempre cuida- 
do de escoger uno que no sea venenoso. 

El Dioxogen contiene, como único agen- 
te desinfectante, oxígeno puro, precisa- 
mente el elemento que en la naturaleza 
ejerce una acción desinfectante poderosí- 
sima, es decir, la de oxidar toda impureza. 
Está absolutamente libre de substancias 
venenosas, por lo que puede emplearse 
hasta para uso interno. 

Pero no hay que confundir el 
Dioxogen con las aguas oxigena- 
das corrientes pues el Dioxogen, 
en primer lugar, tiene mayor con- 
centración — contiene 12 volúme- 
nes de oxígeno en vez de 10, co- 
mo las corrientes" — y, en segun- 
do lugar, no contiene acetanilida 
ni está recargado de ácidos irri- 
tantes u otras impurezas. Aunque 
el Dioxogen pueda costarle un 
poco más, es realmente más eco- 
nómico. 



xoáen 



Agua oxigenada estable, concentrada 

y pura. 

Tenga siempre un frasco ajnanó] 



De venta en las far- 
macias y droguerías en 
frascos de 4, 8 y 16 
onzas. 



En los frascos de 
mayor tamaño resul- 
ta más económico. 




THE OAKLAND CHEMICAL CO., 

Dcpto. C-M. 

59 Fourth Avenae, 

New York City. 

Sírvanse remitirme gratis un ejemplar 
de la novelita "El Ángel del Hogar." 



Nombre- 



Dirección ■ 



PaÍB. 



Marzo, 1928 




Curioso, Honduras. — Pues no conozco al autor ese, 
aunque presumo que no ha de ser oriental. Sin duda 
se trata de un seudónimo. Los mejores jugadores de 
fútbol son distintos cada año, lo mismo aquí que en 
Inglaterra. Por estas tierras hay un tal Granger, pro- 
fesional, que se supone que es la estrella máxima de 
ese deporte. Liois Wilson anda en derredor de los 
treinta — la edad de las decepciones — y sin contrato 
fijo. Peor que peor. 

William H., Cuba. — Por razones tan particulares 
como los domicilios de los artistas, no puedo dar aquí 
datos respecto a sus hogares. Sé que Moreno recibe 
correspondencia en Los Angeles Athletic Club y No- 
varro en 1540 Broadway, Nueva York. En cuanto a 
las direcciones de los directores, no pueden ser fijas, 
porque es general que su contrato con cada casa sólo 
abrace determinada película. Los domicilios de las 
compañías han aparecido aquí ad nauseam, como deci- 
mos en latín. 

Trigueña de Ojos Dormidos, Cuba. — A mí me pasa 
lo mismo, a eso de media noche. No se casan Gilbert 
y Greta. Clive sigue con Paramount. Richard, con 
P. B. O. Y lea el latinajo que le endosé a William H. 
Para la Estafeta, la misma dirección que para mí. 
Y no me olvide. Es decir, escríbame nuevamente. 

Dorothy, Curuzú, Argentina. — A Ramón Novarro, 
hay que escribirle en castellano, a la dirección de 
Metro-Goldwyn-Mayer, que aquí mismo doy, cuidando 
de remitir unos sesenta centavos argentinos para el 
franqueo del retrato. A Mary Miles Minter, en in- 
glés, pero no sé dónde, porque se ha retirado — igno- 
ro si voluntariamente, aunque sospecho que no — del 
cine y de la vista del público. 

Osear S., Buenos Aires. — Para las efigies de Vera 
y Leatrice, diríjase Ud., con las instrucciones que he 
dado en el párrafo precedente, a P-D-C, 130 West 
46th Street, New York. Para las de las otras artis- 
tas, a Metro-Goldvi'yn, cuyo domicilio va en estas 
líneas. 

The Man of The Brown Derby, TicuL — Le acon- 
sejo que cambie seudónimo : así llaman por aquí a los 
sonsos. Gene Tunney nació en Nueva York y es de 
descendencia irlandesa. Lon Chaney : las mismas ins- 
trucciones que para los retratos re Novarro. Pasa de 
los 40 y es hijo de sordomudos. 

Plácido, Cartagena, Colombia. — Bebé, Paramount, 
ya di dirección. Sí entiende castellano. Greta Nis- 
sen, con la Fox. La última cinta de Bebé es "Ella es 
una Sheik". Conste que yo no le puse el título. ¿ La 
artista que más me gusta ? Este mes, Lupe Vélez. 

Triste como la Luna, Bogotá, Colombia. — La últi- 
ma que filmó Cortez fué "La Vida Privada de Elena 
de Troya", en la que yo tengo un interés minimísimo. 
Su dirección es bastante vaga en estos momentos : 
Europa. 

Eduardo, Buenos Aires. — Para ser artista se ne- 
cesita, aquí, resultar mejor que los treinta y tantos 



mil aspirantes nacionales que sitian los talleres de 
Hollywood. Si Ud, se siente con ánimo. . . 

Una Amiguita, San Juan, P. R. — Y amabilísima, 
además. Lo malo es que todos los artistas por quienes 
Ud. me pregunta están completamente perdidos y al- 
gunos llevan años de no filmar. Jack Pickford y 
Mary son hermanos. Las compañías mandan, indis- 
tintamente, retratos de aquí y de California. 

Madame Pipelet, Cienfuegos. — Eso de que "las 
monjas sean el diablo" está un poco raro, pero mu- 
cho me divertí con tu narración. En cuanto a Tony 
Isla, hace meses que no me escribe y su dirección 
particular nunca la supe. Ahora, escríbeme tú de 
nuevo. 

E. N., Buenos Aires. — Supongo que pronto harán 
una "reprise" por allá de "Los Cuatro Jinetes". Aquí 
las "reprises" no son muy de la devoción del público. 

Urieda Oriental, Vigo. — Prefiero que sigas hablán- 
dome de ti, con los mismos dulces detalles. Hablar 
de mí, aparte de egoísta, resulta soso. La primera 
pregunta no puedo contestártela: sólo te diré que es 
tu compatriota. El de las Consultas te contestará 
pronto : él mismo me lo aseguró. La reforma que pi- 
des, se hará. Estelle y Mae no dicen su edad, pero 
esta última debe andar muy cerca de los 40. Douglas, 
cerca de los 50. Cada misiva tuya me trae un nuevo, 
y más grato, perfume. Vengan más. 

Una duranguense, Durango, Méjico. — Parece men- 
tira que en una cartita tan minúscula como la tuya, 
quepan tantos renglones agradables. Gracias. Cum- 
plí tu encargo. . . en parte. Ben, dicen — aunque no 
confirman — que se va a casar con la ex-mujer de 
Jack Pickford. 

Jazmina, Chile. — Todo lo que le interesa a Ud. 
salió ya en la biografía valentinesca. Vilma Banky 
no sé dónde viva, aunque presumo que con su ma- 
rido, que recibe cartas en Producers International 
Corporation, dirección ya dada. 

Armando M., Habana. — Ya di la dirección de Gre- 
ta Nlssen hoy. La de Greta Garbo es la misma de 
Ramón Novarro. Jones y Mix mandan retratos des- 
de Fox. 850 Tenth Avenue, Nueva York. Pero me 
dicen que el último se va a separar de dicha com- 
pañía. 

Hebreo, Bogotá. — Los dos Chaplins y Ricardo Cor- 
tez sí son de la raza de Ud. Pero no Jackie ni Pola. 

Carmen R., Buenos Aires. — Habrá Ud. visto en el 
número pasado que las cenizas de Rodolfo están en 
un nicho de una capilla que puede llamarse abovedada. 
Entiendo que es difícil obtener entrada. 

P. V., Caracas. — Hasta este momento abro su car- 
ta, y ya me dirijo al departamento correspondiente 
para que le aclaren el caso. Lo de Uzeudun ya es 
viejo. Todos los que se sulfuraron con Hermida cuan- 

(Continúa en la página 240) 




« El modelo del auto Erskine de tipo de cupé de "Sports". 



PÁGINA 236 



I 



Marzo, 1928 



CINE-MUNDIAL 



PÁGINA 237 





Ventilador G.E. oscilante o fijo de 
23 cm., para alterna o continua. 



Serie completa de 

ventiladores G.E. 

para restaurantes, teatros, oficinas, 
hoteles, cocinas, salas y dormitorios 





Ventilador G.E. fijo u 
oscilante, de 30,5 cm., 
para alterna o continua. 



Ventilador aspirador G. E. de 
30,5 ó 40,6 cm. Seis paletas de 
latón bruñido, cuerpo esmaltado 
de verde, para alterna o continua. 



Los ventiladores G.E. tienen fácil salida y dejan buena ganancia. El vendedor de 
artículos eléctricos que obtiene surtido de ellos revela ser un comerciante previsor. 
Cada ventilador G.E. que vende atrae clientela y acrecienta el buen nombre de su 
negocio. Los ventiladores G.E. tienen muchas aplicaciones. 

Los teatros que cuentan con ventiladores aspiradores G.E. celebran sus funciones 
con llenos plenos, lo mismo en tiempo caluroso que en el fresco. 

En la atmósfera fresca de los hoteles y restaurantes que emplean ventiladores de 
techo y oscilantes G.E. es mayor el apetito de los comensales, y éstos no sólo comen 
más, sino que vuelven con más frecuencia al lugar bien ventilado. 

Con buenos ventiladores el personal de las oficinas trabaja más y mejor. En éstas 
los ventiladores G.E. reportan utilidades, por la mayor comodidad y cantidad de 
trabajo que hacen posibles. 

En las cocinas también son muy ventajosos los ventiladores G.E. Su fuerte brisa 
refresca y purifica el ambiente. 

Nuestros agentes proporcionarán con gusto precios y demás datos 
de todo el material de ventilación G.E. Basta con dirigirse a ellos. 




Ventilador oscilante GE. 
de 40,6 cm. Provéese de 
motor para alterna o 
continua. 




Sociedades filiales y representantes que sirven con esmero y eficacia: 



Argentina — General 
Electric, S. A., Buenos 
Aires, Rosario; Cór- 
doba; Tucumán; Men- 
doza; Santa Fe. 

Bolivia — International 
Machinery Company, 
La Paz y Oruro. 

Brasil — General Elec- 
tric, S. A., Río de 
Janeiro; Sao Paulo. 

Centro América — In- 
ternational General 
Electric Co., Inc., 
Nueva Orleáns, La., E. 
U. de A. 



Colombia — Inter- 
national General Elec- 
tric, S. A., Barran- 
quilla; Bogotá; Me- 
dellín. 



Cuba — General Elec- 
tric Company of Cuba, 
Habana; Santiago de 
Cuba. 



Chile — International 
Machinery Co., San- 
tiago; Valparaíso, 
Antofagasta; Nitrate 
Agencies, Ltd., Iqui- 
que. 



Ecuador — Guayaquil 
Agencies Co., Gua- 
yaquil. 

España y sus colonias 
— Sociedad Ibérica de 
Construcciones Eléc- 
tricas, Madrid; Bar- 
celona; Bilbao. 

Filipinas — Pacific 
Commercial Co., 
Manila. 

México — General Elec- 
tric, S. A., México, D. 
F.; Guadalajara; Mon- 
terrey; Veracruz; El 
Paso, Texas. 



Paraguay — General 
Electric, S. A., Buenos 
Aires, Argentina. 

Perú — W. R. Grace 
& Company, Lima. 

Puerto Rico — Inter- 
national General Elec- 
tric Company of Porto 
Rico, San Juan. 

Uruguay — General 
Electric, S. A., Monte- 
video. 

Venezuela — Inter- 
national General Elec- 
tric, S. A., Caracas. 



11-6 




ELECTRIC 



INTERNATION AL GENERAL ELECTRIC COMPANY. INC., SCHENECTADY. NEW YORK 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



Marzo, 1928 



CINE-MUNDIAL 



PÁGINA 238 




!iíi?^;í- 







M 










El Económico 
Chrysler "52" 




El Gracioso y Ligero 
Chrysler "62" 




El Potente, Nuevo 
Chrysler "72" 




El Suntuoso 
Imperial "80" 




Atenderemos dentro de 

la más estricta reserva las 
solicitudes de firmas res- 
ponsables que estén intere- 
sadas en la representación 
del Chrysler. Favor de di- 
rigir la correspondencia al 

Defiartamento de Exportación 

Chrysler Sales Corporation 
Die troit, Michigan, U. S. A. 







62' 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. . 



Marzo, 1928 



CINE-MUNDIAL 



PÁGINA 239 







Perciba esa Oleada Impetuosa de Fuerza 



Acomódese en un Chrysler, con el volante de 
dirección en sus manos, oprima el acelerador 
y perciba la oleada impetuosa de fuerza de esta 
máquina. El coche se abalanza adelante, ace- 
lerando de 8 a 40 kilómetros por hora en un 
espacio increíblemente breve. 

¡Latente fuerza motora aprisionada en el Chry- 
sler y que sólo aguarda el momento oportuno 
para manifestarse en su totalidad! 



La casa Chrysler ofrece muchas carrocerías dis- 
tintivas — los estilos favoritos de la gente bien 
en Europa y en la América del Sur. Un coche 
espacioso y cómodo, lo mismo para paseos 
cortos que para las jornadas más largas. 

El económico "52," el gracioso "62," el ligero 
"72," el magnífico Imperial "80" — coches que 
figuran a la cabeza de los demás en cada una 
de las cuatro escalas de precios del mercado. 







I^mperial '80' 



Menciónese esta Revista al dirigrirse a los anunciantes. 



CINE-MUNDIAL 



mu 




HDespués de ¿Afeitarse.^ 

Porque nutre, sana y mejora la tez, la Crema de 
Belleza de M. Trilety resulta igualmente eficaz para 
hombres y mujeres. 

Después de afeitarse, para impedir la irritación y 
prestar vigor a la tez, nada mejor que un ligero masa- 
je con esta crema pura, hecha de substancias vegetales, 
a base de los más puros aceites de Almendra, Palma y 
Oliva, y libre de grasas animales, lanolina, vaselina v 
alcanfor. 

Las damas de todo el mundo prefieren la Crema 
de Belleza Natural de M. Trilety porque, siendo el 
más eficaz embellecedor de la tez, resulta un Cold 
Cream admirable y una verdadera Crema Evanes- 
cente que ejerce acción protectora y sanativa. 

. Resultados Convincentes. 



Pruébese la Crema de Belleza Na- 
tural de M. Trilety. Las damas la. 
consideran la más importante prepa- 
ración para la cultura de la belleza 
creada por JI. Trilety, el especialista 
cuyos IG años de estudios de esta ma- 
teria ha producido tan benéñcos re- 
Militados. Los hombres han descu- 
bierto en esta crema el acente m;i.s 
eficaz para prevenir la irritación y el 
decaimiento del cutis producidos por 
el constante rasurarse, así como el 
mejor agente nutritivo y vigorizante 
de la tez. 

Pida hoy un pomo, mediante el cu- 
pón, si no la tienen en la farmacia 
ni en la tienda de efectos de tocador 
que Ud. frecuente. 




n 



' Sr. M. Trilety, 

Especialista, ' 

Depto. 1013, Binghamton, N.Y., E.U.A. ' 

Sírvase enviarme, a correo seguido, un pomo de ! 

Crema de Belleza Natural de M. Trilety, cuyo im- I 

porte, 75 cts. oro americano, acompaño. (Remítase I 

en Giro Postal, Cheque o Billetes de Banco.) ( 

Xombre ! 

Domicilio (o Apartado) | 

Ciudad I 






P. O. — ÍL Trilety, el famoso especialista en la cultura 
de la belleza, prepara Umblén finísimos Polvos Depilato- 
rio» "«In olor" que eliminan totalmente, con la mayor 
seirurldad. todo cabello guperfluo, suave, rápidamente, dt- 
\ia axila», el cuello, la cara y otraa partes del cuerpo. 
Precio, Incluyendo mezclador y paleta, 75 centavos oro 
americano. 



PREGUNTAS Y RESPUESTAS 

(Viene de la página 236) 

do dijo su opinión franca, están ahora dándole la 
razón. 

C. C, Maracay, Venezuela. — Sus observaciones, en 
apariencia tan bien fundadas, no se compadecen con 
la forma de los clisés que salen en la revista. Es 
decir, son imposibles de llevar a la práctica, excepto 
en las páginas en que sólo aparece texto. 

Pedro C , Carora, Venezuela. — Pearl White se ha 
retirado de la pantalla. Trabaja en París, como ar- 
tista de cabaret. 

Violeta Apasionada, Valencia, Venezuela. — Igno- 
raba que las violetas. . . Pero esos son asuntos perso- 
nales, como dice Guaitsel. Su admirado Eugene es 
casado, bastante mal actor a mi juicio y viviendo 
de "pasadas glorias". No he vuelto a verlo desde "La 
Princesa". Y que no sea esta diversidad de opiniones 
causa de que Ud. se enemiste conmigo. 

Las Gemelas, Lares, P. R. — Gilbert nació en 1895, 
no habla español ; su última cinta es "Ana Karenina" 
y manda retrato por conducto de M-G-M. Ignoro si 
piense ir a pasear por aquella isla. Richard no se 
ha muerto. Mientras más me escriban, más contento 
estaré. 

John Barrymore de Puerto Rico. — Ud. se lo puso. 
Bárbara sigue con la Universal, según creo: Univer- 
sal City, California. 

Corazón de Hierro, Santo Domingo. — Cuidado con 
la humedad, joven. Farrell no ha muerto. Sessue 
Hayakawa anda ahora proyectando ir por la América 
del Sur. Rockwell está eclipsado. 

La Joyita, Méjico. — ¿ Tan ocupada está "Gota 
Amarga" que ya no se acuerda de mí? Prank Mayo 
debe estar a medio eclipsar. Hace largos meses que 
no lo veo en películas. El Pepe ese no es pariente 
suyo, i Va Ud. a escribirme con frecuencia 7 

N. F., Buenos Aires. — Mi colega Guaitsel me pasó 
su carta. Por experiencia personal sé que resulta im- 
posible, a menos que lo favorezcan a uno la casua- 
lidad o las influencias, que un estudio acepte argu- 
mentos aun de mérito universal. Dos o tres novelis- 
tas amigos míos, de fama mundial, han querido — 
vanamente — seguir los pasos de Blasco Ibáñez. Qui- 
zá dentro de algunos años cambien las cosas por acá. 
Actualmente, no hay nada que hacer. 

Don Clarines, Panamá. — Eso de que una persona 
del sexo bello quiera meterse en un convento de Cai> 
tujos tiene dos inconvenientes gravísimos: la Cartuja 
sólo admite varones y ¡ esto es tremendo 1 en bus con- 
%'entos prevalece el silencio más absoluto. 

Rodolfo Valentino, Tegucigalpa. — Espero que la 
defunción de Ud. sea sólo temporal. En el número 
anterior está, anunciado, todo lo que le interesa sobre 
los números empastados. No sé de ninguna casa que 
venda retratos aparte de las que aquí se anuncian. 
Larkin está eclipsado. 

Carmina, Panamá. — Guaitsel me dio sus letras. 
Don Alvarado nació en Méjico, de padres españoles. 
Las demás a mí me parecen todavía mejor que a 
Ud., que es mujer. 

M. A. R. C, Santo Domingo. — Madeline no habla 
castellano, es norteamericana y recibe cartas en Pa- 
thé, 35 W. 45th St., New York. Lo del envenenamien- 
to no es cierto. Hutchison anda haciendo cintas de 
segundo orden. Ignoro su domicilio actual. Lya tam- 
bién está de aquí para allá, y por lo mismo no sé dón- 
de recibe cartas. Ya no hay ejemplares. 

Edmundo Dantés, Quito. — Esta sección de seudó- 
nimos es un cementerio. Douglas acaba de hacer "El 
Gaucho". Su dirección es Beverly Hills, California. 
Harold no habla español. Su dirección Paramount 
Bldg., Nueva York. Buster Keaton sí manda efigie: 
United Artists, 729 Seventh Avenue, New York. ¿ Có- 
mo hacen los artistas para llorar? No lloran. 

L. A. M. L., Colombia. — Mi colega Guaitsel tras- 
mite a Ud., por mi conducto, su gratitud por los con- 
movedores versos que le dedica. Otro poeta, de Cu- 
ba, acaba de inmortalizarlo también en rima y el 
pobre entrevistador está anchísimo. 

M. de la P., Buenos Aires. — ■ Para hacer lo que 
Ud. sugiere, necesitaríamos lo menos seis números de 
CINE-MUNDIAL. Tiene varios miles de páginas ma- 
nuscritas el desarrollo de una película de pretensiones. 

Prometeo, Curazao. — Todavía no tiene sucesor Va- 
lentino. 

A. B., Perú. — Me he quedado tristísimo con tu 
carta. No me parezco en nada al dibujo. 

Mariflor, Santurce, P. E. — El Grafólogo y yo tra- 
tamos de cumplir, pero las cartas -son tantas que a 
veces nos retrasamos. Perdone, pues, y sigamos tan 
amigos. William Boyd está con P. D. C, 130 W. 46th 
St., New York. 

Una Porteña, Buenos Aires. — Conway Tearle es 
norteamericano, no conoce nuestro idioma, anda en 
líos con las compañías de cine y tiene cuarenta y 
cinco años pasaditos. 

Don Q-, San José, Costa Rica. — Todas ellas con 
M-G M (dirección ya dada) menos Janet Gajraor, que 
está con Fox y Bebé, con Paramount. 

Baronesa de Pioresná, San Antonio, Tejas. — En 
efecto, noble señora, no me puedo meter con los do- 
micilios particulares e ignoro, realmente, donde vi- 
ven Dolores y Lupe. Tengo que fiarme de mi direc- 
torio oficial ; pero escribe Ud. tan bien que exijo nue- 
vas letras. 

Proyecto de Mujer, Lima. — ¿Y eso qué es 7 No 

(Continúa en la página 251) 




KOLYNOS limpia 
la dentadura, 
vigoriza las encías 
y purifica la boca 
entera. Sus ingre- 
dientes germicidas 
destruyen millones 
de microbios y 
protegen contra la 
caries, las infec- 
ciones de las encías 
y muchas enferme- 
dades. Siéntese la 
boca limpia porque 
Kolynos la deja 
realmente limpia. 

CREMA DENTAL 

KOLYNOS 

975 



rde Cabeza 

Se Alivia sin 
Tomar Medicina 

Frote, o aspire 
los vapores al 
derretir en agua 
hir viente el — 

ICKS 

VaroRub 

Para Toda Afeccio'n Catarral 




y 



MANOS ARRIBA 

Dispare cigarrillos 
con esta escuadra o 
dele a sus amigos 
un susto y luego un 
trago. 

Pida hoy mismo una de 
estas magnificas pistolas, 
exactas reproducciones de una 
automática. Hecha de acero 
pavonado de 5 pulgadas de 

largo. Tiene depósito para cigarrillos o para tres 
frascos conteniendo licores. Protéjase contra ladro- 
nes y busca-pleitos y sorprenda a sus amistades. 
Mande $2.00 en Giro Postal, Bancario o Wlletes 
dentro de carta certificada. GRATIS — Con cada 
pistola mandamos absolutamente gratis una caja de 
cigarrillos americanos de una famosa fábrica de este 
país. — MAGNUS WORKS. Box 12. Varick Sta. 
New York, N. Y. Dept. C-M. 




Marzo, 1928 



PÁGINA 240 



Marzo, 1928 



CINE-MUNDIAL 



PÁGINA 241 




Exija este empaque 




Si Usted Es 
Seductora, 



tendrá muchos 'amigos, gozará de populari- 
dad y en la vida social alcanzará gran éxito. 

Si asiste a un banquete, al teatro o a un 
baile, todos la cortejarán y se sentirá feliz. 

Pero no es posible que una mujer sea se- 
ductora si no goza de salud y del vigor que 
ésta produce. Decaída o nerviosa", no puede 
complacer ni agradar a quienes la rodeen; la 
sociedad, los banquetes, el teatro y los bailes, 
lejos de proporcionarle algún placer, le oca" 
sionarán cansancio y fastidio y empeorarán 
cada vez más su condición nerviosa. 

Uno de los mejores remedios para combatir 
el decaimiento físico, la debilidad, el insomnio, 
la falta de apetito y la nerviosidad que hacen 
desgraciada a una mujer que sin tales incomodi- 
dades podría ser feliz, es el Compuesto Vegetal 
de Lydia E. Pinkham, tónico eficaz que las 
mujeres han usado por más de cincuenta años. 



Compuesto Veg'etal 
de Lydia E,. PinKham 

UYDIA E. PINKHAM MEDICINE COMPANY, LYNN, MASS., E. U.deA. 



Menciónese esta Revista al dirigirse a los anunciantes. 



CINE- MUNDIAL 




Perfección 

mecánica 

En los talleres, el Lápiz Eversharp 
cuenta con decididos partidarios, 
tal vez porque todo mecánico 
reconoce y admira su exactitud 
y perfección. 

Un detalle importante es el 
mecanismo propulsor que se 
suelta automáticamente al aca- 
barse la puntilla. Luego basta 
con sacarlo del cilindro e inser- 
tar una nueva puntilla. 



Compañero de la 




¡EXCLUSIVA! 
Ningún otro 
lápiz posee esta 
innovación. 



De venta en los principales 
establecimientos de todas partes 



1 fie VValil C_/ o na p a m y 

570 Seventh Ave. New York, U. S. A. 

^ 




^^xa/i^cU &.j^J/nié/ne^ 



CONSULTAS GRAFOLOGICAS 

CINE-MUNDIAL 

Sr. Graf ólogo : 

Sírvase publicar el análisis de la muestra ad- 
junta. 

Seudónimo 

Nombre 

Dirección 

Ciudad País 

XOTA. — Dése, además del seudónimo, nom- 
bre y señas completas. 



Rudolph, Parral. — Los rasgos básicos de la mues- 
ti-a de escritura que somete usted a análisis revelan 
un carácter sumamente versátil. Esto es, no llegaría 
Ud. a ser un especialista en ninguna linea, mas prue- 
ba tener gran habilidad para hacer con perfección 
cualquier cosa que llegue a interesarle. Sensualismo, 
alto concepto de si mismo, sentido de justicia muy 
bien definido, gustos muy refinados, clara ideación y 
facilidad para expresarse, liberalidad de ideas, gran 
fuerza de voluntad y firmeza de carácter. Tempera- 
mento normalmente afectivo, sinceridad, amor a la 
verdad, rectitud de carácter, franqueza, optimismo, 
espíritu intuitivo, generosidad, temperamento artístico. 

Ramón R. Delgado, Mazatlán, Sinaloa. — Mente ana- 
lítica, carácter detallista, facilidad de concentración, 
sentido de justicia muy marcado, no muy liberal en 
sus ideas, espíritu económico, fuerza de voluntad dé- 
bil, quizá por haberle privado la vida de oportunidades 
para el cultivo de ella. Muy buen sentido lógico, 
temperamento ardiente, o más bien gran capacidad 
afectiva, ambición, lucidez de ideas, facilidad de ex- 
presión, carácter" impaciente y capaz de alterarse a 
la menor provocación, mente constructiva, algo de 
excentricismo. 

James Salgtek, Cienfuegos, Cuba. — Creo que tiene 
Ud. muchísima razón al decir que cree todavía no 
ha llegado el momento crítico en su vida que deje 
probado que "sirve usted para el algo". Es Ud. un 
espíritu fatalista. Además, los rasgos salientes en su 
escritura, revelan un carácter de gran intranquilidad, 
temperamento inestable, inconstancia suma, hasta en 
sus afectos. Esto se debe a que no ha encontrado 
aun un ideal verdadero y bien definido que le obli- 
gue a dirigir todos sus esfuerzos y energías hacia su 
conquista. Convénzase a sí mismo que las limitacio- 
nes de que Ud. habla se pueden vencer y que puede 



hacer al menos tanto como la generalidad de los hom- 
bres y venza la apatía que le consume. 

Grafofobo, Lima, Perú. — Ante todo, permítame de- 
cirle que las cartas que lleguan a esta oficina para 
análisis grafológicos, reciben atención sólo cuando 
llega su turno. Son muchos los cientos de cartas que 
recibimos casi diariamente, y muy corto el espacio 
de que disponemos en las columnas de CINE-MUN- 
DIAL. Esto explicará ix>r qué no ha recibido contes- 
tación a su consulta. Su grafismo revela un tem- 
peramento sumamente apasionado, gran sensualidad, 
e.spíritu lógico, hábitos de concentración, carácter de- 
tallista, genio irritable, clara ideación, gran poder 
imaginativo, temperamento inestable ; pasa Ud. con fa- 
cilidad suma del más alto optimismo a la depresión 
más profunda. 

Albert Nalli, Lima, Perú. — Mente sintética, gran 
poder imaginativo, alto concepto de sí mismo, tem- 
peramento frío, o escasísima capacidad afectiva. Su- 
ma ambición, temperamento artístico. Si tuviera Ud. 
oportunidad para ello, debería dedicarse a la poesiai 
pues sin duda triunfaría en este campo, aunque al 
presente no parece que sus tendencias se inclinan ha- 
cia esta línea. Espíritu intuitivo, gran optimismo, 
locuacidad, egoísmo, versatilidad de carácter. 

Rosita Serdio, Lima, Perú. — Temperamento nor- 
malmente afectivo, mente sintética, gran curiosidad, 
espíritu de lógica muy bien definido, carácter apa- 
cible, de suma dulzura, conciliador y siempre d'spues- 
to a ceder con tal de conservar la armonía entre los 
que la rodean. Idealismo, espiritualidad de carácter, 
buen sentido humorístico, alto sentido estético, refi- 
namiento de gustos, buen equilibrio mental, escasa 
fuerza de voluntad, liberalidad en sus ideas, gene- 
rosidad. 

Dafne, República Dominicana. — Siento decirle que 
su muestra de escritura pierde gran parte de su va- 
lor grafológioo, por estar escrita en papel rayado. 
Los asgos más salientes acusan gran espiritualidad 
de carácter, ix>der de concentra!ción, clara ideación, 
facilidad para expresar sus ideas, y gran misticismo. 

Nonya, New York. — Mente analítica, carácter su- 
mamente detallista. Bien podíamos llamarle quisqui- 
lloso ; sensualismo, frivolidad, gran desequilibrio men- 
tal ; esto es, su temperamento es sumamente inesta- 
ble, y esto sin motivo que pudiera justificar dicho 
cambio. Gran inconstancia en sus afectos, o mas 
bien, muy escasa capacidad afectiva, por lo que con 
frecuencia sucede que la persona que parece mere- 
cer hoy todo su cariño, mañana llega a serle indi- 
ferente. Espíritu fatalista, descontento y muy dado 
a preocuparse profundamente por la tontería más in- 
significante ; muchas veces inventando calamidades 
que no existen sólo por el placer de sufrir. 




XS 

jfZ. 



A bordo de su Chrysler Imperial "80", L. B. Miller, que fué 
de San Francisco a Nueva York en 79 horas y 55 minutos. 



Marzo, 1928 



PÁGINA 242 



CINE-MUNDIAL 



Flor del Campo, República Dominicana. — Insisto. 
Su imi^sti-a de escritura pi<-rde gran parte de su valor 
grr.folósico por estar escrita en papel rayado. Su 
grrafismo acusa un temperamento afectivo, idealismo, 
sri'an fuerza de voluntad, carácter serio, estudioso, 
meditativo, franco y sincero. Tiene Ud. grandes am- 
biciones en la vida, pero le falta un poco más de re- 
solución y un ideal bien definido. Paréceme que es 
Ud. dada a crearse falsos ideales que luego tiene que 
destruir forzosamente y que. forzosamente también, 
van deíando huellas de desaliento y cansancio en su 
vida. No precipete los acontecimientos, viva pi'epara- 
do. y espere con paciencia. 

El Soñador, La Guaira, Venezuela. — Sensualismo, 
Temperamento grandemente afectivo, espíritu de eco- 
nomía muy marcado, inconstancia, confusión en sus 
ideas, egoísmo, muy poca liberalidad en sus id^as, ca- 
rácter reconcentrado, dado a represiones, detallista y 
un si es o no es egoísta. Es Ud. muy optimista en 
ideas y tiene gran fuerza de voluntad. Sin embargo, 
le falta fe en sí mismo y en los demás, pues es evi- 
dente que desconfia Ud. de todo el mundo. Carácter 
impaciente, genio irritable, complejo de inferioridad 
muy arraigado. 

Florita, Habana, Cuba. — Siento mucho tenerla que 
decir que la muestra de escritura que somete Ud. a 
análisis carece enteramente de valor grafológico, no 
llenando ninguno de los requisitos necesarios para el 
análisis. 

Antonio Rebolledo, Browsville, Tejas. — Con su car- 
ta ha debido suceder lo que con tantas otras. Espe- 
ra turno. Contesto a la segunda. En los rasgos de 
su escritura puedo ver que es Ud. de carácter a'go 
impaciente, gran optimista, temperamento afectivo, 
gran fuerza de voluntad, hábitos de concentración, 
sensibilidad, clara ideación, liberalidad en ideas, un 
tanto egoísta, reconcentrado y tímido. Espíritu lógico, 
mente analítica, muy buen observador y muy poco 
ambicioso. 

Lucía Rivera, Chihuahua. — Para un análisis gra- 
fológico, hacen falta por lo menos cinco renglones 
escritos en una cuartilla de papel blanco sin raya y 
con tinta negra. Además debe acompañarla la mues- 
tra de escritura del cupón que publica CINE-MUN- 
DIAL. 

Santamaría, Habana, Cuba. — Mente sintética, sen- 
sualismo, temperamento normalmente afectivo, gran 
poder imaginativo, claridad de ideas, ambición, opti- 
mismo, afición a los deportes al aire libre, tiix> salu- 
dable, genio irritable, generosidad, liberalidad en ideas, 
intuitivismo, fuerza de voluntad que llegaría a ser 
poderosa si bien desarrollada, franqueza, sinceridad. 
Es Ud. un gran ilusionista, muy amigo de formar 
castillos en el aire los cuales, al esfumarse le dejan 
tan tranquilo, como si no fueran el producto de glan- 
des esfuerzos mentales, y de nuevo surgen otros y 
otros, pero nunca llegan a tomar formas reales. Es 
Ud. un soñador. 

Luis Astier, Habana, Cuba. — Mente analítica, ca- 
rácter detallista, hábitos de concentración, tempera- 
mento frío, o escasísima capacidad afectiva, si bien 
parece que es Ud. dado a reprimir toda manifestación 
de afecto, así como toda clase de emociones ; esto qui- 
zá por fracasos amorosos que le hayan afectado gran- 
demente. Sennsualismo, gran actividad mental, genio 
irritable, carácter impaciente, buen equilibrio mental, 
optimismo, obstinación, más bien en ideas que en he- 
chos, espíritu fatalista, buen sentido de lógica, sen- 
tido de justicia muy bien definido, liberalidad de ideas, 
mente amplia, gustos refinados. A pesar de su opti- 
mismo, sufre Ud. momentos de depresión profunda. 

Avelenda, New York. — Idealismo, temperamento 
grandemente afectivo, sentimentalismo, espíritu intui- 
tivo, pesimismo, escasa fuerza de voluntad, gran po- 
der imaginativo, obstinación en ideas, liberalidad, sen- 
tido humorístico, egoísmo, hábitos de concentración, 
carácter detallista, impaciencia, generosidad, gustos 
refinados. Es Ud. aficionado a meditar profundamen- 
te, pero siempre sobre temas deprimentes, por lo que 
a menudo sufre Ud. gran desaliento, cansancio físico 
y moral hasta el punto de que su salud parece ir 
afectándose paulatinamente. Le falta confianza en sí 
mismo. 

Patriota, Vinccso, Ecuador. — Gran i>esimista, sen- 
sualismo, escasa capacidad afectiva, alto concepto de 
sí mismo, espíritu intuitivo, mente sintética. O es 
Ud. sumamente joven por lo que su grafismo acusa 
un carácter todavía en formación, o tiene un carác- 
ter de un infantilismo soi-prendente. Mente amplia, 
amor al lujo, o al medio ambiente de comodidad, 
egoísmo, gran poder imaginativo, fuerza de voluntad 
poderosa, pero descuidada en su cultivo. 

Malvina, Barquisimeto, Venezuela. — Hábitos de con- 
centración, carácter detallista, temperamento normal- 
mente afectivo, impaciencia, sensualismo, escasa fuer- 
za de voluntad, temperamento sumamente inestable, 
pasando de un estado de gran optimismo, al desa- 
liento o depresión más profunda. No tiene un ideal 
bien definido en la vida, y gasta sus energías preocu- 
pándose de continuo por pequeueces que no merecen 
la pena. Sin embargo, es Ud. ambiciosa, y si tiene 
confianza en si misma y espera con paciencia que 
llegue el momento, encontrará Ud. un verdadero ideal 
y si sabe distinguirlo y encaminar todos sus esfuer- 
zos hacia su conquista, verá que sus poderes, ahora 
latentes, se desarrollarán, capacitándola imra gran- 
des cosas en la vida. 



Subscríbase a 
CINE'MUNDIAL 




Esta es la bujía de encen- 
dido Moto Meter de ajus- 
te automático, cuyo elec- 
trodo a tierra bimetálico 
se ajusta automáticamen- 
te al funcionamiento del 
motor frío y del motor 
recalentado , produciendo 
así un encendido de efi- 
cacia insuperable. 



¡Por fin! La bujía de 

encendido Moto Meter 

de ajuste automático 



Los ingenieros especialistas en encendido, desde hace 
^ muchos años, han venido tratando de perfeccionar 
una bujía de encendido con distancia explosiva de 
ajuste automático, como la que nosotros ofrecemos aho- 
ra. Todas las otras bujías que se construyen al presente 
tienen la distancia explosiva dispuesta a un término me- 
dio comprendido entré una grande para el funcionamien- 
to normal del motor recalentado y una pequeña para fa- 
cilitar el arranque del motor frío. 

Los ingenieros de la Moto Meter han resuelto el pro- 
blema y dado al mundo automovilista la gran Bujía de 
Encendido Moto Meter de Ajuste Automático. 

En los cuatro párrafos siguientes se explica un nuevo 
principio científico en lo tocante a encendido de motores. 



1. El electrodo a tierra, de un ma- 
terial bimetálico muy sensible al ca- 
lor, está ajustado a una pequeña dis- 
tancia explosiva para facilitar el 
arranque eléctrico. 

2. El electrodo a tierra bimetálico 
se dilata de 15 a 20 milésimas de 
pulgada a medida que el motor se 
recalienta. Esta dilatación aumenta 
naturalmente la distancia explosiva 
de las chispas y asegura, por lo tan- 
to, al motor, un funcionamiento de 
máxima eficacia. 

3. Debajo de la tuerca de borne de 
cada bujía de encendido Moto Meter 



hay una plaquita calibradora de exac- 
tamente 15 milésimas de pulgada de 
espesor. Esta plaquita puede quitar- 
se y colocarse nuevamente con suma 
facilidad y simplifica mucho el ajus- 
far la distancia explosiva de las chis- 
pas a quince milésima de pulgada 
para asegurar un arranque rápido y 
expedito. 

4. El aislador se hace de un nuevo 
material químico sintético, que no 
requiere satinación o glaseamiento, 
en la parte inferior, como el de las 
bujías ordinarias. Por esta razón no 
puede ponerse pegajoso ni ensuciarse 
con hollín o carbón. 



Indicador de 

temperatura 

de motor 

Moto 
Meter 



1^^ 




La bujía 
de ENCENDIDO 

Moaao METEaEt 

The Moto Meter Co. Inc., L. I. City, N. Y., E. U. A. 

Fabricantes de manómetros para neumáticos 
y de bujías de encendido. 




Marzo, 1928 



PÁGINA 243 




¿Nació Ud. con 
el pelo lacio? 

Con el Jue- 
go Domés- 
tico, por el 
método 
CIRCULI- 
NE usted 
puede, en 
su propia 
casa, con- 
vertir sus 
cabellos la- 
cios en lin- 
dos rizos y 
ondulacio- 
nes, sin te- 
mor y sin peligro. Además, estos 
rizos son permanentes. Ni el agua, 
el sudor o la humedad afectan el 
rizado en lo más mínimo. Mien- 
tras más se moja el pelo, más ri- 
zado se pone. 

El Sr. Nestle, inventor original 
de laOndulación permanente, aca- 
ba de descubrir un nuevo método 
por medio del cual se hace posible 
rizar toda clase de cabellera. El 
pelo de cada persona se prueba 
antes de rizarlo en el nuevo apa- 
rato del Sr. Nestle, el Text-0- 
Meter, aparato que lee el pelo y 
receta la loción que le correspon- 
de. No se deja nada al acaso. 

El precio del Juego Doméstico 
es solo de $16.00 (Diez y seis dó- 
lares). Pida Ud. hoy mismo su 
juego enviándonos un giro postal 
o bancario, así como una muestra 
de su pelo y a vuelta de correo le 
enviaremos uno de estos maravi- 
llosos juegos que convertirán sus 
cabellos lacios en preciosos rizos 
que causarán la admiración y en- 
vidia de sus amistades. 

Al hacer su pedido no deje de 
mencionar el voltaje eléctrico de 
esa localidad. 

i; % 

Folleto gratis, en español, 
a quien lo solicite. 

NESTLE LANOIL CO., LTD. 

DEPT. C. M. 

12-14 East 49th St. 
Nueva York, N. Y. 



CINE-MUNDIAL 



Cuento/ 



RIDICO/ 




Al "Buen Gusto" 

CON la más buena intención del mun- 
do, invité a mi novia una noche pa- 
ra ir a oír el concierto que daba en 
el parque central la banda de los 
Supremos Poderes, y ella con la mis- 
ma buena intención invitó a su vez a seis de 
sus amigas. Una de las tales, quizá por to- 
marme el pelo o por creer que yo era un 
consumado tacaño, puesto que no las invi- 
taba a tomar ni siquiera un refresco, hizo la 
insinuación de que fuéramos al "Buen Gus- 
to" a tomar unos helados o algo parecido. 
Semejante idea me dejó más frío que los 
helados de marras, pues si yo no las había 
invitado antes era porque en mis bolsillos 
no se encontraba ¡ni tan sólo un centavo! 
¿De dónde sacaría yo los dos dólares que 
poco más o menos costaría la broma? ¿A 
quién se los pediría prestados? Ni siquiera 
me conocían en el bendito establecimiento 
para decir que podría pagarlos al día si- 
guiente. Pero no había más remedio que ir. 

Por suerte una de las amigas dijo que es- 
peráramos que se terminara la pieza que en 
esos momentos estaban tocando y ese mo- 
mento aproveché. En un asiento vi a un ami- 
go mío, tan pobre como yo y dispuse rogarle 
que me salvara. Pedí permiso a mis amigas 
asegurándoles que dentro de un minuto es- 
taría de regreso, me dirigí a donde estaba 



mi amigo y en dos palabras lo puse al co- 
rriente de lo que me iba a suceder y me 
contestó que no tuviera ningún cuidado y 
que les obsequiara lo que ellas quisieran y 
que él me sacaría con bien del apuro. 

Llegamos, pues, al "Buen Gusto", nos ins- 
talamos alrededor de una mesa y con la ma- 
yor naturalidad del mundo ordené al canti- 
nero sirviera ocho buenos refrescos de jugo 
de uvas y, ellas, mis amigas y mi novia, pi- 
dieron aparte y después de los refrescos, al- 
go de repostería, de manera que la cuenta 
ascendía ya a irnos cuatro dólares. 

Cuando estábamos terminando de despa- 
char lo que se nos había servido y yo em- 
pezaba a temblar de miedo a la vergüenza 
que iba a pasar si no me salvaba mi amigo, 
éste llegó, se acercó a mí y con palabras un 
poco alteradas me dijo que quería habla.r 
de un asunto importante. Me separé un poco 
de mis amiguitas y pregunté al "recién lle- 
gado" en qué podía serle útil. El me con- 
testó con palabras ofensivas y, cuando me- 
nos pensaba, me descargó un sonoro bofe- 
tón en plena cara. . . y se armó la trifulca. 
El cantinero silbó alarma, llegó la policía y 
sin más ceremonias y a empellortes nos con- 
dujeron a la comandancia de turno por "bo- 
chincheros." 

Después supe que, mientras en chirona, 
daba mis más cumplidos agradecimientos a 
mi amigo y salvador, mi novia y sus amigas 




Chester Killmeyer, después de haber batido todos los récords transcontinentales en su 
Overland "Whippet", al recorrer 3,205 millas en cinco dias y tres horas. Fué de Sa- 
cramento, en California, a Nueva York. Las últimas 726 millas las hizo sin parar. 



Marzo, 1928 



PÁGINA 244 



CINE-MUNDIAL 



se despojaban de algunas prendas de oro 
que llevaban para pagar la cuenta de re- 
frescos y dulces. 

Teófilo R. Vaca 

Santa Ana, El Salvador. 



Con Iluminación 

-'•^'▼O que voy a referir sucedió en la 
^1 T ciudad de Mérida en una época en 
jP^^L que había plaga terrible de mos- 
^^^^ quitos y con calor que hubiera fri- 
to un huevo con sólo asolearlo. 

Vivía en uno de los barrios de la ciudad, 
en compañía de mis padres, cuando supe 
que había llegado un "gentleman" ameri- 
cano y que solicitaba una persona que lo 
sirviera y como no tenía trabajo en esos 
tiempos, fui a verlo contentísimo. Me reci- 
bió el "gentleman" afectuosamente, y des- 
pués que le dije el objeto de mi visita me 
manifestó que desde el día siguiente estaría 
a su servicio. 

Al día siguiente comencé mi trabajo y 
cuando anocheció entró mi amo a su cuarto 
y se acostó. 

Apenas se hubo acostado, me llamó y me 
dijo: 

— Hay muchos mosquitos y mucho calor. 
¿Cómo hacer para que salir los mosquitos? 

— Si usted desea — le dije — abriré la ven- 
tana y apagaré la luz. 

— Hazlo — me dijo. 

Lo hice y salí. 

En la calle había luz y las luciérnagas que 
estaban en ella, comenzaron a entrar por la 
ventana del cuarto de mi amo, y lo alum- 
braban con sus luces, y mi amo que no las 
conocía creyó que eran mosquitos y me lla- 
mó, diciendo: 

— ¡Oh! Tú apagar la luz y ahora mosqui- 
tos venir con sus farolitos. 

"The Man of the Brown Derby" 

Ticul, Méjico. 



Al Primer Tapón 

€L caballerete aquel era conocido en 
toda la comarca. Aunque en el re- 
parto de las cualidades no le tocó na- 
da de lo de Salomón, logró abrirse 
paso en la vida y trazas llevaba de 
liacerse célebre del todo, cuando una indi- 
gestión le cerró las puertas de la gloria, 
abriéndole en cambio. . . las del purgatorio 
lo más, porque era grande la afición que te- 
nía al descubrimiento de Noe. 

Estábamos a mitad de la comida en una 
fiesta de pueblo y él andaba ya entre Pinto 
y Valdemoro. Entreteníase pinchando brus- 
ca y desaforadamente las aceitunas y pro- 
rrumpía en idiotas carcajadas cada vez que 
alguna se le escapaba yendo a caer en el 
plato del vecino. 

AI último del yantar, entre mil postres 
caseros se les ocurrió presentar merengues. 
Ignoro la razón, pero así como la bandeja 
tocó la mesa ya la zarpa velluda del caba- 
llerete en cuestión la alcanzó y ¡claro! huel- 
ga advertir el zafarrancho que ocurriría. En- 
tonces miró su mano embadurnada, marcóse 
el asombro en su rostro apoplético, revol- 
víanse azorados sus opacos ojillos mientras 
desilusionadamente exclamaba: 

— ¡Rediós, qué mala suerte; al primero 
podrido ! 

Rodrigo Miralle 
Barcelona, España. 

Marzo, 1928 




U I DADO 

la bella T£Z 
u las bellas 

MANOS 



S' 



US manos están siempre 

visibles. Cuando saluda 

Ud. a un amigo, en la 

mesa, jugando a las cartas, y 

aun en reposo, sus manos atraen la 

atención constantemente. 

Son las manos las que primero trai- 
cionan la edad de una mujer. Pero 
un poco de cuidado cotidiano con Ja- 
bón de Woodbury, mantiene o reco- 
bra la belleza natural del cutis. El 
polvo y el sol, el calor y el tiempo, 
imponen tributo a la tez y las manos 
bellas ; pero millares de mujeres con- 
servan su cutis inmaculado, radiante, 
tan fino como intentó la naturaleza 
que éste fuera, mediante los sencillos, 
naturales y efectivos tratamientos con 
Jabón de Woodbury. Ud., también, 
puede conservar su tez hermosa. 

Una tez radiante la pertenece por 
derecho de nacimiento. No la pierda 
Ud. por abandono. Use el paquete de 
muestra que enviamos mediante el cu- 
pón. La convencerá. 

Mande el cupón, y la enviaremos 
Gratis nuestro libro ilustrado a colo- 
res respecto de ciertas condiciones del 
cutis y su tratamiento, juntamente con 
un paquete de Jabón de Woodbury. 



JABÓN rACIAL de 

WOODBURT 




ANDREW JERGENS COMPANY 

ClNCINNATI, OhIO, E. U. A. 

Adjunto 25 cts. (en estampillas de correo, moneda o giro postal) para que 
se sirvan enviarme el paquete de muestra de Jabón de Woodbury, y el libro 
Gratis. 



Nombre Dirección . 

Ciudad .-. País 



PÁGINA 245 



CINE-MUNDIAL 




Un cepillo que 

limpia todos los 

dientes 

* UXQUE usted se cepille la 
,/^dentadura escrupulosa- 
mente, no logrará limpiarse todos 
los dientes a menos que use un 
cepilloconstruidoespecialmente 
con tal objeto. 

El cepillo 

debido a la forma de sierra de 
sus cerdas y al copete largo en 
la punta, desprende las partícu- 
las de alimentos que se alojan 
entre los dientes y facilita la 
limpieza de las muelas de atrás. 
Un diente limpio nunca se caria. 

Tres tamaños: para adultos, 
niños y bebés; con cerdas duras, 
medianas y blandas. Mangos 
blanco — opaco, y también trans- 
parentes en colores rojo, verde 
y anaranjado. 

Preferido por el público por 
más de 40 años. Siempre se 
vende en caja amarilla. Fíjese 
en el facsímile Pro-phy-lac-tic 
separado por guiones. 

THE PRO-PHY-LAC-TIC 
BRUSH CO. 

Florence, Mass. E. U. de A. 



á 




FETA 




Carmen y Pilar, Panamá. — Me dicen que Conchi- , 
ta va a filmar en España. Dolores del Río no pue- 
de casarse con Don Alvarado a menos que se divor- 
cie antes de su actual marido, que es quien le dio el 
fluvial apellido. Pola, ni modo de que se retira de 
la pantalla. 

J. Hoyos, Manzanillo. — Las leyes de inmigración 
son tan severas en este país y tan innumerables los 
casos de deportados, que antes de tomar el riesgo de 
embarcar sin seguridades debe asesorarse bien en el 
Consulado Americano de Santiago de Cuba, o de la 
Habana, para conocer los requisitos indispensables que 
le exigen en su caso especial. Creo, sin embargo, 
que le va a ser muy difícil conseguir un permiso de 
entrada por más de seis meses. 

Rayo, Honduras. — La pomada Pluko le alisará com- 
pletamente el cabello, como usted desea. Es el único 
remedio eficaz. Se llama "Pluko, hair dressing" y 
cuesta 40 centavos, oro americano. 

Lil, la de los ojos color del tiempo, Vigo, España. — 
Como son muchas las preguntas de su carta las con- 
testaré numeradas, tal como usted las hace. 1. — 
Puede regalarle libros de poesías de Gabriela Mistral, 
de Juana de Ibarburo o de alguna otra poetisa con- 
temporánea que, al reflejar sus sentimientos en sus 
poemas, sean eco de los propios sentimientos de us- 
ted hacia esa persona. 2. — No tiene nada de par- 
ticular que Ud. lo acepte y lo quiera a pesar de la 
diferencia de edad. Sería mejor que hubiera algunos 
años menos de por medio, pero a fin de cuentas el 
hombre debe tener siempre de seis a ocho años más 
que la mujer, según mi entender. Siendo tan sincero 
como ha sido para Ud. no cabe duda de que es un 
hombre bueno y capaz de hacerla feliz. 3. — Es in- 
dudable que puede quererla tal como dice. 4. — Cuan- 
do un joven acompaña a su novia siempre va al la- 
do de ésta por la parte del borde de la acera, lle- 
vando a la mamá en la parte de dentro. 5. — Los 
regalos de compromiso varían en todos los países, 
así como la costumbre del noviazgo. Aquí en Amé- 
rica se llevan las cosas de muy distinto modo que 
en España y a mi parecer mucho mejor en ciertos 
detalles. No existe aquí nunca el noviazgo a espal- 
das de la familia, que podrá ser muy romántico, pe- 
ro que da lugar a muchos sufrimientos para la mu- 
jer, a la que tan a menudo deja plantada el novio. 



Aquí cuando un muchacho se declara a una mucha- 
cha y ésta le acepta, inmediatamente habla a los pa- 
dres y la regala el anillo de compromiso, un aro de 
platino con un brillante, grande o chiquito, según los 
medios de fortuna del novio. Este compromiso es 
tan sagrado como un verdadero matrimonio y el 
hombre que lo rompe sin causa justificada se expone 
a tener que entendérselas con los tribunales. En Es- 
paña la costumbre es regalar una pulsera a la novia 
al formalizar las relaciones, a veces tres o cuatro 
años después de haberse iniciado el noviazgo. Como 
regalo de boda el novio suele regalar una joya y la 
novia una botonadura. Depende todo del buen gusto 
y de los medios de fortuna con que se cuente. 6. — Ud. 
misma verá cuáles son las condiciones morales de la 
persona que la interesa al observar su comportamien- 
to y comprobará si las intenciones que tiene con res- 
pecto a usted son sinceras si las lleva a la práctica 
rápidamente y sin hacerla perder el tiempo, ya que 
él tiene la edad más que suficiente para formar de 
nuevo su hogar. 7. — Una señorita, y mucho más si 
es tan culta e instruida como usted, puede hablar de 
todo con su novio, especialmente, claro está, de su 
amor y de su futuro hogar, sin pretender hacerse 
nunca la interesante alardeando de sus conocimien- 
tos. 8. — Efectivamente, acertó usted en la última 
pregunta. 

M. Landa, Puerto Rico. — Según un sabio doctDr. 
el doctor Howard M. Cooper, las reglas para enfer- 
marse más fácilmente son las siguientes : Comer bas- 
tantes harinas y dulces y muy pocas legumbres y 
frutas. Usar un sombrero bien apretado con lo que 
no tardarán en observarse los primeros síntomas de 
una calvicie irremediable, acompañada de más o me- 
nos fuertes dolores de cabeza y bastante caspa. Com- 
prarse lentes baratos, cuando se necesiten, de ma- 
nera que en poco tiempo no sea necesario usarlos por 
haber perdido ya del todo la vista. Tomar bastante 
café y sí esto excita los nervios tomar más todavía 
hasta que los nervios ya no se den por entendidos. 
No beber agua, no hacer ejercicio, no tomar sol y 
procurar dormir a diario lo menos posible. Si éstas 
son las reglas del doctor Cooper para enfermarse 
ya supondrá usted las que debe seguir para cons2r- 
varse saludable y en buena disposición como usted 
desea. 




Una escenila de "Sin Tener Donde Ir" de Producers Dislribu- 
tíng Corporation. Se ignora completamente de qué se trata. 



Marzo, 1928 



PÁGINA 246 



CINE-MUNDIAL 



Un criollo, Tampico, Méjico. — No existe ningún 
remedio conocido para crecer. Si no ha cumplido 
usted los veintiún años le quedan esperanzas de cre- 
cer todavía, pero si ya los ha cumplido piérdalas y 
confórmese con la estatura que tiene. Para el pelo 
puede usar una buena brillantina que le vaya acos- 
tumbrando a dejárselo en la forma que usted desea. 
No solamente es muy necesario, sino que es comple- 
tamente imprescindible, conocer el idioma inglés pa- 
ra radicarse en este pais. Vea lo que digo a F. S. 
Lloverás, y a Fran, de Buenos Aires, en esta misma 
sección con respecto a eso. Puede usted enviar to- 
das las consultas que quiera a la redacción de CINE- 
MUNDIAL bajo un mismo sobre. Aquí nos encar- 
gamos de entregar cada cosa a su sección corres- 
pondiente. 

Melek Weiss, Guarenas. — Muy agradecido a su car- 
ta y al retrato. Es usted demasiado bonita y dema- 
siado joven para sentirse triste por no haber encon- 
trado todavía al príncipe de sus sueños y por no 
haber hecho largos viajes. Le queda mucho tiempo 
para todo eso en la vida. Aproveche ahora los años 
de su lozana juventud soñando un poquito menos y 
aprendiendo un poquito más a vivir en la realidad. 
El soñar demasiado encierra muchos peligros cuan- 
do se es tan joven. Está usted enamorada del amor 
y dará usted su corazón sin vacilar al primer hom- 
bre que, con apariencia un poco interesante, se cru- 
ce en su camino. Si es un hombre bueno y decante 
habrá usted hecho su felicidad, pero si es un sinver- 
güenza se hará usted desgraciada para toda la vida. 
Vigile sus sentimientos y no se deje llevar de las pri- 
meras impresiones. Sobre todo, si usted quiere ser 
amiga mía, nada de tristezas, sin fundamento. A mí 
no me gusta sino la gente alegre, sana de espíritu, 
optimista y sensata. Me parece que usted es una chi- 
quilla que a lo mejor tiene la felicidad al alcance de 
su mano y no la ve por estar siempre con los ojos 
en las nubes. 

Malucón, Ciénaga, Magdalena, Col. — Si como us- 
ted afirma tiene voluntad para cosas más fuertes que 
el cigarrillo no creo que le sea muy difícil dejar de 
fumar, si se lo propone de veras y mucho más aún 
no gustándole el tabaco. Cómprese un paquete de 
caramelos, échelos en su bolsillo y métase uno en la 
boca cada vez que le venga el deseo de fun-ar. Ten- 
ga la paciencia de no masticarlo, haciéndole durar 
lo más posible. Si es cierto que su voluntad le ayi'da 
antes de un mes habrá usted olvidado por completo 
el tabaco de e.ste modo. Vale la pena de que pruebe 
y de que se abstenga de un vicio que en nada bene- 
ficia su salud. 

Una lectora de CINE-MUNDIAL, Costa Rica — 
Para desrizar el cabello vea lo que digo a Rayo, 
Honduras, en esta misma sección. 

A. A., San Sebastián, España. — Para evüar los 
granos en la cara es preciso ante todo regular per- 
fectamente las funciones del organismo. El trata- 
miento ha de ser interno y no externo. Nada se 
adelanta con cremas ni pomadas, sino con la acer- 
tada alimentación. Elimine de su dieta las grasas, 
las harinas y los dulces, éstos sobre todo. No coma 
carne más que una vez al día en todo caso, y com- 
pletamente sin grasa. Coma muchas legun-bres y fru- 
tas frescas y beba de seis a ocho vasos de agua dia- 
riamente. A la semana de seguir este régimen nota- 
rá usted la mejoría. 

Una Criolla de Caguas, Puerto Rico. — Muy inte- 
resante su carta y muy razonada en sus comentarios. 
La simpatía está siempre para mí antes que la be- 
lleza y los encantos del espíritu antes que los del 
rostro, sin que esto quiera decir que no me gusten 
las mujeres bellas. Pero en segundo término y a 
veces ... ni así. Las muchachas, amigas de variar, 
como es natural, parecen tener cierta tendencia a 
dejarse crecer el cabello en la actualidad. No sé si 
las durará mucho el nuevo capricho. Pero las seño- 
ras de cierta edad, que están ya todas con su pelo 
cortado, no creo que se lo vuelvan a dejar crecer 
nunca. Es tan extraordinariamente cómodo, según 
les oigo decir a todas ellas, que por nada del mundo 
volverían a pasar los trabajos de hacerse nuevos mo- 
ños. A mi entender el cabello largo, como el bigo- 
te en los hombres, no volverá más de manera defi- 
nitiva, aunque muchas personas individualmente se 
lo dejen crecer, como hay muchos hombres que lle- 
van todavía los fam.osos bigotes a lo kaiser. Es po- 
sible que no esté usted equivocada en sus suposicio- 
nes. Celebro que por usted misma haya pedido com- 
probar la enorme circulación de CINE MUNDIAL. 

S. Miraflores, Santiago de Cuba. — Si es un hotel 
lo que Ud. desea ninguno como el Hotel Alamac, 
situado en Broadway y calle 71. Desde luego, es el 
preferido de los cubanos. Puede encontrar habitación 
para una sola persona desde 4 dólares diarios y des- 
de 6, para dos personas. La atenderán muy bien y 
aunque sea en pleno invierno no dejará usted de en- 
contrar en el hotel algún compatriota. El doctor a 
quien Ud. se refiere se marchó de Nueva York hace 
algún tiempo y según creo reside actualmente en Ca- 
magüey. Pero encontrará Ud. médicos de habla espa- 
ñola tan competentes y tan amables como él. Se cu- 
rará su hijita, no lo dude. Yo no creo, por lo que 
usted me dice, que la nena tenga nada de particular. 
Un poco de anemia y tal vez algo de mimo exage- 
rado. Ya verá cómo no me equivoco. 

Argentina, Panamá. — ■ La felicito. Toditos los de- 
talles de su vida y familia me interesan, como los 
de todas mis lectoras y lectores. No es Ud., pues, 
nada tonta al dármelos. Tiene todavía tres o cua- 
tro años más para crecer y no veo por qué ha de en- 
contrarse tan preocupada con su estatura. No esta- 
ría demás que ganara usted diez o doce libras de pe- 
so, pero aún estaría mejor que su novio perdiera 
cuarenta o cincuenta de las que forzosamente le so- 
bran a juzgar por la cifra que usted me da. El ex- 
ceso de grasa no le conviene a nadie. Celebro que 

Marzo, 1928 




éoÉurisa^ú 



50NRIE la mecanógrafa al ver su trabajo salir 
rápidamente y sin esfuerzo, sonríe Vd., Señor, 
al tener la satisfacción de firmar cartas dignas 
de las personas a quienes van dirigidas, y sonríen 
también los lectores de las mismas con senti- 
mientos de amistad hacia la persona que las 
escribió. Estas condiciones felices las conocen 
aquellos que usan Máquinas de Escribir Smith 
Premier. 

Las Máquinas de Escribir Smith Premier 
escriben suavemente y con una sorprendente 
facilidad. Sus ventajas mecánicas permiten la 
producción de trabajo bellísimo. Son dignas 
de confianza. 

Smith Premier Typewriter Company 

376 Broadway New York, N. Y. 



Smith Premier Typewriter Company 

376 Broadway, New York, N. Y., EE. UU. 

Sírvanse pedir a su representante que se halle más cerca 
de la dirección que doy más abajo que me dé pruebas de 
las- superiores ventajas de las Máquinas de Escribir Smith 
Premier— sin que esto me obligue a comprar. 



Nombre.. 



Dirección.. 



PÁGINA 247 



C I N E - M U N D I A L 




MISS EVA NOVAK 

La famosa estrella de cine 
DICE: 

LA BLANCURA DE MIS DIENTES 

la he recuperado con el uso diario de la 

CREMA DENTAL 




Ud. también puede recuperar el 
brillo y la blancura natural de sus 
dientes en pocas semanas. La Cre- 
ma Dental WAITE'S destruye la 
película viscosa y amarillenta que 
se forma en los dientes sin dañar 
el esmalte. Compre un tubo y con- 
sulte con su dentista. El se la re- 
comendará por su acción antisép- 
tica que destruye millones de gér- 
menes que se forman en la boca. 
Su sabor es suave, agradable y pro- 
duce una impresión de frescura y 
limpieza en la boca. 



¡GRATIS! 

Envíenos por correo certificado con su 
dirección clara y completa 15 cajas va- 
cías de la Crema Dental Waite's y nos- 
otros le mandaremos un valioso obse- 
quio. Depto. C-M. 



SE VENDE EN TODAS PARTES 
THE ANTIDOLOR MFG. Go. 

SpringrvUle. Erie Co., N.Y., U.S.A. 



le haya dado tan buen resultado la receta de ponerse 
toallas calientes sobre el rostro lavándose después con 
a^ua fría. Ya sé yo que es buena y por eso la reco- 
miendo. No sea celosa sin motivo. Los celos Injus- 
tificados son intolerables y acaban por desesperar a 
la persona más paciente. Tenga confianza en su 
novio si usted ve que la quiere sinceramente, y no 
se preocupe porque galantee a las demás. Si entre 
todas la prefiere a usted es porque indudablemente 
usted le gusta más que ninguna. No conozco nada 
para agrandar los ojos ni para hacerlos cambiar de 
forma. Quédese tranquila con los que le han corres- 
pondido en suerte y no haga disparates que podrían 
costarle caro. Con el rimel, con la pomada Lashgrow 
o con el lápiz puede hacerlos aparecer mucho más 
grandes que lo que en realidad son, sin riesgo de 
ningún género. 

ZciaK-BaF., París. — No sé si habrá en este país 
alguna edición en español o en francés sobre antro- 
pología, etnografía, etc., de las tribus indias ameri- 
canas. Pero tengo la seguridad de que sí habrá los 
demás libros que desea. Escriba pidiendo catálogos a 
la casa "Brentano's", 1 West 47th Street, New York 
City. De este modo tendrá usted toda clase de da- 
tos necesarios sobre las obras que le interesan. 

J. Hidalgo, Santa Cruz. — Lo que usted padece no 
puede curarse exteriormente con pomadas ni jabones. 
Indudablemente su mal está en el estómago o tal 
vez en el hígado. Sométase a un plan de alimenta- 
ción eliminando las grasas, la abundancia de car- 
nes y sobre todo los dulces. No coma ni un solo 
bombón y tome la menor cantidad de azúcar ixjsible. 
Coma en cambio mucha fruta, naranjas sobre todo, 
y mantenga en perfecto funcioanamiento su sistema 
digestivo. Cuide tan. bien su sistema nervioso y pro- 
cure no alterarse por nada. Para ayudar a la natu- 
raleza lávese la cara con leche fresca en la que pon- 
drá unas gotas de agua de colonia dejándose la ca- 
ra sin secar al acostarse. Tengo la certeza de que 
con este plan desaparecerán sus molestias en un par 
de meses. 

León Tolstoy, Valencia. — En Nueva York se pu- 
blican cientos de periódicos de todas clases y orien- 
taciones. Si usted no especifica claramente lo que de- 
sea y le interesa, se hace casi imposible mi contesta- 
ción. Dígame si quiere revistas de deportes, de arte, 
de literatura, etc. 

Ñor Arnulfo, Jalisco. — No me cabe duda que ha 
hecho Ud. muchos disparates y es ya hora muy pa- 
sada de que deje de hacerlos si no quiere exponerse 
a sufrir las consecuencias. Es absurdo su peso para 
su edad y estatura. Necesita engordar a la carrera 
por lo menos treinta libras y no es mucho. Póngase, 
pues, en plan de recuperarlas. Llámese a sosiego 
ante todo y procure después comer mucho y descansar 
mucho también no durmiendo menos de ocho horas 
y una más a ser posible en medio del día después 
del almuerzo de las doce. Haga un ejercicio mode- 
rado y pasee al aire libre pero sin llegar a can- 
sarse. Acuéstese y levántese temprano y no asista 
a bailes ni a jaranas durante tres o cuatro meses - 
hasta que se reponga. Aliméntese a base de carne, 
huevos, leche y legumbres frescas y coma a menudo. 
Si en lugar de empezar a ganar peso inmediatamente, 
sigue Ud. perdiendo, vea al médico sin esperar más. 
Puede también ayudarse con un buen tónico. Cuan- 
do ordene su vida como le digo, desaparecerán segu- 
ramente las desagradables manifestaciones exteriores 
tle Pu falta de buena so.ud. .sin necesidad de más re- 
medios. Si ésto no es así, vuelva a escribirme y le 
diré lo que debe hacer para resolver el caso de su 
segunda pregunta. 

Nela del Ama, Cambados. — Para que le desapa- 
rezca el sabor metálico de la boca después de tomar 
el yoduro, así como para quitar el mal sabor de cual- 
quier otra medieiija, beba inmediatamente un poco de 
agua clara enjuagándose la boca y después haga una 
bolita de algodón hidrófilo y mastíquela para produ- 
cir la salivación, substituyéndola al cabo de algún ra- 
to por otra con la que seguirá el mismo procedimien- 
to hasta que el mal sabor desaparezca. El algodón, 
por supuesto, no tiene que ser fenicado. De este mo- 
do conseguirá también que los enjuagues empleados 
por su dentista no le echen a perder el estómago, 
pues la saliva impregnada del medicamento se ex- 
pulsa al exterior. 

El refugio de los Indios, Nueva York. — Yo no sé 
a qué f!orpcitas del arte mudo les gustará recibir car- 
tas o mandar retratos, pero puede usted probar con 
las que le gusten dirigiendo su petición a la empresa 
donde presten sus servicios. Tal vez haya muchas que 
le contesten y de todos modos por probar nada pierde. 

A. C. Perico, Cuba, — Debe usted haber leído en 
los meses anteriores innumerables contestaciones mías 
desalentando a todos los muchachos que desean venir 
a este país a probar fortuna. Si es así, ya sabe a 
qué atenerse y cuáles han de ser mis consejos. De un 
compatriota suyo, pianista por cierto como usted, he 
hablado no hace mucho. El pobre está pasando fa- 
tigas sin cuento y no sé aún cuál será el final de su 
odisea. Quédese en su país, o venga a éste cuando 
esté en condiciones de sostenerse unos cuantos meses 
sin necesidad de trabajar y siempre con el billete de 
vuelta en el boLsillo por si acaso. Este es mi con- 
sejo desinteresado y leal. 

La Sin Ventura, Faro. — ¡ Pobre chiquilla ! ¡ Qué 
pena me ha dado su carta ! Tiene Ud. sobrada razón 
en lo que piensa y no saben sus padres el error que 
cometen al hacer lo que hacen. Es tan interesante 
su carta que pienso conservarla porque deseo saber, 
en el futuro, cuál ha sido la solución de su caso. La 
obediencia es el primer deber de todos los hijos, pero 
la obediencia también tiene sus limites y usted ha lle- 
gado al punto de ellos. Sus padres deberían vivir en 
Norte América para darse cuenta de que ha pasado 




CONSERVE UD. LA 
SALUD 

TOME Laxol, purísimo aceite 
de ricino. Es "dulce como 
la miel" y no causa náusea ni 
cólicos. Laxol es un excelente 
laxante, recomendado por médi- 
cos eminentes de todas partes, 
para niños, adultos y bebés de 
delicados estómagos. Espléndido 
en el tratamiento de cólico, in- 
digestión, fiebre tifoidea, disen- 
tería y obstrucción intestinal 
ordinaria. 

En la farmacia venden Laxol en frascos de tres 
tamaños. Recuerde Ud. el FRASCO AZUL. 




JO ANTES 

'iSARANTIZAMOS 

I hacerle taquígrafo. Método "Ritman" 
I adaptado al castellano por peritos ta- 
quígrafos y preparado especialmente 
para la enseñanza por corresponden- 
cia. Solicite informes. 

m m ciificiAL iNSíiiuu 

512 W. ISlst St., Dpt. 8A^ 
New York, N. Y^ 

¡Contrarreste el Sudor Excesivo! 

I Nuevo, admirable I Mantiene las 
axilas y el cuerpo secos y librea 
de malos olores. Protege los vesti- 
dos. Asegura constante pulcritud. 

SATISFACCIÓN GARANTIZADA _ 

Al recibo de $1.00 oro la enviaremos 
una botella de X-O-PEB y, si no sa 
tisface. Ud. devuelve el due no h 
usado y la reembolsaremos el dó 
lar. I Pida hoy este maravUloso 
enemigo del sudor excesivo I 

B. & B. Laboratory 
4616 Lincoln Ave. 

Dept. 223 Chicago, 111 




Marzo, 1928 



PÁGINA 248 



CINE-MUNDIAL 



ya la época de la tiranía. Ahora, eso sí, mi consejo 
leal es que usted no debe darles más que un solo dis- 
gusto y eso cuando lesue el moinento oportuno. ÍMo 
desista de sus amores, continúe con ellos en la forma 
que pueda y espere el momento en que su novio se 
halle en condiciones de casarse. Hasta tanto sea su- 
misa, cariñosa y alegre en su hogar. Que jamás sus 
padres tengan queja de Ud. Cuanto mejor se porte 
usted con ellos más sin razón estarán sus exigen- 
cias. Cuando el momento llegue, antes de tomar la 
resolución definitiva, hable seriamente, de mujer a 
mujer, con su madre. Expóngala sus planes y su 
decidida determinación de unirse al hombre elegido 
por Ud. y que a ellos les consta es digno de ser su 
esposo por todos conceptos. Probablemente su madre 
comprenderá la razón y a su vez tratará de conven- 
cer a su padre. Y si éste no cede, a pesar de esto, 
considérese libre y desligada de toda obligación con 
los que la dieron el ser y cásese con el elegido de su 
corazón. La reconciliación vendrá más tarde, estoy 
seguro de ello, cuando sus padres se convenzan de 
que lo hecho no tiene remedio y de que ustedes son 
felices. Pero ya sabe, nada de violencias, ni de es- 
cenas inútiles, ni de llantos, ni de malas caras, hasta 
que no llegue el momento oportuno. Tiene Ud. razón ; 
el dinero, aunque es imprescindible para la vida, no 
da la felicidad. Contribuye a ella, es cierto, pero en 
tercer lugar, al menos para mí. La salud, que no 
depende de nosotros, es lo primero ; la tranquilidad y 
la paz del hogar, de la que sí somos nosotros res- 
ponsables es lo segundo ; y por último viene el "vil 
metal" como algunos lo llaman, pero que no debe ser 
tan vil cuando todos lo queremos tanto. Supongo 
que mi respuesta la tranquilizará completamente y 
la ayudará a soportar los días penosos que aún le 
esperan. 

Azurea, Santiago de los Caballeros. — Tienen ra- 
zón sobrada los que la dicen que está Ud. en un error 
al haber adoptado un género de vida que no se aco- 
moda en ningún modo ni con sus sentimientos, ni 
con su carácter, simplemente porque ha sufrido una 
desilusión en sus amores. Comprendo su desencanto, 
I)ero es indispensable que se sobreponga a él y siga 
los consejos del viejo cantar que dice: "A rey muerto 
rey puesto — dice mi madre — no pases hijo mío — - 
penas por nadie". Nada de claustro ni cosa que se le 
parezca. Usted no tiene ni chispa de vocación, sino 
dolor momentáneo que ahora la parece intolerable y 
del que se reirá usted dentro de poco. Ni todos los 
hombres son iguales, afortunadamente, ni se quiere 
sólo una vez en la vida. Salga, diviértase, embelléz- 
case, cultive de nuevo sus amistades, ame otra vez 
con toda su alma cuando llegue el hombre digno y 
rece y vaya a la iglesia cuanto quiera, pero de rejas 
para afuera. Para que no se le reseque tanto el pelo 
cuando se lo lave, dése la noche antes de lavarse la 
cabeza una fricción en el cráneo con aceite.de oliva 
caliente y déjese el pelo aceitado toda la noche. Con 
el lavado del siguiente día le desaparece la grasa y 
se asombrará usted de que con cualquier champú le 
queda el pelo sedoso y brillante porque el aceite se 
infiltra en la raiz durante la noche. Siendo usted 
trigueña hace bien en usar los polvos Raehel. Para 
el rouge le aconsejo el tono "mandarina" y para los 
labio: ei Ipniz i'anciet'. Lucirá usted preciosa con es- 
te color. No debe usar ningún otro sobre todo para 
los labios. No conozco la dirección de ninguna far- 
macia en Méjico ; pero la hallará en alg-unos avisos 
que aparecen en estas revista con listas de agentes. 

Humberto L. L., Bogotá. — Escriban pidiendo los da- 
tos referentes a los estudios y al plan que más les 
conviene seguir a la Columbia University, New York 
City. Para vivir en Nueva York, modestamente, ne- 
cesita disponer cuando menos de 25 dólares semana- 
les. Los mejores fonógrafos son los de la casa Víc- 
tor, que según usted me dice son los que representa 
su hermano en esa ciudad. Tanto la máquina como 
los discos son los más perfectos. 

Dorita, La Gaaira. — No tome medicinas para adel- 
gazar. La mayor parte de ellas son peligrosas y al- 
gunas hasta venenosas. Los extractos glandulares, 
sobre todos los de las glándulas tiroides se reco- 
miendan mucho en caso de obesidad, como según pa- 
rece es el suyo, pero su empleo debe sujetarse siem- 
pre a las órdenes y vigilancia de un médico inteli- 
gente, para evitar no sólo cualquier enfermedad, si- 
no hasta la muerte misma. Para el empleo de estos 
extractos hay que empezar por hacer diversos aná- 
lisis y exámenes de laboratorio, pues afectan de rna- 
nera muy seria el corazón y otros importantes ór- 
ganos. Tenga cuidado y no se meta en honduras sin 
el consejo de su médico. 

Maricusa, Caibarién. — Si tiene usted 16 años y mi- 
de cinco pies y una pulgada de estatura debe pesar 
alrededor de 112 libras. Para el pelo grasicnto le 
aconsejo que se lo lave a menudo con un buen sham- 
pú y que use adpmás alg-ún tónico para el cabello, 
que sea bueno. El compuesto vegetal de la raiz de 
Arazá por ejemplo. No se pinte las unas de rojo. 
Ese color subido ya pasó de moda. Use un tono ro- 
sado, casi natural y le lucirán las manos mucho más 
bonitas. 

Afligida, Mexicali. — Comprendo perfectamente lo 
muy disgustada que la tiene el defecto de su sobri- 
nita. ¡ Lástima que no se lo corrigieran de pequeña ! 
De todos modos yo creo que todavía están a tiempo, 
aunque ahora el proceso será más lento y de seguro 
más costoso. Escriba en el mismo sentido que me ha 
escrito a mí al Pan American Hospital, 159 East, 
90th Street, New York City. Seguramente allí le 
contestarán dándole la certeza de lo que usted desea 
saber y diciéndola también si puede usted someter a 
su sobrina al mismo tratamiento en Los Angeles, co- 
mo Ud. desea. Para un caso tan antiguo como ese 
yo no le aconsejo el uso de ningún aparato, sino 
la intervención directa del médico o tal vez del ci- 
rujano. La deseo sinceramente buena suerte. 

Marzo, 1928 



¡No! ¡Esta no 
es la joven 



con quien se caso 




¡APENAS podía dar crédito a sus ojos...! ¡Tal cambio en tan 
poco tiempo! ¿Qué maleficio destruyó su salud? ¡Qué le robó 
su lozanía? 

¡Son tantos — hombres y mujeres — que lloran el marchitamiento 
de su juventud y frescura! ¡Qué diferencia si supieran cómo el es- 
treñimiento destruye el vigor y juventud, arrebata sus encantos y 
acelera la vejez! Nadie puede sufrir de estreñimiento, sabiendo 
que el Kellogg's ALL-BRAN garantiza la curación. 

Los médicos recomiendan ALL-BRAN porque es todo salvado, 
sabedores de que precisa un producto con 100 o/o de salvado para 
conseguir resultados completos. 

ALL-BRAN es un manjar delicioso en leche o crema, con o sin 
fruta. Déjese empapar un momento para que dé todo su rico sa- 
bor a nueces. Póngase en los guisados. Mézclese con otros cerea- 
les. Échese en la sopa. Pruébense los platos de las recetas que 
van en cada paquete. No hay que cocerlo. 

Cómanse por lo menos dos cucharadas grandes de Kellogg's 
ALL-BRAN cada día — o en cada comida si el estreñimiento es cró- 
nico. Estése seguro de que es Kellogg's ALL-BRAN. De venta 
en todas las tiendas de comestibles. 




ALL-BRAN 



Creadores también de los 
KELLOGG'S CORN FLAKES. 

Y del Kellogg's PEP — sabrosas con- 
chillas de trigo integral con su sal- 
vado, ligeramente laxantes. 



(todo salvado) 




PÁGINA 249 



huí 



CINE-MUNDIAL 



CALLOS 




/ Un sólo toque, 

y el dolor 

desaparece! 



EL DOLOR de los callos desaparece 
al instante de haberse aplicado el 
parche Zino-pad del Dr. SchoU's. 
Entonces puede uno estar de pie, 
andar, bailar o jugar con toda comodi- 
dad, tal como si nunca sufriera de callos. 

Los Zino-pads eliminan la causa: la 
fricción y presión del calzado. NingTÍn 
otro método actúa de acuerdo con este 
principio científico. Ni los líquidos po- 
derosos ni los parches cáusticos evitan 
la reaparición de los callos, y con fre- 
cuencia lastiman y queman los dedos. 

Los Zino-pads no irritan ni la piel más 
delicada. Son finos, protectores, sanati- 
vos. Si se aplican a las primeras seña- 
les de irritación causada por el calzado 
estrecho, evitan seguramente la forma- 
ción de callos. 

Vienen en tamaños especiales para ca- 
llosidades y juanetes. Los venden en las 
boticas y en las tiendas mixtas y de 
calzado. 

Pida, mediante el cupón, mues- 
tra gratis y folleto a nuestras 
oficinas en Buenos Aires, Río 
de Janeiro o directamente a 
Chicago. 



DJCScholVs 
Xfino-pads 



THE SCHOLL MFG. CO., 
Chicago, 111., E. U. A. 

Avenida de Mayo 1431. Buenos Aires, Argentina. 
Rúa Ouvidor 89. Rio de Janeiro, Brasil. 

SinaiLst (ínviarme patiuete de muestra de los par- 
rhfe-i Dr. .ScholTs Zino-pads para los C'a'los, Callosi- 
liades y .Juanetes, y ejemplar del libro del Dr. \Vm. 
.'íchoU. titulado "Lo.s Pie» y su Cuidado". 

Nombre. „.„ _ 



Domicilio.. 
Ciudad 



El coro del Vaticano, que estuvo recientemenle en Nueva York, 
bajo la dirección de Monseñor Raffaelo Casimiro Casimiri. 



EL CORO DEL VATICANO 



Por José Manuel Bada 



Marzo, 1928 






^^^^ E entre todas las reliquias, pocas su- 
mPI peran en sentimiento y belleza al 
^i^M famoso Coro del Vaticano. Hay en 
esta institución algo que la pone por 
encima de las cosas bumanas. En la imagi- 
nación de quienes han oído estos coros y los 
de las otras basílicas romanas quedó arrai- 
gado, el recuerdo de su celes música. 

Mendelshon, Mozart, Verdi, Warner y 
otros- de análogo calibre, se asombraron an- 
te la técnica y simple belleza de los coros de 
la Capilla Sixtína. Por más que sus cere- 
bros trataron de descubrir el secreto de sus 
éxitos en el tono y en el color de los cantos, 
jamás lo lograron. Este misterio, en cierta 
forma, ha sido revelado por los propios di- 
rectores de los coros de San Pedro, de San 
Juan de Letrán, de la Capilla Sixtína y de 
Santa María la Mayor: las voces han sido 
tan bien ejercitadas que, en ocasiones, dos 
cantantes emiten una misma nota, y nadie, 
como no sean los iniciados, puede darse cuen- 
ta de que se trata de un dúo y no de un solo. 

La calidad femenina de las voces de los 
niños se suponía — y aún se supone — que se 
logra por medio de la abolición de la mas- 
culinídad en los jóvenes, antes del cambio de 
voz. Esta leyenda lia llegado hasta nosotros 
y sería casi imposible hacer creer a nadie 
que los hombres-sopranos del coro de la Capi- 
lla Sixtína, son como los demás. 

De todas maneras, lo importante es la be- 
lleza y el arte que encierra esta institución 
que tanto ha hecho en favor de la propagan- 
da cristiana a través de los siglos. 

Poniendo a un lado la tradición de exclu- 
sividad y el veto de Su Santidad, los famo- 
sos coros romanos abandonaron temporal- 
mente sus nidos sacros para venir a este país 
a despertar en muchas almas el dormido se- 
dimento religioso. 

Al abandonar el Metropolitan Opera Hou- 
se — hace ya algunas noches — convertido por 
unas horas en refugio sacramental, no me 
sentí tan satisfecho como esperaba de la tra- 



dicional belleza musical de los coros. Yo he 
oído orfeones mejores. El mismo coro del 
Metropolitan Opera House es superior, mu- 
sicalmente hablando. Por otra parte, atri- 
buyo esta desilusión a la costumbre que ten- 
go de oír tantos instrumentos. Así la simple 
voz humana, por perfecta que sea, la mayor 
parte de las veces me resulta inarmónica. 
En el segundo concierto que les oí, modifi- 
qué en parte mi criterio. Ocurre también, 
que faltó a la grandeza de la música, la so- 
berbia grandeza de la Capilla Sixtína. Re- 
cuerdo la descripción que un escritor inglés 
iiace de una ceremonia en el Vaticano, du- 
rante la cual ejecutan el Miserere. 

"La iglesia empieza a obscurecer. Con el des- 
censo de la música van desapareciendo las luces 
de los cirios, hasta que sólo queda uno que se 
coloca detrás del altar. En la capilla reina en- 
tonces la más completa obscuridad, ,en medio de 
la cual apenas si se ven las vestimentas rojas de 
los Cardenales y del Papa. En este momento el 
coro lanza al aire las notas dolorosas y desespe- 
rantes del "Miserere". Primero es un quejido 
vago, casi extrahumano, y después sube hasta 
dar la impresión aterradora de un alarido." 

Esta falta de ambiente, de olor a incienso 
y cirios, que reina en las grandes basílicas 
romanas, fué quizás lo que me hizo no sen- 
tir tan profundamente la belleza polifónica 
de los coros. Algo me falta a mí también, y 
ese algo, es la fé. No fui a oír el coro como 
un manso cordero de la iglesia, sino dispues- 
ta el alma de crítico a cazar el más leve de- 
fecto. 

l,os Coros Papales tuvieron sus comienzos 
en la era de las catacumbas, en los días trá- 
gicos del Pontífice Silvestre I, en que se fun- 
dó la Schola Canfonim. Entonces los cristia- 
nos oraban en secreto y por medio de cán- 
ticos imprimían fervor y majestad a sus ora- 
ciones. Más tarde, el Papa Gregorio el Gran- 
de fundó el Coro de la Basílica de San Pe- 
dro, compuesto por frailes, seminaristas y 
seglares. Así existió por centenares de años, 

PÁGINA 2S0 



y los himnos ijue cantan poseen colorido y 
belleza únicos. La agrupación la integran se- 
senta coristas: veintiún niños, el menor de 
seis años, y treinta y nueve mozos y viejos, 
el más anciano de sesenta años. Esta es la 
segunda \ ez en cinco siglos que el Coro del 
Vaticano abandona Roma. La primera vez 
que dieron conciertos fuera de los muros del 
Vaticano fué en el otoño de 1919, en que la 
Santa Sede otorgó licencia para que hicieran 
una jira por los Estados LTnidos y Canadá. 

El actual maestro-director del Coro del 
Vaticano, Monseñor Raffaele Casimiro Casi- 
miri, no es solamente \m músico de nota sino 
también organista, compositor, literato y asi- 
duo propagandista de la música de cámara 
Ha compuesto dos melodramas titulados "San 
Pancracio" y "San Estéfano", ambos para so- 
lo, coro y orquesta. También es autor de 
varios madrigales para coro, es